viernes, 27 de abril de 2012

YPF: Cristina en el país de las maravillas

Alejandro Teitelbaum (especial para ARGENPRESS.info)

.

« Hace ciento treinta años, después de visitar el país de las maravillas, Alicia se metió en un espejo para descubrir el mundo al revés. Si Alicia renaciera en nuestros días, no necesitaría atravesar ningún espejo: le bastaría con asomarse a la ventana »
(Eduardo Galeano, Patas arriba. La escuela del mundo al revés. 1998).

I. En un artículo nuestro que publicó ARGENPRESS (1) el 20 de abril sobre el anuncio gubernamental acerca de la recuperación parcial de las acciones de YPF, escribíamos que el Gobierno no hizo nada para modificar previamente un contexto jurídico desfavorable: siguen vigentes las leyes de inversiones extranjeras y de expropiaciones dictadas por la dictadura militar (ministro de economía Martínez de Hoz) y los decretos menemistas 1.055/89, 1.212/89 y 1.589/89 de desregulación petrolera, los 54 tratados comerciales bilaterales celebrados y ratificados durante el Gobierno de Menen no han sido denunciados y ni siquiera renegociados y Argentina sigue adherida al CIADI.

Y concluía el artículo imputándole al Gobierno improvisación y desprolijidad, vista la permanencia de un contexto jurídico facilitador del despojo del patrimonio nacional,

Ahora, vistos los « socios » que está buscando el Gobierno y para qué, debo decir que me equivoqué. No hay improvisación ni desprolijidad : el mantenimiento del contexto jurídico antinacional refleja la continuidad -con diferentes discursos y casi sin interrupciones- de una política entreguista del patrimonio nacional y contraria a los intereses populares (económicos, sociales y ambientales) que comenzó hace aproximadamente 60 años y sigue hasta ahora.

II. Hace ocho años, en 2004, en una ponencia presentada en el III Congreso Internacional - Derechos y Garantías en el Siglo XXI. Asociación de Abogados de Buenos Aires. Buenos Aires, 8, 9 y 10 de setiembre de 2004. Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Buenos Aires (http://www.pvp.org.uy/alcateitelbaum.htm) analizábamos este contexto jurídico antinacional y en su último Capítulo (VI. COMO SALIR DEL ATOLLADERO Y RECONQUISTAR LA AUTODETERMINACIÓN NACIONAL) detallábamos siete proposiciones : 1)Denunciar los Tratados ; 2) Invocar la preeminencia de una norma jerárquicamente superior ; 3) Someter los tratados al control de constitucionalidad ; 4) Recuperar la indeclinable competencia territorial de los tribunales nacionales ;.5) Detectar e invocar la existencia de vicios insanables en la celebración y aprobación de un Tratado que acarrean su nulidad ; 6) Invocar la nulidad de un Tratado celebrado por autoridades de un Estado que, al hacerlo, han excedido su mandato ; 7) Promover iniciativas populares legislativas, referendos revocatorios o aprobatorios contra los tratados ya vigentes o en trámite de negociación, contrarios a la soberanía y a los intereses nacionales.
Hace dos años, en 2010, a raíz de dos fallos del 30/07/2010 en el CIADI adversos a Argentina, escribimos un artículo “Argentina: Es urgente retirarse del CIADI y denunciar los tratados bilaterales de inversiones” (http://www.enlazandoalternativas.org/spip.php?article774)

Si se reconoce la inconstitucionalidad de la pertenencia al CIADI, como se dice en una nota aparecida en Página 12 (Los aspectos legales de la expropiación, 24 de abril) y efectivamente es así, los sucesivos gobiernos de los Kirchner, al no retirarse del CIADI han violado de manera permanente y hasta ahora la Constitución Nacional. Y la han violado cada vez (más de veinte) que han aceptado la competencia de los tribunales arbitrales del CIADI. Actualmente hay 25 litigios en curso contra Argentina ante tribunales arbitrales del CIADI, en todos los cuales el Gobierno ha aceptado la competencia (http://icsid.worldbank.org/ICSID/FrontServlet).
Según Wikipedia « el monto total de las demandas contra Argentina se estima entre unos US$ 13.000 y US$ 20.000 millones, equivalentes a cerca de 30 veces el presupuesto anual en salud de este país, y a un 6,5% de su PIB”. A tomar con precaución estos datos. (http://es.wikipedia.org/wiki/Centro_Internacional_de_Arreglo_de_Diferencias_Relativas_a_Inversiones) .
Desde el 21 de marzo de 2012 está depositado en la Cámara de Diputados un proyecto de ley derogando la ley menenista de adhesión al CIADI (Nº de expediente : 1311-D-2012, trámite parlamentario : 014/21/03/2012). (http://www1.hcdn.gov.ar/proyxml/expediente.asp?fundamentos=si&numexp=1311-D-2012)

Es de esperar que se trate de manera urgente y reciba el apoyo de todos los sectores que ahora apoyan la expropiación del 51 por ciento de las acciones de YPF.

Pero esta es sólo una parte de la historia.

III. Este “acto de soberanía” tiene un aspecto típico de la gestión de todos los gobiernos capitalistas que consiste en privatizar las ganancias y socializar las pérdidas.
En efecto, hasta ahora YPF fue la vaca lechera (o si se quiere la vaca petrolera) de REPSOL y del amigo Eskenazi, que retiraron (y REPSOL remesó al exterior) entre el 85 y el 90 por ciento de los beneficios. Con el consiguiente déficit en inversiones y financiero. Todo consentido y autorizado por el Gobierno.
Ahora que hay que gastar miles de millones en inversiones y en enjugar las deudas, el Gobierno recupera las acciones de REPSOL y traslada a las finanzas públicas, es decir a toda la colectividad, el déficit financiero y en inversiones de YPF. Véase al respecto el detallado artículo de Héctor Giuliano en ARGENPRESS del 25/4 YPF: ¿Utilidad pública, deuda o salvataje?
http://www.argenpress.info/2012/04/ypf-utilidad-publica-deuda-o-salvataje.html
Las deudas las va a pagar, o no, el pueblo argentino.
Las inversiones habrá que ir a buscarlas afuera, entre los grandes buitres del gran capital transnacional.
Esto lo prevé el artículo 2º del proyecto de ley en trámite de aprobación:
”Artículo 2º: El Ejecutivo nacional arbitrará las medidas conducentes al cumplimiento de los fines de la presente, con el concurso de los Estados provinciales Y DEL CAPITAL PUBLICO Y PRIVADO NACIONAL E INTERNACIONAL”.
El diario Página 12, ha informado en sucesivas ediciones acerca de las reuniones de De Vido y Kiciloff con algunos de los eventuales futuros inversores del capital privado internacional : Conoco Phillips, Chevron y ExxonMobil, todos sumamente interesados, dice el mismo diario, en la explotación de YACIMIENTOS NO CONVENCIONALES O HIDROCARBUROS NO CONVENCIONALES.
Es decir se “recuperan” la mayor parte de las acciones de REPSOL en YPF y cuando todavía no se concretó la operación, se busca asociar a YPF a tres de las más grandes transnacionales petroleras mundiales, Conoco y Chevron Texaco y ExxonMobil, acostumbradas a quedarse siempre con la parte del león y a priorizar el máximo de beneficios sobre la protección del medio ambiente.
Estas negociaciones son coherentes con la invariable política seguida desde hace años hasta la actualidad, de facilitar la explotación de los recursos naturales agrícolas (sojización) y minerales (minería a cielo abierto, etc.) por parte de los grandes grupos económicos nacionales y extranjeros, con el resultado de graves daños ecológicos y sin repercusión positiva apreciable para el país en el plano económico (ínfima participación en los beneficios) y social (desaparición de muchas pequeñas explotaciones rurales, deplorables condiciones de trabajo en las minas, por el ejemplo en el “Estado independiente” Barrick Gold, a caballo de la Cordillera de los Andes entre Argentina y Chile, etc).
IV. ¿De qué se trata en este caso?
« Yo doy un yacimiento petrolífero y me dan en cambio la bencina para mi encendedor ». Leopoldo Marechal, Megafón y la guerra, 1970.

Las estadounidenses Conoco Phillips, Chevron Texaco y ExxonMobil, forman parte junto con Shell, British Petroleum y Total, de las seis empresas petroleras más grandes del mundo.
El respectivo volumen de negocios de las tres empresas es : Chevron Corporation 196 mil millones de dólares en 2010; ExxonMobil 350 mil millones en 2010 y
Conoco Phillips 251 mil millones en 2011.
A título de comparación, el PBI de Argentina en 2010 fue de aproximadamente 600 mil millones de dólares.

Algunos datos del currículo de las tres empresas.

