jueves, 3 de mayo de 2012

El desafío histórico de nuestra América

Homar Garcés (especial para ARGENPRESS.info)

Las debilidades estructurales y funcionales del socialismo real en las naciones de Europa Oriental y Asia, que acarrearon posteriormente su declive y eclosión, abonaron las condiciones para que el capitalismo en su versión neoliberal llegara a proclamarse vencedor, a tal punto que muchos creyeron llegado el fin de la historia y, con ella, de toda ideología contraria. Desde entonces, Estados Unidos y sus socios de Europa Occidental -sin rivales que pudieran cuestionar y enfrentar su afán de hegemonía- comenzaron a configurar un mundo unipolar según sus intereses geopolíticos, echando a un lado el respeto de fronteras y límites jurídicos y éticos que obstaculizaran su objetivo primordial de dominio mundial.

No obstante, el predominio del mercado capitalista produjo otras consecuencias que se han mantenido y ampliado con el tiempo, abarcando la totalidad del planeta. Uno de tales frutos es el actual cuestionamiento a su validez, en vista de los resultados desastrosos obtenidos en la aplicación de medidas económicas neoliberales para superar las continuas crisis que se han originado en las dos últimas décadas, causando mayores niveles de pobreza, de desempleo, de desigualdad social, de desastres ecológicos, de inestabilidad familiar y de limitación de derechos constitucionales al combatir supuestamente los gobiernos las amenazas de un terrorismo internacional convenientemente ubicuo; todo lo cual se ha propagado gracias a las nuevas tecnologías en comunicación. Sin embargo, esta nueva realidad surgida en Europa y Estados Unidos todavía carece de elementos teóricos y políticos que oriente la lucha y le confiera coherencia, sistematicidad y perspectiva para transformarse en revolución. En este contexto, surgen protestas y experiencias comunitarias en las naciones de nuestra América que resitúan al socialismo revolucionario como la alternativa a construir frente a la lógica irracional del capital y de la democracia burguesa que lo ampara y legitima, justamente cuando los ejes históricos del socialismo ya han dejado de existir-salvo Cuba que enfrenta con dignidad revolucionaria un embargo económico de medio siglo por parte de los gobiernos gringos-, lo que supone para los defensores del status quo una contradicción que todavía no han sabido explicarse, incluso muchos de los llamados intelectuales de izquierda, sorprendidos todos por el ímpetu de las mayorías populares excluidas que desmoronó gobiernos en Argentina, Ecuador y Bolivia e impuso a Hugo Chávez como presidente de Venezuela.

Así, la última década del siglo XX es escenario de la rebeldía de los pueblos de nuestra América. En Venezuela había tenido lugar una revuelta popular contra el paquete de medidas económicas del Fondo Monetario Internacional, a la cual se sumaron dos insurrecciones cívico-militares en 1992. En México hubo la insurrección armada de indígenas y campesinos pertenecientes al Ejército Zapatista de Liberación en momentos que entraba en vigencia el Tratado de Libre Comercio que el gobierno de ese país suscribiera con Canadá y Estados Unidos. Con una realidad social, política, cultural, militar y económica de dependencia respecto al imperialismo yanqui, nuestra América comienza a transitar un camino propio, a contracorriente de lo sucedido a escala planetaria. Sus nuevos gobiernos se enmarcan en una política de izquierda aunque sin cambios estructurales significativos. Todo ello obligará al imperialismo yanqui a redefinir algunas estrategias, buscando minimizar el impacto de los cambios producidos que representan una
correlación de fuerzas negativa a sus intereses hegemónicos. A pesar de promover durante mucho tiempo el Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA) como el remedio eficaz para superar el subdesarrollo, éste fue repudiado por los gobiernos y pueblos del continente, lo que significó un serio revés para la política imperialista estadounidense. En la actualidad, nuestra América se constituye en faro de las luchas de los pueblos del mundo contra el sistema capitalista globalizado, sosteniendo como principal bandera de acción la construcción del socialismo revolucionario. Esto ha servido de motivación para que gran parte del legado teórico de Karl Marx, Friedrich Engels, Vladimir Lenin, León Trotsky, Rosa Luxemburgo, Antonio Gramsci, José Carlos Mariátegui, Ernesto Che Guevara y muchos otros socialistas sea reivindicado y revalorado al calor de las luchas y experiencias populares en un vasto esfuerzo que fusiona el nacionalismo y el deseo secular de libertad, identidad cultural, soberanía, justicia social, independencia y de felicidad general que han caracterizado sus venturas y desventuras bajo el régimen capitalista. Queda por verse aún si esta amalgama se transforma en un instrumento ideológico y político bien definido, capaz de formar una sociedad de nuevo tipo que aventaje y remplace el orden imperante; cuestión ésta que supone un desafío histórico de nuestros pueblos frente a la realidad de crisis y barbarie impuestas por las potencias capitalistas al resto del planeta.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

La ‘reprivatización’ petrolera en el centro de una crisis política

Marcelo Ramal (especial para ARGENPRESS.info)

Según firma un editorialista de La Nación, los reportes de las filiales argentinas de bancos internacionales “aseguran que el viceministro Kicilloff les dio mensajes tranquilizadores. Que las expropiaciones no irán más allá y que la intención es cumplir con los compromisos financieros” (28/4).

Al asegurar que “cumplirá con compromisos financieros”, el gobierno asume como propia la deuda de 9.000 millones de dólares que dejó Repsol, a los que se suman los casi 2.000 de ‘deuda flotante’ -compromisos con proveedores, de pago casi inmediato. Entre 2008 y 2011, la deuda externa de YPF se triplicó, en coincidencia con el período de mayor desinversión de la compañía. Un vaciamiento típico por medio de autopréstamos, el cual fue autorizado por el gobierno. Ahora el Estado se hace cargo de esos compromisos fraudulentos. La demanda que Repsol impondrá en los tribunales extranjeros y en el Ciadi, el tribunal del Banco Mundial, pone de manifiesto que Argentina sigue aceptando la jurisdicción extranjera para litigios en el país. Esto alcanza para definir el status semi-colonial de la gestión kirchnerista. El kirchnerismo nunca denunció los acuerdos inconstitucionales que someten al país a tribunales de jurisdicciones externas.

Un vaciamiento después de otro

Crecen las versiones de que el gobierno estaría considerando ‘expropiar’ las acciones del grupo Ezkenazi -precisamente lo que reclaman los que critican la expropiación ‘discriminatoria’ de Repsol. Pero en ese caso, ‘estatizaría’ también la deuda de los Ezkenazi con un conjunto de bancos internacionales y la propia Repsol, por otros 2.900 millones de dólares. La justificación para este despropósito “es ofrecer después ese paquete a una o varias compañías extranjeras” (La Nación, 29/4). Reconocer la deuda de los Eskenazi implica una revalorización del capital accionario de YPF -si 2.900 millones vale la cuarta parte, el ciento por ciento a expropiar sería de 12 mil millones de dólares, por lo que la mitad de Repsol subiría a 6 mil millones.

El gobierno necesita una recuperación inmediata de la producción de petróleo y de gas. Para eso reflotaría un plan que ya había diseñado Repsol (Héctor Giuliano, en Argenpress, 25/4): conceder el 30% de los pozos relegados a Exxon, Total y Petrobras. Para ello, debería aumentar la remuneración en boca de pozo (los programas “petróleo y gas plus”) y traspasar ese aumento a los precios de surtidor y a la industria petroquímica. Por el lado que se la mire, la reprivatización está atada a un tarifazo.

Crisis política

La intervención de YPF es un recurso de última ante el desmoronamiento energético y la incapacidad de Repsol para levantar el muerto. Ese derrumbe tiene alcances más amplios, como ya se insinúa en Edenor con otro vaciador ‘amigo’, el empresario Mindlin. Todo el sistema de privatizaciones menemistas, al cual los K han intentado rescatar con subsidios, se encuentra en bancarrota -además del propio Estado, que gastó los recursos del fisco en esos subsidios. Estamos en las vísperas de un manotazo eléctrico.

La crisis energética ha creado también una crisis en la tentativa de las provincias de financiar sus déficits fiscales con deuda extranjera. Los empréstitos con el exterior que tramitaban más de diez provincias han debido suspenderse por la suba de la tasa de interés internacional para la deuda de Argentina. El escenario de las cuasimonedas -los ‘patacones’ o ‘lecops’ que precedieron a la crisis de 2001- comienza a sonar en varias provincias y municipios. No habrá una transición indolora a la fundición del ‘modelo’. El Congreso no está votando la expropiación parcial de YPF, sino firmando un cheque en blanco.

La crisis energética tiene dimensiones que superan las soluciones aisladas (y mucho más las capitalistas): reclama una reorganización del país sobre bases anticapitalistas.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

YPF: Escenario global y guerras por los recursos

Sebastián Zurutuza (INFOSUR)

En un escenario internacional inestable y conflictivo definido por el agotamiento de los recursos no renovables, una petrolera pública y fuerte sería una herramienta estratégica a la altura de los desafíos actuales.

La decisión del gobierno de impulsar la nacionalización de YPF es una medida de alto impacto que encontró amplio apoyo en la mayoría de los sectores y representaciones populares, incluyendo a los opositores. Sin embargo, y más allá de celebrarse la medida, nada exime de responsabilidad a los actuales funcionarios involucrados en el remate y la entrega de los recursos nacionales ocurrida mediante el vaciamiento neoliberal y desde hace veinte años.

Y existen dudas sobre la situación de YPF. Cabe preguntarse cuales serán los efectos internacionales de la expropiación de la mayoría accionaria perteneciente a REPSOL, cual será la forma de financiar la actividad de la empresa, quienes serán los nuevos socios del Estado, que pasará con los actores privados que aún integran YPF -el grupo Petersen con el 25% y la misma REPSOL con casi el 7% de las acciones-, como se ejecutará el contralor, como será la dinámica de una gestión que incluye a funcionarios responsables de la desastrosa situación energética que obliga a importar ingentes volúmenes de petróleo y gas.

