miércoles, 5 de septiembre de 2012

Ahmadineyad reconoce problemas económicos por sanciones de Occidente

RIA NOVOSTI (especial para ARGENPRESS.info)

El presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, reconoció que la economía de su país se enfrenta con determinados problemas a raíz de las sanciones impuestas por un grupo de países occidentales.

“Existen ciertos problemas en lo que respecta a la venta de petróleo, pero trataremos de darles solución”, dijo Ahmadineyad a la televisión estatal iraní, citado hoy por agencias.

Al propio tiempo, el presidente de la República Islámica se mostró convencido de que “el asunto petrolero será arreglado”, aunque eso llevará tiempo. “Tenemos el petróleo y el mundo lo necesita”, destacó.

Desde el 1 de julio de este año entró en vigencia el embargo petrolero impuesto por la Unión Europea contra la República Islámica como medida para persuadir al país persa a suspender su programa nuclear. Según los expertos, después de que la UE prohibiera la compra del crudo iraní, sus suministros al mercado mundial se redujeron un 40%.

Estados Unidos, Israel y varios países del Occidente sospechan que Irán desarrolla armas nucleares bajo cobertura de su programa de energía atómica. Teherán rechaza las acusaciones y afirma que su programa nuclear es pacífico y busca únicamente satisfacer la creciente demanda de energía eléctrica en el país.

Actualmente, Irán permanece sometido a cuatro resoluciones de sanciones del Consejo de Seguridad de la ONU así como a varias resoluciones unilaterales de algunos países y organismos internacionales que exigen que Irán garantice plena transparencia de su programa nuclear y demuestre su carácter pacífico.

Desde 2003, el “sexteto” (Estados Unidos, Rusia, Francia, Gran Bretaña, China y Alemania) y el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) exigen que Irán suspenda el programa de enriquecimiento de uranio que dificulta el control al régimen de no proliferación nuclear.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.