jueves, 26 de julio de 2012

España: “En caída libre”

Nicolás Roveri (especial para ARGENPRESS.info)

“España, como Grecia y Portugal, se encuentra en caída libre, en el mismo abismo”, dice un especialista en catástrofes económicas, Nouriel Roubini. Agrega que mientras Grecia “ha venido sufriendo una muerte dolorosa, pero solitaria, España parece que va a cometer un suicidio en masa espectacular” (El Economista de España, 20/7).

Otro medio especializado va mucho más lejos. “Lo que le está pasando a España no es sólo la evidencia del fracaso de nuestras políticas como país durante todos estos años atrás; es también la evidencia del fracaso del proyecto europeo, de la incompetencia de sus líderes y de la inutilidad de sus decisiones”. El Gobierno ya no tiene margen de maniobra para hacer nada más y depende única y exclusivamente de las decisiones de Bruselas. “O nos ayudan, o nos hundimos nosotros y se hunde Europa; y es cuestión de días” (El Confidencial, 23/7).

El ministro de Economía de España, Luis de Guindos -el “Pelado”- dice que nadie quiere financiar a España. Es que los bancos ven que las masivas manifestaciones contra el ajuste han puesto al gobierno de Rajoy en una situación terminal.

Los mineros de Asturias llegan a Madrid

La llegada de los mineros asturianos a Madrid, tras recorrer más de 400 kilómetros -en protesta ante la reducción de subsidios a las minas del carbón-, fue la chispa que desencadenó el estallido de manifestaciones y protestas, que crecen de día en día. El grito “Madrid obrero está con los mineros”, con su carga clasista, comienza a dar el perfil de una movilización que asume contornos revolucionarios.

En efecto, las manifestaciones del “carbón” fueron sucedidas por “protestas espontáneas que se suceden a diario en Madrid desde el anuncio del gobierno de una vuelta de ajuste más de 65.000 millones de euros han cumplido hoy su séptimo día sin descanso” (El País (20/7).

El crecimiento de la protesta popular se extendió por toda España, en más de 80 ciudades. Alcanzaron el jueves 19 su punto más alto, cuando salieron a manifestarse unos 100.000 ciudadanos, según los cálculos modestos de El País. Las manifestaciones “espontáneas se suceden a diario en Madrid”.

Las opciones en juego

El pedido de auxilio financiero de Comunidad de Valencia fue seguido en horas por el de Murcia, y se espera sea seguido por Cataluña, cuya economía es del tamaño de Portugal. 17 regiones autónomas deben refinanciar 15.800 millones de euros antes de fin de año”. Pero las tasas de interés en suba colocan a “España cerca de perder acceso al mercado enteramente”, dice un analista a Financial Times (23/7), mientras comenta que son requeridos nuevos márgenes o garantías a los préstamos que solicitan los bancos o empresas españolas por el deterioro de la deuda española.

Fuentes del gobierno de Rajoy manejan un par de opciones. Ven poco probable “un rescate”, esto debido a su magnitud, que calculan en “500.000 millones de euros”, una cantidad exorbitante difícil de suscribir. Implicaría derribar a Italia. En este caso, “los países nórdicos presionarían para la ruptura del euro” (El Confidencial, 23/7).

Otra alternativa sería el default o la salida de España del euro. “Volveríamos a una moneda propia y podríamos actuar sobre nuestros índices de competitividad. Es cierto que en un primer momento tendría consecuencias desastrosas, pero nos devolvería autonomía para hacer nuestras políticas y poder salir de la crisis antes de lo previsto. Eso sí, nuestros acreedores ya pueden irse olvidando de cobrar antes de que nuestra economía empiece a recuperarse”, concluyen estas fuentes.

Un default o la salida de España producirían la ruptura de la eurozona y consecuencias explosivas en las bolsas y en el mercado de deuda pública. Justo en este momento, las calificadoras de riesgo pusieron en perspectiva negativa a Alemania, por el impacto que causaría la quiebra del euro.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.