viernes, 15 de junio de 2012

Bodas de sangre

Jorge Altamira (especial para ARGENPRESS.info)

Europa asiste al final de un matrimonio que fue celebrado en su momento con fanfarria, pero que escondía un secreto que los contrayentes acabarían por descubrir al cabo de algún tiempo. Al final, lo que fue encapsulado al principio como una tragedia griega acabó desplegando su potencia universal y ahora le toca a España asistir al desenlace de unas nupcias que, como en la pieza de Lorca, tendrá consecuencias colectivas.

Los observadores más reputados de la escena económica internacional no se valen ahora del lenguaje financiero para esconder sus opiniones. “Esta vez, Europa está de verdad al borde del precipicio”, titula El País (10.6) la materia que firman el afamado Nouriel Roubini y el historiador inglés, Niall Ferguson. Al mismo texto, el Financial Times lo encabezó de otra manera: “Alemania no acaba de aprender las lecciones de 1930”, mientras el principal columnista financiero del The Telegraph (10.6), aseguraba que “el mundo se encuentra incómodamente próximo a un 1931”. Son los años que dispararon la mayor depresión económica mundial en la historia del capitalismo. El editor del FT no se había quedado atrás, unos días antes, cuando, sin reparar en las reglas de la lógica, concluía que “El pánico se ha convertido en completamente racional” (6.6).

El fiasco español

El detonante de todo este `catastrofismo’ fue el rescate de España por parte de la Comisión Europea y el FMI, un país que había sido caracterizado como ‘muy grande para ser salvado’, y cuyo sistema bancario calificado como “muy sólido” en una fecha tan cercana como febrero de 2010. La operación consiste en inyectar 100 mil millones de euros (aunque no se sabe si en dinero efectivo o en papeles de garantía) a un fondo estatal de rescate de bancos, o sea que incrementa la deuda pública española en un 15% de una sola vez, para hace frente a una corrida bancaria que amenaza dejar a España sin bancos. En el primer trimestre del año salieron 97 mil millones de euros (Le Monde, 2.6), pero otros 45 mil millones lo hicieron en abril (Ámbito, 13.6). La fuga supera el monto del salvamento. El 70% de ese dinero es retirado por bancos extranjeros, que no refinancian los créditos o sacan los depósitos; los ahorristas, como ocurre con frecuencia, llegarán tarde. A esto es necesario añadir la salida de capital que se produce por medio de la venta masiva de deuda pública por parte de fondos extranjeros, y la desvalorización consiguiente de los títulos que son objeto de este remate, que están en poder de los bancos españoles. La banca española está quebrada; esto vale potencialmente para `titanes` como el Santander o el BBVA, que ven desvalorizarse sus participaciones o créditos a la industria, debido a la recesión económica. Con una deuda conjunta, pública y privada, de alrededor de tres billones de euros y un alto porcentaje de ella con la eurozona y fuera de ella, es por completo normal que los titulares de los medios se salgan de los goznes. Hay que advertir, de todos modos, algo que es esencial en la caracterización de la bancarrota actual: a partir de los activos y pasivos de los bancos se ha construido otro edifico financiero, más inmenso, que consiste en contratos de seguros sobre esos activos y pasivos, al igual que otras inversiones compensatorias (conocidas como “derivados”). De modo que reducir la crisis al ‘defol’ de los activos visibles (subyacentes), le priva a ella de perspectiva adecuada (catastrófica).

El rescate en cuestión es, además, una falacia. Con una política de ´ajuste´ que apunta a reducir la deuda pública, el rescate la aumenta. Al meter en las cuentas a un acreedor soberano - el Fondo Europeo de Rescate - desplaza la prioridad de los acreedores privados en un evento de quiebra. El aumento de la deuda pública, como ya se dijo antes, desvaloriza los activos del estado en manos de los bancos, lo que aumenta su incapacidad de pago. España ha llegado a esta situación luego de haber obligado a la fusión de cinco bancos en quiebra, con el resultado de crear otro mayor, Bankia, que primero intentó rescatar de la quiebra mediante una nacionalización parcial y que ahora debe socorrer el Fondo Europeo - en una suerte de supra nacionalización de un banco en gran parte nacionalizado. La desesperación de la operación de rescate queda definitivamente al desnudo cuando se sabe que los rescatistas ignoran la envergadura del agujero financiero que pretenden llenar, una vez que la auditora de Bankia (Deloitte) denunció que las cuentas de la entidad estaban fraguadas. Para que una auditora rehúse su colaboración en un fraude contable, la envergadura de la estafa debe ser francamente desproporcionada.

Todos en la misma bolsa

La quebradera bancaria no se limita a España; en la cola siguen Italia y Francia (“La salida de capitales en Italia ha subido a 322 mil millones de dólares desde 2009” - Corriere della Sera, 31.5). Pero incluso los bancos de Alemania y Austria no están mejor: “fueron los más golpeados en los primeros estadios de la crisis (…) aún atrapados en la burbuja hipotecaria de Estados Unidos (FT, 7.6), a lo cual suman “sectores problemáticos como el naval y financiero”. La agencia Moody`s “destacó la limitada capacidad de los bancos alemanes para hacer frente a pérdidas, dada su escasa rentabilidad y el escaso monto de patrimonio relativo al total de sus activos” (idem). Una parte de la banca francesa está enterrada hasta el cuello en Grecia, en tanto que la de Italia acumula una parte colosal de la deuda pública italiana y en el este europeo y los Balcanes, al borde de un ‘defol’. La mayor parte de la banca se encuentra entrampada en la deuda pública de sus propios países. La misma agencia Moody´s destaca otro dato no menos relevante: la crisis no afecta solamente a los bancos, también golpe a los fondos que se endeudaron para comprar empresas en crisis - “ la cuarta parte de 254 empresas que confrontan una renovación de 133 mil millones de euros de vencimientos de deuda en 2015, podrían verse en cesación de pagos y la cifra se podría duplicar si se cierran los mercados de deuda privada” (Le Monde, 31.5). Las fuerzas productivas se encuentran completamente empantanadas; para mover un dólar de producto, Estados Unidos necesita aplicar dos dólares treinta de palanca financiera (Corriere della Sera, 31.5) - a pesar de que tiene una deuda pública de nación y estados de 20 billones de dólares y concentra la mitad del movimiento financiero fuera de balance bancario, de todo el mundo- alrededor 200 billones de dólares.

Un punto fundamental de la crisis, que Prensa Obrera ha tocado varias veces, afecta no ya a la generalidad de los bancos sino a los bancos centrales nacionales de la zona euro. Ocurre que, a ‘grosso modo’, estos bancos centrales financiaron los saldos negativos del balance de pagos de sus países, primero en los tiempos de euforia importadora y luego (con la crisis) para rescatar a bancos y empresas de sus países, con crédito, principalmente, del Banco Central de Alemania, por medio de una operatoria especial prevista en los estatutos del Banco Central. Este mecanismo permitió un boom exportador por parte de Alemania, en la primera fase, y el sostenimiento de sus bancos y empresas a partir de la crisis. El monto de la deuda ha llegado a la generosa cifra de 800 mil millones de euros y, con suerte, llegará al billón, al final de 2012. Es claro que el Bundesbank no logrará cobrar la mayor parte de esa deuda sin derribar a los bancos centrales nacionales deudores. Un rescate de los bancos centrales nacionales por parte del Banco Central Europeo es un contrasentido, porque equivaldría a usurpar una institución estatal autónoma. Alemania debería salir al rescate de su propio banco central. La fenomenal acumulación de capital, real y ficticio, propiciada por la formación de la zona euro, que estuvo ligada en forma íntima a la separación de Europa oriental y los Balcanes de la Unión Soviética ha llegado a su estación terminal. Con la reserva de estudiar el asunto con mayor cuidado, la bancarrota europea cierra el ciclo negativo de la disolución de la Unión Soviética y podría iniciar el ciclo positivo de una re-reunificación de Europa y Rusia bajo un régimen socialista.

Salidas falsas

El callejón sin salida en que ha entrado la crisis europea y mundial, ha obligado a los estados a discutir caminos o instrumentos alternativos a los usados hasta ahora. Uno es que el salvamento de los bancos quede a cargo de los accionistas del banco, que perderían su capital, y de los acreedores, en el monto que corresponda. El capital desvalorizado del banco podría ser adquirido por nuevos inversores. Del rescate desde afuera, por el Estado o nuevos aportes de capital (‘bail-out’, en inglés), se pasaría al rescate desde adentro, a cargo de accionistas y acreedores (el ‘bail-in’). Como es claro que semejante destrucción oficial de capital precipitaría una depresión económica sin precedentes, la intención es inaugurar este proyecto a partir de 2017, cuando los autores imaginan que lo peor habrá pasado. El proyecto es al mismo tiempo una maniobra de baja altura de un conjunto de bancos norteamericanos, que para oponerse a nuevas regulaciones destinadas a reforzar su patrimonio, declaran su disposición a admitir la vigencia del ‘bail-in’ en un futuro. En síntesis, nada por aquí, nada por allá.

La otra propuesta, que ha obtenido mayor difusión, es la llamada “unión bancaria”, que pondría al sistema bancario europeo bajo una protección y supervisión únicas. Es decir que el rescate de un banco en quiebra corra por cuenta de las instituciones europeas con independencia de la nacionalidad de la entidad desafortunada. Alemania, Austria, Finlandia y Holanda se oponen, por la simple razón de que serían ellas las que deberían cargar con la mayor parte de una factura que sería principalmente ajena. El capital no existe en general sino como una concurrencia o rivalidad entre capitales. Se ha hecho notar poco que una parte importante de la gran banca, mundialmente, está atiborrada de dinero, provista por enormes rescates de varios billones de dólares, que ni presta por temor a perder el dinero y que tampoco salda sus deudas a la espera de circunstancias mejores o que prefiere usar en operaciones especulativas de plazo breve. O sea que mientras están reunidos los elementos monetarios de una salida general a la crisis bancaria, esta crisis se profundiza por la falta de oportunidades de negocios o por la competencia inter-bancaria. El llamado ‘bail-in’ es el procedimiento capitalista natural en cualquier crisis localizada; que se lo quiera regular o reglamentar es una contradicción de propósitos.

