martes, 15 de mayo de 2012

Heridos unos 80 palestinos por represión israelí en "Nakba"

PL

Más de 80 palestinos resultaron heridos hoy por ataques de soldados israelíes en distintas partes de la ocupada Cisjordania, donde miles de personas marcharon para conmemorar el "Nakba", día de la catástrofe para ese pueblo.

Fuentes palestinas indicaron que los manifestantes se enfrentaron a uniformados sionistas tras marchar desde la Plaza del Reloj hacia el centro de detención de Ofer y a un punto de control militar israelí en Qalandiya, entre Ramalah y Jerusalén.

La movilización exigió el fin de la usurpación de los territorios palestinos y la liberación de todos los prisioneros, en una fecha que marca el 64 aniversario de la expulsión de miles de pobladores de esta región tras la creación del Estado de Israel, en 1948.

Los soldados ocupantes usaron material antidisturbios, dispararon granadas de aturdimiento, balas de caucho y gases lacrimógenos contra la multitud básicamente integrada por jóvenes que respondieron lanzando piedras, reseñaron medios locales.

Médicos de hospitales en Ramalah señalaron que 63 personas sufrieron heridas fuera de la prisión de Ofer y otras 21 en Qalandiya, mientras en la bloqueada Franja de Gaza miles de palestinos caminaron hasta la sede de la ONU con banderas, pancartas y consignas.

El "Nakba" supuso la huida y desalojo violento de sus hogares en lo que hoy es Israel de unos 800 mil palestinos entre 1946 y 1948, y los árabes residentes en el Mandato Británico de Palestina fueron expulsados tras finalizar la guerra árabe-israelí de 1948.

El aniversario del "Nakba", palabra que en árabe significa catástrofe, hizo converger aquí y en Gaza a personas de todas las facciones políticas palestinas con llamados a la unidad.

Los palestinos responsabilizan a la ONU, que bajo presión de Gran Bretaña y Estados Unidos propició la creación de Israel, de desatender el compromiso con su causa y no presionar a Tel Aviv para que facilite la solución de "dos Estados" (uno israelí y otro palestino).

El diputado islamista Musheer Al-Masri subrayó que el retorno de los miles de refugiados que tuvieron que asentarse en campamentos habilitados en países árabes vecinos "no será olvidado ni negociado, porque es un derecho de todos los palestinos".

Asimismo, deploró que "después de 64 años del Nakba, permanecemos aquí mientras la ocupación aún se sienta pesadamente sobre nuestra tierra cometiendo masacres contra nuestro pueblo".

Al-Masri afirmó que Londres tuvo un rol histórico en el Nakba y Washington ha sido cómplice en la continuación de la tragedia de los palestinos por sus repetidos vetos en el Consejo de Seguridad a resoluciones presentadas ante la ONU.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.