lunes, 7 de mayo de 2012

Estados Unidos asesina civiles inocentes con aviones no tripulados en nombre del “combate al terrorismo”

Adán Salgado Andrade (especial para ARGENPRESS.info)

En los últimos días de abril del presente año (2012), grupos progresistas y asociaciones civiles de Estados Unidos, realizaron un foro para analizar los frecuentes atentados que su país realiza con aviones no tripulados, los “drones”, so pretexto de “combatir al terrorismo”.

Sin embargo, el empleo de drones no sólo es para “combatir” al terrorismo, sino también ya es cotidiano que tales aparatos sobrevuelen las fronteras canadiense y mexicana, en especial ésta última, para vigilar y evitar que peligrosísimos ilegales osen cruzar a territorio estadounidense. Y como esos aparatos están también equipados con armamento, pudiera ser incluso que la policía fronteriza lo accionara, con tal de deshacerse de tales inmigrantes (si esto ocurre, seguramente ha de estar celosamente resguardado, para que no salga a la luz pública).

Pero no sólo sirven para cazar ilegales, sino que también dentro de EU se están utilizando para labores policiacas. Como reveló una nota periodística de diciembre del año pasado, ya también en algunos estados, como en Dakota del Norte, la policía emplea esos aparatos para “investigar” a criminales, aunque al hacerlo, de acuerdo con algunos congresistas y defensores de los las libertades civiles y los derechos humanos, se viola la privacidad de los ciudadanos, pues con esos aparatos se les espía. Además, no han sido, precisamente, peligrosos criminales los que han caído mediante este nuevo método de “investigación” policiaca. Por ejemplo, en ese estado, recientemente se arrestaron a los miembros de una familia de granjeros que discutieron con otra, con la que tuvieron problemas ¡por ganado!, nada de drogas o cosas así, pero además, como estaban armados – algo que no sorprende en ese país, en donde la posesión de armas es un derecho inalienable –, tuvieron un enfrentamiento con comisarios locales, suficiente para que la policía fuera tras ellos. Eso lo logró, justamente espiándolos.

Al respecto, una ex congresista de California, la señora Jane Harman, que ahora trabaja para el centro internacional Woodrow Wilson, afirma que tales acciones son anticonstitucionales, pues se viola la integridad y la privacidad de los ciudadanos estadounidenses, quienes a la menor sospecha de estar haciendo algo malo, podrían se encarcelados preventivamente. Harman apunta a la necesidad de que el congreso discuta el espionaje con drones, pues nunca se ha hecho, así que es una acción ilegal. Y es tan extendida la práctica, que el año pasado, 2011, de acuerdo con la Oficina de Inmigración, esos aparatos volaron un total de 4100 horas en territorio estadounidense. De ésas, solamente 274 horas fueron en relación a revisar daños provocados por desastres naturales, en tanto que del resto de horas, dicha oficina no pudo establecer para qué fueron empleadas exactamente, pues, justificaron a los periodistas que condujeron la investigación, en sus sistemas no es una prioridad rastrear en qué se emplean tales drones cuando no están revisando desastres, lo que apuntaría a que si lo saben, tienen prohibido revelarlo (en el siguiente link, puede verse el video que hace referencia a la nota que comento: http://www.youtube.com/watch?v=LZIBINJrqgQ).

Justamente esa es una razones, el infringir las libertades de los ciudadanos estadounidenses dentro de su propio país, que llevó a la realización de la conferencia a la que aludo antes.

En ella, asistieron varios periodistas y activistas sociales que expusieron las barbaridades y arbitrariedades que EU comete por todo el mundo en nombre del “combate al terrorismo”, y que lo hace cada vez más empleando aviones no tripulados (drones), aunque también a veces se auxilia con misiles y bombas de racimo.

La exposición más clara e informada fue la del periodista Jeremy Scahill, quien comentó cómo bajo la supuestamente liberal y progresista presidencia de Barack Obama, no sólo no han cesado los ilegales asesinatos que EU realiza con drones por todo el mundo, sino que han incluso aumentado. Pero, además, ni siquiera se ataca a “sospechosos reales”, sino que es en base a lo que la CIA, la agencia encargada de tales ataques, denomina “signature strikes”, en los cuales a los “sospechosos” que se ataca es porque se “presume” que andan metidos en “actividades terroristas”, o sea, no es una “sospecha real”, sino, ¡háganme favor!, de que “quizá sí sea culpable y por eso mejor lo matamos con un disparo del avión-robot”. Y esa práctica se ha venido realizando ya desde hace varios años, desde George Bush, y, como afirma Scahill, con Obama han seguido y se han incrementado tales ataques. Y también denunció Scahill en la conferencia, la deleznable práctica que tiene EU de que a todas aquellas personas que le ayudan a hacer su trabajo sucio, las protege y las ayuda en todo lo que puede. Sucede lo mismo con los periodistas vendidos que ni por error difunden temas tan delicados como los ataques deliberados con drones. Sin embargo, cuando alguna de las personas que hacen esos trabajos sucios deciden revelar los ilegales secretos en los que estuvieron trabajando, entonces el gobierno emprende una brutal cacería, tratando de acabar con la reputación y haciéndole la vida prácticamente imposible (eso puede verse en la cinta reciente, basada en hechos reales, Fair Game, con Naomi Watts y Sean Penn, basada en el libro escrito por la ex agente de la CIA Valerie Plame, Fair Game: my betrayal by the White House, en el que narra cómo el gobierno reveló su verdadera identidad cuando su esposo, el diplomático Joseph C. Wilson, se opuso a avalar que Irak tuviera armas nucleares, pues esas mentiras, de que sí tenía “armas de destrucción masiva” Irak, dieron lugar a la infame, ilegal invasión, que ha hecho de ese país un desastre social y económico).

Y, señaló Scahill, eso también sucede con periodistas honestos, como él, quien ha recibido constantemente amenazas, calificativos, calumnias… todo por negarse a hacerle el juego al gobierno y revelar situaciones como los ataques de drones.

De la conferencia se produjeron algunos importantes informes, como el del The Bureau of Investigative Journalism, que da cuenta de los ataques con drones, misiles y bombas de racimo, así como los muertos, la mayoría civiles inocentes, que han dejado tales infames, ilegales acciones.

Por ejemplo, en Yemen, desde el 2002, se han realizado varios ataques. Aquí, Scahill señala que eso se ha debido a que EU sostiene al actual presidente, Abd al-Rabuh Mansur, quien es un títere, así que tales ataques se dan principalmente contra opositores a Mansur, a los que se acusa de ser, simplemente, “terroristas” (el control de Yemen le interesa a EU, porque aparte de que aún tiene algo de petróleo y reservas de gas natural, su estratégica ubicación geográfica y marítima, cerca de Somalia, en el golfo de Adén, le permite tanto el despliegue de su fuerza naval militar, la de EU, como sus portaaviones y submarinos, así como el que tenga injerencia en el tráfico comercial de esa muy importante zona, por la que cruza, desde el canal de Suez, casi el 8% del comercio marítimo mundial. Por eso han surgido en los últimos años los piratas somalíes, modernos bucaneros que de vez en cuando logran secuestrar a un barco mercante, por el que piden jugoso rescate. Quizá por ello sea que también EU no deja Yemen, para tratar de combatir esa “moderna piratería”).

De acuerdo al documento, en Yemen, entre el 2002 y el 2012, se han realizado entre 20 y 88 ataques, que han dejado unos 355 muertos, de los cuales alrededor de 40 han sido civiles inocentes. Pero además en ese país se han realizado 102 bombardeos con aviones tripulados; 87, con drones; 44, con misiles; 29, con bombardeos y ataques con barcos, así como 13 ataques con drones, apoyados por el ejército yemenita (¡háganme favor!).

En Pakistán, el informe señala que entre el 2004 y el 2012, ha habido 320 ataques con drones, de los cuales, ¡fíjense!, Obama ha ordenado que se realicen 268, o sea, casi el 84%, al presidente que, irónico, le dieron en el 2009 un inmerecido “Premio Nobel de la Paz” (ver en este mismo blog mi artículo “Premio Nobel al armamentista Barack Obama). Los muertos que han dejado esos ilegales ataques se calculan entre 2429 y 3097, de los cuales, entre 479 y 811 han sido civiles inocentes (los “daños colaterales” que no pueden evitarse, como afirma el Pentágono). Y, lo más infame, de tales civiles asesinados, ¡174 han sido niños! Esa es la política “antiterrorista” de EU, asesinando a niños inocentes (en el siguiente link está el informe completo, se dan más detalles, incluidos los nombres de las víctimas: . http://privacysos.org/sites/all/files/TBIJWashingtonfinal.pdf).

Scahill reveló también que en varios países nada menos que la CIA tiene cárceles, en donde paga a los locales alrededor de 200 dólares mensuales por retener allí a “sospechosos de actividades terroristas”, sin que realmente haya una base sólida. Por ejemplo refirió el caso de una cárcel que está justo a un lado del aeropuerto de Mogadishu, en Somalia, al que irónicamente la gente de allí se refiere como “Guantánamo”, pues, afirma Scahill, dicha palabra se usa ya coloquialmente para referirse a esas ilegales cárceles que EU financia dentro de varios países, a través de la CIA, para retener a “sospechosos” de estar ligados al terrorismo y torturarlos para que “confiesen”. Así que, miren nada más cómo EU nunca ha dejado sus sucias prácticas que desde hace años ha realizado, a través de la CIA, organizando invasiones, golpes de estado, sabotajes, pagando espías y, ésos, sí, terroristas. Lo peor es que, como señaló Scahill, se cuenta con la anuencia del gobierno, sea demócrata o republicano. Destacó que hace poco se votó para ver si esos asesinatos ilegales continúan haciéndose con tal de seguir “combatiendo al terrorismo” o se prohibían. Y lamentablemente sólo seis congresistas se opusieron, y del Senado, nadie cuestionó tan bárbara práctica. Así que el gobierno “democrático” de Barack Obama ha aprobado que EU siga asesinando a gente “sospechosa”, más los civiles inocentes que se dan como “daño colateral”, en nombre del “combate al terrorismo”. Y por esa razón es que la cárcel de Guantánamo, la que está en Cuba (no sus clones), no ha sido cerrada por Obama, a pesar de que prometió que lo haría, pues allí se sigue encerrando a decenas de “sospechosos” de ser terroristas, a pesar de que muchos, señala Scahill, son ciudadanos estadounidenses.