La proposición más debatida es la de emitir eurobonos, o sea títulos públicos respaldados por la totalidad de los estados de la zona euro, en proporción a sus recursos, para pagar o canjear la deuda pública de los estados nacionales. Las objeciones a este planteo son numerosas: que esos bonos deberían ser garantizados por estados que no garantizan el pago de su propia deuda nacional, por lo que al fin de cuentas serían los alemanes y consortes los que se verían obligados a poner la plata en el momento de la verdad. El gobierno de Alemania no rechaza, sin embargo, la propuesta: la condiciona a que se acepte la supervisión supra nacional de los planes de `ajuste’ de los países afectados. Primero el ´ajuste` y la pérdida de autonomía nacional, después el bono. Se trata, como es obvio, de un nuevo callejón sin salida. Más allá de eso, el ‘eurobono’ sería otra operación de rescate de un capital y finanzas públicas en quiebra; una salida especulativa parcial para el capital dinero que no tiene salida; y, en definitiva, el ingreso a una etapa más alta de la crisis.

La propuesta de una ‘unión bancaria’ ha puesto, sin embargo, los pelos de punta a los ingleses - no así los ‘eurobonos’, que Estados Unidos, Gran Bretaña y Japón saludan, porque les permitiría sacar su plata enterrada en Europa (China, más precavida, advirtió que no pondría un peso en ‘eurobonos’ - The Wall Street Journal, 8.6). Una ‘unión bancaria’, en cambio, implicaría subsidios para los bancos continentales que rivalizan con el mercado financiero de Londres. Como se ve, el capitalismo es un reñidero de múltiples capitales que pujan por un mercado que se restringe, por utilidades que disminuyen y por la confiscación de la propiedad privada ajena para poder consolidar un monopolio.

Cuestión planetaria

¿Cuáles son las alternativas? Interrogándose sobre lo que finalmente haría Alemania, la potencia rectora, el editor del FT, Martín Wolf, se respondió, en un artículo en Le Monde: “j’ignore”. Que no lo sepa ni lo conjeture es una medida de la confusión que reina en los círculos dirigentes del imperialismo europeo. La estrategia de Alemania es, sin embargo, visible para cualquiera: “die Anschluss” - la anexión de la zona euro. Un ejemplo de ellos es que ha exigido la creación de ‘zonas francas’ en las naciones en quiebra (O Estado de Sao Paulo, 26.5). Alemania, sin embargo, no tiene por ahora los medios militares, políticos o económicos para imponer una anexión - debe proceder por etapas, de acuerdo a las oportunidades que ofrezca la propi a crisis. Tampoco puede proceder en forma administrativa: debe negociar o imponer su hegemonía a Francia, y negociar un reparto de influencias con Estados Unidos y China. Es que la bancarrota capitalista mundial tiene alcances históricos, no se reduce a evento de quiebra sino que impone una reorganización planetaria del capital, incluidas por sobre todo las guerras. La obra de García Lorca es una excelente metáfora, porque alude a la disolución de la relación carnal entre el capital y la fuerza de trabajo. Es precisamente esta condición de conjunto la que determina que la salida a este derrumbe para la humanidad, debe ser el socialismo, porque se trata precisamente de proceder a una reorganización social planetaria que debe tener por eje político y social al proletariado. Cuando la presente crisis mundial está a punto de ingresar a su sexto año, sus desarrollos fundamentales aún no han tenido lugar; sólo se ha desenvuelto el escenario preparatorio. Esta caracterización de conjunto debería ser la premisa de la estrategia revolucionaria.

Autor imagen: Carlos Latuf.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

El nuevo campo de batalla a nivel mundial

Homar Garcés (especial para ARGENPRESS.info)

Los sucesos históricos de las últimas décadas del siglo XX y las primeras de este siglo han configurado -en uno u otro sentido- un mundo que se debate entre las viejas formas de dominación y la necesidad urgente de una emancipación integral de la humanidad, logrando por medio de ella sus aspiraciones de un orden social, político y económico realmente democrático, soberano, justo e igualitario.

A esto último se agrega la fatalidad que se cierne sobre todo el planeta de continuar inalterable el sistema de explotación irracional implantado por los capitalistas, el cual afecta enormemente el delicado equilibrio ecológico y cuya consecuencia inmediata es el cambio climático que sufrimos todos por igual. Esta situación generalizada ha obligado a las cúpulas de poder a nivel mundial a plantearse estrategias y mecanismos que les permitan conservar y consolidar su hegemonía. Para ello, el imperialismo gringo y sus aliados de la OTAN han recurrido tanto a las armas como a recursos menos visibles, pero igualmente efectivos para sus propósitos, entre estos la transculturización y la manipulación informativa, lograda a través de los distintos medios de comunicación masiva.

Esto ha colocado a los movimientos populares frente a una gran desventaja, obligándose a hallar maneras de contrarrestar sus efectos, entendiendo que tales cúpulas hegemónicas tienen como objetivo establecer el capitalismo como sistema único y universal en beneficio de sus propios intereses y en perjuicio abierto de las soberanías, las culturas y la biodiversidad de nuestros pueblos. De ahí que “el conocimiento y la interpretación de la vida de nuestros pueblos, lo cual determina su conciencia histórica, -tal como lo reseñan Iraida Vargas-Arenas y Mario Sanoja Obediente, en su obra `La Revolución Bolivariana. Historia, Cultura y Socialismo´- es el campo de batalla donde se pelea su presente y su futuro. La narración del pasado se convierte en verdadera conciencia histórica cuando podemos comprender su vinculación con los eventos que marcan nuestro presente y que darán sentido a nuestro futuro”. Por ello mismo, se habla de una guerra de cuarta generación donde las armas utilizadas son la publicidad y la propaganda, buscando neutralizar con ellas la conciencia crítica de los sectores dominados, de modo que éstos adopten como propia la ideología dominante y den por sentado que ningún cambio estructural es realizable.

Sin embargo, este nuevo campo de batalla puede alterarse a favor de la soberanía, la dignidad, la identidad y las expectativas de justicia social de nuestros pueblos. El fin de la hegemonía imperialista -no obstante su indudable poderío militar y el manejo de instituciones internacionales, como la ONU, el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, entre otras, según su capricho e intereses- es algo que comienza a delinearse en el horizonte, gracias a la heterogeneidad y simultaneidad de luchas populares, sostenidas a través del tiempo y en todas las latitudes, que cuestionan la existencia del capitalismo. En este escenario juega un papel primordial la conciencia emancipada de los sectores populares, asumiendo estos -a su vez- el protagonismo y la participación democrática como prácticas cotidianas ineludibles para alcanzar la mayor suma de felicidad y de bienestar posibles, de acuerdo al ideario socialista.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

No hay solución a la crisis a lo Krugman-Keynes

Sergio Reuben Soto (especial para ARGENPRESS.info)

Por el prestigio que ha adquirido Paul Krugman como crítico de la política económica neoliberal, y particularmente de la política restrictiva del gasto público; sus recetas para salir de la crisis económica en que se encuentra el mundo desarrollado gozan de gran audiencia y consideración.

No obstante, desde la perspectiva que se ha venido desarrollando sobre los orígenes de la crisis, fundando ésta en la enorme desigualdad en la distribución del ingreso acumulada durante la reformas neoliberales, las propuestas de política económica que formula el laureado economista no tienen un asidero teórico.

Y no es tanto por la crítica que ya desde ciertas instancias académicas se le ha comenzado a hacer a sus propuestas -como por ejemplo el reciente comentario de Michael Hudson http://bit.ly/KyIoEo, criticando el descuido del efecto de la deuda creciente sobre la economía real que contienen tales propuestas-, sino más bien, y sobre todo, por la falta de reconocimiento de los efectos de desproporción en la estructura productiva y en la de distribución que tiene el aumento del gasto público y privado, mientras no se corrija debidamente la distribución del capital y la riqueza. O, en plata blanca, mientras no se reforme la estructura de la propiedad del capital.

Hudson tiene razón, cuando dice que el aumento del gasto público -y por su vía del privado-, por el camino fácil del crecimiento de la deuda, limita el crecimiento económico cuando el servicio de ésta impone en el consumidor una restricción intuitiva al gasto. ¿Cómo pueden gastar los trabajadores norteamericanos -se pregunta- cuando más del 75% de su salario se va en pagos a su deuda? Amén que, cuando esta deuda es en divisas -como sucede en los países periféricos-, la inflación que provoca el gasto financiado con deuda determina una devaluación de la moneda doméstica que hiperboliza en términos nacionales el costo de la deuda internacional. Difícilmente el aumento de las exportaciones que provocara la devaluación cubriera el aumento exponencial de la deuda internacional (recordemos la América Latina entre 1980 y 2000).

Pero Hudson le queda debiendo a la teoría económica, como también Krugman, cuando no logran advertir otro efecto económico fundamental que han causado los rescates financieros a la carta; y desde luego, cualquier política económica que en las condiciones actuales, ponga dinero impreso en manos privadas. Es cierto que éstos, a su manera, han impedido el colapso del sistema financiero; hoy día a la base del proceso de acumulación de capital, y por tanto de la actividad económica. Pero han impedido que las desproporciones en la distribución del capital, acumuladas por varías décadas, se redujeran creando condiciones más favorables para una distribución del ingreso nacional más proporcional a las necesidades y contribuciones de los distintos estratos sociales y sectores productivos. Sólo el colapso de estos sectores habría podido restablecer proporcionalidad en una estructura con atrofias e hipertrofias sectoriales; pero éstas ya eran demasiado grandes y fundamentales para quebrar…

He ahí la cola del Diablo. ¿Cómo hacer para que una estructura con una alta concentración de capital, con mercados imperfectos, monopolizados, cartelizados, como la actual, distribuya cabalmente el producto colectivo de manera que esta distribución active la producción? Keynes divisaba el gasto público dinamizando la demanda agregada, pero cuando ésta está fundamentalmente en manos de unos pocos, los recursos públicos se esterilizan en forma de ganancias corporativas; con poco efecto estimulador en la actividad productiva y económica general.

