miércoles, 11 de julio de 2012

Argentina, Jujuy: Acusan a Blaquier de "victimizarse" antes de su indagatoria por delitos de lesa humanidad

PRIMERA FUENTE

La Organización Tupac Amaru desmintió que un grupo de sus militantes haya agredido al empresario Carlos Pedro Blaquier, imputado por la desaparición de militantes jujeños durante la última dictadura.

Además aseguró que el presidente de Ingenio Ledesma busca "victimizarse" en el marco de la causa que tiene en su contra.

La carta publicada y firmada por Blaquier en el diario La Nación, según afirmó la organización, tiene por objetivo "hacerlo pasar por víctima, cuando en realidad las verdaderas víctimas son los compañeros que fueron secuestrados, torturados y desaparecidos en los apagones de Calilegua y Libertador General San Martín en julio de 1976".

El empresario imputado por delitos de lesa humanidad señaló a militantes de la Tupac Amaru y la Corriente Clasista y Combativa (CCC) como los responsables de la agresión que sufrió en su contra, cuando intentaba ingresar al Juzgado Federal Nº2 de Jujuy para prestar declaración indagatoria en la causa por la denominada "Noche del Apagón" de julio de 1976.

Sin embargo, la organización jujeña aseguró que poco antes de la llegada de Blaquier al juzgado, "las columnas de la Tupac Amaru, con su conocida disciplina de movilización, decidieron desplazarse a las 17.30 desde el Juzgado hacia la Plaza Belgrano, a unas diez cuadras de distancia, para garantizar la comparecencia del empresario".

"Esto lo pudieron observar todos los jujeños que se encontraban en las calles de Belgrano y Senador Pérez, incluyendo los integrantes de las agrupaciones de derechos humanos y la propia prensa presente en el lugar. Seguramente también lo vieron el servicio de informaciones de la empresa", respondieron.

Acerca de los últimos, los dirigentes sociales indicaron que se tratan de "los mismos que hicieron despachos de inteligencia reservados contra dirigentes de nuestras organizaciones, y que fueron encontrados en el allanamiento de las oficinas de Ledesma en Los Perales, de lo cual Blaquier también deberá rendir cuentas".

En ese sentido, la organización que lidera Milagro Sala agregó que está probado que "el automóvil donde estaba Blaquier se fue del lugar por un incidente menor, con todos sus vidrios intactos y los retrovisores en perfecto estado" como lo demuestran los registros de los medios jujeños presentes en el lugar y que desmienten lo "mostrado luego".

"En otras palabras, Blaquier quiere cambiar ante la opinión pública el eje del problema, es decir su presunta responsabilidad como dueño de Ledesma en los delitos de lesa humanidad, por un episodio menor, que no compartimos, que no generamos, y del cual no somos ni actores ni responsables", afirmaron en un comunicado de prensa.

La organización Tupac Amaru pidió "evitar que episodios extraños impidan un juicio con características históricas, que garantiza el comienzo del fin de la impunidad y el imperio de la Verdad, Memoria y Justicia en Jujuy", y concluyó que la carta publicada en La Nación pretende ser una declaración de "una supuesta inocencia eludiendo una vez más la requisitoria judicial".

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.