martes, 5 de junio de 2012

Sindicato de Empleados Inmobiliarios: Denuncian despidos y suspensiones ante la caída de venta de inmuebles

Carlos Saglul (ACTA)

“Ante la pesificación de las operaciones que impone el Gobierno y frena al mercado de bienes raíces, las empresas inmobiliarias y los capitales especulativos están reaccionado con cientos de despidos y suspensiones”, denunció a ACTA el secretario general del Sindicato de Empleados Inmobiliarios (SEI-CTA), Marcelo Ghio.

Reproducimos a continuación parte del diálogo mantenido por ACTA con el titular del SEI-CTA:

-¿Cuál es la magnitud de las cesantías?

A partir de la semana pasada se plancharon totalmente las operaciones. Tenemos reportes de por lo menos 50 obras paralizadas solo en el norte de la ciudad y más de cien reportes de despidos y suspensiones. Las grandes constructoras compran los insumos en pesos, no tendrían porque suspender o despedir pero la mayoría opta por especular, parar para ver que pasa y la variable de ajuste somos siempre los trabajadores.

-¿Qué medidas tomaron?

Tratamos de reunirnos con las autoridades del Colegio Único de Corredores Inmobiliarios de la Ciudad de Buenos Aires pero no nos recibieron. Hoy tenemos una reunión con varios legisladores para tratar el tema. El Colegio debería atender en su Código de Etica, la explotación a la que son sometidos los trabajadores inmobiliarios ya que más del ochenta por ciento están en negro.

-¿Cuánto gana en épocas normales un trabajador del sector?

Un promedio de 3.500 pesos, de los cuales unos mil son viáticos. El problema es que como están en negro no tienen jubilación y si se enferman no trabajan. Calculamos que entre la ciudad y el primer cordón del Gran Buenos Aires hay por lo menos 10 mil personas en estas condiciones.

-¿Hay vacío legal en el tema? ¿Qué pasa en caso de despido?

Uno de los temas que vamos a tratar con legisladores es ese. Por otra parte, si te despiden, el juicio está ganado de antemano. El problema es que en el Colegio llevan una lista negra y entonces en represalia, no te toman en otra inmobiliaria. La gente tiene miedo. En un momento intentaron hacer pasar a los compañeros como monotributistas pero ya hay varios fallos de Cámara que consideran esa maniobra como falso empleo, por lo cual ya casi no la usan.

-¿Entonces?

En su momento, con la CTA hicimos una denuncia contra Toribio Achával que tiene por lo menos 200 empleados en negro. No paso nada. Nos dimos cuenta que era como pegarle a Mauricio Macri. En muchos casos, es el poder económico más concentrado el que no quiere que la actividad se regularice. Cuando se inició el sindicato no existía, ni existe otro en el sector. El más cercano a la actividad era el de Empleados de Comercio, pero por alguna razón prefirió no meterse. Para nosotros es tiempo de crecer, organizarnos, el resultado serán mejores condiciones de trabajo para un sector que, reitero, tiene el ochenta por ciento de sus trabajadores en negro.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.