jueves, 9 de agosto de 2012

Panorama económico de China

XINHUA

IPC de China sube 1,8% en julio / IPP de China cae 2,9% en julio / Ventas al por menor de China crecen 13,1% en julio / Aumentan 8,2% ventas de autos de China en julio / Crece 20,4% inversión china en activos fijos urbanos en enero-julio.

IPC de China sube 1,8% en julio
El Índice de Precios al Consumidor (IPC) de China, el principal indicador de la inflación, subió un 1,8 por ciento interanual en julio, el crecimiento más lento registrado desde febrero de 2010, informó hoy jueves el Buró Nacional de Estadísticas.
El incremento, 0,4 puntos porcentuales menos que la cifra de junio, permite al gobierno central una mayor libertad para liberar créditos con el fin de estimular la economía.
A su vez, el Índice de Precios al Productor, el principal barómetro de la inflación del sector de venta al por mayor, se redujo en un 2,9 por ciento en julio frente al mismo mes del año pasado.
La relajación de la inflación es un resultado del efecto base. La tasa de crecimiento del IPC llegó al 6,5 por ciento en julio del año pasado, el máximo en 37 meses, tras lo cual bajó gradualmente durante ocho trimestres consecutivos a medida que la economía de China se desaceleraba.
Los precios de los alimentos, que representan casi un tercio en el cálculo del IPC de China, registraron un incremento interanual del 2,4 por ciento el mes pasado, en comparación con la subida del 3,8 por ciento registrada en junio.
Los precios de los alimentos fueron impulsados principalmente por un incremento del 8 por ciento de los precios de las verduras, ya que la producción en muchas zonas se vio afectada por las lluvias e inundaciones durante la tradicional temporada.
Los precios de la carne de cerdo bajaron un 18,7 por ciento, contribuyendo con 0,71 puntos porcentuales a la caída del IPC.
Zhang Liqun, economista del Centro de Investigación de Desarrollo del Consejo de Estado, gabinete chino, atribuyó el estable nivel de los precios a la abundante producción agrícola nacional, pero advirtió de que la grave sequía en Estados Unidos podría afectar a los precios del aceite y de los cereales en el mercado chino.
Zhang previó que el IPC continuará a la baja el resto del año y se mantendrá por debajo del 3 por ciento, lo que corresponde a la meta del gobierno del 4 por ciento para todo el año.
Wang Jun, investigador del Centro de Intercambio Económico Internacional de China, sostuvo que los crecientes costes provocarán un IPC superior al 2 por ciento en un futuro cercano a pesar de la bajada a corto plazo.
Wang advirtió de los riesgos de deflación si el gobierno no puede frenar eficazmente la ralentización económica.
El descenso de los pedidos por parte de Europa y de otros socios comerciales ha afectado gravemente las exportaciones de China y, sumado el débil sector inmobiliario, desaceleró el crecimiento económico del país al 7,6 por ciento en el segundo trimestre, el nivel más bajo desde el primer trimestre de 2009.
Para promover la economía, el gobierno chino ha aflojado su política monetaria, reducido los impuestos a las pequeñas empresas y estimulado la inversión privada en sectores que antes estaban cerrados a las compañías privadas.
El banco central ha bajado dos veces los tipos de interés de los préstamos y depósitos, así como el coeficiente de reservas exigidas de los depósitos bancarios y se espera que anuncie otras bajadas en agosto.

IPP de China cae 2,9% en julio
El Índice de Precios al Productor (IPP) de China, un principal barómentro para medir la inflación a nivel de las ventas mayoristas, se contrajo un 2,9 por ciento en julio con respecto al mismo periodo del año pasado, informó hoy jueves el Buró Nacional de Estadísticas (BNE).
Se trata del quinto mes consecutivo de disminución interanual del IPP después de la primera caída del índice desde diciembre de 2009, registrada en marzo, de acuerdo con los datos de la institución.
Sobre una base intermensual, el IPP retrocedió un 0,8 por ciento en julio, dijo el BNE en un boletín hecho público en su sitio web.
En julio, los precios de compra al productor bajaron un 3,4 por ciento interanual y un 0,8 por ciento sobre una base mensual, de acuerdo con las cifras reveladas.
En los primeros siete meses del año en curso, el IPP bajó uno por ciento interanual, mientras que los precios de compra pagados al productor lo hicieron un 0,8 por ciento, según la misma fuente.
El BNE también informó hoy de que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) de China, un coeficiente clave para evaluar la inflación, creció un 1,8 por ciento interanual en julio, cifra que supone la expansión más lenta desde febrero de 2010.

