lunes, 27 de agosto de 2012

Siguen entregando áreas a firmas privadas: Más despidos en el ex Hospital Francés

Carlos Saglul (ACTA)

“Estamos igual que en los noventa. Continúan entregando áreas a empresas privadas. Al tiempo, como cierran sectores, que despiden gente”. Este es el cuadro que denunció en conferencia de prensa la comisión interna del ex Hospital Francés, hoy en manos del Pami.

Los trabajadores que el miércoles pasado se movilizaron con los jubilados de ATE, CTA y la Corriente Clasista y Combativa y otros sectores, para denunciar el vaciamiento, anunciaron la realización de un acto, para el miércoles próximo frente al nosocomio. David Garuti, titular de la Comisión Interna, habló con ACTA y llamo a los afiliados del Pami a defender su Hospital.

-¿Cuántos son los despidos?

Son 25 profesionales, tres trabajadores de sanidad y una enfermera. Ellos alegan como siempre el cierre de áreas. El hecho está enmarcado en un plan general de vaciamiento del hospital y privatización de las áreas a través de concesiones. Parece que el interventor, Luciano Di Cesare no escucha lo que dice la presidenta Kirchner sobre preservar los puestos de trabajo. O en todo caso, ya que es del riñón del oficialismo, habrá que pensar en hacer caso a aquel viejo consejo que dice “escucha lo que dicen pero no dejes de mirar lo que hacen".

-¿Cuántas son las áreas cerradas?

No funcionan dentro del Hospital Oftalmología, Psicopatología, Tomografía, Medicina Nuclear, Hemodinamia, Radioterapia y está cerrado el Hospital del Cid Campeador. Estamos funcionando con el 30 por ciento de la capacidad instalada.

Como los jubilados naturalmente optan por venir a tratarse aquí, ellos cierran las áreas para beneficiar al sector privado con el que hacen contratos para que se haga cargo de los servicios. Hay 90 camas disponibles y 140 que no se utilizan.

-Lo que pasó en Rosario es emblemático.

En esa ciudad el Pami tiene dos hospitales. Atendía 43 mil ancianos. Lo que hicieron fue entregarle 26 mil pacientes al sector privado. Es una política nacional, la continuidad de las políticas neoliberales de los noventa. Uno de los grandes problemas que tenemos es la falta de personal, pero no obstante eso, ellos siguen despidiendo.

-Hablemos de los pacientes, ¿el cuadro?

La mayoría de los ancianos que vienen cobra la mínima, es decir 1600 pesos. A muchos que cobran esa cifra, le descuentan la cuota correspondiente al prestamos que el Estado les realizó por no tener los años de aportes necesarios, al jubilarse. Vienen desnutridos, con sarna y enfermedades que son propias de la pobreza extrema.

Cuando uno los ve, no puede dejar de pensar que se terminó de pagar la deuda con los bonistas, el 80 por ciento de los cuales estaba en el exterior, pero adentro, en nuestros viejos todavía tenemos una deuda impaga, que cuestiona nuestra propia dignidad como sociedad. Ese también es el país real.

-¿Ustedes han iniciado un plan de lucha?

El miércoles pasado nos concentramos frente al Pami Central trabajadores y jubilados. Nos acompañaron los jubilados de la CTA, ATE, la Corriente Clasista y Combativa, Nora Cortiñas por las Madres de Plaza de Mayo-Línea fundadora, y varios legisladores, entre ellos Maria América Gonzélez, Alejandro Bodart. El miércoles que viene vamos a hacer un acto similar frente al ex Francés, hoy Hospital César Milstein, no sólo para exigir que se preserven los puestos de trabajo sino para pedir que se termine con la lenta entrega a manos privadas de los servicios.

Solicitamos además el pase a planta de 400 trabajadores, que se respete la antigüedad de los compañeros que veníamos trabajando en el nosocomio antes de la nacionalización lo que en algunos casos implica mas de cuatro mil pesos de diferencia con los sueldos actuales y que se cumpla el mismo horario laboral, que tienen el resto de los hospitales de la ciudad de Buenos Aires.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.