viernes, 14 de diciembre de 2012

Cierre de prisión en Guantánamo enfrenta oposición en Senado Estados Unidos

PL

El compromiso del presidente Barack Obama de cerrar en su segundo mandato la prisión que mantiene en la ilegal base naval de Guantánamo, enfrenta hoy serias dificultades, por la oposición del Senado a esa medida.

Desde 2002, Washington mantiene un centro de internamiento en esa instalación militar ubicada en territorio cubano contra la voluntad del pueblo y gobierno de la isla caribeña.

Activistas que favorecen la clausura de dicha cárcel pidieron a la Casa Blanca que vete el proyecto de asignaciones de fondos al Departamento de Defensa, aprobado por el Senado y que impide de forma permanente la transferencia de los detenidos en Guantánamo hacia territorio norteamericano.

A finales de noviembre, la Cámara alta aprobó por votación de 54 a 41 una enmienda contenida en la mencionada legislación, y que fue presentada por la senadora republicana por Nueva Hampshire, Kelly Ayotte.

La Casa Blanca amenazó con vetar el proyecto legislativo completo, debido a las restricciones relacionadas con la prisión en Guantánamo, señaló el diario The Hill.

La organización Human Rights First, que aboga por la transferencia de los detenidos hacia territorio estadounidense, publicó una carta firmada por una treintena de militares retirados destinada a lograr que el Ejecutivo vete el proyecto aprobado en el Senado

Un informe publicado a finales de noviembre por la Oficina de Control Gubernamental (GAO, por sus siglas en inglés), anexa al Congreso de Estados Unidos, admitió la posibilidad del cierre del centro de detención, cuyo costo anual asciende a más de 114 millones de dólares.

De acuerdo con el texto, los 166 detenidos en Guantánamo pueden transferirse hacia 98 instalaciones que tiene el Buró Federal de Prisiones y otras seis del Departamento de Defensa, todas en territorio estadounidense.

Durante la campaña electoral para los comicios de 2008, Obama prometió cerrar la prisión, pero no lo hizo, posteriormente dispuso prohibir el uso de torturas en los interrogatorios y abrir la revisión de los expedientes de algunos presos de Guantánamo.

Existen numerosas denuncias sobre el empleo de técnicas crueles en esa instalación como la privación del sueño, encierros de los prisioneros desnudos en habitaciones con bajas temperaturas e interrogatorios extenuantes.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.