Así, la quiebra (la destrucción positiva de Shumpeter) mecanismo fundamental del capitalismo primitivo, ya no es una solución; el Estado capitalista actual ve en ella una amenaza a todo el sistema…, y no se equivoca. El colapso de los grandes bancos estadounidenses rescatados con billones de dólares entre el 2009 y el 2010 hubiera sido catastrófico para todo el sistema económico norteamericano; como sería hoy el colapso de los bancos españoles para toda la eurozona.

El aumento del gasto público por medio de rescates públicos a las empresas quebradas, en el marco de una estructura altamente concentrada de la propiedad de los medios de producción y trabajo, no puede actuar estimulando la economía como en el modelo keynesiano clásico. Los canales por donde fluyen los recursos frescos hacia la economía real, hacia la demanda efectiva, hacia el estímulo del emprendedor, de la innovación y del esfuerzo para ofrecer los bienes demandados por la sociedad, han sido tupidos por las cortapisas puestas por las grandes corporaciones para hacerse de una creciente tasa de ganancia.

Más aún, el mero gasto público en infraestructura, o en las mismas educación o salud públicas -una receta que vienen repitiendo algunos economistas como solución a la crisis actual- sólo limitadamente puede contribuir (si nos atenemos a este razonamiento) a estimular la actividad económica. La altísima concentración y centralización de la propiedad del capital en nuestras sociedades, actúa como un remolino en el mercado, succionando estos recursos; evitando su dispersión en forma proporcional a la contribución de los factores productivos reales.

La solución hay que buscarla entonces por el lado de la reestructuración de la propiedad del capital, del estímulo de la pequeña y mediana propiedad, del rompimiento de las grandes corporaciones, de la participación estatal, colectiva, cooperativa en la propiedad de grandes empresas, por el lado de la creación de empresas estatales en sectores estratégicos para un desarrollo socialmente sostenible, y por el lado del mejoramiento de la distribución del ingreso entre capital y trabajo.

Es una solución económica y política.

Sergio Reuben Soto es Profesor retirado de la Universidad de Costa Rica.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Entrevista a Oscar Martínez del Taller de Estudios Laborales (TEL): En Argentina hay una desaceleración muy fuerte en la creación de empleo

Mario Hernandez (especial para ARGENPRESS.info)

.

Mario Hernandez (MH): La empresa Renault suspenderá a unos dos mil trabajadores por la caída en la producción ante la menor demanda de Brasil y la acumulación de stock, en su fábrica de la localidad cordobesa de Santa Isabel.
Hay otra serie de datos preocupantes. Se registra un 12% de caída en las horas trabajadas. Los pedidos para la construcción en la Ciudad de Buenos Aires cayeron un 24.4% respecto de abril 2011. La compra-venta de inmuebles cayó un 20% en la provincia de Buenos Aires.
¿Cómo está impactando esta situación en el empleo?
Oscar Martínez (OM): Desde el punto de vista estadístico, cuantitativo, es imposible saberlo porque las cifras que maneja el Indec están atrasadas y remiten a fines del año pasado, pero marcan una desaceleración en la creación de empleo.
En los primeros años de los gobiernos kirchneristas tuvimos un crecimiento importante en la creación de empleo, luego se frenó e incluso hubo una caída en 2008-9 y luego se retomó pero a un ritmo mucho menor.
Entonces, tenemos que remitirnos a datos cualitativos o a casos puntuales. Lo de la industria automotriz es muy claro porque está muy concentrada y genera datos propios y actualizados. Tiene que ver con la caída de ventas al Brasil.
En general no hay despidos masivos y tampoco caída en el empleo, hay estancamiento. El Estado está tomando medidas con los Planes REPRO, pagando una parte de los salarios y subsidiando por esa vía a una parte de la industria para evitar el desempleo.
Las estadísticas oficiales de desempleo marcan un valor bajo en relación a los picos que tuvo el país casi al doble de los valores históricos de 6/7%. Creo que estamos en un momento muy delicado económicamente por la situación internacional y los límites que tiene nuestro crecimiento económico.
El salario actual equivale al 54% comparado con la primera mitad de los 70
En relación al empleo y los salarios nadie puede negar que estamos mejor que en 2001, pero en niveles históricos malos. A nivel salarial en un 54% de la primera mitad de los 70. El poder adquisitivo es prácticamente la mitad.
El otro aspecto tiene que ver con la calidad del empleo. El trabajo en negro si bien bajó sigue siendo una cifra escandalosa. Uno de cada tres asalariados está en negro, incluso en el propio Estado.
MH: Estuve leyendo un informe de la CTA que señalaba la desvinculación de empleados municipales y provinciales con contratos precarios y también en el ámbito de tercerizados telefónicos y ferroviarios.
OM: Sabemos de sectores estatales pero los otros casos no te los podría confirmar.
Todavía no empezó lo peor. Habría que ver cómo sigue impactando la crisis mundial.
El problema del empleo hoy día tiene más que ver con la calidad, en la cantidad de trabajadores precarizados que es muy alta, en la tercerización que se da en condiciones pésimas, pero además en que todo el andamiaje legal flexibilizador no fue tocado en lo más mínimo.
Si vemos los niveles de productividad, los ritmos de trabajo, las condiciones siguen siendo desastrosas. Se puede decir que hubo una mejora espectacular en relación a 2001 o respecto de los 90, pero si hablamos de qué pasa en los lugares de trabajo, en el día a día, solo se ven mejoras donde existen cuerpos de delegados, comisiones internas o sindicatos que han peleado y han logrado mejorar la situación, pero en términos generales prácticamente no se ha avanzado, al contrario, en muchos casos la flexibilización laboral se ha profundizado.
MH: Llama la atención la cantidad de trabajo precarizado que hay en el ámbito estatal.
OM: Es un ejemplo-demostración porque el Estado, con el discurso que tiene, debería anular a los monotributistas, pasantes, becarios y demás, sin embargo, uno encuentra reparticiones de sectores enteros del Estado que se mantienen bajo estas formas de cuentapropismo y en realidad se trata de trabajadores en relación de dependencia.
MH: Todavía la situación no es preocupante, no hay despidos masivos, hay suspensiones y vacaciones anticipadas pero tiende a un agravamiento de los niveles de empleo.
OM: Ya hay una desaceleración muy fuerte en la creación de empleo. Te repito, no tenemos datos precisos. No sabemos si está llegando a 0, pero estamos volviendo a un panorama más cercano a 2008-9 que a los primeros años del kirchnerismo.
Yo agregaría el tema del salario con el tema de las paritarias y este virtual empate frente a la inflación real y en otros casos a pérdida, que es la otra cara del mercado de trabajo. El esfuerzo del gobierno para que los salarios vayan por detrás de la inflación y en algunos casos ha habido un empate pero el salario real también se ha ido deteniendo o incluso bajando.
MH: Supongo que el Taller de Estudios Laborales (TEL) estará elaborando algún informe al respecto.
OM: Sí.
MH: Apenas lo tengamos nos volvemos a contactar.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Plan de viviendas K-Macri: “parole, parole, parole”

Marcelo Ramal (especial para ARGENPRESS.info)

En la tarde del martes, Cristina Kirchner apeló a uno de los recursos más gastados del kirchnerismo en tiempos de crisis: sacó de la manga un plan de viviendas.

A comienzos de su mandato, Néstor Kirchner había anunciado un “plan federal”, el cual apenas llegó al 30% de sus objetivos entre viviendas y “soluciones habitacionales”. En 2006, el “plan inquilinos”, a través del Banco Hipotecario, terminó en un fracaso aún mayor. Un “fondo de infraestructura y vivienda” fue anunciado en ocasión de la crisis con ‘el campo’ (2008), con iguales resultados. La más reciente fanfarria la compartieron los K con Mauricio Macri, en ocasión de la crisis del Parque Indoamericano: “Por cada peso del gobierno de la Ciudad, el gobierno nacional pondrá otro”. La población sin techo todavía los está esperando. Bajo el gobierno kirchnerista, el déficit de viviendas creció en medio millón de familias. Hoy, el número de inquilinos es mayor que en 2001, mientras que las villas y asentamientos de los grandes centros urbanos se han triplicado.

En referencia a esta realidad, el “mega-anuncio” oficial es una gota en el océano. A juzgar por las precisiones del jefe de la Anses -que pondrá la plata para el plan-, se otorgarían 100.000 créditos en cuatro años, cuando el déficit varía de 2,5 a 3 millones de viviendas y crece a razón de 30 mil nuevas necesidades habitacionales por año.

Los créditos serían adjudicados a través de la Lotería Nacional, lo que significa que cada familia sin techo tiene un 3% de chances de resultar beneficiada.

Los “keynesianos” se han jugado con un plan, cuyo desembolso anual representaría el 1% de la inversión bruta del país. No será financiada con un gravamen al capital, sino con los fondos previsionales que, por un lado, provienen del IVA y, por el otro, del excedente que deja una jubilación mínima de 1.660 pesos, que alcanza al 80% de los jubilados. La “tasa subsidiada” será bancada, por lo tanto, por los consumidores masivos y por los contribuyentes al sistema -o sea, los mismos trabajadores.

“Subsidio a la demanda”

Pero ese subsidio, ¿llegará a los futuros propietarios?

El gobierno no anunció un “plan de viviendas”, sino créditos. Los costos de las futuras viviendas son un misterio. La construcción no la realiza el Estado, sino la patria contratista. Cristina Kirchner anticipó acuerdos de precios con “los grandes jugadores de la construcción”, en el marco de un 30% de inflación anual. La relación entre la cuota de un crédito hipotecario y el salario medio es la más alta de la historia. El plan oficial anuncia la disposición de tierras fiscales en diferentes puntos del país. Pero cuando esas tierras “aparecen”, suelen estar muy lejos de los centros urbanos y no sirven de hábitat para familias trabajadoras. El plan no pone límite a las cuotas en relación con el salario; en cambio, “estira” la porción del salario que puede ser afectado por la cuota hasta el 40%. Los compromisos de deuda de este año serán superiores a los 7.000 millones de dólares, suma seis veces superior al monto de los créditos previstos para el plan de viviendas oficial en este año.

