jueves, 26 de abril de 2012

Sindicatos españoles llaman a movilizarse contra recortes sociales

PL

Los dos principales sindicatos de España, Comisiones Obreras (CCOO) y la Unión General de Trabajadores (UGT), llamaron hoy a la ciudadanía a movilizarse contra los recortes sociales y laborales del gobierno conservador de Mariano Rajoy.

El líder de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, advirtió que este 1 de mayo, jornada internacional de la clase obrera, no será uno más, pues la sociedad tiene, como nunca antes, sobradas razones de autodefensa frente a unas políticas que calificó de lesivas.

En declaraciones a reporteros, el sindicalista auguró una masiva participación en las manifestaciones convocadas para el próximo domingo contra el ajuste de 10 mil millones de euros, decretado por el Ejecutivo de Rajoy en materia de sanidad y educación.

A su juicio, existen motivos más que suficientes para salir a la calle a reclamar a la administración del derechista Partido Popular (PP) una rectificación de su impugnada reforma laboral, que abarata y facilita el despido de los trabajadores.

Fernández Toxo afirmó que las protestas pacíficas del domingo y del 1 de mayo servirán, además, para mostrar el rechazo ciudadano a los Presupuestos Generales del Estado aprobados por el PP, que prevén un ahorro en el gasto público de 27 mil 300 millones de euros.

Indicó que con ambas convocatorias, las dos centrales obreras mayoritarias pretenden reafirmar su convencimiento de que existen alternativas menos dañinas a las medidas de austeridad para salir de la crisis económica.

El secretario general de CCOO denunció que las ideologías doctrinarias impuestas en Europa buscan un cambio radical del sistema de organización social.

Los podrán llamar como quieran, ajustes o recortes, pero la gente sabe que están deteriorando su calidad de vida, apuntó.

Su homólogo de la UGT, Cándido Méndez, consideró que las modificaciones impulsadas por el Gobierno en el mercado laboral son inconstitucionales y generarán mayor destrucción de puestos de trabajo, en un país con más de cinco millones de desempleados.

Los sindicatos propusieron convertir la jornada del próximo martes, Día Internacional de los Trabajadores, en la continuación de la huelga general y las multitudinarias manifestaciones del pasado 29 de marzo contra la reforma laboral.

En un manifiesto, CCOO y la UGT exhortaron a los españoles a tomar las calles para defender el modelo social, en un 1 de mayo que se caracteriza este año por la profundización de la crisis global y el fracaso de las políticas neoliberales.

Según las dos organizaciones, esta forma de hacer política ha producido efectos dramáticos, con más destrucción de empleo, más pobreza y más desigualdades sociales.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.