martes, 18 de septiembre de 2012

Crece morosidad de créditos concedidos por banca española

PL

La morosidad de los créditos concedidos por la banca española a particulares y empresas alcanzó en julio pasado el 9,86 por ciento, anunció hoy en Madrid el Banco de España.

Según la entidad supervisora, los impagos, sobre todo de los préstamos inmobiliarios susceptibles de no ser devueltos, escalaron a 169 mil 330 millones de euros, es decir, un 9,86 por ciento del total, contra el 9,42 por ciento de junio y el 8,96 por ciento de mayo.

El incremento de la morosidad en julio -el porcentaje más elevado desde el inicio de la serie estadística, en 1962- se vio acompañado de una contracción de la cartera crediticia de la banca en casi 28 mil millones de euros, hasta los 1,71 billones de euros.

En un año, este indicador creció casi tres puntos porcentuales, ya que en julio de 2011 fue del 6,93 por ciento, lo cual confirma el deterioro del sector financiero español y la preocupación de los inversores y de los socios europeos.

Con este nuevo repunte de la mora, resultado de la crisis y de la subida incesante del desempleo, lo cual provoca que cada vez sean más las personas que no pueden afrontar sus deudas, suman ya 13 meses consecutivos de alza de este indicador de impagados.

De acuerdo con analistas, las entidades financieras se apresuran a aflorar sus préstamos impagados para poder sacarlos de sus balances y traspasarlos al llamado banco malo, sociedad gestora que concentrará los activos inmobiliarios tóxicos o problemáticos.

Cerca del 60 por ciento de los créditos dudosos proceden del denominado sector del ladrillo y el resto se reparte a partes iguales entre clientes particulares y empresas no inmobiliarias, precisaron los propios entendidos.

En junio pasado, España solicitó a la Unión Europea un rescate de hasta 100 mil millones de euros para sanear su deteriorado sistema bancario, con una alta exposición a los activos tóxicos tras el estallido en 2008 de la burbuja inmobiliaria.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.