viernes, 27 de julio de 2012

Argentina, Mendoza. Más oscuro que pozo petrolero: El titular de Chañares Herrados acusado de delitos contra la humanidad

Jorge Fernández Rojas (MDZOL)

El Gobierno renovó hasta el 2027 la licitación de las áreas petroleras a la empresa cuyos directivos fueron condenados por delitos de lesa humanidad. Hace un año MDZ advirtió los antecedentes del dueño de la empresa Lapeyrade quien también fue condenado por encubrir a otro ejecutivo acusado de crímenes imprescriptibles.

El empresario que hace un año firmó un contrato petrolero cuando Paco Pérez era ministro está acusado del asalto al Policlínico Bancario cuando era miembro del grupo Tacuara, imputado en el asesinato del General Prats en Chile durante el gobierno de Allende y de haber participado en las guerrillas de la derecha centroamericana. Junto a Héctor Corrés (apoderado y abogado de la firma), condenado y luego amnistiado por delitos cometidos durante la última dictadura cívico militar; se alzaron con la prórroga de la concesión de explotación petrolera en la provincia de Mendoza hasta el año 2027. Así lo revela el portal Plaza de Mayo.

Foto: Una crónica de 1964. A la derecha el rostro de Zarattini.

Es Luis Alfredo "Freddy" Zarattini y hace un año estuvo en Casa de Gobierno firmando como vicepresidente primero y es la cara visible de la empresa Chañares Herrados.

Mascarón de proa

El punto es que hace un año MDZ también reveló los antecedentes del verdadero dueño de Chañares Herrados. En la documentación oficial el titular del directorio es Héctor Basilio Lapeyrade. Es decir que en el acto de recontratación, Zarattini reemplazó a Lapeyrade.

Lapeyrade fue procesado por encubrimiento agravado, delito con una pena de dos a seis años de prisión, por ayudar a burlar a la Justicia durante catorce meses al teniente coronel Julián Oscar Corres (alias el Laucha), imputado por crímenes de lesa humanidad en Bahía Blanca, según informóPágina/12 de del 14 de octubre de 2009. Ahora se sabe que Corres no estuvo solo cometiendo esos crímenes, también lo acompañó Zarattini, de acuerdo a lo informado por Plaza de Mayo.

Lo que pasó en Mendoza

Por otro lado, y antes de estas instancias judiciales por las que el veterano empresario terminara procesado como encubridor de un represor, otro caso judicial lo tuvo como protagonista en Mendoza. El 11 de mayo de 2006 el diario Los Andes publicó la novedad. "El juez de Instrucción Fernando Ugarte, de Tunuyán, después de tres años de investigación decidió avanzar y poner a las puertas de un juicio a directivos de la petrolera Chañares Herrados, que explota el yacimiento del mismo nombre y el de Puesto Pozo Cercado, uno de los más productivos de la cuenca hidrocarburífera. Los responsables para el juez son: Héctor Basilio Lapeyrade (presidente del directorio y único accionista, apuntado como "autor mediato" del ilícito); Rodolfo Steiner y Pedro Francisco Vilstalli". Había quedado probada la contaminación petrolero en el subsuelo tupungatino. Un detalle: Steiner es el yerno de Lapeyrade.

La firma con Chañares Herrados se convirtió en el primer acto político que Pérez encabezó como candidato a gobernador. El hecho se aprovechó para mostrar al Ministro-candidato al frente de una gestión exitosa aprovechando la ausencia del Gobernador que todavía está de gira por China.

Por eso Pérez le puso la firma al documento por parte del Gobierno. Del otro lado, por Chañares Herrados estaban "el titular del directorio de la empresa, Luis Alfredo Zarattini, y Rodolfo Steiner, accionista principal de la petrolera argentina", tal como publicó MDZ.

Lo curioso fue lo que se filtró luego de esa celebración del convenio. Se conoció que esa compañía no había dejado de estar bajo el control de la familia Lapeyrade. "La petrolera Chañares Herrados pertenece al empresario Héctor Lapeyrade, que también es dueño de Bodegas Lapeyrade en Río Negro y de campos en la provincia de Buenos Aires. La empresa petrolera logró la prórroga de las concesiones en las dos áreas que controla en Mendoza, Puesto Pozo Cercado y Chañares Herrados", puntualizó el portal Ecocuyo.

"A cambio ofreció un plan de inversiones en exploración y desarrollo que le permitirá al menos abrir unos diez nuevos pozos por año. Cancelará en 18 cuotas mensuales un pago extraordinario de U$S3,75 millones, y llevar a cabo un plan de inversiones por un total de U$S 467 millones", informó MDZ.

Qué es Chañares Herrados

"Chañares es una empresa de capitales argentinos, que está en manos de la familia Lapeyrade. Se quedó con la concesión de las dos áreas, hoy prorrogada, en 1992. Pero ambas datan de 1961, época en la que estaban en manos de la YPF estatal. La concesionaria actual, que para empezar debe abonar un canon inicial de U$S 3,7 millones, encara la nueva etapa con una apuesta a la sinergia: de hecho, constituyó hace un par de meses una sociedad con PE Energy, una petrolera fundada en Hong Kong que aporta tecnología de avanzada para los planes previstos de cara a 2027", aportó Los Andes.

Toda esta historia fue recordada por César Biritos quien fuera inspector de cauce de Arroyo Carrizal en aquel momento y ahora es integrante de la Asociación Centro Cultural El Carrizal. Esa organización le presentó una nota sobre un caso de contaminación de agua dulce a la directora de Derechos Humanos María José Ubaldini y le puntualizó el caso de Chañares Herrados. La funcionaria luego dijo a MDZ que sobre Zarattini no había antecedentes penales pero no había constatado nada sobre Lapeyrade y Steiner.

Ahora, la misma funcionaria debería revisar estos antecedentes de Zarattini porque evidentemente estaba mal informada.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.