miércoles, 27 de junio de 2012

Elección presidencial en Estados Unidos y la inevitable polarización

Juan Francisco Coloane (especial para ARGENPRESS.info)

Reelegir presidentes en Estados Unidos es una marca registrada en un sistema político funcionando como el sistema político chileno que privilegia dos coaliciones de mayoría que se alternan en el poder, aunque cubierto con pompa y propaganda. Algunos piensan que el sistema político en Estados Unidos no alcanza ni siquiera a ser el cuestionado binominal chileno porque no se distinguen matices entre los dos partidos mayoritarios, el demócrata y el republicano.

Después de tres años y medio de gobierno no pocos analistas independientes argumentan que Barack Obama marcó pocas diferencias con su antecesor G.W. Bush. El Barack Obama que creó las expectativas de un progresismo de nuevo tipo en las barbas del monstruo imperial, al final, por su insistente afán de gobernar desde el centro en alianzas bipartidistas con los republicanos terminó haciéndose indiferenciado de sus oponentes republicanos.

Esto ha contribuido a la creación de un nuevo tipo de polarización producto del excesivo empeño por arreglar la economía con argumentos de centro que no dañen las estructuras de poder político que se reparten las zonas de influencia así como los tentáculos del capital corporativo dispuesto a comprar políticos. Es la gente que hasta en el mismo Estados Unidos quiere definiciones respecto a su responsabilidad y a la que atañe a las empresas privadas y al estado. Nuevas reglas del juego en el fondo donde no se observe que las reglas son blandas para la concentración del poder económico y muy duras para el asalariado.

Aun considerando esta argumentación, el verdadero debate por la recuperación del sistema de bienestar social desmantelado en la década de 1980 y de la verdadera democracia, recién se inicia a partir de esta contienda entre el progresista Barack Obama que, aspira a su reelección y el conservador Mitt Romney. Con mirada analítica, hasta el izquierdista más recalcitrante debería observar la diferencia de posturas en este plano, como es fue el caso de Holland y Sarkozy en la elección francesa. En Chile el presidente Piñera no representa lo que representa la ex presidenta Bachelet y en Argentina Macri no responde a los mismos grupos que apoyan a la presidenta Cristina Fernández. En definitiva son más que matices los que están en juego en la administración del modelo aunque algunos líderes del progresismo intenten quebrar el molde acostumbrado de proteger mas que alterar el modelo actual de la economía.

Estados Unidos es un país pivote en todo sentido. Lo que pasa allí influye en el resto. A partir de la década de 1980 los neoconservadores han optado por el discurso radical de la reconstrucción del ethos (estadounidense) y por antonomasia la posibilidad de crear la nueva nación. El neoconservadurismo ha insistido en la noción de que en Estados Unidos y en el mundo existen grupos de poder que tienen una “infinita nostalgia” por el pasado y por un regreso del ideologismo de izquierda que suaviza la dureza del sistema económico actual. Esta expresión es la que posibilita al partido republicano y al grupo de poder que apoya a Mitt Romney a impulsar la división que sufre hoy Estados Unidos y que afecta también al resto del mundo.

No sería extraño que durante los últimos meses antes de la elección Barack Obama aparezca en la propaganda republicana como un mensajero externo. No habría que ser muy agudo para ver reminiscencias de la guerra fría y del miedo a la amenaza externa en la propaganda de Mitt Romney.

Es útil recordar que la reelección del Presidente G.W. Bush en 2004 motivó una idea impensada tres o cuatro décadas atrás. Generó lo que ningún Presidente había logrado en más de cien años de historia republicana: sentar las bases de una “izquierda a la estadounidense” que gradualmente derivó en la elección de Barack Obama en 2008.

El predicamento inducido en esa elección, “todos contra Bush, aunque no me guste Kerry”, servía a la estrategia de construir alrededor del Presidente el slogan opuesto. A partir del voto duro conservador se podía construir ese apoyo que le daría la ventaja definitiva para ser reelegido. El slogan consistió en una arenga patriota: “El que no apoya al Presidente es anti norteamericano”. La variable “Resto del mundo contra Bush” significó un elemento clave para conseguir su reelección.

Fiel al dictamen republicano, la estrategia de Romney consiste en ganar adeptos de que no votar por él significa estar en contra de los principios de la nación. De que votar por Obama sería someterse a la amenaza externa y en lo económico a los designios del fracasado Estado de bienestar europeo.

La estrategia republicana está encapsulada en una abstracción y en la esfera de los signos en política. Esto se debe a que la contienda presidencial entre Barack Obama y su rival republicano se produce en un contexto muy diferente -tanto internacional como doméstico- respecto a la elección de 2004.

En 2004 el tema internacional- sobretodo Irak-, era el asunto candente, mientras que la economía no sufría los embates de la crisis financiera que estalla en 2008, la cual persiste y perjudica las posibilidades de Barack Obama para su reelección.