En enero de este año, después de 17 años de juicio, una Cámara de Apelaciones de Ecuador confirmó la sentencia contra Chevron que la condena a pagar 18 mil millones de dólares de indemnización por haber contaminado durante años una región de la selva amazónica ecuatoriana. Los litigantes acusaron a originalmente a Texaco (comprada por Chevron en 2001) de volcar los residuos de los pozos petroleros directamente en el suelo, contaminando la selva y provocando enfermedades en los pobladores. Chevron Texaco interpuso recurso extraordinario de Casación ante la Corte Nacional de Justicia.
"Los señores Jueces de la Corte Provincial de Justicia de Sucumbíos han actuado apegado a derecho y a la prueba; esperamos que los Magistrados de la Corte Nacional de Justicia actúen de la misma forma, no queremos favores ni regalos, solo queremos justicia y que actúen de acuerdo a la ley. Sin embargo, entendemos toda la presión que hace Chevron con su ejército de abogados y lobistas; por lo que es necesario que toda la ciudadanía estemos vigilantes de éste proceso, para evitar que el mal, la corrupción y el chantaje primen sobre la justicia y la vida”, señaló Pablo Fajardo, abogado de los afectados.
(Equipo de Comunicación e-mail: casotexaco@gmail.com). El 28 de marzo de 2012 dijo Érmel Chávez, presidente del Frente de Defensa de la Amazonía: “Que sepa Chevron y que sepa el mundo que lo estamos vigilando. No porque trasladen nuestro juicio a otra ciudad dejaremos de hacer vigilancia. Hoy más que nunca estamos pendientes y tenemos los ojos sobre el proceso”.
Conoco Phillips entabló demandas multimillonarias contra Venezuela en los tribunales arbitrales del CIADI. Y Exxon Mobil contra el mismo país ante un tribunal arbitral de la Cámara Internacional de Comercio, donde obtuvo un laudo favorable que condenó a Venezuela a pagar a la empresa 900 millones de dólares.
En febrero de 2012 la corporación estatal Petróleos de Venezuela S.A., PDVSA, anunció que pagó a Exxon Mobil, "luego de los ajustes ordenados », 250 millones 897 mil 799 dólares con 75 centavos". Es decir un descuento de 652 millones de dólares por obligaciones pendientes por préstamos y sumas congeladas como parte del litigio.
V. ¿Qué son los yacimientos no convencionales que despiertan tanto el interés de esas grandes empresas? Y también de otras transnacionales petroleras.
Los yacimientos no convencionales -arenas bituminosas, petróleo y gas de pizarra o esquisto (shale gas y shale oil) y gas de arenas profundas/ compactas (tight gas)- son reservas de gas y petróleo intersticiales en formaciones rocosas o mezcladas con arena, a diferencia de los yacimientos convencionales constituidos en napas. Su explotación requiere técnicas recientes y la utilización de grandes cantidades de agua y químicos de alta toxicidad.
Los más grandes yacimientos no convencionales conocidos en Argentina son los de Vaca Muerta, en Neuquén, que abarca una zona de 30000 km2, 12000 de los cuales controlados por YPF.
Para conocer las posibilidades de Vaca Muerta, Repsol encargó una evaluación el año pasado a los expertos de Ryder Scott, auditora internacional de reservas y recursos de hidrocarburos. El estudio reveló la existencia de enormes yacimientos no convencionales, cuya explotación con las técnicas de punta actuales requeriría una inversión de unos 25.000 millones de dólares anuales, que el Estado argentino no tiene.
Y ahí entran en escena las grandes empresas transnacionales, con las cuales está conversando De Vido y Kiciloff.
Pero aparte de la enorme inversión y del tiempo que habría que esperar para llegar a un eventual autoabastecimiento energético, se plantean dos cuestiones cruciales : a) la ambiental y b) la posibilidad de negociar en forma transparente defendiendo el interés nacional con las grandes empresas y, ya en la etapa de la explotación, realizar un riguroso control ambiental de las técnicas empleadas y económico de la producción real y de los beneficios, con una equitativa participación estatal en estos últimos.
a) En cuanto a la cuestión ambiental, un artículo de OPSUR (Observatorio Petrolero Sur) distribuido el 19 de marzo ¿Novedad o el horror potenciado? (http://www.opsur.org.ar/blog/2012/04/19/fractura-expuesta). Publicado también en ARGENPRESS el 23 de abril, se refiere al serio problema ambiental que plantea la explotación de los yacimientos no convencionales y describe la resistencia que en todas partes se desarrolla contra dicha explotación y las medidas gubernamentales de moratoria para frenar la aplicación del sistema de fractura hidráulica : en el Estado de Quebec, Canadá, en el Estado de Nueva Gales del Sur, Australia, en Sudáfrica donde el Gobierno ordenó el cese de dicha explotación hasta que se hagan los correspondientes estudios , en Francia, donde una masiva movilización popular en 2011 logró que se aprobara una ley que prohíbe la técnica de fractura hidráulica, etc.
En enero de este año la agencia internacional de noticias Interpress Service distribuyó un artículo de Stephen Leahy : Gas de esquisto, un puente hacia más calentamiento global (http://ipsnoticias.net/nota.asp?idnews=100028). Transcribimos algunos párrafos.
…La producción de gas de esquisto genera entre 40 y 60 veces más emisiones de gases invernadero que el convencional, indicó Robert Howarth, de la Universidad Cornell, en el estado de Nueva York. …El estudio mostró que cuando se perforan los pozos con esa técnica (fractura hidráulica) se filtran grandes cantidades de metano, lo que supone una significativa amenaza al clima global. …El metano tiene 105 veces más potencial para recalentar la atmósfera que el dióxido de carbono en los primeros 20 años, tras lo cual pierde rápidamente esa capacidad…La fractura hidráulica implica cavar de forma vertical entre 500 y 3.000 metros en la roca de esquisto y luego de forma horizontal unos 1.000 metros o más a lo largo de la formación geológica. Luego se bombean químicos y grandes cantidades de agua bajo tierra a una presión lo suficientemente fuerte para fracturar la roca, liberando el gas en la cañería. ..La fractura hidráulica requiere inyectar entre 10 y 15 millones de litros de agua y 200.000 litros de químicos. Además, el resultante líquido residual suele estar demasiado contaminado para ser reutilizado, por lo que se bombea a lo más profundo de la tierra o se deja en estanques especiales. …La Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos comenzó el año pasado su primer estudio en profundidad sobre los riesgos de esa técnica para el agua potable. Los resultados preliminares divulgados a fines de 2011 mostraron que el líquido estaba contaminado con benceno, un conocido cancerígeno y uno de los químicos utilizados en la fractura hidráulica »….

Como puede apreciarse la explotación de los yacimientos no convencionales implica riesgos ambientales muy considerables.

Es cierto que desde hace decenios las grandes potencias aplican la estrategia de deslocalizar las industrias contaminantes a los países del Tercer Mundo. La « filosofía » de esta práctica la enunció Lawrence (Larry) Summers, hasta hace poco consejero económico principal de Obama, quien dijo en los años 90, cuando era economista jefe del Banco Mundial, que deslocalizar las industrias contaminantes a los países pobres era de una lógica económica “imparable”.

b) La otra cuestión crucial que está planteada es, dado lo que es público y notorio en materia de corrupción en la Argentina actual, frente a empresas transnacionales con una capacidad de corrupción prácticamente ilimitada y una gran experiencia práctica en la materia, quiénes y cómo defenderían de manera inflexible los intereses económicos y ambientales nacionales. Para poder crear las condiciones de resistir un « cañonazo » de algunos millones de dólares de las petroleras transnacionales habría que cambiar totalmente los modos de gestión, a fin de asegurar la total transparencia, un control institucional democrático y un verdadero control social y popular. Nada de lo cual existe actualmente.

De modo que, en este estado, sólo cabe esperar que las grandes transnacionales petroleras continuarán despojando a los argentinos de su patrimonio nacional y provocarán, sin reparo alguno, un vasto desastre ambiental.

En conclusión, con esta ley de « expropiación », el Gobierno está estafando doblemente al pueblo argentino: económicamente, al eximir a REPSOL de afrontar los déficits financieros y de inversión y trasladando dichos déficits a las finanzas públicas e ideológicamente, al presentar la « expropiación » como un acto de recuperación de la soberanía cuando es, en realidad, un nuevo acto de sumisión al gran capital.

Es poner el mundo al revés sin necesidad de meterse en un espejo, como la Alicia de Lewis Carroll.

Nota:
1) http://www.argenpress.info/2012/04/argentina-recuperacion-parcial-de-ypf.html

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Petróleo y política

Jorge Altamira (especial para ARGENPRESS.info)

Cuestiones de estrategia

El proyecto de ley de expropiación parcial de YPF es la punta del velo que oculta una situación política excepcional.

Cristina Kirchner usó la expresión “país inviable” cuando aludió a la bancarrota energética en que había quedado sumida la Argentina al cabo de diez años de política kirchnerista. El vaciamiento financiero de YPF por parte de Repsol es una fracción del vaciamiento generalizado, ejecutado por el conjunto de los monopolios petroleros que operan en el país. En una medida fundamental, es la consecuencia de la bancarrota capitalista mundial -la que ha impuesto una insaciable política de pago de dividendos para hacer frente al déficit financiero que sufren la mayor parte de las corporaciones y bancos de los principales países. Es sintomático -para dar solamente un ejemplo- que las acciones de Petrobras retrocedan cada vez que su directorio anuncia inversiones en los proyectos de aguas profundas. Muchas petroleras, además de abonar dividendos generosos, desarrollan una política de recompra de acciones de sus compañías, lo cual aumenta el plusvalor que obtienen los tenedores.

Recurso de emergencia

El proyecto en cuestión es, entonces, en primer lugar, un recurso de emergencia para una situación sin salida en el marco prevaleciente. El Estado interviene bajo la presión de una crisis extraordinaria, la que pone en juego el abastecimiento de energía de la nación. Interviene al operador principal -que es, al mismo tiempo, el más vulnerable en el mercado mundial de la industria. Los que piden el respeto a las disposiciones constitucionales (las que exigen el pago de una indemnización previa e incluso el resarcimiento de la totalidad de los accionistas de YPF), simplemente ignoran que el gobierno está operando en una situación de bancarrota: tanto del grupo de control de Repsol, compuesto por bancos y constructoras que sobreviven bajo la carpa de oxígeno del Banco Central Europeo y el Banco Central de España, como del propio Estado argentino, el cual registra un déficit fiscal en crecimiento, a pesar de que mete las manos en la Anses y el Banco Central, y que se financia, además, con el Banco Nación, mientras las provincias emiten empréstitos en el exterior a tasas de interés usurarias. Cualquiera sea el resarcimiento a los “expropiados”, YPF va a hacerse cargo de la deuda de 9 mil millones de dólares que dejó Repsol.

La intervención del Estado en YPF es, por lo tanto, una operación de arbitraje político, que debe enfrentar el desafío de proceder a una redistribución de cartas en la industria petrolera. Por eso se reúne a toda velocidad con los principales pulpos internacionales, para ofrecerles lo que para Repsol hubiera sido inocuo o inútil: una agenda de aumentos tarifarios para incitarlos a una mayor explotación de los pozos existentes y a un incremento de sus inversiones. La oficialista Página /12 (25/4) admite que ya le ofrecieron a los pulpos subirles el precio del gas extraído. Las joyas de la corona de este plan son los yacimientos de gas no convencional (en Chubut y Neuquén) y la exploración de la plataforma marítima. Es significativo, en lo que hace a este último caso, que las tentativas de licitación hayan venido fracasando desde que Alfonsín lanzó el “plan Houston” con los ‘sanos’ consejos de Rodolfo Terragno. La licitación del Atlántico sur habría modificado, en forma radical, la dependencia financiera internacional de Argentina y la relación de fuerzas dentro de la burguesía que opera en el mercado nacional. La necesidad de este arbitraje político ha sido comprendida por todo el ‘establishment’ internacional y nacional, el cual ahora se limita a reclamar una salida judicial de las indemnizaciones. El apoyo de Macri a la llamada “empresa mixta” es una expresión de esto. Un ingreso importante de capitales de China al mercado petrolero nacional sería intolerable para sus rivales y para Estados Unidos, si no está presente la mediación del Estado en el reparto de la torta energética. Los que saludan la “recuperación de la soberanía energética” han comprado una etiqueta! : no han comprendido que el ‘soberano’ ha advertido el peligro para la gobernabilidad de sus propios latrocinios y confunden soberanía con arbitraje o, mejor, que la soberanía bajo el Estado burgués es un ejercicio de arbitraje, sin el cual es imposible la dominación política del capital.

Una tentativa que se repite

Los K llegan a este punto como consecuencia de un enorme desplome de su capacidad de gobierno. El derrumbe energético aparece a renglón seguido del derrumbe del transporte ferroviario, así como éste vino enseguida después del colapso de la capacidad de pago de los subsidios -lo que dio paso a los tarifazos e impuestazos, disfrazados luego de ‘sintonía fina’. Como ya ocurriera con la estatización de las AFJP y luego con el Banco Central (primero con el asunto de las reservas y luego con la reforma de la carta orgánica), el gobierno apela a recursos extraordinarios -políticos y financieros- para salvar al Estado de la bancarrota y a salvarse a sí mismo de un fin de mandato. En estas ocasiones impuso su política a la oposición, algo que no había ocurrido cuando fue la disputa por la resolución 125. La finalidad inmediata de la intervención en YPF es acced! er a la facturación de la petrolera para pagar las importaciones de gas y fuel oil, así como los subsidios en el mercado interno.

