martes, 8 de mayo de 2012

India seguirá importando petróleo iraní pese a presiones de Estados Unidos

PL

La India seguirá comprando petróleo iraní pese a las presiones en sentido contrario ejercidas por la secretaria norteamericana de Estado, Hillary Clinton, durante una visita de tres días encaminada a sincronizar posiciones sobre temas bilaterales y mundiales.

Al término de su estancia aquí, Clinton matizó las diferencias entre ambos países sobre el tópico al señalar que "la India es un socio fuerte para instar a Irán a cumplir con sus obligaciones internacionales" y "comparte el mismo objetivo de impedir que Irán adquiera armas nucleares".

En conferencia de prensa junto al ministro indio de Asuntos Exteriores, S. M. Krishna, la jefa de la diplomacia estadounidense insistió en la necesidad de mantener y aún aumentar las sanciones al Estado persa para hacerlo desistir de desarrollar su programa nuclear, al que Occidente atribuye fines militares.

"Irán no estará en la mesa de negociaciones a menos que haya una presión constante de las sanciones internacionales. Y la presión debe mantenerse si queremos ver avances hacia una solución pacífica", advirtió.

Krishna convino en que ese era el objetivo, pero acotó que cualquiera fuera el método, debía basarse en la doble circunstancia de que Teherán tiene derechos como miembro del Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP) y también sus obligaciones como Estado no poseedor de armas nucleares.

Respecto a las sanciones, reiteró que la India observa con rigor las resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas a ese respecto. Por omisión, dio a entender que la nación surasiática seguirá sin plegarse a las medidas unilaterales propuestas por Estados Unidos y la Unión Europea.

Nuestra posición -subrayó- ha sido clara y se mantuvo constante (durante las conversaciones con Clinton).

"Este tema, sin embargo, no es una fuente de discordia entre la India y los Estados Unidos", aclaró.

Krishna explicó que en los últimos tiempos las compras nacionales de petróleo crecieron a un promedio de 10 millones de toneladas anuales e hicieron de Irán "un país clave para satisfacer nuestras necesidades energéticas".

Admitió que en el último año la India ha disminuido las importaciones de crudo iraní, pero despojó ese acto de cualquier connotación política al aclarar que se trata de una decisión de las refinerías nacionales "sobre la base de consideraciones comerciales, financieras y técnicas".

Clinton, de cualquier modo, apuntó que Washington acogía "con satisfacción" la reducción de las compras indias de petróleo a la nación persa y expresó su esperanza en que seguirá avanzando en ese camino.

"Si la comunidad internacional alivia la presión o flaquea en su determinación, Irán tendrá menos incentivos para negociar o tomar las medidas necesarias para abordar las preocupaciones de la comunidad internacional sobre su programa nuclear", insistió.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.