jueves, 15 de noviembre de 2012

Brasil envía a China nueva unidad de su cámara de alta resolución para satélites

XINHUA

El estatal Instituto Brasileño de Pesquisas Espaciales (INPE) envió a China una nueva unidad de la MUX, la primera cámara de alta resolución para satélites de vigilancia terrestre desarrollada y producida en el país.

La primera unidad de esta cámara fue enviada el año pasado para equipar el CBERS-3, el satélite que Brasil desarrolló conjuntamente con China y que ambos países planean lanzar en enero del próximo año.

La segunda cámara fue enviada esta semana para ser instalada en el CBERS-4, otro satélite conjunto cuya fecha de lanzamiento en 2014 aún no fue confirmada, informó hoy la empresa privada Opto Eletronica, que se adjudicó una licitación del INPE para desarrollar y construir el equipo.

Según esta empresa, tan sólo siete países (Estados Unidos, Francia, Rusia, India, Japón, China e Israel) dominan la tecnología necesaria para construir una cámara con esta capacidad.

La nueva cámara, bautizada como MUX FM2 (multiespectral, flight model 2), está destinada a la vigilancia ambiental y de los recursos naturales.

Las imágenes de esta cámara de 120 kilos de peso también pueden ser usadas para vigilar incendios, minería ilegal, alteración de cursos de agua, ocupación urbana desordenada y tala de bosques, entre otros.

El equipo, que comenzó a ser proyectado en 2005 y cuenta con una resolución de 20 metros (puede enfocar una locomotora de tren desde el espacio) a más de 750 kilómetros de altitud, es una cámara Multi Espectral que registra imágenes en azul, verde, rojo e infrarrojo en franjas diferentes.

Esas bandas espectrales tienen funciones bien calibradas dependiendo del uso de sus imágenes para diferentes aplicaciones, principalmente para el control de los recursos hídricos y forestales.

La base con los lentes y el plano focal tiene 1,1 metros de largo por 0,55 metros de ancho y 0,80 centímetros de altura, sin contar la estructura y los diferentes sistemas (como térmico, electrónico y de blindaje).

El equipo posee paralelamente un módulo que controla el sistema de ajuste focal, el control térmico y otros sistemas auxiliares, y un tercer componente en el que la imagen es procesada y enviada a Tierra.

La cámara es una de los principales aportes tecnológicos de Brasil al Programa de Satélite Chino-Brasileño de Vigilancia Remota (CBERS), una iniciativa que ya le permitió a los dos países desarrollar y lanzar tres satélites para la vigilancia terrestre.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.