Aunque desde la perspectiva de la supremacía norteamericana Barack Obama exhibe una trayectoria de éxito en el plano internacional, la aprobación del público a su gestión, estacionada alrededor del 47 %, se ve amenazada por una economía que no despega y el desempleo que no cede.

Una mirada a groso modo de las encuestas señala que Barack Obama aún conserva el peso de su figura carismática en el votante y su aprobación excede la de otros presidentes que aspiraban a la reelección. Romney en cambio se refugia en los rasgos de un probable mejor gestor para resolver el tema económico. Algunos sostienen que si el empleo fuera el factor de más peso el ex -gobernador del estado de Massachusetts tendría una ventaja importante. Obama por otra parte es considerado como un líder de carácter y que ha asumido coyunturas internacionales críticas como ningún otro presidente en las últimas décadas.

Independientemente de quién sea el vencedor, se ha producido una efervescencia y la oportunidad se ha instalado en la sociedad norteamericana para debatir temas centrales como los de obtener una mayor igualdad social y una menor concentración de poder económico. Quizás Obama con su discurso no alcance su reelección, sin embargo instaló el tema de la rectificación social y el rol del estado en este objetivo más que ningún otro político desde la era Roosevelt.

Como quizás no ha ocurrido nunca en el pasado, el resultado de esta elección presidencial en Estados Unidos está dependiendo del pulso político europeo y la superación de su propia crisis. El capitalismo global se enredó en su propia madeja asfixiante que es política y que no deja espacios y el mundo político se observa con pocas alternativas que no sea una polarización en las posturas.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Cómo resolver la crisis griega

Salim Lamrani (OPERA MUNDI)

El caso emblemático de la crisis del endeudamiento es Grecia que ha sufrido desde 2010 nueve planes de austeridad de una severidad extrema a los cuales el pueblo griego ha respondido con catorce huelgas generales. No obstante existe una solución.

El caso de la crisis de la deuda griega es un caso de manual e ilustra el fracaso total de las políticas neoliberales. En efecto, a pesar de la intervención de la Unión Europea, del Fondo Monetario Internacional y del Banco Central Europeo, a pesar de la aplicación de nueve planes de austeridad extrema -alza masiva de los impuestos, entre ellos el IVA, alza de los precios, reducción de los salarios (¡hasta un 32% sobre el salario mínimo!) y de las pensiones de retiro, retraso de la edad legal de la jubilación, destrucción de los servicios públicos de primera necesidad como la educación y la salud, supresión de las ayudas sociales y privatizaciones de los sectores estratégicos de la economía nacional (puertos, aeropuertos, ferrocarril, gas, agua, petróleo- que han doblegado a la población (1), hoy la deuda es superior a lo que era antes de la intervención de las instituciones financieras internacionales en 2010. (2)

No obstante, la crisis griega habría podido evitarse. En efecto, habría bastado con que el Banco Central Europeo hubiera prestado directamente a Atenas las sumas necesarias, con la misma tasa de interés con la que presta a los bancos privados, es decir entre el 0% y el 1%, lo que hubiese impedido toda especulación sobre la deuda por parte del mundo financiero. Ahora bien, el Tratado de Lisboa redactado por Valéry Giscard d’Estaing, prohíbe esta posibilidad por razones difícilmente comprensibles si uno se basa en el postulado según el cual el Banco Central Europeo actúa en el interés de los ciudadanos. (3)

En efecto, el Artículo 123 del Tratado de Lisboa estipula que “queda prohibida la autorización de descubiertos o la concesión de cualquier otro tipo de créditos por el Banco Central Europeo y por los bancos centrales de los países miembros, denominados en lo sucesivo “bancos centrales nacionales”, a favor de instituciones u organismos, Gobiernos centrales, autoridades regionales o locales, u otras autoridades públicas, organismos de Derecho público o empresas públicas de los Estados miembros, así como la adquisición directa a los mismos de instrumentos de deuda por el BCE o los bancos centrales nacionales”. (4)

En realidad el BCE sirve directamente a los intereses del mundo financiero. Así, los bancos privados contrataron un préstamo al BCE con la tasa baja de un 0% al 1% y luego especularon sobre la deuda y prestaron ese mismo dinero a Grecia con tasas que van del 6% al 18%, agravando así la crisis de la deuda, que ahora es matemáticamente impagable, ya que Atenas se encuentra en la obligación de contratar préstamos sólo para pagar los intereses de la deuda. (5) Peor aún, el BCE vende a Grecia títulos de su propia deuda a precio de oro, es decir al 100% de su valor, mientras que los adquirió a un 50%, y especula así sobre el drama de una nación.

Por esas razones, resulta imprescindible reformar en profundidad el Tratado Europeo con el fin de autorizar al BCE a prestar directamente a los Estados y evitar así los ataques especulativos del mundo financiero sobre las deudas soberanas, como ha sido el caso en Grecia, Irlanda, España, Portugal e Italia, por citar sólo algunos.

