viernes, 10 de febrero de 2012

¿Cómo orientar el ejercicio del poder revolucionario?

Homar Garcés (especial para ARGENPRESS.info)
Para muchos en el planeta, la revolución socialista representa un cambio radical de las relaciones de poder vigentes. No obstante, pocos son quienes asumen con convicción que tal revolución, al transformar las relaciones de poder, tendría que hacer lo propio respecto a la transformación radical de la sociedad en general. Generalmente, esto último se percibe como algo utópico, muy difícil de lograrse, dando por descontado que el pueblo no se hallará jamás preparado para ello, por lo que será preciso acometer algunas reformas bien intencionadas para satisfacer parcialmente las demandas y aspiraciones populares, lo cual implica reforzar las viejas estructuras del Estado que debiera abolirse para instaurar en su lugar otro con características completamente diferentes, tanto en lo que concierne a la soberanía como a la participación protagónica del pueblo.

Así, el ejercicio del poder revolucionario tendría que orientarse en todo momento al desmontaje del Estado burgués vigente, facilitando las condiciones objetivas para que el poder popular se convierta en el motor fundamental de los diferentes cambios políticos, sociales, culturales y económicos que deben implantarse, de manera que éste reafirme su condición política y revolucionaria con atributos constituyentes, confrontando la lógica y estructuras que sustentan dicho Estado. Esto exige que no exista ausencia de autonomía y de rebeldía por parte de los diferentes colectivos revolucionarios, articulados entre sí, pero cada uno luchando por consolidar la revolución socialista según su ámbito y perspectivas de lucha. En tal sentido, la revolución socialista debiera constituirse desde diversos centros de dirección colectiva, sin la verticalidad que muchas veces se impone creyendo que, de esta forma, se hace más eficiente la lucha revolucionaria, ignorando el papel esencial que deben cumplir en todo momento las asambleas populares a la hora de las decisiones y de la planificación. Esto no puede verse como simple concesión sino que debe marcar la evolución de todo proceso revolucionario si se aspira a su profundización y continuidad, una vía insoslayable para lograr la erradicación definitiva de los valores y de la ideología capitalistas-representativos imperantes.

Sin embargo, hay que señalar que sin una apropiada formación teórica revolucionaria -en constante verificación frente a la realidad circundante- esta aspiración resultará nula, a pesar de ponerse en vigencia leyes de todo tipo que estén determinadas por un alto contenido reivindicativo que hagan pensar que ello es el socialismo revolucionario. Esta última tarea revolucionaria es algo permanente respecto al ejercicio del poder revolucionario. Además, exige mucha crítica y autocrítica de parte de los revolucionarios, de modo que se imposibilite cualquier especie de dogmatismo que termine por inmovilizar toda iniciativa revolucionaria, alejando la posibilidad de derrocar la realidad creada según los intereses del capitalismo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Chile: “Los trabajadores no podemos dejar de lado la lucha política y nuestra opción de poder”

Andrés Figueroa Cornejo (especial para ARGENPRESS.info)

Entrevista con el Presidente de la Confederación de Gente de Mar, Jorge Bustos, a pocos días de la huelga nacional de los trabajadores portuarios de Chile.

A los 17 años ya era trabajador portuario; es padre de cinco hijos, dirigente sindical desde hace 12 vueltas al sol y está leyendo “Desde la rebelión popular a la sublevación imaginaria”. Jorge Bustos lidera la Federación de Trabajadores Portuarios de Valparaíso y la Confederación de Gente de Mar (Congemar), y en sus ratos libres se dedica a escribir artículos sobre la actualidad porteña con óptica crítica y desde los intereses profundos de la comunidad de la capital de la V Región, “porque los que producimos la riqueza, también debemos decir lo que pensamos. No es un privilegio de los que tienen más instrucción. Los trabajadores somos parte permanente de la sociedad y por lo tanto tenemos el deber de levantar nuestra voz cuando encontramos que algo anda tan mal como ahora”, y añade que “desde 1999, junto con el movimiento portuario, pensé que era posible reunir las demandas propias con los graves problemas de la ciudad, y el 14 de julio de ese año se empezó a escribir el relato que hoy ha tomado más fuerza, que es el de la defensa de nuestra ciudad y su castigada población”.
- La Unión Portuaria de Chile ha convocado a una huelga nacional del sector para el 15 y 16 de febrero próximos, ¿qué papel juega la Congemar que conduces?
“La Unión Portuaria es un clamor de los trabajadores mas concientes del país. En términos de insumos, la Congemar es la agrupación que ha aportado más a la discusión; y en términos orgánicos, los más avanzados son los trabajadores del Bío-Bío (VIII Región). Los aportes de la Congemar todavía no terminan de hacerse carne en el conjunto de los trabajadores, en todo caso. Tenemos el viejo problema de que aún no damos el salto del combate economicista de corto alcance, hacia la formalización del empleo. De todos modos, tengo muy claro que los procesos de maduración son colectivos. Uno lo que hace es escuchar y eso transformarlo en pelea política. La misión de una orgánica como la Confederación es poner los temas políticos en el tapete, discutir con el parlamento, con las universidades para ir generando conocimientos propios. Los “viejos” (manera en que afectuosamente se denominan entre sí los trabajadores y dirigentes sindicales en Chile) tienden a creer más en lo que dicen de nosotros los académicos, que a nosotros mismos.”
- ¿Cuáles son las problemáticas particulares de los portuarios de Valparaíso y V Región?
“El 2011 se realizó un estudio con la Universidad Católica de Valparaíso donde se encuestaron a 202 trabajadores y los resultados fueron los mismos que nosotros habíamos detectado hace años. Digamos que nos faltaba ese ‘blindaje de la academia’.
El informe concluye que las faenas portuarias deben ser consideradas “Trabajo Pesado” y que el daño previsional de los portuarios tiene que ser asumido por el Estado. Un punto aparte es la odiosa informalidad laboral que afecta a más del 90% de los trabajadores y que los transforma en parias del sistema.”
Industria portuaria: Territorio estratégico
- ¿Cuál es el lugar en la economía que ocupa la industria portuaria y los trabajadores que ustedes aglutinan?
“Somos trabajadores portuarios y trabajadores pesqueros. Evidentemente, nuestro sitio en la cadena de producción de servicios del comercio internacional es estratégico. Cuando los sindicatos lo entiendan, estaremos en condiciones de modificar el sistema económico del país.”
- ¿Cuántos trabajadores existen en el sector, y cuáles son sus condiciones salariales y laborales?
“A nivel nacional somos alrededor de 45 mil mujeres y hombres. El trabajo es informal, con turnos alternados de 7,5 hrs., sin tiempo para descansar las 8 hrs. diarias. La gente está expuesta a altas y bajísimas temperaturas, a los rayos ultravioletas, la contaminación acústica y polución. La encuesta que te mencioné arrojó la presencia de un síndrome que para nosotros es casi ‘natural’, y que se llama estrés permanente o crónico.”
- ¿Qué tasa de accidentabilidad sufren?
“Desde hace 10 años contamos un promedio de dos muertos anuales y los accidentes, como desmembramientos corporales, son comunes.”
Las asambleas mandan
- Ya hicieron un paro el 30 de enero, ¿cómo lo evalúas?
“Sin estar de acuerdo con el petitorio, creo que los viejos demostraron que están para cosas más grandes, en particular los de la VIII Región y algunos del norte del país. Estimo que la formalización del empleo y las pensiones para los mayores debieran ser parte del pliego nacional. Los compañeros han planteado avanzar a través del tema de los impuestos que nos cobran, y bueno, las asambleas son las que mandan.”
- ¿Habían hecho algo así antes?
“Sí, en 1999, pero también fue un movimiento economicista que al final terminó con un fraude entre dirigentes sindicales y autoridades de gobierno.”
La mecha: Impuestos injustos
-¿Cuáles son las causas de la huelga nacional del 15 y 16 de febrero?
“Se demanda la devolución de un impuesto a la renta que se cobra a los trabajadores “eventuales”, y que se le calcula como si los viejos trabajaran 30 turnos al mes, cuando la verdad es que la mayoría trabaja entre 10 y 18 turnos. ¡Es decir, pagamos más impuestos que la minería y las navieras en Chile!”
- ¿Hay alguna diferencia entre el trato de la Concertación y de Piñera respecto de sus demandas centrales?
“Ninguna. Sólo le cambiaron la cara al “macho”. Todo sigue igual y peor en algunos casos: la concentración de la industria en pocas manos y extranjeras más encima, y los ministros que creen que los barcos se estacionan. En fin, la misma ignorancia por parte del poder.”
“Aquí no se habla de la CUT”
- ¿Los trabajadores y sindicatos tienen derecho a plantearse políticamente, concepto distinto a ‘partidistamente’?
“Por supuesto. Creo que en ese sentido hemos abierto una puerta que nos permitirá avanzar más rápidamente. Los viejos están empezando a entender que se deben juntar las reivindicaciones de sus hijos con las nuestras. Y el rechazo a los políticos y a la vieja política es evidente.”
- Si existe una clara crisis de representatividad del sistema político tradicional, ¿les cabe a las fuerzas sociales tomar cartas en el asunto?
“Claro, pero falta pachorra y voluntad. Sin embargo, se están haciendo los esfuerzos para levantar una alternativa a la conducción política vieja, desde el mundo social.”
- ¿Y la Central Unitaria de Trabajadores (CUT)?
“No vale nada. Los acuerdos de su desprestigiada dirigencia para los portuarios son patéticos. Aquí no se habla de la CUT, así no sea por algún despistado que se cree político y que viene a ‘vender la pomada’.”
“El ‘purismo’ sólo retrasa la unidad necesaria”
- Las demandas económicas y laborales siempre tienen un techo. ¿Los trabajadores en general, deberían plantearse algún camino hacia la creación de una alternativa política propia?
“En eso estamos. Con miedos e incomprensiones, pero caminando en la discusión y llegando a consensos. Claramente los trabajadores no podemos seguir pensando en reivindicaciones corporativas y dejar de lado la lucha política y nuestra opción de poder; esto es, la justa necesidad de copar los espacios que esta restringida democracia nos permite. Lo importante es la decisión de ir a la disputa del poder.”
- ¿Con qué otros sectores sociales deberían ligarse los trabajadores?
“Si la estrategia es la toma del poder, la táctica es incluir a todos los que están en contra del sistema económico imperante; los que se han arrepentido de vender patria; los que quieren un mundo sustentable, los que luchan por la educación gratuita, salud para todos. El ‘purismo’ sólo retrasa el avance de la unidad necesaria.”
- En el 2012 se agudizará la crisis económica mundial. ¿Qué efectos puede tener en los portuarios y en los trabajadores en general si no ofrecen lucha?
“Habrá cambios en las formas de producción. Van a dejar fuera a los que tengan menos instrucción o que no fueron capaces de reciclarse, particularmente en el tema tecnológico. Es por eso que no sólo debemos concentrarnos en las ‘lucas’ (dinero), sino que también en el trabajo decente y por supuesto, en un retiro digno y justo.”

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Colombia: Las liberaciones de retenidos por parte de las FARC-EP

Ingrid Storgen

En los últimos años varios fueron los prisioneros políticos en manos de las FARC, movimiento en armas desde hace más de cinco décadas que se contrapone a los horrores que el Terrorismo de Estado extiende por la geografía colombiana.

