miércoles, 28 de marzo de 2012

México: Discurso, práctica e IFE

Eduardo Ibarra Aguirre (FORUMENLINEA)

Antes, durante y después del 8 del mes en curso, buena parte de los dirigentes de todos los partidos políticos emitieron compromisos discursivos y buenos propósitos para que las féminas de México conquisten nuevos peldaños en la antigua lucha por la igualdad y el respeto a sus garantías individuales y sociales.

En una clara falta de tacto, Beatriz Paredes envió el siguiente mensaje electrónico “Porque tenemos ánimo, fuerza, compromiso, ganas y entereza, es momento para desplegar nuestras alas y volar”. Y remataba en mayúsculas “¡Felicidades a todas las mujeres!”. Sólo que esas mismas alas fueron brutalmente cercenadas cuando los congresos de 17 estados penalizaron el derecho de las mujeres a la maternidad voluntaria al criminalizar a quienes interrumpan el embarazo. Y la entonces presidenta del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Revolucionario, y hoy precandidata a jefa de Gobierno del Distrito Federal, jugó un papel destacado y reaccionario en toda la línea, en concertación con la conservadora jerarquía católica y Acción Nacional.

El mismo partido que presidió Paredes Rangel, el Institucional, fue emplazado por el Consejo General del Instituto Federal Electoral a cumplir en el plazo de dos días, que vence hoy a las 14:15 horas, con el artículo 38 del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales que contempla como una obligación de los partidos garantizar la equidad y procurar la paridad de los géneros en sus órganos de dirección y en las candidaturas a cargos de elección popular, en 40 por ciento de los espacios. La obligación de cumplir con la cuota de género derivó de diversas sentencias del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

Junto al PRI destaca en el incumplimiento de la norma su aliado, el Verde Ecologista que alega que las pertenecientes a ésta muy rentable franquicia familiar, no quieren ser candidatas y no se les puede obligar. En la misma circunstancia se encuentra el Partido del Trabajo.

Según cálculos del IFE, el PAN sólo registró 26.5% de candidatas al Senado por mayoría relativa y la coalición Compromiso por México (PRI-PVEM), 20%. En las candidaturas de mayoría relativa a diputados, el PAN registró 28.62%; el PRI 18.8%; Compromiso por México 26.1%; y la coalición del PRD-PT-PMC 30%, aunque el IFE determinó que el de la Revolución Democrática sí cumplió con la normatividad.

Sin embargo, voceras del Frente de Mujeres Progresistas, como la perredista Aliet Mariana Bautista deploró que “haya hombres que incorporen en las listas a sus mujeres, a sus novias, a sus secretarias... con quienes comparten la cama, para ponerlo en términos generales, en lugar de incluir los mejores perfiles” (La Jornada, 27-III-12, p. 3), en una lamentable vuelta a las décadas en las que se estigmatizaba a las mujeres que destacaban.

Pero el que no se midió fue Sebastián Lerdo de Tejada, representante del PRI ante el IFE, al reiterar que su partido impugnará el acuerdo en materia de cuotas y recordó que la decisión del TEPJF puso en conflicto el derecho de muchos candidatos que ganaron las candidaturas frente a la cuota de género.

“Hay una contradicción entre autoridades electorales. Nosotros como partidos tenemos que privilegiar dos derechos que son legítimos: por un lado, el de candidatos que ganaron convenciones en distritos electorales o entidades federativas y, por otro lado, el legítimo derecho también de las cuotas de género”, arguyó el diputado.

Acaso la verdad jurídica asista al también legislador, mas un mínimo de correspondencia entre los documentos básicos y la práctica política de los partidos es urgente, inaplazable.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.