viernes, 30 de marzo de 2012

Reitera presidente sirio apoyo a plan de Kofi Annan

Martin Hacthoun (PL)

El presidente sirio, Bashar al-Assad, reiteró hoy la disposición de su gobierno de no escatimar esfuerzos por lograr que la misión del enviado especial de la ONU, Kofi Annan, tenga éxito en restaurar la seguridad y estabilidad en este país.

Advierten China y Rusia sobre violencia armada y terrorista en Siria

No obstante, advirtió que "las otras partes" deberán asumir sus compromisos para detener la violencia armada y terrorista contra Siria, para que así la propuesta de arreglo político de Annan pueda avanzar.

Al-Assad recalcó la voluntad de Damasco que responde a la estrategia de su administración de poner fin a la crisis, en una carta de agradecimiento a los dignatarios del Grupo Brics que integran los llamados países emergentes Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica, quienes se reunieron en Nueva Delhi la víspera para celebrar su cuarta cumbre.

En la misiva, divulgada hoy aquí, el presidente sirio expresa su esperanza de que Annan aborde los factores de la crisis de forma integral, en particular los regionales e internacionales.

A su juicio, para que su misión puede tener éxito, debe concentrar sus esfuerzos en detener las fuentes que apoyan el terrorismo contra Siria, especialmente los estados cuyos gobernantes hicieron público que financian y arman a los grupos terroristas en Siria, e incluso llamaron a pertrecharlos más.

Al-Assad aclaró que a cambio de un apoyo formal y total de Siria a su plan, "es necesario que el enviado especial de la ONU obtenga claros compromisos de las otras partes para detener los actos terroristas, desarmar a los grupos armados y poner fin a sus acciones violentas, secuestros, matanzas de inocentes civiles y sabotajes contra la infraestructura tanto pública como privada".

En ese sentido, enfatizó la necesidad de convencer a los Estados que apoyan a los grupos terroristas con dinero y pertrechos bélicos "a detener de inmediato ese respaldo, incluido el de países vecinos que acogen a esas bandas y facilitan las operaciones terroristas contra Siria".

Al-Assad afirmó que se le propuso a Annan celebrar consultas integrales sobre los detalles relacionados con la aplicación de su plan acorde con "el común entendimiento de que los grupos armados no aprovechen y exploten el ambiente que cree el gobierno para llevar adelante los compromisos como hicieron cuando Siria dio total apoyo al Plan Árabe de Trabajo".

Sobre ese punto, recordó que la Liga Árabe frustró esos compromisos luego que su misión observadora comprobó e informó sobre la existencia de grupos armados terroristas responsables por la violencia y matanzas en Siria.

El dignatario reafirmó también la voluntad de desarrollar un diálogo nacional pronto con la participación de todos los grupos que están trabajando por mejorar la seguridad y estabilidad en el país, y expresó su esperanza de que los países del Brics realicen esfuerzos para que se pueda lograr ese objetivo.

"Siria acoge cualquier esfuerzo y gestión por los países del grupo en este sentido", subrayó al-Assad.

En su declaración, el mandatario agradeció la postura asumida por el Grupo Brics de rechazar todo tipo de interferencia en los asuntos internos de Siria.

En su cumbre de Nueva Delhi los dirigentes del bloque recalcaron el principio de respetar la soberanía y la independencia de los Estados y llamaron a una acción internacional multilateral como alternativa a las políticas de hegemonía e intromisión.

Los presidentes Dilma Rousseff (Brasil), Dimitri Medvedev (Rusia), Hu Jintao (China) y Jacob Zuma (Suráfrica), y el primer ministro indio, Manmohan Singh, urgieron a una mayor cooperación para construir un mundo multipolar sobre los valores de relaciones democráticas entre los Estados, subrayó el mandatario sirio en su declaración enviada a cada uno de esos países.

Al-Assad aseveró en su misiva que para responder a las aspiraciones del pueblo sirio decretó un paquete de leyes coronadas por la emisión de una nueva Constitución que contempla las libertades y el pluralismo político sobre principios del trabajo democrático.

Sin embargo, pese a ese esfuerzo -señaló- han exacerbado la crisis en Siria con una intensa y distorsionadora campaña mediática y la continuación de los asesinatos y las operaciones terroristas respaldas por fuerzas que suministran armas y apoyo financiero a los extremistas.

Esas mismas fuerzas -concluyó- tratan de utilizar los foros internacionales para lograr la aprobación de decisiones inconsistentes con la Carta de la ONU y responsabilizan al gobierno sirio por lo que acontece en el país.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.