martes, 8 de mayo de 2012

Gobierno británico reevalúa programa ante derrota electoral

PL

La coalición oficialista de Reino Unido reformará su programa de gobierno acordado en 2010, cuando asumió el poder, luego de sufrir un revés electoral en los comicios municipales del pasado jueves.

Tanto el primer ministro, el conservador David Cameron, como su segundo, el liberal democrático Nick Clegg, fueron criticados por sus formaciones, que calificaron de pobre sus desempeños al frente del Ejecutivo, informan hoy medios capitalinos.

Cameron y Clegg buscaran mostrar unidad y fin común, subrayó el ex ministro del Tesoro David Laws.

Los dos políticos anunciaron que se reunirán en breve para hablar sobre el futuro del sector de manufactura del país y la creación de empleos.

La reina Isabel II de Inglaterra tiene previsto abrir mañana las sesiones oficiales en el Parlamento, y anunciar en detalle el programa gubernamental para el próximo año.

El mensaje de la monarca buscará destacar la importancia de que Reino Unido siga su polémico plan de austeridad y ajustes con el fin de aplacar el enorme déficit fiscal, según la BBC. Para el líder del opositor Partido Laborista, Ed Miliband, el oficialismo debe realizar un mayor esfuerzo para ganarse la confianza del electorado en momentos de crisis, tras la apatía de los votantes en las pasadas elecciones municipales.

La población quiere respuestas a sus preguntas y no excusas de los políticos que culpan por la situación de crisis en el Reino Unido a los problemas en la eurozona, comentó Miliband durante una sesión de preguntas y respuestas en un centro cívico de la localidad inglesa de Harlow.

Los laboristas se alzaron con la mayoría de las concejalías disputadas en las citadas consultas locales.

Esa formación logró posicionar al menos 700 de los cinco mil ediles que administrarán los municipios de Inglaterra, Escocia y Gales.

Sus miembros controlarán importantes ciudades como Liverpool, Cardiff y Birmingham, está última la segunda mayor del país.

Mientras, los conservadores perdieron más de 350 escaños y sus aliados liberales-demócratas casi 200.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.