miércoles, 15 de agosto de 2012

La huelga y La campaña de los presos colombianos continúa: Hoy plantón frente a la embajada gringa en Bogotá en rechazo a la extradición

Dick Emanuelsson - Ingrid Storgen (ANNCOL)

Entrevista exclusiva al preso político Víctor Vargas.

Víctor es un prisionero político colombiano a quien entrevistamos en momentos previos auna serie de actividades que se realizarán en estos días, para denunciar ante el mundo las atrocidades que el régimen comete contra los prisioneros y prisioneras hacinados en las cárceles, víctimas de los tormentos más repudiables.

Foto: Víctor Vargas Salazar, casi fue extraditado a España por el Falso Positivo Judicial o mejor dicho, la trampa y el montaje que le preparó la inteligencia militar colombiana y el Poder Judicial Colombiano. Fueron los mismos investigadores españoles, enviados a Bogota por el Juez de Instrucción de Madrid que se enterraron del montaje y España retiró la solicitud de extradición de Vargas. ¿Pero cuantos colombianos no han sido enviado al exterior?

Algunos están cumpliendo una huelga de hambre. En otras cárceles ya esta cumpliendo huelga de las actividades cotidianas de todos los presos.

También se hacen fotomontajes

Víctor estaba pedido en extradición por el gobierno de España, acusado de ser nexo entre las FARC y la ETA. Según nos cuenta, todo fue un teleteatro montado por los organismos de inteligencia colombiana. El mismo gobierno español, después de haber enviado sus funcionarios para interrogar a Vargas, canceló la extradición dejando sin efecto el procedimiento acordado. Pero el régimen colombiano prosiguió el caso y sentenció a Vargas a más de cinco años por “rebelión”.

Esto deja en claro la falta de claridad en los temas de extradición con todos los que fueron encerrados contra su voluntad.

Y Vargas sostiene que en la sección de alta seguridad Eron, en la cárcel de La Picota en Bogotá, más de 90 por ciento de los casi 200 presos con sentencia de extradición, son víctimas de “Falsos Positivos Judiciales”, porque, como dice, “no hay absolutamente nada de pruebas o elementos en contra de ellos”.

Así como el gobierno español declaró esa situación, en Colombia la fiscalía General de la Nación dio la orden de no cancelar el juicio. Esto fue fechado el 22 de mayo del corriente año, y se sostuvo la supuesta relación de Vargas con las FARC.

Esta especie de telenovela deja claro la negligencia del gobierno colombiano y la negligencia y falta de operatividad de los organismos españoles que conllevan a que cualquier colombiano pueda ser acusado como lo fue, en este caso.

La corte suprema de justicia del estado colombiano ordenó abstenerse de seguir el trámite de extradición, orden emitida por el magistrado Barceló Camacho, el 19 de abril casi un mes después que el gobierno español decidió de retirar la solicitud de extradición de Vargas.

Foto: Víctor Vargas se dedica al trabajo de minerías pero en la prensa franquista española es un "guerrillero de las FARC y presunto colaborador de ETA".

Una acotación para tener en cuenta es el tema de los falsos positivos como se ha venido manejando para todos los colombianos que han sido solicitados en extradición, como es el caso de Vargas, en el que se lo ha querido presentar como vínculo entre la organización insurgente con otro movimiento internacional.

Todo deja claro que los organismos colombianos lo que quisieron es justificar ante los organismos internacionales esta serie de cosas que lo único que han conllevado es al daño hacia el pueblo colombiano, a las familias de los prisioneros así como a todos los que están alrededor de estas personas en situación de prisión.

Vargas se encuentra preso desde el 5 de abril de 2010, a partir de una orden librada por Interpol seccional colombiana y desde su detención los medios alternativos se ocuparon por echar por tierra esa falacia, conociendo que se estaba frente a un falso positivo entre tantos que existen en Colombia.

Pero la Corte Suprema de Justicia, que se ha dedicado únicamente a los temas administrativos en lugar de visualizar lo jurídico, hizo oídos sordos a la petición de los propios presos, así como a la de los medios alternativos o los medios antagónicos a la política del Estado Colombiano.

El prisionero fue acusado de homicidio con fines terroristas, en este caso se procesó por querer ejecutar el posible homicidio de un señor y utilizaron para ello todos los métodos, de por sí ilegales, para acusar al prisionero de lo que no es, mediante la implementación de un sofisma distractivo, que carece de argumentos.