En sentido más amplio hay que preguntarse que se hará con el estratégico sector de hidrocarburos, que en más de un 60% continúa completamente desregulado y en manos de capitales privados. Esto es parte del frente interno, del debate necesario y de los profundos ajustes que la nacionalización de YPF y toda la política energética nacional hoy demandan. Un debate pendiente cuyos resultados tendrán efectos en el largo plazo porque hacen a la viabilidad y proyección de nuestro país.

El escenario externo, que es objeto de estas líneas, es donde se juega la mayor correlación de fuerzas. Hay que echar una sucinta mirada a las connotaciones geoestratégicas que supone la nacionalización de YPF, más allá de las limitaciones del proyecto oficialista.

El escenario mundial está convulsionado y en plena transición hacia un período multipolar. Diversos actores con influencia global, regional y local surgen en la periferia del espacio Euro-angloamericano y comienzan a cuestionar, en diversos grados y formas, a su predominio: China, Rusia, India, Brasil, Turquía e Irán, entre otros. Sus agendas comienzan diverger con los intereses de Estados Unidos y de sus aliados más próximos. Se suma a esto el agotamiento palpable de los recursos no renovables mientras que una “geopolítica de los recursos” deviene en marco teórico de los próximos conflictos. No es casual que entre los países mencionados existan amplios y vitales acuerdos de cooperación energética.

Las hipótesis de conflicto basadas en reclamos territoriales y en enfrentamientos de índole ideológica, cultural e incluso étnica traslucen mayormente su verdadera esencia: el acceso, control y la disposición de los recursos estratégicos y críticos. De minerales a alimentos; del agua al petróleo y así podemos recorrer una larga lista. Las potencias emergentes demandan cada vez más insumos para nutrir a sus pujantes producciones, con el objeto de expandir sus economías y posicionarse mejor en el sistema internacional. El petróleo, como quedó demostrado desde la guerra del Iom Kippur (1973), posee valor estratégico ya que sostiene a gran parte del esquema productivo global.

Actualmente el planeta utiliza cerca de 85 millones de barriles de crudo por día, con una tendencia al incremento que llegaría –al ritmo actual- a la cifra de 100 millones para el año 2030. Considerado un commodity, el petróleo se transforma en elemento central al momento de la elaboración de las concepciones estratégicas de los Estados así como de la definición de sus intereses. En la última década del siglo XX e inicios del actual, los principales conflictos internacionales se produjeron con un telón de fondo hidrocarburífero: las tres intervenciones contra Irak (1991, 1998 y 2003), el golpe contra Hugo Chávez en Venezuela (2001), las operaciones imperiales contra Al-Qaeda en el Cáucaso Oriental y Medio Oriente (2001 a la fecha) en zonas pródigas en petróleo y gas, hasta el recalentamiento actual de la disputa por soberanía entre nuestro país y el Reino Unido sobre las Islas del Atlántico Sur. Evidentemente, las potencias centrales imperialistas y colonialistas, se ven afectadas por ser vulnerables ante la escasez de recursos estratégicos no renovables y deciden emplear la opción militar. Algo muy propio de los poderes en declinación, como enseña la Historia.

La mayoría de los Estados que en algún período de las últimas décadas privatizaron su petróleo, luego volvieron a colocarlo bajo control estatal o con fuerte injerencia del Estado para garantizar el acceso a ese recurso. A excepción, eso sí, de la Argentina.

Y aquellos que lo mantuvieron bajo dominio público o semipúblico, conciben y aplican concretas políticas de resguardo: Brasil, por ejemplo, está decidido a proteger su enorme riqueza offshore aumentando su capacidad militar naval de superficie y submarina, al tiempo que observa atentamente los movimientos de la IV Flota de Estados Unidos y la evolución de la actividad petrolera ilegal en nuestras Malvinas por parte de los intereses británicos, respaldados militarmente por el reino usurpador. Huelga decir que las principales hipótesis de conflicto y guerra retenidas por el gobierno Bolivariano de Venezuela se vinculan con el petróleo. Hay que tener en cuenta que la región latinoamericana representa el 17,3% de las reservas comprobadas de crudo a nivel mundial y que 3 de cada 10 barriles se produce offshore. En esta perspectiva global y profunda debe ser puesta la recuperación de YPF para avanzar hacia un control total por parte del sector público. Porque una petrolera estatal es una herramienta estratégica en el actual escenario.

Por ello, no es gratuita la actitud prepotente de la Unión Europea en su condena a la Argentina mediante las recientes declaraciones de la Baronesa británica Catherine Ashton, Alto Representante Europeo para los Asuntos Exteriores y Políticas de Seguridad y del Vicepresidente de la Comisión Europea de Industria, Antonio Tajani, como tampoco de la resolución del Europarlamento y su respaldo al gobierno español. El bloque europeo tiene sus enormes asimetrías, que no obsta a que 458 eurodiputados desde socialdemócratas a conservadores y liberales se hayan referido en durísimos términos contra nuestro país, amenazando con que “todas las opciones están siendo analizadas”, con la excepción honrosa aunque minoritaria del Bloque Verde Europeo – Alianza Libre Europea que se expresó a favor de respetar las decisiones soberanas argentinas.

Como bloque regional, la UE comienza a jugar fuerte en un marco de competencia internacional intentando maximizar sus ganancias y conjurar a lo que se le oponga. En este caso reacciona en contra de las decisiones soberanas de nuestro país, quebrando –paradójicamente- el muy europeo y westfaliano principio de soberanía, solidificado desde 1648 y convertido en pilar del Derecho Internacional. El asunto YPF muestra una cierta tendencia europea de adoptar la idea del Grossraum –un “gran espacio” territorial hegemónico- para asegurar sus intereses prioritarios: defender a REPSOL como empresa europea/española, propiciar la invasión y destrucción de Libia (país petrolero y abastecedor), mantener su injerencia en el Medio Oriente, también petrolero, y proponer la “europeización” de la base militar británica en Malvinas, rodeada de una inmensa riqueza hidrocarburífera. La vieja geopolítica con fines imperiales se entrelaza peligrosamente con la actual geopolítica de los recursos. La Europa liberal defiende a REPSOL y apaña el expolio petrolero en Malvinas.

Pese a sus fallas, sospechas, incertidumbres y nombres vinculados a políticas antipatrióticas, la nacionalización de YPF al menos pone en agenda la necesidad de pensar el fortalecimiento del rol estatal en una dirección soberana. E interpela para construir una política real y estratégica en materia energética, a la altura de los desafíos globales. Un mundo en conflicto y en guerra por los recursos obliga a las dirigencias a ser responsables en una perspectiva de largo plazo, desde ahora y sin retraso. Hay mucho que perder y de ello depende la proyección de nuestra Patria y de nuestro Continente.

Sebastián Zurutuza, Asesor legislativo del Bloque Proyecto Sur.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Contundente reclamo por la expropiación de YPF

José Rigane (ACTA)

"En primer lugar el agradecimiento por la invitación y también por esta iniciativa de poder tener un intercambio de opiniones ante la decisión política del Gobierno, pero sobre todo la oportunidad y posibilidad de poder discutir sobre el tema energético, una cuestión que para nosotros es trascendental".

"Disculpar a la conducción nacional de la CTA, por la cual hablo, porque precisamente en estos momentos están en una reunión de la conducción adoptando algunas decisiones y por eso muchos de los compañeros no se han podido hacer presentes.

Para nosotros, que formamos parte de los sectores del movimiento obrero, sociales y políticos que confrontamos con el proceso de privatización de antes que ésta se produjera, la decisión del Gobierno Nacional respecto a la expropiación de YPF ha significado, en principio, un paso positivo.

En primer lugar porque significa tomar un giro diferente después de más de 20 años de tener políticas energéticas que han estado supeditadas a las políticas de privatización y fundamentalmente de extranjerización. Si hay algo que hay que destacar de este modelo energético es la extranjerización, precisamente de nuestra riqueza, que son nuestros recursos. Esto habilita la posibilidad, no sólo de debatir, sino también de poder establecer políticas e iniciativas políticas que nos permitan avanzar sobre un tema que hasta ahora parecía que estaba sensiblemente negado al interés del conjunto del pueblo argentino. Y creo que esto también se debe precisamente a que todos estos sectores, de los que formamos parte, tuvieran la iniciativa de bregar por esa recuperación del patrimonio nacional a manos del pueblo argentino.

Por eso nos parece que hay una oportunidad, que hay que aprovecharla y esa oportunidad tiene que ver con la necesidad de cambiar todo el modelo energético. No sólo no alcanza con el 51% de las acciones de YPF, sino que tampoco hay que pensar que acá la única que se portó mal es Repsol. Acá se porta mal Petrobras, Chevron, Panamerican Energy, Total, etc. y en ese sentido a nosotros nos parece que hay que avanzar y cambiar este modelo energético, modelo energético que ha llevado al fracaso y a necesidades de crisis energética al pueblo argentino pero que ha sido un modelo exitoso para los grupos multinacionales que no sólo extrajeron la riqueza de nuestro país sino que además obtuvieron ganancias espectaculares a través de dividendos y otras iniciativas.

No es una cuestión menor porque con esto también tenemos la posibilidad de confrontar y desarrollar una iniciativa que lleve a la cultura de entender que la energía no es insignificante, precisamente, antes los problemas económicos, sociales y políticos que tiene este país.

La oportunidad para entender que si no tenemos un modelo energético que contemple a la energía como un bien social, un bien de todos los argentinos, un bien que está en el subsuelo, que no se siembra, que no es la soja, que no es el maíz, que no es el trigo. Además, que es un derecho humano en el que todos tenemos que tener acceso a la electricidad, al gas y al agua, para poder vivir con dignidad, si no somos capaces de entender de esa posibilidad vamos a tener las mismas dificultades de ahora o agravadas. Porque esta iniciativa de expropiar, pero que deja jurídicamente establecida la empresa en una sociedad anónima, o en una sociedad mixta con apertura a los capitales, sean capitales de amigos o sean multinacionales, como se está buscando ahora para invertir, estamos en la misma situación con una modificación de carácter parcial, saludable pero parcial.

