miércoles, 11 de julio de 2012

Investigan muerte violenta de juez checo que condenó a neonazis

PL

La Policía checa investiga la violenta muerte del juez Miloslav Studnicka, en medio de sospechas de venganza contra el magistrado que condenó hace dos años con elevadas penas a un grupo de neonazis por atacar a una familia gitana.

Studnicka, quien se dio a conocer durante el proceso contra un grupo de extremistas xenófobos que atacaron a una familia romaní con bombas incendiarias, apareció degollado y con varias heridas visibles en su casa de campo este lunes.

En 2010, en un caso que estremeció por su violencia a la opinión pública, el juez dictó elevadas sentencias de entre 20 y 22 años de cárcel para cuatro jóvenes neonazis que hirieron en 2009 a una niña de dos años que sufrió quemaduras graves en la mayoría del cuerpo con secuelas de por vida.

El titular de Justicia, Pavel Blažek, no ocultó su temor por la posibilidad latente de que la extraña muerte del magistrado pudiera estar vinculada a alguna de las causas judiciales que dirimió.

"En caso de que se demuestre que la muerte del juez está relacionada con el trabajo realizado y con las sentencias dictadas, debo decir que esto representaría una tragedia para la Justicia checa y por supuesto, su fallecimiento representa una gran pérdida", consideró el ministro.

Studnicka sobresalió por presidir casos polémicos en República Checa y envió a prisión a narcotraficantes, a un individuo que violó a dos niños y a un grupo de peligrosos estafadores, entre otras causas judiciales.

De acuerdo con Radio Praga, de momento el arma homicida permanece desaparecida, aunque tampoco las autoridades hallaron evidencias que respalden la hipótesis de un suicidio.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.