miércoles, 5 de septiembre de 2012

Colombia: ANNCOL y el proceso de paz

La redacción de ANNCOL reproduce abajo tanto el video del discurso de Timoleón Jiménez, máximo comandante de la guerrilla de las FARC-EP, como varios artículos publicados hoy que resumen lo más importante de la noticia oficial el día de hoy; el inicio de un proceso de paz entre las FARC-EP y el gobierno del presidente Juan Manuel Santos.
.

También anunciamos que la Agencia de Noticias Nueva Colombia (ANNCOL) abre sus columnas para que el sector popular pueda expresarse en forma libre y soberana y así ser partícipes en un proceso de paz que debe abarcar a todo el Pueblo de Colombia.

No nos engañemos; la paz ha tenido, tiene y tendrá enemigos en los sectores guerreristas tradicionales en Colombia. Todos sabemos donde se encuentran y qué clases sociales representan.


Pero ahí están también el Departamento de Estado, el Pentágono y el Comando Sur organismos al servicio del Imperio que han sostenido esta guerra desde hace medio siglo. Bien resumen los carteles en todo el territorio colombiano; “Plan Colombia pone las armas y Colombia los muertos”.

Si hay una verdadera voluntad de paz en los sectores de la oligarquía y el Poder Fáctico, lo veremos cuando comienza el proceso en el mes de octubre. ANNCOL por su parte, hará todo para aportar con su única arma; el periodismo con ética y principios, dando espacio para el debate y la “Batalla de las Ideas”.

Redacción ANNCOL

Video: http://youtu.be/Jh8ePSvli4s
Audio: https://www.box.com/s/apoblsm2g3aiu5hp7kpq


Video: El Comandante Timochenko (FARC) afirma que otra Colombia es posible
Video y trascripción parcial:
Timoleón Jiménez; “pese a tales señales las FARC-EP guardamos la aspiración de que el régimen no intenta repetir la misma trama del pasado”

Por Movimiento Bolivariano Suroccidente de Colombia
http://www.mbsuroccidentedecolombia.org/

“La paz es una noble y legítima aspiración que la insurgencia colombiana defiende desde hace ya medio siglo (...) Han transcurrido 10 años desde cuando Pastrana decidió echar en saco roto sus propósitos de paz (...) es claro que todo fue un ardid oficial para ganar tiempo, cuanta muerte y destrucción, cuanto dolor y lágrimas, cuanto luto y despojo inútiles, cuantas vidas y sonrisas cercenadas, para finalmente concluir que la salida no es la guerra sino el diálogo civilizado. Pueda ser que Colombia entera debe ponerse en pie para impedir que no suceda lo mismo esta vez, nuestra patria no merece esta guerra que declararon contra ella. Pero una década atrás no solo se vino sobre Colombia y su pueblo una espantosa embestida militar, paramilitar, judicial, económica, política y social, también cayeron sobre nosotros como aves de presa los propagandistas del régimen con su discurso difamatorio y venenoso (...) de qué estigma infamante no fuimos cubiertos quiénes hicimos frente a la guerra y la violencia desatada con frenesí desde el poder”

“El gobierno ha reiterado una y mil veces su inamovible decisión de no permitir ninguna de las que califica como 'concesiones en el terreno de la guerra', en su extraño parecer cualquier posibilidad de cese al fuego, tregua, armisticio o despeje, únicamente contribuye a la creación de incentivos perversos (...) pese a tales señales las FARC-EP guardamos la sincera aspiración de que el régimen no intenta repetir la misma trama del pasado (...)”