Resulta altamente sugestivo que, por ejemplo, los guerrilleros y guerrilleras detenidos se denominen “prisioneros políticos”, mientras que los que apresa el movimiento guerrillero pasan a tener, para la gran prensa des informativa internacional el estatus de rehén.

Foto: Dos mil guerrilleros de las FARC entregaron 341 prisioneros de guerra en junio de 2001 a los representantes de la Cruz Roja Internacional en la región de Macarena. Los soldados y policías habían sido capturados todos en combate con la guerrilla. / Autor: ALVÁN

Más allá de lo semántico nos detendremos a hablar de la liberación de prisioneros que la organización insurgente viene realizando hace años y de la que poco se habla y cuando se hace se trata de minimizar si no directamente de denostar. Vale tener en cuenta que dichas liberaciones fueron realizadas de manera unilateral.

Desde el Estado Mayor de las FARC se vienen intentando diálogos con el sucesor del que fuera uno de los genocidas más fuertes que tuvo Colombia, Álvaro Uribe Vélez, hombre harto demostrado, con fuertes vínculos con el narcotráfico y el paramilitarismo.

Este sucesor, de nombre Juan Manuel Santos, quien mantiene la misma política genocida que el anterior (no dejemos de recordar que fuera ministro de defensa del precedente y quien impulsara la violación al territorio hermano de Ecuador con un operativo sin precedente donde cayera el Comandante Raúl Reyes y sus colaboradores inmediatos) haciendo gala de su tendencia terrorista, también, se niega a establecer esos diálogos propuestos por la guerrilla.

Se niega de la misma manera que rehúsa sentarse a conversar por un verdadero intercambio de prisioneros. No vale la pena a esta altura, detenerse a explicar que ese engendro de la politiquería colombiana, lo que pretende es seguir nutriéndose de esa guerra fratricida que se desarrolla hace tantas décadas y que representa un excelente medio de financiamiento económico.


La guerrilla ha liberado a varios prisioneros en su poder y todos gozando de muy buena salud, dando ejemplo de acción política no imitada por el poder colombiano, sino todo lo contrario ya que en los últimos días han muerto dos prisioneros guerrilleros en las cárceles del Estado (Todavía recuerdo a la liberada Ingrid Betancourt cuando bajó del avión con el símbolo de la Cruz Roja, peinada y rozagante como salida de un salón de belleza en el interior de la selva…)

Foto: Pocas semanas después del engaño a la Cruz Roja y la traición por dos medios mandos de las FARC, la señora Betancourt se bañaba bien "llenita" en el Mediterráneo francés con su "amigo", también "llenito".

Esta cerrazón presidencial no hace sino demostrar que la guerra no debe cesar, al menos según el criterio del gobierno. Los gestos políticos cuando son unilaterales, dejan muy mal parada a la otra parte, la obtusa, la que se niega a reconocer que los gravísimos problemas que vive Colombia sólo pueden ser resueltos políticamente.

No es echando nafta al fuego que las llamas dejarán de incendiar todo, sin embargo el señor Santos parece hacer gala de su patología pirómana.

No debería existir un solo preso político, lo más lógico sería que los diálogos se entablen pero no es ese el criterio de los gobernantes que dirigen ese país al norte del sur. Sin embargo la guerrilla está dando muestras de voluntad política aunque la retribución sea nada más ni nada menos que la descarga de toneladas de bombas de altísimo poder destructivo que estallan no sólo contra los actores de esa guerra infame, sino de todo el pueblo y el ecosistema colombiano.

Foto: Presos políticos de las FARC en la cárcel La Picota. Dos guerrilleros han muerto recientemente por la condición infrahumana que sufren 7500 presos políticos en Colombia.

Mientras la guerrilla va liberando prisioneros, en las cárceles colombianas continúan hacinados más de 7500 hombres y mujeres que reciben como “alimento” excrementos humanos, basura y comida en estado de descomposición. Entre esos prisioneros conviven niños de apenas dos añitos, que purgan la condena por el sueño, incumplido de momento, de sus madres.

Y hay también, en esas cárceles, muchos enfermos en estado de gravedad sin atención médica y sin acceso a medicinas.

Es muy bueno que la comunidad internacional analice qué significa en profundidad, que un grupo considerado “terrorista” devuelva a sus hogares a prisioneros en su poder, mientras el estado responde con falsos positivos, persecución, estigmatización, procesamiento y desapariciones que suceden a terribles torturas.

Es de esperar que ese simple análisis convenza al mundo donde se encuentran los verdaderos enemigos de la patria, los verdaderos terroristas.

En lo que a mí respecta, no me queda ninguna duda.

Foto: El Sistema penitenciario colombiano es construido y dibujado con la asesoría estadounidense. Las cárceles de "alta seguridad" es copiado. En la foto un preso en la "cárcel" de Guantánamo.

Enlace: ANNCOL http://anncolprov.blogspot.com/2012/02/dos-mil-guerrilleros-de-las-farc.html

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Ecuador: Lo que quieren es que nunca se dicte esa ley

Alberto Maldonado (especial para ARGENPRESS.info)

He leído y releído el proyecto de Ley de Comunicación y no encuentro nada que pueda preocuparnos, que pueda quitarnos el sueño. Hago una salvedad: que encuentro que se ha eliminado toda referencia a la Ley de Ejercicio del Periodista Profesional (R.O. 900 de Sbre 30/1975) y pregunto, a la Asamblea Nacional, o al asambleísta Mauro Andino, si aquello ¿significa que la Ley subsiste o no?.

Porque soy de los pocos (cada vez menos) que “echa una mirada” a los diarios del país, cada vez que puedo. Y “examino, no leo” el principal diario sipiano de Ecuador (El Comercio de Quito) pero no con el afán de enterarme de lo que ha pasado en el país, en la región, en el mundo. Lo reviso para enterarme que nuevo cuento le han inventado a Correa, a Morales, a Chávez, a la Cuba de Fidel y al mundo entero. ¡Es una forma de saber qué va bien y qué va mal!

Cuando publican, por ejemplo, que Libia “ha sido liberada” del coronel Kadaffi y su equipo de gobierno; pienso que es al revés; que ese país fue brutalmente atacado y ocupado por fuerzas mercenarias. Leo y escucho, que hay más de cinco mil muertos, en Siria, y estimo que los mercenarios que están actuando en ese país, están cumpliendo su función “occidental y cristiana” y que tarde o temprano, si no se hace algo, Israel, Estados Unidos y los imperitos, atacarán a Siria para irse contra Irán.

Leo que tal escuelita no ha sido remodelada y que siguen las situaciones de antaño; y pienso que, seguramente el contratista de la obra, ha quedado mal o se ha ido con la plata. O el autor de la nota informativa es un “compañerito (ta)” que todavía sueña con el retorno de los viejos tiempos. Y si la información es a favor del diario El Universo (como casi todos los días) pienso que al fin el juez Paredes y los Ministros Jueces, que ratificaron la sentencia, le perdieron el miedo a la gran prensa y están cumpliendo con sus tareas, sin temor ni favor. Y así, por el estilo.

Me da mucha pena de la Unión Nacional de Periodistas (UNP) otrora gloriosa y práctica. Y me dan muchísima pena algunos colegios de periodistas (por ejemplo, el de Pichincha) ahora dedicados a hacer lo que el patrón manda; y donde manda patrón, marinero no manda (así rezaba una antigua publicidad comercial) Ni tan siquiera hay lugar al debate, a la discusión.

Por si alguien pregunte que por qué digo que me dan pena, porque a la UNP, que era sumamente patronal (dependiente de El Comercio de Quito) logramos rescatarla para los periodistas - periodistas, allá por los años 60 del siglo pasado. Desde entonces, fue condenada a la marginación más absoluta. Más todavía cuando la UNP fue la patrocinadora de la Ley de Ejercicio del Periodistas Profesional (sbre 30/1975) que no fue del gusto de los empresarios de la comunicación, de esos que si no han hecho buenos, excelentes, negocios, han estado en cargos diplomáticos. Es cuestión de revisar los grandes periódicos del país (ahora, revisar los videos) y se descubrirá, desde entonces, al año 2011, en que la UNP vuelve a aparecer defendiendo a los patronos; y los patronos hasta le han dado espacios de un acto que se han premiado los unos a los otros. ¿Y los demás no contamos?

Ojalá, les dure. Lo mismo digo de los colegios de periodistas del país, que junto con la Federación Nacional de Periodistas (FENAPE) deberían estar defendiendo esa Ley, que es su razón de ser y de existir. Porque, de lo contrario, ni siquiera existirían. La UNP, como club social, puede hacerlo mientras haya “paganines” que le paguen o le faciliten esos costosos y decidores cuartos de página. Pero, ¿los colegios? Los colegios de periodistas, igual que los colegios de otras profesiones, son nadie desde que el actual Presidente Correa descubrió (hace años, antes de llegar a Carondelet) que no había razón alguna para que estemos obligados a colegiarnos (previo el pago de una tarifa mensual) para poder ejercer la profesión. De lo que sé y de lo que se me ha informado, muchos colegios de profesionales redujeron notablemente sus actividades, no tanto por falta de las cuotas mensuales, cuanto porque se redujeron notablemente los quijotes dispuestos a sacrificar tiempo, dinero y hasta amistades, por cumplir con su deber.

Vuelvo al asunto Ley de Comunicación. He leído y releído las 12 preocupaciones que publica El Comercio sobre este proyecto de Ley. Y, salvado que esté ciego total, no encuentro en los 12 puntos, algo preocupante. Desde luego, la preocupación sipiana se reduce a supuestos y dudas. Y, de acuerdo a jurisperitos duchos en asuntos constitucionales y legales, ninguna ley, ninguna constitución, en los países del mundo entero, se podrían dictar si de supuestos y dudas, se trataría. Dicen los entendidos que, en la práctica, no hay ley o precepto constitucional, que no genere dudas, supuestos, en los grupos que desde ya se sienten perjudicados por el mandato legal.

Olvidan (o tratan de que olvidemos) que es vieja tesis de la SIP-CIA, de los grupos de diarios de América, de Fundamedios y de los asambleístas “mediáticos” (Montúfar, Páez, Tibán, Cobo, Pinoargote, etc.) y de cuantos están en ese lado, que, en comunicación “la mejor ley es la que no existe” Lo cual se traduce al esquema jurídico de la oposición, algo contrario a los más elementales principios universales del derecho: que todos somos iguales ante la Ley, que no hay en un país (así sea el Ecuador) ni habitantes de primera, de segunda o de tercera categorías. Porque, en definitiva, lo que se busca es que no solamente los asambleístas sean impunes (inmunes totales, quise decir).

En Ecuador –por fortuna- tenemos (dese hace décadas) una legislación penal que sanciona, con penas de cárcel y/o de indemnizaciones, las faltas graves que puedan cometerse a través de un medio comunicacional. Esa legislación prevé que quien acusa, injuria o insulta, de cualquier manera o a través de un medio comunicacional, a otro ser humano (o a un conglomerado) y no puede probarlo, o por lo menos dar indicios ciertos de sus dichos, pues tiene que atenerse a la posibilidad de que sea enjuiciado y llevado a la cárcel y a pagar cuantiosas sumas de dinero.

