miércoles, 22 de agosto de 2012

Crece campaña para justificar agresión contra Siria

Luis Beaton (PL)

Círculos políticos y medios de prensa occidentales intensifican hoy la campaña para justificar una agresión contra el pueblo y el gobierno de Siria, en este caso enarbolando el tema de las armas químicas.

El lunes, el presidente estadounidense, Barack Obama, amenazó con una acción militar directa si Damasco intenta utilizar armas químicas o biológicas, o las proporciona a aliados de grupos como Al-Qaeda.

No aceptaremos que las armas químicas o biológicas caigan en las manos de la gente equivocada, señaló amenazante el mandatario durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca.

Los pronunciamientos tuvieron un amplio destaque en medios estadounidenses y de sus aliados de la OTAN, que lo consideran una luz verde para proseguir intentos encaminados a derribar al gobierno del presidente Bashar al-Assad, sin escatimar medios y esfuerzos.

En la línea trazada por la Casa Blanca, este miércoles el diario alemán Die Welt comenta que Siria "tendría en su poder no sólo un arsenal de armas químicas, sino también un gran número de armas biológicas".

El rotativo cita al experto alemán en armamentos Hans Rühle, quien dice los sirios trabajan en la elaboración de agentes infecciosos como carbunco, peste, tularemia o fiebre de los conejos, botulismo, cólera, ricina, el virus campelpox, viruela y aflatoxinas.

Carente de elementos demostrativos, el analista indica que las sustancias ya fueron probadas, mientras que otras provendrían de las investigaciones soviéticas, desarrolladas para la producción industrial y su utilización militar, un argumento perdido en el tiempo.

La aparición de estas observaciones pudo ocurrir lo mismo en Paris, Londres y otros países que integran la cruzada occidental contra Damasco.

El fantasma de las armas de destrucción masiva (ADM) fue utilizado contra Irak y al final, Washington tuvo que admitir que todo fue una farsa para justificar la agresión, algo que aún lamentan las familias estadounidenses.

Según el diario Chicago Tribune, la última vez que un presidente estadounidense amenazó con emprender acciones militares sobre armas de destrucción masiva en Oriente Medio, provocó una tormenta de debate interno.

La mayor parte, agrega, vinculada con la pregunta: ¿Qué intereses de seguridad nacional estadounidenses están en juego en esta lucha?.

Eso es algo que Obama no ha hecho todavía. Esperamos que no tenga que hacerlo, añade, y más en medio de su carrera de reelección a la presidencia.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.