Sin ir más lejos, vean cómo aquí se aprobó el año pasado la nefasta operación “Rápido y furioso”, que permitió la entrada de armas ilegales con tal de, fue la estúpida justificación, dar con los narcotraficantes que las importaban

También destacó Scahill el caso de un periodista yemenita, Abdul-Elah Haidar Shaye, cuyo único “delito” fue haber denunciado que en un ataque de misiles ordenado nada menos que por Obama a supuestos “terroristas” de Yemen en diciembre del 2009 (poco después de que Obama recibiera su inmerecido Premio Nobel de la Paz), no murieron terroristas, sino más bien civiles inocentes, un total de 55, de los que 21 eran niños. Shaye afirmó en su “juicio” que ese día, justamente, fue arrestado “por atreverme a decir la verdad”. Shaye sigue arrestado, pero lo peor fue que hace poco que su abogado apeló la sentencia, mostrando que los cargos no ameritaban que su cliente siguiera en prisión, y que el juez encargado estuvo a punto de darle la libertad, éste fue telefoneado nada menos que por el mismísimo Barack Obama, pidiéndole que no dejara libre a Shaye, pues no era “conveniente para los intereses estadounidenses” (la conferencia completa de Scahill está en el siguiente link, y aunque está en inglés, me parece que con lo que les comenté puede ser entendible, para que la vean y la difundan: http://privacysos.org/node/609).

Así que, piensen, si así se está conduciendo la “política exterior” estadounidense, legalizando los asesinatos, las torturas, las cárceles clandestinas, financiadas por la CIA, los ataques con drones, misiles y bombas de racimo… pues nada de lo que haga en el cercano futuro, podrá ya sorprendernos (esta práctica, la de asesinar a supuestos “terroristas”, también es empleada por Israel, cada que con misiles asesina a algún “sospechoso”, sin importar las muertes de civiles inocente que tan deleznable acción provoque).

Ah, pero todo sea en nombre de la defensa de las “libertades de Estados Unidos”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Estados Unidos y su tratamiento de república bananera con China

Juan Francis Coloane (especial para ARGENPRESS.info)

El caso del disidente chino Chen Guangcheng y el resplandor que emerge del entorno político es un ejemplo del síndrome de república bananera del que Estados Unidos no se puede desprender por tradición y que ahora se hace evidente con China.

Ninguna de las dos naciones lo admite así. Las dos potencias mayores de la actualidad están lejos de querer reflejar el sistema de relaciones que mantenía Estados Unidos con las repúblicas de menor calibre que se distinguían por las exportaciones de frutas, especialmente bananas y de donde emerge el concepto descalificador de “república bananera”, tal vez la más clara expresión del neocolonialismo

Sin embargo las escaramuzas diplomáticas en torno al disidente chino -contrario al control de la natalidad y que estuvo a punto de obtener asilo en la Embajada de Estados Unidos en Beijing-, demuestran que la poderosa nación del norte no abandona la metodología de la infiltración como en los mejores tiempos de la guerra fría anti- soviética.

A veces burda, en otras oportunidades sofisticada, la penetración de Estados Unidos forma parte del sueño tormentoso o pesadilla que ha sido desestabilizar China y finalmente conquistarla.

El tema central histórico consiste en que para unificar a las dos Coreas bajo el modelo occidental después de una cruenta guerra, Estados Unidos perdió finalmente a China. Este dato monumental constituye una gran herida porque fue una gran derrota y forma parte de la “caja negra” en las oficinas del Pentágono y el Departamento de Estado. En lo subyacente además de interrumpir la consolidación de la China comunista, la idea estratégica de la guerra consistía en ocuparla.

En la época en que se desarrolló, 1950-1953, el gigante asiático no era la Grecia que estuvo a punto de convertirse al socialismo a fines de la Segunda Guerra. Ni los partisanos griegos representaban la lucha de más de 30 años de los comunistas chinos al mando de Mao y Lin Piao.

Considerando el radio de acción y el tiempo, la guerra en Corea dejó proporcionalmente más víctimas que la Segunda Guerra que abarcó varios continentes y se prolongó casi siete años. Es quizás también la guerra más determinante en términos políticos porque se transformó en un conflicto entre las naciones occidentales en pos de la supremacía y el resto de las naciones opuesto a esa supremacía. Es así de simple. El impacto de la Segunda Guerra (1939-1945) estaba muy presente en la memoria colectiva de las naciones y sus pueblos como para darle otra lectura a la guerra en Corea.

Las repercusiones del daño por haber ganado un pedazo de Corea, y haber perdido China fueron por mucho tiempo subestimadas en Estados Unidos que lideró el aislamiento y acoso más brutal de una nación ya devastada por una larga guerra y la ocupación japonesa. Richard Nixon el máximo exponente del “guerrero frío” hace despertar la política exterior en Estados Unidos para definitivamente construir una política de “recuperar” China.

Todo es parte de una geometría internacional que se fue perfilando para contener al otro monstruo anti capitalista como era la EX URSS. Cuando Estados Unidos abre la compuerta, China se hace parte de Naciones Unidas (1971) en medio de la tensión interna provocada por la Revolución Cultural (1966-1976). La entrada de China al sistema internacional después de 22 años de aislamiento total con la excepción del bloque socialista, desahoga la tensión interna de las dos posturas en China: la que consistía en mantener los preceptos socialistas de Mao y la otra que postulaba reformar para integrar China al resto del mundo.

La situación en 2012 es completamente diferente y ya es parte del nuevo paradigma ver una China transformada en la segunda gran potencia a nivel global con los riesgos y las oportunidades que ello implica.

Esto significa asumir que la otra potencia hará todo lo posible para que no se le dispute la supremacía, independiente del régimen político interno. Es la lección que Estados Unidos aprendió con la ex URSS y que hizo transformar radicalmente su política exterior en el sentido de no aceptar nunca más una potencia que se le ponga al frente. Es así que la actual presión occidental para modificar el régimen político chino es el gran pretexto para desestabilizar a China y aprovechar la eventual coyuntura para ganar espacios en pos de la supremacía.

En otros planos hay una senda de cooperación. Se estima que 22% de los estudiantes extranjeros en Estados Unidos proviene de China. La cifra se empina por los 157.000 estudiantes chinos que circulan por las universidades estadounidenses con un crecimiento anual sostenido superior al 10 % desde hace media década. Hay inclusive estudiantes en áreas científicas que siendo militantes del partido comunista chino son aceptados en las universidades en base a convenios.

La apertura con presiones tiene un correlato muy pesado y complejo si se examina la realidad de las actividades de espionaje y contraespionaje entre China y Estados Unidos que son reconocidas oficialmente. Wan Jisi un analista chino reconocido en ambas trincheras en un artículo (“China-Japan-US Relations”, 2002; Japan Centre For International Exchange), anticipa la política de Estados Unidos de aprovechar cualquier circunstancia para deslegitimar el liderazgo chino y desestabilizar China a toda costa.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

¿Es la libertad de expresión sinónimo de la libertad de prensa?

Guillermo Navarro Jiménez (especial para ARGENPRESS.info)

A propósito de la celebración de "El día de la libertad de prensa", los medios de comunicación social y quienes comentaron sobre el tema en los distintos medios de comunicación social utilizaron, casi sin excepción, los conceptos: libertad de expresión y libertad de prensa, como si fuesen sinónimos. Comportamiento que, por desconocimiento u omisión, inconscientemente o en forma deliberada, confunde dos conceptos cuyos contenidos son disímiles, cuyo ámbito es totalmente distinto, como lo demostraremos más adelante.

Buen ejemplo de lo antes acotado es la inclusión en el diario El Comercio, en innumerables recuadros, en la edición de 3 de mayo, la expresión: " ... y si usted fuera silenciado", en clara e inequívoca alusión a sus lectores, sujetos del derecho a la libertad de expresión, texto al cual agregan: "Hoy es el Día Mundial de la Libertad de Prensa y Expresión, un derecho de todos los ciudadanos", cuando bien sabían que se celebraba "El día de la libertad de prensa". Esta impropia actitud no tiene otro objetivo que, en forma deliberada, tratar de manipular la opinión pública para captar incautos en su apoyo y de los medios de comunicación social. Manipulación que merece desentrañarse para beneficio de quienes cayeron en las redes de ese engaño.

La libertad de expresión es un derecho humano, que la Convención Americana de Derechos Humanos en el artículo 13, numerales 1 y 2, lo define como el derecho de toda persona a: " .... buscar, recibir y difundir informaciones e ideas de toda índole, sin consideración de fronteras, ya sea oralmente, por escrito o en forma impreso o artística, o por cualquier otro procedimiento de su elección". Derecho que: "... no puede estar sujeto a previa censura sino a responsabilidades ulteriores, las que deben estar expresamente fijadas por la ley y ser necesarias para asegurar: el respeto a los derechos a la reputación de los demás, y la protección de la seguridad nacional, el orden público o la salud y la moral públicas."