Las lecciones procedentes de la nueva América Latina

Europa tiene mucho que aprender de la nueva América Latina que representan el Brasil de Dilma Roussef, la Venezuela de Hugo Chávez, la Bolivia de Evo Morales, la Argentina de Cristina Kirchner y el Ecuador de Rafael Correa, en términos de lucha contra el mundo financiero y de recuperación de la soberanía y del destino nacional. Todas estas naciones han escogido ubicar al ser humano en el centro del proyecto de sociedad y librarse del peso de la deuda, con el fin de acabar con la influencia de las instituciones financieras internacionales tales como el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial.

El Ecuador del presidente Correo señaló el camino a seguir. En efecto, éste logró disminuir la deuda de un 24% a un 11% del PIB sin aplicar medidas de austeridad. Dicha deuda, contratada en los años 1970 por regímenes dictatoriales, era por esencia ilegítima y entraba en la categoría de deuda llamada “odiosa”. (6)

El concepto de “deuda odiosa”, es decir ilegítimamente impuesta, se remonta a 1898 cuando Estados Unidos, tras su intervención militar en Cuba, decidió decretar unilateralmente la anulación de la deuda que tenía La Habana con Madrid, ya que fue contratada por un régimen colonial ilegítimo.

Entre 1970 y 2009, Ecuador rembolsó 172 veces el monto de la deuda de 1970. No obstante, debido a los intereses exorbitantes que se impusieron a la nación, el volumen de ésta se multiplicó por 53. Del mismo modo, entre 1990 y 2007 el Banco Mundial prestó 1.440 millones de dólares y Ecuador rembolsó a esta institución la suma de 2.510 millones. El servicio de la deuda representaba entre 1980 y 2005 el 50% del presupuesto nacional, en detrimento de todos los programas sociales. (7)

A su llegada al poder en 2007, Correa redujo el servicio de la deuda a un 25% del presupuesto y creó una Comisión para la Auditoría Integral del Crédito Público, con el fin de evaluar la legitimidad de la deuda. (8) La Comisión publicó su informe y consideró que la deuda comercial ecuatoriana era ilegítima. En noviembre de 2008, el presidente Correa procedió a la suspensión del pago de un 70% de la deuda pública.

Consecuencia lógica, el valor de la deuda ecuatoriana perdió un 80% de su valor en el mercado secundario. Quito aprovechó la ocasión para comprar 3.000 millones de su propia deuda por una suma de 800 millones de dólares, realizando así un ahorro de 7.000 millones de dólares de intereses que el país habría pagado hasta 2030.

Así, mediante una simple auditoría, Ecuador redujo, sin gasto alguno, su deuda de cerca de 10.000 millones de dólares. La deuda pública pasó de un 25% del PIB en 2006 a un 15% en 2010. En el mismo tiempo, los gastos sociales (educación, salud, cultura, etc.) pasaron de un 12% a un 25%. (9)

Europa debe seguir el camino que ha señalado la nueva América Latina. En efecto, el problema de la deuda pública no puede de ningún modo resolverse mediante la aplicación de medidas de austeridad políticamente desastrosas, socialmente injustas y económicamente ineficientes. Las olas de privatizaciones de sectores claves de la economía nacional y la destrucción de los derechos sociales duramente conquistados tampoco son la solución para una deuda matemáticamente impagable. No obstante, la solución es simple: que el Banco Central Europeo preste directamente a los Estados con la misma tasa de interés que la reservada a los bancos privados y que el poder de creación monetaria sea una exclusividad de los bancos centrales. El interés general debe prevalecer sobre el de los bancos privados. ¿Quién se atreverá en Europa a tomar ejemplo del Nuevo Mundo latinoamericano y tendrá la valentía política de enfrentarse al mundo financiero?

Salim Lamrani es Doctor en Estudios Ibéricos y Latinoamericanos de la Universidad Paris Sorbonne-Paris IV, Salim Lamrani es profesor encargado de cursos en la Universidad Paris-Sorbonne-Paris IV y en la Universidad Paris-Est Marne-la-Vallée y periodista, especialista de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos. Su último libro se titula Etat de siège. Les sanctions économiques des Etats-Unis contre Cuba, París, Ediciones Estrella, 2011, con un prólogo de Wayne S. Smith y un prefacio de Paul Estrade.