Los gobiernos bonapartistas (donde el arbitraje es personal) encuentran su punto de apoyo allí donde se equilibran las fuerzas de las clases en pugna. Los capitalistas reclaman un tarifazo energético, pero temen la reacción de los trabajadores al impacto hiperinflacionario que provocaría; los K administran este impasse. Para reforzar su capacidad de arbitraje, el gobierno convoca a la “unidad nacional” -o sea a la colaboración entre las clases. Por eso atacó a los choferes de la Línea 60 en el discurso de anuncio de la ‘expropiación’, como también a los piquetes del Gran Buenos Aires, realizados por quienes fueron azotados por el temporal, o los que tienen lugar entre los petroleros de Chubut, en un discurso posterior. El arbitraje no opera por medio de la democracia, sino de la regimentación. El centroizquierda y la izquierda democratizante han acudido presurosos al llamado! , sin desconocer que se trata de una operación de rescate político del gobierno y del Estado. El número de condicionamientos que ponen al apoyo al proyecto de ‘expropiación’ demuestra que son concientes de que estamos ante un fraude. Los convoca un instinto de supervivencia, porque no están dispuestos a construir una alternativa sobre el derrumbe de lo realmente existente. El apoyo al proyecto no tiene nada que ver con la independencia energética: es una capitulación ante una extorsión política. Hugo Chávez, quien ha usado este recurso en su país hasta el agotamiento, ha logrado por esa vía convertir a la izquierda revolucionaria de Venezuela en un cero a la izquierda.

Reforma constitucional

No es casual que en este marco de crisis se haya resucitado el tema de la reforma constitucional, inspirada por el juez supremo Zaffaroni. El asunto viene revestido con justificaciones como la incorporación de nuevos derechos civiles y hasta con recuperar cláusulas de la Constitución reaccionaria de 1949, luego de seis décadas de violación de sus disposiciones ‘soberanas’ -en especial por los gobiernos peronistas. La reacción clásica a una reforma, que presume una indisimulada intención re-reeleccionista, sobrevalora la capacidad de CFK para elevarse por encima del conflicto entre clases y partidos de aquí en más -o sea para hacer valer su arbitraje personal en condiciones de un severo desgaste de las bases económicas de su gobierno. La intervención a YPF (al mismo tiempo que reitera el bonapartismo oficial) es, precisamente por ese mismo motivo, una expresión de su agotamiento. Por eso, la variante re-reeleccionista podría ser sobrepasada por un pasaje hacia el parlamentarismo, el cual habilitaría gobiernos de coalición -como los que Néstor Kirchner intentó con su alianza con el radicalismo K y el ex vice Cobos. Sería un reconocimiento de que el bonapartismo está exhausto. El cambio ofrecería a CFK la posibilidad de postularse como jefa de gabinete de un gobierno -lo que sería una curiosidad para la tradición kirchnerista. Lo que todas estas elucubraciones de palacio parecen dejar fuera de sus cálculos es que un cambio de régimen difícilmente puede producirse por medios constitucionales -o sea sin pasar por el colapso efectivo del gobierno actual.

Desarrollo de la independencia política

Al negar cualquier apoyo político a la medida ‘expropiatoria’ que encubre la reprivatización, la izquierda revolucionaria señala su condición de alternativa política. Porque no alcanza con reclamar la “nacionalización ciento por ciento” si no se desarrolla, al mismo tiempo, una separación política neta del gobierno que va por una reprivatización. La cuestión es política -la consigna del “ciento por ciento” está vacía de contenido, por lo que es ‘funcional’ al engaño. Estamos ante un ‘clásico’ de los procesos de crisis: o el seguidismo al nacionalismo burgués o al progresista de turno, y la corresponsabilidad por el fracaso o la independencia política consecuente para desarrollar una alternativa de poder en la clase obrera, la que prepara la victoria.

El gobierno intenta zafar de su derrumbe postelectoral y de la amenaza de ‘inviabilidad’, que él mismo reconoce, con una medida que acentúa la crisis que pretende atenuar. Sin un tarifazo a plazo cierto, la reprivatización es también inviable: los acuerdos con los Exxon no están a la vuelta de la esquina. El vaciamiento de la ‘nueva YPF’ para pagar las facturas pendientes y evitar el tarifazo en el corto plazo acentuará la crisis energética. La cuestión es la gobernabilidad K y, en general, del Estado. El seguidismo a los nacionales y populares es un llamado a acompañar su destino político.

El debate en la izquierda sobre la cuestión YPF no tiene que ver con la energía, sino con la estrategia política.

Foto: La presidenta Cristina Fernández hace uso de la palabra durante el acto de inauguración de la ampliación de la planta de Pirelli, en Merlo. La acompañan los ministros de Trabajo, Carlos Tomada, de Industria, Débora Giorgi, el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, el director de Pirelli, Flavio Livini y el intendente de Merlo, Raúl Othacehé. / Fuente Presidencia de la Nación.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Dos Economistas de Izquierda opinan sobre YPF: Claudio Katz: El vaciamiento que generó Repsol no tiene precedentes / Julio Gambina: Este es el momento

Mario Hernández (especial para ARGENPRESS.info)

.

Mario Hernández (MH): La presidenta Cristina Kirchner afirmó que de "proseguir con la política de vaciamiento, de falta de producción y de exploración, nos tornaríamos en un país inviable, por políticas empresariales y no por falta de recursos, ya que somos el tercer país en el mundo, luego de China y Estados Unidos, en reservas de gas", y agregó que el año pasado fue "la primera vez en 17 años que la Argentina tuvo que importar gas y petróleo". Al hacer uso de la palabra, la Presidenta afirmó que presentó el proyecto para la recuperación de la soberanía de hidrocarburos porque "somos casi el único país del mundo que no maneja los recursos naturales", y consignó que desde 1999 hasta el 2011 "la utilidad neta de YPF fue de 16.450 millones de dólares" y que la empresa distribuyó dividendos por 13.246 millones de dólares. ¿Qué consideración te merece este diagnóstico?

Claudio Katz (CK): Es un reconocimiento tardío, pero reconocimiento al fin de lo que está ocurriendo. Es evidente que las decisiones que se han tomado, la intervención de YPF y la introducción de una gestión estatal son medidas necesarias para comenzar a revertir la depredación energética, pero constituyen tan solo un punto de partida para una recuperación de los recursos petroleros. El vaciamiento que generó Repsol prácticamente no tiene precedentes: esquilmaron pozos, reservas, instalaciones y extrajeron lo máximo posible sin invertir.

MH: Ya lo habían hecho con Aerolíneas Argentinas.

CK: Sí, pero esto tiene otra escala, otra dimensión, ha sido a lo largo del tiempo y liquidando un recurso no renovable, no se trata de aviones que uno los puede cambiar por otros. Mientras ocurría todo esto los críticos de la medida de expropiación, algunas voces neoliberales que se escuchan, vuelven a hablar de violación del orden jurídico. El incumplimiento de los contratos de YPF no les molestó y por supuesto, empiezan a levantar en el mundo, en España, en EE. UU., la famosa bandera de la seguridad jurídica, que cuando se trata de atropellar los derechos de los trabajadores, asalariados o jubilados, no rige.
Son voces minoritarias en Argentina pero fuertes en otras partes, con los viejos fantasmas que no hay que aislarse del mundo, que se ahuyentarán las inversiones, cuando en realidad el sistema petrolero argentino nunca dependió de inversiones foráneas, al revés, fue la propiedad estatal del crudo lo que permitió un equilibrio entre exploración y explotación. Además, tampoco es cierto que habrá un conflicto entre los pueblos argentino y español.

MH: Yo inicié el programa escuchando a Joan Manuel Serrat interpretando a Antonio Machado.

CK: Además, Repsol es una empresa de dudosa propiedad española. Tiene el grueso de su capital distribuido en las grandes Bolsas del mundo, sobre todo en sociedades fantasmas en paraísos fiscales y la evasión impositiva que hace ha contribuido mucho al ajuste que está sufriendo el pueblo español porque hay poca recaudación impositiva, déficit fiscal y apriete.

La Argentina lo primero que tiene que hacer es retirarse del CIADI

MH: Cuando Repsol compra YPF no era una petrolera significativa en el mundo.

CK: Se han convertido en una empresa internacional a partir de los recursos extraídos del subsuelo argentino que ha sido la fuente de financiación para convertir a Repsol en una empresa que opera a escala internacional, por eso suena cínico que ahora la monarquía y el gobierno reaccionario de España nos amenacen.

MH: Con enviarnos la Armada Invencible.

CK: Con un conflicto jurídico internacional frente a lo cual Argentina lo primero que tiene que hacer es retirarse del CIADI y no aceptar que este tema sea discutido por ningún tribunal que favorezca a las empresas multinacionales.

MH: O sea que no hay que indemnizarlos.

CK: No, este es el punto de arranque. El punto de partida es tener claro que Repsol en realidad tendría que indemnizarnos a nosotros. No podemos pagar lo que es nuestro, ni premiar con mayores fondos a quienes descapitalizaron la empresa. Hay que hacer una auditoría que ponga de relieve cuál es el estado de los pozos, de las reservas, de las instalaciones, antes de hablar de cualquier valuación por cotización bursátil, contable o patrimonial.
Si se llegaran a utilizar fondos del Anses, del BCRA o reservas para pagar una indemnización, volveríamos al Estado bobo que se hace cargo de las pérdidas que ocasiona un concesionario. Mucha atención a este tema porque no nos olvidemos que el gobierno que ha tomado esta medida es el mismo que participó de la privatización, sus funcionarios lo hicieron durante el menemismo y durante los últimos 8 años mantuvieron un idilio con Repsol.

De Vido no es Mosconi

MH: Ayer, anunciando que iba a entrevistarte, dije que me daba la impresión que las medidas tomadas por CFK eran una ruptura con la política energética de Néstor Kirchner.

CK: Básicamente es un giro. Vamos a ver hasta qué punto este cambio, que es muy significativo, se convierte en una nueva política, eso está por verse, pero no cabe duda que no es lo mismo aceptar de depredación de Repsol que expropiar el grueso de su paquete accionario. Sería de una ceguera inadmisible no registrar este cambio, que es importante pero que hay que observarlo con mucha cautela porque De Vido no es Mosconi. Los funcionarios que intervinieron YPF son los que autorizaron todas las medidas que necesitó Repsol para saquear nuestro petróleo.

MH: ¿Qué rol juega Axel Kicillof, el vice-ministro de Economía?

CK: Es la voz de este nuevo proyecto que también hay que registrarlo en forma crítica, es una medida positiva, importante, pero ¡ojo! porque no volveremos a la vieja YPF. Se está creando una empresa mixta que comparte capital estatal y privado.

MH: ¿Al estilo Petrobras?

CK: Es un poco ese modelo pero teniendo en cuenta que no sufrió el desguace de YPF. Creo que hay una visión un poco idílica, fantasiosa, respecto a lo que una empresa mixta puede realizar para recuperar el petróleo porque tiene capitales privados y éstos siempre van a exigir utilidades. No olvidemos que tenemos por delante muchos años de reconstrucción de la exploración para buscar el nuevo petróleo que reemplace al dilapidado, lo cual requiere de una empresa estatal que mantenga un ritmo de equilibrio entre lo que se explora y explota, que no se maneje con un criterio de rentabilidad inmediata y cuando hay capital de la empresa en las Bolsas, hay grupos privados que están allí para ganar dinero.
Argentina es un país con reservas limitadas o con nuevas reservas pero que tienen una costosa extracción. Cuidado con esto que se han descubierto nuevos yacimientos porque la extracción del petróleo allí sería muy onerosa. Argentina necesitaría una empresa 100% pública y estatal, no una empresa mixta, y esto se va a ver en los próximos meses o semanas con el caso Eskenazi.