“La realidad nacional impondrá la voluntad de las grandes mayorías que necesitan la paz con justicia social. A un lado del camino deben quedar los firmantes de fabulosos contratos derivados de la guerra, los que encuentran en los grandes presupuestos de defensa un rápido camino al enriquecimiento, los que acrecientan velozmente sus propiedades e inversiones con base en el pillaje contra los indefensos. A la obsesiva e indolente posición de identificar la paz exclusivamente con la victoria, de alcanzarla mediante brutales operaciones militares y policiales de aniquilamiento, de conquistarla con base en devastadores bombardeos y ametrallamientos, de identificarla con la consagración de la impunidad para la arbitrariedad de sus agentes, de tejerla con millares de capturas masivas, allanamientos, persecuciones, desplazamientos, y toda clase de represiones contra la población colombiana que reclama sus derechos, de asimilarla a la aceleración las locomotoras de la infamia, resulta urgente enfrentar una concepción distinta, justa, realista y constructiva: una paz fundada en las transformaciones económicas, políticas y sociales necesarias para alcanzar el punto de equilibrio aceptable para todos, en la extirpación definitiva de las razones que alimentan la confrontación armada.”

“Aún se escuchan con fuerza voces oficiales que abiertamente persisten en la salida militar (...)”

“Es a los millones de víctimas de este régimen elitista y violento, a los afectados por sus políticas neoliberales de desangre, a los que sueñan con una democracia real en una patria amable en desarrollo y en paz, a quiénes corresponde jugar en adelante su rol protagónico por una nueva Colombia. A ellos estamos dirigiéndonos las FARC con nuestro corazón en la mano. (...) Se trata de luchar por profundas modificaciones del orden vigente.”

Timoleón Jiménez llama a la participación popular: “(...) la participación general del pueblo colombiano en las discusiones de paz, llamamos a Colombia entera a pronunciarse, a exigir su participación o a asumirla en las calles y carreteras (...)”

Timoleón Jiménez acerca de los militares: “Saben bien que la necesidad los ha impelido a jugarse la vida, que alimentan a sus familias con el miedo permanente a la muerte o a la invalidez, son colombianos del pueblo que aman la vida y sueñan con prolongarla, que sufren necesidades y ven a sus hijos crecer en medio de tan aciago panorama de incertidumbre social y violencia, no pueden querer esta guerra... habrá en su cúpula elementos guerreristas y ambiciosos, que se prestan a los más sucios propósitos, gentes como Rito Alejo del Río o Santoyo: penetrados hasta los tuétanos por las doctrinas imperiales de la 'seguridad nacional' que convierten en hongos a los hombres; pero también debe haber patriotas, militares honestos que se preguntan por qué razón las fuerzas armadas colombianas se encuentran al servicio de poderosas multinacionales que saquean las riquezas del país, por qué su papel se reduce a la intimidación, al aplastamiento de la población inconforme con las políticas antipatrióticas de gobiernos corruptos, que se cuestionan por su papel de garantes de un injusto orden de las cosas, que se indignan al ver comos sus altos mandos dan sumisos partes a generales extranjeros (...)”

“Haber llegado a la Habana es el resultado de (...) cada consigna pintada en una pared, de cada acto de masas (...) de la movilización campesina, de las arrolladoras marchas, de la protesta social, de la lucha contra las fumigaciones, de los paros y huelgas contra el gran capital transnacional, de todos esos encuentros de mujeres, de artistas, de estudiantes y jóvenes(...) Semejante torrente ya no podrá detenerse, estamos seguros de que seguirá creciendo y se llevará por delante los planes imperiales, los aviones cazas, los tanques de guerra, los infernales desembarcos, los batallones de combate terrestre, los brutales escuadrones anti motines, los 'falsos positivos, las amenazas y los emplazamientos, el paramilitarismo, los pedantes jurisconsultos, la falsedad mediática, la politiquería rastrera, las políticas neoliberales.”

Chávez hace un llamado para acompañar proceso de paz que inicia en Colombia

Foto: Iván Márquez, del Secretariado de las FARC-EP, en su reunión en noviembre de 2007 con el presidente Hugo Chávez en Caracas. Fue un otro intento para crear puentes por la paz. Pero Uribe cerró todas las puertas.

El presidente de Venezuela escribió a través de su cuenta en Twitter, un mensaje en el que insta a apoyar a a Colombia durante el inicio del diálogo de paz con las FARC.

El Presidente de Venezuela, Hugo Chávez, hizo este martes un llamado a acompañar el proceso de diálogo que inició el Gobierno colombiano con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para acabar con el conflicto armado.