Notas:
1) Le Figaro, « Grèce : les 10 nouvelles mesures de rigueur », 13 de febrero de 2012.
2) Comité pour l’Annulation de la Dette du Tiers monde (CADTM), «Le CADTM dénonce la campagne de désinformation sur la dette grecque et le plan de sauvetage des créanciers privés», 10 de marzo de 2012. http://www.cadtm.org/Le-CADTM-denonce-la-campagne-de (sitio consultado el 29 de abril de 2012).
3) Le Monde Diplomatique, «Les Irlandais rejettent le Traité de Lisbonne», 13 de junio de 2009. http://www.monde-diplomatique.fr/carnet/2008-06-13-Les-Irlandais-rejettent-le-traite (sitio consultado el 29 de abril de 2012).
4) Tratado de Lisboa, Artículo 123.
5) Comité pour l’Annulation de la Dette du Tiers monde (CADTM), «Le CADTM dénonce la campagne de désinformation sur la dette grecque et le plan de sauvetage des créanciers privés», op. cit.
6) Jean-Luc Mélenchon, «Comment l’Equateur s’est libéré de sa dette», http://www.jean-luc-melenchon.fr/arguments/comment-lequateur-sest-libere-de-la-dette/ (sitio consultado el 13 de junio de 2012).
7) Ibid.
8) Comisión para la Auditoría Integral del Crédito Público, julio de 2007.
9) Guillaume Beaulande, «Equateur : le courage politique de dire non à la dette et au FMI», Place au Peuple 2012, 14 de diciembre de 2011.

Fuente imagen: CSMONITOR

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

¿Que advierte la destitución de Fernando Lugo?

Guillermo Navarro Jiménez (especial para ARGENPRESS.info)

Más allá de la ilegal destitución del Presidente Fernando Lugo -por el irrespeto al debido proceso-, la medida adoptada por el senado paraguayo permite advertir una serie de elementos que, a nuestro criterio, deberían ser objeto de consideración por parte de quienes ostentan el poder político en los países progresistas de América Latina, para evitar la réplica de similares experiencias en el futuro cercano. Los elementos que consideramos deben plantearse y analizarse, a la luz de la realidad concreta de cada uno de los países de la región, son las que se precisan inmediatamente, con especial referencia a la realidad ecuatoriana.

1. En el marco de la lucha ideológico-política, es evidente que la oposición ha posicionado la tesis liberal que propone la división de poderes como elemento propio, sine qua non de la democracia. En este campo la respuesta de las fuerzas progresista ha sido inadecuada, timorata y descaminada, puesto que se han allanado a esa conceptualización, dejando de lado un hecho incontrovertible: la división de poderes ha sido siempre y es una ficción en todos los países "democráticos" de América Latina, puesto que el poder que ejercen las clases dominantes constituye una unidad, lo ejercen tanto a nivel del ejecutivo, como del legislativo y el poder judicial. Esta tácita aceptación, inevitablemente condujo a una suerte de negación del derecho de las fuerzas progresistas a copar los tres poderes, como recurso para poder avanzar en el proceso transformador, sin percatarse que con ello estaba legitimando un mecanismo que, en la historia reciente de América Latina, ha sido de gran y eficiente utilidad para destituir presidentes progresistas elegidos democráticamente, cual es el caso de los presidentes Zelaya en Honduras y Lugo en el Paraguay. Recurso al que, sin duda alguna, acudirá la oposición en el Ecuador, de lograr una mayoría parlamentaria en las próximas elecciones.

2. El Presidente Rafael Correa, al igual que Fernando Lugo y, especialmente, el presidente Hugo Chávez, en forma reiterada invocan la democracia formal, acuden al "electoralismo", al recalcar y poner énfasis en los triunfos electorales alcanzados en las últimas elecciones como su razón de ser. Esta tesis oculta que el "electoralismo", cuando no existen estructuras políticas que, por una parte, intermedien las relaciones masa-partido-líderes, y, por otra, otorguen direccionalidad estratégica a los procesos de transformación -cual es el caso del Presidente Hugo Chavez en Venezuela, si recordamos que el PSUV se constituyó años luego del primer triunfo electoral, o del Presidente Rafael Correa, quien hasta la fecha cuenta tan sólo con un movimiento producto de la amalgama de movimientos de todo el espectro político-, inevitablemente conduce al "hiperliderazgo", con las consabidas secuelas: la erosión del posicionamiento político de los funcionarios públicos que afecta a futuras postulaciones electorales por limitaciones, autoimpuestas o impuestas, a su pensamiento crítico, a un pensamiento y decisiones autónomas que los identifique; y, por el desarrollo del oportunismo que propicia en las filas de sus organizaciones que, en este caso, debilita las posibilidades electorales de la organización, por el consabido desprestigio que acompaña al oportunismo. En el caso del Ecuador el "hiperliderazgo", para su consolidación, en forma equivocada ha recurrido a constantes pronunciamientos presidenciales en contra de la Asamblea Nacional en forma generalizada, con lo que igualmente ha erosionado la capacidad electoral de sus actuales asambleístas, sin percatarse que el ámbito en que se jugará su futuro será, precisamente, la Asamblea Nacional. Lo anotado señala que si bien la existencia de un líder, sea cual sea el proceso político que se desarrolle, es inevitable y necesario, no lo es un hiperliderazgo de las características que se desarrolla en el Ecuador, puesto que más temprano que tarde demostrará sus falencias e incluso su ineficiencia electoral.

