lunes, 23 de julio de 2012

Argentina, Córdoba -Barrio Ituzaingó Anexo: Masivo rechazo a Monsanto y apoyo a Madres de Ituzaingó

Katy García (PRENSA RED)

Unas 8 mil personas, en su mayoría jóvenes, inundaron las calles de una ciudad asombrada que, de a poco, se fue sumando. La amplitud del arco de organizaciones presentes, desde sindicatos y grupos ambientalistas hasta distintas corrientes kirchneristas, expresó el ascendente rechazo social al modelo agroproductivo vigente en la provincia.

La marcha partió de Colón y Cañada, esquina singular elegida porque condensa una larga historia de resistencia en defensa de los derechos humanos. Recorrió las avenidas General Paz y Vélez Sársfield, siguió por Boulevar Illia para concluir en la Plaza de la Intendencia. Miles de voces, pancartas, intervenciones artísticas, teatro espontáneo, canciones y estribillos celebraron la vida, conjuraron la muerte y confluyeron en un solo mensaje: justicia para Ituzaingó Anexo y rechazo a Monsanto.

Detrás de una gran bandera con las consignas definidas por las organizaciones convocantes, Madres de Ituzaingó Anexo y colectivo Paren de Fumigar, se ubicaron militantes de derechos humanos, de organizaciones ambientalistas, estudiantiles, sindicales, territoriales y políticas.

Encabezaron la movilización, Nora Cortiñas, Sonia Torres, Emilia Dámbra, Sofía Gatica, Corina Barboza, María Godoy; Rubén Arroyo, María Elena Mercado, Rafael Velasco, entre otros.

Medardo Ávila Vázquez, querellante en la causa por fumigaciones ilegales, evaluó ante este medio que “la convocatoria superó las expectativas y eso muestra que el pueblo de Córdoba está comprometido en la defensa de los derechos humanos a la vida, a la salud y al ambiente sano, continuamente agredidos por la soja transgénica y la agricultura tóxica”.

Destacó además “la presencia mayoritaria de jóvenes de diferentes identidades políticas, y culturales, de organizaciones de derechos humanos que acompañan esta lucha a la que hay que darle continuidad”. En relación al juicio, se mostró confiado por las pruebas aportadas. “Mientras los productores agropecuarios Parra y Gabrielli y el aeroaplicador Panciello se enriquecían la gente se moría”, señaló.

Sofía Gatica recordó que durante la gestión anterior de José Manuel de la Sota se reunieron y les prometió que si aparecía un caso de contaminación mandaría de inmediato las topadoras al barrio, sin embargo, nunca más las recibió.

“Esto es una burla” dijo refiriéndose a la radicación de Monsanto, compañía líder en la producción de semillas genéticamente modificadas en Malvinas Argentinas. “Sabemos que 400 puestos de trabajo solo servirán para matar a miles de personas porque vienen con agrotóxicos y somos seres humanos”, agregó.

La movilización se produjo en el marco de una fuerte avanzada de los gobiernos nacional y provincial, con anuncios espectaculares de la Presidente Cristina Fernández y del gobernador José Manuel De la Sota respecto a megainversiones de la trasnacional Monsanto en la localidad de Malvinas Argentinas, para consolidar el modelo productivo de agronegocios oligopolicos, que primariza la economía, y depreda por igual la salud de la población y el medio ambiente.

Así, mientras numerosos sectores repudian el este estado de situación, la gestión política en distintos niveles opta por priorizar un modelo productivo a corto plazo, a caballo de los altos precios internacionales del poroto de soja, a contramano de un desarrollo sustentable que convine ingreso de divisas y respeto a la salud.

Mengarelli: "Marchamos en defensa de la vida"

Desde la CTA-Córdoba, Oscar Mengarelli afirmó que “marchamos en defensa de la vida, reconocemos la lucha de las Madres de barrio Ituzaingó y exigimos que haya una sentencia firme y efectiva porque se han usado tóxicos prohibidos y violado las leyes”, denunció el dirigente.

"Hay que crear un modelo de país más solidario, para que la ambición capitalista no tenga de rehenes a los pueblos. Monsanto es una multinacional que crea semillas transgénicas y contamina con agrotóxicos. Esta es una alerta del pueblo y quiero destacar la cantidad de jóvenes movilizados de diversas ideologías y eso me parece muy bueno”, dstacó..