Es verdad que, en décadas, estas disposiciones penales no han sido aplicadas sino en muy pocos casos. Y no ha sido porque los medios comunicacionales han respetado a los demás (solo la prensa amarilla daría margen a cualquier cantidad de reclamos) sino porque no todo agraviado está dispuesto o tiene los recursos suficientes para plantear un caso legal que puede durar años, que es susceptible de tres instancias; y que, a lo mejor queda en nada. No estoy seguro; pero, en años, no llegan a 10 los casos de esta naturaleza, que se han ventilado en los juzgados penales del Ecuador.

Lo cual, desde luego, no puede decirse que no se puede. Y es tan vigente esa ley que el caso del diario El Universo de Guayaquil (auto calificado del mayor diario nacional) y, hace contados días, el caso de Juan Carlos Calderón y Crhistian Zurita, se han ventilado precisamente de conformidad con esa ley. A propósito del señor Zurita, no conozco que sea un periodista profesional; si lo es, le ruego mis disculpas por el error. Pero, decía que los pocos casos que se han ventilado en Ecuador son de conformidad con esa legislación. De manera que los “verdaderos culpables” no son los que han utilizado (al fin) esos cuerpos legales sino aquellos que la dictaron, hace muchos años.

Y aquí, algo que corroe mi entendedera. De acuerdo con elementales signos de prudencia y buen entendimiento, los primeros que deberían estar porque se dicte una ley de comunicación, son los propios medios comunicacionales y sus muchachos (chas) estrella; puesto que, de esta manera, se quitarían de encima la posibilidad de que sean sentenciados a penas de cárcel y de indemnizaciones millonarias, si a alguien se le ocurre recurrir a tal ley. ¿O estoy equivocado? En el proyecto de Ley de Comunicación que se ha publicado, no se contempla cárcel sino pequeñas multas, por transgresiones comunicacionales.

Olvidaba algo que ya lo dije al principio: encuentro una sola observación; que el asambleísta Andino se olvidó de nosotros, los periodistas profesionales, y de que tenemos la Ley de Ejercicio Profesional del Periodista, que data de septiembre 30 de 1975. Nada, ninguna referencia, se dice en su texto. Al distinguido abogado riobambeño (que “se ha atrevido” a redactar tal texto) y a los asambleístas que actúan de buena fe, les digo que Ecuador es de los poquísimos (sino el único) que tiene una ley semejante; y que, desde hace décadas, el mismo sector privado (que tanto trina contra la Ley) se ha encargado de rescatar, como una profesión académica, la del periodista profesional. No me estoy refiriendo a los aficionados al periodismo que, cada vez y cuando, aparecen en escena, tras algún interés que defender, sino a quienes hemos hecho de la pluma una forma de vida y servimos al resto de ciudadanos, desde esta tribuna.

Y quiero, finalmente, aclararles que han sido, en especial, los grandes medios de comunicación (periódicos, revistas, canales de televisión, redes radiales, etc.) los principales transgresores de la Ley del Periodista Profesional y de este derecho. Y que bien harían, a más de actualizar dicha Ley, dar los elementos que permitan su aplicación plena. Solo así, se preservarían (no del todo) de los periodicazos y de las telenovelas baratas. De lo contrario, que los asambleístas sipianos o no, nos autoricen a recetar, firmar denuncias, etc. a todos los que, de una u otra manera, opinamos sobre otros asuntos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Recursos naturales: Entre Malvinas y la megaminería

Prof. Juan Carlos Sánchez (especial para ARGENPRESS.info)

Una convocatoria en la Casa Rosada para dar un anuncio sobre Malvinas concitó la atención de oficialistas y opositores. Todas y todos esperaban la palabra de la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner, luego de la firma del decreto que desclasificaba el Informe Rattenbach.

El discurso enfatizó sobre las Malvinas y sus circunstancias en lo histórico y en lo diplomático, al igual que la militarización de la zona austral por parte de Gran Bretaña. También se refirió a la creación de un Hospital de Salud Mental para los ex combatientes de Malvinas, algo que debería haberse hecho hace tiempo tras el suicidio, como afirmó la mandataria, de 439 ex combatientes. Sin dudas, fue una respuesta poco contundente a las bravuconadas inglesas. Ocurre que no existe la voluntad política de defender la soberanía con acciones precisas. Primero, el "capitalismo en serio" una vez más...
Definió la soberanía como la voluntad popular, al referirse al surgimiento de los gobiernos en el plano interno. Pero olvida que el soberano es el pueblo cuando se manifiesta contra la megaminería, de la misma manera que cuando emite su sufragio, como también que la defensa de los intereses nacionales, como parte integrante de la soberanía exterior, también necesita otras armas que, sin ser de la maquinaria bélica, permitan llegar al objetivo principal de limitar el avance inglés en el Atlántico Sur.
Más allá de la denuncia ante la ONU, cuyos efectos prácticos se van a limitar a lo declarativo, resulta necesario que se efectivicen medidas tendientes al control del capital británico en nuestro país. Es sabido que nuestra Patagonia está inundada de emprendimientos ingleses, como también parte de las petroleras también lo son en mayor o menor medida.
Y justificó su política de Estado acerca de Malvinas, porque "se están depredando nuestros recursos naturales, pesca y petróleo, sin ningún tipo de control ambiental que puede provocar"... "un verdadero caos ecológico en cualquier momento"; como también sostuvo, acerca del alcance estratégico de los recursos naturales, que "es también regional y global porque las grandes batallas del siglo XXI van a ser sobre los recursos naturales de nuestros pueblos. Y América latina, la América del Sur es una de las regiones más ricas del planeta, no solamente en recursos humanos, sino en recursos naturales, en agua y en todas las potencialidades que a diario se están descubriendo".
Pero no se advierte la misma posición, cuando se trata del accionar de las mineras en el Noroeste argentino. El pueblo tiene presente la foto con Peter Munk, CEO de Barrick Gold y los Gobernadores de las provincias mineras...
Catamarca y La Rioja en llamas.
En esta semana, una salvaje represión se desató en Belén y en Andalgalá, localidades de la Provincia de Catamarca, contra los vecinos que realizaban los bloqueos selectivos a Minera Alumbrera mientras también se detenía a los colegas Juan José Rodríguez, de Radio El Algarrobo y Sergio Fernández, de Radio FM Estación Sur, integrantes de la Red Nacional de Medios Alternativos (RNMA).
35 detenidos y numerosos heridos fue el saldo de un accionar conjunto entre la Policía provincial, la Gendarmería Nacional y las patotas promineras; entre cuyos integrantes, se encontraba Sauce González, Secretario de Minería de Andalgalá, según informó Radio El Algarrobo.
Primero, fue el Fiscal Landívar y ahora, el Fiscal Flores los que amparan y ordenan la represión a gusto de las empresas mineras. Díaz Fernández, el Secretario de Derechos Humanos provincial, ni siquiera acusó recibo de las denuncias contra la represión policial. Al igual que durante la dictadura, es derecho y humano...
Estos hechos pusieron negro sobre blanco al "Gobierno de los Derechos Humanos", como bien lo ha definido CORREPI, el mismo que avala los emprendimientos mineros y nada dijo sobre la represión en La Rioja. Menos dirá acerca de lo acontecido en Catamarca.
Los gobiernos de Beder Herrera, en La Rioja y de Corpacci, en Catamarca eligieron la vía represiva para obtener la mentada licencia social. Y no la podrán obtener porque la conciencia social sobre las nefastas consecuencias de la megaminería contaminante es muy fuerte. Otras teorías hacen suponer el aliento de la represión por parte del Gobernador Gioja, de San Juan, con el fin de erigirse en el garante de la actividad minera para obtener la participación de Osisko Mining Corporation y el resto de las mineras en su provincia. Nada alocado en el medio de una disputa económica a nivel provincial.
Entre el discurso y los hechos.
Si tanto le importara la cuestión de los recursos naturales al Gobierno Nacional, sin dudas, debería redefinir las políticas vigentes en materia minera que se heredaron del menemismo. Sucede que no solamente se trata de una cuestión impositiva, sino de la calidad de vida de los ciudadanos y habitantes de las provincias en las cuales se realizan las explotaciones mineras.
Si se sabe de la depredación de los recursos naturales sin ningún control ambiental, ¿cómo puede explicarse el impacto ambiental que sufren los vecinos de Andalgalá por la Minera Agua Rica? ¿Qué controles realizó el Estado?. Las consecuencias de la explotación están a la vista, perjudicando la vida actual y futura de las y los andalgalenses con el deterioro de la calidad del agua, lo que provocó dolores estomacales, diarrea, diarrea con fiebre y vómitos a quienes viven a 2 km. debajo del dique. Pero también sufrieron pérdidas económicas al morir los animales que criaban, como las cabras...
Con respecto a los Estudios de Impacto Ambiental, éstos fueron elaborados por consultoras vinculadas estrechamente a las mineras. En el caso andalgalense, fue efectuado por Rescan Environment Services Ltd. (1) y en su sitio web, puede advertirse que sus clientes también son las empresas mineras que operan en Chile, como Minera Escondida Ltda. o las que operan en la provincia de San Juan, como lo son la Compañia Minera del Pacifico y la Barrick Gold, a través de Barrick Sudamérica. Y ello nos lleva a una nueva pregunta, ¿porque no se realizan dichos estudios por parte de las Universidades Nacionales?. La respuesta es fácil. Debido al rechazo de los fondos que iban a otorgar las mineras, muchas de ellas no iban a dictaminar favorablemente.
Basta un ejemplo para dar cuenta de las nefastas consecuencias de la megaminería. Y ello está presente en la conciencia social de quienes habitan La Rioja, Catamarca, Tucumán y Mendoza. Así, encontramos la resistencia en Famatina, Provincia de La Rioja, donde la pueblada impidió que se instalara la Osisko Mining Corporation, pese a la represión sufrida; mientras que las y los catamarqueños fueron reprimidos ferozmente gracias a una policía y una justicia cómplice de las mineras.
Lo que también olvida el Gobierno Nacional es el caos ecológico imperante. Le guste o no, ya se advierten las consecuencias en aquellos emprendimientos mineros en Catamarca y en San Juan. En esta última provincia, inclusive, deben utilizar el agua según las necesidades de las mineras... O sea, cocinar, lavar y otros menesteres caseros según les venga en ganas para que Barrick Sudamérica pueda disponer del agua.
Los hechos siguen demostrando la alianza estratégica entre el Gobierno Nacional, los Gobiernos provinciales y las mineras, mientras los discursos falsos inundan la Casa Rosada bajo la fachada de una política de Estado sobre la cuestión Malvinas. La primera gran batalla por los recursos naturales es aquí y ahora. ¿El gobierno nacional y popular está a favor del pueblo o contra él?. Si como vienen afirmando varios funcionarios, desde el Vicepresidente Boudou al Secretario de Transporte Schiavi, están a favor del pueblo es hora de terminar con la megaminería contaminante.
Mientras tanto, los Gobernadores apuestan a campañas de difusión porque "el pueblo no sabe". Es decir, lo rebajan a la categoría de ignorantes. Mensajes de texto, propagandas varias y otras actividades pretenden "ilustrar" a la población, con la complicidad de las mineras, mientras amenazan a medios opositores, como la misma Radio El Algarrobo en Catamarca o se corta la conexión a internet a las radios en La Rioja.
Los pueblos vienen demostrando su rechazo. Y es hora de respetar la soberanía. La que emana de sus integrantes. No importa el colchón de votos, sino las públicas expresiones desde marchas a bloqueos selectivos.
Salvo, claro está, que el próximo paso sea judicializar y criminalizar como lo han hecho hasta el presente para continuar la depredación que afirman van a evitar, con la colaboración inestimable de policías y jueces que, una vez más, estarán al servicio de esa burguesía que solamente conoce el capital y no quiere conocer a la solidaridad.
Pero nadie debe olvidar que la resistencia popular se va a hacer escuchar a nivel nacional, porque la megaminería es un crimen de lesa humanidad aunque pretenda negarse dicha condición. La pueblada se acerca cada vez más a Buenos Aires, a pesar del ocultamiento de los multimedios, para defender la vida y el agua. No es poca cosa...