“Acompañemos a la hermana Colombia en sus esfuerzos por lograr la Paz! Ya lo dijo Simón Bolívar: “La Paz es mi puerto, la Paz es mi todo”, escribió el mandatario a través de su cuenta en Twiiter @chavezcandanga.

El mensaje lo envía luego que el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, anunciara la firma del “Acuerdo General para la Terminación del Conflicto”, entre el Gobierno y las FARC.

Santos agradeció a Venezuela por acompañarlos en este proceso, y a Cuba y a Noruega, “pues este acuerdo no hubiese sido posible sin ellos. Ellos actuarán como anfitriones y garantes”.

También agregó que las negociaciones de paz son una oportunidad porque Colombia y el mundo han cambiado. ”Hoy podemos hablar de paz porque estamos avanzando y porque el uso de la violencia es cosa del pasado y ningún país de la región lo tolera”, añadió.

Cuba expresa que tiene un compromiso histórico con la paz en Colombia
http://www.telesurtv.net/articulos/2012/09/04/cuba-expresa-que-tiene-un-compromiso-historico-con-la-paz-en-colombia-5368.html

A través de un comunicado de la cancillería, la nación caribeña confirmó este martes el inicio del diálogo de paz entre el Gobierno de Colombia y las FARC para acabar con 50 años de conflicto armado en esa nación suramericana, y se ofreció para continuar prestando su ayuda solidaria a favor de este esfuerzo.

Cuba confirmó este martes el inicio del diálogo de paz entre el Gobierno de Colombia y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para acabar con los más de 50 años de conflicto armado, y expresó que frente a esto tiene un compromiso histórico con la paz de la nación suramericana.

“La Revolución cubana tiene un compromiso histórico con la paz en Colombia y con los esfuerzos encaminados a poner fin al conflicto político, social y militar de ese país hermano de América Latina y el Caribe”, reza un comunicado divulgado por la cancillería de la isla caribeña.

El Ministerio explicó que las conversaciones exploratorias para llegar a lo que se celebrará a mediados de octubre, iniciaron este año en La Habana desde el 23 de febrero y que en esos encuentros ambas partes declararon que “se ha abierto un proceso de diálogo comprometido con la paz y con la solución del conflicto histórico en Colombia”.

De acuerdo con el texto, Cuba respalda la iniciativa, “consciente de la importancia que tiene para el pueblo colombiano y de su trascendencia para América Latina y el Caribe”.

“El Gobierno cubano ha brindado su colaboración y apoyo para celebrar conversaciones exploratorias conducentes a un proceso de paz, a la vez que ha participado como garante en las deliberaciones”, expresa el comunicado

Informó que se respetó celosamente el compromiso de confidencialidad acordado por las partes y que ha servido de garante, junto a los “Gobiernos de Noruega y de Venezuela, para el traslado a Cuba de representantes de las FARC-EP”.

En el documento se asegura que el Gobierno de Cuba ha hecho “esfuerzos discretos y constructivos para ayudar a la búsqueda de una solución negociada, respondiendo siempre a una solicitud de las partes involucradas y sin influir en lo más mínimo en sus respectivas posiciones”.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, confirmó este martes la firma de un acuerdo marco llamado Acuerdo General para la Terminación del Conflicto ”que establece una hoja de ruta para llegar a un acuerdo final que termine de una vez por todas esta violencia entre hijos de una misma nación”. En el documento no se prevé despeje alguno de territorio ni cese de operaciones militares.

En cadena nacional el mandatario afirmó que este acuerdo es diferente a otros a los que se ha llegado en el pasado y destacó que el Gobierno no hará concesiones de ningún tipo en el terreno militar, pues no se ha establecido despeje de territorio y afirmó que las operaciones militares continuarán con la misma o mayor efectividad.

Santos agregó que las negociaciones “se llevaron a cabo en La Habana con el acompañamiento de Cuba y Noruega después de año y medio de trabajos preparatorios. Se acordó la agenda del juego de un proceso que debe ser digno y debe ser eficaz”.