El propósito del mensaje presidencial fue sacar el ‘defol’ oficial de la primera página de los diarios y rivalizar con los créditos hipotecarios prometidos por Macri desde el Banco Ciudad. La intención del anuncio de Macri fue también política: contrarrestar la ofensiva de los K para sacarle al banco los depósitos por los litigios judiciales en la Ciudad, lo que sumaría 6 mil millones de pesos. Macri ofreció también tasas subsidiadas, pero fue así cómo comenzó la crisis hipotecaria en Estados Unidos y Europa: bastaría que un plan de estabilización redujera el crecimiento de precios a un ‘nivel normal’ para que la tasa subsidiada se convierta en confiscatoria.

En definitiva, el Estado enfrenta un déficit fiscal de 60 mil millones de pesos entre la Nación y las provincias, con una fuga continua de dólares. La economía se queda sin dinero y esto atiza la crisis industrial, que empalma con lo que ocurre en los mercados de Argentina, Brasil, Europa y China. El fantasma de una pesificación de la deuda en dólares tiene que ver con la cesación de pagos que enfrenta el Estado.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Los jubilados no estamos aparte, somos parte

Marcos Wolman (ACTA)

Nuestros miércoles constituyen un símbolo de continuidad de una larga lucha cotidiana en la edad biológica más avanzada de la vida. El miércoles 1050 expresó la persistencia durante más de 20 años, todos los miércoles sin excepción, del reclamo que realizamos frente al Congreso Nacional.

Muchos compañeros que se contaron entre sus iniciadores ya fallecieron, pero siguen transmitiéndonos la convicción y la capacidad de lucha que mantuvieron hasta el final de sus vidas.

Desde la sanción de la primera ley de jubilaciones en 1904, ésta y todas las conquistas en el orden nacional e internacional sobre la seguridad social fueron producto del accionar del movimiento obrero.

La primer marcha de los miércoles de los jubilados, el 11 de marzo de1992, se produjo por el avasallamiento de conquistas adquiridas mediante la aplicación de políticas neoliberales que dieron lugar a las nefastas leyes 24241, del año 1993, y 24463, del año 1995, las cuales, con modificaciones parciales, siguen vigentes en lo fundamental.

La derogación de estas leyes y la sanción de una nueva ley previsional, cuyo proyecto hemos presentado en la Cámara de Diputados, solo serán posibles si el movimiento obrero organizado las colocan entre sus reivindicaciones principales. La legislación vigente no solamente pone a más del 80% de los millones de jubilados actuales bajo los límites de pobreza, sino que es la que llevará a la misma situación a los jubilados futuros.

La lucha ideológica en el seno de las organizaciones de jubilados La discusión sobre objetivos de lucha en el seno de las organizaciones de jubilados es similar a la que se desarrolla en las organizaciones sindicales, sociales y territoriales. La esencia de la política del poder dominante en este siglo XXI en nuestro país, luego de las masivas luchas populares del 2001, que inauguraron nuevas formas de organización, es la del posibilismo y del asistencialismo, para frenar así las nuevas luchas y garantizar la acumulación de ganancia y concentración del capital.

Si el haber jubilatorio llegó hoy a cubrir solo el 45% de las necesidades básicas de un adulto mayor para la inmensa mayoría de jubilados y pensionados, el discurso posibilista lo transforma en éxito sustentable comparado con la década menemista.

Si el INSSJP (PAMI) intervenido provoca un gran deterioro sobre la salud, siendo la prevención y atención de la misma su objetivo principal, se lo convierte en triunfo por actividades recreativas que son de carácter complementario.

El objetivo es generar una dependencia en todos los órdenes, componente imprescindible para una cultura posibilista de resignación, de individualismo.

Cuales son nuestras reivindicaciones contenidas en proyectos de ley que hemos presentado:

* Un haber jubilatorio sustituto del salario: 82% móvil sobre el salario del trabajador activo en su mismo cargo, oficio o función.

* Ningún haber inferior al Salario Mínimo Vital y Móvil por ser lo mínimo indispensable para la subsistencia, a la vez que el Salario Mínimo, Vital y Móvil no debe ser inferior a la canasta básica total real y no la falsedad del INDEC.

* El cumplimiento del Art. 14 bis de la Constitución Nacional y para ello crear un Instituto Nacional de Previsión Social, ente público no estatal, en el cual trabajadores jubilados y activos elegidos en forma directa y secreta ejerzan su dirección y la administración de los fondos provenientes de los aportes de los trabajadores, contribuciones patronales y del Estado, para pagar jubilaciones y pensiones. Todos los demás rubros de la Seguridad Social que hoy maneja el ANSES sean financiados por el Tesoro Nacional y no con los fondos provenientes de los trabajadores (salario diferido) destinados al pago de jubilaciones y pensiones.

* Normalización de la obra social INSSJP (PAMI) para poner fin a la intervención.

* Vivienda en comodato para jubilados y pensionados

Necesidad y posibilidad

La jubilación no es una dádiva ni subsidio, es un derecho y responsabilidad integral e irrenunciable del Estado. Nuestros planteos reivindicativos requieren de la decisión política del Gobierno. En un país donde el crecimiento económico que generan los trabajadores se ha potenciado en las condiciones de la demanda internacional de nuestros productos, la resolución de nuestros planteos tiene base material sustentable en el tiempo y se convierte en necesario porque es posible. Hay fondos para ello, aun con la matriz productiva actual, y forma parte del cambio de raíz que requiere la matriz distributiva del ingreso y la riqueza. Son decisiones políticas. Por ello consideramos posible que se establezca el 82% móvil sobre el salario del trabajador activo en el mismo cargo, oficio o función, con los fondos de las contribuciones a la Seguridad Social, que son aportes de trabajadores y contribuciones patronales, con los aportes del Estado y con los recursos de ANSES y el Fondo de Garantía de Sustentabilidad destinados a este fin. Fondos que se deben y pueden incrementar poniendo fin a la disminución a la mitad de las contribuciones patronales a la Seguridad Social vigentes desde la década menemista, que han servido solo para incrementar aún más las extraordinarias ganancias de las grandes empresas. Asimismo, se debe terminar con el flagelo y la injusticia del trabajo precarizado en todas sus formas, que no solo permite al empresariado evadir leyes sociales y tributarias, sino también que vuelca a los trabajadores a la total indefensión actual y atenta contra su futura jubilación.

Rol de la cta

La CTA incorporó el 82% móvil y el haber mínimo jubilatorio entre las reivindicaciones principales en su plan de lucha, en particular el paro nacional con movilización del 8 de Junio. Se trata de convertir este objetivo de lucha en organización y la coordinación de los jubilados en los sindicatos, direcciones sindicales y movimientos sociales y territoriales de la CTA, y pasar desde allí a una convocatoria amplia de unidad de acción de los trabajadores activos y jubilados.

Es un desafío histórico enfrentar la dispersión y la división promovidas desde los sectores del poder, que provocan desánimo e impotencia, en todos los trabajadores, y, en el caso de los jubilados la agudización de los problemas de salud y condiciones de vida en la etapa en que se requieren mayor prevención y resguardo como responsabilidad del Estado.

Ello forma parte de la estrategia para construir una CTA de millones de trabajadores activos y jubilados, reunidos en organizaciones democráticas con debates asamblearios y con conducciones representativas, afianzando el rol de la clase obrera en la lucha por una Sociedad sin explotadores ni explotados.

De la lucha reivindicativa a la construcción de alternativa política, las luchas reivindicativas de los jubilados actuales son la prolongación de las realizadas en la actividad productiva por las organizaciones de todos los trabajadores. La experiencia histórica nos muestra la necesidad de la relación de la lucha reivindicativa con la construcción de una alternativa política, camino que estamos transitando en nuestra CTA. Una alternativa política, donde con cada acción reivindicativa desarrollemos bases de poder popular, con un programa plasmado en una Constituyente Social, y avanzar así en la construcción de un movimiento político, social y cultural de liberación. Estrategia política donde acumulemos cada una de las luchas reivindicativas de todo el país, inclusive las parlamentarias.

La construcción de un movimiento político, social y cultural de liberación nacional y social con bases de poder popular, representa, en el marco actual del desarrollo de la lucha de clases, una necesidad y una responsabilidad impostergables.

Marcos Wolman es Secretario de Previsión Social de la CTA Capital Federal. Secretario General de la Mesa Coordinadora de Jubilados y Pensionados.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina. Los jubilados entregaron un petitorio a la ANSES: "El 80% de los trabajadores jubilados cobran la mínima"

ACTA

En diálogo con ACTA, la secretaria de Previsión Social de la CTA, Lidia Meza, explicó las razones de la entrega del petitorio en el marco del exitoso paro nacional del 8 de junio convocado por la Central de Trabajadores de la Argentina.

¿Con qué finalidad entregaron el petitorio?

En realidad ese es un petitorio que llevamos para ver si llega hasta Bossio porque en realidad nos mandó que nos atienda otra gente. Queremos que este hombre se dé cuenta de las inquietudes que tenemos aunque él las debe saber perfectamente porque lógicamente debe escuchar cuando nosotros hablamos sobre el tema.

¿Vinieron compañeros de otras provincias?

Sí, vinieron compañeros representantes de las distintas provincias de ATE y de la CTA para poder estar presentes durante la entrega.

¿Cuál es el contenido del pedido?

Sobre todo les pedimos explicaciones de qué pasa con nuestro dinero, por qué el ANSES se toma el atrevimiento de utilizar nuestro dinero y qué pasa con nuestra plata porque nosotros no la vemos y ellos se toman el atrevimiento de ofrecérsela al Gobierno, que la utiliza para sus amigos y para pagar sus deudas. Mientras que nosotros, los jubilados estamos esperando siempre la limosna que inventó la Presidenta de darnos un aumento dos veces al año cuando sabe muy bien que eso no nos alcanza para nada sobre todo en este momento en que la inflación se come todo aumento que nos puedan dar que aparte no es mucho que digamos porque la verdad que siempre nos quedan debiendo.

¿Cómo están los compañeros en el resto de las provincias?

Hay problemas en las provincias donde se pretende aumentar la edad jubilatoria y por supuesto rebajar los sueldos. Hay provincias que tenían el 82% y ahora se lo están quitando entonces bueno, todas las inquietudes las planteamos en el petitorio porque depende de nosotros que llevemos la voz de los que no pueden llegar hasta donde correspondería que es al ANSES. Lo que tendrían que hacer las autoridades es recibirnos, hablar y ver de qué manera se puede solucionar toda esta problemática que estamos sufriendo los jubilados nacionales.