La Libertad de Prensa no se refiere a los derechos de las personas sino a "los derechos de los informadores con el fin de que puedan ejercer su trabajo sin presiones" y de los medios de comunicación social para ejercer su actividad en forma independiente de la intervención del Estado, como lo establece, por ejemplo, la Carta Europea por la libertad de prensa, aprobada en el mes de mayo del 2009 en Hamburgo en su introito. Por ello, la libertad de prensa trata sobre los derechos de los medios de comunicación social, de quienes laboran en los medios, con especial énfasis en el acceso a la información pública. En consecuencia, el ámbito de las libertades: de expresión y de prensa son absolutamente diferentes, por lo que no cabe tratarlos como conceptos sinónimos.

Desde otra perspectiva analítica, es indispensables señalar que en tanto la libertad de expresión es inherente a lo humano, la libertad de prensa es coadyuvante al ejercicio del derecho humano a la libertad de expresión. En tanto el primero es consubstancial a lo humano, se inicia y termina con la existencia humana, es espacial y temporalmente ilimitado, la libertad de prensa es un producto social, es un constructo social, históricamente limitado. En consecuencia, son dos conceptos cualitativamente diferentes que, por ninguna razón o bajo ningún argumento, pueden tratarse como un concepto único como lo propone abiertamente el diario El Comercio, o conceptos que expresan similares contenidos como lo plantean los editorialistas o columnistas afines a los mayores medios de comunicación social.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Luego de la expropiación: ¿petróleo para qué?

Julio C. Gambina (especial para ARGENPRESS.info)

La expropiación parcial de YPF constituye una gran iniciativa política, verificado en la amplísima votación favorable en el Parlamento argentino y en la consideración de la opinión pública. Podría decirse, como sostuvimos hace poco, que el fin del consenso privatizador es un dato de la realidad, y un interrogante a futuro es sobre otras áreas estratégicas que en los 90´ fueron entregadas a la iniciativa privada. Algunas de las cuales son muy rentables, tal el caso de las telefónicas, y otras deficitarias, caso del transporte, especialmente ferroviario.

Incluso, más allá de la renta, debiera pesar a la hora de definir el carácter de una explotación, si privado, estatal, o “social”, la “utilidad para la comunidad” de esa producción o servicio. Un ejemplo es la actividad financiera, mayoritariamente privatizada y extranjerizada. Nuestro comentario apunta a pensar más allá de la recuperación de la gestión estatal de la principal petrolera en la Argentina y remite a un debate sobre el papel del Estado y de la sociedad en su conjunto en la gestión cotidiana de los asuntos económicos, o sea, discutir el porqué y el para qué; los cómo y los cuando de la producción y circulación de bienes y servicios.

Desde el próximo lunes 7 de mayo de 2012 rige la nueva legislación, coincidente con una nueva gestión designada por el Poder Ejecutivo hasta la normalización vía asamblea de accionistas, la que además, definirá en el nuevo marco legal la política de la empresa, que como sabemos es “testigo” del sector de hidrocarburos y por ende clave a la hora de pensar la política energética y petrolera. El interrogante es entonces ¿petróleo para qué? A responder desde las consideraciones legales de una actividad de “interés público” y el “autoabastecimiento” proclamado en la legislación. Siendo el petróleo un insumo estratégico de la producción, conviene discutir el modelo productivo en curso, el sentido principal de la producción local, sus destinatarios y el patrón de consumo que favorece.

Nuestra reflexión apunta a considerar el sentido de la producción en la Argentina, lo que implica hablar y discutir sobre los distintos sectores productivos. ¿Qué se produce, cómo se lo hace y para quién se produce? Ello supone discutir la producción primaria, sea en agricultura, la ganadería o la minería; pero también la industria y la cadena de valor en la provisión de insumos industriales; tanto como en la construcción y especialmente en la energía. Para que se entienda, lo que se pretende discutir es si el modelo en el agro tiene que privilegiar la soja y el biocombustible, con destino principal en el mercado mundial, apoyado por precios internacionales muy favorables, o si esa producción tiene que involucrar el debate sobre población, territorio y defensa de los recursos naturales. Si el privilegio es la “soberanía alimentaria” como proyecto nacional, regional o mundial; o si lo que define es la apropiación de renta del suelo, aún en el caso de que mayoritariamente se apropie por el Estado nacional vía retenciones, o los municipios y provincias vía redistribución del fondo sojero.

Me detengo en el ejemplo de la soja por su extensión en el territorio e importancia en el cambio cultural que está generando, sea por la expansión de la frontera agrícola, por la subordinación al mercado mundial, por el despoblamiento del campo, o por sus efectos relativos a la salud por la fumigación. Claro que también podríamos hablar de la mega minería a cielo abierto y sus múltiples impactos económicos, sociales y culturales. En ambos casos existe un efecto riqueza que son los ingresos que se derraman por el circuito privado o el estatal (vía retenciones), procesos imponderables de evaluar en el mediano y largo plazo. No sería distinta la reflexión sobre la construcción, la producción energética o los procesos industriales. ¿Qué necesidad se debe resolver en la construcción? Por ahora, en la última década, el privilegio fue el resguardo de valor, la especulación o la transformación de activos líquidos en propiedades. Es cierto que existe vivienda social de reciente construcción, pero no es lo que define el boom inmobiliario de estos años. En el mismo sentido, ¿qué transporte, el público o el privado? ¿Se debe continuar el aliento al automotor, con 60/70 % de exportación e importación? Una u otra definición, en cada caso comentado supone una orientación de uso del petróleo extraído por YPF.

Existen quienes señalan que estos interrogantes solo pueden resolverse si la expropiación hubiese sido del 100%, o si se en lugar de mantener una S.A. se hubiese optado por una empresa estatal. La opción elegida parte de considerar que con el 51% y una gestión profesional bajo dirección de una política del Estado alcanza para resolver soberanamente. Lo que no está suficientemente discutido es cuál es esa definición política de matriz energética, del sentido de la producción petrolera y gasífera, del modelo productivo y de desarrollo de la Argentina, y en todo caso, de la inserción de esa política local en el escenario mundial. ¿Se trata de una inserción competitiva en el mercado mundial, buscando asociaciones con las transnacionales que definen el mercado, o se piensa en propuestas alternativas asociando la definición nacional en el marco de la integración regional?

Muchos interrogantes no pueden responderse en la coyuntura, y son pensados para habilitar un gran debate, pero convengamos, que esa discusión solo puede hacerse desde el gran consenso que supone la expropiación, aún parcial de YPF.

Julio C. Gambina es Doctor en Ciencias Sociales de la UBA. Profesor de Economía Política en la U.N. de Rosario. Presidente de la Fisyp. Integrante del Comité Directivo de CLACSO.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

De la Fundación Ford, los K y la CTERA

Andrés Sarlengo (CONTRAPUNTOS, especial para ARGENPRESS.info)

.

Gabriel Manolio es licenciado en educación y docente en escuelas de Buenos Aires. Y con el autor de FORD EDU-K-ATION nos entrometemos en los actores e intelectuales que diseñan las políticas educacionales en Argentina (y el mundo). Y como subrayo al final de la entrevista: sería bueno que dirigentes de AMSAFE (y otros referentes sindicales docentes) leyesen este libro que insiste que los 90 en política y pedagogía no se fueron...



Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

YPF y la realidad política argentina. (Una nota del profesor Emilio Cafassi y nuestro comentario)

Emilio Cafassi

.

La amistad y la invención de la burguesía nacional argentina.

Entre las muchas variables que permiten mensurar el nivel de estabilidad institucional, aún dentro de la precaria arquitectura político-representativa burguesa, una de las fundamentales es la independencia entre los tres poderes del Estado y entre éstos y los intereses privados. Podría objetarse que con mayor o menor independencia, la función del Estado es esencialmente la de garantizar tales intereses y no se alteraría cualitativamente su naturaleza si esos poderes están inficionados por el amiguismo, el nepotismo, el lobbysmo político u otras inclinaciones afectivizadas o corporativas, extrañas –y hasta contrarias- a la racionalización en sentido weberiano, al que aludiré seguidamente. Sin embargo antes prefiero subrayar que no comparto esa posible conclusión por su indiferencia a los matices, su maniqueísmo de brocha gorda. Las imbricaciones amiguistas del poder con los intereses empresariales son, todas ellas, inclinaciones contrarias a la competencia o la libre concurrencia capitalista y en consecuencia a la eficiencia. Son a la vez actos de corrupción que de probarse pueden terminar en juzgados penales, sobre todo si alguna independencia del poder judicial aún pervive. Constituye, en mi sintética opinión, una causa fundamental en el plano político-cultural de la dificultad de emergencia de burguesías nacionales en los países periféricos, tanto como lo son factores materiales tales como la fertilidad del suelo, el latifundio, la privatización de los recursos naturales y la extranjerización imperial de la producción en general o su oligopolización. No lo excluiría en ningún caso, por ejemplo, como problema relevante dentro de una agenda investigativa de las características particulares de cada formación social sudamericana y de sus posibilidades –y limitaciones- de integración y cooperación.

