miércoles, 14 de noviembre de 2012

Argentina, Mendoza: Denuncian la privatización encubierta del Instituto de Juegos

MDZOL

Empleados del Instituto y legisladores aseguran que las empresas privadas se quedan con muchas de las ganancias de los juegos tradicionales y el Casino. Aunque son empresas distintas, aseguran que en todas tiene alguna influencia el grupo Vila - Manzano.

El Instituto de Juegos y Casinos es una entidad autárquica, pero perteneciente al Estado. Sin embargo los trabajadores de esa institución denuncian la “privatización encubierta” del Instituto a través de distintas concesiones, tanto de los tragamonedas como de los juegos tradicionales como la quiniela y la Tómbola Combinada. Según aseguran, en base a las planillas de recaudación, las empresas privadas se quedan casi la mitad porción de las ganancias de los juegos, mientras que el Estado se queda con la otra porción, pero además debe pagar todos los costos.

Aunque las empresas son distintas, los empleados del Casino y también algunos legisladores apuntan a que todo va a parar a la misma caja: el grupo económico Vila Manzano, que no figura como titular de las firmas pero a quien le adjudican muchas de las maniobras que se han realizado en el Casino. La diputada provincial Patricia Gutiérrez denunció que ese grupo económico extorsiona para evitar las denuncias que recaen sobre los negocios que tienen con el Estado relacionados con el petróleo, la energía, la seguridad y el juego.

Según las planillas, las empresas privadas se quedaron con 11.205.007 pesos en octubre, mientras que el Estado se quedó con 16.383.218 pesos, dinero con el que debe pagar todos los costos, premios y demás obligaciones.

Uno de los negocios que denuncian tiene que ver con el manejo de la Tómbola Combinada, un juego relativamente nuevo y cuyo sorteo se televisa por Canal 7. Según las planillas a las que tuvo acceso MDZ, en octubre se recaudó un total de 3.600.750 pesos. De ese monto, 1.512.315 pesos se pagaron en premios, 540.112 pesos quedaron para el Estado y los agencieros se repartieron 432,090 pesos. Pero la sorpresa es que, según esa fuente, la concesionaria del servicio se quedó con 1.116.232 pesos. La explotación del servicio está a cargo de la UTE Delta Gráfica y LVA Entretenimientos. La diputada Patricia Gutiérrez asegura que todas esas firmas rinden cuenta antes Vila.

El otro negocio que denuncian es el de la quiniela, donde el Estado paga cifras considerables por el proceso de datos. En ese caso la empresa concesionaria es IVISA, que tiene el servicio desde hace varios años. Según las planillas de liquidación, en octubre se recaudaron 39.325.515 pesos en apuestas. De ese dinero, 20.863.501 pesos se pagaron en premios y las ganancias del Casino fueron de 11.344.728 pesos. La empresa IVISA se quedó con 7.078.592 pesos en carácter de comisión.

La tercera ventanilla de recaudación es más conocida: los tragamonedas del casino central y el polémico contrato con la empresa, que ha sido objeto de distintas denuncias. Según aseguran, en octubre, por ejemplo, se obtuvieron por las máquinas beneficios totales por 7.508.564 pesos. Pero el Estado se quedó con 4.498.381 pesos y Mendoza Central Entretenimientos con 3.010.183 pesos, gracias a que le pagan el 40,09% de los beneficios y prontos le pagarán el 47%.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.