¿Cuál es el porcentaje de los que cobran la mínima?

1.600 pesos tendría que ser la mínima pero tenemos jubilados de los municipios que ganan 800, 900 pesos y después los otros jubilados de la administración pública los 1.600 que con el descuento que nos hace el PAMI y algunos otros descuentos, son apenas 1200, 1300 pesos. Esas son las peripecias de los jubilados porque no todos ganan lo que el Gobierno dice: el 80% de los jubilados gana la mínima.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

La CTA rechaza una medida del PAMI que vulnera derechos de las personas con discapacidad

ACTA

La Central de Trabajadores de la Argentina emitió un comunicado de prensa donde denuncia que la firma de la Resolución 546 del Interventor del Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados (PAMI) deja a 90 mil jubilados sin cobertura médico-social, entre ellos 3.500 personas con discapacidad.

"La CTA exige la inmediata solución de este problema que demuestra, una vez más, que el ajuste se descarga sobre los sectores más vulnerables de la población.

"La consecuencia inmediata de esta medida es que deja a miles de beneficiarios sin tratamientos médicos, de rehabilitación, internación, medicamentos y sin las coberturas concernientes a educación, capacitación, deportes y transporte, violentando su dignidad y en muchos casos poniendo en riesgo su vida.

"El Interventor del PAMI, designado por la Presidenta de la Nación, fundamenta su decisión en la falta de pago de estas prestaciones por parte del Ministerio de Salud de la Nación cuyo ministro también fue designado por la Presidenta.

"La falta de pago por parte del Ministerio de Salud constituye un hecho grave en sí mismo que se inscribe en el ajuste que azota a todo el sistema de salud de la Nación. Sin embargo, no dispensa en lo más mínimo de la responsabilidad al PAMI que, al denunciar el Convenio, genera una brutal vulneración a los derechos de las personas con discapacidad", finaliza el pronunciamiento firmado por Pablo Micheli y Carlos Ferreres, Secretario General y de Discapadidad de la CTA respectivamente.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina. Medicamentos: Acceso difícil, precios altos

Jorge Cardelli (INFOSUR)

La ley 26.688 -aún no reglamentada por el P.E.- permitiría potenciar la producción pública y ahorrar en la inversión estatal y privada en salud.

El miércoles 6 de junio, se publicó en esta sección una columna titulada “Medicamentos: ¿cómo sustituir importaciones?” cuyo autor es Mario Barletta, titular del Comité Nacional de la UCR.

El texto comienza con una rotunda afirmación: “Salud para todos implica remedios para todos”. Aunque el acceso a los medicamentos es sólo un aspecto de los muchos que deben considerarse para garantizar el derecho universal a la salud, no pretendemos polemizar sobre ello con Barletta, sino aportar una mirada complementaria al tema.

Basta con concurrir a una farmacia para comprobar que los remedios están caros, muy caros. Aun para los que obtienen descuentos por tener obra social o adherir a alguna prepaga. Que lo digan, si no, los afiliados al PAMI. Pero, según el último Censo Nacional, casi cuatro de cada diez personas carecen de obra social o de prepagas. Por lo general, pertenecen a los sectores más pobres de la población y ante un problema de salud acuden a los hospitales públicos donde, con suerte, logran que los abastezcan de la medicación necesaria. Si así no ocurre, cualquier tratamiento se torna ilusorio dado que el precio de los fármacos los torna inaccesibles.

En este marco, resulta importantísima la producción pública de medicamentos que realizan los laboratorios de la Nación, las provincias, los municipios, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, las fuerzas armadas y las universidades nacionales.

A modo de ejemplo, citaremos el caso del Laboratorio Central Tomás Perón, dependiente del Ministerio de Salud bonaerense. Durante 2011, allí se produjeron 70 millones de comprimidos entre antitérmicos y medicamentos para diabéticos, hipertensos y pacientes psiquiátricos que se distribuyeron en hospitales provinciales a un costo total de 600 mil pesos; es decir, ¡a menos de un centavo por unidad! En el territorio nacional, existen alrededor de cuarenta laboratorios dedicados a la investigación y producción pública de medicamentos, materias primas para la producción de fármacos, vacunas y productos médicos diversos. Su actividad ha sido declarada “de interés nacional” y sus productos entendidos “como bienes sociales” por la Ley Nº 26.688 sancionada sin oposición alguna por diputados y senadores hace casi un año.

Las disposiciones de esa norma permitirían no sólo potenciar la producción pública de medicamentos y condicionar sus precios de mercado, sino también generar intercambios interjurisdiccionales de lo fabricado con el consiguiente ahorro en la inversión estatal y privada en salud.

Lamentablemente, estas disposiciones no se aplican porque el Poder Ejecutivo aún no ha reglamentado la ley. Mientras tanto, los laboratorios privados siguen aumentando sus ganancias y la gente soportando duros golpes en sus bolsillos cada vez que intenta comprar un simple antibiótico.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

En cada Rati un Horror

Daniel Satur (LA VERDAD OBRERA)

Fernando Carrera era un laburante común. Pero en enero de 2005 su vida pegó un vuelco fatal. En una avenida de Pompeya la mala suerte puso su auto al lado de otro manejado por dos agentes de la Federal que, de civil y decididos a todo, lo acribillaron a balazos. Carrera quedó inconciente pero con el pie en el acelerador. Su Peugeot terminó atropellando y matando a dos mujeres y un chico de seis años.

A pesar del esfuerzo de los ratis, Carrera no murió. Ya conciente, en el hospital le avisaron que estaba detenido por los tres asesinatos, por dos robos y por intentar escaparse. Policías, jueces y medios de comunicación afirmaron que él era el culpable de La masacre de Pompeya. En un juicio plagado de pruebas inventadas Carrera fue condenado a 30 años de prisión. Para muchos, se había hecho justicia.

Pero en 2010 Enrique Piñeyro estrenó un documental, The Rati Horror Show, donde se demostraban las mentiras que llevaron a Carrera a la cárcel. La repercusión pública alcanzada llevó el caso hasta la Corte Suprema. Hace una semana (en fallo dividido) ésta ordenó al tribunal que dicte una nueva sentencia y, mientras tanto, libere a Carrera. Así terminaban más de siete largos años preso, después de ser fusilado (porratis que sí tenían antecedentes) y señalado con odio por los medios y sus campañas de “seguridad”.

Sistema perverso

¿Cuántos “Fernando Carrera” hay? ¿Cuántos laburantes y jóvenes pobres son presa de comisarios necesitados de inflar estadísticas, “resolver” casos y encubrir sus propias redes de narcotráfico, trata y desarmaderos? ¿Cuántos cayeron en las garras de una Justicia que nunca será tal para el pueblo trabajador?

En Argentina más de 60.000 personas están privadas de su libertad. 30.000 en cárceles y comisarías bonaerenses, de los cuales 23.000 no tienen condena, o sea que son “inocentes hasta que se demuestre lo contrario”. Desde 2008 hay cada vez menos excarcelaciones.

A esto hay que sumar las ejecuciones por gatillo fácil y muertes por torturas. Según CORREPI, entre 1983 y 2011, 3.400 personas cayeron por balas y palos de agentes policiales, gendarmes o penitenciarios. Casi todos pobres, casi todos jóvenes. Y la mitad de ese total… durante los años kirchneristas.

Nuestro país lidera el ranking en América Latina de criminalización y judicialización de la pobreza.

Sectores kirchneristas como el CELS y Página/12, jugando en la interna del PJ, culpan a Scioli y su ministro Casal de no “controlar” a la Bonaerense y al Servicio Penitenciario. Ahora lanzaron una Campaña Nacional contra la Violencia Institucionalnada menos que junto a Nilda Garré, la jefa de la Federal, de la Gendarmería y del Proyecto X. ¿Contradicciones? No, cinismo. Más allá de los discursos, el gobierno y sus aliados no hicieron más que reforzar durante estos nueve años el aparato represivo del Estado. La Policía Federal, entre 2004 y 2012, sextuplicó su presupuesto saltando de $1.000 millones a $6.000 millones. En la provincia lo gastado en “seguridad” se multiplicó por siete en el mismo período, de $1.200 a $8.900 millones. Sin embargo, lejos de acabar con el crimen organizado, sus redes siguen operando en las calles y los barrios organizadas muchas veces desde las propias dependencias policiales. En un informe de 2010 el ministro Casal reconocía que, en la provincia, “de las 32 mil personas privadas de su libertad (…) cinco mil serán excarcelados antes o durante sus respectivos juicios orales, debido a que cumplen la prisión preventiva por ‘pruebas insostenibles o testimonios dudosos’”. Miles de trabajadores y jóvenes pobres víctimas de causas armadas en comisarías y juzgados. Muchos de ellos, como Fernando Carrera, pasarán años condenados por delitos que no cometieron.

Justicia de clase

Siete años pasó Carrera encerrado en Marcos Paz, en una celda que debería ocupar alguno de los miles de genocidas impunes desde hace décadas. Hoy está en libertad, pero no está absuelto. La Corte no lo declaró inocente, sino que ordenó al tribunal que lo condenó que, mientras “revisa” la sentencia, le permita estar fuera de la cárcel. Si Carrera fuera absuelto, inmediatamente se debería procesar a los policías que le dispararon por ser los culpables de las muertes de las dos mujeres y el chico de seis años. También debería imputarse a los jueces y fiscales que encubrieron a los asesinos. E incluso a Esteban Righi, ex Procurador General, quien miró para otro lado cuando tuvo en sus manos las evidencias de la mentira. Demasiado costo institucional por un simple “perejil” sobreviviente.

Según un editorialista k, “la Corte Suprema es posiblemente la mejor que existió en democracia. O sea, la mejor” (Wainfeld, Página/12, 10-06). Queda claro: esta democracia es para ricos, no para los trabajadores y el pueblo pobre.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Gorilopolio

Alfredo Grande (APE)

.

