miércoles, 17 de octubre de 2012

Francia admite ayuda a opositores sirios

PL

Francia entregó alrededor de un millón y medio de euros a los opositores sirios desde el 31 de agosto pasado, según declaró hoy el ministro de Asuntos Exteriores, Laurent Fabius.

El financiamiento fue destinado a zonas en Alepo, Idlib, Homs, Deir Ezzor, Hama, Damas y Lattaquié, dijo el canciller en un encuentro con representantes de esos grupos y de organizaciones de unos 20 países.

Aunque según Fabius la ayuda es "esencialmente médica y humanitaria", el gobierno sirio acusó ante la Asamblea General de la ONU a varios países, entre ellos Francia, Estados Unidos y Qatar, de respaldar a las bandas que promueven la violencia.

"Bajo el pretexto de una intervención humanitaria, estos países interfieren en asuntos internos de los Estados e imponen sanciones económicas unilaterales que carecen de base moral y legal", expresó en la ONU Walid al Mualem, ministro sirio de Asuntos Exteriores.

Al Mualem consideró que las peticiones desde el exterior para que el presidente Bashar al Assad dimita constituyen una interferencia en los asuntos internos sirios y una violación de su soberanía.

En el encuentro de hoy en París, el canciller galo dijo que su país continuará las presiones en diversos foros internacionales y por medio de las sanciones en la Unión Europea (UE) para lograr la salida del poder del presidente Al Assad.

En poco más de un año, la UE ha aprobado 20 paquetes de sanciones contra el país árabe que afectan ya a 181 personas y 54 compañías e incluyen desde un embargo a las ventas de petróleo, la suspensión de créditos y de asistencia técnica, hasta el congelamiento de activos.

Como parte del cerco contra Siria, la UE acordó también la revisión de barcos y aviones para detectar supuestos trasiegos de armas.

El ministro francés de Relaciones Exteriores se sumó este miércoles a los países que acusan a Damasco de haber utilizado en los últimos meses bombas de racimo, una denuncia rechazada por las autoridades de la nación levantina.

El Comando General de las Fuerzas Armadas de Siria aclaró que no posee tales artefactos y que la divulgación de esas falsas informaciones forma parte de una campaña para "desvirtuar la actuación de grupos terroristas armados contra la población civil".

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.