Max Weber en su antología de ensayos “La ética protestante y el espíritu del capitalismo”, sitúa a la adquisición del dinero como el valor supremo, transformándose de este modo en un fin en sí mismo, a diferencia de un simple medio. Define entonces a la “racionalidad” (económica) como la manera más adecuada de obtener la máxima magnitud de riqueza, que el autor atribuye a la ética protestante particularmente calvinista, que no se daba entre los católicos, aunque esta serie de trabajos no constituyan un estudio detallado de estas religiones. En cualquier caso, dos son para Weber las características sobresalientes de la racionalidad burguesa ínsita en tal ética: la austeridad (es decir, el mínimo usufructo personal de la riqueza acumulada) y el ascetismo.

Tampoco compartiré las posturas que oponen en este aspecto a Marx y a Weber de forma irreconciliable. Si bien un determinismo cultural como puede ser una ideología religiosa sería inaceptable para Marx, en la sección séptima de su obra “El Capital” se empeñó en señalar que por oposición a la concepción aristocrática de “comerse” todos los réditos (rentas en ciertas traducciones, término que prefiero reservar para cuando se ejerce un monopolio, particularmente de la naturaleza), la ideología burguesa se caracteriza por invertirla para el reclutamiento de nuevos obreros productivos. Su posición también es contraria a la confusión entre producción y atesoramiento, ya que esto último es riqueza acumulada sustraída al consumo, la circulación y la producción, simultáneamente. Aunque influido por el historicismo idealista del sociólogo Sombart, Weber debe mucho a la teoría de la acumulación de Marx, independientemente de su rechazo a la reductibilidad materialista y su intención de incorporar a su análisis una suerte de interrelación entre la economía y la cultura. En este punto, ambos coinciden en que la reinversión de ganancias es en esencia lo que caracteriza al deber cívico burgués.

El reciente proceso de expropiación de las acciones de Repsol por parte del Estado argentino, sobre el que tuve ocasión de opinar el domingo anterior, permitió ejemplificar ciertas aristas de este problema. Además de la propia privatización (que data de dos décadas atrás) resulta sumamente sorprendente el ingreso a la compañía del grupo Petersen comandado por la familia Eskenazi, aparentemente por recomendación y auspicio del ex Presidente Kirchner. Por dos razones específicamente endógenas. La primera es que carecía de experiencia y conocimientos en el negocio petrolero. La segunda y más importante, es que además carecía de los recursos dinerarios para acceder al paquete accionario que pretendía. La solución a estas carencias se resolvió con una ingeniería financiera de créditos varios por más de 3.500 millones de dólares, a ir cancelando con los dividendos de las propias acciones adquiridas, cuya mayor proporción fue aportada por la compañía vendedora, es decir, la propia Repsol. En otras palabras, fue comprada sin un solo peso. No será el único ejemplo histórico en el que la clase política argentina (y el peronismo en particular) exhuma el mito de la burguesía nacional como locomotora del crecimiento y el desarrollo y, al comprobar su inexistencia fáctica, pretende inventarla con algunos amigos. No casualmente fue en Argentina donde se acuñó el término “capitalismo de amigos”.

¿Qué interés material, es decir racional en el sentido que lo subrayamos, podría tener una compañía para vender parte de sus acciones sin recibir la totalidad de su valor, financiando ella misma lo entregado con las utilidades, que de igual modo tendría y encima a perpetuidad? No se me ocurre otro que la propia cercanía de su nuevo socio con el poder gubernamental a través de la amistad y el interés manifiesto de la participación de ese grupo para capitalizarlos por otros medios escasamente competititvos. ¿Fue engañada la familia Eskenazi por alguna de las partes? Lo desconozco, aunque sería irrelevante este dato subjetivo. La estrategia funcionó mientras Repsol pudo liderar la empresa y desarrollar una depredación de tipo virreinal de los recursos, distribuyendo utilidades en detrimento de la inversión y en consecuencia de la producción y las reservas. Algo que los gobiernos kirchneristas consintieron no sólo con la renta petrolera sino también con la renta minera y parcialmente con la renta agraria, de forma tal que hasta allí no encontraríamos incoherencias. Y, engañado o no, el grupo Petersen nunca tuvo otra alternativa que acompañar el camino hegemónico de Repsol de maximización rapaz de los beneficios, ya que de lo contrario, no podía cancelar sus compromisos. Por un lado, la empresa española exhibió todas las características que Weber le atribuye a la cultura católica: el interés rentístico, las pretensiones monopólicas, el dispendio de sus propios recursos, y, por último, la hospitalidad para con socios amigos del poder político. Un dato no menor en esta sospecha de su interés por la aproximación al poder político es el hecho divulgado recientemente de que YPF-Repsol contrató como asesor al ex Jefe de Gabinete del gobierno de Néstor Kirchner y de la primerísima etapa de su esposa, Alberto Fernández, con la función de hacer “seguimiento parlamentario” a cambio de un sueldo equivalente al parlamentario, cosa que fue ocultada por el propio beneficiario, inclusive cuando opinó públicamente en contra de la expropiación. El resultado es, de un lado, que el grupo Petersen quedó endeudado en unos 2.800 millones de dólares aunque mantiene un paquete accionario, y el gobierno ya adelantó que en los próximos años el reparto de dividendos será mínimo para priorizar la inversión. Sin un flujo de ingresos por réditos que garantice el pago de esos papeles, lo más probable es que terminen en manos del pool de bancos acreedores, de Repsol, o vaya uno a saber de qué grupo inversor y a qué costo. Del otro lado, el impacto de una épica nacionalizadora con fuertes reminiscencias para el peronismo (y un amigo menos).

Por otra parte, es válido interrogarse si la expropiación del cuasi monopolio rentístico de Repsol inaugura modificaciones en la filosofía política del propio gobierno. Por el momento, la razón para el cambio y consecuente abandono de la familia Eskenazi parece ser tan pragmática como haber llegado a un déficit energético descomunal. Una respuesta definitiva se encontrará una vez que se puedan conocer las políticas que adopte ante el resto de la actividad rentística, otras áreas significativas y sensibles de la economía, y también en materia de comunicación. Por de pronto, en lo que respecta a esto último, acaba de producirse la mayor transferencia de medios de los últimos años hacia un empresario afín al gobierno. El empresario petrolero y del juego Cristóbal López compró la señal de TV C5N, segundo canal de noticias de cable, y cinco radios de Grupo Hadad (Radio 10, la AM de mayor audiencia y las FM Vale, Mega, Pop y TKM), por un monto estimado de unos US$ 40 millones, sumándose de este modo al del grupo Szpolski-Garfunkel que cuenta con la señal CN23 y los principales diarios y revistas oficialistas.

No es infrecuente. Cuando se detenta el poder, amigos y lisonjeros sobran, tanto como las mutuas tentaciones para la retribución de favores y preferencias. El peronismo particularmente ha hecho de la “lealtad” un culto contrario a toda racionalidad. Algo mucho más complejo aún que la propia acepción weberiana.

Emilio Cafassi es Profesor titular e investigador de la Universidad de Buenos Aires, escritor, ex decano.

Nuestro comentario:

Otro excelente aporte del Profesor Emilio Cafassi, que nos permite reflexionar y aun en la discrepancia tratar de desentrañar los fenómenos complejos que estamos viviendo.

Sinceramente no se si es correcto lo que hago, de tomar un texto y sobre él, hacer apreciaciones como las que hago. Estamos en una sociedad no habituada al intercambio racional de opiniones. Me atrevo más que nada por los atributos positivos de quien nos da pie para nuestra opinión.-

Las imbricaciones amiguistas del poder con los intereses empresariales son, todas ellas, inclinaciones contrarias a la competencia o la libre concurrencia capitalista y en consecuencia a la eficiencia.

Todo lo que dice Emilio parte de una realidad, pero esta afirmación que toma como base de su análisis es utópica.

En ninguna parte del mundo, podríamos exceptuar a Cuba, tal vez por nuestra falta de conocimiento, puede en la realidad actual del sistema capitalista aplicarse.-

En países como la Argentina, esto se da en medio de una batalla donde el peronismo trata de subsistir en el poder en medio de negociaciones que muchas veces son non santas como dice la nota. ¿Pero es esto distinto para el Uruguay, para Brasil, para EEUU.....?

Estamos en un mundo, que vive la mayor crisis del sistema, cuyo gobierno real es ejercido en feroz competencia por los complejos empresariales multinacionales, por eso el juicio que subrayo es utópico; el agostamiento de la tasa de ganancia obliga a seguir la rueda del capitalismo invirtiendo como sea.

Saludos.

Jorge Aniceto Molinari.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

YPF: los peligros de la explotación de petróleo y gas no convencional

Juan Pablo Olsson (INFOSUR)

Toda la verdad sobre los métodos de explotación del shale gas.

La expropiación de YPF representa un paso fundamental -más allá de cualquier bandera partidaria- hacia la profundización de nuestra soberanía; pero al mismo tiempo puede implicar el peligro de que Argentina se encamine a la incorporación de un tipo de tecnología de extracción de hidrocarburos altamente contaminante. Este peligro está expresado en la intención del gobierno de entregarle a la petrolera Exxon Mobil la explotación de gas y petróleo shale -no convencional- en el yacimiento de Vaca Muerta en Neuquén. Es importante tener en cuenta que para Argentina este tipo de explotación no es necesaria en términos de autoabastecimiento, dadas las reservas de petróleo convencional existentes especialmente en la Plataforma Marítima.

Como señala Félix Herrero en base a diversos estudios internacionales, se calcula que a nivel mundial las reservas conocidas de este tipo de gas y petróleo no convencional son de 3,6 trillones de barriles, contra 1,2 trillones de barriles de reservas de hidrocarburos convencionales. Lo que se estaría acabando es el petróleo “barato”, fácil de extraer; por eso, las corporaciones transnacionales buscan territorios donde puedan imponer las nuevas tecnologías de extracción altamente contaminantes, con capacidad de producir una enorme polución en las napas de agua subterráneas más profundas, que son en general las más puras. La clave del problema es que este método de explotación brinda grandes beneficios a las corporaciones transnacionales petroleras; pero al mismo tiempo es gravemente destructivo de los territorios en los cuales se extrae.