MH: El otro socio privado importante.

CK: Ahora el paquete accionario es 51% estatal-provincial y hay un 25% en manos de un grupo familiar que hizo un desfalco muy superior a todo lo hecho por Repsol.

MH: Lo decís porque entró al negocio petrolero sin desembolsar un peso.

CK: Con un crédito internacional a ser saldado con las utilidades de la empresa. Así cualquiera compra.

MH: Es un típico representante de la burguesía nacional.

CK: Claro, la famosa burguesía nacional que ya demostró su capacidad para fugar capital pero no para invertir.
Seguramente Eskenazi va a desertar porque es improbable que se hagan cargo del pago de ese crédito. Entonces, ¿qué va a pasar? ¿El estado va a contraer un nuevo compromiso con los acreedores de Eskenazi o va a sustituirlo por otros capitalistas que forman parte de esa llamada “burguesía nacional” tipo Bulgheroni, Cristóbal López, Lázaro Báez o Eurnekian? Ojo con este tema. Hubo un paso importante pero también enormes interrogantes de cómo sigue esto.

En la minería rige el mismo esquema neoliberal que en el 70% de la producción petrolera

MH: Economistas de Izquierda (EDI) había producido un documento en marzo, “Afloran los límites del modelo”, donde alertaban sobre la situación de YPF, los hidrocarburos, la crisis energética, etc., pero hacían 2 señalamientos más respecto de la minería y los ferrocarriles.

CK: Ambos son importantes porque en la minería rige el esquema neoliberal que todavía se aplica en el 70% de la producción petrolera argentina, porque lo que se ha producido es la estatización parcial de YPF que solo involucra al 30% de la actividad petrolera, el 70% restante son contratos regidos por regímenes parecidos al minero donde el concesionario tiene la libre disponibilidad del crudo, la capacidad de manejarlo en forma desregulada y con contratos que han comenzado a revisarse que son terriblemente onerosos, tipo Repsol.
El gran problema es que la Presidenta ha dicho que el régimen minero continúa sin cambios, pero la depredación que descubrió en el petróleo también la va a descubrir ella o el próximo gobierno cuando sepan lo que nos están saqueando en el terreno de la minería. Y además hay un tema más ¿qué se hace con el 70% de la actividad petrolera que está sujeta a normas de liberalismo pleno? La ley que se mandó al Congreso no dice nada, muchos sugieren que en la medida que hay un giro en la política hacia YPF también la habría en el manejo del resto de la actividad petrolera, pero estamos muy lejos de lo que se necesita, que es un sistema de comercialización, fijación de precios, extracción y procesamiento estatal. No puede haber esta atomización de contratos donde cada uno hace lo que quiere.
Esto es importante porque aquí está en juego la relación provincias-Estado. La nueva ley le da a las provincias la mitad de la participación estatal pero el 70% restante sigue regido por el sistema donde el gobernador hace un contrato con una empresa manejando la provincia la propiedad del subsuelo y el resto del país mira lo que ocurre. Un proceso de reconstitución de la estructura petrolera argentina requiere volver a la propiedad nacional del subsuelo. No puede ser que Chubut o Neuquén definan lo que es una atribución del conjunto de la Nación. Hay que avanzar hacia un proceso de reforma constitucional que elimine esa cláusula completamente inadmisible y volver a convertir los recursos de la Argentina en recursos nacionales. Vuelvo sobre esto porque de lo que ocurra con la minería y los ferrocarriles va a depender mucho lo que ocurra con el petróleo. La expropiación parcial de YPF crea una nueva agenda.

MH: Tal vez lo que pase con Eskenazi nos dé una pista de lo que va a pasar con Cirigliano.

CK: Exactamente, es así. Hasta la semana pasada teníamos simplemente un escándalo con Cirigliano como también un manejo escandalosos en la minería, ahora hay un nuevo tablero político, un nuevo hecho, de la misma manera que la estatización de los fondos de pensión, de las AFJP, creó un nuevo escenario. Tenemos que revisar y analizar cada uno de los problemas de la actividad económica en función de este nuevo patrón. Si se ha podido expropiar a Repsol ¿por qué no a las mineras, por qué no a los capitalistas amigos del sistema ferroviario? Hay que discutir todo de nuevo.


MH: Para continuar analizando esta renacionalización parcial de YPF seguimos con Julio Gambina. ¿Cuál es tu opinión sobre el tema?

Julio Gambina (JG): Quizás empezar refiriéndome a la “nacionalización”. La Presidenta en su informe explicando el proyecto, se encargó de decir que no lo era y entre otras cuestiones prevé la continuidad del carácter de Sociedad Anónima, de empresa privada, donde el 51% actual expropiado, en una eventual apertura al capital extranjero, podría pasar de ser mayoría accionaria a minoría, que es uno de los temas que seguramente discutirán cuando se trate en particular el proyecto para que se agreguen algunas restricciones mayores, para no perder la mayoría del dominio accionario por parte del Estado. Me parece que es una cuestión importante pero hay que desmenuzarla a fondo, en profundidad, porque muchos venimos diciendo hace 20 años que había que terminar con la privatización cuyo resultado hizo fracasar la explotación petrolera, desarrollar una política energética en términos de las necesidades de la sociedad argentina, lo que, por otro lado, fue un tremendo éxito en términos de ganancias remitidas a la Casa Central por parte de la empresa. Tenemos que medir muy bien las palabras porque todavía no se hace un balance de los 20 años. Por un lado, la expropiación está recibiendo apoyo en general, en el Parlamento y en el sistema político argentino hay apoyo mayoritario a la expropiación, más allá de límites y restricciones, pero falta el balance.
¿Quiénes fueron los responsables de la privatización? Hay ideólogos e inventores, incluso curiosamente Carlos Menem ya adelantó que votará a favor de la expropiación.

MH: Es curioso que el ex ministro Dromi, cerebro de las privatizaciones de los ’90, sea asesor de De Vido.

JG: Por eso lo digo. No son solo Menem y Cavallo, sino todos los que apoyaron. En ese sentido yo agrego que en 1994 el Pacto de Olivos permitió la transferencia de la soberanía del Estado nacional a las provincias en la gestión de los recursos naturales, lo que significó hacer a las burocracias provinciales socias o cómplices de la privatización y que es uno de los problemas que traba la perspectiva de nacionalización de la política energética. Hoy están tironeando la situación los intereses económico-financieros de las provincias por mantener la renta petrolera tal cual la reciben en la actualidad.
En el análisis están los que empujaron la privatización y los que durante 20 años la sostuvieron. Hay que pensar que recién en marzo empezaron los retiros de concesiones a YPF-Repsol. Hubo funcionarios del gobierno dentro del Directorio de la empresa que aprobaron la gestión, las remisiones de utilidades al exterior que fueron el 97% de las ganancias. Esto pone en discusión el tema de las inversiones extranjeras. ¿Cuánto trajo realmente Repsol? ¿Cuánto traen realmente de inversiones de capitales las transnacionales si a la hora de la verdad lo que ocurre con la remisión de utilidades es que son más las ganancias producidas por el trabajo social en Argentina que se remite, que lo que ingresa de las empresas en tecnología, desarrollo productivo, etc.?
Además, convengamos que YPF no es Aerolíneas ya que ésta era deficitaria al momento de la recuperación por parte del Estado, mientras que YPF da ganancias.

MH: Hace unos 11 años, visitando General Mosconi (Salta) para entrevistar a “Pepino” Fernández, referente de la Unión de Trabajadores Desocupados (UTD) de esa localidad, me comentó que David Rockefeller decía que la empresa que da más ganancia era una petrolera bien administrada y en segundo término una petrolera mal administrada.

JG: Pero además en un momento de crisis petrolera mundial con tendencia a estabilizar precios en alza del petróleo. Si bien no está en el pico de 2008, el precio del barril se ha consolidado en torno a los U$S 100 y la perspectiva es que se mantenga en ese valor. Es una empresa rentable y el problema que no está planteado en el proyecto y lamentablemente tampoco en la opinión pública, es que este es el momento de discutir petróleo para qué.
El proyecto dice Argentina tiene que recuperar el autoabastecimiento y la tendencia mayoritaria dice eso está bueno, ahora yo me pregunto, si esto ocurriera ¿quién lo usaría? ¿Es necesario el parque automotor que tiene la Argentina? ¿Necesitamos seguir produciendo autos y no ferrocarriles? ¿Argentina tiene que seguir utilizando esta cantidad de petróleo para la producción agropecuaria orientada a la sojización y al monocultivo o tiene que recuperar un plan productivo que aliente entre otras cuestiones la agricultura familiar, el respeto a la producción comunitaria, la extensión de cultivos diversificados, privilegiando la soberanía alimentaria y no la ganancia de las grandes transnacionales de la biotecnología y la alimentación que es el resultado concreto de la sojización? ¿La Argentina tiene que usar su producción de petróleo para un perfil industrial de ensamble? ¿La Argentina plataforma productiva con salarios baratos para la exportación? ¿Por qué vienen las terminales automotrices si la industria no está generada para abastecer el mercado interno?
Más del 70% de lo que se produce se exporta, más del 60% de lo que se compra en nuestro país son autos importados. Hablo de la industria automotriz porque es la líder, la paradigmática en el proceso industrial argentino, estamos en una gran industria de ensamble que es competitiva porque los salarios son baratos. Ahí se consume gran parte del petróleo.

Fin del consenso privatizador

MH: Hace un par de meses escribiste un artículo que titulaste “¿Fin del consenso privatizador?”