Confianza de consumidores chinos mejora ligeramente en julio
Los consumidores chinos, particularmente aquellos con tarjetas bancarias, tuvieron ligeramente más confianza en el consumo en julio, ya que la inflación se rebajó al nivel más bajo desde febrero de 2010, según un índice dado a conocer hoy jueves.
El Índice de Confianza de Consumo de Tarjetas Bancarias (BCCI, siglas en inglés), compilado por Xinhua y China UnionPay, una asociación nacional de tarjetas bancarias, creció 0,6 puntos frente al año anterior, para situarse en los 86,71 puntos en julio.
En variación intermensual, el índice BCCI aumentó un 0,04 puntos, según el informe.
El documento apuntó que la mejora de la confianza procedió de la rebaja de los precios de los productos agrícolas, más turismo y los subsidios concedidos por el Estado para estimular las ventas de electrodomésticos y automóviles en las áreas rurales.
El Índice de Precios al Consumidor (IPC), un importante barómetro de la inflación, subió un 1,8 por ciento interanual en julio, lo que supone el nivel más bajo desde febrero de 2010, anunció hoy jueves el Buró Nacional de Estadísticas (BNE).
Las ventas al por menor se incrementaron un 13,1 por ciento interanual, para superar los 1,63 billones de yuanes (cerca de 257.150 millones de dólares) en julio, el ritmo más bajo desde febrero del año pasado, según el BNE.
Según el documento, una mejora situación de la liquidez y las continuas medidas de consumo promoverán aún más la confianza de los consumidores que usan tarjetas bancarias.

Ventas al por menor de China crecen 13,1% en julio
Las ventas al por menor de China crecieron un 13,1 por ciento interanual en julio, lo que supone un ligero descenso frente al 13,7 por ciento registrado el mes anterior, informó hoy jueves el Buró Nacional de Estadísticas (BNE).
Tras el descuento de la inflación, la cifra fue del 12,2 por ciento.
Zhao Ping, funcionario del Ministerio de Comercio, dijo que, de acuerdo con las expectativas del mercado, el crecimiento se desacelerará en el tercer trimestre sin unas políticas de estímulo.
En los primeros siete meses, las ventas al por menor subieron un 14,2 por ciento, y se situaron en 11,45 billones de yuanes (1,82 billones de dólares). La cifra fue del 11,3 por ciento tras restar la inflación.
En julio, las ventas en las áreas urbanas se incrementaron el 13,1 por ciento, hasta llegar a los 1,42 billones de yuanes, y en las regiones rurales ascendieron a 216.000 millones de yuanes, lo que representó un alza del 13,6 por ciento.
La economía china experimentó una desaceleración económica con un aumento del 7,6 por ciento en el segundo trimestre del año, el nivel más bajo desde el tercer trimestre de 2009 por la debilidad de las exportaciones, un mercado inmobiliario enfriado y la reducción de inversión en los activos fijos.
Estos factores debilitaron el deseo de consumir en el corto plazo. Pero, desde una perspectiva a largo plazo, el consumo se incrementará con la aceleración de la urbanización del país.
El Índice de Precios al Consumidor (IPC) de China, el principal indicador de la inflación, fue del 1,8 por ciento interanual en julio, el crecimiento más lento registrado desde febrero de 2010, lo que permite que el gobierno afloje el crédito para estimular el desarrollo económico.

Crecimiento de producción industrial se debilita en julio
El crecimiento de la producción industrial de China se desaceleró una vez más en julio, lo que demuestra los persistentes retos a los que se enfrenta la segunda mayor economía del mundo ante la reestructuración de sus industrias en medio de la débil demanda externa, según los datos ofrecidos por el Buró Nacional de Estadísticas (BNE).
El valor agregado de la producción industrial experimentó un aumento interanual del 9,2 por ciento en julio, lo que supone 0,3 puntos porcentuales por debajo de la cifra registrada el mes anterior, y también el nivel más bajo desde mayo de 2009.
Los economistas esperaban una mejora económica en julio después de que el gobierno adoptara varias medidas, entre ellas, la reducción de las tasas de interés en dos ocasiones durante la primera mitad del año, con el fin de estabilizar el crecimiento.
El Índice de Gerentes de Compras del sector manufacturero presentó una disminución similar durante el periodo, hasta llegar al 50,1 por ciento, el incremento más lento de los últimos 8 meses, según los resultados publicados por la Federación de Logística y Adquisición de China y el BNE la semana pasada.
El valor agregado de la producción industrial mide el valor final de la producción, o el valor del total de la producción industrial menos la producción intermedia, como puede ser las materias primas o los costes laborales.
En variación intermensual, el crecimiento de la producción industrial creció un 0,66 por ciento en julio respecto al mes anterior, según el BNE.
Durante los siete primeros meses del año, el valor agregado de la producción industrial aumentó un 10,1 por ciento.
El crecimiento del valor agregado de la industria pesada sumó un 8,8 por ciento en julio, mientras que la cifra fue del 10,1 por ciento para la industria ligera.
Las empresas estatales, de fondos extranjeros y las mixtas contribuyeron en julio con incrementos interanuales del 4,8, el 5,3 y el 10,9 por ciento, respectivamente.
Las regiones central y occidental del país superaron a las zonas costeras orientales en términos de desarrollo industrial, con aumentos del 10,7, el 10,3 y el 8,4 por ciento, respectivamente.
Según datos del BNE, la producción de automóviles subió el 12,3 por ciento, con unos 1,49 millones de unidades, la generación eléctrica creció el 2,1 por ciento hasta llegar a los 435.100 millones de kilovatios/hora, y la producción de crudo refinado llegó a los 37,6 millones de toneladas métricas, un aumento del 1,1 por ciento.