Nota:
1) El Resumen Ejecutivo puede leerse en http://www.aguarica.com.ar/content/download/270/1218/file/Resumen%20Ejecutivo.pdf

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Cianuro: Biología y minería del Agua

Dr. Medardo Avila Vázquez ( RED UNIVERSITARIA DE AMBIENTE Y SALUD, especial para ARGENPRESS.info)

El cianuro es un compuesto químico a base de carbono y nitrógeno, conocido desde hace varios cientos de años por sus propiedades biológicas tóxicas y su capacidad de unirse fuertemente a metales.

La megaminería o minería metalífera de gran escala lo utiliza para separar metales contenidos en piedra mineral donde se hallan disueltos en pequeños gránulos, en baja concentración, no en forma de “vetas”.

La técnica de lixiviación megaminera consiste en volar masas enormes de rocas, moler estas piedras hasta pulverizarlas, diluirlas en millones de litros de agua hasta que la piedra de la montaña queda reducida a un líquido barroso y someter a este a un lavado con cianuro de sodio.

El cianuro se comporta como un disolvente, tiene la capacidad de producir la elución de los metales desde la piedra mineral; después por flotación o precipitación se separa la parte que contiene el concentrado de metales, básicamente oro y plata; pero también cobre, molibdeno, titanio y otros metales de gran valor. El fluido con el concentrado de metales se transporta a través de mineraloductos hasta estaciones férreas o directamente a puertos con salida al exterior. El líquido sobrante, sometido al tratamiento con cianuro y que contiene mineral de piedra con restos de metales que no se separaron y cianuro ya utilizado, queda contenido en gigantescos “diques de colas” en las megaminas.

En promedio para extraer un gramo de oro (1 gr) es preciso pulverizar 4.000 kg (4 tn) de piedras y disolverlas con casi 4 kg (4.000 grs) de cianuro. Existen otros disolventes, pero el cianuro es el más barato y accesible para esta industria.

La toxicidad del cianuro

Las capacidades tóxicas del cianuro en organismos biológicos son muy poderosas. En las células animales bloquea la generación de energía, produciendo la muerte celular en pocos instantes. Las usinas de nuestras células, están en unos corpúsculos citoplasmáticos llamados mitocondrias, y generan energía en forma de ATP para que la célula realice su actividad normal: contraerse si es una fibra muscular del corazón o transmitir impulsos si es una neurona, etc. El cianuro bloquea la enzima citocromo oxidasa de las mitocondrias deteniendo la “respiración celular”; a pesar de contar con O2 y con sustratos energéticos, las células no pueden producir energía, su actividad se detiene y el organismo (protozoo, animal o humano) se muere.

Es el veneno “perfecto”, va directo al centro energético del organismo y lo bloquea instantáneamente; y las pocas personas que sobreviven al cianuro sufren déficit neurológicos irreversibles por la destrucción irreparable de neuronas.

El cianuro es muy hidrosoluble, es rápidamente asimilable por nuestro organismo, que está constituido básicamente por agua en un 75% a un 60% del peso (la cantidad de agua corporal es más alta en niños y desciende con la edad), por ello poca cantidad de este veneno puede producir lesiones severas o la muerte.

El cianuro de sodio utilizado en las megaminas es sólido, son gránulos que forman briquetas relativamente estables; la ingestión de 100 mgrs. es mortal, recordemos que un sobre de azúcar para café en el bar tiene 6000 mgrs. Este cianuro es muy reactivo y puede pasar a estado gaseoso formando el temible ácido cianhídrico que constituía en gas Ciclón B (de Bayer) utilizado en las cámaras de gas en el genocidio nazi.

En la catástrofe de Cromañón, en Buenos Aires, este gas se desprendió de la combustión del poliuretano del techo y mato instantáneamente a cientos de personas. A la exposición crónica de mínimas cantidades se la vincula a trastornos tiroideos y a alteraciones del metabolismo de la vitamina B12.

Los accidentes de los diques de colas de las mineras de cielo abierto se reportan en todo el mundo, contaminando las aguas de los ríos, matando a los peces, a las aves y a los animales que dependen de esa agua.

El agua para uso humano es un derecho fundamental y protegerla de su contaminación uno de los desafíos de nuestra sociedad. Se acepta como agua segura la que tiene hasta 0.2 gr. de cianuro en 1.000.000 de ml de agua (0.2 ppm), los diques de cola tienen más de 800 ppm de cianuro. El cianuro puede desactivarse oxidándose o por efecto de la luz solar, pero en esos diques estancos de aguas muy oscuras, el cianuro se concentra cada vez más y sumado al drenaje ácido que la explotación minera genera en la montaña, se convierte en una amenaza inaceptable para la naturaleza y la salud humana.

Es por estas razones que por Resolución del Parlamento Europeo, el 5 de mayo de 2010, se prohibió la minería de cianuro en toda Europa (ver: http://www.reduas.fcm.unc.edu.ar/prohibicion-general-del-uso-de-las-tecnologias-mineras-a-base-de-cianuro-en-la-union-europea/#more-752). Cabe citar también, que el mismo parlamento Europeo prohibió en 2009 las fumigaciones aéreas (ver: http://www.reduas.fcm.unc.edu.ar/avion-fumigador-provoco-un-desastre-en-guichon/).

Megaminería de cianuro y agricultura química con uso creciente de agroquímicos son las principales amenazas al ambiente y la salud humana en nuestro país, principalmente por la enorme y creciente cantidad de productos tóxicos que vierten al ambiente.

Debemos considerar que estos emprendimientos económicos, seguramente rentable para las transnacionales que los impulsan y sus socios políticos locales que los avalan y ocultan, no cuentan entre sus costos los daños ambientales y sanitarios que la población deberá afrontar en la actualidad y en el futuro.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina. No a la megaminería: Aumenta la represión, aumenta la resistencia

ACTA

Un total de 25 personas fueron demoradas el miércoles y luego liberadas durante el desalojo de un grupo de asambleístas que protestaban contra la minera Bajo la Alumbrera, en la localidad catamarqueña de Belén. A pesar de la represión, se mantienen los cortes y aumenta la resistencia y solidaridad en todo el país. Carta de Pérez Esquivel a la gobernadora de Catamarca.

Sergio Fernández, uno de los manifestantes liberados manifestó: "Llevábamos 20 días de protestas y el miércoles a la tarde el fiscal Flores, de la localidad de Belén, nos notificó que debíamos desbloquear la ruta, cuando nuestro bloqueo era selectivo, sólo al ingreso de insumos para la minera Bajo la Alumbrera".

Los manifestantes fueron demorados por 10 horas aproximadamente y se les inició una causa por averiguación de antecedentes.

En ese marco, el premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, le expresó a la gobernadora de Catamarca, Lucía Corpacci, su "preocupación" por la actuación de la Policía provincial en la protesta contra la minera Bajo la Alumbrera, tras nuevas detenciones de asambleístas.


A través de una carta dirigida a la mandataria kirchnerista, el titular de la Fundación Servicio Paz y Justicia remarcó que el accionar de las fuerzas de seguridad en los departamentos de Belén, Andalgalá y Santa María "contrarían normas elementales del derecho vigente al demorar ciudadanos y llevarlos a la comisaría para averiguar antecedentes sin razón que lo justifique".

Según denunciaron los asambleístas, la orden de desalojo dictada por el fiscal de turno estuvo "acompañada por la presencia de sectores pro mineros que fueron trasladados al corte por las empresas para provocar y agredir a los vecinos".

"En un evidente plan calculado de antemano entre la empresa minera y la justicia, sectores pro mineros fueron cortando distintos puntos de las rutas para evitar el traslado solidario de vecinos de distintos sectores al corte de Belén", indicó un comunicado de los asambleístas.

Tras el levantamiento de la interrupción en Belén, siguen los bloqueos en Tinogasta, Amaicha, Fuerte Quemado, Andalgalá y Famatina, en La Rioja.

Se moviliza la CTA San Juan

Los trabajadores y trabajadoras de la CTA San Juan se movilizaron ayer desde la Plaza 25 de Mayo a las 19 horas y recorrió los ministerios de Trabajo y Minería hasta el Centro Cìvico.

De la movilización participaron, junto a la CTA, a organizaciones sociales, ambientalistas, los pueblos originarios, representantes de Famatina, partidos políticos y concejales del Departamento de Albardón.

La movilización se realizó en defensa del agua y contra la minería metalífera, contra la megacementera en Pocito, contra la megaminería en la Cordillera de los Andes y para decirle No a la Ley Antiterrorista.

Nueva marcha contra el cianuro en Bariloche

Organizaciones sociales, ambientalistas, referentes políticos y de los pueblos originarios marcharon anteayer por el centro de la ciudad para rechazar la creación de una empresa de minería estatal anunciada por el gobierno rionegrino la semana pasada.

Bajo la consigna "La minería a cielo abierto es un crimen" integrantes de organizaciones ambientalistas, sindicales y no gubernamentales, de la comunidad mapuche, referentes políticos y vecinos partieron anoche desde el Centro Cívico para luego recorrer las calles del centro de la ciudad.

"No queremos al Estado asociado con esas empresas, lo queremos defendiendo el agua, el ambiente, y el futuro", explicaron desde la Organización Piuké.

En este marcho se difundió el acta constitutiva de la Regional de Asambleas Patagónicas por la Vida y el Territorio, que se conformó el pasado fin de semana en Lago Puelo. Las organizaciones se declararon en estado de movilización y asamblea permanente.

Jornada Nacional de Lucha frente a las represiones y detenciones ocurridas en Catamarca

La Unión de Asambleas Ciudadanas expresó en un comunicado que "Frente a las represiones sufridas por lxs compañerxs asambleístas de la “Asamblea No a la Mina en Famatina” de La Rioja, el lunes 6 de Febrero, con un saldo de más de 60 heridos; y las detenciones realizadas el pasado miércoles desde temprano en Catamarca a compañerxs ambientalistas de Andalgalá, Belén y de la Red Nacional de Medios Alternativos sin fundamentación alguna (sin olvidar de la impune aplicación de la Ley Antiterrorista realizada previamente) y luego a reprimir y a detener a compañeros que se encontraban sosteniendo el corte selectivo de Belén.

"A esto le sumamos la consiguiente persecución y amenazas por parte de la Policía Provincial y la patota de Alumbrera y de su nuevo proyecto Agua Rica, alzamos nuestra voz las organizaciones sociales, políticas, sindicales y culturales.

Por todo lo expuesto realizaron una movilización y escrache a la Casa de Catamarca en la ciudad autónoma de Buenos Aires . En Córdoba los asambleistas se reunieron pra expresar su solidaridad y repudio en el Patio Olmos de la ciudad mediterranea.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: Gobernadores petroleros y Nación reafirman la continuidad del saqueo de recursos hidrocarburíferos que explotan multinacionales

Marco Díaz Muñoz (COPENOA)

El gobernador de Salta Juna Manuel Urtubey firmó junto sus pares de provincias petroleras el Acuerdo Federal de los Hidrocarburos que exige, según los mandatarios firmantes que las petroleras multinacionales realicen mayor inversión y aumento de la producción.