JG: En ese momento lo puse entre signos de interrogación. Mi pregunta se va afirmando cada vez más. Eso lo pensaba después de la tragedia evitable de Once, después de 51 muertos y más de 700 heridos, mi sensación era que en la sociedad se había empezado a agotar el consenso privatizador y ahora lo afirmo mucho más. En ese artículo anticipaba el tema del combustible porque había cierto cansancio de la población y un cierto abandono del consenso privatizador.
La sociedad argentina en su mayoría fue trabajada ideológicamente para apoyar el modelo privatizador, primero con terrorismo de Estado, se crearon condiciones para obstaculizar las respuestas sindicales y políticas, se generó miedo en Argentina, estamos hablando de los años 70 y la dictadura. Hubo una batalla de ideas reaccionarias en los medios de comunicación para que la sociedad culpabilizara al Estado y su intervención en la economía como el responsable de la crisis económica. En los ’90, cuando se privatizaron la mayoría de las empresas públicas, no nos olvidemos de la reelección de Menem en 1995 donde el discurso ya no fue revolución productiva y salariazo sino modelo, o sea, privatización, iniciativa privada, incorporarse al Primer Mundo, ser parte de la apertura de la economía, de la liberalización y eso fue consensuado con votos y lo vuelvo a decir, con gran presencia del Pacto de Olivos.
No es solo herencia de la dictadura cívico-militar, no es solo Martínez de Hoz, no solo Cavallo, como muchas veces se dice, sino los 2 partidos políticos mayoritarios, el radicalismo y el peronismo en el Pacto de Olivos, el acuerdo Alfonsín-Menem que no fue una reforma constitucional solo para la continuidad de Menem, o un senador más para la minoría o una banca más para el radicalismo en el sistema parlamentario, sino acordar cuestiones estructurales como los cambios institucionales que supuso la política neoliberal, la situación de los ferrocarriles, de YPF, la falta de combustible, los problemas petroleros, el darse cuenta que hubo que importar U$S 9300 millones de combustible el año pasado, son elementos que le ponen trabas al consenso privatizador, pero la pregunta es ¿hay que volver al estado anterior?
La YPF estatal previa a la privatización le vendía petróleo subsidiado a Esso, Shell y era también objeto de la especulación de las clases dominantes. YPF en los ’70 fue la empresa que más se endeudó, en el momento que estaban subiendo los precios internacionales, entonces no hay que volver a la YPF estatal del modelo previo y mucho menos a la privatizada de los últimos 20 años. Este debate todavía no está y algunos estamos planteando que hay que pensar en la socialización de YPF.

MH: Justamente había tomado nota de ese tema ya que supone la participación del Estado en sus distintos niveles, nacional, provincial y municipal pero también a usuarios y trabajadores.

JG: Me parece que ese es un debate que hay que hacer, no es sencillo pasar a una gestión de participación popular, comunitaria, social, hasta me animaría a decir que no estamos acostumbrados a decidir sobre temas estratégicos, lo cual no quiere decir que no sea ese el camino. Hay que construir un involucramiento de la sociedad. A mí me preocupa que una vez expropiada YPF, puesta a funcionar la intervención, solo se aumente la producción. ¿Para qué? ¿Cuál es el destino? ¿Si hay necesidad de recursos a quién se va a invitar? ¿A otras transnacionales? ¿Si Repsol fue depredadora por qué otras empresas no lo serán?

MH: Yo agregaría ¿para qué cambiar a Eskenazi por Bulgheroni?

JG: O a Repsol por Total o Pan American Energy o los capitales chinos. ¿No es el momento para pensar la propuesta que planteó Venezuela: Petroamérica? Una política compartida de América Latina donde los recursos naturales se usen en función de un proyecto emancipador de carácter productivo.
El primer destino del petróleo venezolano es EE. UU. y más de una vez ha planteado que quiere cambiarlo para pensar en un desarrollo alternativo en la región latinoamericana. Eso requiere voluntades compartidas y un desafío a pensar otra producción para satisfacer otras necesidades. América Latina hoy está ganando dinero, creciendo económicamente porque es proveedora de recursos naturales del capitalismo desarrollado que tiene una evidente crisis económica y requiere esas riquezas y, por lo tanto, América Latina y el Caribe están siendo altamente funcionales a la demanda del capitalismo mundial en crisis. Son los temas que tenemos que discutir.

MH: Una última opinión sobre la Cumbre de las Américas.

JG: Recién hablábamos del fin del consenso privatizador, ahora me parece que hay un fin de la política exterior regional.
La Cumbre de las Américas comenzó en 1994 durante la administración Clinton en Miami donde empezó a instalarse una agenda con los presidentes americanos excluida Cuba para avanzar en el ALCA (Area de Libre Comercio de las Américas). En la 4ª Cumbre, Mar del Plata 2005, desapareció de la agenda. EE. UU. y la mayoría de los países quisieron instalar el ALCA y los del Mercosur y Venezuela, minoritarios, plantearon que no podría seguir siendo parte de una agenda común.
Una gran movilización popular acompañó el planteo. La 5ª Cumbre en 2009 en Trinidad y Tobago ya hizo notar el cambio político en América Latina y le arrancaron a EE. UU. que la OEA levantara la prohibición para que Cuba fuera parte del sistema interamericano. La OEA invitó a Cuba a reincorporarse y ésta se dio el gusto de decirle que no le interesaba participar de esa organización.
En la 6ª Cumbre en Cartagena ya no fueron solo el Mercosur y Venezuela sino toda la región en contra de EE. UU. y Canadá, planteando a viva voz las reivindicaciones por Cuba y Malvinas. Esto demuestra que estallaron las Cumbres presidenciales, no solo no fueron Correa y Ortega, tampoco Chávez por razones de salud, Evo Morales pronunció un encendido discurso demostrando la inutilidad de este sistema y en simultáneo han surgido otras experiencias, quizá la más importante sea la de la CELAC (Confederación de Estados Americanos y del Caribe) que muestra que está surgiendo una nueva alternativa si bien con proyectos contradictorios como podrían ser los de Colombia y Venezuela, pero más allá está surgiendo una experiencia de diálogo político que excluye a EE. UU. y Canadá. Esto habla de nuevos tiempos, no quiere decir que esté asegurado, que vaya en un camino lineal a resolver cuestiones muy antiguas de la región, pero pone en evidencia que en la última década se procesó una situación de cambio político en la región y esto tiene que motivarnos a un debate más profundo de las ideas, de los proyectos, porque no se trata de volver al pasado sino de recrear las condiciones para un proyecto innovador, emancipador, donde pensemos más en términos regionales que emocionales. Por eso decía que respecto del petróleo es un momento para pensar integradamente y no solo en un autoabastecimiento para Argentina sino en términos de proyecto compartido.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Ante una economía extranjerizada y concentrada como la Argentina la expropiación parcial de YPF - Repsol ¿marca una ruptura o tiende a sostenerla?

Luis Zamora (AUTODETERMINACIÓN Y LIBERTAD, especial para ARGENPRESS.info)

Es enorme y riquísimo el debate abierto alrededor de la decisión de expropiar el 51 % de Repsol-YPF por parte del gobierno nacional. Fue anunciado como un acto trascendente de defensa de la soberanía nacional.

Sin embargo como lo reconoció la presidenta -y los primeros pasos dados por el ministro De Vido lo reafirman- es una decisión que expropia a Repsol pero mantiene como socios, entre otros, al grupo Petersen, a la banca Lazard, a Goldman Sachs, se anuncia la próxima asociación de YPF con otras empresas multinacionales en la exploración y explotación de yacimientos hidrocarburíferos, mantiene la mayoría de la industria petrolera y gasífera en manos de los grandes grupos económicos transnacionales o locales en las que está hoy, o agregará a empresas chinas, prevé pagar por su expropiación a una empresa como Repsol que debería devolverle al país lo que saqueó y lo más grave es que esta decisión gubernamental está al servicio de satisfacer las necesidades energéticas de una economía cada vez más extranjerizada y concentrada. Es decir trata de garantizar la actividad y las ganancias de las megamineras, petroleras, automotrices, pools de siembra, agronegocios, metalúrgicas, siderúrgicas, de servicios, que son mayoritariamente propiedad de un poder económico extranjerizado y concentrado y que demandan al gobierno les asegure la energía que necesitan para poder seguir teniendo las formidables ganancias obtenidas en estos años.. El gobierno que avaló el vaciamiento de las reservas energéticas y luego trató de reemplazarlas con la importación ya no tiene dólares para pagar deuda externa, garantizar remesas de ganancias empresarias al exterior, permitir fugas de divisas, pagar insumos y además importar energía. Algo debe restringir para no afectar pagos, remesas y fugas. Es esta crisis del sector externo por falta de dólares sumada a la depredación energética la que empujó esta decisión. Es por ello que ni el FMI, ni el grupo de los 20 (1), ni Obama y EE.UU. ni ningún sector del poder económico mundial ha adoptado represalias serias ya que en realidad se preparan a participar en los nuevos negocios que la expropiación de Repsol les ofrece y a disputárselos. Ya están en tratativas públicas con el gobierno la TOTAL francesa, las norteamericanas ESSO y Chevron (2), es decir los más fuertes pulpos petroleros. Se explica también por ello que las grandes empresas que operan en Argentina hayan apoyado en silencio y hasta Biolcatti de la Sociedad Rural y la Mesa de Enlace sojera hayan dado su respaldo público ante la decisión del gobierno. La propia Repsol ya ha anunciado que está abierta a discutir con el gobierno argentino “amistosamente” y la Unión Europea ahora hace hincapié en que se pague “lo que corresponde”. (3)

Por ello no vemos esta medida como un paso hacia la defensa de decisiones más soberanas. La economía se extranjerizó y concentró aun más en los últimos años -de las 500 firmas más grandes las extranjeras concentran alrededor del 75% del valor agregado, de las utilidades y las exportaciones (4) y han aumentado las remesas que giran al exterior que pasaron de representar 633 millones de dólares en 2003 a 7159 millones en 2010 (5), monto que se superó el año pasado y a ello deben agregarse los más de 70.000 millones de dólares que fugaron en ese período (6). No vemos entonces que esta medida abra la posibilidad de decisiones independientes en la materia y marque una ruptura en ese proceso extranjerizante. Al contrario tiende a sostenerlo.

Como lo venimos planteando desde hace décadas la industria petrolera y gasífera debe ser en su totalidad de propiedad pública, autónoma del gobierno y administrada por los trabajadores de las empresas, sus geólogos e ingenieros y controlada por los usuarios y el pueblo en general. Ello descarta en nuestra opinión la propiedad y la intervención de las empresas privadas sean transnacionales o de capital local en cualquiera de los procesos de exploración, explotación, transporte, refinería y comercialización así como dejar la gestión en manos del gobierno de la que la administración debe ser completamente autónoma. Estatizar no es sinónimo de propiedad del pueblo ni de decisiones independientes como lo demuestra México o Arabia Saudita donde las petroleras son íntegramente estatales y son países que siguen las directivas norteamericanas. En Argentina estatizar es sinónimo de que la maneje y controle un De Vido, no el pueblo. Si fuera el pueblo seguramente no apostaría, por ej., como lo hace el gobierno a explotar el llamado gas no convencional cuya explotación ha sido prohibida preventivamente en Francia y suspendida temporalmente en Sudáfrica y en algunas zonas de Alemania, Suiza, Inglaterra, Canadá, Estados Unidos y Australia por sus graves efectos contaminantes. (7)

La privatización menemista de YPF, mantenida en líneas generales por el actual gobierno, posibilitó el saqueo generalizado y contaminante de esos bienes comunes, provocó el vaciamiento y la crisis energética que explota en estos meses (las reservas bajaron de 20 años en los 90 a 8 años en el 2009), la necesidad de gastar miles de millones de dólares en importar combustible y gas (el balance fue negativo en casi 3.000 millones de dólares el año pasado) (8) y la remesa de miles de millones de dólares de dividendos empresarios girados al exterior (desde 1999 ganaron 16.450 millones de dls.) (9) lo que exige, además de la propiedad pública, una investigación de una comisión independiente sobre la actividad de Repsol y de las demás empresas multinacionales que operan en el área para cobrarles todo el vaciamiento y la grave contaminación perpetrada en perjuicio del país y del pueblo así como sobre la responsabilidad de este gobierno, sus funcionarios y la de los anteriores en las actitudes cómplices con esta depredación.