“perdoname gaucho Martín Fierro, pero en la actualidad de la cultura represora, es vergüenza ser pobre y no es vergüenza ser ladrón”
(aforismo implicado)

“A los Directores de la Revista Sudestada de nuestra consideración:
Ante la mentira calumniosa de Osvaldo Bayer, sobre lo que dice Hebe y las Madres, nos sentimos agraviadas y rechazamos sus conceptos. Además de considerarnos como corderos que somos llevadas como un rebaño. Las Madres somos pensantes, hacemos y decimos según nuestros principios, nadie nos lleva de la nariz. Sr. Osvaldo, usted se cree omnipotente, usted opina sobre Rodolfo Walsh, y nosotras decimos: Rodolfo Walsh tuvo la valentía de escribir una carta a la Junta Militar, se quedó en el país y le costó la vida. ¡Usted se fue! Usted habla de las villas y miente en referencia a la contestación de Hebe. Las Madres erradicamos villas, creamos trabajo, viviendas, escuelas y hospitales. ¿Usted cuando hizo viviendas? ¿Cuándo fue a educar en las villas? Cuándo participó para trabajar en ellas? La verdad, Don Osvaldo, da vergüenza ajena sentirlo rebajarse tanto por desacreditar a las Madres y a nuestro querido gobierno. Debería despojarse de su gran gorilismo para poder comprender este proyecto nacional y popular que apoyamos todo el pueblo.
Asociación Madres de Plaza de Mayo”

Cuando el destino se aparta, se extravía, se desvía del origen, algo huele a podrido y no sólo en Dinamarca. Jesús predica la buena nueva de la religión del amor. La Iglesia Católica en Argentina hace un pacto perverso con genocidas y torturadores. Del amor al terror, un extravío sin retorno. Desde ya, el destino no puede copiar al origen. Si lo hiciera, estaríamos ante la evidencia de que no solamente segundas partes nunca son mejores, sino que sólo la eterna repetición es posible. Un más de lo mismo literalmente letal. Entonces, en una cultura no represora, el destino mantiene siempre la esencia del origen, y lo expresa de una forma renovada. Diferente. Creativa. Singular. Por eso, la celebración inalterable del origen es siempre reaccionaria. Apelar a un origen sacro, natural, divino, es el mandato que prohíbe cualquier desvío, que será sancionado con el anatema de la herejía. Y prolija y cruelmente castigado. En estos casos sería imposible la necesaria “revolución dentro de la revolución”, para impedir los mecanismos de burocratización y nivelación para abajo de todo tránsito institucional. En su origen, “gorila” señalaba a la derecha aristocrátrica y no tanto, enemiga brutal de todo intento de lucha popular. “Deben ser los gorilas, deben ser” que popularizó Delfor en la Revista Dislocada. Los gorilas eran la marca del anti pueblo, y no es casual que se multiplicaran después de la Contra revolución Libertadora/Fusiladora. El antiperonismo fue el camouflaje de todos los que querían, aunque quizá de diferentes maneras, aniquilar y arrasar toda forma de poder popular. Ese fue el origen. O sea: claramente combativo, no necesariamente clasista, y con una lectura emocional y racional que podía identificar al enemigo. Cuando la Tendencia Revolucionaria cantaba “que pasa general, que está lleno de gorilas el gobierno popular” o “conformes, conformes general, conformes los gorilas, el pueblo va a luchar”, ya se producía un extravío. Porque gorila era la esencia del antiperonismo. Y esos cantos, llevados a su extremo límite, debían concluir que el general Perón también era gorila ya que de gorilas se rodeaba. O sea: “gorila” de 1974 no era el “gorila” de 1955. Se podrá decir: todo cambia, todo cambia, también cambian los gorilas. El tema a pensar es qué tipo de cambio es ese cambio. ¿Espiral dialéctica o derrape y vuelco? En la espiral dialéctica, retrocedemos para avanzar. En el derrape, avanzamos pero en la dirección contraria. Aunque nos aplaudan, sólo nos espera el precipicio. El abismo. La última voltereta, sin red y con el trapecio roto. Y a veces el tiro del final puede salir. En la actualidad kirchnerista, el diagnóstico, calificación, vituperio, de “gorila” se está usando tan, pero tan, pero tan, pero tan alejado de su origen que ya nadie en su sano y honesto juicio, puede reconocer al enorme simio. Que, exceptuando la Argentina, está en extinción. Estoy por escribir una versión actualizada del tango Malevaje del eterno Discépolo. Lo re bautizaré como Gorilaje, y por supuesto APE tendrá la exclusiva. El que quiera cantarlo, me avisa. Voy a decirlo con la mayor precisión que pueda, que no es demasiada. “Gorila” hoy no quiere decir nada, o sea, nada importante. ¿Qué pueden tener en común Biolcatti con Bayer? Caramba, no lo había pensado. La B. Bueno, además de eso. Con precisión de la que yo carezco, que alguien me diga: ¿qué tienen en común? Lo único que yo veo que tienen en común es que nada tienen en común. Por eso hay diferentes especies de gorilas, con lo cual habría que adjetivar el sustantivo. Por ejemplo: “gorila ruralis”; “gorila anarquicus”; “gorila psicoanaliticus”. Como siempre, el humor es el espejo en el que nadie quiere mirarse. Señalar como gorila hoy ha perdido toda consistencia. No es que no haya, porque algo de lo viejo siempre queda, como decía mi abuela y metía en un cajón el sombrero de pana. Pero en un debate político, institucional serio, señalar como gorila al adversario es…(lo escribo aunque no quiero, porque hago muchas cosas que no quiero) gorila. O sea: arrasar con el otro, aniquilar pensamientos, erradicar opciones, decretar su muerte en vida, limpieza intelectual, proponer manipulación genético histórica, y otros extravíos. Jorge Lanata es uno de los gorilas actuales. Su destino extravió su origen. Pero no lo anula. No lo extermina. Celebrar el aniversario de un diario que él inventó, sin mencionarlo, es otro extravío. La Librería que fundaron las Madres la bautizaron Osvaldo Bayer. Por algo fue. En el Primer Congreso de Salud Mental y Derechos Humanos que organizó la Universidad Madres de Plaza de Mayo, fui miembro del Comité Organizador. Presenté un libro y participé de cuatro paneles. En el informe que se entregó en el Segundo Congreso, no figuro. Vicente Zito Lema tampoco. Podemos ignorar la historia, pero nunca reconstruirla como si fuera un “mecano” o un “rasti”. Por eso creo que es mejor discutir con categorías actuales, que discriminar con cadáveres conceptuales. O mantenemos cierta coherencia con su origen, o abandonamos la tentación de golpear con palos que tienen diferentes astillas. A menos que la decisión política sea construir un masacote de críticos, opositores, enemigos, adversarios, de izquierda, progresistas, derechistas de centro, fascistas de extremos. A ese masacote donde quedan unidos biblia y calefón, masacote cambalache, donde todos somos manoseados, absolutamente discriminador y anti democrático, lo bautizo como Gorilopolio. Intuyo que la tarea de estos tiempos es desarmarlo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Nino, el que murió de frío

Claudia Rafael (APE)

Apenas fue un atisbo de vana voluntad. El último. El definitivo. “Intentó levantarse y cayó al costado de la cama. Ahí quedó”. Esos últimos instantes del Nino son la fotografía pérfida del sistema. Olvidado, derrapó mil veces hasta que ya nunca se pudo poner en pie. Jorge sabe de esas historias. El es veterano de luchas setentistas. Aquellas que en tiempos oscuros lo vieron refugiado y anónimo entre las casuchas de Villa Tranquila, en Avellaneda y que hoy lo saben de regreso en su Mar del Plata natal. Fue Jorge quien bregó hasta lograr que al Nino se le quitara finalmente el mote de NN y se lo pudiera sepultar como Hernán Vergara, chileno, de más de 60. “Buen soldador”, cuenta Jorge a Ape. “Y alguna vez fue encargado de una metalúrgica pero ¿viste cómo es el sistema? Lo dejó afuera. Y todos se olvidaron de que era un ser humano”.

La casilla de Nino estaba anclada en el asentamiento detrás del estadio mundialista de “la Feliz”. Extrañas contradicciones. Ni el Nino ni las decenas de familias que bordean las vías con sus casillas temblorosas supieron siquiera el significado de la felicidad. “Están hechas con maderas viejas de otras casillas, recortes de chapa que van rescatando del cirujeo, cartones rotos. Tienen una sola habitación de unos tres metros por tres. Están muy agrietadas. Y ahí nomás tienen una calle que los divide de un asentamiento menos precario que arrancó allá por los años 60 con gente que trabajaba en las quintas”, pincela Jorge. “Imagináte cómo será que acá, en la Mar del Plata de las vacaciones y el verano para todos había 14 villas en los 70. Ahora...quién sabe cuántas habrá”.

Las gentes como el Nino van al predio a rescatar piezas arqueológicas del sistema. Algún trozo de comida. Cartón. Viejos electrodomésticos. Lo que sea. “Algunos están cooperativizados. Otros van solos, por su cuenta. Ahí donde vivía Nino era lo último de lo último. Los chicos viven muy mal. Supo haber ahí nomás un emprendimiento avícola que dejó los piletones. Y con las lluvias...ahí han muerto chiquitos en estos años”.

El predio es terreno conocido por todos en el lugar. Aunque más no sea por la prepotencia del humo que, cuando se hacen fogatas en el basural, invade escuelas, casas y calles. Está “a unos cuatro o cinco kilómetros de acá. Antes el predio estaba por acá atrás –dice Jorge-. Eso era por el 70 ó 74. Todas las napas se contaminaron. Después lo pusieron como a 20 cuadras y ahora a cuatro o cinco kilómetros”.

Cuando el Nino dejó de hacer ver su cuerpo cansado por las vías, en la zona de Gutenberg y Labardén, los vecinos lo llamaron. Lo fueron a buscar. Y se encontraron con su geografía ya sin respiro. Los bajocero pertinaces tan ajenos al modelo de Mar del Plata/verano/risas/Bristol le tumbaron toda esperanza. “Cuando vieron el cuerpo llamaron a la policía. Que entró. Dejó el patrullero en la puerta. Se quedó ahí todo el viernes. Y desde la Morgue recién llegaron a las 14 del sábado para llevarlo. Era terrible. Estuvo ahí desde el jueves hasta el sábado. Espantábamos a los perros. Era desesperante. El médico escribió el certificado y puso parocardiorrespiratorio-hipotermia. Y en los datos personales de Nino escribió NN. Tuve que ir al Registro Civil a conseguir algún papel. No se encontró ninguna identificación suya. Recién hoy (por el lunes) lo logramos. Pero a nadie le importa ¿sabés? La morgue está llena de cuerpos así. Olvidados”.