Las demandas publicas realizadas por referentes especializados en hidrocarburos, organizaciones sociales y partidos políticos ubicados en la oposición, entre otros, sobre la desinversión de las multinacionales y la fuga al exterior de las guanacias millonarias por la explotación y venta de hidrocarburos del país, como la imperiosa necesidad de plantear la reestatización de los hidrocarburos y declararlos como bienes estratégicos, no fue contemplada por las provincias con recursos hidrocarburíferos y el Gobierno Nacional, confirmando el continuismo de la matriz económica neoliberal de la década infame de los 90, que desguazo y entrego las empresas petroleras administradas por el estado a multinacionales.

Nacionalización: Solo una cortina de humo

La posibilidad de nacionalizar los hidrocarburos, impulsada desde el Gobierno Nacional, ante la falta de combustible, desabastecimiento y desinversión que vienen realizando las empresa petroleras, que envían sus ganancias a las matrices centrales en el extranjero y el debate que se origino ante la posibilidad de reestatización, solo fue una cortina de humo, que alentó el nacionalismo, y que tenia como fin, renegociar la continuidad del saqueo en el país.

La Agencia de Noticias Copenoa reproduce el parte oficial, emitido desde la Secretaria de prensa de Salta, sobre el Acuerdo Federal de los Hidrocarburos.

Urtubey firmó el Acuerdo Federal de los Hidrocarburos que exige a las petroleras mayor inversión y aumento de la producción

“Los gobernadores de las provincias petroleras y las autoridades nacionales demandan a las empresas del sector hidrocarburífero incrementar la inversión y el nivel de producción, en consonancia con la mejora de la actividad económica registrada en el país durante los últimos años.

Las diez principales provincias productoras de petróleo protagonizaron un encuentro hoy en Buenos Aires, donde firmaron un acuerdo que pone en marcha mecanismos concretos para que las empresas petroleras aumenten la producción.

El pronunciamiento fue dado a conocer esta tarde luego de la reunión que mantuvieron en la Ciudad de Buenos Aires, los gobernadores que integran la OFEPHI, en la que también estuvieron presentes los ministros de Planificación, Julio De Vido y de Economía, Hernán Lorenzino.

Los gobernadores de las provincias petroleras y las autoridades nacionales salieron a exigir a las empresas del sector hidrocarburífero incrementar la inversión y el nivel de producción, en consonancia con la mejora de la actividad económica registrada en el país durante los últimos años.

En 15 días las provincias establecerán y comunicarán las inversiones mínimas necesarias para cumplir con las metas que maximicen los volúmenes de producción sustentable por yacimiento, precisando el equipamiento y personal necesario para alcanzar dicho objetivo.

El gobernador de Salta Juan Manuel Urtubey, dijo que "todas las provincias petroleras se encuentran alineadas con el Gobierno Nacional por una mayor producción de hidrocarburos, en una Argentina que crece y necesita inversión".

Urtubey explicó que el documento firmado por las provincias y el Gobierno nacional plantea la necesidad de bregar por una mayor producción y abastecimiento. “En Argentina hay una industria y un consumo que crece, y necesitamos fuertes inversiones, y lo que buscamos es que las empresas petroleras inviertan mucho más”.

El mandatario salteño sostuvo que las provincias petroleras que integran la OFEPHI (Formosa, Jujuy, Salta, Mendoza, La Pampa, Neuquén, Río Negro, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego) buscan una mayor inversión con la finalidad de mejorar y ampliar la producción de hidrocarburos.

Del encuentro tomaron parte los gobernadores de Salta, Juan Manuel Urtubey; de Chubut, Martín Buzzi; de Jujuy, Eduardo Fellner; de La Pampa, Mario Jorge; de Mendoza, Francisco Pérez; de Neuquén, Jorge Sapag; de Río Negro, Alberto Weretilneck; de Santa Cruz, Daniel Peralta, y de Tierra del Fuego, Fabiana Ríos”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Salta: Reprimen a desocupados cuando solicitaban reestatización del petróleo en Tartagal

Marco Díaz Muñoz (COPENOA)

Unos doscientos desocupados agrupados en la Unión de Trabajadores Desocupados de Gral. Mosconi y otras organizaciones sociales fueron reprimidos por un grupo de infantería de la provincia de Salta, cuando dirigentes populares se encontraban reunidos con funcionarios de gobierno de la Municipalidad de Tartagal, para establecer una mesa de consultas ante la posibilidad de la reestatización de los hidrocarburos en el país.

Para el ambientalista y dirigente social José “Pepino” Fernández, “esta nueva represión, se enmarca en la persecución que realiza el gobierno de Urtubey, sobre las organizaciones que encabezan el pedido de reestatización y denuncian negociados entre el gobernador salteño y las petroleras multinacionales”, Fernández agrega “La relación es tan directa que Rodolfo Urtubey, padre del gobernador Juan Manuel Urtubey es el apoderado de la Petrolera multinacional Pan American Energy".

La Agencia de Noticias Copenoa emite el video capturado por el periodista Julio Rojas Director del diario digital elimaginario.


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: Turbulencias ante el inicio de las nuevas negociaciones colectivas

Eduardo Lucita (LA ARENA)

El tiempo de las paritarias aparece contaminado por fuertes tensiones políticas. Las turbulencias de la CGT anticipan la inminente renovación de autoridades.

Recuperadas en el año 2004, las negociaciones colectivas anuales abarcan cada vez un mayor número de trabajadores y se han desenvuelto hasta ahora sin mayores dificultades. Sin embargo pocas veces como en el inicio de este año parecieran estar sometidas a una fuerte tensión política.

Luego de que durante la década de los '90 las negociaciones colectivas estuvieran prácticamente congeladas se han convertido año a año en el hecho catalizador del mundo laboral. El nivel de acuerdos se ha ido estabilizando año a año al alza, y las paritarias pueden ya considerarse no una excepción sino una práctica normal, institucionalizada.

Según los registros oficiales de los últimos años los acuerdos homologados por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, sean por rama de actividad o por empresa, cubren más del 70 por ciento de los trabajadores del sector privado y a un conjunto de colectivos de trabajadores del sector público. Así un dato no menor es que las convenciones colectivas alcanzan a poco más del 80 por ciento de los trabajadores en blanco.

Un horizonte turbulento

Sin embargo pareciera ser que este año no caerán de un cielo sereno. Hay varios aspectos que se combinan para marcar un derrotero no exento de turbulencias.

a) Si bien la tasa de ganancia de los grandes empresarios sigue siendo elevada, las patronales ya no encuentran las excepcionales condiciones de los primeros años de salida de la crisis (dólar muy alto, salarios deprimidos, alta capacidad instalada ociosa, condiciones para el autofinanciamiento), mientras que la situación mundial y el agotamiento de ciertas variables endógenas dan un marco diferente a la discusión.

b) Por otro lado el mayor nivel de actividad y de empleo formal ha fortalecido la capacidad de negociación de los sindicatos, mientras que los trabajadores en fábricas, talleres y lugares de trabajo, están expectantes no solo por no perder lo conquistado sino para seguir avanzando.

c) Por último luego de casi 10 años de una situación interna sin demasiados sobresaltos la CGT parece entrar en zona de turbulencias. Este año vencen los mandatos en la central obrera y deberá renovar sus autoridades. Por si fuera poco la actual confrontación con el gobierno, cuyo desenlace esta pendiente, parece haber agudizado diferencias al interior de la central obrera. Es claro que hay cuestiones estrictamente gremiales -la carta de la CGT a la presidenta es un verdadero pliego de reivindicaciones- pero también de diferencias políticas. No se puede ignorar que luego del discurso en la Unión Industrial la presidenta ha tomado un viraje pro-empresarial frente al cual la CGT jugaría un rol secundario.

La sumatoria de estas tendencias alimenta tanto la puja salarial como la disputa de poder, tanto al interior de la CGT como de ésta con el gobierno nacional

Están además las dos fracciones de la CTA, que si bien no pesan en la escena nacional cada una se apoya en un gremio tradicionalmente conflictivo: docentes y estatales, cuyos ingresos tienen que ver con el gasto público.

Paritarias y salarios

Desde que se reimplantaron las paritarias el salario real se ha recuperado. Para Javier Lindemboin, director del Ceped e investigador del Conicet, "con los cuestionados resultados del índice de precios al consumidor oficial, el salario real se habría duplicado en la primera década del siglo. Con datos provinciales (no privados) la mejora de la capacidad de compra del salario respecto de diciembre de 2001 es de apenas el diez por ciento". No obstante "esta mejora no contempla el aumento significativo de la productividad media".

Es que las paritarias se han centrado casi con exclusividad en los salarios directos. No solo no han tenido en cuenta la mayor productividad alcanzada sino que tampoco han incursionado demasiado en los aspectos que hacen a las condiciones en las cuales el trabajador vende su fuerza de trabajo.

Esto obedece a que las conducciones sindicales, y aún los propios trabajadores, han priorizado hasta ahora recuperar niveles salariales, lo que coincidía con la estrategia del gobierno de incentivar la demanda interna. Pero también debe verse que las patronales estuvieron estos años mucho más dispuestas -dentro de ciertos límites- a conceder incrementos salariales que a modificar las condiciones laborales impuestas en sucesivas reformas a la inflaciónn laboral durante la década del '90.

Salarios e inflación

Desde la intervención del Indec en los inicios del 2007 la evolución del índice de precios al consumidor es fuente de conflictos y controversias. Nadie se referencia en el indicador oficial y por otro lado hay numerosos indicadores elaborados en el sector privado. Lo que no hay dudas es que estamos frente a un proceso inflacionario, lo que no implica un desborde. La inflación actual está en el centro de las preocupaciones de los trabajadores y del gobierno. Para unos porque carcome sus salarios y para otros porque debilita la competitividad de la economía.

Luego de los fracasos del control de precios el gobierno parece decidirse ahora por operar sobre las expectativas inflacionarias tratando de contener los acuerdos, lo que técnicamente dicen los especialistas consiste en bajar la "nominalidad", esto es inducir a la baja los porcentuales de incremento de los salarios. De ahí el rumor que se fijaría un techo a las paritarias del 18 por ciento, ahora desmentido por la Presidenta que ha planteado que los aumentos deben estar relacionados con la rentabilidad empresaria, pero que opera como una referencia ineludible y supone que se aspira a un incremento promedio del orden del 20/22 por ciento.

Hasta ahora los convenios acordados superan esta media: aceiteros 25 por ciento (un mínimo de 6.200 pesos), textiles cerca del 28 por ciento. En las próximas semanas tiene que iniciarse la paritaria nacional docente (PND) que involucra a más de 900.000 trabajadores y suele operar como acuerdo testigo. Pero lo que en realidad define para los trabajadores es la letra chica de los acuerdos. Esto es, cuál es la base de cálculo en cada caso; si los aumentos son en porcentajes o sumas fijas o una combinación de ambos; si los porcentajes se acuerdan sobre los sueldos de convenio o sobre la remuneración efectiva y en otros sobre los básicos. Si son no remunerativos y luego se van absorbiendo escalonadamente. Si son escalonados, y a la vez si se acumulan o simplemente se suman. Muchas veces los porcentajes acumulados no es lo que efectivamente recibe el trabajador. Se trata de una estratagema patronal, con la anuencia sindical y el beneplácito del Ministerio de Trabajo para disminuir el impacto en el costo laboral empresario.