3. Dadas las limitaciones de los movimientos políticos que posibilitaron la elección de los países capitalistas progresistas de América Latina, el acudir a alianzas con las más diversas organizaciones sociales y políticas es una constante. Alianzas que se debilitan durante el ejercicio del poder hasta el punto de convertirse en fuerzas opositoras con gran capacidad de decisión o de movilización. El caso del Paraguay es paradigmático: el partido liberal, aliada del ex Presidente Lugo, fue parte del complot legislativo para su destitución, una vez que se retiró del gobierno y se alió con el partido Colorado. En el Ecuador, esta disquisición es de gran importancia, ya que se constata un retiro de fuerzas inicialmente aliadas, por distintas razones que han vuelto incluso precaria la mayoría en la Asamblea Nacional indispensable para la aprobación de leyes que sustenten la transformación, a más de convertirse en una oposición cerrada, intransigente, poco reflexiva por causas tales como el desarrollo minero, las reformas educativas y judiciales, o el carácter de las consultas pre legislativa o para la ejecución de determinados programas y proyectos. Cambios que el ejecutivo no ha tratado como contradicciones en el seno de una alianza sino a través de una abierta confrontación, como si de enemigos de clase se tratase, sin considerar las repercusiones que ello podría generar en el futuro cercano, principalmente para captar la mayoría en la Asamblea Nacional. Lo ocurrido a nivel del senado paraguayo es necesario considerar para enmendar rumbos, en el propósito de consolidar una alianza amplia que posibilite un triunfo electoral en el 2013, no sólo del líder a la presidencia, sino de una mayoría en la Asamblea Nacional. El persistir en la confrontación con potenciales aliados augura un futuro electoral incierto.

4. Sí bien en los países capitalistas con democracias representativas es el proceso electoral el que formalmente legitima a un gobierno, su legitimidad real depende de la eficacia y eficiencia que demuestra el equipo gobernante durante el ejercicio del poder para satisfacer las demandas de transformación por las cuales se pronunciaron, en forma mayoritaria, los pueblos de los países progresistas de América Latina. Eficacia y eficiencia que se sustenta en la capacidad del líder -el cual opera en el marco de sus potencialidades y debilidades ideológicas y políticas-, para adoptar una política pública con un alto contenido social, como en el Ecuador y Venezuela, posición que asegura una base social importante. Base social cuya presencia adquirió enormes dimensiones en los conflictos sociales como el golpe de Estado venezolano o en el intento de golpe de Estado en el Ecuador del 30 de septiembre. Base social ausente en el caso de Paraguay, en el cual el número de opositores a la decisión parlamentaria fue extremadamente débil. En consecuencia, es necesario advertir que sólo una política pública de gran contenido social puede asegurar el apoyo necesario e indispensable para neutralizar los golpes parlamentarios, por lo que es imprescindible persistir y profundizar en esta línea de acción.

5. La altísima concentración de la propiedad de la tierra y la concomitante injusta distribución de la mismas es, sin duda alguna, uno de los principales problemas a ser considerados por los gobiernos progresistas de América Latina. En este campo el ex presidente Lugo se restringió a la adjudicación de tierras bajo la legalidad imperante, por lo que, simultáneamente, reprimió duramente las ocupaciones de predios por parte de los campesinos sin tierra, demostrando incapacidad política para rebasar los límites impuestos por el ordenamiento económico y social capitalista. Situación que deberán considerar los presidentes de los países progresistas, no sólo para ampliar su base social como resultado de la redistribución de la tierra, sino y principalmente para persistir en la tan anunciada transformación. Problemática que, por otra parte, exige adoptar nuevas formas de adjudicación de las tierras para evitar la contradicción que genera la tradición jurídica que impera en nuestros países: propiedad privada sobre el suelo y estatal, social sobre el subsuelo. Sería prudente considerar como fórmula de solución a la contradicción planteada, limitar la entrega del suelo al usufructo, incluso con derecho a heredarlo, lo cual no afecta a los campesinos adjudicatarios, puesto que el objetivo de disponer un bien productivo no es otro que el disponer privadamente de los beneficios económicos que puedan generar. Figura que, por cierto, se aplica en muchas otras ramas, como es el caso, por ejemplo, de la concesión de frecuencias de radio y televisión.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina. Boletín estadístico del mercado laboral: En los últimos seis meses se destruyeron 328.518 puestos de trabajo

IPYPP

.

Sintesís

* Durante el primer trimestre del año 2012 la tasa de empleo cayó en un 1,6% ubicándose en un 42,3% y la tasa de desocupación creció casi un 6%, pasando del 6,7% al 7,1%. Como consecuencia de lo anterior, tasa de actividad cayó en un 1,2%.

* En términos poblacionales, la dinámica laboral descripta, significó la destrucción de 222 mil puestos de trabajo y un incremento en la cantidad desocupados de más de 57 mil personas.