Este tipo de explotación responde a los intereses estratégicos de Estados Unidos -en tanto potencia mundial declinante- dado que le permite garantizar la provisión de hidrocarburos, ante las amenazas que significan la inestabilidad de los países del Medio Oriente -su derrota en Irak y Afganistán y los conflictos con Irán- así como las tensiones con Venezuela y Rusia; regiones que controlan las mayores reservas de petróleo en el mundo.

Es la primera vez que va a realizarse este tipo de extracción en nuestro país y -aunque sea más costosa que la convencional y sobre todo más contaminante- vamos a garantizar a Estados Unidos la provisión de energía sin grandes problemas, en contraste con las zonas proveedoras más conflictivas. Como contrapartida, este papel tendrá para nuestro país consecuencias altamente depredadoras. Las técnicas utilizadas para la extracción de petróleo y gas no convencional requieren inyectar millones de litros de agua mezclados con químicos y ácidos, a fin de destruir las piedras del subsuelo donde está el petróleo (muchas veces en estado sólido); lo cual significa que, además de desintegrar la composición del subsuelo, contamina las tierras y las napas de agua subterráneas: al igual que lo sucedido con la minería a cielo abierto, que fuera prohibida por el Parlamento Europeo en todo el territorio de Europa, ya que los estudios indicaban que tiene “consecuencias catastróficas e irreversibles”, en Francia el presidente Sarkozy ha puesto un límite a este tipo de explotación y lo mismo ocurre en varios estados de América del Norte, a pesar de su carácter estratégico en función de los intereses de potencia de esa nación.

Así, una vez más América Latina es considerada por las potencias centrales como un territorio destinado a recibir las producciones altamente contaminantes que no deben afectar a las poblaciones de Europa y Estados Unidos: a la minería a cielo abierto; a la producción en gran escala de soja con la consecuente devastación de bosques nativos y utilización intensiva de glifosato y otros tóxicos; a las pasteras al estilo Botnia; se sumaría ahora la extracción del petróleo y el gas no convencionales. Si la expropiación de YPF para garantizar la soberanía y el autoabastecimiento energético -que ha alcanzado en estos días un amplio consenso, tanto entre el pueblo como en el Parlamento Nacional- termina habilitando el ingreso de la Exxon Mobil u otra corporación equivalente para explotar los yacimientos de Vaca Muerta, esa soberanía habrá de convertirse en una forma más de subordinación neocolonial a los intereses de Estados Unidos y ya no en una política que otorga prioridad al interés nacional y al bienestar de las mayorías sociales argentinas.



Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

YPF

SUDESTADA - APE

Después de casi dos décadas de rapiña, una porción mayoritaria de la empresa petrolera nacional vuelve a manos de su legítimo dueño: el Estado argentino.

¿Importa ahora que quienes ayer impulsaron su privatización hoy aplaudan esta decisión? ¿Interesa que aquellos cómplices del vaciamiento, de la estafa descarada, de años de daño ambiental, hoy se asomen como defensores del patrimonio de la patria?

¿Alguien recuerda ahora a los miles de trabajadores despedidos, a los pueblos patagónicos enterrados en el olvido, al proyecto de país clausurado por una política capitalista que contó con la aprobación de los partidos mayoritarios?

¿Nadie pregunta qué pasó con los desocupados de Cutral Có, de Plaza Huincul, de General Mosconi, que fueron los únicos en salir a la ruta a resistir el despojo y fueron reprimidos salvajemente por Gendarmería, mientras los funcionarios de turno nacionales y provinciales se refugiaban en sus despachos y limpiaban las alfombras para recibir a esos inversores que hoy, a la distancia, critican?

¿No habrá llegado el momento de rendir cuentas para los responsables y los cómplices del saqueo, para la pérdida millonaria de un recurso estratégico, para tantos que financiaron sus campañas electorales con el dinero de la corporación multinacional con la que hoy confrontan?

Lejos del patriotismo de escarapela y del nacionalismo berreta de los cantitos de tribuna, muchas preguntas siguen sin respuesta.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

"El señor Estado no puede"

Leonor Cruz (ACTA)

Beatriz Rojkes, senadora tucumana, responsabilizó a los padres de Mercedes Figueroa, por dejarla sola a la hora de la siesta. La niña de 6 años fue apuñalada durante la tarde del primero de mayo y hasta ahora los únicos implicados en la causa son dos menores de 13 y 17 años.

El miércoles, nuestra provincia de Tucumán amaneció conmocionada por la noticia del asesinato de Mercedes del barrio Villa Muñecas. Durante todo el día los medios se encargaron de informar y desinformar sobre el hecho, por ahora los únicos implicados en la causa son dos menores de 13 y 17 años.

Más indignante fue no sólo el hecho mismo sino las declaraciones de la senadora del gobernador de Tucumán que dijo, en un encuentro de construcción de perspectiva de género de la legislatura, que “no podemos tener al señor Estado a la par de una familia que está borracha” y como si fuera poco, responsabilizó a sus padres por haberla dejado jugar a la niña a la hora de la siesta tucumana.

Ahora me pregunto, esta señora tendría que ser un poco más humana antes de andar desparramando culpas y responsabilidades, como si fueran los bolsones y colchones que sí desparrama para la época electoral. Primero debería dar sus condolencias ante una madre, una abuela, una familia que acaba de perder a su hija en las peor de las formas.

Lo que dijo Beatriz Rojkes de Alperovich es una linda estrategia para disipar lo que realmente se debe discutir. Pobreza señora, se llama pobreza, pobreza que el gobierno que su marido y usted llevan adelante durante estos 12 años, ha acrecentado. Pobreza, es la que viven muchas familias tucumanas, devastadas sin trabajo, sin salud, sin educación, o ¿usted se cree que todos tenemos la suerte de que nos paguen 30.000 mil pesos por mes para solamente levantar la mano según le indiquen?

Pobreza señora, es lo que viven nuestros hijos e hijas inundados en nuestros barrios de droga, pobreza señora es lo que cada día tenemos que soportar. Parece que usted cree o se comió el verso de que con asfalto e inauguraciones de cordones cunetas sirven y alcanzan como política pública para revertir la pobreza. Que alguien le avise a esta senadora que después del cordón y la cuneta, hay familias, hay personas.

Las declaraciones de la senadora son base y fundamento para que después se carguen las culpas sobre las familias y no se debata realmente sobre el eje y la problemática, que pasa en este país. ¿Qué pasa en esta sociedad que un niño de 13 años, niño señora, es un niño y un adolescente de 17 si es que en realidad fueron, de esto se encargará la Justicia, que para eso está, llegan a estos extremos. Hay una responsabilidad indelegable del Estado de asegurar y garantizar cada uno de los derechos que la constitución declara, constitución que usted, su partido y su gobierno se encargan de modificar a su antojo y bienestar.

Sus dichos son base para que después se salga a pedir, baja de imputabilidad para nuestros jóvenes y adolescentes, son base para que después los medios digan que todos somos unos vagos conformistas que no queremos trabajar, son base de discriminación.

Pobre es lo que somos, pobres, no borrachos, no irresponsables, ni abandónicas, con familias desestructuradas, empobrecidas. Familias abandonas pero por el Estado de esta provincia.

Señora usted que pregona la equidad y la justicia social, que se llena la boca hablando de perspectiva de género, y de modelo inclusivo, le digo: lea, aprenda bien los conceptos, asesórese antes de hablar y decir tamaña estupidez.

Hable de trabajo genuino y real. Trabajo para las familias que la dignifiquen, trabajo que les asegure un bienestar, trabajo con salarios dignos y no meros parches de trabajo. Señora, no se paga en cuota como lo hace su gobierno en esta provincia, más que Estado parecen ser una sucursal de alguna tarjeta de crédito, “le damos aumentos en cómodas cuotas sin interés”. Educación señora, que es más que andar haciendo escuelas, y llenarlas de matriculas, educación y no sólo becas y comida como si fueran comederos. En vez de escuelas, educación señora, que nos hace libres y responsables como ciudadanos.

Salud, hable de salud. Ah cierto! tenemos salud, porque vamos a los CAPS (Centros de Atención Primaria de la Salud) que están superados en demanda pero tenemos Amoxidal para todos y todas, si nos enfermamos de otra cosa, seguro es culpa de las familias por andar enfermándonos.

Vivienda digna señora, hable de los palomares que nos hacen de casa para que podamos vivir, no importa sin somos 2, 5, 11 o 15 personas en la familia, vamos todos al mismo departamento de 2 x 2.

Hable señora con conocimiento de causa, hable de la verdad, sus dichos sólo reafirman su mirada sobre el pueblo tucumano, mejor dicho una parte de este pueblo, el más sufrido. Para usted somos todos una mangas de borrachos irresponsable que encima dejamos jugar a nuestros hijos e hijas en la vereda, usted esta diciendo que en Tucumán no se puede andar a la siesta, que tenemos que estar guardados cual presos en nuestras casas.

Usted antes que nada debería ser humana, pero cómo pedirle algo así a alguien que con tanto énfasis profundiza este modelo, modelo que se encargó durante décadas y se encarga de deshumanizarnos, modelo que no tiene rostro humano, modelo basado en el individualismo, el consumismo, el desempleo y la exclusión, modelo que se asienta en que pocos tengan mucho para que muchos tengamos nada.