Esta cuestión también tiene que ir acompañada con un concepto que nosotros entendemos como nacionalización del Estado. Necesitamos un estado fuerte, un estado que participe de la planificación, de la regulación, no un estado que es bobo y socio de los grupos multinacionales. Y por eso planteamos entonces, una empresa 100% pública, 100% nacional, federal y socializada. Que en su conducción intervengan los sectores que representan los intereses de los usuarios, del medio ambiente, a los trabajadores y obviamente al Estado nacional. No queremos volver al pasado, por eso hacemos este planteo y además tampoco queremos quedarnos con la mirada del éxito pírrico, diciendo que teníamos razón, porque de alguna manera no alcanza y además demuestra nuestra incapacidad, porque esa razón no la supimos convertir en la organización, en movilización para que la privatización no pasara.

Es así entonces que nos parece que en esta dirección se hace imprescindible adoptar decisiones políticas que habiliten a que Argentina no se presente más en el ámbito regional, cuando hay reuniones con el resto de los países de la región para hacer una integración energética, representando a los grupos multinacionales que es lo que ha sucedido en los últimos 20 años. Porque Argentina no tiene una empresa de bandera, no tiene una empresa nacional, no tiene una sociedad del estado. Y si nosotros tenemos todavía un capítulo no resuelto en el ámbito de Argentina, es precisamente éste, el de la energía, el modelo energético. Y si nosotros queremos formar parte de la región y precisamente integrar, en función de la cuestión energética, política, económica y social, defendiendo los intereses y las necesidades de los pueblos, necesitamos entonces revertir este modelo energético.

Podemos transitar el camino de Venezuela, el de Bolivia, el de Brasil, el de Nicaragua, el de Ecuador, el de Uruguay o el propio, pero lo que no podemos, si queremos tener un modelo que represente las necesidades diferentes de los argentinos precisamente, es seguir sosteniendo esta política energética que ha depredado la reserva descubierta por el estado y por las empresas estatales. Teníamos 34 años de reserva de gas y ahora tenemos menos de 8 años, teníamos 18 años de reservas de petróleo y ahora tenemos menos de 7, con el agravante que siendo este país no petrolero, ni gasífero, pero teniendo petróleo y gas, estuvimos exportando el 40% del petróleo crudo en el marco de la crisis más grande de Argentina y con la mayor desocupación. Más o menos como exportar los cueros de vaca, como hacíamos en el siglo XVIII, y comprarle los zapatos a Francia, ¿por qué han importado energía, comprando nafta, comprando combustible diesel, etc.? porque no hubo inversión, no sólo en exploración, no hubo inversión en ninguna destilería, para ponerla en capacidad tecnológica de producción, de acuerdo a lo que necesita el país y de lo que consume.

Es entonces un problema neurálgico y es necesario recuperar el concepto de que la energía es estratégica, como sucede y ha sucedido en cualquier país. Este es el único país que privatizó de la manera que lo hicimos, hasta el documento de identidad privatizamos. Entonces, está claro que esto es bueno pero no alcanza, y está claro que es necesario adoptar medidas, que no solo tienen que ver con el petróleo y quiero hacer una aclaración, lo que más necesidad tiene hoy Argentina es el problema del gas. Ochenta barcos van a ingresar este año con gas congelado de Medio Oriente, que precisamente transportaba Repsol hasta ahora, para poder convertirlo en gas natural. Mientras tanto nosotros, durante años, estuvimos exportando nuestro gas natural, fronteras afuera y sobre todo a través de Chile, más de 10 gasoductos para convertirlo en gas congelado, que se llevaba a Estados Unidos y Canadá.

Ese ha sido el despilfarro, y mientras tanto en Argentina tenemos el 40% de la población que todavía usa la garrafa de gas licuado de petróleo, pagando hasta 5 veces más el m3 de gas natural. Esta es la política que se ha establecido y por supuesto que este Gobierno es responsable como el resto de los gobiernos de la democracia, que sustentaron y profundizaron este modelo energético, porque no sólo de la Rúa entregó por 20 años más la concesión de Loma de la Lata. También lo hizo Kirchner con Panamerican Energy, siendo su principal socio la British Petroleum, tanto que hablamos de soberanía en las Islas Malvinas contra los ingleses.

Es decir entonces que esto tiene una envergadura, una dimensión, que puede cambiar todo el escenario político, económico y social del país, pero que necesita ser no un problema de los especialistas, no un problema de los que supuestamente saben, ni siquiera de los trabajadores del sector, la energía debe ser un problema del pueblo argentino, debe ser un problema de todos. Y por ese lado claro que coincidimos con la necesidad imperiosa: primero, derogar los decretos de la época menemista. No se entiende por qué hasta ahora siguen existiendo esos decretos si con otro simple decreto se podría resolver este problema. ¿Cuál es la razón que no hay un planteo y una iniciativa desde ese lugar?

Segundo, claro que hay que cambiar todos los marcos regulatorios. Porque este es un problema que afecta a la generación de energía eléctrica, a la distribución de la energía eléctrica. Hoy en este país tenemos más de 150 generadores, moto-generadores, que son los que se utilizan en situaciones de apagones, los que se utilizan en la guerra, bueno, pues diseminados en el país tenemos 150 moto-generadores de 1 Mw, de 2 Mw, de 5 Mw. Esto significa un despilfarro. Significa contaminación. Significa ruido. Significa consumir 500 litros de diesel o gasoil por hora, por cada equipo, y se está pagando a precio dólar a empresas internacionales que hacen el gran negocio a través de Cammesa y Enarsa y el Ministro De Vido. Y esto forma parte de una realidad argentina que conocemos perfectamente bien los trabajadores del ámbito de la energía eléctrica.

Por eso, este es un tema que debe tomarse en otra dimensión, con otro volumen, que no empieza y termina con lo de YPF, siendo esto importante, significativo y trascendental. Es así entonces que, junto al cambio del marco regulatorio, es imprescindible cambiar también la política de costos, porque aquí se ha comprobado lo que se venía diciendo, el costo del barril en su extracción de 6 a 12 u$s. Sin embargo, la destilería bajaban a 50 y 60 u$s y se terminaba ganando 6 ó 7 veces más sobre el valor de costo. Y si hablamos de gas, estamos pagando un impuesto por importación, precisamente los usuarios, a empresas multinacionales que además tienen los subsidios que tienen.

También hay que cambiar toda la estructura tarifaria porque está tabulada a valor dólar, al igual que la eléctrica, de la década del 90. Esto también es absolutamente perjudicial, precisamente, para los que menos consumen y los sectores populares, porque hay establecido un canon fijo de x pesos, que pagamos todos por igual, no importa si consumimos 100, 200, 300 o 1000 kw. Y lo mismo pasa con el gas. Entonces, hay que cambiar toda la estructura tarifaria precisamente del modelo energético, y en ese sentido es imprescindible y necesario también terminar con ese concepto que se estableció en el pacto de Olivos, en la modificación de la Constitución del 94, cuando se estableció que los recursos naturales dejaban de ser nacionales para ser de las provincias que tienen petróleo y gas, cuando acá había una política de Estado durante 80 años en donde todo el pueblo argentino contribuyó para el desarrollo de esa política, y esto sin menoscabar y no dejar de tener en cuenta que las provincias, que tienen estas riquezas, por supuesto que van a tener su participación. Pero, eso no significa que no sea todo el país, el que forme parte de esta iniciativa y de esta política que tiene que ser de Estado.

Nosotros estamos absolutamente convencidos y persuadidos que esta es una oportunidad precisamente para avanzar en la dirección que necesitamos avanzar y que es finalmente, en el cambio de este modelo energético, que está en manos de los grupos multinacionales, y además avanzar con el cambio, en la modificación de la matriz energética, que en este país depende esencialmente del gas y del petróleo y de esta manera evidentemente tendríamos una situación diferente, distinta al nivel de dependencia que tenemos en el día de la fecha, con los hidrocarburos.

Por eso estamos convencidos, acá no hay indemnización, acá no hay que pagar, demasiado nos robaron, demasiado se llevaron nuestras riquezas, demasiado giraron dividendos que aún están haciendo hoy en día, para que nosotros tengamos que pagar por algo que nos pertenecía y que fuimos saqueados. No se trata de indemnizar, se trata de que nosotros seamos lo suficientemente decididos, inteligentes y que se establezca una política en serio que recupere el patrimonio nacional a manos del pueblo argentino y nos permita transitar un camino de liberación".

Alocución de José Rigane en la Audiencia Pública realizada en el Anexo de la Cámara de Diputados de la Nación el 24 de abril de 2012.

José Rigane es Secretario Adjunto de la CTA; Secretario General de la Federación de Trabajadores de la Energía de la República Argentina (FeTERA-CTA).

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Julio Fuentes: "Nosotros peleamos mucho contra la privatización de YPF"

Carina Álvarez (ACTA)

En entrevista con Julio Fuentes, secretario general de ATE Nacional y oriundo de Neuquén habló de la expropiación de YPF y de la necesidad de fortalecer la organización sindical en el sector privado: "sin duda la peor administración estatal es mejor que poner la empresa en manos de una multinacional, el más deficiente funcionario al que le toque administrar YPF va a ser mucho mejor que Repsol".

¿Cómo trabaja la CTA para fortalecerse en el sector privado?

El punto central que estamos buscando es la realización de un Congreso de Delegados de la CTA de las actividades del sector privado. Seguramente se hará para la segunda quincena del mes de agosto, y esto nos va a permitir juntar a miles de compañeros delegados de fábricas, de establecimientos, de industrias, del comercio y de todas las actividades del sector para mostrar la presencia que tenemos en esa área y demostrar que nuestra lucha por la libertad sindical está en plena vigencia, que necesitamos que el Congreso de la Nación tome debida nota de que es necesario modificar la Ley de Asociaciones Sindicales.

Es una lucha también por la libertad sindical

Sí, esta libertad sindical que gozamos en el sector público, porque en el sector público hay libertad sindical, es decir, que hay más de un gremio en la actividad, vos no estás obligado a afiliarte a un solo gremio o quedar marginado, sino que tenés distintas opciones y además podés participar libremente en la vida de tu sindicato. Esto no ocurre en la actividad privada, entonces esta es la pelea que hay que dar.