Soberanía es que el pueblo sea el que decida, lograrlo será resultado de que se pelee por ello.

Notas:
1) “Página 12” - 21/4/12
2) Por ej. La TOTAL - “Página 12” - 20/4/12.
3) “Página 12” - 24/4/12.
4) Manzanelli - Schorr. “Miradas al Sur” - 20/11/11.
5) Schorr - Arceo. “Miradas al Sur” - 14/8/11.
6) Es bastante mayor. Puede verse A. Zaiat - “Página 12” - 8/8/10; “Pagina 12” - 2/11/11.
7) Entre otras fuentes puede verse Di Risio, Observatorio Petrolero Sur, www.oilwatchsudamerica.org
8) Katz, Lucita y otros (EDI) según INDEC, puede verse, por ej. En “Rebelión” - 4/4/12.
9) Cristina Fernández; Discurso en el acto de anuncio del proyecto de ley de expropiación de YPF Repsol (puede verse en ARGENPRESS.info - 18/4/121).Las ganancias, según la presidente, fueron de 16.450 millones de dls. y lo remesado al exterior fue de 13.246 millones de dls.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

¿Reapropiación parcial de YPF y después?

Eduardo Lucita (LA ARENA)
La reapropiación de parte del paquete accionario tiene una dimensión política simbólica que supera el propio acto expropiatorio. Implica por un lado la recuperación de la iniciativa política por parte del gobierno y un nuevo giro del modelo hacia su "profundización".

La reciente decisión política de la presidenta Cristina Fernández de recuperar el control de la emblemática empresa nacional YPF es una decisión soberana positiva que abre expectativas y también numerosos interrogantes, a la par que pareciera insertarse en un nuevo giro en la política gubernamental.

Los hidrocarburos son un recurso estratégico para cualquier país y particularmente para uno como Argentina cuya matriz energética depende en un 90 por ciento de estos recursos. Así la reapropiación del 51 por ciento de las acciones de YPF en poder de la multinacional Repsol es un avance. Este avance fue obligado por la fuerte caída de la producción hidrocarburífera y su contrapartida, la importación de energía que pegó un salto explosivo de 4.500 millones de dólares en 2010 a 9.400 en 2001. Algunas estimaciones valúan esas necesidades para el año en curso en no menos de 12.000 millones de dólares, una cifra más que significativa para unas finanzas públicas que ya no nadan en la abundancia.

Un dato adicional es la deuda de YPF, que en cuatro años se triplicó mientras que su patrimonio cayó un 30 por ciento en el mismo período. La conclusión sale sola: giraba al exterior montos superiores incluso a las ganancias reales mientras que se endeudaba, se descapitalizaba y desinvertía.

Avance con interrogantes

Se trata de un punto de partida que debe ser apoyado, y bregar para que se supere. YPF explica en promedio solo un tercio de la producción hidrocarburífera (33 por ciento del petróleo, 25 del gas, 50 de la refinación) mientras que los otros dos tercios, que también perdieron producción, continuarán la explotación bajo la forma de las concesiones actuales. Este avance es insuficiente porque alcanza solo a una porción de YPF que además como empresa mantiene el status jurídico anterior. De alguna forma se intenta seguir el modelo Petrobras, sociedad anónima mixta con gerenciamiento tipo privado.

Sin embargo Argentina no es Brasil. Para desarrollar la industria, que de eso se trata, necesita un esquema energético a precios subsidiados y diferenciados por sectores de la economía. En otros términos, energía a bajo costo para mejorar los niveles de productividad de los sectores no competitivos.

Cuando tanto se alaba al modelo Petrobrás conviene recordar el papel sub-imperial que jugó, cuando el presidente Evo Morales enviara el ejército a los campos petroleros para garantizar y custodiar su nacionalización, sin olvidar las presiones sobre el gobierno Lula. Cuando el descubrimiento de yacimientos en el lecho submarino profundo, capa pre-sal, el entonces presidente Lula planteó destinar parte de esa nueva renta petrolera a crear un fondo social para financiar entre otros su estratégico programa "Hambre Cero". Petrobrás se negó terminantemente a ceder recursos a lo que Lula respondió proponiendo crear otra empresa petrolera estatal 100 por ciento que administraría todas las actividades del pre-sal. Es un antecedente no despreciable.

Ahora es cuando

Se trata de un avance que hay que superar ya que el proyecto presentado nada dice de los decretos desreguladores vigentes desde los años '90, ni de los contratos de concesión por fuera de YPF, menos aún del concepto de libre disponibilidad del crudo que da plena libertad a los concesionarios, lo que aparece como contradictorio con el objetivo general enunciado: "Lograr el autoabastecimiento y también generar saldos exportables".

Hay que avanzar sobre la reapropiación parcial de YPF dando de baja la normativa desreguladora del sector, auditando integralmente todas las concesiones y las reservas, terminando con el principio neoliberal de "libre disponibilidad" y avanzar hacia una empresa 100 por 100 estatal. Pasos necesarios para consolidar el avance logrado que deben inscribirse en un plan energético nacional de larga duración.

Iniciativa y reorientación política

La reapropiación de parte del paquete accionario tiene una dimensión política simbólica que supera el propio acto expropiatorio. Implica por un lado la recuperación de la iniciativa política por parte del gobierno. Conviene recordar que en el primer trimestre del año en curso, con el impresionante 54 por ciento de apoyo en las elecciones presidenciales de octubre pasado recién estrenado, la realidad le cambió la agenda al gobierno.

Como hemos explicado desde esta misma columna, este cambio de agenda fue resultado de la combinación del masivo rechazo popular a la megaminería en las provincias del noroeste; la tragedia ferroviaria que sesgó 51 vidas; y el reconocimiento implícito de una situación energética que no está colapsada pero si en crisis latente.

Pero junto con la recuperación de la iniciativa la situación pareciera contener un nuevo giro en la política gubernamental. La declamada "profundización del modelo" fue oportunamente reemplazada por la "sintonía fina", que sin llegar a desplegarse parece ahora haber quedado relegada (congelamiento de la quita de subsidios y su correlato en las tarifas, levantamiento del techo a las paritarias, al menos en el sector privado, nuevo impulso al crédito subsidiado). Este cambio ha sido coronado por la reforma de la Carta Orgánica del BCRA y ahora con la estatización parcial de YPF. Todo rodeado de fuertes definiciones en torno a la defensa del mercado interno, al sostenimiento de la demanda y a la defensa del salario y el empleo frente a la crisis mundial.

Captura de renta

¿Todas estas medidas y definiciones implican un nuevo giro en la política gubernamental? Las definiciones del viceministro de Economía en su vehemente presentación ante la Cámara de Senadores parecieran indicar que están más emparentadas con la etapa que se abriera con la captura de renta agraria extraordinaria y la estatización de las AFJP que con la sintonía fina.

En este sentido conviene registrar que en el reciente Congreso de Economistas Heterodoxos realizado en la Ciudad de Buenos Aires, del que también hemos dado cuenta en esta columna, las ponencias más discutidas fueron las que sostenían la tesis de una "Economía tirada por la demanda". No es de descartar que estos debates hayan influido favorablemente en las disputas al interior del gobierno en favor de las tendencias mercado internistas, que pareciera finalmente se han impuesto.

Nueva etapa

Si así fuera, ¿cómo definir la etapa que ahora se abre? Es temprano todavía, probablemente termine resultando una mixtura de las dos anteriores. Esto parece estar implícito en el propio discurso presidencial: "Ya nadie piensa en un Estado empresario, tampoco ya, luego de lo que pasó en 2008, nadie puede pensar en un mercado que se autorregula sin la intervención del Estado" (Conferencia de la Unión Industrial Argentina en noviembre de 2010).

Es en esta relación contradictoria, entre una realidad -local e internacional- que empuja cada vez más a una intervención decidida del Estado y un discurso oficial que encorseta esta intervención en sus costados reguladores, que los trabajadores y el movimiento popular deben intervenir. Porque no han de ser indiferentes a como se resuelva esta contradicción, que encierra el debate sobre el rol del Estado y la cuestión nacional, tan desdibujada en estos tiempos de mundialización del capital.

Eduardo Lucita es integrante del colectivo EDI-Economistas de Izquierda.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Era en abril

Ignacio Pizzo (APE)

Cualquier parecido con la realidad es pura poesía, el mes de abril es el elegido para dar cuenta de la pena y la gloria en una buena parte de las estrofas de nuestro amplio repertorio musical, tanto del tango como de la trova. En esta oportunidad, se presenta de manera atormentada y burlona , una vez más, para ponernos en ridículo. Una beba con solo veintiseis semanas pudo tomar la vida. Luz Milagros, pide nacer el 3 de abril del 2012 a las 10:24 horas en el Hospital Perrando de Resistencia provincia del Chaco.

Clampeado el cordón umbilical, nexo biológico imprescindible para la vida intrauterina, inició un tenebroso recorrido y durante 12 horas, engrosó las estadísticas de mortalidad fetal en la morgue del hospital porque sus signos vitales no se encontraron al momento del nacimiento. La encuentra su madre y su padre con vida , ellos quisieron verla, acudiendo a lo simple, a lo irremediable del duelo y, abruptamente, se vieron abriendo un mundo de preguntas, al escuchar que Luz Milagros, hasta ese momento Abigail, estiraba su jadeo para atrapar algún bocado de aire, alguna pisca de calor.

Por doce horas fue Abigail. Dada las circunstancias, luego se llamó Luz Milagros. Sólo el intento de dar una respuesta certera es un cuento irónico. Sin embargo, aunque se hagan listas de palabras como negligencia, milagro, impericia, desidia, lo que no deja lugar a dudas es que sucedió en la provincia de Chaco. Uno de los rincones del país, de los más postergados, donde de manera insólita, recientemente se dieron a conocer las cifras de mortalidad infantil y orgullosamente el gobernador Capitanich anunció que la tasa es de un dígito: 9,7 por mil. A nadie le queda duda de que este indicador debe ser monitoreado y debe ir en descenso. Pero detrás del dato está la sombra de cada pieza humana, que forma nuestro rompecabezas y hoy, en Chaco por cada mil pequeños somos 9,7 menos, aunque las cifras no están confirmadas.

Por otro lado, es sumamente curioso que una de las provincias mas pobres, haya tenido en el 2007, 21,2 por mil de mortalidad en menores de un año. Esto equivale a decir que hay un descenso de 11,5 puntos en 5 años. Esta baja tan notoria hace que pongamos nuestra desconfianza a flor de piel. La manipulación de registros últimamente y de manera lamentable se nos ha hecho costumbre. Sería una tasa más baja que la de Buenos Aires y a nivel nacional la tasa bajó tan solo de 13,3 a 11,9 por mil. Los datos son sólo fotografías de un tiempo breve, son muestras de acontecimientos donde quienes los publican no forman parte del elenco. Quienes los anuncian, no conocen al protagonista. La excepción está cuando hay actuaciones de reparto, como el de una beba chaqueña que decide vivir a pesar de la cadena de deshumanización que comienza en un ministerio y termina en un hospital, donde la muerte se huele por los pasillos. Porque no creo en la existencia de las responsabilidades individuales sino en la ley física de la aceleración, al punto de no registrar al otro, en una vomitiva pugna por tener antes que ser, porque al parecer somos pequeñas unidades de plusvalía formando el gran globo. Es así como la gobernación de Chaco prometió a la familia de Luz Milagros la ampliación de la casa, le compró al padre una moto -porque la que tenía le había sido robada el mismo día del nacimiento de la beba- y le dio vales por alimentos.

