miércoles, 11 de abril de 2012

Bolivia compra a firma china planta de producción de ión de litio

XINHUA

El gobierno boliviano informó hoy que concretó la adquisición de una planta piloto para la producción de ión litio, por 2,7 millones de dólares, a la empresa china Linyi Gelon New Battery Materials Co.

"Compramos la planta (de litio); aquí no hay convenios o acuerdos de cooperación, nos tienen que enseñar a hacer análisis de caracterización de compuestos, de materiales; síntesis de los materiales y su calidad para que tengamos personal capacitado", dijo el titular de la estatal Gerencia Nacional de Recursos Evaporíticos, Alberto Echazú.

La firma china Linyi Gelón instalará la planta experimental en el Salar de Uyuni, en el departamento de Potosí, para fabricar baterías de litio, indicó Echazú, que desde finales de marzo pasado había anunciado la firma esta semana del convenio.

Esto permitirá a Bolivia adquirir experiencia para la etapa de industrialización.

Hace pocos días, la estatal Comibol firmó un convenio con la coreana Kores-Posco para fabricar cátodos de litio en una planta piloto, que también es un paso importante para la etapa industrial.

"Bolivia busca adquirir experiencia para la etapa de producción industrial del producto, y para esa finalidad compró una planta experimental de la compañía Linyi Gelon por 2,7 millones de dólares", dijo Echazú, en rueda de prensa.

Se estima que para los primeros meses del 2013 se pueda concluir la instalación de la planta piloto de ión litio.

"Una vez formalizado el contrato con la empresa china, son seis meses para el envío de los equipos y unos dos a tres meses para el montaje", declaró Echazú.

Bolivia ejecuta una estrategia de puertas abiertas para la exploración, explotación e industrialización del litio en sus dos salares de Uyuni en Potosí y Coipasa en Oruro, ambos con cálculos de inmensas cantidades de litio.

Según el encargado del proyecto, Bolivia pretende ser el primer país latinoamericano que fabrique baterías de ión de litio con recursos propios.

Esas baterías, no contaminantes y de alto rendimiento, son consideradas clave para la producción masiva de vehículos eléctricos o híbridos con que la industria automotriz mundial enfrentaría al creciente costo de los altamente contaminantes combustibles derivados del petróleo.

Echazú afirmó que el litio boliviano, que constituye al menos la mitad de las reservas mundiales conocidas de ese mineral ultraliviano, ingresará al mercado sólo después del 2015.

Agregó que el contrato con esa empresa china de alta tecnología involucra además, la provisión de un laboratorio y la capacitación de técnicos bolivianos.

"Allí nuestra gente va a empezar a adiestrarse en una serie de tareas que tiene que ver con el conocimiento de la electroquímica del litio, de la caracterización de materiales catódicos, anódicos del armado de las baterías y de su funcionamiento", dijo el titular de la Gerencia Nacional de Recursos Evaporíticos de Bolivia.

Bolivia comenzó con la fase tres con la compra de una planta piloto de baterías de ión litio.

Con la instalación de seis laboratorios de práctica y equipos se invertirán cerca de cinco millones de dólares para el entrenamiento del personal calificado, dijo el funcionario.

Detalló que el objetivo de la compra es tener un respaldo técnico en la fase de industrialización de baterías de litio a gran escala, para incursionar en el mercado externo en sociedad con una empresa internacional que ayudará a buscar mercados.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.