jueves, 9 de agosto de 2012

Extraña pareja. La Sociedad Rural y el urribarrismo kirchenerista: Fuerte repudio al despido de periodistas de “El Diario" de Paraná

Carlos Saglul (ACTA)

Periodistas, reporteros gráficos y administrativos de El Diario de Paraná realizaron una ruidosa manifestación en la esquina de Buenos Aires y Urquiza de la capital entrerriana en repudio al despido de dos trabajadores del matutino. ACTA dialogó con una trabajadora de ese medio.

"Tratan de chanteajeranos para que firmemos aumentos miserables”, explicó a ACTA la periodista Luz Alcain. Tanto la CTA local como la nacional, hicieron público el apoyo a las medidas de los trabajadores.

El Diario de Paraná es un medio emblemático de Entre Ríos que hasta hace poco estuvo en manos de la familia Etchevere, uno de cuyos miembros sería el futuro presidente de la Sociedad Rural. Su poder se vio limitado con el ingreso como accionista de Walter Genon, un hombre que se enriqueció con las mutuales que trabajan con los empleados públicos.

Como se sabe, sin número de descuento no hay mutuales de este tipo. Desde la llegada de Genon, el medio tradicionalmente conservador no dejo esa línea sino que además se hizo oficialista, defendiendo las posturas del gobernador Sergio Urribarri.

He aquí lo que dijo Alcain:

-¿Cómo se precipitan los despidos?

Hace ratos venimos peleando para que se paguen los básicos de convenio. Asambleas, paros, movilizaciones. El básico actual es de 1.732 pesos contra los 5.700 que marca el convenio firmado en 2008. Nos enteramos que pese a todos los fallos a favor que habíamos obtenido en la Justicia, ahora se estaría sacando de la galera un fallo contrario, por obra de la sala laboral del Superior Tribunal de Justicia de la provincia. Eso recrudeció las medidas de lucha.

-Los despidos están ligados a esto?

Nos suben la apuesta despidiendo a dos periodistas de la redacción, Juan Cruz Varela y Mónica Borgogno. Los compañeros son agraviados por la empresa que argumenta falta de cumplimiento con sus deberes, cosa que es una mentira. Se nos dice por debajo la mesa: "Ustedes toman el aumento miserable que les damos y nosotros le reincorporamos a los compañeros". No vamos a aceptar el chantaje.

-¿Qué pasa con la Justicia?

La solidaridad a sido enorme. La CTA junto a la CGT han estado con nosotros. También la Iglesia mostró su preocupación. Por supuesto estamos en permanente movilización. La cosa se les fue de las manos. Dicen algunos rumores que ese fallo en contra de los trabajadores ya está congelado, y que en su lugar, por fin la Justicia nos convocará para saber cuál es nuestra opinión.

-¿Cómo sigue esto?

Estamos en medio de un paro decido en asamblea por todos los trabajadores. El caso ha sido denunciado al Ministerio de Trabajo. De acuerdo a lo que salga de las audiencias se decidirán las medidas a seguir. Lo que no vamos a aceptar es el chantaje del miedo. Queremos reincorporar a los compañeros, pero como resultado de preservar nuestra dignidad como trabajadores, no como respuesta a una apretada que deja a estos compañeros como rehenes.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.