La Negra Sosa cantaba que cambia lo superficial y lo profundo. Y al cambiar la forma de clasificar a Abigail que hoy es Luz Milagros, que pasó de ser parte del indicador mortalidad fetal integrar la lista de los prematuros, cambiamos la muerte por la vida, vaya si todo cambia.

Ignacio Pizzo es médico generalista. Casa del Niño de Fundación Pelota de Trapo.

Fuente imagen: APE

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Córdoba: Los trabajadores de LV2 se harán cargo de la radio

PRENSA RED

Tras un largo periodo de abandono patronal, el juez de la quiebra informó hoy que la cooperativa de trabajadores dará continuidad a la emisora, conforme lo resuelto por la AFSCA. Un triunfo de la lucha y la coherencia militante.

En el salón "Ricardo Núñez", de Tribunales I, esta mañana el Juez de la quiebra de LV2, José Di Tulio les comunicó a los trabajadores de la emisora, que conforme a lo resuelto por la Autoridad de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA), y conforme a la Ley de Quiebra, se les otorgará la continuidad en el manejo de la frecuencia.

Estuvieron presentes, Julián Prato (AFSCA), el síndico, los trabajadores y los dirigentes del Cispren, Carlos Valduvino (Secretario General) y Víctor Beccaria (Secretario Adjunto), acompañados por el asesor letrado del gremio Luis Reinaudi.

Como se recordará, el 22 de noviembre del año pasado el juzgado Civil y Comercial de 39º nominación declaró la quiebra de Radiodifusora Mediterránea S.A, y esta semana, el AFSCA mediante la resolución 430 declaró extinguida la licencia de la fallida y otorgó la frecuencia a los trabajadores.

Además se resuelve “disponer la continuidad del servicio por parte del personal en actividad o de los acreedores laborales, organizados en cooperativa, incluso en formación, con la asistencia técnica y jurídica de esta Autoridad Federal, en los términos del artículo 189 de la Ley N° 24.522, texto conforme a la Ley Nº 26.684”.

Esta medida allana el camino para que los trabajadores se hagan cargo de la radio a través de la cooperativa de trabajo, que conformaron hace tiempo, y que está inscripta en el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES)

El viernes 4 de mayo se realizará una nueva reunión con el juez de la causa para acelerar el proceso de entrega de los bienes a sus nuevos dueños: la “Cooperativa de Trabajadores de LV2 limitada”.

La resolución 430

Articulo 1º - Declarar extinguida la licencia de titularidad de Radiodifusora Mediterránea S.R.L. (actualmente S.A.), LV2 Radio General Paz de la ciudad de Córdoba, provincia homónima, adjudicada por Decreto N° 2774/83.

Articulo 2º - Disponer la continuidad del servicio hasta su normalización para garantizar su normal prestación, el que estará a cargo del personal en actividad o de los acreedores laborales, organizados en cooperativa, incluso en formación, en los términos del artículo 189 de la Ley N° 24.522 (texto conforme a la Ley N° 26.684), con la asistencia técnica y jurídica de esta Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual.

Articulo 3° - Comuníquese lo resuelto en la presente al titular del Juzgado Civil y Comercial de 39na. Nominación - Conc. y Soc. Nro. 7 de la provincia de Córdoba.

Articulo 4° - Regístrese, publíquese, dése a la Dirección Nacional del Registro Oficial y cumplido, archívese.

Los trabajadores junto al CISPREN han librado una dura batalla desde que la emisora comenzara a ser vaciada y administrada por sucesivas patronales irresponsables que dejaron en la calle a 65 familias.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Córdoba: Un triunfo de la clase obrera organizada

Carlos Valduvino (PRENSA RED)

El secretario General del CISPREN, Carlos Valduvino destaca que los trabajadores de LV2 sean los tenedores de la frecuencia y funcionen como una cooperativa de trabajo. “No es el principio ni el final de ninguna historia, sino un triunfo de los trabajadores organizados”, afirma el dirigente.

Hoy fue uno de esos días donde la lucha por las reivindicaciones de los trabajadores se hizo realidad, donde lo colectivo triunfó por sobre el individualismo y donde la lucha triunfó por sobre la resignación.

Los trabajadores de LV2 son los tenedores de la frecuencia y el juez de la quiebra alienta a todos y todas a integrarse a la Cooperativa de Trabajo ya conformada por los compañeros de la emisora, pionera en la radiofonía cordobesa. No es el principio ni el final de ninguna historia, sino un triunfo de los trabajadores organizados.

Ser parte de este colectivo que verbaliza "nosotros" por sobre el "yo", es motivo de festejo, más allá de que hoy o mañana no seamos los grandes titulares de los medios de las grandes empresas de comunicación.

Reconocer que las autoridades que conducen la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA) aplicaron la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, significa un triunfo de lo colectivo por sobre lo individual y tener un juez que priorice la continuidad de la frecuencia en manos de los trabajadores organizados a través de una cooperativa de trabajo, es una satisfacción inmensa.

A este triunfo de los trabajadores de LV2 lo quiero compartir con todos mis compañeros de Río Cuarto porque así como en nuestra ciudad están las cooperativas de trabajo de Radio FM Libre, Cooperativo de Trabajo Al Toque y Cooperativa de Trabajo Bases, en la provincia también hay otras supimos construir.

Con sus particularidades y matices vale mencionar las consolidadas cooperativas de trabajo de “El Diario” de Villa María, la de Comercio y Justicia, y otras que están en formación como la Santo Domingo de “FM Vida” en Villa Dolores, y hoy podemos

decir con orgullo que también LV2 integra esa lista de cooperativas recuperadas por sus trabajadores

No es casual que el CISPREN haya acompañado a todos y cada uno de estos emprendimientos, sino que significa el reconocimiento de una clase que es capaz de poner en marcha, administrar y sacar adelante las fuentes productivas para no perder una sola fuente de empleo.

Como siempre decimos conocemos empresas con patrones y trabajadores; conocemos empresas de la economía social donde sólo hay trabajadores, pero lo que no conocemos, y nunca van a existir, es empresas sólo con patrones.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Puja redistributiva: Los Visitadores médicos exigen 36,5% de incremento salarial en paritarias

AAPM - ACTA

Los visitadores médicos nucleados en la Asociación Agentes de Propaganda Médica de la República Argentina(AAPM-CTA), gremio mayoritario de la actividad, exigió en las negociaciones paritarias iniciadas con la Industria Farmacéutica un acuerdo de incremento salarial del 36,5% y mejoras en las condiciones de trabajo convencionales.

El sindicato nacional de visitadores médicos anunció el lanzamiento de un plan de lucha con medidas de fuerza gremiales a nivel nacional en reclamo de un 36,5% de recomposición al básico y mejoras de condiciones de trabajo en el Convenio Colectivo: reconocimiento de gastos, movilidad, sala materno-paternal para hijos de 0 a 5 años, licencias especiales, jornada laboral, pago de antigüedad sin topes, vacaciones, reconocimiento especial para los trabajadores de zonas donde el costo de vida es superior al resto del país, cláusulas de genero, entre otras demandas.

“La industria farmacéutica argentina en los últimos años viene gozando de la rentabilidad más elevada entre los sectores industriales, incluso superando a la industria automotriz y de la construcción, considerados como los sectores mas dinámicos para el crecimiento del PBI desde el 2005. En este contexto, se niegan a avanzar en un acuerdo en paritarias serio y responsable que incluya las necesidades de los trabajadores del sector”, puntualizó el secretario General de la Asociación Agentes de Propaganda Médica de la República Argentina (AAPM-CTA), Ricardo Peidro, actual Secretario General Adjunto de la CTA Nacional.

“Mientras que en 2010 el promedio de la rentabilidad de la economía argentina fue del 7,4%, la rentabilidad de la industria farmacéutica fue del 18,8% y hasta el 19,8% en el caso de las empresas exportadoras del sector. Esto significa que la farma-industria creció 154% en la relación a la media de los sectores productivos del país. Es increíble que frente a esos márgenes de crecimiento y de rentabilidades extraordinarias se nieguen sistemáticamente a un incremento salarial justo y a mejoras en condiciones de trabajo, conociendo además como agravante que la tasa de productividad laboral en los laboratorios es superior a la de otras industrias”, explicó Peidro.

Finalmente el secretario general del sindicato nacional de visitadores médicos remarcó que “si la inflación real en la cual coinciden casi todos los actores de la economía fue superior al 24% en 2011, la Industria Farmacéutica debe mejorar la pobre propuesta de aumento salarial considerando una propuesta que no se acote exclusivamente a los índices inflacionarios como una exclusiva recomposición sino que representen un incremento real en el poder adquisitivo de los trabajadores. Es decir, queremos no sólo recomponer nuestros salarios frente a la inflación sino que los trabajadores tengamos una participación real en la rentabilidad y crecimiento empresario, contemplando así en las paritarias las dos variables para definir el incremento salarial: inflación y rentabilidad empresaria".

"Por último debemos manifestar nuestro repudio al intento de los Laboratorios multinacionales y nacionales que buscan y proponen en las paritarias condicionar el acuerdo salarial y de mejora de condiciones de trabajo a la des-sindicalización de la actividad buscando eliminar la representación gremial de los trabajadores intentando avanzar en modalidades unilaterales de fijación de condiciones salariales y de trabajo haciendo desaparecer la organización de los trabajadores y sus derechos laborales", denunció Peidro.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

La CTA Capital se movilizó a la Jefatura de Gobierno: "Macri. La Ciudad no es tu empresa"

Valeria Garay (ACTA)

Ayer al mediodía las organizaciones gremiales y territoriales de la CTA Capital se movilizaron desde Avenida de Mayo y 9 de Julio hasta la Jefatura de Gobierno de la Ciudad para manifestarse contra la precarización del Estado y por una pauta salarial que tenga que ver con las necesidades de los trabajadores, entre otros reclamos.

Al llegar a la puerta de la Jefatura de Gobierno de la Ciudad, desde un camión que oficiaba de escenario, Pablo Spataro, Secretario General Adjunto de la CTA Capital, fue el encargado de abrir el acto. Desde allí, el compañero dijo: “Queremos saludar lo que acaba de pasar en el Congreso con la media sanción de la expropiación de YPF. Saludamos la medida y homenajeamos a los compañeros que nunca se entregaron, que nunca claudicaron; a los compañeros caídos en Cutral Co, a los compañeros caídos en Mosconi, a los caídos en Tartagal; a los compañeros de la Fetera, que pelearon por los hidrocarburos para el pueblo y a nuestro compañero Germán Abdala, que siempre peleó del lado de los trabajadores para no vender nuestro patrimonio nacional.”

