miércoles, 25 de abril de 2012

CTA: "Si querés una justa distribución de la riqueza, lo primero que propicia un gobierno es que los trabajadores se organicen"

Carlos Saglul (ACTA)

El secretario Gremial de la Central de Trabajadores de la Argentina, Daniel Jorajuría se refirió a las prioridades del Tercer Consejo Confederal, opinó que no hay doble discurso que pueda impedir la organización de los trabajadores y en este sentido advirtió: “si querés una justa distribución de la riqueza, lo primero que propiciás es que los trabajadores se organicen, de lo contrario, está claro que tu compromiso no es con ellos”.

-Cómo evaluás la coyuntura en que se da este Confederal?

Tenemos un relato que puede parecer contradictorio. Por un lado se plantea la recuperación de YPF, proceso con el que estamos de acuerdo pero que presenta grandes sombras. Seguimos insistiendo que nos queremos asegurar que lo único que cambie no sea el nombre de las corporaciones que hacen negocio con el petróleo argentino, por eso pedimos la participación de los trabajadores en el directorio y el control de las organizaciones sociales. Exigimos que YPF sea una empresa del Estado, no una sociedad anónima. Lo dijimos cuando estuvimos de acuerdo con la reestatización que planteaba la CGT y lo reafirmamos ahora.

-Hablás de un relato contradictorio.

Lo que pasa es que paralelamente a esto, el ajuste por inflación continúa mientras paralelamente el Ministerio de Economía le pone techos a los salarios. El gobierno se mete en la interna de la Confederación General del Trabajo como antes lo hizo en la de la CTA para defenestrarlo a Hugo Moyano. ¿Y con quienes cierra? Con nada menos que los gordos, el menemismo, los que aseguraron la privatización de las empresas del Estado, incluida YPF y por sobre todas las cosas le son útiles para mantener los salarios bajos y entregar los derechos de los trabajadores.

-Planteas un escenario de confusión a nivel de los trabajadores o por lo menos un intento de lograrlo.

Pero eso cae por lado económico. Hay realidades inocultables. En los últimos 10 años el Producto Bruto Interno creció el 90,6 por ciento y los salarios, solo el 1,8. Ese es el verdadero proyecto. No se puede confundir clientelismo con distribución de la riqueza. Son dos cosas distintas.

¿Qué va a pasar cuando se comiencen a caer los subsidios al transporte? Van a seguir cobrándole impuestos al salarios cuando un tipo que juega a la especulación financiera no pone un peso al fisco? Qué piensan hacer con las Asignaciones Familiares?

-Que otra prioridad marca este Confederal?

Lo importante es crecer en el sector privado. Venimos con el secretario general de la CTA, Pablo Micheli de recorrer el interior. Estuvimos en los ingenios jujeños donde los compañeros están participando de las discusiones paritarias y piden un salario minino de cinco mil pesos. Y eso, que algunos empresarios podrán decir que es una locura, no es más que un salario justo. ¿Cuál es la razón por la que un trabajador de los ingenios que hace una tarea tremenda desde el esfuerzo físico ni siquiera pueda llegar a fin de mes, cuando un ejecutivo gana miles de dólares o un funcionario no baja salarialmente, del equivalente a varios sueldos del zafrero?

Cuando no existe compromiso con un verdadero proyecto de distribución de la riqueza y justicia social, las medidas efectistas tienen un tiempo, después caen. No hay distribución de la riqueza sin libertad sindical, sin obreros organizados. Si vos como gobernante te planteas una justa distribución de la riqueza, lo primero que propicias es que los trabajadores se organicen, sino –esta claro- tu compromiso no es con ellos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.