¿De qué manera se va dando esa pelea?

Lo primero es juntar fuerza y darnos cuenta de que no somos tan pocos. Hay más de 1000 organizaciones sindicales en el país que no están debidamente legalizadas. Hay muchas Juntas Internas que a pesar de tener que pertenecer en forma obligatoria a los sindicatos del unicato sindical que prevé la ley en vigencia, están dispuestas y quieren construir otra cosa pero hoy la ley no se los permite. Esperemos que se pueda con esta acción impulsar o relanzar la lucha por la libertad sindical, teniendo en cuenta que además el Congreso de la Nación debe estar abierto a escuchar estas voces, a escuchar las recomendaciones y hasta sanciones que ya le ha impuesto a nuestro país la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en relación a que debe modificarse la ley y debe ajustarse al principio y a los acuerdos internacionales sobre libertad sindical que hoy lamentablemente no se cumple.

¿Cuál es su balance sobre el Tercer Consejo Federal de la CTA?

Una muy buena participación y con muy buen espíritu, después de lo que hemos tenido que padecer con las impugnaciones y con esta suerte de querer cuestionar la legitimidad de nuestros dirigentes, creo que este Congreso lo que hace es poner en proa objetivos concretos: la convocatoria a este plenario me parece una forma de plasmar la posibilidad de dar continuidad. Para mí es muy importante este plenario, porque en uno anterior, realizado en esta misma sede, hace ya algunos años, fue en el momento en que Pablo Micheli se enfermó y no pudo venir a participar; creo que ahí se produjo una fractura. Desde ese momento y hasta terminar su mandato, Yasky de alguna manera abortó esa posibilidad de que los trabajadores de la actividad privada lograran tener más protagonismo dentro de la CTA.

¿Usted que es oriundo de Neuquén, cómo vive el tema de la estatización de YPF y cómo se vive esto en la provincia?

Yo lo vivo con alegría, nosotros peleamos mucho contra la privatización de YPF, hubo muchos luchadores en mi provincia, en Cutral Có, la gente que salió a las calles en las puebladas que fueron el resultado del proceso privatizador y del saqueo de nuestros recursos de hidrocarburos. Así que lo vivo con alegría, sabiendo que es un paso, pero no un paso menor, no es un paso sencillo, sabemos que más allá de los intereses y de las motivaciones de determinados funcionarios del Gobierno, avanzar sobre esto no es una pelea simple.

Vemos las reacciones de las empresas europeas, de las empresas transnacionales, una fuerte reacción en contra de nuestro país. Así que en Neuquén se lo vive con alegría. Nuestro pueblo, nuestros gobernantes no, porque ellos estaban muy cómodos con Repsol, más allá de que no lo puedan decir. Han hecho excelentes negocios.Mientras nosotros como pueblo nos empobrecíamos nuestros gobernantes se han enriquecido de la mano de Repsol, así que no deben estar muy contentos más allá de que tengan que posar para la foto. Pero nosotros como trabajadores y como gente comprometida con la soberanía y con los derechos de nuestro país estamos muy felices, sabiendo que es un paso muy importante para continuar nuestra lucha, y porque sabemos que este paso nos da la razón.

Nosotros teníamos razón, no era el camino que había que tomar, el camino del mercado y la privatización iba a terminar hundiendo a nuestro país. Teníamos la razón y la razón no es poca cosa para redoblar nuestro compromiso de lucha, así que estamos contentos sabiendo que la pelea sigue. Ojalá nunca se hubiesen entregado, se entregó una empresa que manejaba el 100% de la exploración, la explotación y el refinado de los hidrocarburos y hoy vamos a recuperar una parte no menor: el 35% del petróleo, el 22% del gas, pero no es la misma YPF que fue privatizada. Pero bueno, la lucha continúa y la vamos a dar, sin dudas, como la hemos venido dando pero con la fortaleza hoy de haber logrado este primer gran paso.

Hay quienes no tienen una visión tan positiva, que dicen que lo único que van a cambiar son los nombres de las corporaciones, que se van a entregar a manos de amigos, ¿qué opina de esto?

Hay gente que no sé por qué causa puede tener visiones más pesimistas hasta de la vida. Yo tengo una visión más optimista. A mí me quedan muchos años para seguir luchando, conozco a muchos trabajadores jóvenes y hombres y mujeres jóvenes que están dispuestos a continuar la lucha, así que mientras exista esa posibilidad yo soy optimista. Seguro, a YPF la va a manejar mejor un gobierno mejor: bueno, hay que construir ese gobierno mejor. Pero no es poca cosa que hoy esté en la órbita estatal. Yo soy hijo de un obrero "ypefiano", mi papá fue un obrero de exploración, trabajó 30 años explorando la cuenca neuquina. YPF pasó distintos gobiernos y lógicamente cada uno, al administrar la empresa le daba distintas intencionalidades. Pero siempre la empresa estaba en la órbita del Estado, siempre quedaba la posibilidad de que si cambiaba un gobierno y lográbamos un gobierno mejor, o pasábamos de una dictadura a una democracia la empresa tomaría mejores rumbos. Esto ocurrió, Suárez Mason fue el presidente de YPF, imaginate lo que habrá sido YPF en ese momento, pero así y todo la empresa seguía en la órbita del Estado.

Tiene que estar en la órbita del Estado. Lógicamente, yo no soy partidario de este gobierno, entonces no creo que vaya a hacer la mejor administración de YPF. Bueno, habrá que cambiar el gobierno, pero sin duda la peor administración estatal es mejor que poner la empresa en manos de una multinacional, el más deficiente funcionario al que le toque administrar YPF va a ser mucho mejor que Repsol.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: Subsidios sociales. Ejecución primer trimestre 2012

Claudio Lozano - Tomas Raffo (INSTITUTO IPYPP)

.

Subsidios sociales

Ejecución Primer Trimestre 2012

Desde el punto de vista institucional, la masa de subsidios sociales es administrada principalmente por cinco jurisdicciones:

- el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social ($ 4.400 mill.), que además de los programas de promoción del empleo, también ejecuta, a través de la ANSES, el seguro de desempleo, las transferencias al PAMI, y las denominadas “Asignación Universal por Hijo para Protección Social” y “Asignación Universal por Embarazo para Protección Social”;

- la Jurisdicción 91 ‐ Obligaciones a cargo del Tesoro ($ 1.595 mill.), a través de la cual se ejecutan las partidas del Fondo Federal Solidario;

- el Ministerio de Salud ($ 1.026 mill.), que atiende la cobertura médica a los beneficiarios de pensiones no contributivas y sus grupos familiares, las transferencias para el financiamiento de algunos hospitales públicos, como así también los subsidios a los beneficiarios comprendidos en el Sistema Nacional del Seguro de Salud, otorgados por la Administración de Programas Especiales (APE);

- el Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios ($ 1.000 mill.), que concentra los programas de vivienda y obras de infraestructura social;

- el Ministerio de Desarrollo Social ($ 947 mill.), que administra la mayor parte de la ayuda social directa a personas e instituciones sociales; y

- el Ministerio de Educación ($ 427 mill.), que tiene a cargo la provisión de ayuda financiera a provincias y municipios para la atención de los aspectos que hacen a la infraestructura y equipamiento de los establecimientos escolares.

Como puede apreciarse en el Cuadro, durante el primer trimestre de 2012, la Administración Nacional gastó un total de $ 9.434 millones en materia de subsidios sociales, lo que constituye un 22% más que lo gastado un año atrás (+$ 1.719 mill.).

Dicho incremento se explica principalmente por;

i) los Programas de Asignación Universal por Hijo y por Embarazo para Protección Social (ANSES), que en los primeros tres meses del año distribuyeron un total de $ 2.532 millones (+$ 628 mill., +33%);
ii) las transferencias a provincias derivadas del Fondo Federal Solidario, por un total de $ 1.595 millones (+$424 mill., +36%);

iii) el programa de Ingreso Social con Trabajo, a cargo del Ministerio de Desarrollo Social (+$ 405 mill.), y iv) las transferencias al PAMI, administradas por la ANSES, por un total de $ 1.225 millones (+$ 353 mill., +40%).

SUBSIDIOS SOCIALES (En millones de pesos)


Por otra parte, se aprecia cierto retraso en el ritmo de ejecución de la mayor parte de los programas de vivienda y obras de infraestructura social administrados por el Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios, lo cual se ve reflejado en la menor contribución de esta jurisdicción en la ejecución de subsidios sociales respecto de lo ejecutado un año atrás (‐43% ia.).

SUBSIDIOS SOCIALES Continuación (En millones de pesos)


Subsidios económicos

Durante el primer trimestre del Ejercicio 2012, los subsidios económicos mostraron un incremento del 19,4% ia., muy por debajo del impulso observado durante 2011, del 50% ia. En términos nominales, la masa de subsidios económicos ejecutados en el primer trimestre ascendió a $ 14.866 millones, $ 2.415 millones más que en igual período de 2011.

SUBSIDIOS ECONÓMICOS (En millones de pesos)


Como puede apreciarse en el cuadro anterior, el menor impulso se explica principalmente por lo destinado al sector energético, dado que, constituyendo el principal componente de la masa de subsidios económicos y tras crecer un 56% ia en el año 2011, en los tres primeros meses del corriente año recibió un total de $ 7.445 millones, lo cual constituye un 10% más que un año atrás (+$ 675 mill.).

Con una participación muy inferior, también contribuyó la menor expansión de las transferencias a empresas públicas no incluidas dentro de transporte ni energía, que ejecutaron un total de $ 1.254 millones, solo un 2% más que en igual período de 2011 (+$25 mill.).

El único sector que continuó ejecutando a un ritmo aproximadamente acorde al crecimiento observado en 2011 fue el transporte, que totalizó subsidios por $5.851 millones durante el primer trimestre del corriente año, un 53% más que un año atrás (+$ 2.034 mill.), lo cual aún así constituye un porcentaje inferior al registrado en aquel año (+60%).

