viernes, 27 de julio de 2012

El gobierno francés atrapado entre el empleo o el equilibrio fiscal

PL

El Gobierno de Francia deberá escoger entre una política destinada a generar empleos o una para equilibrar las finanzas públicas, porque ambas son irreconciliables a medio plazo, afirmó hoy un instituto especializado.

De acuerdo con el Observatorio Francés de Coyuntura Económica (OFCE), no es posible combinar el rigor en el gasto público y el alza tributaria con la reactivación de la productividad y la generación de nuevas fuentes de trabajo.

Un estudio realizado por la entidad señala que para cumplir el objetivo del presidente François Hollande de reducir el déficit fiscal a tres por ciento en 2013 y llevarlo a cero en 2017, serán necesarias severas medidas de austeridad presupuestaria.

La paradoja es que, en este caso, el jefe de Estado incumpliría con otro de los ejes de su campaña electoral, que es impulsar el crecimiento de la economía y combatir el desempleo, señaló Éric Heyer, director del departamento de análisis del OFCE.

En las condiciones actuales, no solo en Francia, sino en toda la Unión Europea resulta imposible sacar adelante ambos objetivos al mismo tiempo y el Gobierno tendrá que escoger, dijo por su parte Xavier Timbeau, otro de los participantes en la investigación.

Según Timbeau, la mejor alternativa es que Hollande rebaje sus objetivos de equilibrio financiero y establezca un 3,5 por ciento de déficit en 2013 y de 1,7 para el final de su mandato, lo cual permitiría salvar cientos de miles de puestos de trabajo.

La OFCE también advirtió a los gobernantes de la zona euro que las medidas extremas de austeridad, impuestas en varios países a cambio de programas de ayuda, se convierten a la larga en un círculo vicioso incapaz de ofrecer una solución a los problemas.

"Hace falta un cambio de rumbo para toda Europa si queremos salir de la crisis", dijo Phillippe Wey, presidente del Observatorio.

El asunto no consiste en ignorar la magnitud de la deuda pública y sus efectos negativos en la economía, sino en atemperar la austeridad y dar una atención prioritaria a la creación de empleos cuando se diseñan los presupuestos del Estado, concluye el estudio de la OFCE.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.