jueves, 2 de agosto de 2012

Panorama económico de Francia

PL

Numerosas empresas francesas evaden pagos a seguridad social / Hogares franceses afectados por tarifas retroactivas de gas.

Numerosas empresas francesas evaden pagos a seguridad social
Más de siete por ciento de las empresas francesas falsifican sus datos laborales con el objetivo de evadir impuestos, según un estudio de la Agencia Central de Organismos de la Seguridad Social (Acoss), publicado hoy en París.
De acuerdo con la investigación realizada por la Acoss, 7,3 por ciento de las compañías cometen fraude al no declarar la totalidad de sus empleados, las horas suplementarias o las labores nocturnas.
Los sectores que más recurren al trabajo no declarado son los hoteles, cafés y restaurantes, seguidos por el comercio minorista y los salones de belleza.
Allí es más fácil evadir las normas porque los controles no se realizan los fines de semana o en horas muy tempranas, período en el cual es mayor la cantidad de trabajadores ilegales.
Según la agencia los jóvenes y las personas mayores de 60 años son los más afectados por este tipo de contratos, con los cuales las empresas evaden el fisco y el pago de la seguridad social.
El fenómeno se da en mayor medida en el Ile de France, que comprende a la capital y los departamentos aledaños, así como en las regiones de Bretaña y Normandía.

Hogares franceses afectados por tarifas retroactivas de gas
Por lo menos siete millones de hogares franceses tendrán que pagar una tarifa retroactiva de gas debido a la anulación de la congelación de los precios en el último trimestre de 2011.
El año pasado el entonces primer ministro François Fillon prohibió que entre los meses de octubre y diciembre se aumentaran los cobros de ese servicio, utilizado para la calefacción por muchas familias durante el período invernal.
La empresa Gaz de France (GDF), encargada de la importación y distribución del energético, presentó un recurso ante el Consejo de Estado para revertir esa decisión.
El 10 de julio esa entidad emitió un veredicto favorable a GDF y le otorgó la posibilidad de hacer el cobro retroactivo de la suma dejada de percibir, calculada en unos 290 millones de euros.
Como consecuencia, la dirección del consorcio anunció este jueves que comenzará a enviar las notificaciones a todos los consumidores registrados en ese período.
Ello significa que en la siguiente factura de gas habrá un recargo promedio de 40 euros, lo cual constituirá un duro golpe para los hogares con ingresos medios y bajos.
Además, GDF informó que en septiembre comenzará negociaciones con el actual gobierno para retomar la práctica de un aumento escalonado de las tarifas.
Francia debe importar el total del gas de uso doméstico e industrial consumido en Francia, lo que le obliga a depender de los altibajos de los mercados mundiales.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.