“Estoy muy feliz de este acto multitudinario, pero quiero decir que para mí la alegría es doble, porque mientras este gobierno de Macri todos los días intenta quebrarnos, intenta separarnos, intenta que cada uno venga con los reclamos por separado, acá estamos todos juntos. Por eso para mí es un orgullo que estén los compañeros de ATE-CTA, que vienen peleando para quebrar esa pauta salarial vergonsoza del 16 % con una suma fija de 300 pesos; que vienen peleando por el pase a planta permanente, contra la patota y el unicato sindical y vienen peleando para construir un Estado de cara al Pueblo”, expresó Spataro.

“Por eso para mi es un orgullo que estén los compañeros docentes, que vienen peleando por sus derechos laborales pero están denunciando también que se están vaciando nuestras escuelas y el cierre de grados. Es un orgullo que estén acá los compañeros bancarios del Banco Ciudad, que están haciendo asambleas permanentes, porque están peligrando sus fuentes de trabajo. Es un orgullo que estén acá los compañeros judiciales que vienen denunciando que mientras los jueces ganan 30 mil o 40 mil pesos, se vulneran los derechos de los trabajadores de la justicia de la Ciudad de Buenos Aires”, agregó el compañero.

“Es un orgullo que estén acá los compañeros de los movimientos sociales, de las cooperativas de vivienda y de trabajo, de los Centros Culturales, de los jardines maternales, de los bachilleratos populares. Hoy estamos inmensamente contentos que estén con nosotros los compañeros del MTL-CTA, del MTD-CTA, de la Asamblea de Floresa-CTA, del Movimiento Barrial Desde Abajo, nuestras Cooperativas Cartoneras, los compañeros de la Villa 31 y de la Villa 21. Acá está la CTA, y queremos decirle a este gobierno, si pensaba que nos íbamos a quedar callados mientras se derrumban nuestras escuelas, mientras se vacían nuestros hospitales, mientras nos ponen en condiciones con salarios que muchas veces llegan a 2300 pesos, mientras nuestros barrios se vienen abajo, les decimos que no, que acá estamos presentes, que estamos dispuestos a pelear hasta las últimas consecuencias para consolidar nuestros derechos”, anunció Pablo.

“Hoy estamos acá porque, lo decimos con dolor, muchas familias no tienen un trabajo estable y es muy dificil garantizar el plato de comida o llegar a fin de mes. Lo decimos con dolor, más de 2500 pibas y pibes pasan por los comedores de la CTA, la mitad son bancados con el esfuerzo y el compromiso de nuestros compañeros. Por eso, nosotros decimos que vamos a pelear para poder garantizar los derechos y que el Estado se haga cargo de esa responsabilidad que tiene, pero también exigimos trabajo. Queremos trabajo, pero no para que nuestros compañeros saquen papelitos de los postes de luz, queremos trabajo para arreglar los hospitales que se vienen abajo, para arreglar las escuelas, para construir jardines maternales porque no tenemos quién cuide a nuestros pibes, para arreglar nuestros barrios, nuestras plazas. Compañeros y compañeras, la única forma de garantizar que nuestros derechos se cumplan es unificando nuestros reclamos, es pensarnos más allá de las fronteras de nuestra organización, por eso vamos a pelear para que que dentro de tres años echemos al macrismo de la Ciudad de Buenos Aires y pueda llegar un gobierno que atienda las necesidades populares”, concluyó Spataro.

Por su parte, Carlos Chile, Secretario General de la CTA Capital anunció al cierre de la jornada: “El primero de mayo estaremos junto al Obelisco para decir que es insuficiente la unidad alcanzada, que vamos a un acto multitudinario junto a organizaciones hermanas, pero es insuficiente la unidad porque todavía el en territorio de la Ciudad se van a suceder diversos actos. Pero vamos al Primero de Mayo con el compromiso de seguir peleando para construir un solo acto, para golpear como un solo puño, para que ese día el mejor homenaje a los trabajadores sea la unidad de la clase”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Huelga de médicos bolivianos pica y se extiende

Héctor Miranda (PL)

La huelga de los médicos y trabajadores de la salud pública boliviana sobrepasa su cuarta semana sin que se vislumbre a corto plazo la solución a un conflicto que afecta a millones de personas en todo el país.

Los galenos y el personal auxiliar de los hospitales y clínicas se fueron al paro desde el 28 de marzo pasado en reclamo de la abrogación del Decreto Supremo 1126, el cual establece las ocho horas de trabajo para el sector, y solo en un momento posterior, a principios de abril, se abrió la posibilidad de un acuerdo.

Por unas horas, las directivas de varios de los colegios médicos decidieron volver a las labores habituales, pero las negociaciones se rompieron y la situación volvió a tensarse.

El Gobierno insiste en la aplicación del referido decreto, para cumplir con un pedido expreso de los movimientos sociales durante la Cumbre de Cochabamba, realizada en enero pasado.

Los médicos, por su parte, solo aceptarían trabajar ocho horas si reciben todos los beneficios de la Ley General del Trabajo, aunque esa fue solo la primera alternativa para aceptar el decreto.

A medida que avanzaron los días, creció el número de condicionantes y los huelguistas insertaron otros pedidos: mejoras en las condiciones laborales, aumento de los salarios...

La respuesta gubernamental

El ministerio de Salud y Deportes tuvo claro desde el primer momento que el paro podría extenderse en el tiempo y preparó un destacamento de mil médicos para situaciones de contingencia, que prestaría atención en los nueve departamentos del país.

En algunos lugares, los movilizados trabajarían en sitios fijos y en otros, como en La Paz, lo harían incluso en vehículos habilitados para moverse, con la intención de facilitarle la atención médica a la población.

La cifra, sin embargo, no logró satisfacer la demanda y durante muchos días se ha visto a personas clamar por ayuda especializada frente a hospitales y clínicas, en tanto otros volvieron a recurrir a medios tradicionales, sobre todo en las zonas rurales, para mitigar sus dolencias.

Si bien es cierto que las salas de emergencia de la mayoría de los centros se mantuvieron abiertas, tampoco bastaban para solucionar la demanda.

El titular de Salud y Deportes, el doctor Juan Carlos Calvimontes, mantuvo su posición en defensa de la población y en declaraciones dejó claro que reconocía en el conflicto la presencia de tres escenarios.

Según el ministro, el primer escenario, el de la población y de los movimientos sociales, es el más importante, porque la aplicación del Decreto Supremo 1126, fue un pedido que salió de las masas, de los más necesitados.

"Cuando me reúno con dirigentes, con autoridades, de los movimientos sociales es un escenario favorable, ciento por ciento favorable. Ellos están plenamente de acuerdo y han manifestado su decisión política de acompañarme en este proceso en el sentido de viabilizar esa normativa legal", aseguró Calvimontes.

El segundo escenario incluye a las autoridades de salud, del Estado, entre ellos los directores departamentales, ejecutivos de la seguridad social, también, según el ministro, en línea con la posición gubernamental, aunque con algunas modificaciones.

"Estos sugieren algunos elementos que van desde el incremento salarial y la recomposición de la carga horaria hasta la necesidad de crear mejores condiciones de trabajo en algunos lugares, lo cual es analizable y negociable", admitió Calvimontes, quien agregó que "este grupo también es favorable a la aplicación del Decreto 1126".

Para el ministro, "la mayor resistencia, las posiciones de extrema, se encuentran en los entes gremiales, por mucho el más hostil de los escenarios".

"Los dirigentes gremiales mantienen una resistencia que va desde el ámbito corporativo-político, porque ellos como dirigentes tienen que oponerse a las medidas, sí o sí, desde el punto de vista político, porque si no perderían el apoyo de sus bases", recalcó.

Calvimontes se refirió a alianzas entre el Colegio Médico de La Paz, uno de los que mantiene una posición más férrea en contra del Decreto Supremo y de las negociaciones, y elementos de la extrema izquierda boliviana.

"Desde el punto de vista político no nos sorprende, porque Bolivia, a través de toda su historia pasada, ha sufrido ese tipo de alianza, en que la extrema izquierda y la extrema derecha se juntan para desestabilizar a un gobierno progresista, e intentan buscarle un rumbo político al país".

Una buena señal

Hace más de una semana, sin embargo, muchos de los médicos y trabajadores de la salud vinculados a la huelga participaron en la segunda parte de la campaña de vacunación contra la rubéola y el sarampión.

Luego de 16 días de paro, hicieron un alto en su presión y se sumaron a Vacunaton 2012, el nombre de la campaña que pretende exterminar ambas enfermedades en el país, lo cual agradeció René Lenis, el director nacional de Epidemiología, quien estuvo al frente de esta.

Lenis agradeció la posición de los huelguistas y elogió la participación de todos en la jornada de vacunación, que abarcó 47 municipios de los nueve departamentos del país.

La Vacunaton se extendió desde las capitales departamentales hasta ciudades de más de 50 mil habitantes, con prioridades para los municipios fronterizos o de mucha afluencia de turistas.

La hora del acuerdo

Para la mayoría de los bolivianos, es hora de alcanzar un acuerdo, y en más de uno de los departamentos la población advirtió que tomará medidas en caso de que se prolongue el paro.

En unos casos revelaron cuáles serían las medidas, pero en otros, aunque nadie lo haya dicho abiertamente, quienes conocen la idiosincrasia boliviana se imaginan hasta donde se llegará: bloqueos de las carreteras o de los caminos más importantes del país.

Los llamados al sector para la vuelta al trabajo no solo salieron de la población, de los dirigentes de los movimientos sociales o de la cúpula ministerial, sino incluso del presidente Evo Morales y del vice Alvaro García Linera.

El vicemandatario enfatizó días atrás que negarle la salud al pueblo es un acto criminal y reprochable, en tanto el jefe de Estado insistió en más de una ocasión en la necesidad de trabajar y advirtió que quien no lo haga, no recibirá sus honorarios.

Las palabras del mandatario no sentaron bien entre los dirigentes huelguistas, quienes esperaban cobrar los días de paro.

Por otra parte, Morales lamentó las quejas de los galenos, considerados un sector privilegiado dentro de la sociedad boliviana y puso como ejemplo en más de una oportunidad a muchas personas que trabajan jornadas de más de 15 horas y sin seguridad alguna de que recibirán alguna remuneración a cambio.

Lo cierto es que el conflicto se extiende en el tiempo y solo los más optimistas creen que se llegará a un consenso a corto plazo. Algunos de esos aseguran que no pasará más allá de la próxima semana, para comenzar mayo con total normalidad en la atención sanitaria a la población.

De no ser así, el Gobierno podría pactar con nuevos profesionales y contratar a unos mil galenos para reemplazar al menos a una parte de los parados.

El diputado por el Movimiento Al Socialismo Antonio Molina, presentó a comienzos de semana al Legislativo el proyecto de ley de Defensa del Juramento Hipocrático, el cual, de ser aprobado, legalizaría la contratación de profesionales para el sector.

El legislador argumentó la presentación del referido proyecto de ley impulsado por la irresponsabilidad de los médicos quienes mantienen a la población privada del servicio de salud.

El dictamen pretende autorizar al ministerio de Salud la contratación inmediata de los profesionales, al cual se opone el presidente del Colegio Médico de Bolivia, Alfonso Barrios, uno de los que se encuentra en huelga de hambre en reclamo por la abrogación del Decreto Supremo 1126.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...