Qué hará la comisión

Un aspecto clave será lo que pase con el mínimo no imponible, que hace que hoy casi 1,5 millón de trabajadores afronte la irracionalidad de pagar impuestos porque se equipara el salario a la ganancia capitalista.

Como es conocido son los empresarios quienes remarcan los precios no los trabajadores y los salarios no son hoy una fuente de inflación, por el contrario si lo son las fuertes ganancias de los grandes empresarios y la insuficiencia de la inversión reproductiva.

¿La comisión interministerial que constituyó la Presidenta para darle una base técnica a las paritarias pondrá el eje en los costos reales, las ganancias y la productividad o solo mirará que el porcentaje de aumento salarial no supere cierto nivel preestablecido?

Eduardo Lucita es integrante del colectivo EDI (Economistas de Izquierda).

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Vivir en la frontera

Franco Armando (ACTA)

El siguiente comentario no esta escrito desde ningún paso fronterizo ni desde ningún tipo de accidente geográfico del país, sino que esta historia tiene que ver con la nuevas fronteras que nos quieren imponer.

Podríamos ser un nuevo accidente, pero esta vez no es geográfico sino político y social. Nuestro barrio esta ubicado al nordeste de la Reina del Plata, en donde no le damos la espalda al río y lo miramos de frente, donde los ojos de los pudientes nos miran desde lo alto de sus edificios, donde resistimos hace mas de 70 años, ahí estamos nosotros, en el barrio padre Carlos Mugica, la mítica Villa 31.

Al entrar y salir de nuestro barrio vemos que han cambiado los hombres que nos vigilan. En una especie de cambio de fichas de hombres de azul por hombres de verdes, como si se tratara de un gueto. Me hace recordar a la invasión yankee en México, donde a los invasores, por su vestimenta verde, los mexicanos les decían "green go", desde ese entonces el mote "gringo" es para los invasores.

No quiero decirles "green go" a nuestros gendarmes, pero es raro ver a personas de apariencia militar convivir en nuestros límites y que te digan por donde tenés que pasar. Es raro sentir que te cambian de fichas de azul por la verde. Es raro sentir que vivís en un lugar donde estos hombres de verde están cuidando a los demás ciudadanos de nosotros.

¿Que sentiría la clase media porteña si en la entrada de sus edificios estuvieran estos hombres con sus armas diciéndoles "por acá tienen que pasar" o si les revisaran sus mochilas al entrar a sus casa? ¿eso les brindaría mayor seguridad? Yo creo que no, porque de hecho en nuestros barrios sigue habiendo hambre, sigue habiendo droga y lo peor de todo es que sigue habiendo muerte. Esa muerte que en la mayoría de los casos es inexplicable, pero que lamentablemente hemos naturalizado.

Por eso hay que decir basta. Los problemas del pueblo se resuelven con el pueblo y no desde un escritorio cambiando fichitas de colores. Celebro que existan nuevos discursos desplegados en gobiernos y en diversos espacios sociales y políticos respecto de asociar la seguridad interior al desarrollo social, cultural, educativo y a la prevención. Pero no alcanza. La estigmatizaron continúa con nosotros. Sabemos que muchos vecinos trabajadores se sienten más seguros, y eso vale, pero en nuestros barrios seguimos privados de agua potable todo el año, de instalaciones eléctricas seguras y de viviendas dignas en la mayoría de los casos.

Nadie nos consultó si queremos a la Gendarmería en las puertas de nuestro barrio, no sabemos para que están. Tal vez sólo para mostrarle a la gente que viaja en los micros que salen de retiro que a los villeros lo tienen bien vigilados. No podemos permitir que nosotros seamos ciudadanos de segunda. Vivimos en la misma ciudad y eso, parece que les molesta, y mas aun que tengamos los mismos derechos que todos los demás argentinos.

Pienso en la Gendarmería y en la Prefectura vigilando nuestros barrios y me acuerdo de Judith y Marisol, dos adolescentes víctimas del gatillo fácil, en el caso de Judith en el año 2007 fue asesinada por la espalda por un gendarme, y en el caso de Marisol en el año 2009 asesinada por un prefecto. Eso no puede volver a suceder, porque las fuerzas de seguridad tienen que avanzar contra los delitos que matan a nuestros pibes. Contra los nichos del narcotráfico y explotación que se refugia en nuestros barrios, muchas veces con la protección y complicidad institucional de fuerzas vetustas.

Incorporar miles de gendarmes y prefectos en las zonas más sensibles de la ciudad y penetrar en las villas, sin una contundente decisión de avanzar contra los que tienen culpa de veras, es hacernos sentir que están ahí solo por los villeros. Los culpables de todo hecho, cohecho, los participes necesarios, los autores materiales, los cómplices, los victimarios, los tipificables desesperados por un juicio abreviado, ¿eso somos nosotros? ¡No!

Digamos basta a los espejitos de colores que nos quieren vender. nos pintan nuestras casa de colores para hacerlas mas pintorescas. Nos ponen a los hombres de verde para decir que los usuarios del transporte de larga distancia viajan seguros, es por eso que con el maquillaje no alcanza.

Las villas son muchos países coexistiendo en una cartografía abierta, sin medida, sin límites, que crecen por lo alto pero con fronteras bien determinadas por lo simbólico de una vigilancia que cerca al villero que fronteras adentro construye un mundo repleto de vidas y utopías con la posibilidad de imaginar otra vida comunitaria.

Ante la muerte la violencia interpersonal y la institucional nace con ganas todos los días al ritmo de cumbia y rock and rol, se mete por los pasillos sin pedir permiso ni ser requisada, el deseo de vivir en una ciudad que sea inclusiva, no en lo discursivo sino en el hecho practico de convivir con los porteños como vecinos de un mismo lugar en común. Superando las fronteras impuestas que sólo saben dibujar mundos pequeños y para pocos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Jorge Corsi: El otro Marqués

Alfredo Grande (APE)

.

“Puede haber sexualidad sin amor; pero no puede haber sexualidad con crueldad”
(aforismo implicado)

En 1999, Christopher Chabris y Daniel Simons, investigadores de la Universidad de Harvard, hicieron una experiencia a la vez simple y sobrecogedora. “Nuestros alumnos -dicen- consiguieron voluntarios a los que les presentaron un video de un partido de básquetbol: les pidieron que contaran la cantidad de pases que hacían los jugadores de blanco, pero que ignorasen los de los de negro. El video duraba menos de un minuto, e inmediatamente después de finalizado les preguntábamos cuántos habían contado. Debían observar el video atentamente y asegurarse de incluir en su cuenta tanto los pases aéreos como los de rebote”. Durante el video, una estudiante disfrazada de gorila entraba en la escena, se detenía entre los jugadores, miraba a cámara, levantaba el pulgar y se retiraba, luego de haber permanecido alrededor de nueve segundos en pantalla. Sin embargo, ¡la mitad de las personas estaba tan concentrada en los pases que no había visto el gorila! (extraído de un trabajo de Antonio Elio Brailovsky)

La experiencia que sirve de sustento a un interesante análisis de Brailovsky no podría haberse realizado en la Argentina de hoy. Hay especialistas en ciencias de la comunicación, politólogos, opinólogos, encuestólogos, que dedican las mejores horas a detectar gorilas. De ver ese video, con seguridad sólo hubieran detectado el gorila. En fin, cada experiencia sólo tiene conclusiones válidas dentro del territorio donde fue realizada. Pero que marca un tema trascendente: admitir la existencia, tanto en cada uno de nosotros, como en grupos y diversos colectivos, del escotoma. O sea: un punto ciego de su percepción. Aquello que no vemos por más que lo miremos. Freud señaló que los escotomas del psicoanalista son efecto de conflicto no resueltos. Y que impiden mirar, o escuchar, digamos percibir, en el otro aquello que en nosotros mismos no percibimos. ¿Tiene esto alguna importancia para nuestra vida cotidiana? Pienso que tiene mucha importancia, y que negar esa importancia puede ser la diferencia entre la vida y la muerte. Una víbora venenosa no es una lombriz grandota. Pero alguien que en toda su vida solo vio lombrices, puede confundirse fácilmente. Es necesario, sin embargo, insistir en que hay determinadas situaciones que favorecen que el escotoma pase inadvertido. La más importante: estar importante. Estar en una estructura jerárquica de poder donde nuestra mirada esté subordinada a lo que se autoriza a mirar. Desde ya, no siempre con normativas explícitas, claras, y verbales. Muchas veces es más una forma de ambientar el diálogo, una forma (tonos y gestos) que lo literal de un discurso, de una indicación, o de una pregunta. Si la madre nos muestra el dibujo que su hijo realizara, y con voz de taladro eléctrico nos pregunta: “¿no me vas a decir que no es una maravilla?”, la respuesta conciliadora será que iniciamos ya los trámites para llevar ese dibujo mamarracho a la categoría de, por lo menos, patrimonio cultural de la humanidad. El problema es cuando el taladro eléctrico de perforar tímpanos y cerebros lo usamos nosotros. La Academia es una estructura de poder. En el mejor de los casos, ese fundante es la ciencia. Pero sabemos desde la Reforma Universitaria de 1918, la lucha del Mayo francés de 1968, la lucha de los estudiantes chilenos de 2010, para citar sólo tres, que no siempre es el fundante que prevalece. Todo tipo de intereses, desde el prestigio hasta el dinero, atraviesan y a veces perforan, el fundante científico de la Academia. Pienso que Jorge Corsi se constituye en un analizador de lo que denomino el Escotoma Académico. La revelación de pertenecer, incluso ser el jefe, de una banda de pedófilos, nos dejó a todas y todos, aunque naturalmente no de la misma manera, con las vergüenzas al aire. Al menos, todas y todos los que se reconocen como “psi” y especialmente, los más cercanos a los temas del abuso sexual infantil, la pedofilia y el incesto. Me animo a sostener que nadie lo hubiera podido anticipar, ni siquiera en una bajísima probabilidad. Pero el escotoma siguió haciendo estragos luego de que la acusación se hiciera pública. Pasaron años antes de que en forma colectiva los profesionales psi pudieran discutir el tema. Brailovsky se lo cuestiona: “¿Qué nos pasa que tenemos los fenómenos más relevantes delante de los ojos y no los podemos ver? Las ciencias sociales, que someten todo a crítica ¿han hecho una mirada crítica sobre sí mismas?” Junto a la psicoanalista Marita Muller, coordinamos un Taller en el Segundo Congreso sobre Abuso Sexual para trabajar sobre las vivencias, sensaciones, ideas, que todas y todos teníamos desde el momento del conocimiento público de los delitos cometidos por Corsi. Fue muy importante escuchar el impacto emocional que esta situación había tenido, muy especialmente en sus discípulos y seguidores. Del “no lo podía creer”, hasta el profundo dolor de tener que pensarlo. Varios años fueron necesarios para conseguir armar este dispositivo. Lo que se observó como reacción inmediata fue el despegue instantáneo del tipo: “Corsi, me suena, pero conmigo nunca trabajó”, hasta la más fácil y cobarde: retirar sus libros de los estantes. Casi tan malo el remedio como la enfermedad. Los libros que Corsi escribió (los menos) y que compiló (los más) son la confesión de parte. En el grado máximo de implicación posible, el autor describe con la objetividad del científico lo que terminará realizando, con la plena subjetividad del psicópata. Es en esos textos donde están todas las claves que explican las conductas de Corsi, las mismas que no pudieron ser anticipadas por los escotomas de los más cercanos y los más lejanos. ¿Acaso todo puede ser anticipado? La función profética no tiene que ver con una certeza. Apenas con una probabilidad, pero justamente aquella que ni siquiera es considerada por la “buena gente”. Así cayó “Troya”, no una, sino muchas veces. Lo terrible es que siempre es necesaria la declaración de la víctima, como en el caso de la hija de Martins, y de Susana Trimarco, y de las madres de la plaza, y de las madres del dolor, para que alguien mire al victimario. El Victimario, como función y rol social, tiene siempre la cualidad del hombre invisible. Se lo ve tardíamente, y siempre por sus efectos. El Victimario invisibiliza su crueldad, que es la planificación sistemática del sufrimiento. No son actos espontáneos, reactivos, irracionales. Como la tortura, y se me impone el recuerdo de “El señor Galíndez” de Eduardo Pavlovsky, todo está planificado y jerárquicamente decidido. El Victimario tampoco espera para transformarse la luna llena. Todas las lunas le sirven, incluso algunos días de sol. Por eso sostengo que la impunidad es una premisa y no un efecto. Hay impunidad antes del delito, y cometido éste, se prolonga en la ausencia de castigo. O en el castigo a la víctima, porque el “por algo será” sigue cruzando con su manto de neblina hipócrita al cuerpo social. A diferencia del “divino marqués”, Corsi no terminará sus días en el Hospicio de Charenton. No sé cómo terminará sus días, ya que por científico no creo que goce de la popularidad que en su tiempo tuvo el “bambino” Veira. Solamente Gustavo Barros Schelotto tuvo la dignidad de enfrentarlo, y le costó su lugar en el club de la mitad más uno. Corsi libre, con un juicio abreviado, mientras Susana Trimarco esperó 10 años para que empiece el juicio por el secuestro y esclavitud sexual de su hija, nos hace profetizar con poco riesgo de error, que una vez más, el Victimario será condecorado. ¿Habrá que apelar a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, como lo hicieron Nora y Eduardo ante el asesinato impune de su hija Marcela Iglesias, cuando hace 16 años le cayó en la cabeza un ornamento en el Paseo de la Infanta? En la actualidad, ese Paseo tiene el nombre de Marcela. Pero esto no es justicia. Los nombres de todas las víctimas no son trueque para sostener la impunidad del Victimario. Habrá que terminar con lo que denomino “las vidas del privilegio”. Personas, organizaciones, ideas, linajes que tienen “fueros culturales especiales”. Una de las tantas formas de la divina impunidad. Solamente así la espantosa historia del “otro Marqués” habrá servido para algo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: Boletín Informativo de CORREPI