En cuanto al resto de los sectores, que tienen una incidencia marginal, el sector rural y forestal absorbió un poco más de $175 millones (‐30% ia.), la industria agroalimentaria, $ 70 millones (‐78% ia.), y el sector industrial, $69 millones aprox. (+7% ia.).

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Heredarás el tiempo

Alfredo Grande (APE)

.

Aquel que cree disturbios en su casa heredará el viento:
y el tonto se convertirá en el sirviente del sabio de corazón
Libro de los proverbios 11:29

“hay personas que quieren ir por todo. Hay otras que se conforman con venir por nada”
(aforismo implicado)

“El modelo sindical en discusión. Resulta interesante comprobar que en la última década, el movimiento de trabajadores en la Argentina contiene colectivos sindicalizados y otros en similar cantidad agrupados en organizaciones sectoriales ó territoriales, dando cuenta de un fenómeno global de extensión de la masa de los trabajadores por fuera de la relación laboral y por ende de la sindicalización. Hay que destacar que en los 90´ surgió en la Argentina la CTA, para intentar expresar ese fenómeno y constituir un nuevo modelo sindical, superador de la contención corporativa y burocrática persistente en el sindicalismo tradicional en las diferentes variantes de la CGT. La CTA contiene en su seno a trabajadores ocupados o no, sindicalizados o no, incluyendo afiliaciones individuales, solo por su carácter de trabajadores. (Julio Gambina. Extraído del artículo “Sobre el 1 de mayo de 2012)”

Sabido es mi repudio a la conmemoración de días específicos. Madre, Padre, Mujer, etc. En el marco de la cultura represora, esos días funcionan al modo de un fetiche. Es una parte, en realidad una 1/365 ava parte del año, pero se lo glorifica como si tuviera potestad sobre 12 meses y más. Como este artículo lo prueba, convoca incluso a sus detractores. Detractores no de la memoria, sino de su cristalización en días o feriados determinados. En este caso en particular, la conmemoración sufrió, padeció una metamorfosis. Se institucionaliza como recuerdo y finaliza como memoria heroica. El recuerdo es el de los mártires de Chicago, de los cuales hago breve reseña.

George Engel (alemán, 50 años, tipógrafo).

Adolf Fischer (alemán, 30 años, periodista): Solamente tengo que protestar contra la pena de muerte que me imponen porque no he cometido crimen alguno... pero si he de ser ahorcado por profesar mis ideas anarquistas, por mi amor a la libertad, a la igualdad y a la fraternidad, entonces no tengo inconveniente. Lo digo bien alto: dispongan de mi vida

Albert Parsons (estadounidense, 39 años, periodista. Aunque se probo que no estuvo presente en el lugar, se entregó para estar con sus compañeros y fue juzgado igualmente): El principio fundamental de la anarquía es la abolición del salario y la sustitución del actual sistema industrial y autoritario por un sistema de libre cooperación universal, el único que puede resolver el conflicto que se prepara. La sociedad actual sólo vive por medio de la represión, y nosotros hemos aconsejado una revolución social de los trabajadores contra este sistema de fuerza. Si voy a ser ahorcado por mis ideas anarquistas, está bien: mátenme.

August Vincent Theodore Spies (alemán, 31 años, periodista):
Honorable juez, mi defensa es su propia acusación, mis pretendidos crímenes son su historia. [...] Puede sentenciarme, pero al menos que se sepa que en el estado de Illinois ocho hombres fueron sentenciados por no perder la fe en el último triunfo de la libertad y la justicia

Louis Lingg (alemán, 22 años, carpintero) para no ser ejecutado se suicidó en su propia celda: No, no es por un crimen por lo que nos condenan a muerte, es por lo que aquí se ha dicho en todos los tonos: nos condenan a muerte por la anarquía, y puesto que se nos condena por nuestros principios, yo grito bien fuerte: ¡soy anarquista! Los desprecio, desprecio su orden, sus leyes, su fuerza, su autoridad. ¡Ahórquenme!

José Martí, corresponsal de La Nación en Chicago, escribe estás líneas: ...”salen de sus celdas. Se dan la mano, sonríen. Les leen la sentencia, les sujetan las manos por la espalda con esposas, les ciñen los brazos al cuerpo con una faja de cuero y les ponen una mortaja blanca como la túnica de los catecúmenos cristianos. Abajo está la concurrencia, sentada en hilera de sillas delante del cadalso como en un teatro... Firmeza en el rostro de Fischer, plegaria en el de Spies, orgullo en el del Parsons, Engel hace un chiste a propósito de su capucha, Spies grita: "la voz que vais a sofocar será más poderosa en el futuro que cuantas palabras pudiera yo decir ahora». Les bajan las capuchas, luego una seña, un ruido, la trampa cede, los cuatro cuerpos caen y se balancean en una danza espantable...”

Uno de los recuerdos más vívidos de mi adolescencia, es haber leído a instancias de mi padre, el texto de Martí sobre el asesinato de los trabajadores que luego ganaron la inmortalidad como mártires de Chicago. La dimensión del recuerdo es de los actos y de los afectos con los cuales esos actos están impregnados. Al recuerdo se lo puede llamar memoria emotiva. Recordar es sentir nuevamente en nuestro corazón la alegría o la congoja. En este caso, se agrega a la congoja, el dolor, la bronca, el hambre y sed de justicia. Pero la cultura represora sabe bien de venganza. Mientras proclama el reinado de su majestad la justicia, derrama venganza sobre todos y cada uno de los luchadores por la libertad. No eran solamente trabajadores, eran trabajadores que impugnaban el orden burgués de explotación y sometimiento. El salario era la herramienta de dominación, a través de la cual el capitalista ejercía el poder de vetar, forma total o parcial la vida de aquellos a los cuales arrendaba la fuerza de trabajo. Total, no dando trabajo. Parcial, con salarios que no cubrían las necesidades básicas. Porque la lucha nunca fue solo por trabajo. La lucha fue para que el trabajo sostuviera la vida del trabajador y su familia, en condiciones de dignidad y salud. No solamente que la reprodujera. Las necesidades básicas insatisfechas, o el permanente achicamiento de lo básico, son formas de la estafa del capitalista. El recuerdo implica recordar rostros, miradas, formas de vida, hábitos cotidianos, ideas, costumbres, simpatías deportivas, preferencias artísticas. El recuerdo es una palabra, una frase, un gesto, un aroma. De los mártires de Chicago, el recuerdo ha sido confiscado. Podemos aventurarnos en sus vidas, pero mediatizado por la lectura, por la mirada. Entonces, para que esos compañeros tengan la justicia por mano propia que es siempre colectiva, que es siempre solidaria, que es siempre combativa, tenemos que construir lo que denomino memoria histórica. Es decir: colocar el pasado en el presente y de esa forma proyectarlo al futuro. La historia decanta en memoria y desde ese lugar, seguro y confiable, es brújula que nos guía y campana que nos acompaña. Por eso un solo día no solamente no alcanza, sino que incluso se aleja. La memoria histórica es una construcción permanente, y debe ser sostenida con la pluma y la palabra. De todos los días, de todos los meses, de todos los años. Es una formidable tarea, porque ya sabemos que la realidad, si bien no es complicada, es compleja. Si la historia la escriben los que vencen, también la escriben de diferentes maneras. Hay demasiadas historias oficiales. Y, sin dudar, debe haber también muchas historias. No pocas veces, el sectarismo y el mesianismo, que es la cultura represora haciendo estragos en los colectivos libertarios, se disputan la hegemonía de la contrahegemonía. A revolucionarios revueltos, ganancia de explotadores. Y eso es lo que ha pasado, cuando por ejemplo se pasa de conmemorar el día de los trabajadores en lucha, trabajadores clasistas, combativos, cuya meta es destrozar al orden burgués y capitalista, a una conmemoración de trabajadores organizados y funcionales a la hegemonía, o peor aún, a una celebración del trabajo en abstracto. La neutralización del fundante clasista lleva a un elogio del trabajo como si fuera un valor en si mismo. Se lo transforma en una entelequia. En un fetiche más para las góndolas de los hipermercados culturales. Digámoslo directamente: no siempre el trabajo es salud. Ni siquiera, salud social. Hay trabajos que son tóxicos, que envenenan el cuerpo y el alma de personas, familias y pueblos. Hay mercenarios civiles que por bastante más que treinta dineros, maltratan, castigan, denigran, agreden a niños, adolescentes, adultos, ancianos.

Los estados tienen razones que ningún corazón podrá entender jamás. Y las burocracias buscan su propia supervivencia. Perdamos toda esperanza en las puertas de ese infierno. Por eso cuando decimos día de los trabajadores, no son todos los trabajadores. Solamente aquellos que siguen intentando que vocación, deseo, profesión, oficio, sean una cosa y la misma cosa. Y que el trabajo no esté disociado de lo colectivo, de lo libertario, de la justicia y el amor. Aquellos que están todos los días, feriados puente inclusive, sembrando discordia, apenas heredarán al viento. O sea: nada mas que aire en movimiento que no podrán retener jamás. Bocas abiertas, manos vacías. Pero las otras y los otros, que han sembrado lucha y amor, y cosechan libertad y alegría, heredarán el tiempo. El tiempo eterno de las victorias, el tiempo eterno de la memoria histórica, el tiempo eterno de las alegrías compartidas, el tiempo eterno de las derrotas que enseñan. Lo único que nada enseña es el fracaso. Pero nuestros mártires, los de Chicago, los del cordobazo, los de la resistencia peronista, los comunistas perseguidos por la sección especial, los que fueron masacrados por la triple A y por la dictadura cívico-empresarial-deportiva-artística y MILITAR, esos mártires nunca morirán del todo. Los encontraremos en una constituyente social, en una Cta clasista y combativa, en los frentes de trabajadores, en diferentes formas de combate en las cuales el pueblo se organiza. Esos mártires han heredado el tiempo histórico y en la eternidad de ese tiempo los encontraremos siempre.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Día de los Trabajadores en Argentina: Sin Unidad, jamás

Andrés Figueroa Cornejo (especial para ARGENPRESS.info)

.

