jueves, 2 de agosto de 2012

Identifican restos de diplomático cubano desaparecido en Argentina

PL

Expertos del Equipo Argentino de Antropología Forense identificaron los restos de Crescencio Galañena Hernández, uno de los dos diplomáticos cubanos secuestrados y desaparecidos en Argentina en 1976 por la dictadura militar, reveló hoy el diario Página/12.

La pericia realizada por ese organismo, cuyos integrantes no quisieron ayer hacer declaraciones, indicó que el cuerpo hallado en junio último en un barril de metal lleno de cemento tenía el 99,99 por ciento de probabilidades de corresponder al funcionario cubano, indicó la publicación.

Galañena Hernández, nacido en 1949, fue secuestrado junto a Jesús Cejas Arias el 9 de agosto de 1976 en el barrio de Belgrano, a pocas cuadras de la Embajada de Cuba, y ambos fueron trasladados al centro clandestino de detención Automotores Orletti, una de las sedes del Plan Cóndor, donde fueron torturados y luego desaparecidos.

El tanque donde fueron hallados el pasado 11 de junio los restos del diplomático cubano fue encontrado casualmente por niños que jugaban en un predio ubicado frente al aeródromo de la localidad bonaerense de San Fernando.

Según el matutino, no es la primera vez que se encuentran en barriles víctimas que pasaron por Orletti.

En 1976 fueron encontrados siete recipientes de este mismo tipo en el canal de San Fernando, que contenían cadáveres y cemento. Los cuerpos fueron enterrados como NN en el cementerio de San Fernando y pudieron ser identificados tiempo después; uno de ellos era Marcelo Gelman, hijo del poeta Juan Gelman.

A mediados del pasado año, el Tribunal Oral Federal número Uno de esta capital condenó a prisión perpetua por delitos de lesa humanidad al ex general Eduardo Cabanillas, quien fungiera como jefe de Automotores Orletti.

Además, sancionó con 25 años de prisión a los ex agentes de la Secretaría de Inteligencia del Estado (SIDE) Eduardo Rufo y Honorio Martínez, y con 20 años al ex integrante del Batallón 601 de Inteligencia del Ejército Raúl Gulielminetti, apodado "mayor Guastavino".

Al dictar sentencia condenatoria, la justicia argentina finalmente saldó su deuda con dos diplomáticos cubanos detenidos aquí y desaparecidos durante la última dictadura militar, declaró entonces el fiscal Guillermo Friele.

Ya se hizo justicia y estamos muy conformes, pues por primera vez fue reconocido y acreditado el secuestro, las torturas sufridas en el centro clandestino de detención Automotores Orletti, y la desaparición de Crescencio Galañena Hernández y Jesús Cejas Arias, destacó el letrado.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.