Se está extraditando a colombianos sin mirar la tipificación jurídica que tiene la constitución. Así es como, sin cometer ilícitos en otros países, los derechos son burlados y los luchadores son condenados al ostracismo, al destierro forzado.

Al sur de Bolívar, donde hay intereses transnacionales explotando minería, el gobierno colombiano otorgó la explotación a una empresa. Resulta imposible de comprender como, una persona que habita esa zona rural tierra adentro de Colombia pueda tener relaciones o ser facilitador de esas relaciones con una organización como la ETA.

Funcionarios españoles han estado en la cárcel visitando al prisionero, enviados por el Juez de Instrucción de Madrid y fueron enterados del error (o trampa preparado por el Estado Colombiano) que estaban cometiendo al considerarlo como nexo entre la organización colombiana y la vasca, y fue luego de esa visita que retiraron el pedido de extradición del prisionero.

Según esos funcionarios fue el estado colombiano el que entregó las pruebas condenatorias del acusado, pero quedó claro que todo fue un montaje judicial como ha sido el de otros casos, en Colombia.

En estos momentos el pedido de extradición ya no está vigente y el compañero está esperando se concreten los últimos pasos jurídicos para salir en libertad, aunque además pesan sobre él las condenas por rebelión que le adjudicaron 5 años y 2 meses de cárcel. Lleva hasta el momento, cumplidos 18 meses en cautiverio.

En este caso y puntualmente, se ha querido mostrar ante el mundo el caso de las extradiciones y su manejo. En el pabellón donde se encuentra Vargas, hay actualmente 178 extraditables, y el 90% de esos son falsos positivos, falsos montajes judiciales.

Hay casos palpables en esas condiciones, como el caso del joven de la Universidad del Rosario que fue extraditado para los EE.UU. sin pruebas que lo condenen. Allá la fiscal está solicitando a él y a su abogado que se haga cargo de un delito menor. El propio gobierno colombiano se ha encargado de mostrar a esos falsos positivos y lo hace sin ninguna prueba.

Desde las cárceles, familiares y los propios prisioneros comenzaron una campaña de rechazo a la extradición. Hoy, miércoles 15 de agosto marcharán familiares y amigos de las personas en situación de falsos positivos, frente a la embajada de los Estados Unidos, donde realizarán un plantón, exhibiendo la situación jurídica de esas personas.

El acto comenzará a las 10 de la mañana y luego, a las 2 se hará otro igual, con la asistencia confirmada de más de 500 familiares. Participarán además, organizaciones de derechos humanos y partidos políticos. Todos rechazando las extradiciones de los reclusos, como falsos positivos.

Además, desde 23 cárceles incluida la del Buen Pastor, de Bogotá, iniciaron una jornada indefinida en rechazo al trato cruel e inhumano que padecen.


En el pabellón de extraditables, en estos complejos nuevos que se crearon, los prisioneros no tienen acceso siquiera a los rayos del sol, carecen de servicios de salud, la propia defensoría declaró un plan de emergencia sanitaria en todas las cárceles de Colombia.

Todos los edificios carcelarios entran en estado de desobediencia pacífica repudiando la tremenda situación que padecen todos los reclusos.

Abrirán un preámbulo para la Jornada Carcelaria que comenzaría el 21 de agosto que se efectivizará en todas las cárceles del país exigiendo 5 puntos:

• Rebaja de penas del 20% para todos los presos.

• No extradición de ningún nacional.

• Reforma a la ley 65 que es el código penitenciario y carcelario quela reforma se haga con acompañamiento de los organismos defensores de derechos humanos y los presos colombianos.

• Traslado de los internos a los lugares de origen, para no romper con los lazos familiares, hay casos en los que fuimos alejados hasta a 20 o 30 horas de viaje para nuestros familiares.

• Consideración del trato hacia los prisioneros y prisioneras.

Hay enfermos terminales sin atención médica, los familiares son sometidos a vejámenes, padecemos los tratos más inhumanos y contra todo esto estamos en lucha, expresó Vargas.

- Agradecemos a este medio la posibilidad que nos da de hacer conocer la terrible situación que padecemos quienes estamos privados de la libertad. Seguimos acá en defensa de nuestra soberanía, contra las extradiciones y luchando por condiciones dignas, concluye un colombiano preso, que un día seria extraditado al otro lado del planeta en un “Falso Positivo Judicial”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.