“El Proletariado sólo puede hacerse y se hará inevitablemente una fuerza invencible siempre y cuando que su unión ideológica por medio de los principios del marxismo se afiance mediante la unidad material de la organización, que cohesiona a los millones de trabajadores…”
Lenin
"(…) nuestro pueblo comprendió desde el primer momento la necesidad de la unidad, y la unidad se convirtió en una cuestión esencial para la Revolución, la unidad se convirtió en un clamor de las masas, la unidad se convirtió en una consigna de todo el pueblo. (…)"
Fidel Castro

1. “Hoy es una jornada de lucha por la independencia política de los trabajadores, por la unidad socialista de América Latina; por el salario, las condiciones laborales, la tercerización; contra la burocracia sindical para que los sindicatos se conviertan en efectivas herramientas del mejoramiento material, moral y político de la clase trabajadora”, dice Néstor de la Asociación de Profesionales en Lucha bajo la tarde del primero de mayo en Buenos Aires y agrega que a la hora de defender trabajadores castigados por la patronal o en huelga “no hacemos discriminaciones partidistas”.
Matías Cisneros, dirigente de los asalariados de Metrovías que integra la Asociación Gremial de Trabajadores del Subterráneo y Premetro, afirma que “en estos momentos estamos peleando la paritaria salarial y que se respete nuestra demanda de un 28 % de reajuste, mientras nos imponen un 18 % y los precios están disparados”.
Por su parte, el secretario general del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Construcción (Regional Sur), Víctor Grosi expresa que su agrupación lucha “por 4.500 pesos de salario básico (US$ 1.022); recategorización; jubilación a los 55 años; ley penal para los accidentes de trabajo y mejores condiciones de seguridad e higiene”.
La profesora Claudia Conciglio de la corriente Tribuna Docente informa que se moviliza con sus compañeros, tanto para recordar a los Mártires de Chicago, como “por las reivindicaciones del magisterio, ya que nos han colocado un salario muy por debajo del valor de la canasta familiar: nos pagan entre 2 y 3 mil pesos mensuales (US$ 454 / US$ 681) y la canasta está en alrededor de 6 mil pesos (US$ 1.363). Las escuelas públicas se están cayendo a pedazos por la mala infraestructura. En particular, en la provincia de Buenos Aires hay un presupuesto muy insuficiente para la enseñanza. No hay nombramientos ni cobertura de cargos. Y en la Ciudad Capital están cerrando cursos. Aquí el gobierno de la Ciudad con la venia del nacional, deja correr el achique de grados, sobrepoblando las salas de clases, desmejorando la atención de los chicos y despidiendo docentes.” Sobre el mismo ámbito, la maestra, luchadora social y dirigente de la Asociación de Maestros, Ademys, María Laura Frecha, esclarece que “continuamos con la campaña contra el cierre de cursos en la Ciudad. Ya hemos logrado reducir más del 50 % de los cierres programados. Estamos defendiendo uno por uno los cursos. Lo que hemos advertido es que la política contra la educación pública corresponde a una estrategia nacional, donde varía sólo la forma según el lugar. El objetivo es dejar la escuela pública para pobres y la escuela privada para quienes puedan pagarla”. A su vez, el maestro Domingo Garro del Colectivo de Trabajadores y Trabajadoras de la Educación de la provincia de La Plata suma que “no podemos perder la memoria, antes que todo. Y en materia de enseñanza, siempre hemos tenido problemas con las organizaciones sindicales burocráticas que terminan acordando a espaldas de los docentes, salarios a la baja. Luchamos contra el mal llamado ‘impuesto a las ganancias’, que se nos cobra a los que sobrevivimos de un salario. Remuneracionalmente, estábamos por un básico de 4 mil pesos (US$ 909 mensuales), y los de arriba acordaron la mitad. Sin contar a los maestros que trabajan ‘en negro’ (informalmente) o en ‘gris’ (mitad ‘en blanco, mitad en negro’).”
Resulta indudable la unidad de sentido, demandas y horizonte de lucha y sociedad de los trabajadores que salieron a la calle el Primero de Mayo en Buenos Aires. Sería todo un avance -notable en los tiempos de la hegemonía transitoria, pero brutal de los intereses de la minoría dueña de todo- que los asalariados, las fuerzas sociales aún insuficientes, pero condición necesaria para cualquier transformación popular, hubieran hecho un punto de fuerza para expresar la madrugada de un nuevo proyecto y sus reivindicaciones.
Sin embargo, los trabajadores entrevistados en este artículo estuvieron en la misma ciudad, el mismo día, a la misma hora y a 10 calles o menos de distancia, en distintas concentraciones. En Buenos Aires hubo por lo menos 5 manifestaciones convocadas principalmente por organizaciones políticas de izquierda. Pero no como parte de una estrategia de distribución de fuerzas bajo una convocatoria unitaria y común. Por el contrario. Unas más, otras menos, las convocatorias se efectuaron precisamente para no fundirse, para no ser uno. Más de algún patrón sonrió con placer de clase.
2. Que dicen que es un problema mundial, que la ofensiva imperialista en medio de una de sus peores crisis conocidas, encuentra al pueblo trabajador internacional y de cada país, de capa caída, desarmado políticamente, sorprendido, sin memoria ni voluntad de resistir. Que la caída de la URSS, que la tiranía de los relatos de grupos de interés y la crisis de los mega relatos, que el individualismo, que los medios de comunicación, que las condiciones objetivas (que involucran las subjetivas) no maduran, que falta tanto, que el miedo, que la pobreza relativa no es la absoluta, que lo último que se pierde es la esperanza, que por lo menos algo se hizo, que ‘hacen falta dictaduras’ para agudizar las contradicciones sociales, que todo podría ser peor.
Es cierto que sólo el movimiento real y las formas más explícitas de la lucha de clases, históricamente, han derrotado las diásporas políticas no capitalistas. Es cierto que cuando la movilización, en todas sus esferas, de los trabajadores y el pueblo, de las grandes mayorías en acción contra la explotación, la expoliación, el arrebato de derechos conquistados, el empeoramiento de la vida en general se expresan concretamente en un momento dado, crean en conjunto las condiciones de la alternativa política propia de los intereses de las clases subalternas.
Las direcciones políticas de los partidos, organismos, colectivos, movimientos y cualquier instrumento que declara la emancipación del género humano y el combate convincente y decidido contra el capitalismo, con la mirilla puesta en una sociedad donde gobierne la combinación interdependiente entre igualdad económica y social, libertad y democracia participativa y real, lo saben.
Sin embargo, esas mismas direcciones políticas saben –salvo que carezcan de convicción de poder y abunden en vocación de minoría- que el movimiento e instrumento emancipador, dialécticamente, siempre debe estar en construcción, afinamiento, en sintonía con el pueblo profundo, es decir, con el único protagonista que puede superar de manera histórica y objetiva las relaciones de clases y de poder, el trabajo asalariado, los dolores inhumanos del capitalismo. Y que para ello, dado los aprendizajes de la minoría burguesa mundial y sus extensiones nativas o nacionales, se precisa de fuerzas sociales más que voluminosas, que trasciendan las diferencias aparentes, las banderas que limitan y no abarcan, las visiones sobreideologizadas, el deseo o la moral en su peor sentido y que pueden llegar al absurdo imperdonable de cortar las piernas de la realidad para que calce en el ataúd de los manuales.
Argentina no está desconectada de la mundialización de las relaciones capitalistas. Como país dependiente, tiene su lugar bien definido en la división internacional del trabajo. Esa es su condición. Su problema, como el de toda Latinoamérica para no ir más lejos, no es que partió ‘tarde’ en la carrera desarrollista o industrial o progresista. Ese es su sitio estructural mientras no sea derrotado el imperialismo. Esas son sus condiciones para la emancipación. Sin atajos, pero sin míticas etapas que por ahí alguien todavía considere que debe quemar el país para convertirse en potencia primermundista. En un planeta deshabitado, tal vez.
La unidad de todos aquellos que están dispuestos a ofrecer lucha contra el capitalismo se construye desde ya. Con los trabajadores concientes (que no solamente con los obreros ligados a la producción industrial de mercancías materiales), con el estudiantado dinamizador, la juventud sin futuro, con el ambientalismo consecuente, con los pueblos originarios, los campesinos repletos de niños trabajadores, con los inmigrantes, con los que batallan ante el patriarcado criminal y cotidiano, con esa inmensa mayoría que padece sin saber bien por qué la mala vida, pero que ya perdió la paciencia.
Ante la vergüenza inoficiosa y funcional del aparcelamiento político, esas direcciones iluminadas, pero nunca luminosas, que pretextan con inventiva insuperable los argumentos más peregrinos para postergar la reunión que demandan los de abajo, aquí y ahora es perentoria la creación básica del instrumento político de las mayorías. Aunque lo nuevo necesariamente trae de lo viejo, aquel territorio que concuerde para combatir en mejor pie el actual movimiento del capital, por fuerza y razón, debe hegemonizar la herramienta por venir. Y considerando que así ocurriera, apenas se estaría ante una fuerza mínima de arranque, en el prólogo, en la edificación laboriosa para iniciar la resistencia sin la cual no hay ofensiva posible. ¿O es que la lucha de clases también existe en las organizaciones de izquierda? ¿O es que a algún autodenominado militante preclaro y archirevolucionario le conviene el actual estado de cosas?
Cuando amanecen los pueblos reivindican la unidad. Los pueblos no subestiman jamás al enemigo de clase y conocen por experiencia su golpe y de lo que es capaz por mantener sus privilegios. Práctica y teoría, análisis concreto de la realidad concreta, voluntad de victoria. Unidad inquebrantable o renuncia canina.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina. Plan Cerro Negro: Freno al transporte minero en Tinogasta

BIODIVERSIDADLA

Pobladores dan a conocer plan para establecer un campamento en la localidad catamarqueña de Cerro Negro y frenar todo el transporte minero que ingresa al municipio de Tinogasta desde el sur. El Plan Cerro Negro habría sido evaluado durante más de un mes y se llevaría adelante los primeros días del mes de julio con el apoyo de ambientalistas de todo el país.