Señora usted no es digna de representar a nuestro pueblo, ganó las elecciones a base de colchones, zapatillas, bolsones, remises y mentiras, ganó esa representación seguramente con el voto que la familia de la niña también emitió, familia que usted ahora critica. Usted debería salir a pedir aunque sea disculpas.

Nuestros hijos, nuestras hijas, señora son lo más preciado que tenemos, lo único que tenemos, porque usted nos robó la dignidad. A nuestros hijos, nuestras hijas, los mata usted cada día cuando viola y no defiende cada día, cada uno de sus derechos.

Leonor Cruz es Secretaria de Género e Igualdad de Oportunidades de la CTA Tucumán.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

El último cruce del lateral

Carlos Del Frade (APE)

La cancha chica del fútbol es la síntesis de la cancha grande de la realidad y sus reglas de juego son las del sistema capitalista. Las minorías son siempre las que festejan.

Las mayorías, como siempre, se quedan del otro lado de la raya de cal, del otro lado del alambrado, del otro lado de la fosa mirando la fiesta de los que son pocos, muy pocos.

También pasa con los que juegan en los clubes. Para la AFA solamente el cuatro por ciento de los pibes que militan en las inferiores de los casi ciento veinte clubes afiliados llega a primera. Una ínfima minoría.

Todos quieren ser Messi. Pero el sistema sentencia con claridad: Messi es uno solo.

Y en ese universo de pocas estrellas se concentra la atención de las masas.

El drama, tanto en la cancha grande de la realidad como en la cancha chica del fútbol, son los que la pelean todos los días para empatarle a la necesidad.

Los que insisten por llegar al mínimo campeonato que significa un poco de alegría y felicidad. En eso andan la mayoría de los pibes que están a punto de debutar en primera división y van de cuadro en cuadro sumando experiencias y muy pocos pesos.

Lautaro Bugatto era uno de ellos.

Tenía veinte años, era jugador del Banfield y estaba a préstamo en Tristán Suárez. Lo mataron en la puerta de su casa. La bala que lo mató parece que vino de un policía de la zona de Burzaco. La crónica señala que “todo comenzó cuando el efectivo, que estaba franco de servicio y vestido de civil, se desplazaba a bordo de su Renault 12 junto a su esposa y observó a dos delincuentes que querían robar la moto en la que adelante de su auto se movilizaban su hija menor de edad y su hermana. Ante esa situación, el policía esgrimió su arma reglamentaria y efectuó varios disparos hacia los asaltantes, aunque uno de esos tiros impactó en el cuerpo de Bugatto, quien al momento de los disparos, se encontraba en la puerta de su casa junto a un hermano y dos amigos con los que iba a salir a bailar en su Peugeot 206 gris”. Eso apuntan las agencias de noticias.

Sin embargo, al menos tres testigos vieron al oficial ubicarse en la mitad de la calle y efectuar varios disparos sin que recibiera antes ni después ataque alguno por parte de los asaltantes. En el lugar se encontraron siete vainas 9 milímetros, las del arma reglamentaria del policía en cuestión.

Bugatto jugaba de 3, lateral por la izquierda, como aquel histórico de Banfield y Central que se negó a integrar la selección del 78, Jorge Carrascosa. Quizás Bugatto quería ser como él. No se sabrá nunca. El muchacho era papá de una beba de dos años y estaba a punto de casarse. Según el presidente del Taladro, Carlos Portell, Bugatto tenía “mucho futuro” y era “una de las proyecciones del club”.

Se ve que el pibe era valiente, de esos que van al frente tanto en la cancha chica del fútbol como en la grande de la vida, no solamente porque se iba a casar, porque cuidaba a su hijita sino también porque desde la muerte de su padre era el sostén de toda su familia. Quizás como a tantos otros pibes del Gran Buenos Aires le haya tocado ser el blanco de la puntería de siempre del gatillo fácil.

Bugatto, en tanto, es también uno más de esos miles y miles de pibes que son fagocitados por la trituradora del negocio del fútbol que solamente pone su mirada en las grandes estrellas.

Al pibe Bugatto lo dejaron fuera de juego en la cancha grande de la realidad.

La que está hecha a imagen y semejanza de las minorías, aquellas que imponen el orden, ese que protegen los multiplicadores del gatillo fácil, los integrantes de las distintas policías, los verdaderos jueces y ejecutores del reglamento del desprecio que se descarga contra los que buscan descontarle a la vida para disfrutar, aunque sea, de un golcito sobre la hora.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Mendoza: La policía como ejército de las guerras cuyanas

Gabriel Conte (MDZOL)

Una postal del subdesarrollo político: las policías como instrumento de la desidia y desinformación de sus pueblos. La opinión del director de MDZOL.

Un delirio cuyano es hacer carne los conflictos. Vale decir: allí en donde hay un prejuicio, hay una bala. Así, la antigua disputa regional entre mendocinos y sanjuaninos se catalizó con el ataque policial de la provincia minera a los hinchas del Tomba. A ningún gobernante de aquella provincia le pareció exagerado. ¡Cómo creerlo, si a simple vista, en el consumo social del relato de los sucesos, simplemente se estaba corporizando el resultado de viejas disputas!

Aquí, en tanto, la policía mató a un joven en una situación tan dramática, insostenible como ridícula: los pibes se convocan a bailar mediante el uso de las redes sociales, se reúnen y bailan, causan ruidos molestos y los vecinos, entonces, llaman a la policía. La policía lejos de derivar la llamada a un inspector municipal, al área de Juventud, a la Dinaf o a cualquier dependencia a la que realmente le correspondía actuar, avanza como si se tratase de una guerra de justos contra insolentes, llevando lo que era una molestia vecinal a un homicidio en manos del Estado.

En ambos casos la policía actuó como “ejército” catalizador de los prejuicios sociales. En el caso sanjuanino, además, bajo el apoyo cómplice de los funcionarios civiles que no controlan a la Policía, un cuerpo que jamás fue reformado y que se autogobierna. Allá sostienen esa vieja teoría de que “ellos son los que saben” y podría decirse algo que el ministro mendocino también sostiene: “Somos pro policías”.

Aquí se actuó ex post: con el pibe muerto se reclamó “toda la fuerza de la ley” para aclararlo. Hasta hoy, esa “fuerza” no resucita, sino que, con suerte, sanciona.

Hay diferencias entre la Mendoza de múltiples voces y críticas con la San Juan en donde la institucionalidad política no acredita a simple vista voces disonantes, transformándose en un reino del “aquí no ha pasado nada”. Pero lo cierto es que llamarse “pro policía” desde el gobierno civil de la seguridad tiene una serie de implicancia paradojales:

- Al delegar la toma de decisiones en torno a cómo actuar en el mando policial, también les están tirando encima la responsabilidad por esos hechos;

- Entonces, no se previene ni se programa el “actuar como corresponde”, sino que se sanciona luego de que actuaron mal y, ¿a qué no saben qué cabeza cae en estos casos? Siempre, como funcionó durante los 100 años anteriores a la reforma policial de 1998, es la cabeza de policías y nunca de los responsables civiles que miran para otro lado, como expectadores.

En la sociedad laten miles de prejuicios que no llegan a transformarse en conflicto gracias a pequeños éxitos del Estado, cuando asume su verdadero rol e interviene socialmente. Pero cuando el Estado se corre y sus funcionarios hacen lo propio, cual toreros de la realidad, lo que queda es, finalmente, es la llegada de ambulancias… y morgueras.

Pasó con lo de San Juan: los mendocinos fueron corridos a piedrazos, balazos y gases lacrimógenos hasta la frontera en donde los esperaban, como en una película de la Guerra Fría, una decena de ambulancias y muchos móviles policiales al rescate.

Pasó en Mendoza: no tener en claro qué debe hacerse ante determinados casos, sólo respondiendo a la inquietud del vecindario reactivamente, provoca una tragedia de una dimensión frustrante: es el Estado el que genera la inseguridad, en estos casos.

Cuando los vecinos ven a chicos drogándose, no saben que deben llamar a un médico, a un servicio de Desarrollo Social y llaman a la Policía. Pero es la Policía la que debiera saber que es un caso no para dar palos y encarcelar, sino para atender, curar, asistir y seguir con los padres.

Las lecciones están para ser aprendidas. Si no, estaremos condenados, estos pueblos arrinconados al oeste del país, a vivir como una tragedia diaria nuestros propios y absurdos prejuicios históricos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Mendoza: Cuando el Estado se arma para matar a quienes tiene que proteger

Pablo Icardi (MDZOL)

El asesinato de Franco Díaz trajo a la memoria la mala fama de la policía de Mendoza por los abusos. Mendoza ya recibió sanciones internacionales por el tema. Por qué es más grave que un homicidio común, que un policía sea el responsable.

La muerte de una persona es una situación violenta es un hecho doloroso. Peor aún es si es el Estado el responsable de esa muerte. El asesinato de Franco Díaz en manos de un policía no sólo genera angustia, sino que recuerda lo peor de una de las policías más cuestionada por sus abusos desde el retorno de la democracia.

Para el Gobierno, que había tenido reclamos en la calle por la violencia generada por la inseguridad, ahora se le abre un problema distinto del problema sobre el que debe responder aún con mayor fuerza: cuando los que tienen que cuidar el derecho a la vida son los encargados de violarlo. Al mismo tiempo, se reabre la discusión sobre la preparación de las fuerzas de seguridad en la provincia, cuyas exigencias han ido en baja en los últimos años (con la aprobación de excepciones a la ley, etc. ) en pos de conseguir cantidad de policías antes que en profesionalizar esa fuerza.