De encargado de una metalúrgica y soldador a NN habitante de asentamiento muerto de frío en su casilla de olvidos y abandonos. Icono de esta patria vejadora de quimeras y de mañanas. Que cercó los límites de la dignidad y vetó el ingreso a la tierra de los derechos y el bienestar a los caídos a los acantilados del desempleo. Nino –como cientos, como miles, como decenas de miles, como millones- vio descerrajarse las puertas de la vida estructurada por el trabajo para caer más y más allá. Para perder las certezas. Para olvidar los destinos. Para dejar de saber cuáles son las certidumbres de una vida constituida por la sirena de la fábrica, por el salario quincena a quincena o mes a mes.

Derrapó cientos de veces hasta transformarse en un número vano. NN como las víctimas de la Alemania nazi. NN como los cuerpos de los desaparecidos del Estado terrorista de los 70. NN como un soldado desconocido de un ejército creciente y fantasmal.

Su historia chiquita, sin grandes titulares, que no sacude las telarañas de un sistema que acorraló hace demasiado tiempo la ternura y el abrazo es la historia de los anónimos que vieron victimizados sus días. Pero esa historia chiquita sin grandes titulares es también la pintura oscura y desmadrada de la transformación. De aquel viejo país que atrajo al Nino, chileno y soldador, a la meca de las promesas, a este otro que es capaz de olvidarse de que dentro de una casilla, ahí nomás del estado mundialista y pegadita a las vías marplatenses había un hombre. Que trabaja en el fango, que no conoce la paz, que lucha por la mitad de un panecillo, como escribía Primo Levi. Pero el sistema (también en palabras de Primo Levi los que vivís seguros en vuestras casas caldeadas, los que os encontráis, al volver por la tarde, la comida caliente y los rostros amigos) conduce cínicamente a preguntarse una y otra vez si esto es un hombre.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Tucumán: Enseñaba a leer a los obreros del surco, en Leales, y fue torturado en la Escuelita de Famaillá

PRIMERA FUENTE

Juan Domingo Quiroga sintió desde pequeño la rebeldía de una clase oprimida. Militó en el sindicalismo de base y sufrió las consecuencias de una etapa sangrienta.

Hubo un tiempo en que el pueblo obrero de los ingenios supo que un enemigo poderoso había ganado la batalla y que se venían años de miseria. Fue cuando derrocaron a Perón, en 1955. Y en los años subsiguientes, a medida que los dueños de la riqueza volvían a pisotear los derechos de las mayorías, Perón se convertía en el símbolo de la resistencia. Era palabra prohibida. Juan Domingo Quiroga tenía menos de cuatro años y todavía no sabía leer, pero percibía el enojo de sus mayores y aprendió los signos en que se expresaba la frustración del pueblo. Un día en que los obreros de Leales llevaban adelante una protesta, el niño sorprendió a todos con su iniciativa: sin pedir permiso a nadie cruzó la calle y escribió “viva Perón” en una tapia frente a su casa, con el azul de lavar la ropa.

“Yo ya había visto la frase escrita en letras de molde y aprendí a escribirla. Mi viejo, cuando vio eso, lo borró inmediatamente. Le dio miedo”, cuenta Juan. Era el 17 de octubre de 1956, en pleno paro de la CGT, con los aviones de la Fuerza Aérea sobrevolando el ingenio para amedrentar a los obreros. Su padre apenas sabía leer y escribir, pero tenía escondidos varios ejemplares de “Mundo peronista” y nunca dejaba de hablar de Perón y su política en favor de la clase trabajadora.

“Mi padre murió en 1968, en la pobreza total, a causa de sus problemas con el juego. Era la forma que tenía de evadir la realidad -recordó con amargura-. Yo me fui a trabajar en un aserradero en Lules, que se autodenominaba escuela-fábrica pero en realidad nos explotaban al mil por mil. Unos cien menores trabajábamos ahí. Al año siguiente, como nos debían meses de sueldo, les hicimos un paro y les incendiamos una parva de madera. Eso despertó en mí una rebeldía contra la clase explotadora. Después, en el ingenio, militaba en el sindicato. Iba con otros compañeros al surco y les enseñábamos a leer a los obreros. Los sábados y domingos íbamos a comer con ellos un asado, a ver riñas de gallos, e hicimos una escuelita popular. Así fuimos sumando delegados al gremio. Luego me integré a la Juventud Peronista”.

En una foto histórica del Archivo de La Gaceta, Juan Quiroga aparece cuando tenía 14 años, casi al final de una hilera de estudiantes que marchan detenidos con las manos en la nuca. Es el más pequeño de todos. Fue en 1972, en la Quinta Agronómica, cuando conmemoraron con una manifestación el tercer aniversario del Tucumanazo.

Distintas clases de muerte

Juan fue obrero del ingenio Leales desde los 15 años, con el oficio de carpintero. Aunque anhelaba estudiar para cura en el Seminario, su familia carecía de los medios económicos necesarios. “Me gustaba. Pensaba que desde allí iba a ser útil a la sociedad”, confiesa.

En 1975, con la puesta en marcha del Operativo Independencia, los grupos de tareas allanaron la casa de los Quiroga y -al no encontrar a Juan Domingo- se llevaron detenido a su hermano para obligar al militante a entregarse. Cuando Juan acudió a FOTIA y a la Legislatura en busca de ayuda, le dijeron “no podemos hacer nada”, “en qué andarán ustedes...” Allí se dio cuenta de que lo abandonaban a su suerte y tuvo que buscar otro refugio. De día andaba vestido como un colegial y de noche dormía en el centro asistencial de FOTIA. Poco después lo encontraron en Banda del Río Salí y se lo llevaron a la Regional Este, donde comenzó la tortura. Luego pasó a la Jefatura y a otro lugar desconocido, donde se redobló el castigo, esta vez con los ojos vendados. Escuchaba quejidos y clamores. Pasaron los días, y una tarde escuchó el parlante de una camioneta que difundía una función de cine. Se dio cuenta de que estaba en Famaillá.

“Me la daban con todo. Varias veces pensé que allí iba a terminar mi vida, por la manera en que me golpeaban. Tengo en las piernas un montón de cicatrices”, afirma el activista. En esos días, se publicaron en el diario La Gaceta la denuncia de su desaparición y el pedido de aparición con vida que formuló el sindicato. Varios compañeros de FOTIA, enviados por Atilio Santillán, se la jugaron y llegaron a hablar con el general Acdel Vilas. Lo liberaron a las dos semanas de su detención. Después estuvo internado a causa de sus lesiones. Cuando mejoró, a pedido de su madre, se fue a Buenos Aires. Allí vivió durante diez años casi en el anonimato. La mayor parte del tiempo trabajó en una droguería. “A veces trabajaba hasta 20 horas con tal de no salir a la calle -rememora-. Después, cuando me entero de la desaparición de este amigo, hermano, compañero, Pedro Benicio Silva (dirigente de Leales desaparecido en 1976, a los 22 años), me sentí como un muerto en vida. Preguntaba por alguien y me decían que lo mataron o q
ue estaba desaparecido. Y vivir en una mole de cemento donde nadie me conocía, disfrazado, sin poder hacer lo que yo quería, incomunicado con mi familia... era muy doloroso”.

La política deshonesta le colmó la paciencia

A pesar de las luchas obreras que atravesaron la historia de Leales, la población sigue sometida al clientelismo que auspician los políticos de turno. Esa, al menos, es la visión de Quiroga. A consecuencia de las torturas que sufrió, en 1994 estuvo más de un año sin poder caminar. Un cargo público que desempeñó le acarreó un infarto y una severa crisis nerviosa. “Allí me estalló el bocho y fui a parar al Obarrio -explica-. El detonante fue que yo estaba al frente de una comuna y sufría muchas presiones para que robe para el gobernador de turno. Tuve apretadas de distintos legisladores, de gente que mandaba a buscar plata y nunca les largué un peso. Yo me preguntaba: arriesgué la vida por una convicción ideológica, por una sociedad más justa... No lo hemos logrado ¿para que esté en el poder una banda de delincuentes otra vez? Me fui dando manija y las presiones estallaron”.

Hoy, a los 59 años, Juan sufre padecimientos físicos que provienen de la tortura. A veces casi no puede caminar. Cuando habla de su historia no puede evitar que aflore una intensa emoción en su mirada. Cree que no le quedan muchos años de vida, pero todavía tiene una batalla por delante: poder encontrarse con la hija que nunca conoció. Nació de una relación que mantuvo desde la adolescencia con una chica de su pueblo. “Los abuelos la mandaron a Buenos Aires para separarnos. No me querían porque decían que era subversivo. Ella murió poco después de dar a luz a nuestra hija -relata-. Y esta hija lleva un apellido que no es el de sus padres; ya averigüé el nombre completo, dónde se crió, y estoy haciendo contacto con un tío de su madre, pero va a ser muy difícil. No pretendo otra cosa que conocerla. Y mis otros hijos también quieren conocerla”.

Tucumán y la resistencia peronista

De Ernesto Salas: "Uturuncos. El origen de la guerrilla peronista (1959-1960)”

En 1956 la situación del peronismo en la provincia de Tucumán era similar a la del movimiento en todo el país. El gobierno de la Revolución Libertadora, decidido a borrar hasta el recuerdo de su paso por la política nacional, ordenó que todos los sindicatos fueran intervenidos y el partido proscripto. La Federación Obrera Tucumana de la Industria del Azúcar (F.O.T.I.A.), el sindicato más importante de la provincia, fue descabezada. El interventor, coronel Antonio Spagenberg, procedió a nombrar en cada uno de los ingenios a delegados que no hubieran adherido al peronismo.

