jueves, 26 de julio de 2012

Temen "burbuja inmobiliaria" en Chile por crecimiento del sector

Enrique Ahumada (XINHUA)

El crecimiento sostenido del sector inmobiliario en Santiago, la capital chilena, hace pensar en la aparición de una "burbuja", luego de observarse un aumento en la oferta de enero a marzo pasado, informó la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios.

Con un total de 36.191 viviendas nuevas en Santiago construidas durante este año, el sector se recupera de una caída de 0,8 por ciento en 2011, pero al mismo tiempo observa un alza en el precio de las viviendas.

El problema puede generarse por los precios de las viviendas en algunos sectores de la ciudad que sufren una gran demanda, lo cual ha disparado su valor a más de 80 millones de pesos (unos 160.000 dólares).

En el sector oriente de Santiago, donde se ha concentrado la demanda desde 2010, se observa un incremento de precios de 2,3 por ciento mensual.

Una casa nueva en los sectores más lujosos en 2010 costaba 178 millones de pesos (356.000 dólares); sin embargo, en el primer semestre de este año se observa que los precios han llegado a 287 millones de pesos (574.000 dólares).

La situación se hizo extensiva al resto de la ciudad, no sólo en las áreas más acomodadas.

De 2005 a 2012 los precios de las viviendas han acumulado alzas de 71,8 por ciento en la zona norte de Santiago, de 68,8 por ciento en el sur poniente, de 45,1 por ciento en Santiago centro y de 30,8 por ciento en el sector oriente.

En ese mismo periodo el valor del suelo subió 42,7 por ciento, mientras que el de las viviendas 23,5 por ciento, incluido todo el Gran Santiago (área metropolitana y sus alrededores), donde viven cerca de siete millones de personas.

Esta explosión en precios está acompaña de 86 nuevos proyectos inmobiliarios, con 11.090 nuevas viviendas, la mayoría departamentos, y concentrados en el sector oriente de la capital.

El mercado inmobiliario en Chile se acerca a la situación previa a la crisis de 2008, según la Asociación de Desarrolladores.

A esto se suma la venta de 10.802 casas y departamentos en el segundo trimestre, frente a las 8.526 que se alcanzaron en el primer trimestre de 2012.

La Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios teme que el alza de este proyecto traiga consigo una disminución en el ingreso de proyectos nuevos, debido al exceso de oferta.

"El mercado debiera ser un poco cauteloso por la cantidad de oferta que hoy día existe a muy largo plazo", señaló Javier Varleta, uno de los autores del estudio.

Esta situación incluso llevó a que el Banco Central presentar un estudio hace unas semanas para calmar el temor en el sector.

"Los niveles de precios agregados de las viviendas y oficinas continúan creciendo en línea con el ciclo económico y las condiciones financieras", señaló el estudio del Banco Central, lo mismo que los créditos hipotecarios entregados con los bancos que no han presentado mayores variaciones.

El problema se presenta en algunos sectores de la ciudad, donde hasta junio de este año los precios de las viviendas y las oficinas son mayores a los históricos, agregó el instituto emisor.

La explicación, en parte, puede se el congelamiento en las ventas producido durante la crisis de 2008; sin embargo, en 2010, luego del terremoto, la demanda por viviendas nuevas disparó los precios.

A esto se le suman otros factores como la falta de subsidios, el aumento de las costos de construcción ante las nuevas exigencias y la escasez de suelo, ya que no entra en vigencia la ampliación de la zona urbana.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.