* Si bien las evoluciones trimestrales pueden estar atravesadas por efectos estacionales, el margen de deterioro de este período toma importancia al constatar que:
- Desde el año 2007 se experimenta un estancamiento en la generación de empleo, en torno a los 240 mil puestos de trabajo anuales creado, por debajo del crecimiento poblacional en edad activa.
- La caída del empleo comenzó con anterioridad: durante el cuarto trimestre del año 2011 se verificó una destrucción de poco más de 106.000 puestos de trabajo que acumulados (junto con la caída experimentada al 1er trimestre del 2012) significan una caída en la población ocupada de 328.518 personas.

* Sin embargo, al analizar todo el año 2011 se observa que fue el período de mayor recuperación del empleo desde el recesivo año 2009. Pero conviene señalar que la ampliación del empleo experimentada en este período se sentó sobre la base de una mayor precarización laboral:

- Al 4to trimestre de 2011, el 42,5% de los ocupados percibe ingresos inferiores al salario mínimo, (más de 6,8 millones de trabajadores) como producto de un aumento durante el período analizado que consistió en que 392 mil trabajadores más no llegan a cobrar el nivel salarial mínimo.
- La tasa de asalarización informal es del 34,2%, mostrando un leve crecimiento durante el 2011, pasando de 4.087.671 trabajadores a 4.221.737 (134 mil asalariados no registrados más).
- Al finalizar el 2011 más de la mitad de la fuerza laboral (53,6%) atraviesa alguna modalidad precaria en su inserción laboral, es decir, más de 8,8 millones de trabajadores. Esta magnitud ha crecido un 2,3% durante el 2011 y se expresa en 312 mil trabajadores más en estas circunstancias.

* Los principales sectores generadores de empleo durante el último año fueron la Construcción y algunos relacionados con la producción de servicios (Servicios de transporte, almacenamiento y de comunicación, Servicio doméstico y Servicios Sociales y de Salud).


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

El Impuesto a las Ganancias y el problema social en la Argentina

ACTA

En un comunicado de prensa que lleva las firmas de Pablo Micheli y Ricardo Peidro, la Central de Trabajadores de la Argentina dio a conocer su postura ante el intento de la Presidenta de descalificar los reclamos de los trabajadores y trabajadoras argentinos.

"El intento de la presidenta Cristina Fernández de descalificar los legítimos reclamos de los trabajadores contra el pago del Impuesto a las Ganancias, en tanto y en cuanto para nosotros el salario no es ganancia, pone al desnudo la situación de precariedad laboral y magros ingresos que alimentan los actuales niveles de conflictividad social en nuestro país.

La Presidenta reveló, que “el 19 por ciento de los empleados pagan el impuesto” y que el resto, es decir el 81% “no llega a los mínimos no imponibles”. La verdad es que actualmente existen 8.800.000 (el 53,6 por ciento de la fuerza laboral) que están en situación de precariedad y el ingreso promedio no llega a los $3.000, cuando la Canasta Familiar en la zona Metropolitana supera los $7.200. Si a esto le agregamos que en los últimos seis meses se destruyeron casi 329.000 puestos de trabajo, tenemos una radiografía del problema social de la Argentina.

Derogar el Impuesto a las Ganancias y eliminar el tope de las Asignaciones Familiares no obsta para que sigamos con nuestras reivindicaciones históricas para acabar con la desigualdad social marcada a fuego por el incremento del trabajo en negro, los bajos salarios, la precariedad y la tercerización laboral.

La resolución de la actual dispersión de los salarios, no será podando los haberes medios a través de la imposición de tributos al ingreso, sino elevando el piso mínimo a todos los trabajadores.

La CTA ratifica su reclamo por la urgente convocatoria al Consejo del Salario, la Productividad y el Empleo, para fijar un Salario Mínimo, Vital y Móvil de $5.000, la eliminación del Impuesto a las Ganancias y avanzar en una Reforma Impositiva de carácter progresiva para que definitivamente paguen más los que más tienen".

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Los recursos previsionales son de los trabajadores

Víctor Mendibil (ACTA)

El 13 de noviembre de 1992 miles de jubilados encabezados entre otros por Miguel Zárate, Luís Cortadi, Imizkos, Formento y también Norma Plá, entre tantos que ya hoy no están pero que dieron su último aliento en la pelea por sostener un sistema solidario de reparto de las jubilaciones, protagonizaban la Marcha Federal de las Antorchas, afirmando que los trabajadores “encendían la esperanza”.

Para ellos era esperanzador también verse rodeados de militantes que organizaban el Congreso de los Trabajadores Argentinos, primer paso en la construcción de la CTA. Al año se presentaba en el Congreso de la Nación un millón de firmas contra la privatización del sistema de seguridad social, exigiendo la realización de una consulta popular.

Han pasado veinte años de luchas diarias, más de mil miércoles frente al Congreso de la Nación donde la Mesa Coordinadora de Jubilados alzara la bandera de la dignidad de los trabajadores, peleando por sus derechos.

