martes, 21 de agosto de 2012

Jornada Nacional contra la Pobreza: "Basta de hambre y de inflación"

ACTA

Las organizaciones sociales en la CTA, la Corriente Clasista y Combativa (CCC), Barrios de Pie y el MST Teresa Vive realizarán este miércoles 22 lde agosto a Jornada Nacional contra la Pobreza, con movilización a la Plaza de Mayo y diversas actividades en todo el país. Hoy a las 16 horas se realizará una conferencia de prensa en la sede nacional de la CTA. ACTA dialogó con Carla Rodríguez, secretaria de Acción Social de la Central.

¿Cuáles son los planteos que harán en la Jornada de Lucha del 22 de agosto?

Tiene que ver con la necesidad de reafirmar dos cuestiones. Por un lado, la confluencia de nuestro proceso de unidad política con un conjunto de movimientos, básicamente con la Corriente Clasista Combativa, con Barrios de Pie y con Teresa Vive, respecto de lo que siguen siendo los temas pendientes y aun el agravamiento de toda esta política de falso cooperativismo de Argentina Trabaja, de la situación de la política habitacional para la que se toman medidas que no resuelven el problema ni en cantidad ni en forma y fundamentalmente del agravamiento y el deterioro de la situación de las familias producto de esta política masiva y focalizada, mientras el INDEC sale a decirnos que una familia puede vivir con 6 pesos por día.

Por eso saldremos a exigir en la Plaza que se aumente y universalice la Asignación Universal por hijo que hoy no es masiva y está muy retrasada; el aumento para el Argentina Trabaja equiparándolo con el Salario Mínimo vital y Móvil; la reapertura de este programa que se ha cerrado y en las provincias se maneja de manera cada vez más arbitraria, el aumento del monto del Seguro de Capacitación y Empleo y su apertura a todos los trabajadores desocupados -los movimientos sociales de la CTA y estas otras fuerzas confluimos en la necesidad de universalizar la política- y en materia de política habitacional planteamos que los programas que existen tienen que ser transformados en otros, donde las organizaciones sociales tengamos control y participación en lo que se hace, no como es el PROCREAR actualmente donde, en definitiva, todo queda en a lógica de la ganancia.

Otro tema que nos preocupa mucho y que también saldremos a denunciar es el incremento de la criminalización de la pobreza y de la protesta social.

Por todo esto vamos a estar en la Plaza de Mayo el 22 de agosto, con una medida de los movimientos en la que no solamente estamos reclamando un derecho, sino planteando propuestas de ofensiva en el diseño de las políticas. Con control y participación de las organizaciones, con cooperativismo en serio y con un Estado que tiene que transformarse.

¿Llevan también el reclamo sobre el Salario Mínimo?

El otro punto fundamental es nuestra plena solidaridad –reconociéndonos como trabajadores-, con toda la agenda que planteó nuestra Central el 8 de junio, que tiene que ver con el salario mínimo de 5000 pesos, con el 82% móvil para los jubilados, por el aumento y unificación de las asignaciones familiares, criticando también la aplicación del impuesto a las ganancias y el salario, porque no es cierto que los trabajadores desocupados y pobres no sean capaces de tener solidaridad de clase y ver cómo este modelo nos afecta en su conjunto.

¿Que actividad tienen prevista?

Es una acción de instalación que comienza a las 11 de la mañana en Avenida de Mayo y 9 de Julio. Desde el mediodía estaremos en la Plaza hasta las 16 horas cuando se hará un acto de cierre de los movimientos, en el que seguramente contaremos con la presencia del compañero Pablo Micheli. Van a hablar varios referentes representativos de la construcción territorial de nuestras organizaciones y también de las otras. Es prioridad de los movimientos sociales de la Central ir mostrando cada vez más claramente las políticas que estamos construyendo.

En este proceso estamos construyendo esta acción central en la Plaza, en el resto del país seguramente habrá algunas acciones que acompañen, pero hoy la idea central es mostrar esta medida en la Plaza.

Claudio Lozano, hablando sobre el informe de su Instituto con respecto a la canasta básica, decía que una familia para no ser pobre, necesita una canasta básica de $2.200.

Sí, yo creo que el Instituto y los equipos de Lozano hacen una estimación prudente.

Otros estudios hacen otras estimaciones

Hay un estudio de la UBA que la está situando en $6.200. Hay mucha discusión, que más allá del número técnico, evidencia que es claro que con 6 pesos no se vive, que es claro que por más que haya una ofensiva de propaganda desde los medios, de mostrar situaciones imaginarias, en este país muchos no podemos vivir y que no solamente salimos a protestar sino a presentar propuestas que tengan que ver con reafirmar y profundizar el rol y las capacidades de las organizaciones retomando lo más valioso que desarrollamos a partir de la crisis del 2001.

Respecto de la situación en el interior, estos días me he comunicado con compañeros de San Juan, Chaco y otras provincias que me dicen que en esos lugares la realidad se vuelve aún más penosa porque se vive en aislamiento o en más debilidad. Por eso la necesidad de reafirmar en nuestra Central la construcción del espacio de movimientos y organizaciones sociales y vemos esta medida como un paso en ese camino.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.