jueves, 26 de julio de 2012

Los estudiantes del 132 coinciden con AMLO, pero no están a su servicio, son autónomos

Pedro Echeverría (especial para ARGENPRESS.info)
1. Hoy domingo veremos la fuerza de los estudiantes del “Yo soy 132” en las calles de la ciudad de México. Saldremos de Los Pinos -cerca del zoológico de Chapultepec- concretamente de la calles Chivatito que las 24 horas está custodiada y bloqueada por varios cientos de soldados del Ejército. (Los profesores de la CNTE hemos estado allí centenares de veces exigiendo al presidente de la República en turno que sea recibida una comisión, pero siempre nos hemos quedado con nuestros gritos de condena) De ese lugar recorremos el Paseo de la Reforma, Juárez y Madero hasta llenar el Zócalo, que es el centro político del país lleno de historias de las luchas del pueblo mexicano, pero también de concentraciones oficiales de los gobiernos del PRI.

2. Recuerdo cómo, después de aquella manifestación multitudinaria de silencio en 1968 que luego llevó a que se izara la bandera del Consejo Nacional de Huelga en el asta del mismo Zócalo, al otro día desde las ocho de la mañana se comenzó a obligar a las decenas de miles de burócratas de la SEP y otras instituciones cercanas para que se concentren en el Zócalo para hacer un “acto de desagravio a la bandera y a la patria realizado por estudiantes comunistas e irrespetuosos”. Los pobres burócratas parecían borregos pastoreados por sus jefes de oficina. Gritaban los burócratas: “No vamos por nuestra voluntad, nos obligan”. El Zócalo, por lo menos desde 1968 ha servido para repudiar al gobierno, pero también para aplaudirlo.
3. En la concentración participarán estudiantes, pero también sectores populares y políticos de izquierda que llevan muchas décadas en la batalla por un México de los trabajadores, socialista e igualitario. Aunque los estudiantes han manifestado su independencia de los partidos y son muy cuidadosos en evitar que se les confunda, no hay duda de que el pensamiento de los jóvenes por la justicia, la igualdad, contra la explotación, la corrupción y por la democracia real, es coincidente con la ideología izquierdista. Por eso las luchas sociales que son genuinas, en cualquier lugar y en cualquier tiempo, las consignas de la igualdad económica, política, social, son las mismas en todo el mundo.
4. Los estudiantes del Yo soy 132 han estado a la altura de las circunstancias. A pesar de que el PRI, Peña Nieto, Televisa y el gobierno de Calderón han buscado por todos los medios dividirlos, desanimarlos, incluso reprimirlos; al ser los del 132 magníficos conocedores de la política actual del país no han dejado de insistir en sus críticas al manipuleo de los medios de información usado para mantener a la población con falsas informaciones y alta mediatización. Además han denunciado los acuerdos entre el PRI y Televisa para hacer un presidente de la República a su modo. Y preguntan: ¿Cómo va a gobernar Peña Nieto a favor del pueblo si va a ser un simple instrumento al servicio de los empresarios, de Televisa y de la derecha?
5. Estoy seguro que los estudiantes del 132 se la van a jugar por entero con López Obrador porque la compra de votos de Peña fue descarada y brutal. Si las elecciones de 2006 (la de Calderón) fueron sucias y totalmente tramposas, las de 2012 las superan con creces en el campo de la compra de votos y la dilapidación de miles de millones de pesos en campañas. Pero también estoy convencido que de llegar AMLO o cualquiera en el gobierno sus posiciones críticas y sus actividades continuarán porque sus luchas no son por un gobierno sino por el bienestar de la sociedad entera. ¿Se imaginan cuantas presiones han recibido del PR, Televisa, el gobierno, sus padres, sus familiares, para que desistan en sus batallas?
6. Ayer estuve presente en una reunión de socialistas ex militantes del viejo Partido Comunista Mexicano que cuenta con una historia muy rica y muy polémica por su papel desde su fundación en 1919 (sobre todo en sus históricas escisiones) hasta fines de los ochenta en que se disolvió para dar lugar –junto a otros grupos de renunciantes al PRI y otras organizaciones- en 1989 a lo que sería el PRD; y es polémica también por su dependencia de las políticas trazadas desde el Partido Comunista de la URSS. De todas maneras me encontré con militantes de alto nivel político puestos a continuar en la batalla de las ideas así como en acciones de organización política. Realmente me gusto encontrarme a miembros del PCM donde milité de 1961 a 1965.
7. Los compañeros estudiantes del 132 están cobijados por el histórico edificio (arco) de la Revolución. Ayer sábado el activismo estudiantil por organizar la repartición de volantes era muy grande, sobre todo por el entusiasmo de la manifestación del día siguiente. Estos compañeros han venido a refrescar el ambiente de lucha y protesta en la República. Si se consigue la invalidez electoral, los estudiantes representarán la segunda fuerza, después de la de López Obrador; y si eso sucede, muchas cosas se transformarán porque entonces el país entraría a una nueva y diferente etapa política. Sabemos que AMLO no podrá cambiar nada importante en el país si no tiene frente a él, atrás o al lado un fuerte movimiento de masas. Se lo comerían vivo por la derecha.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.