El 24 de abril se conoce un plan para establecer un campamento en la localidad catamarqueña de Cerro Negro -en una encrucijada donde se empalman las rutas nacionales RN 40 y RN 60- y frenar todo el transporte minero que ingresa al municipio de Tinogasta desde el sur. El Plan Cerro Negro habría sido evaluado durante más de un mes y se llevaría adelante los primeros días del mes de julio con el apoyo de ambientalistas de todo el país.

Diálogo con Pablo J. Romero (39), miembro de la Asamblea de Ciudadanos en Defensa de la Vida y el Agua.*

P: ¿Confirmás la existencia de “Cerro Negro”? ¿Qué detalles de su preparación pueden informarse?

R: Lo estuvo planeando la UAC (Unión de Asambleas Ciudadanas) en la última reunión, en Mendoza. Ahí declararon nacional al corte de Tinogasta (véase Declaran de carácter nacional al bloqueo de Tinogasta). Nosotros tuvimos que armar un plan estratégico de cómo nos vamos a manejar; el corte está pensado para el receso invernal de julio, por lo menos por un mes. Como ahí confluyen todos los camiones que vienen de la zona sur hacia Alumbrera, es un cuello de botella. Estamos tratando de que corten en la misma época el acceso norte, por Amaicha del Valle (Tucumán), para que sea más efectivo y no puedan dar la vuelta por el otro lado. Cerro Negro es el punto estratégico para hacer el corte. Muchas asambleas del país están confirmando que van a acudir.

P: Una nota firmada por el Movimiento de Resistencia Andino (MRA) y reproducida en el sitio de prensa de la asamblea sostiene que no negociar ni ceder es la única alternativa que queda para mantener la medida. ¿Adoptar esa posición no estancará el conflicto al punto de iniciar su degradación? ¿Comparte la asamblea esa misma postura?

R: Nuestra idea principal es que se vaya Alumbrera, que ya está a punto de iniciar el cierre de mina, y que no se inicie Agua Rica. Con la única persona que nosotros queremos conversar es con la gobernadora. Ella mandó muchos intermediarios para conversar, pero no aceptamos. Inclusive vino el vicegobernador, con quien no queríamos hablar. Le dijimos exactamente lo que pretendíamos: que se levanten todos los proyectos de Tinogasta, que son cinco en etapa de exploración, en la Cordillera, y que no se inicie Agua Rica. Ella hace oídos sordos a nuestro petitorio y por eso iniciamos el bloqueo, apoyando, en principio, al corte de Belén, porque ya estaba decidido en asambleas regionales anteriores que determinados días íbamos a hacer cortes. Aparentemente, el de Tinogasta fue el más efectivo de todos, y hoy es el único que se mantiene, además del de Famatina (véase Filtración de documentos pone en alerta a las asambleas riojanas).

P: “Cerro Negro” plantea el desabastecimiento del complejo minero de Bajo de la Alumbrera. La empresa estima que por cada empleo directo que genera el emprendimiento en el Área Primaria de Impacto (API) -trece municipios del oeste de la provincia entre los que se encuentran Andalgalá, Belén y Santa María-, se crean 2,5 puestos de trabajo indirectos. En el enfrentamiento que mantienen con la compañía, ¿cómo manejan la situación de los operarios que trabajan en el yacimiento?

R: Soy de Andalgalá y estoy viviendo en Tinogasta; tengo una familia grande y nadie, en forma directa o indirecta, tiene trabajo de las mineras. Me parece que ellos están tirando números; por supuesto, son todas mentiras. Dijeron que tenían como trescientos puestos de trabajo para la gente de la zona y ni siquiera llegan a los cien. Desde todo punto de vista no nos conviene que las mineras continúen acá: no dejan nada. Andalgalá esta empobrecida, Belén y Tinogasta están empobrecidas. Es como que el Estado nos empobrece a propósito para que uno diga que la única alternativa de desarrollo que tenemos es la minería. Antes vivíamos de la agricultura; en Tinogasta, de la vid, de las pasas de uva; en Andalgalá teníamos membrillo, nueces. Hoy por hoy, es muy poca la producción.

P: El día 26, a través de un comunicado informaron que al menos medio centenar de militantes fueron citados a declarar por la Justicia. ¿Qué hechos se les atribuyen?

R: Somos 51 los asambleístas que fuimos citados. Ya concurrieron diez personas; a mí me toca ir el miércoles. A ellos los imputan por entorpecer el tránsito terrestre y por desobediencia a una orden judicial: dejar pasar a los camiones. Como estrategia de los abogados y organizaciones de derechos humanos de Buenos Aires nos vamos a abstener de declarar. Todos lo estamos haciendo de esa manera. A pesar de ello, nos pintan los dedos; nos parece mal.

P: Junto a otros tres compañeros protagonizaste un incidente con efectivos policiales a primera hora de la mañana del día 27, cuando tres camiones escoltados y sin carga lograron burlar el bloqueo de la RN 60 que iniciaron hace tres meses.

R: Los camiones tienen un horario específico para transitar por la ruta: de 06:00 a 20:00, para evitar accidentes. Nos habían dicho que posiblemente ese viernes iban a pasar; eran las 05:00 y nos tocaba hacer la guardia a cuatro personas. Nos pusimos a hablar y pensamos que si a las 06:00 salían de Belén, a las 08:00 estarían por el corte. No prestamos atención, y a las 06:00 pasaron tres camiones... Llamo por teléfono a una de las compañeras; los cuatro salimos en auto para alcanzarlos. Ella nos llama para decirnos que le habían tirado los camiones encima, así que se tuvo que hacer a un lado. En la ruta los alcanzamos: dos autos iban adelante y otro auto, atrás. Los seguimos, le dimos luces para que frenaran. El último auto se detiene en la banquina, nosotros también, y se bajan cinco personas de civil. Eran de la policía: nos presentaron las credenciales respectivas y nos dijeron que tenían una orden judicial, que esos camiones tenían que pasar como sea. Me voy en el auto y, a unos kilómetros, me doy cuenta de que me venía persiguiendo la camioneta con la sirena, como si fuera un delincuente. Me alcanzan en la plaza de Tinogasta y, llegando a la comisaría, bloquean la calle: me demoran por 45 minutos y me dejan libre.

P: Y la fecha prevista para la ejecución de Cerro Negro es el 10 de julio.

R: Sí, es el 10 de julio y por un mes. Como se calcula que tienen abastecimiento dentro de la mina para 15 días, un mes va a ser bastante contraproducente para ellos.

P: ¿Cuáles son los frutos que desean alcanzar al cabo de esta disputa? ¿Esperan nuevos choques con la policía como los que se desarrollaron los días 9–10 de febrero (véase Ruptura del cerco sobre Bajo de la Alumbrera)?

R: No queremos llegar a eso. Simplemente, queremos hablar con la gobernadora y hacer que respete nuestros derechos, lo que nosotros planteamos en el petitorio: que deje de lado todas las exploraciones que se están haciendo en el departamento y cese de inmediato las actividades en Agua Rica. Alumbrera va a seguir trabajando hasta que cierre; no queremos este tipo de actividad en la provincia y, por supuesto, en toda la Cordillera. En caso de que no nos escuchen y quieran usar la fuerza, vamos a tener que poner el pecho a las balas.

Por el Observatorio de Conflictos por los Recursos Naturales (OCRN) en alianza con Acción por la Biodiversidad.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Delegados del Sarmiento: Ferroviarios denuncian cierre del Taller Haedo

ACTA

Delegados ferroviarios denuncian el cierre del histórico Taller Haedo del Ferrocarril Sarmiento por parte de Raúl Barrido, nuevo interventor de TBA y el avance en el desmantelamiento del sistema.

"Aprovechando el fin de semana largo, Raúl Barido, interventor de la empresa TBA, dispuso licenciar a todo el personal del taller Haedo, y producir el cierre del taller, confirmando un nuevo negociado, en donde los servicios diesel que se reparan y alistan en este taller, pasan a ser reparados y alistados en forma tercerizada dentro de la línea del FF.CC. Roca".

Así lo expresaron esta mañana a través de un comunicado de prensa remitido a varias agencias de noticias los delegados del Ferrocarril Sarmiento.

En otro párrafo el comunicado continúan diciendo: "Esta nefasta maniobra atenta en forma directa contra la estabilidad laboral de los trabajadores que desarrollan tareas en el taller Haedo y provoca el abandono de más de 200 Km. de vías sobre los ramales diesel, que recorren el interior bonaerense de la zona oeste. (merlo-lobos) y (moreno-lujan-mercedes).

"Esta situación confirma en forma abrupta el proceso de desmantelamiento del sistema ferroviario, en donde la segunda etapa a emprender por este personaje, salvaguarda de lo más corrupto del empresariado argentino, es el cierre definitivo de los talleres Liniers, apoyando un negociado inmobiliario, denunciado con anterioridad por este cuerpo de delegados, asociaciones civiles, y actores sociales de la zona oeste.

"Otra vez más se corrobora, que quienes deberían bregar por la recuperación de un servicio de transporte digno y seguro para el conjunto de la sociedad, por el contrario arremeten sin ningún escrúpulo sobre usuarios y trabajadores, en pos de maximizar ganancias para bolsillos propios y ajenos.

"Los trabajadores del FF.CC. Sarmiento nos declaramos en estado de alerta, y comunicaremos a la sociedad en su conjunto sobre medidas a tomar ante el atentado sobre nuestra estabilidad laboral y el patrimonio nacional ferroviario" finaliza el comunicado que lleva la firma de Rubén Sobrero, Edgardo Reynoso y Luis Martinez de la Unión Ferroviaria.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Córdoba: Postergan juicio a sojeros por fumigar

POLITICA DIGITAL - ACTA

La justicia Penal de la ciudad de Córdoba postergó sin fecha el inicio del juicio oral y público contra tres personas imputadas por fumigación clandestina de campos ubicados en la zona urbana, con plaguicidas peligrosos para la salud, cuyo comienzo estaba previsto para el martes pasado.

El tribunal designado para este juicio, que por sus características es el primero en Córdoba, es la Cámara Primera del Crimen de la ciudad, cuyos miembros habían decidido en noviembre de 2011 fijar la apertura del mismo para el próximo lunes y luego trasladado para el martes por el feriado nacional, señaló una fuente judicial.