El proceso establece un acuerdo dividido en tres fases: la exploratoria, que estará enmarcada en sesiones de trabajo directas sin intermediarios y sin interrupciones y será la implementación de todo lo acordado con las correspondientes garantías.

En segundo término se establece proveer garantías para la oposición política del país y que se garantice la participación ciudadana y en tercer lugar la finalización del conflicto como tal, que se depongan las armas, y se permita la reintegración de las FARC a la vida civil.

Santos confirma acuerdo marco de paz sin cese de operaciones militares.


El presidente colombiano destacó que hoy Colombia puede hablar de paz porque las políticas de su Gobierno ha creado condiciones para la reconciliación nacional.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, confirmó este martes la firma de un acuerdo marco llamado Acuerdo General para la Terminación del Conflicto “que establece una hoja de ruta para llegar a un acuerdo final que termine de una vez por todas esta violencia entre hijos de una misma nación”. En el documento no se prevé despeje alguno de territorio ni cese de operaciones militares.

En cadena nacional el mandatario afirmó que este acuerdo es diferente a otros a los que se ha llegado en el pasado. Destacó que el Gobierno no hará concesiones de ningún tipo en el terreno militar, pues no se ha establecido despeje de territorio y afirmó que las operaciones militares continuarán con la misma o mayor efectividad.

Indicó que la solución del conflicto armado solo será posible si se siguen tres principios: Aprender de los errores del pasado para no repetirlos, cualquier proceso tiene que llevar al fin del conflicto y no a su prolongación y no ceder ni un milímetro del territorio nacional.

Santos agregó que las negociaciones “se llevaron a cabo en La Habana con el acompañamiento de Cuba y Noruega después de año y medio de trabajos preparatorios. Se acordó la agenda del juego de un proceso que debe ser digno y debe ser eficaz”.

Colombia ha cambiado

El Presidente expresó que las negociaciones de paz son una oportunidad porque Colombia y el mundo han cambiado. ”Hoy podemos hablar de paz porque estamos avanzando y porque el uso de la violencia es cosa del pasado y ningún país de la región lo tolera”, añadió.

Resaltó que “este acuerdo no es ya la paz, ni se trata de un acuerdo final, es una hoja de ruta que define los términos para llegar al final”.

Manifestó tener la convicción de que se está ante la oportunidad de terminar el conflicto y afirmó que “será un camino difícil, pero un camino que debe ser aprovechado por cualquier gobernante responsable, porque cientos de colombianos tienen un familiar que ha sido víctima de la violencia”.

Proceso comienza en octubre

Santos informó que el proceso de negociaciones comenzará en Oslo (capital de Noruega) el 15 de octubre próximo y luego continuarán en La Habana.

El mandatario colombiano agradeció a Noruega y Cuba, países donde se llevarán acabo las conversaciones. De igual manera, agradeció a Venezuela y Chile quienes serán acompañantes en los diálogos de paz.

Resaltó que el proceso establece un acuerdo dividido en tres fases: la exploratoria, estará enmarcada en sesiones de trabajo directas sin intermediarios y sin interrupciones y será la implementación de todo lo acordado con las correspondientes garantías.

El segundo punto de este plan de Paz “es proveer garantías para la oposición política del país y que se garantice la participación ciudadana, no solo normas, sino que sea una realidad, que quienes disientan lo hagan sin temor”.

El tercer punto “es la finalización del conflicto como tal, que se depongan las armas, y se permita la reintegración de las FARC a la vida civil junto a medidas del gobierno para el proceso de terminación del conflicto”.

“Gracias especiales a Cuba y a Noruega, pues este acuerdo no hubiese sido posible sin ellos. Ellos actuarán como anfitriones y garantes. Asimismo, agradecemos a las naciones de Venezuela y de Chile por su disposición permanente y apoyar este Plan de Paz. Venezuela y Chile serán acompañantes”.

El mandatario aseguró que “vamos a seguir comunicando los avances de este plan de Paz, manteniendo el carácter serio y discreto de las conversaciones”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.