martes, 27 de marzo de 2012

Panorama económico de China

XINHUA

Fábricas de ropa salen de China por alza en costos / Ganancias de grandes compañías industriales de China disminuyen 5,2 por ciento.

Fábricas de ropa salen de China por alza en costos
Algunas de las recientes decisiones tomadas por las marcas de ropa de moda de trasladar sus bases manufactureras de China al sureste de Asia y a países en desarollo cercanos a Italia son el resultado natural del cambiante panorama en el sector, dijeron hoy expertos.
En respuesta a informes de los medios en el sentido de que algunas marcas italianas trasladaron sus líneas de producción a Turquía y Túnez, Wang Tiankai, presidente del Consejo Nacional Textil y de Ropa de China (CNTRC), dijo que la tendencia es inevitable ya que China ya no es el paraíso donde todo es barato.
Las recientes decisiones fueron tomadas debido a que China, descrita como la fábrica más grande del mundo, se está volviendo más cara y a que su mano de obra y los precios de los materiales aumentaron de forma significativa el año pasado.
El índice de precios al consumidor de China, el principal indicador de la inflación, subió el año pasado un 5,4 por ciento interanual.
"Tomando como ejemplo Dongguan (un importante centro manufacturero de la provincia de Guangdong), el costo de la mano de obra aumentó 30 por ciento y el de las materias primas ha subido más de 20 por ciento desde principios de febrero", dijo Liu Jintang, subdirector de la oficina de pequeñas y medianas empresas de la ciudad.
Datos oficiales muestran que un total de 24 provincias, regiones autónomas y municipalidades aumentaron su salario mínimo mensual en un promedio de 22 por ciento el año pasado.
Los crecientes costos han debilitado la ventaja competitiva de China y han conducido a una desaceleración en esta área alguna vez en auge.
Estadísticas de la CNTRC indican que tras realizar ajustes por la inflación, las exportaciones textiles de China subieron en 2011 un 0,5 por ciento en comparación con el año anterior y que dentro de estas, las exportaciones de ropa bajaron un 0,2 por ciento.
Wang dijo que la decreciente demanda provocada por la desaceleración económica global y la feroz competencia de la industria han conducido a los fabricantes a países más baratos en el sureste de Asia o a países cercanos en Europa Occidental donde pueden supervisar mejor el proceso de producción.
"Es una tendencia natural en los ajustes industriales y la tendencia será más obvia en los próximos años", dijo, pero agregó que no se producirá una salida masiva de fábricas debido a que China sigue siendo un gran centro manufacturero.
Además de la preocupación por los costos, algunos expertos atribuyeron en parte el cambiante panorama a los esfuerzos de China para elevar su posición en la cadena de valor.
"Algunas de las empresas nativas también están trasladando las bases manufactureras a países cercanos, lo cual es evidencia de que los negocios nacionales están progresando hacia la parte superior de la cadena de valor", dijo Chen Dapeng, vicepresidente ejecutivo de la Asociación Nacional de la Confección de China.
Chen dijo que la Feria Internacional de Ropa y Accesorios de China que se celebra actualmente ha atraido a más de 600 marcas nacionales.

Ganancias de grandes compañías industriales de China disminuyen 5,2 por ciento
Las ganancias de los fabricantes de productos químicos, de automóviles, así como de otras de las principales compañías industriales de China registraron una caída del 5,2 por ciento en los primeros dos meses de 2012 en comparación con el mismo período del año pasado, informaron hoy martes las autoridades de estadísticas.
En enero y febrero, el monto total de beneficios de las mayores empresas industriales, o aquellos con ingresos anuales superiores a 20 millones de yuanes (3,17 millones de dólares), se situó en los 606.000 millones de yuanes, según un comunicado divulgado a través de la página web oficial del Buró Nacional de Estadísticas.
Este dato pone de manifiesto el impacto que ha ejercido la lenta recuperación económica global en algunas compañías chinas, especialmente en las empresas de propiedad estatal, como consecuencia de la reducción de las exportaciones debido a la debilitada demanda externa.
Las ganancias de las empresas de propieda estatal y controladas por el Estado experimentaron una caída del 19,7 por ciento en relación con el año anterior, ubicándose en los 179.100 millones de yuanes, mientras que los beneficios de las compañías privadas crecieron un 24,4 por ciento durante el mismo período.
El sector de metales ferrosos fue el más afectado, con una dramática caída del 94 por ciento en sus ganancias. Las industrias de ordenadores, telecomunicaciones y aparatos electrónicos sufieron un descenso del 40,8 por ciento.
No obstante, los beneficios del sector de producción de energía se incrementaron en un 21,1 por ciento, y los de la industria de exploración petrolera y de gas se elevaron un 15,5 por ciento, de acuerdo con la misma fuente.
El crecimiento económico de China se desaceleró hasta el 9,2 por ciento en 2011, frente al 10,4 por ciento registrado el año anterior.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.