Los imputados son los productores agropecuarios Jorge Gabrielli y Francisco Parra, junto al comerciante y piloto de avión Edgardo Pancello, quienes están acusados de violar la ley de Agroquímicos 9164, que prohíbe la aplicación aérea de endosulfán o glifosato en cultivos ubicados en proximidades de zonas pobladas.

Gabrielli, Parra y Pancello llegan a juicio en el marco de la investigación que sustanció el fiscal de Instrucción Carlos Matheu y que, tras una serie de apelaciones, fue convalidada por la Cámara de Acusación de Córdoba.

Se trata de una de las primeras causas a nivel nacional -la primera en esta provincia- en la que van a juicio productores agropecuarios por fumigar campos con agroquímicos en zonas adyacentes a sectores urbanos.

La ley 9164 prohíbe precisamente la aplicación aérea de determinados productos en un radio menor a los 1.500 metros (endosulfán) y a los 500 metros (glifosato) de distancia de una zona urbana, por tratarse de químicos peligrosos para la salud.

La causa se inició en 2002 cuando un grupo de madres que habitan en barrio Ituzaingó, en la periferia sudeste de la ciudad, denunció que había numerosos casos de cáncer en la zona.

Lo expuesto por esas mujeres radicadas en un sector colindante con extensos campos cultivados, permitió detectar que casi 200 personas habían contraído cáncer y cerca de 100 ya dejaron de existir por esa enfermedad.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: Identificaron restos de desaparecidos durante el último gobierno militar

CIJ

Se trata de los restos de Olga Noemí Casado y Félix Escobar. El procedimiento se realizó en el marco de una investigación encabezada por la Cámara Federal de Apelaciones de La Plata. Comunicado completo.

En el marco de las actuaciones encabezadas por los doctores Julio Víctor Reboredo y Leopoldo Héctor Schiffrin, para la búsqueda de la verdad y destino final de los desaparecidos durante el último gobierno militar, la Cámara Federal de La Plata mediante, resoluciones del registro S.U. de fecha 17/04/12 y 23/04/12, formalizó la identificación de dos (2) personas que se encontraban desaparecidas.

Olga Noemí Casado y Félix Escobar fueron identificados por el Equipo Argentino de Antropología Forense entre los restos exhumados en el Cementerio Municipal de La Plata, respecto de los cuales en su oportunidad el Tribunal había dispuesto una medida cautelar para su preservación.

Olga Noemí Casado, una de las personas identificadas, fue secuestrada en noviembre de 1977 y permaneció detenida en el centro clandestino de detención “Puesto Vasco”. Su hija, nacida en cautiverio, fue la nieta número 93 recuperada por las Abuela de Plaza de Mayo.

La otra persona identificada es Félix Escobar, estudiante de Ciencias Económicas en la Universidad Nacional de La Plata. Fue secuestrado en diciembre de 1976 y fusilado el 6 de diciembre de 1977 en la localidad de Brandsen, Provincia de Buenos Aires. Sus restos fueron trasladados al cementerio Municipal de Montecarlo, Provincia de Misiones, de donde el mismo era oriundo.-

Los estudios genéticos realizados por los laboratorios “The Bode Technology Group INC” (EE.UU) y LIDMO de la ciudad de Córdoba, complementaron los estudios antropológicos efectuados por el EAAF y resultaron concluyentes para determinar las identificaciones.

La investigación continúa así como la remisión de muestras óseas para su análisis genético tanto de restos exhumados en el Cementerio de La Plata, como en los cementerios de Avellaneda, Ezpeleta, Verónica, Punta Indio y Magdalena.

Con estos resultados, las tareas emprendidas por el Tribunal, en el marco de la “Búsqueda de la Verdad” permitieron hasta la fecha lograr un total de 44 identificaciones.

Además de su objeto específico, el Juicio por la Verdad representa una relevante fuente de datos para las causas penales por terrorismo de estado que se sustancian en la jurisdicción.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

La salud pública en Chile está enferma, asegura líder sindical

Tania Peña (PL)

La salud pública en Chile está enferma como resultado de la profunda inequidad social que hay en el país, afirmó la presidenta de la Confederación de Trabajadores de la Salud Municipalizada (Confusam), Carolina Espinoza.

La dirigente sindical consideró que el momento en Chile es de organizarse y movilizarse por cambios profundos, entre los que situó el establecimiento de un sistema de salud pública, gratuita y de calidad.

Destacó en ese sentido la convocatoria por más de 40 organizaciones sociales a un referendo popular en la materia, inmerso en su segunda semana de realización.

El plebiscito busca reivindicar el derecho a la salud, a la construcción de un país más democrático y a una nueva Constitución y no esta que heredamos de la dictadura, indicó.

Enfatizó que más allá del número de participantes, la consulta trasciende como "herramienta que nos permite avanzar en la construcción de un tejido social y en unificar fuerzas para las grandes transformaciones que Chile requiere".

"Hay que derrotar esos intereses económicos que hacen de la salud un negocio; lo que está pasando hoy día en la salud es injusto, es desigual", recalcó la líder sindical.

Ilustró cómo la mitad de los recursos destinados al sector, tanto humanos como en infraestructura e insumos, favorecen a menos del 20 por ciento de la población que se atiende en clínicas privadas; en tanto la otra mitad es para el 80 por ciento restante.

La presidenta de Confusam insistió que la cobertura de salud pública en el país no da para más. Estamos en un momento de inflexión, o mejora o se desmorona, remarcó. Sobre la marcha del referendo, explicó que está teniendo lugar en todas las ciudades del territorio nacional a través del voto en mesas electorales instaladas en plazas, estaciones del metro, hospitales y consultorios.

También en lugares habilitados por otras organizaciones que han respaldado la convocatoria, como el Colegio de Profesores y las llamadas juntas vecinales.

Las cinco preguntas que contempla el plebiscito son: ¿Considera Ud. que la salud debe ser un derecho garantizado por la Constitución?, ¿Piensa que se debe fortalecer el sistema público de salud mediante la entrega de financiamiento y recursos humanos y materiales?

Asimismo, ¿Cómo debe ser financiada la salud pública chilena? ¿Cree usted que las instituciones de salud deben ser sin fines de lucro? y por último ¿Piensa usted que los usuarios y los trabajadores de la salud deben participar en la toma de decisiones en temas de salud?

La consulta popular concluirá el próximo 7 de mayo, tras lo cual se entregarán los resultados a las autoridades del gobierno y de otros poderes del Estado.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Guatemala: El gobierno declara Estado de Sitio en Santa Cruz Barillas

CERIGUA

Las comunidades de Santa Cruz Barillas, Huehuetenango expresaron su temor por la situación de inseguridad y de violencia que se vive en la localidad a raíz de la declaración del Estado de Sitio por parte del gobierno y exigieron al Estado que no suspenda las garantías constitucionales.

De acuerdo con un comunicado de la Asamblea de los Pueblos de Huehuetenango por la Defensa del Territorio (ADH), uno de los comunitarios que se negó a vender su terreno a la Hidroeléctrica Hidrosantacruz, fue asesinado el pasado 1 de mayo; otros dos resultados heridos en el ataque.

Las y los vecinos aseguran que el hecho está estrechamente relacionado con la insistencia de la empresa de adquirir terrenos en el municipio para construir la hidroeléctrica; muchos han recibido amenazas e intimidaciones, principalmente los líderes de las comunidades.

Dos semanas atrás, la ciudadanía denunció ante las respectivas autoridades la presencia de explosivos caseros en las instalaciones de la empresa, sin embargo las instituciones encargadas de la investigación no han respondido o avanzado en el esclarecimiento de la situación.

La Asociación hizo un llamado a la sociedad civil guatemalteca y a los organismos internacionales para que acompañen el proceso y permanezcan vigilantes ante la situación de incertidumbre que prevalece en Santa Cruz Barillas, donde ha reforzado su presencia la Policía Nacional Civil y el ejército.

Según reportes de Emisoras Unidas, el Gobernador de Huehuetenango, Antonio Solórzano, reportó ocho capturas de personas que supuestamente robaron armamento del ejército durante los disturbios del 1 de mayo, en el que murió el comunitario.

Solórzano confirmó que fue un vehículo de la empresa fue el que pasó por la comunidad; sus ocupantes dispararon contra un grupo de personas y dejaron a una muerta y otras dos heridas.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Sigue en picada popularidad del presidente Ricardo Martinelli

PL

La popularidad del presidente panameño, Ricardo Martinelli, sigue en picada al obtener una aprobación de 24 por ciento en contraste con el 60 logrado hace tres años cuando ganó las elecciones, indica hoy un sondeo de opinión.

La encuesta Panamá Opina de la empresa Ipsos para Telemetro Reporta de Medcom y La Estrella realizada a mediados de abril, aclara que la gestión presidencial es avalada solamente por el 36 del 60 por ciento de electores que sufragó por él en 2009.

Según la empresa, la baja de Martinelli no solo se ve reflejada en Panamá, sino a nivel internacional, y cita a la encuestadora mexicana Mitofsky, según la cual el presidente panameño se ubica en el penúltimo peldaño en la lista de popularidad de los jefes de Estado de América Latina.

Renato Pereira, analista local, estima que la tendencia a la baja en la aceptación del Gobierno del Cambio, se puede atribuir a dos aspectos fundamentales: el desgaste del poder propio de esos cargos y la desconfianza que ha despertado en el electorado.

Entre esas causas algunos políticos sitúan la ruptura de la alianza de gobierno, con la expulsión de sus cargos en el ejecutivo de los miembros del Partido Panameñista, ahora los más severos críticos del oficialismo al que pertenecieron.

También colocan los escándalos, como el negociado aún en debate en la compra de radares y helicópteros a Italia, los problemas en los sectores de Salud y Educación y hasta el conflicto indígena por la construcción de hidroeléctricas.

Sin embargo, contrasta grandemente la caída de la popularidad de Martinelli con el crecimiento desmesurado de la membresía de su partido Cambio Democrático que pisa los talones en tamaño al Revolucionario Democrático, el mayor del país.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...