Más asesinatos en las cárceles / Con la nueva Ley Antiterrorista, más persecuciones a los luchadores / Nunca seremos eso / Inseguridad es la policía “de los DDHH” en las calles / La profundización del modelo para los explotados: Gatillo fácil y torturas / Procesados por defender los derechos de la naturaleza.

.

Más asesinatos en las cárceles
El 1º de enero, Sergio Benjamín Alegre Verón, de 35 años, fue asesinado a puñaladas en el penal de Urdampilleta. Tenía heridas de faca en su cuello y nuca que le provocaron la muerte. Su asesinato ocurrió en el pabellón de máxima seguridad, y fue oficialmente presentado como “pelea entre internos”. Este tipo de hechos son recurrentes en las cárceles de mala muerte y siempre implican la participación de los agentes penitenciarios, que “liberan la zona” o directamente mandan a sus propios sicarios a ejecutar algún “preso problemático”.
El 28 de enero, en la Unidad 46 de José León Suárez, Patricio Barros Cisneros, de 25 años, fue asesinado a golpes por agentes del servicio penitenciario cuando, en el horario de visitas, se acercó a pedir un lugar con mayor privacidad para estar con su esposa, quien está embarazada de 8 meses. En su presencia, y la de otros testigos, los penitenciarios Silva, Benítez, Maciel, "El Gallego", Luna y Chaparro, entre otros, le dieron una paliza tal, que lo mataron. Un rato más tarde, le dijeron a su esposa que Patricio se había suicidado, “golpeándose la cabeza contra una reja hasta morir”. Un tiempo antes, su hermano Diego había denunciado que los penitenciarios obligaban a los internos a salir a robar para ellos. No hay nada casual en este ataque.
Pero no sólo los agentes del servicio penitenciario protagonizaron este asesinato. El propio fiscal y las autoridades del Servicio Penitenciario Bonaerense también sostuvieron la descabellada versión del “suicidio”, a tal punto que, cuando un funcionario de la Defensoría General quiso aportarle los datos brindados por los testigos del apaleamiento que involucraban a los penitenciarios, el fiscal se negó a recibirlos.
A tan solo una semana de las reveladoras declaraciones del intendente kirchnerista de Villa Gobernador Gálvez, Pedro González, quien dijo que a los “delicuentes reincidentes (…) hay que cagarlos a palos, a trompadas, y después hablarles” y de la noticia de la represión en el penal de Corrientes que dejó como saldo más de 100 heridos, vemos la sistematicidad de las torturas y asesinatos en las cárceles, con la participación de todo el sistema penitenciario y judicial. Este sistema no busca “rehabilitar” o “reinsertar”, sino ejercer el control social sobre el pueblo y, claro, amparar a sus sicarios.

Con la nueva Ley Antiterrorista, más persecuciones a los luchadores
Cada vez son más duros los métodos de hostigamiento hacia los trabajadores organizados, por parte de la policía, jueces y fiscales; siempre a favor de los intereses de las empresas y los poderosos.
La semana pasada, en Santa María, Catamarca, nueve manifestantes antiminería que bloqueaban el paso a los camiones de la minera La Alumbrera, dejando pasar al resto de los vehículos, a los cuales les entregaban volantes explicando la gravedad del proyecto minero, fueron detenidos. Como no había, técnicamente, un “corte de ruta”, ya que sólo impedían el paso de los camiones de La Alumbrera, recurrieron a la siempre útil “averiguación de antecedentes”. Pero enseguida el fiscal resolvió que lo que los compañeros formaban parte de “una agrupación que tiene por objeto imponer sus ideas o combatir las ajenas por la fuerza o el temor”, y los imputó por el delito de prepotencia ideológica (art. 213 bis del código penal), norma creada por el gobierno radical de Illia, al que Perón subió la pena en su tercer gobierno, y que ahora el kirchnerismo ha declarado, en la última ley antiterrorista, delito federal. Los compañeros, aunque con la causa en trámite, fueron liberados, después de que organizaciones de todo el país (como el Frente Antirrepresivo de Mar del Plata, CORREPI, y otros integrantes del ENA) se comunicaran telefónicamente a la comisaría reclamando su soltura.
Desde Correpi, venimos denunciando el constante perfeccionamiento de las herramientas “legales” para perseguir a la militancia. Hemos dicho y escrito sobre la reiterada sanción de leyes “antiterroristas”, incluso con un informe especial en la revista Antirrepresivo (anterior a la sanción, en diciembre, de la octava de estas leyes). Se trata de normas para la represión de los luchadores, que equiparan al luchador con el terrorista y dan las más amplias libertades de interpretación a los jueces.
El mismo día de las detenciones en Catamarca, en Famatina, la Rioja, también había masivas movilizaciones contra la empresa Osisko, otra trasnacional minera. El pueblo riojano sabe, por más que los medios lo oculten, que es un proyecto que destruye completamente el ecosistema y genera gravísimos problemas en los cultivos, único sustento económico de muchos de los pobladores, además de la terrible contaminación del agua con químicos como el cianuro.
En La Rioja, gracias a la lucha popular y a la solidaridad de todo el país, se logró que el proyecto fuera suspendido, por ahora. Sin embargo, al mismo tiempo se dieron a conocer listas negras que la empresa confeccionó sobre los manifestantes, en un detallado trabajo de inteligencia, que caracteriza a los compañeros según su grado de compromiso con la lucha.
En Formosa también se agudiza la represión. Hace solo un par de semanas, en Villa Gral. Belgrano, Ermindo Penayo y su hermano, Marcial, militantes del Mocafor (Movimiento Campesino de Formosa) fueron detenidos en el terreno de su casa, por el supuesto hurto de ganado a la empresa ganadera Cabanella. Al negar los hechos falaces que les imputaban, fueron violentamente torturados. Marcial quedó en libertad, pero Ermindo siguió detenido por tres días en los que se lo siguió torturando violentamente, bajo amenaza de que si no firmaba su culpabilidad lo iban a “matar a golpes”. Los compañeros están ahora imputados en esta causa “armada” en su contra y en beneficio de la empresa Cabanella, que hace meses viene amedrentándolos para desalojarlos de sus tierras.
Finalmente, al cierre de este Boletín, nos estamos movilizando en repudio a la nueva represión y detenciones de activistas antiminería en Catamarca.

Nunca seremos eso
Un golpe de efecto local: la ministra Garré recibió a familiares de víctimas del gatillo fácil y se comprometió a no corporativizar ni a dejar impunes los crímenes.
Otra noticia de más elevada y sutil confección: Human Rights Watch (un organismo de derechos humanos a la yanqui) sostiene que la inseguridad ciudadana es la amenaza central para las jóvenes democracias latinoamericanas y recomienda a los estados, para afrontarla, que inviertan en más recursos (equipamiento y formación policial y militar).
La represión, en tanto política de estado, se legitima mediante el consenso, que aporta el consentimiento de la población para que aquella se lleve a cabo. Pero ese consentimiento no se da naturalmente, ese consenso se construye y se coopta.
Las agencias del estado, que día a día despliegan la violencia contra los sectores bien identificados de la sociedad (en general contra jóvenes pobres, marginalizados u organizados) disponen de un mecanismo de "aceptación", que ingeniosamente traduce sus crímenes cotidianos en "ejercicios rutinarios de la facultad institucional para preservar el orden y la paz social".
Lo gestual, lo comunicacional, la chapa de quien lo dice, cobra un valor fenomenal a la hora de convalidar esta política. Machacar con fraseología que apela al sentido común (que ellos mismos establecen) también.
El impacto en la subjetividad de quien, de otro modo, no convalidaría, es el ineludible paso previo al objetivo final. Que no es la verdad, si no su distorsión.
¿Cuántas veces escuchamos "Este gobierno no reprime" o "Es el gobierno de los derechos humanos", repetido hasta el cansancio por las voces del peronismo y progresismo filo K?
Como si la tercera parte de los muertos en la protesta social no hubiera acaecido en el mandato K o más de la mitad de muertos por el gatillo fácil y la tortura o detención les resultaran ajenos.
El Poder Ejecutivo, del cual forma parte la ministra Garré, es el jefe operativo y político de la misma policía que mata a un pibe por día con la modalidad que dice repudiar frente a nuevas víctimas. Garré es la misma ministra que ordena proveer a la defensa judicial de sus subordinados en casos de gatillo fácil (por ejemplo la del Kunky Mendez en La Matanza) o en casos de represión selectiva (causa Mariano Ferreyra).
Clara lógica del poder frente a la visibilidad que adquiere su política: cuando las víctimas ensucian, nada mejor que el dolor de otras para limpiarse.
Lo sutil pero en el mismo camino, pertenece al campo de los llamados "respetables organismos de Derechos Humanos": fogonear con la inseguridad como novedosa hipótesis de conflicto, es asegurarle al estado y a la clase que lo dirige su pertrechamiento y adiestramiento para convalidar las muertes de todos los pobres, todos los días. Como dijo un compañero del equipo de Familiares de CORREPI: "nosotros nunca seremos eso".
En este contexto, el de distraer y confundir, se inscribe la construcción del consenso necesario para que los gendarmes del poder real lleven a cabo su misión: garantizar el orden social en una sociedad dividida en clases.
Por su naturaleza, esa sociedad no admite derechos ni mucho menos humanos. Su hipócrita formulación discurre entre la gestualidad ministerial y la complicidad encubierta de los políticamente correctos.
Una vez más, tiene razón el compañero.

