viernes, 14 de diciembre de 2012

Rusia advierte de que el despliegue de Patriot en Turquía aumenta la tensión en Siria

RIA NOVOSTI (especial para ARGENPRESS.info)

El despliegue de misiles Patriot en la frontera de Turquía con Siria, aprobado por la OTAN en respuesta a una solicitud de Ankara, no favorece la solución política del conflicto, sino al contrario aumenta la tensión entre los dos países vecinos, declaró hoy el portavoz del Ministerio de Exteriores de Rusia, Alexandr Lukashévich.

“Hemos expresado preocupación por esta evolución de los hechos, por entender qua una mayor concentración de armas, máxime de este tipo, en la frontera y en el territorio de Turquía, no favorece la búsqueda de vías para una solución política, sino que, al contrario, aporta un elemento complementario de tensión”, advirtió.

Recordó que Rusia propuso establecer un contacto directo entre Ankara y Damasco en caso de emergencia, sobre todo a raíz de la situación en la frontera, iniciativa que fue aceptada por Siria y rechazada por Turquía.

“Lamentablemente, la falta de estas medidas de confianza dificulta la situación no sólo en la frontera”, expresó el diplomático ruso.

La OTAN aprobó el pasado 4 de diciembre la instalación de misiles Patriot en la frontera de Turquía con Siria solicitada por Ankara para protegerse frente a posibles ataques desde el país vecino. Aunque tanto el Gobierno turco, como el responsable aliado aseguraron que se trata de una medida defensiva, Rusia ya advirtió anteriormente de que este despliegue podía empeorar la situación y que con esta decisión la alianza se estaba implicando en el conflicto sirio.

Este viernes, el diario The New York Times informó que el secretario de Defensa de EEUU, Leon Panetta, dispuso enviar a Turquía dos baterías de Patriot y 400 soldados para su manejo. De esta forma, Ankara recibirá un total de seis baterías, incluidas las cuatro que llegarán de Alemania y Países Bajos.

Según medios turcos, los misiles se desplegarán en las provincias de Diyarbakir, Malatya y Gaziantep, en el sureste del país, y serán operados desde un centro de mando de la base de Ramstein, Alemania.

Turquía ya albergó varios sistemas Patriot en 1991 y 2003, durante sendas guerras de Irak, pero en aquellas ocasiones los misiles no se llegaron a usar.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.