Para colmo, el mismo día en que ocurrió ese hecho, casi quedó confirmado que el arma usada para matar a Matías Quiroga en el frustrado robo al blindado también fue un arma oficial: la ametralladora usada habría sido robada de una dependencia policial hace 4 años.

Maldita policía

Sacado del microclima que se puede haber vivido el sábado por la madrugada, lo ocurrido en el barrio Palumbo parece increíble. Había una fiesta y los vecinos denunciaron ruidos molestos, algo que ni siquiera es un tema de abordaje para la justicia penal. Pero un par de horas después había un joven de 19 años muerto y 11 policías arrestados.

Desde fines de la década del 80, la violencia oficial en Mendoza cobro fama con las historias de la maldita policía. El homicidio de Roberto Casatañeda fue uno de los primeros en tomar trascendencia y también uno de los que refrescó el tema hace poco. El joven fue asesinado en 1989 por la policía de un tiro y su cuerpo fue quemado.El año pasado el Estado argentino fue sancionado por la Comisión de Derechos Humanos de la ONU, en lo que significó, además de una indemnización de casi 300 mil pesos, un fuerte antecedente para la provincia.

Los casos se sucedieron incluso con desaparición forzada de personas en democracia, como les ocurrió a Adolfo Garrido, Raúl Baigorria y Paulo Cristian Guardati.

Un clic en esa historia fue el homicidio del estudiante bonaerense Sebastián Bordón, que significó el inicio de un profundo cambio en la estructura de seguridad de la provincia y un intento de renovación de la policía. Ese camino, que era marcado por la actuación del poder político sobre la policía, fue abandonándose en los últimos años.

Los casos de gatillo fácil siguieron sucediéndose. Y hasta jaquearon gobiernos por la cantidad, como ocurrió durante la gobernación de Julio Cobos, con los asesinatos de Jonatan Chandía, Jonatan Oros y Mauricio Matías Morán.

En el caso del homicidio de Franco Díaz sí hay un dato rescatable en comparación con otros casos de gatillo fácil: esta vez no apareció ninguna coartada inventada para cubrir el hecho, como sí pasó en casos recientes.

¿Y dónde están los derechos humanos?

La frase “y dónde están ahora los derechos humanos” se transformó en una curiosa muletilla de reclamo por parte de los familiares de víctimas de delitos. En este caso bien podría usarse, pues el asesinato de una persona por parte de un agente estatal es una violación a los derechos humanos.

El Estado tiene a cargo la administración de la cosa pública: desde las cuentas, hasta temas más sensibles como la justicia y la seguridad. En esa transferencia de responsabilidad es que un policía carga un arma, como agente de seguridad y con la función de velar por la vida de las personas. Por eso el agravante de usar esa herramienta en contra de la vida. Así lo indica el Código Penal, que culpa con penas más severas a los policías que matan sin razón. Y también los tratados internacionales de derechos humanos.

Por eso muchos organismos internacionales, como la ONU y ONG dedicadas al tema cuestionan a la policía. “La brutalidad policial es otro de los aspectos preocupantes de la situación de los derechos humanos en la Argentina (que se traduce en aplicación frecuente por parte de las fuerzas de seguridad, de torturas, ejecuciones extrajudiciales y varias otras formas de violencia desplegadas por éstas), y promovida, facilitada, o al menos, no perseguida adecuadamente por el Estado”, indica un informe sobre violencia institucional de Equipo Nizkor, una organización dedicada a difundir y realizar seguimientos sobre la violación a los derechos humanos.

Y Mendoza tiene un papel tristemente destacado en ese contexto. “Es necesario destacar que el problema de la violencia policial no se limita a alguna región en particular, sino que los abusos por parte de la policía en sus diferentes formas alcanzan a todo el país, más allá de que sea posible identificar situaciones de mayor gravedad como las de las provincias de Buenos Aires -que es la región más poblada del país-, Mendoza o Chaco”, detallan.

Cualquier caso de vionecia, represión y mal accionar de las fuerzas de seguridad pega duro en el nucleo duro del kirchnerismo, aunque la repercusión interna de esos temas era más dura cuando la conducción estaba a cargo de Néstor. Por eso desde Mendoza buscan amenguar todo lo que puedan las repercusiones y "resolver rápido" el tema. También quieren evitar la politización.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Libertad y democracia sindical: Los trabajadores tercerizados de la AFIP votaron a sus delegados

Valeria Garay (ACTA)

Los compañeros y compañeras que desempeñan tareas de manera tercerizada en la Adminstración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), organizados en el Sindicato de Trabajadores de Maestranza y Mantenimiento (SITMMA-CTA), llevaron a cabo su primera elección de delegados.

Oscar Sánchez, Diego Agorni, Adrián Diaz y Leandro Rodríguez Reina son los nuevos delegados de La Mantovana en la AFIP. Dos de ellos, meses atrás, habían sido transferidos por la empresa y otro despedido, por intentar organizarse.

Leandro Rodríguez Reina, de 21 años, comenzó a trabajar en la AFIP a través de La Mantovana en julio de 2009, en el sector de Movimiento de Bultos, que es el que se encarga de la mudanza de oficinas, aunque el compañero muchas veces terminaba haciendo trabajos administrativos para el organismo público.

En junio de 2011 un grupo de alrededor de 50 trabajadores comenzó a organizarse para exigir el pase a planta permanente, debido a que hay trabajadores que ya llevan más de 10 años desempeñando tareas como tercerizados en la AFIP. Para interiorizarse de cuáles son sus derechos empezaron a reunirse en la CTA Capital junto con Eduardo Otero, Dora Martínez y Pablo Kleiman, de la Mesa Ejecutiva, y Hernán Luengo del Equipo jurídico.

Como primer paso, los compañeros decidieron elegir a cinco delegados para que los representaran, uno por cada función que cumplían: administrativos; mozos; taller mecánico, que son los que les arreglan los autos a los funcionarios; movimiento de bultos y elegieron uno más.

Luego de la elección informal, esos cinco compañeros fueron a hablar con la jefatura y al día siguiente dos de ellos fueron trasladados. A raíz de esto, 24 horas después los trabajadores hicieron una asamblea en la oficina de La Mantovana que está adentro de la AFIP, para mostrar la disconformidad, y un día después la prohibieron la entrada al edificio a otro de los delegados.

Como consecuencia de estos dos traslados y el despido que realizó la empresa con la complicidad del organismo público, los trabajaores tercerizados comenzaton a tener miedo a reunirse y organizarse. Pero ahora, a un mes de haber logrado -con la ayuda de la CTA Capital y su Equipo Jurídico- la reincorporación de Leandro Rodríguez Reina y de los compañeros trasladados, la historia cambió.

Tras una representación

De la elección de delegados participaron alrededor de 45 trabajadores, la mayoría eran del edificio de Hipólito Yrigoyen. “Luego de mi despido y los dos traslados, hablando con los demás compañeros nos dimos cuenta de que necesitábamos tener una representación sindical legal. Hicimos una reunión con Elisa Juarez, secretaria general del SITMMA-CTA y gente de Maestranza de Cancillería, luego convocamos a una asamblea con los compañeros de La Mantovana de la AFIP. Allí planteamos nuestra idea de llevar el SITMMA-CTA al sector, quiénes serían los candidatos, ivitamos a todos a participar de la elección y a plantear con libertad cualquier objeción. Nos pusimos de acuerdo y fijamos la fecha para la elección.”, relata Leandro Rodríguez Reina, flamante delegado del SITMMA-CTA en la AFIP.

En la elección se presentó una única lista, compuesta por Adrián Diaz, del sector de Movimiento de Bultos; Oscar Sánchez, que pertenece a uno de los edificios descetralizados y Diego Agorni y Leandro Rodriguez Reina, que trabajan en el edificio de Hipólito Yrigoyen.

Con respecto a la elección, Leandro opina: “Es algo que deberíamos haber hecho antes, algo que necesitábamos. Los compañeros que fueron a votar estaban totalmente convencidos y de alguna manera contentos porque llegamos a hacerlo. Ahora va a haber menos miedo a la hora de hacer reuniones o asambleas y también va a ser más fácil plantear algunos objetivos y tratar de lograrlos.”

“El primer objetivo que queremos como organización es tratar de que todos los compañeros se sientan representados por nosotros y que sepan que pateamos todos para el mismo lado. El hecho de que nos hayan reincorporado y ahora con la elección hace que los compañeros tengan menos miedo de participar porque se ven respaldados legalmente.”, concluyó Rodríguez Reina.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: Murió un ejemplar dirigente agrario

LA ARENA

A los 84 años falleció el jueves pasado Humberto Volando, histórico dirigente agrario, y representante de una generación y una estirpe de luchadores que se extraña cada vez más.

Nacido de padres piamonteses en la pequeña localidad cordobesa de James Craik -donde ayer fue sepultado-, de muy pequeño realizaba tareas agrarias (ordeñador, boyero) en la chacra de su padre, lo que le impidió concluir sus estudios primarios. Ello no lo privó, no obstante, convertirse en un lector voraz y sistemático, a más de un pensador de fuste.

Tempranamente abrazó la causa cooperativa, pero fue en la dirigencia agraria donde se destacó, particularmente durante sus 25 años como presidente de la Federación Agraria Argentina (FAA), entidad que, como se sabe, agrupa principalmente a pequeños productores rurales.

