martes, 11 de diciembre de 2012

Reportan pérdida de casi 42 mil empleos en Francia

PL

Un total de 41 mil 700 puestos se perdieron en Francia en el sector asalariado durante el tercer trimestre de 2012, sobre todo entre los trabajadores temporales, la industria y la construcción, informó hoy una fuente oficial.

El Instituto Nacional de Estadísticas y Estudios Económicos (Insee) señaló que el mayor impacto ocurrió entre quienes tienen un contrato de tiempo parcial o con salario reducido, donde fueron suprimidos 31 mil 300 empleos.

Mientras, en la rama industrial desaparecieron entre julio y septiembre cinco mil 500 puestos y en la construcción la baja fue de dos mil 700, explicó el Insee.

La categoría de empleo asalariado comprende a todos los trabajadores contratados por un patrono privado o público, ya sea temporal o intemporal, que reciben un salario fijo cada mes y abarca en Francia a unos 16 millones de personas.

En esa cifra no están incluidos los comisionistas, trabajadores por cuenta propia, propietarios de pequeños negocios o profesionales particulares, cuyos ingresos dependen de sus ventas o servicios.

Las estadísticas del ministerio de Trabajo señalan que en el país el desempleo afecta al 10,6 por ciento de la población en edad laboral, es decir, más de tres millones 100 mil habitantes.

El gobierno del presidente François Hollande reconoció que ese indicador continuará aumentando por lo menos hasta finales del año próximo, cuando deben comenzar a rendir frutos los programas emprendidos recientemente para combatir ese fenómeno.

Figura entre ellos el denominado Empleos del Futuro, destinado a crear unos 150 mil puestos temporales para jóvenes de las áreas menos favorecidas, quienes recibirán facilidades encaminadas continuar su capacitación y lograr su inserción definitiva en el mercado del trabajo.

Otro plan se llama Contratos de Generación y consiste en dar estímulos fiscales a las empresas que contraten personal joven y mantengan a los antiguos trabajadores para utilizarlos como instructores.

Las principales organizaciones sindicales consideran insuficientes estas medidas debido a la magnitud del fenómeno y reclaman reformas más profundas, entre ellas, abandonar las políticas de austeridad.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.