En ese sentido, Corina Barboza, otra de las Madres de Ituzaingó, dijo mirando a su alrededor: “me siento con más fuerza por este acompañamiento, aunque no le tengo mucha confianza a la justicia”. En tanto que María Godoy agradeció por “tanto color, tanta presencia” y convocó a seguir peleando para que Monsanto se vaya del país y de América latina.

La Madre de Plaza de Mayo, línea fundadora, Nora Cortiñas que viajó desde Buenos Aires para participar de la movilización expresó que “este es un llamado para el gobierno provincial y nacional. No podemos permitir que estas empresas contaminen y vengan acá como si fuéramos tachos de basura. Es lo mismo que pasa en Famatina y en otras provincias con las mineras, se usan venenos cuando hay otros sistemas”, afirmó.

A su lado, Sonia Torres agregó que “defendemos la salud, un derecho que la constitución garantiza, por eso estamos aquí, los Familiares, Hijos y Madres. Por su parte, Emi D’ambra enfatizó que “la salud es un componente de la vida, no entendemos cómo se le abre la puerta a Monsanto. Seguramente puso mucho dinero”, especuló.

Rafael Velasco, rector de la Universidad Católica de Córdoba y miembro de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos (APDH) manifestó que desde esa entidad “acompañamos a las Madres que piden por un derecho humano básico que ha sido avasallado por la fumigación indiscriminada y por un delito cometido que la justicia tendrá que determinar. La Asamblea está para defender a los ciudadanos de los abusos permitidos por el estado y en ese sentido siempre estaremos”. Cabe destacar que el médico Ávila Vázquez es miembro de la APDH, al igual que los abogados Rubén Arroyo, María Elena Mercado y el Rabino Marcelo Polakoff.

Arte y parte

A puro baile y batucada las murgas Cosa de locos, De tal palo y Los descontrolados de Alberdi abrían cancha. “Estamos apoyando este juicio que nos parece un precedente importantísimo, porque es el primero en Latinoamérica”, alcanzó a decir Juan, uno de los murgueros, mientras saltaba.

Mariano, vocero de socialismo libertario y colectivo El Gualicho, de la facultad de Filosofía y Humanidades, explicó que como grupo se plantearon tomar partido “porque la lucha de las madres es de todos”. “Creemos que los sojeros y fumigadores deben ser condenados. Además, el hecho discordante de permitir que Monsanto ingrese nos debe hacer pensar qué modelo de vida nos ofrecen y que queremos elegir”. Los jóvenes lucían barbijos pintados, carteles alusivos y réplicas de aviones fumigadores.

En concordancia con esta estética los artistas plásticos Lucas y Natacha junto al Archivo Provincial de la Memoria realizaron una intervención con decenas de avioncitos fumigadores de papel con mensajes como: “la soja es un poroto más del capital, un monocultivo no es un bosque, somos 12 millones de fumigados... Queremos mostrar la cantidad de problemas que trae la venida de Monsanto a Córdoba y pensamos esta puesta como una actitud de resistencia”, manifestaron.

“El progreso golpea al mundo, José Manuel golpe a Córdoba”, quedó grabado en una pared tras una rápida pintada con aerosol.

En la plaza de la intendencia, con la conducción de Fabiana Bringas y Fabián Falcón, se realizó un acto político, se leyeron numerosas adhesiones y culminó con un festival musical. Muy emocionadas, las Madres agradecieron el acompañamiento tras doce años de lucha y renovaron su compromiso de seguir peleando por la salud.

Nora Cortiñas recordó a los “30 mil desaparecidos, los que lucharon ayer y los que hoy continúan aquí”. Luego vivó a los compañeros y convocó a batallar para que Monsanto se vaya de Latinoamérica.

En nombre de los cientos de pueblos fumigados del país, Pablo Riveros tomó la palabra. “Tengo una mezcla de sensaciones, la alegría de la movilización, de estar todos juntos; pero, cuando uno vuelve a sus lugares, se encuentra con las enfermedades y la tristeza”, expresó y llamó a seguir bregando por una legislación nacional y provincial que proteja de las fumigaciones a todos los pueblos afectados. Invitó a concurrir a las puertas de tribunales para hacerle el aguante al juicio iniciado el 11 de junio que “creará un precedente muy fuerte no solo para Córdoba sino para el país y para Latinoamérica”.

Edición: Guillermo Posada

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.