En abril de 1956, el interventor de Tucumán denunció la existencia de un plan insurrecional peronista en la provincia. El Ejército fue movilizado y se instalaron puestos de control en San Miguel de Tucumán, mientras se realizaban allanamientos y se detenía decenas de personas en la ciudad capital, en Monteros, Tafí Viejo y Concepción. El gobierno implicó en el levantamiento a militares retirados en combinación con dirigentes sindicales: Respondía además a las orientaciones que en forma reiterada hizo a sus partidarios el presidente depuesto en el sentido de que en un momento oportuno y cuando las circunstancias así lo exigieran todas las fuerzas del Partido Peronista debían pasar de la acción política pacífica a la acción subversiva... El número oficial de detenidos fue de 140. El edificio de la FOTIA fue allanado y muchos dirigentes fueron presos. El 4 de mayo, los obreros de los ingenios Aguilares y Santa Lucía, en solidaridad con los compañeros detenidos (en particular, el ex secretario general del sindicato del ingenio, Rodolfo Zelarayan), fueron al paro. La intervención provincial ordenó el envió de la Guardia de Infantería a ambos establecimientos. La Cámara Azucarera sostuvo que: ...considera oportuno recordar a los trabajadores de la provincia lo que oportunamente expresara el Ministerio de Trabajo y Previsión de que todo paro o acto de cualquier índole que interrumpa o altere el ritmo normal de producción será juzgado y reprimido como grave sabotaje a la Revolución Libertadora. Los obreros de los ingenios volvieron al trabajo cuando fueron liberados sus compañeros,. El 8 de mayo comenzó un paro de brazos caídos en el ingenio Concepción: 900 obreros abandonaron el trabajo en protesta por la detención de Bernardo Villalba y otros dirigentes gremiales. Villalba había sido delegado del ingenio y dirigente de la Federación. Aunque el paro fue declarado ilegal, al día siguiente sólo ingresaron 180 trabajadores que en el transcurso del día abandonaron las tareas.

La situación de los detenidos empeoró en el mes de junio con la intentona del general J.J. Valle. Benito Romano, ex delegado del ingenio Esperanza, al quién el ejército suponía ligado al golpe, se fugó a Bolivia. Su hermano Antonio fue detenido y llevado al subsuelo de la casa de gobierno. Allí se encontró con otros dirigentes peronistas. Lo golpearon duramente y lo liberaron luego de dos días y dos noches. Mientras le pegaban le preguntaban por Benito y su vinculación con el general Valle.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Córdoba, Barrio Ituzaingó Anexo: Médicos sanitaristas confirman fumigación en Ituzaingó

PRENSA RED

Eduardo Molina e Inés Flamini integraron la UPAS 28, que se instaló en barrio luego de los primeros reclamos de las Madres de Ituzaingó. Manifestaron que en 2008 vieron sobrevolar aviones fumigadores en los campos adyacentes al barrio. Detectaron una elevada cantidad de casos de diabetes e hipotiroidismo.

En la tercera audiencia en el juicio por contaminación con agroquímicos testimoniaron los doctores Eduardo Molina e Inés Flamini, quienes integraron la Unidad Primaria de Atención de la Salud (UPAS 28), que se instaló en barrio luego de los primeros reclamos de las Madres de barrio Ituzaingó.

Eduardo Molina, especialista en medicina clínica explicó que la mañana del 1° de febrero del 2008 él fue uno de los que divisó un avión sobrevolando cerca de la unidad de salud donde realizaba sus tareas.

“Estábamos en una pieza donde se hacían las reuniones y por la ventana vi un avión chico, volando de sur a este, a baja altura. Esto me llamó la atención. (…) Si era de color amarillo crema, creo que tenía algo plateado en la panza.” detalló el doctor.

A continuación, siempre en un relato claro, manifestó la sensación que tuvo pocos minutos después del hecho.

“De repente empecé a sentir un gustito dulce en la boca, no puedo especificar bien qué gusto era, pero me comenzaron a arder los ojos tuve una irritación en las vías aéreas altas (…) lo consulté con los que estaban conmigo y ellos sintieron lo mismo.”

Los hechos comentados fueron ratificados por las declaraciones de la doctora Inés Flamini, jefa de Molina de 2006 a 2008, ya que el doctor luego fue trasladado a otro establecimiento.

“Yo siempre entraba a las 8 de la mañana a trabajar, ese día (1° de febrero de 2008), noté una actividad inusual, un avión gris sobrevoló las cercanías del barrio, minutos mas tarde, tipo 8.30, comencé a sentir un ardor en las vías respiratorias, pensé que era producto de un principio de alergia que padezco, pero al ver nuevamente al avión pasar, supusimos que estaban fumigando. En ese momento llamé a la Secretaria de Salud”.

La querella pidió datos sobre la historia de salud del barrio. Es por ello que el doctor Molina explicó cuánto le llamó la atención la cantidad de casos de diabetes y de hipotiroidismo en barrio Ituzaingó.

“Hace más de 30 años que ejerzo y me sorprendí de la cantidad de casos diabetes e hipotiroidismo, fue por ello que comenzamos a hacer un relevamiento casa por casa de los vecinos, (…) después dejé de trabajar ahí, por lo cual no supe de los resultados”.

Molina dejó en claro que cuantitativamente no conocía los resultados, pero si cualitativamente.

También se lo interrogó acerca de sus conocimientos sobre las consecuencias de la exposición de los seres humanos a productos agrotóxicos. Si bien afirmó que no maneja científicamente todos los datos, sabe de los daños de la exposición.

“Sí uno está en contacto directo con los agroquímicos causa efectos sumamente nocivos a la salud de la persona. Es más, hoy en día todavía los banderilleros, las personas que marcan con una bandera donde el avión tiene que fumigar, siguen expuestos a esto. Por ende las personas de la zona periurbana también estarían expuestas a ello. (…) dentro de las consecuencias podemos encontrar trastornos metabólicos, en la piel, transformaciones a niveles genéticos, es decir que influyen en las células generativas"..

Desde la defensa, el doctor Aráoz hizo preguntas con respecto al conocimiento del médico en relación a otras sustancias tóxicas como el arsénico o el plomo. Molina respondió que no tenía conocimiento de los estudios realizados, pero era conciente del alto grado de peligrosidad de la exposición a ellos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Corrientes. Protesta en ingreso al puente: Organizaciones sociales marcharon contra base de Estados Unidos en Chaco

MOMARANDU

Barrios Unidos y Grupo de Estudiantes Comunitarios marcharon este jueves en Corrientes contra el Convenio firmado entre el gobernador del Chaco Milton Capitanich y el Comando Sur -una unidad militar dependiente de Defensa de Estados Unidos-, para instalar un Centro de Ayuda Humanitaria contiguo al aeropuerto de Resistencia. La policía impidió que cortaran el tráfico sobre el Puente General Manuel Belgrano.

Los manifestantes recorrieron varias arterias de la ciudad antes de llegar hasta 3 de Abril y Misiones por donde se dirigirían hasta el Puente Corrientes -Chaco.

En ese lugar fueron detenidos por un vallado policial con lo cual su propósito de interrumpir el tráfico sobre el Puente no se concretó. Si tomaron ocuparon la franja central de la avenida 3 de abril hasta el mediodía.

“La policía no nos permitió que realizáramos este reclamo que es justo y que como dijimos iba ser flexible” dijo Soledad Ros de Barrios Unidos.

“La historia nos dice que problema que tuvimos estuvieron los norteamericanos, como lo fue (la guerra de Malvinas) dijo la referente de Barrios Unidos y denunció “esta base está destinada a robar nuestros recursos, agregó Ros.

“Le pedimos al gobernador Capitanich que revoque el convenio y que devuelva los 3 millones de dólares que recibió de parte de los norteamericanos” explicó.

Diversas organizaciones y personalidades , vienen movilizándose y denunciando , la firma de este convenio que permitiría -según temen-" la intromisión de Estados Unidos , con personal- incluso militar- y equipamientos - como radares , etc- que claramente tienen intenciones de desplegar actividades que nada tienen que ver con cuestiones humanitarias".

Afirman que si bien el Gobierno desmintió esa posibilidad, "nunca mostró las cláusulas del polémico convenio, además recibió los 3 millones de dólares - en carácter de donación - de fondos de la Columna Sur - Fuerzas Armadas de Estados Unidos e incluso el gobernador se encuentra visitando el país del Norte en estos momentos".

Cancillería Argentina a través de sus funcionarios y asesores, admitió la existencia del Convenio y deslizaron críticas. Barrios Unidos convoca a los "sectores populares" a participar de la marcha de este jueves para exigir "se exhiba el Convenio firmado, se deje sin efecto el mismo con el instrumento legal que corresponda y se devuelvan los 3 millones de dólares “donados" por la Embajada de Estados Unidos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Convocan en Chile a jornada en defensa del cobre

PL

Organizaciones sociales convocaron a una jornada nacional de movilización para el próximo 11 de julio, centrada en el llamado a renacionalizar el cobre y recuperar los recursos naturales.

La acción coincidirá con el aniversario 41 de la nacionalización del metal rojo, promulgada por el expresidente y líder de la Unidad Popular Salvador Allende (1970-1973).

En manifiesto dado a conocer en esta capital, los convocantes denunciaron el saqueo constante de los recursos naturales a manos de transnacionales como resultado de un modelo económico que calificaron de desnacionalizador, depredador y excluyente.

Solo nos queda un camino: unir nuestras luchas, nuestras fuerzas, nuestros sueños, nuestras demandas, en pos de un proyecto compartido, subrayaron más de una veintena de agrupaciones sindicales, gremiales y vecinales, además de personalidades e intelectuales.

En los dos últimos años sectores de la oposición y destacados referentes del mundo social como la Confederación de Trabajadores del Cobre (CTC) han insistido en la renacionalización de los principales recursos naturales para poder financiar la educación y otros derechos sociales.

Según el presidente de la CTC, Cristian Cuevas, el pasado año las transnacionales del cobre se llevaron del país 34 mil millones de dólares, monto equivalente al 69 por ciento del presupuesto de la nación.

Esa cifra es mucho más de lo que se entrega en Chile para presupuesto de educación, salud y vivienda y por tanto constituye una agresión a nuestra soberanía.

Reflexionó en la ocasión cómo la estatal Codelco, que a pesar de la expresa prohibición de privatizar contenida en la Constitución, conserva apenas el 30 por ciento de la producción de cobre chileno, aporta anualmente al Estado dos veces lo que entregan las privadas que tienen el otro 70 por ciento.

Así de escandaloso, remarcó, es el despojo que estamos sufriendo los chilenos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...