jueves, 27 de septiembre de 2012

El kirchnerismo “compensa” a la patria inmobiliaria: Venta de tierras ferroviarias en la Ciudad de Buenos Aires

Marcelo Ramal (PRENSA OBRERA, especial para ARGENPRESS.info)

El gobierno kirchnerista acaba de anunciar una gigantesca enajenación de tierras públicas en la Ciudad. Por su alcance, sólo se compara con los negociados menemistas de Puerto Madero y del predio de la Rural.

La parte principal de esos terrenos y los de mayor valor -Liniers, Caballito y Palermo- serán objeto de “un concurso de desarrolladores inmobiliarios”. La evaluación estará a cargo de la Sociedad Central de Arquitectos, copada por los mayores lobbistas de la privatización del suelo en la Ciudad. La enajenación será realizada por una “sociedad anónima” que formarían la Anses y grupos privados.

Los predios de Barracas y Pompeya serán destinados a un megaplan de viviendas manejado por el Banco Hipotecario (Elsztain). Es la excusa para un remate a gran escala de tierras fiscales, cuya renta será acaparada por el banco privatizado.

El cuerpo de delegados del ferrocarril Sarmiento ha denunciado que tanto en los predios de Liniers como de Caballito funcionan instalaciones de reparación de vagones. La enajenación, por lo tanto, es otro paso en el vaciamiento ferroviario. No es cierto que los fondos de esas ventas serán destinados al soterramiento del Sarmiento. El decreto oficial sólo plantea que “deberá evaluarse la posibilidad de su reinversión en el financiamiento de las obras de soterramiento”. O sea que lo producido muy bien podría desviarse al sostenimiento de la deuda pública, como ocurre con la mayor parte del fondo de la Anses.

La venta de las tierras del Sarmiento viene precedida por la creación de la Agencia de Administración de Bienes del Estado, a imagen y semejanza de las porteñas Corporaciones Puerto Madero o del Sur. Es el preámbulo de una privatización por medio de decretos. A esta “agencia” han pasado también las tierras de la Isla Demarchi, receptáculo del Polo Audiovisual -en cuya erección también se ha anotado Elsztain, junto al grupo Constantini.

La política de Macri

Como los proyectos deberán pasar por la Legislatura para avalar el cambio de zonificación, el presidente del Banco Ciudad condicionó el voto del PRO a que se congele el traspaso de los depósitos judiciales de ese banco al Nación. Elsztain viene reclamando otro cambio de zonificación para el proyecto Santa María del Plata, una docena de megatorres a construirse frente a la Reserva Ecológica -en este caso con el aval del PRO y la oposición (hasta ahora) del kirchnerismo. ¿Estamos ante el escenario de un canje de favores? Por de pronto, con estos proyectos inmobiliarios, el kirchnerismo está compensando a los “desarrolladores”, en forma muy generosa, del cepo cambiario.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.