miércoles, 14 de noviembre de 2012

Legitiman potencias occidentales agresión contra pueblo sirio

Luis Beaton (PL)

Estados Unidos, Francia, así como otros países occidentales y árabes reconocieron a la llamada Coalición Nacional para las Fuerzas de la Revolución y la Oposición Siria (Cnfros) como representante legítimo del pueblo sirio.

Resultado de maniobras para darle un disfraz creíble a la oposición al gobierno del presidente Bashar al-Assad, tras meses de fracasos en esos intentos, la acción trata de justificar los planes intervencionistas en esta nación, estimó en Damasco un diplomático.

Esta acción cierra el juego, los caminos al diálogo y a una solución pacífica, dijo el representante árabe que pidió el anonimato.

Creemos que el Cnfros es un representante fidedigno del pueblo sirio, que refleja el diverso grupo de corrientes, afirmó Mark Toner, segundo portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos.

Como parte de esa estrategia, la Liga Árabe también sostuvo una opinión similar y su secretario general, Nabil al Arabi, describió la decisión como "un rayo de esperanza".

Reino Unido, Francia y todos los aliados se montan en el carro de quienes son santificados y bendecidos como "representantes legítimos del pueblo sirio", tal vez algunos integrantes de grupos mercenarios y terroristas llegados a este país, estiman comentaristas políticos.

El nuevo grupo intentará lo que no pudo el Consejo Nacional Sirio (CNS) y -según algunos voceros-, aspira a finalizar las divisiones entre opositores, además de comprometerse a evitar negociaciones o el diálogo con las autoridades de este país hasta lograr su caída.

Uno de los más acérrimos enemigos del gobierno sirio, el presidente francés, François Hollande, reconoció al grupo y mantuvo abierta la entrega de armas a la oposición.

En una de sus primeras declaraciones, la estrenada coalición pidió armas a la comunidad internacional para ayudar a "los rebeldes" que combaten contra el pueblo sirio.

El jefe de la coalición opositora, Ahmad Moaz al Jatib, solicitó este martes en el Cairo armas adaptadas para que la rebelión pueda terminar con el presunto sufrimiento de los sirios y la efusión de sangre.

Por el lado contrario, Rusia renovó los llamados para favorecer el diálogo, que considera, al igual que China e Irán, la única opción para alcanzar la paz entre sirios, postura rechazada por los opositores, quienes exigen la salida del jefe de Estado.

En esa dirección, Irán convocó para el próximo domingo en Teherán, un "diálogo nacional" entre las partes en conflicto, a fin de favorecer una solución pacífica de la crisis.

Los pasos contra Siria, impulsados por Washington y sus aliados, pasan por alto que el único representante legítimo del pueblo sirio es el presidente Bashar al-Assad, reelegido en 2007 con el 97 por ciento del voto popular.

El vicecanciller sirio Faisal Al Mikdad, en lo que pude considerarse la primera reacción oficial sobre el caso, señaló que la nueva coalición constituye un proyecto estadounidense y catarí, utilizado por potencias extranjeras para destruir a Siria.

Creemos que la oposición está hecha fuera del país, instrumentada por Washington y Doha, ya que no creció dentro del pueblo y responde a los planes de intereses extranjeros contra Damasco y todo el Medio Oriente, subrayó.

Los actuales movimientos sobre la crisis en la nación levantina evidencian que Estados Unidos y sus aliados, padres de la oposición, cierran el camino al diálogo entre sirios y apuestan por la guerra.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.