jueves, 15 de noviembre de 2012

Economía española cae 0,3 por ciento en tercer trimestre

PL

La economía española cayó 0,3 por ciento en el tercer trimestre de 2012 y continuó con su trayectoria de contracción iniciada hace un año, informó el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El Producto Interno Bruto (PIB) descendió 1,6 por ciento interanual en los meses de julio a septiembre de este año, una tasa superior en dos décimas al -1,4 por ciento revisado en el trimestre anterior (-1,3 por ciento anunciado originalmente).

En términos intertrimestrales, el PIB cayó 0,3 por ciento frente a un retroceso de 0,4 por ciento en los meses de abril a junio, confirmó la oficina estadística española, como ya había adelantado el pasado 30 de octubre.

La caída del consumo y el descenso de la inversión aceleraron el desplome interanual del PIB español hasta el 1,6 por ciento durante el tercer trimestre del año, en el que entró en vigor la subida del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA), del 18 al 21 por ciento.

Según los datos del INE, la demanda nacional (consumo e inversión) tuvo una aportación más negativa al PIB interanual, al pasar de 3,8 a cuatro puntos, en tanto que el sector exterior (exportaciones e importaciones) mantuvo su contribución positiva de 2,4 puntos.

Con la bajada registrada en el período julio-septiembre, la economía española encadena cinco trimestres consecutivos en línea descendente, con lo que vive su segunda recesión en tres años.

Cuarta economía de la zona euro y con casi seis millones de desempleados, España volvió a la recesión a finales de 2011 y registró en el primer trimestre de 2012 un retroceso del PIB de 0,3 por ciento.

En apenas 10 meses de gestión, el gobierno del derechista Partido Popular (PP) puso en marcha un duro programa de austeridad para ahorrar unos 150 mil millones de euros hasta 2014 y reducir su déficit público.

La semana pasada, la Unión Europea (UE) hizo añicos las previsiones económicas del Ejecutivo ibérico, al pronosticar una contracción de 1,4 por ciento del PIB en 2013, casi el triple de la estimación oficial.

En una actualización de sus proyecciones para la región, la Comisión Europea (CE, Ejecutivo comunitario) auguró un retroceso de la economía nacional de 1,4 por ciento del PIB, frente a la caída de 0,5 por ciento vaticinada por la administración de Mariano Rajoy.

Según los pronósticos de la CE, el PIB de España también sufrirá este año un descenso de 1,4 por ciento, y recién en 2014 prevé una recuperación, aunque esta será mucho más tímida (+0,8) que el crecimiento de 1,2 por ciento presagiado por el poder central.

Como parte del sombrío panorama perfilado para la cuarta economía de la Eurozona, Bruselas señaló que el déficit público de Madrid será de 6,4 por ciento en 2014, más del doble del 2,8 por ciento pactado con la UE por el Gobierno del PP.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.