Inseguridad es la policía “de los DDHH” en las calles
Desde nuestro rol militante antirrepresivo, siempre denunciamos que “Inseguridad es la policía en la calle” y afirmamos, pruebas en mano, que “los grandes crímenes son perpetrados y protagonizados por las fuerzas”. Muchas veces, los medios intentan ocultar las noticias en las que los uniformados son descubiertos. Pero gracias a la militancia y también a que la sociedad argentina denuncia cada vez más abiertamente los crímenes de las fuerzas represivas, los uniformados quedan más expuestos a ser vistos como lo que realmente son: unos asesinos que se encargan de hacer negocios con la trata de personas, el narcotráfico y el robo organizado.
En diciembre de 2011, el cuerpo de Carlos Fretes fue descubierto en un descampado de Longchamps. Había sido muerto a golpes: lo mutilaron e intentaron prenderlo fuego para borrar las huellas. Como en el barrio se saben las cosas, los vecinos fueron a la casa de Claudio Américo Mena, un narco de Florencio Varela con estrechos vínculos con la seccional 2ª de esa localidad e intentaron lincharlo. Un “buche” de la comisaría fue el encargado de entregar a Fretes a Mena, ya que lo acusaban de “haber marcado” la casa del narco para un robo que se había producido días anteriores. El narco pudo sacar sus pertenencias de su lujosa casa con la protección de la Bonaerense, que, mientras Mena se mudaba, reprimía con balas de goma a los vecinos que querían lincharlo. Con toda esta protección Claudio Américo Mena está prófugo. Si sabe de él, no le avise a la policía.
El 1º de febrero, fue detenida una sargento de la bonaerense por mantener como rehén a cinco integrantes de una familia, golpearlos y haberles robado mil euros. El hecho ocurrió en Ezeiza. Como las víctimas se resistieron al robo y lograron desatarse para pedir ayuda, al huir la oficial olvidó sus pertenencias, entre ellas su celular. La polichorra Sonia Alejandra Umpierre, de 30 años, que reprimía para la comisaría 1ª de Cañuelas, fue separada del cargo pero obviamente no está detenida.
El 13 de enero, el policía mendocino Juan Pablo Alcaraz fue descubierto con el equivalente a 170 mil pesos en moneda chilena. El 4 de febrero, la policía chilena logró descubrir el por qué el uniformado tenía tal suma de dinero: en un operativo lo detuvo con 300 kilos de marihuana. El oficial lideraba una red de tráfico de drogas entre Argentina y el país trasandino y también se asegura que hay más uniformados involucrados.
El 9 de enero, fue detenido Gabriel Giménez en la ciudad boliviana de Santa Cruz de la Sierra, un ex comisario y ex jefe de la División de Inteligencia Criminal de Salta. Estaba prófugo desde mayo de 2011, cuando fue detectado un cargamento de cocaína en el que quedó implicado. También hay otro narcoficial de alto rango implicado: se trata del oficial principal Carlos Gallardo, entonces jefe de la sección Frontera de la División de Inteligencia Criminal.
Por último, cabe señalar que sólo en el mes de enero de 2012, 34 miembros de las distintas fuerzas represivas fueron arrestados por cometer delitos graves como torturas (“apremios ilegales”), homicidios, robos, narcotráfico y hasta abusos sexuales.
Ésta es la inseguridad. Ésta es la policía de los DDHH: la que llena de drogas nuestras tierras, la que organiza los grandes robos, la que organiza la trata de personas y la que viola mujeres y niños. Inseguridad es la policía en las calles.

La profundización del modelo para los explotados: Gatillo fácil y torturas
Marcelo Supúlveda tenía 26 años y vivía en Benavidez, partido de Tigre. Su primo, John Camafreitas vivía en Boedo. Sus vidas terminaron, policía mediante, con días de diferencia. Ambos se encontraron en distintas situaciones y lugares con la cara del estado y con lo que este tiene reservado a los jóvenes pobres: las balas y la tortura del aparato represivo estatal.
El 9 de enero, Marcelo venía escapando de un individuo que lo perseguía por un conflicto barrial. Para esconderse se metió en un terreno, custodiado por vigilantes de la empresa de seguridad privada Securitas. Dos guardias, sin mediar palabra, lo redujeron y se abocaron a golpearlo brutalmente hasta que llegó la policía, que siguió con la tarea emprendida por sus compañeros sin uniforme oficial. Marcelo murió en el patrullero, camino al hospital.
El 23 de enero, su primo, John Camafreitas, se alejaba de una plaza en Boedo donde hubo una disputa entre grupos adolescentes hasta que llegó la policía y los reprimió. John y un amigo fueron perseguidos por un patrullero de la 8ª. Uno de los policías le disparó a John en la nuca. Después de agonizar cinco días en el hospital, el pibe murió.
Esta forma de actuar del aparato represivo del estado, ya sea la policía, la gendarmería o la fuerza de turno, no es casual ni producto de errores o excesos, es la política sistemática de represión preventiva que el estado despliega para reprimir y disciplinar a las clases empobrecidas y explotadas de la sociedad, con el objetivo de evitar que amenacen el lugar de poder y riqueza que ocupan quienes manejan y administran el estado.
No es un policía “loco” o “abusivo”, sino que el gatillo fácil y la tortura forman parte de una política consciente llevada a cabo por toda la estructura represiva estatal.
Mostrando que el gobierno kirchnerista sigue rompiendo records en materia represiva, 2012 empezó y sigue con cantidades de casos de gatillo fácil que nos anticipan lo que será el año. Éstos son sólo algunos de los casos que registramos en las últimas semanas:
- El 21 de enero, en la localidad mendocina de Rivadavia el vigilador Raúl Barbosa, al ver a alguien dentro del predio que custodiaba, disparó sin vacilar y asesinó por la espalda a Gustavo Juan Ramírez, de 33 años.
- El 22 de enero, en Córdoba, el policía retirado Antonio Funes fusiló por la espalda, con su escopeta calibre 16, a Juan Pablo Acosta, de 9 años.
- El 24 de enero, en el partido bonaerense de Tres de Febrero, un subteniente de la policía bonaerense supuso que dos personas intentaban robar un camión de lácteos que estaba a su custodia. Mató a uno de ellos de un tiro en la cabeza.
- El mismo día, pero en Barrientos, al oeste del conurbano, un policía federal que se encontraba de franco también fusiló de un disparo en la cabeza a Cristian Edgardo Corvalán de 23 años, quien huía tras un intento de robo en una heladería.
- El jueves 26 de enero, en Tortuguitas, el teniente 1° de la policía bonaerense Claudio Ibarra “arregló” sus problemas familiares de la única forma que lo puede hacer alguien que forma parte del aparato represivo, matando. En medio de una discusión con su esposa María Salomé Suma, de 32 años, el teniente sacó su arma reglamentaria de 9 milímetros y disparó siete veces. María recibió cuatro disparos. Luego, con tal de no enfrentar consecuencias, el teniente intentó fallidamente suicidarse.
Queda claro que no es problema de manzanas podridas o funcionarios políticos que no saben controlar a su policía, sino que la represión se despliega a lo largo y ancho del país con un mismo objetivo: el disciplinamiento de las clases explotadas, y con una misma intención: la profundización del modelo que imponen los ricos y poderosos al pueblo trabajador.

Procesados por defender los derechos de la naturaleza
Comunicado de los Jóvenes Kurmi de Jujuy, nuestros compañeros en el ENA, y otras organizaciones, sobre la persecución judicial a referentes de la Corriente del Pueblo, procesados por enfrentarse a la megaminería.
¿Quién se beneficia si las trasnacionales continúan en nuestro territorio con la extracción de minerales a cambio de cianuro y arsénico en la tierra y el agua, la eliminación de montañas y la creación de gigantescos huecos donde están enclavadas; la depredación de millones de litros diarios de agua necesaria para todas las formas de vida, la contaminación del aire y la conversión de tierras cultivables en paramos desérticos?
La velocidad con la cual se están destruyendo las condiciones que hacen posible la vida se ha acelerado en las últimas décadas, sin dudas las políticas de desarrollo y progreso dan cuenta de que este modelo civilizatorio, de producción, distribución y consumo es absolutamente incompatible con la preservación de la vida en el planeta.
Las políticas de carácter extractivista nos muestran, como sucede con la mega minería en nuestro país, que no existen negocios monopolistas sustentables, mientras mayores son las dinámicas destructivas en la extracción de recursos naturales, menores son las posibilidades de respuesta y adaptación a las condiciones planetarias que el saqueo genera.
En lo que puede ser caracterizado como el asalto final del capital a la naturaleza, las principales resistencias a este modelo depredador, a este proceso de acumulación por desposesión, nacen de pueblos y comunidades que sostienen su vivencia rescatando las experiencias del mundo tradicional. Son estas experiencias, estas memorias colectivas de que es posible vivir de otra manera, las principales reservas políticas y culturales con las cuales cuenta la humanidad para cuestionar y resistir el avance de este modelo depredador y destructor de la vida.
Construimos nuestras organizaciones como espacios fundacionales de un nuevo modelo civilizatorio, sosteniendo colectivamente tradiciones ancestrales que recuperen el sentido de vida, como el sumak kawsay (el buen vivir) del que hablan los pueblos indígenas andinos, replanteándonos las relaciones entre los seres humanos y la madre tierra, vinculándonos desde una vivencia de respeto con la naturaleza, luchando por sus derechos y armonizando nuestra relación con ella reconociendo su dimensión espiritual.
En ese sentido no nos sorprende que quienes se arrogan el poder para violar los derechos de la madre naturaleza hoy estén procesando a Luciana Santillán y Gerónimo Peralta, referentes sociales de la provincia de Jujuy que, como sucede con organizaciones hermanas en todo el país, son perseguidos por sostener la lucha por los derechos de la naturaleza, por defender el agua y la vida.
Entendemos que el valor agregado de cada una de las organizaciones que en nuestro país enfrenta a los monopolios radica en su “espíritu de sacrificio”, en su disposición a dar pelea ante las trabas que surgen, sostenidos desde valores que expresan la fuerza de la montaña y que van a contramano de la locura de la sociedad actual.
Con mega minería no hay país en serio - por los derechos de la naturaleza - el agua y la vida se defienden.
Corriente del Pueblo - Jóvenes KURMI - Instituto Taki Onqoy - Movimiento Campesino de Jujuy.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...