Aumentan 8,2% ventas de autos de China en julio
Las ventas de autos en China registraon un aumento interanual del 8,16 por ciento en julio con 1,38 millones de vehículos vendidos, pero descendieron en comparación con el 9,9 por ciento registrado en junio, informó hoy jueves la Asociación de Manufactureros Automovilísticos de China.
La producción llegó a 1,44 millones de unidades en el mismo mes, un aumento interanual del 10,03 por ciento, agregó la asociación en un comunicado publicado en su página web.
Las ventas de autos de pasajeros totalizaron 1,12 millones de unidades en julio, un aumento interanual del 10,71 por ciento, mientras que la producción superó los 1,18 millones de unidades, un incremento interanual del 12,79 por ciento.
A su vez, las ventas de vehículos comerciales bajaron un 1,63 por ciento con sólo 259.200 unidades y, la producción descendió un 1,32 por ciento con 252.300 unidades en el mismo período.
La industria automovilística de China experimentó una vertiginosa expansión en 2009 y 2010, sobrepasando a los Estados Unidos como el mayor mercado de autos en cuanto a ventas en 2009, una tendencia que mantuvo el año siguiente, con un crecimiento del 32 por ciento, lo que supuso 18,06 millones de autos vendidos.
Sin embargo, el ritmo se desaceleró el año pasado debido a la ralentización económica y el vencimiento de políticas incentivadoras de la compra de autos.
La asociación previó en junio que las ventas de autos del país crecerían un 8 por ciento hasta llegar a los 20 millones de unidades durante este año, siempre y cuando la economía nacional recupere el dinamismo en el segundo semestre.
Durante los primeros siete meses, China vendió 10,98 millones de autos, un crecimiento interanual del 3,6 por ciento, mientras que la producción fue de 10,97 millones, un 4,8 por ciento más en comparación con el mismo periodo del año pasado.

Crece 20,4% inversión china en activos fijos urbanos en enero-julio
La inversión en activos fijos urbanos de China aumentó un 20,4 por ciento interanual hasta situarse en los 18,43 billones de yuanes (2,93 billones de dólares estadounidenses) en los siete primeros meses de 2012, informó hoy jueves el Buró Nacional de Estadísticas (BNE).
La tasa de crecimiento se mantuvo sin cambios comparada con la del primer semestre del año, según los datos dados a conocer por la BNE.
Durante el período entre enero y julio, la inversión privada en activos fijos subió un 25,5 por ciento para alcanzar los 11,45 billones de yuanes, lo que supuso una disminución de 0,3 puntos porcentuales en comparación con la cifra del primer semestre.
La inversión privada ocupó el 62,1 por ciento de la total, lo que representa la misma proporción de los primeros seis meses.
La inversión en el sector inmobiliario registró un crecimiento del 15,4 por ciento, hasta superar los 3,68 billones de yuanes, lo que supuso un descenso de 1,2 puntos porcentuales en comparación con los seis primeros meses de 2012.
Durante la primera mitad del año, la inversión en la industria primaria sumó 455.000 millones de yuanes, un 28,8 por ciento más, mientras que la financiación a la industria segundaria alcanzó los 8,29 billones de yuanes, una subida del 23,4 por ciento. Por su parte, la inversión en la industria de servicios creció un 17,7 por ciento, y alcanzó los 9,69 billones de yuanes.
La inversión en las regiones centrales de China registró el crecimiento más grande, un 25 por ciento, mientras que en las zonas oeste y el este del país, la cifra fue del 24,2 y 19,2 por ciento, respectivamente.
Frente al impacto de la desaceleración económica, algunos gobiernos locales de China han puesto en marcha recientemente varios planes de grandes inversiones para promover el crecimiento.
Changsha, la capital de la provincia central china de Hunan, desveló su propio plan de inversiones en julio. Según el documento, Changsha destinará 829.200 millones de yuanes a 195 proyectos, que incluyen la construcción de un aeropuerto y varios centros de exhibición, así como la renovación de las zonas antiguas.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.