miércoles, 11 de abril de 2012

Centro de investigación en Estados Unidos fustiga bloqueo contra Cuba

PL

Un importante centro de investigación de Estados Unidos aseguró que el bloqueo mantenido contra Cuba durante más de medio siglo constituye uno de los más graves errores de Washington en política exterior.

En septiembre de 2011 el presidente Barack Obama renovó por otro año la política de bloqueo implementada por el presidente John F. Kennedy en 1962, bajo el auspicio de la Ley de Comercio con el Enemigo de 1917.

El Consejo para Asuntos Hemisféricos (COHA, por sus siglas en inglés), con sede en Washington, destacó el proceso de actualización del modelo económico cubano.

Asimismo, se refirió a las reiteradas proposiciones del presidente Raúl Castro para entablar un diálogo respetuoso con Estados Unidos, bajo igualdad de condiciones, encaminado a resolver el histórico conflicto.

Sin embargo, Washington continúa con su apoyo irracional e imprudente a una política que en los últimos cinco años ha demostrado ser un error inequívoco, aseveró Alexander Frye, investigador asociado del COHA.

El gobierno de La Habana mantiene su filiación socialista, tanto como China o Vietnam, naciones con las que, no obstante, mantenemos relaciones diplomáticas y económicas relativamente saludables, resaltó.

También criticó la subordinación de la política externa de Estados Unidos a sectores de la extrema derecha anticubana radicada en el sureño estado de Florida.

Tal obstinación ha resultado para Washington en la pérdida de miles de millones de dólares por concepto de ventas a la Mayor de las Antillas, pues por su tamaño económico y proximidad lo convierten en un socio natural para el comercio con Cuba, enfatizó.

El COHA recordó que el cerco económico, comercial y financiero ha costado a la Isla unos 975 mil millones de dólares, a pesar de constituir una violación de la Carta de Naciones Unidas y de las normas del Derecho Internacional.

Aunque el presidente Obama certificó cierta relajación en la prohibición de los contactos con Cuba, y permitió que compañías aéreas y agencias pudieran organizar viajes a la nación caribeña solo con fines religiosos, culturales y educativos, dichos pasos siguen siendo insuficientes, estimó.

Si estamos dispuestos a dialogar con gobiernos como Irán y Corea del Norte, "ya va siendo hora de que Washington ponga fin a sus 50 años de rabieta en el caso de Cuba", afirmó el académico.

La Guerra Fría ha terminado y cinco décadas de estancamiento sin sentido resultan suficientes, concluyó.

El COHA es una organización no gubernamental fundada en 1975, que según sus misiones, busca "aumentar la visibilidad de los asuntos del hemisferio occidental, incrementar la importancia de la relación interamericana, y alentar la formulación de políticas racionales y constructivas de Estados Unidos hacia América Latina.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.