Defensor de la reforma agraria, se opuso tenaz y valientemente a la dictadura militar, para luego hacer lo propio con el gobierno no menos liberal de Carlos Menem, en ambos casos, conduciendo importantes movilizaciones populares. Estaba convencido de que la defensa de los intereses de los chacareros nunca podía ir en desmedro del bienestar del resto de la población, y de que "la política agropecuaria liberal reclamada por los grandes productores obliga al pueblo a mayores sacrificios, por lo que sólo puede ser realizada en el marco de la dictadura y volviendo a la represión".

Su estilo de conducción aunaba el basamento de una sólida formación intelectual, más una valentía y un arrojo que sin embargo no iban en mella de un tono campechano y amable. Sólo dejó su puesto de lucha en la entidad gremial para asumir como diputado nacional, en 1998, precisamente para combatir desde el Congreso a las políticas neoliberales que, como bien había previsto, estaban ahogando y exterminando las pequeñas explotaciones rurales.

Quiso el destino deparar la ironía de que, por estos mismos días, haya visitado nuestra provincia el actual presidente de la FAA, quien sin dudas será recordado por haber abandonado la tradición popular de esa institución, y la línea de conducción que mostraron Volando y otros dirigentes históricos.

Curiosamente, en sus discursos, pretende ahora estar preocupado por la desaparición de los pequeños productores agrarios a manos de los terratenientes y los "pooles" de siembra. De haber tenido la claridad de visión y la valentía de sus predecesores en el cargo, acaso hubiera advertido que su actitud de integrarse durante la crisis de 2008 a la "mesa de enlace" que compartió con lo más granado de la oligarquía agroganadera, no era otra cosa que una defección ante sus bases de sustentación que solo podía conducir a los actuales resultados.

Su actitud de mantenerse en esa suerte de "unión democrática", aún pese a que en el curso de la negociación del conflicto el gobierno nacional realizó sucesivas concesiones que apuntaban precisamente a defender a los pequeños productores, resulta hoy incomprensible. Más aún, si se tiene en cuenta que el lock-out dispuesto por la "mesa de enlace" produjo el desabastecimiento de insumos básicos, el aislamiento de poblaciones y hasta la muerte de personas enfermas detenidas por los piquetes ruteros.

Claramente, los únicos beneficiarios de aquel movimiento retrógrado son, precisamente, los grandes empresarios rurales, los "pooles" de siembra y en general, los conglomerados económicos que continúan manteniendo una renta extraordinaria, que no se traduce en una mejor calidad de vida para el conjunto de la población.

A no dudarlo, muy otra hubiera sido la actitud de la FAA de haber estado conducida en 2008 por dirigentes a la altura de su gloriosa historia de lucha y compromiso con los sectores populares.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Combate contra tasas de interés continuará, afirmó Rousseff

ANSA

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, afirmó hoy que su combate contra las tasas de interés, una de las más altas del mundo, continuará adelante porque de esa forma, aseguró, se estimulará el consumo y la producción.

La reducción de los intereses "es un camino sin retorno. Brasil tiene uno de los sistemas financieros más sólidos y lucrativos del mundo, y (los bancos) pueden perfectamente ayudar al país disminuyendo los interés que cobran a los trabajadores y empresarios".

El mes pasado el Banco Central redujo en un 0,75% las tasas, que cayeron al 9%, y el gobierno dejó trascender que habrá más reducciones en el futuro.

Rousseff escogió el enfrentamiento a los bancos para que abaraten el crédito como "la marca registrada" de su gobierno, según consignó el diario Valor Económico.

"La fuerza de los los bancos y la seguridad de nuestra economía tienen que permitir que ellos ofrezcan crédito más barato al pueblo brasileño" afirmó Rousseff hoy en el programa radial Café con la Presidenta.

Reconoció que la banca privada aún no redujo de forma categórica el precio del crédito, pero estimó que esto ocurrirá en respuesta a la presión de la banca estatal, donde sí hubo reducciones importantes en las tasas.

"El proceso comenzó con los bancos públicos Caja Económica Federal y Banco de Brasil qu fueron los primeros en disminuir las tasas en préstamos para comprar televisores, cocinas y hasta para el financiamiento de la casa y los automóviles" concluyó.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

El trabajo sindical por un nuevo Chile

Tania Peña (PL)

Construir un movimiento sindical fuerte, con una estrategia unitaria en la articulación de la lucha social por cambiar el modelo económico imperante, constituye un serio reto de los trabajadores chilenos.

El despertar que está viviendo Chile, señaló la Confederación Nacional de Trabajadores del Cobre (CTC), está presente también en todos los sectores laborales que enfrentan los efectos del neoliberalismo.

Sin embargo, advirtió la agrupación de los mineros chilenos, todavía es deficitaria la contribución de la masa trabajadora al acentuado estallido social que recorre las calles del país suramericano y que ha tenido en los estudiantes la fuerza motriz.

Hay que salirse de las viejas formas del sindicalismo y aspirar a un sindicalismo con vocación de poder; volver a los orígenes del trabajo sindical en Chile que cimentaron figuras como Luis Emilio Recabarren, Clotario Blest y Luis Figueroa Mazuela, subrayó una declaración de los obreros del metal rojo a raíz del 1 de Mayo.

A construir un movimiento sindical para cambiar Chile, destacaba la portada del periódico de la CTC que circuló en ocasión de la celebración del Día Internacional de los Trabajadores.

Concordó con ese punto de vista el presidente de la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales, Raúl de la Puente, quien comentó: "El mensaje de hoy día en Chile es político y social para actuar en conjunto a fin de que este gobierno escuche a la base social, a los trabajadores".

Debemos empoderar al movimiento sindical y al movimiento social y luchar unidos, remarcó.

"Si creemos que solos vamos a solucionar los problemas, estamos equivocados. Eso se logra solo con la unidad", coincidió Jaime Gajardo, presidente del Colegio Nacional de Profesores.

Al intervenir en la emblemática Alameda de Santiago ante casi 100 mil personas que acudieron a la conmemoración del 1 de Mayo, el presidente de la Confederación de Trabajadores de Chile (CUT), Arturo Martínez, volvió sobre la idea.

Necesitamos un movimiento social fuerte, unitario, afirmó. Ningún sector solo tiene la capacidad para revertir la imposición del modelo actual que tiene como base la explotación de los trabajadores, aseveró.

En opinión asimismo de Cristian Cuevas, presidente de la CTC, los trabajadores chilenos deben plantearse no sólo reivindicaciones laborales, sino también transformaciones profundas y con vocación de poder.

Cuando hablamos de vocación de poder, explicó, es para recuperar la soberanía sobre nuestros recursos naturales y tener capacidad de decisión y más participación.

Creemos, añadió, en la necesidad de reformas a la Constitución -en Chile rige la Constitución aprobada por la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

Cuevas acotó, no obstante, que la institucionalidad de la CUT, sus formas y métodos no han contribuido al fortalecimiento del movimiento sindical.

La llamada política de consenso ha dañado a la multisindical, manifestó en entrevista publicada por el diario local El Ciudadano.

Es momento de avanzar por un proyecto de democracia real y justicia social, recuperando el sindicalismo como actor real de poder y apelando también a la búsqueda de miles de trabajadores chilenos que no están organizados, que no están sindicalizados, manifestó.

De hecho, un estudio elaborado de conjunto por el grupo Imaginación, la Universidad Técnica Federico Santa María y el diario local Cooperativa el pasado año, concluyó que la baja sindicalización que hay en el país responde al miedo al despido, a pesar que el 65 por ciento de los entrevistados admitió que los sindicatos sirven para defender los derechos de los trabajadores.

Ese mismo estudio reveló incluso que casi el 80 por ciento de los chilenos tiene un juicio crítico sobre el mundo laboral en Chile, no sólo en salarios, sino en materia de estabilidad y de respeto a los derechos de los trabajadores.

La CTC alertó la última semana que Chile no sólo presenta una escandalosa desigualdad, sino que exhibe uno de los últimos lugares en el mundo en cuanto a la existencia de contratos colectivos de trabajo enfilados a mejoras de salario y de condiciones de trabajo.

También cuestionó la agrupación minera los datos oficiales expuestos en materia de empleo. Alegó que un alto por ciento de las cifras de nuevos empleos exhibidos por las autoridades pertenecen a puestos con régimen de subcontratación y con una remuneración más baja que los contratados directamente.

En cuanto a seguridad laboral llamó la atención en cómo en la minería chilena siguen muriendo trabajadores por la precariedad de las condiciones laborales, a lo que se une el desamparo en que quedan sus familias, sin que el Estado se haga cargo de tal situación.

En la actualidad Chile presenta una tasa de sindicalización de 13,9 por ciento, de acuerdo con estadísticas de organismos internacionales especializados en la materia, muy lejos de la mayoría de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, de la que el país es miembro.

Otro dato que ilustra la desprotección del trabajador chileno es que aún dentro de la cifra de sindicalizados, sólo el 30 por ciento está sujeto a instrumentos de negociación colectiva.

El experto de la Organización Internacional del Trabajo, Carlos Rodríguez ponderó el significado de la negociación colectiva: "el diálogo social y la negociación colectiva son una inversión en términos sociales para fortalecer la democracia".

"Donde hay negociación colectiva, hay mayor fluidez de la democracia porque es el mejor mecanismo de redistribución del ingreso en un país donde la desigualdad está corriendo de manera desastrosa y lamentable", indicó en alusión al país suramericano.

Como desafío quedó claramente expuesto el 1 de Mayo en Chile la necesidad de cambiar el eje de las relaciones laborales, la Constitución, el sistema de educación y salud, entre otras muchas demandas conducentes a transformaciones estructurales profundas en el modelo sociopolítico.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...