Cuando definitivamente se recuperan los fondos de las AFJP para ser retornados al ANSES y, así administrados para beneficio de sus “interesados”, (jubilados y pensionados),todos festejamos y saludamos esa decisión soberana, (porque nos imaginábamos que se terminaba la apropiación de los recursos previsionales), donde con el dinero de los trabajadores se construyera la base de un fondo para alimentar el mercado de capitales un absurdo, solo imaginable en las condiciones del “capitalismo popular” promovido en los 90, durante el delirio menemista.

Al estatizarse las AFJP en plena crisis mundial, con caída de bancos, de la Bolsa y fuga de capitales, ni los bancos propietarios de las AFJP protestaron esta estatización.

Pero si se verificó una demanda de las empresas y del conjunto del estado para usar esos fondos provisionales. La mejor prueba del uso de esos fondos es que sirvieron en plena crisis mundial para asistir financieramente a la General Motors.

Todos los gobiernos buscaron utilizar los fondos previsionales, cada uno con sus argumentos siempre apoyándose en los consensos obtenidos por el voto popular.

El martes 12 de junio se anuncio Plan de Crédito Hipotecario por veinte mil millones de pesos a financiar por la ANSES, cuyos destinatarios son personas de dieciocho a sesenta y cinco años. La ANSES, excluye a los jubilados de un beneficio habitacional que también sufren, porque es obvio que los jubilados superan los 65 años.

Se ha generado una gran expectativa, son miles los que piden un turno en el banco Hipotecario o que irán a sorteo por 200.000 mil o 350.000 mil pesos, con tasa de interés del 2 al 15 %, lo que supone un beneficio extra ante una inflación del orden del 25 %. ¿Quien financiara este subsidio? ¿Acaso el mismo fondo de ANSES?

Está claro que se posterga nuevamente la solución a los jubilados, donde el 73 % de seis millones de jubilados nacionales perciben la mínima, que todos sabemos, no alcanza a satisfacer la necesidad de nuestros mayores.

Compartir los recursos de la ANSES en diversos programas sociales distorsiona el régimen previsional considerándolo un recurso fiscal más.

Los recursos provisionales son de los trabajadores, generados con aportes propios y de las patronales para asegurar un ingreso previsional suficiente para una calidad de vida adecuada, que se estima en el 82 por ciento del ingreso de los activos. Los trabajadores pasivos resignaron ingresos por 20 años para beneficiar las ganancias y la acumulación capitalista, que se expresa en el bajo ingreso de los trabajadores activos, más de un tercio es informal según (el INDEC) los aportes fueron reducidos en tiempo de Menem-Cavallo y nunca restituidos.

Los jubilados y los trabajadores en actividad somos estafados recurrentemente.

Los recursos previsionales son de los trabajadores y nosostros debemos gestionarlos.

¿Eso supone eliminar el plan de creditos para resolver el déficit habitacional? De ningún modo. Lo que decimos es que deben asignarse recurso fiscales especiales y no acudir a una nueva expropiación de los recursos previsionales de los trabajadores.

Nuestra propuesta para asegurar el 82 % móvil a los jubilados, sostenida sobre la base de la mejora de los ingresos populares supone desafiar el modelo productivo y de desarrollo capitalista en curso.

La propia Presidenta recientemente le expresaba a empresarios estadounidenses que hay que estimular la economía, lo que supone políticas activas, por ejemplo, en la construcción, es por eso que el gobierno nacional acordó con grandes empresas transnacionales la recuperación del sector de la construcción, lo que supondrá jugosas ganancias para esos operadores que hasta ahora se sostuvieron en la especulación y en la inversión para la renta financiera e inmobiliaria.

Necesitamos otro modelo productivo y de desarrollo, lo que requiere mayor unidad de los que luchan y, mayor organización popular para desafiar el consenso de lo posible y construir otra economía para otra sociedad que soñaron y por la que lucharon y dieron la vida, los que hace mas de veinte años, todos los miércoles, se concentran frente al Congreso de la Nación.

Víctor Mendibil es Secretario General de la Federación Judicial Argentina (FJA-CTA).

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Trabajadores defienden la democracia y también sus derechos

Irina Santesteban (LA ARENA)

Desde que el titular de la CGT, Hugo Moyano, convocó a una movilización a Plaza de Mayo para hoy, el gobierno nacional y la propia presidenta han tratado de presentar esa convocatoria como "desestabilizadora".

Comenzando por el principio, Hugo Moyano fue el principal aliado en el movimiento obrero organizado del gobierno de Néstor Kirchner primero y de la actual presidenta Cristina Fernández, después, hasta hace poco más de un año.

Dentro de la CGT, Moyano se enroló en el Movimiento de Trabajadores Argentinos (MTA) durante la década menemista, mientras el resto de la dirigencia cegetista como Oscar Lescano (Luz y Fuerza), Gerardo Martínez (Uocra, construcción), José Pedraza (Unión Ferroviaria), Rodolfo Daer (alimentación), etc., no sólo apoyaron al gobierno de Carlos Menem, sino que fueron beneficiados con múltiples negocios derivados de las privatizaciones.

