viernes, 29 de junio de 2012

Argentina, Córdoba: Reclaman relocalización de vecinos de barrio Ituzaingó Anexo

Katy García (PRENSARED)

Un informe que el investigador Edgardo Schinder le entregó en Buenos Aires a la Agrupación de Madres de esa barriada del sudeste cordobés advierte que "la contaminación ambiental persiste" y que se debe relocalizar el barrio. El profesional denunció amenazas.

El investigador Edgardo Schinder, quien el ańo pasado caracterizó la situación sanitaria del barrio Ituzaingó Anexo como un "cromańón ecológico", entregó al Grupo de Madres los resultados del estudio epidemiológico que revela que el problema de "contaminación ambiental aún persiste" y sugirió como solución la "relocalización del barrio".

En una nota dirigida a Horacio Barri, subsecretario de Salud de la Municipalidad de Córdoba, Schinder afirma que "el problema ambiental que condujera a la población residente a la calamitosa situación sanitaria actual, aún persiste y lo hará por un largo tiempo".

Schinder le entregó el "Informe Intermedio del Estudio Epidemiológico Analítico Transversal" al grupo de madres en una reunión realizada en la Central de Trabajadores Argentinos (CTA), en la Capital Federal, y denunció que no lo hizo en Córdoba porque fue amenazado.

El informe, primero en su tipo y que fue coordinado ad-honorem por el investigador a solicitud de la municipalidad, comprendió a Ituzaingó Anexo y a otros dos barrios testigos (uno contiguo y otro alejado).
De acuerdo a los resultados obtenidos, Ituzaingó Anexo presenta una "elevada incidencia y prevalencia de enfermedades graves y malignas con sus defunciones respectivas, lo cual excede las tasas registradas en otros distritos del país y que se mantiene desde hace diez ańos".

Las conclusiones del estudio recomiendan "continuar afinando los datos y la información disponibles". Aclara que más allá de los problemas de registro, "la impresión general es que la onda epidémica continúa y que el impacto en la salud del barrio continúa".

El informe advierte también sobre la necesidad de buscar causas ambientales distintas. Otras formas de contaminación como "la presencia de mixturas complejas" al igual que "mediciones biológicas que permitan establecer los nexos entre concentraciones actuales y pasadas de contaminantes y patologías registradas en los habitantes del sector afectado".

En ese sentido, hay vinculaciones estrechas entre los factores que componen esa mixtura. Esto es, la edificación del barrio sobre residuos industriales, beber agua contaminada por espacio de veinte ańos, la presencia de PCB y los plaguicidas utilizados en las continuas fumigaciones -que se siguen realizando sin control- en los campos de soja colindantes al sector.

La vocera del Grupo de Madres de barrio Ituzaingó Anexo, Sofía Gatica, junto a vecinos del sector, dijeron que al informe debieron ir a buscarlo a Buenos Aires porque "al doctor Schinder le advirtieron que si venía a Córdoba la iba a pasar mal"..

Las madres evalúan como "desolador" el futuro en el barrio porque denuncian que "las autoridades provinciales y municipales se han desentendido del tema y no dan una solución a este grave problema de contaminación que afecta a tantas familias".

Gatica evaluó que en base a los estudios existentes y a la opinión del propio Schinder "las soluciones de fondo pasan por relocalizar el barrio y fortalecer el sistema inmunológico de todos los habitantes. Pero no estamos en condiciones ni de irnos ni de alimentarnos bien".

Los vecinos organizados están informando sobre la gravedad de la situación y promueven asambleas para decidir entre todos los pasos a seguir en el plan de lucha por la vida, la salud y el medio ambiente.

"Está claro que los gobiernos no nos darán soluciones. Vamos a seguir esta pelea desigual en foros internacionales", afirmó Gatica. En ese sentido adelantó que cuentan con el asesoramiento solidario de científicos y organizaciones mundiales e incluso están gestionando una auditoría externa.

Precisamente, en el marco de las reuniones de partes del Protocolo de Bioseguridad y del convenio de Biodiversidad de las Naciones Unidas que se realizarán en Curitiba (Brasil), del 13 al 24 de marzo, Gatica fue invitada por un grupo de organizaciones sociales latinoamericanas a participar de un encuentro alternativo que se desarrollará en forma paralela.

En ese marco participará en la reunión continental de la Red por una América Latina libre de Transgénicos y en una jornada de paneles en los que se abordarán temas tales como "La verdadera cara de Monsanto", entre otros.

En la secretaría de Derechos Humanos

Durante su estada en Buenos Aires, las madres se reunieron con Ana González, directora nacional de Derechos Económicos Sociales y Culturales de Incidencia Colectiva, dependiente del ministerio de justicia y Derechos Humanos de la Nación.

La funcionaria les prometió trabajar en la conformación de un equipo interdisciplinario que reúna a representantes de los gobiernos nacional, provincial y municipal junto a vecinos y otras organizaciones sociales para buscar una solución consensuada y definitiva al problema. "Pensamos que se debe involucrar a todos los organismos que tienen que ver con el tema", aseguró González.

Sofía Gatica se mostró conforme con la iniciativa y enfatizó sobre la necesidad de "seguir adelante y sacar la lucha a calle". Pese a la gravedad de la situación, la dirigente afirmó que "seguiremos adelante con la misma fuerza y con más bronca. Sabemos que hemos cometido errores, pero creemos que si no protestamos no habrá soluciones. Antes éramos un grupo de unas quinces madres pero cada vez se acercan más vecinos a participar. Lamentablemente, muchos lo hacen porque les ha tocado de cerca, pero entre todos saldremos a pelear por nuestra salud y para que se sepa la verdad".

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.