jueves, 2 de agosto de 2012

Argentina, Provincia de Buenos Aires: Hacen trueque de jeringas por sueros entre hospitales

CICOP

Los 77 hospitales bonaerenses casi sin suero ni otros insumos por trabas a la importación (Nación) y por falta de pago a proveedores (Provincia).

La presidenta de la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires (CICOP), Viviana García, gremio que representa a 14.000 trabajadores de los 77 hospitales bonaerenses y de otros centros de salud, exhortó hoy a la presidenta Cristina Fernández “que de ya instrucciones a sus funcionario para terminar mañana mismo con las trabas a la importación de material biomédico” porque "la falta de insumos la vamos a pagar en vidas humanas: hoy ya nos hemos quedado sin suero en los hospitales, por lo que se suspendieron las cirugías programadas para atender emergencias y hemos llegado a un límite general impensado por la falta de todos los insumos básicos para poder tener los hospitales funcionando y atendiendo a la gente, teniendo que hacer en los último días trueques entre hospitales, jeringas por sueros, por ejemplo”.
Por ello, la flamante titular de la CICOP exigió esta tarde a las autoridades “que atiendan de manera urgente la situación de emergencia a la que llegamos por las trabas del Gobierno Nacional a la importación y también por la falta de pago a los proveedores por parte del Gobierno Provincial, factores que nos hicieron llegar al día de hoy a una situación alarmante y en el marco de una política de ajuste en la provincia y en el país”.
Según García, “el crítico panorama tiene como origen, fundamentalmente, acciones corresponsables del Gobierno Provincial y el Nacional. Por un lado, desde Nación se cierran las importaciones sin prever que en el caso de los insumos hospitalarios la producción nacional no alcanza a abastecer el mercado interno o directamente no la hay. Como ejemplos, tenemos el caso de las llaves de tres vías (indispensables para los servicios de terapia, tanto de adultos como pediátricos y neonatales), medios de contraste (indispensables para estudios y distintas intervenciones quirúrgicas), materiales descartables (tan elementales como jeringas de insulina, guantes descartables,etc.). Medicación oncológica, antibióticos, etc”.
“Por otro lado, el gobierno provincial tomó la decisión de pagar con bonos a los proveedores, en algunos casos a cobrar en el 2014. Esto lleva a que actualmente las compras se estén realizando en forma directa desde los hospitales, utilizando fondos del Plan Nacer y de la cuenta SAMO, con precios exorbitantes, que en muchos casos superan el 200% de su valor de mercado. Si se solicitan las planillas de licitaciones de cualquier hospital del conurbano, se observarán los renglones vacíos sin proveedores que se presenten como oferentes”, detalló, mediante un comunicado.
Entre los daños al sistema de salud público, que consideran “gravísimos”, desde la CICOP explicaron que “se llegó a un límite tal que en este momento no hay suero en los hospitales, teniendo que llegar al límite de realizar trueques entre los hospitales, por ejemplo sueros por jeringas o viceversa, lo que ha paliado en parte el problema, pero esto plantea una limitación muy marcada. Además, la falta de sueros ya ha obligado a que en muchos nosocomios se hayan tenido que suspender las operaciones programadas, para poder preservar el escaso material que hay para la emergencia”.
“Tampoco pueden funcionar los laboratorios porque faltan reactivos para realizar los distintos estudios – continuaron - y hubo un gran retroceso en la calidad de atención que se está brindando a los pacientes, como por ejemplo, en las áreas quirúrgicas no se pueden reparar los electrobisturís por falta de presupuesto, volviendo a prácticas quirúrgicas abandonadas hace años”.
“La falta de repuestos importados y el no pago a proveedores también provoca que, por ejemplo, cuando los tomógrafos se rompen pasan hasta un año sin funcionar y, en muchos casos, pacientes oncológicos esperan largo tiempo para hacerse una tomografía, sabiendo que este estudio es urgente para su seguimiento y la implementación del tratamiento adecuado”, detallaron.
“Además, debemos agregar la falta de personal que, aunque lo nieguen desde el nivel central, en Salud también ‘están congelados en los cajones del Ministerio de Economía y la Gobernación’ donde permanecen por más de un año para su efectivización. Los Servicios de Emergencia son los mayores perjudicados por esta situación. Por otra parte, también nos vemos en la obligación de denunciar las pésimas condiciones edilicias en que se encuentran muchos hospitales de la provincia, ejemplo concreto de esto son el Lucio Melendez de Adrogué, el Hospital Eva Perón (ex Castex) de San Martín y el Hospital Evita de Lanús, que en su servicio de guardia pediátrica no tiene un solo baño para los pacientes y familiares”, denunciaron.
Finalmente, dijeron que “en estas condiciones se encuentran hoy los hospitales de la provincia de Buenos Aires: sin insumos, con personal insuficiente y con la obra pública parada, todo esto producto de un ajuste económico del cual son igualmente responsables el Gobierno Nacional y el Provincial”, en tanto que la CICOP anticipó que planteará “el sábado 4 de agosto próximo en la ciudad de Santa Fe se reunirán los representantes de los 27.000 afilados de la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (el Consejo Ejecutivo Nacional de la FESPROSA) donde la CICOP planteará la necesidad de realizar un plan de acción nacional conjunto de trabajadores de salud y de usuarios, para superar esta situación".

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.