Moyano fue un férreo opositor de la precarización laboral, tanto es así que en el corto gobierno de la Alianza fue el que denunció la "Banelco", el caso que destapó la compra de votos en el Senado, para que se aprobara la reforma laboral, que traería más perjuicios a los que ya venía sufriendo la clase trabajadora argentina.

Modelo sindical

Esto no quiere decir que Moyano sea un genuino representante de los trabajadores, sino más bien un dirigente que supo construir un poder muy grande, amparado desde el gobierno, y que usó parte de ese poder para beneficiar a los afiliados de su sector con altos ingresos y sanatorios que no tienen nada que envidiarle a los grandes centros privados.

Otra buena parte de ese poder la tiene Moyano en intereses no tan gremiales, como en el Belgrano Cargas, tren privatizado, y en empresas de recolección de residuos, como Covelia, aunque él niega que sea de su propiedad.

Su modelo sindical, que es el que levanta el peronismo tradicional, es el del sindicato único por rama de producción y una central única de trabajadores. A esa concepción adhirió Kirchner y también la actual presidenta, y por eso nunca le dieron la personería gremial a la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA), a pesar de que un muy voluminoso expediente duerme el sueño de los justos en algún escritorio del Ministerio de Trabajo de la Nación. La propia Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha recomendado a la Argentina que debe respetar el Convenio 87, del año 1948, suscripto por nuestro país, y que se llama "Convenio sobre la libertad sindical y la protección del derecho de sindicación", y no puede obstaculizar por vía administrativa la personalidad gremial que solicita desde hace años la CTA.

Disputa de negocios

Al interior de la CGT, los "gordos" se enfrentan a Moyano no porque defiendan la democracia sindical o los derechos de los trabajadores, sino porque ven en el camionero a un líder que les disputa negocios y hasta su propio caudal de afiliados.

Hay que recordar que muchos gremios argentinos tienen la "sindicalización obligatoria", establecida en los convenios colectivos de trabajo, y que dispone que todo trabajador, al momento de ingresar formalmente a un trabajo, se afilia al sindicato de la rama de producción que se trate. Así sucede con ATSA (sanidad), Comercio, Utedyc, y otros muchos gremios que tienen así miles de trabajadores "cautivos".

En cuanto a la democracia interna, es bueno recordar que en la Argentina, sólo el 13 por ciento de los establecimientos de trabajo tiene delegados de base y comisiones internas. El resto, está carente de esta herramienta de representación sindical directa, establecida en los artículos 40 y siguientes de la Ley de Asociaciones Sindicales (Ley N° 23551).

Por estas razones, es que en 1992 nace la CTA, en abierta oposición a estos "sindicalistas empresarios" y pregonando un modelo gremial abierto, democrático y pluralista.

Hoy no sólo la CGT está dividida entre moyanistas y los "gordos"; también la CTA está fracturada desde 2010, en dos partes, una dirigida por Pablo Micheli (ATE) y la otra por Hugo Yasky (Ctera, docentes).

Reclamos

El núcleo del reclamo de Moyano es hoy el Impuesto a las Ganancias y las Asignaciones Familiares. En el primer caso para que se elimine dicho tributo, con la consigna de que "el salario no es ganancia", concepto que es muy compartido en el mundo gremial. En el segundo, porque desde que Domingo Cavallo en los 90, modificara la base para poder percibir las asignaciones familiares, imponiendo escalas conforme el ingreso del trabajador, muchos asalariados dejaron de percibir este beneficio. En ese momento, se suprimió la asignación por esposa, por familia numerosa y por escolaridad de familia numerosa. Para los trabajadores jefes de familia con varios hijos, fue una quita importante en sus salarios.

Hoy, al calor del "modelo nacional y popular" que según la presidenta Cristina Fernández es el que más conquistas les ha otorgado a los trabajadores, éstos redoblan la apuesta y pretenden recuperar las cosas que fueron perdiendo en los años duros del neoliberalismo.

Así, se recuperaron las paritarias, como herramienta de negociación colectiva para que trabajadores y empresarios acuerden, con la mediación del Ministerio de Trabajo, salario y condiciones de trabajo. Durante muchos años, Moyano fue el que le ponía el "techo" a las paritarias, y pocos gremios podían salirse de ese límite, impuesto por el entonces aliado incondicional del gobierno kirchnerista.

También se recuperó empleo formal, aunque todavía un 32,4 por ciento de los trabajadores no tiene aportes jubilatorios, ni los beneficios que les otorga la legalidad.

Límites del modelo

Pero que hoy tanto la Presidenta como el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, minimicen el efecto negativo en los salarios, de la aplicación del Impuesto a las Ganancias, utilizando las estadísticas del empleo informal, o de los bajos salarios, habla por sí solo de los límites del "modelo nacional y popular". Según Cristina y el ministro Tomada, el impuesto a las ganancias sólo afecta al 19 por ciento de los trabajadores formales. Esto es un universo de más de dos millones de asalariados, y es evidente que el resto, casi 7 millones, están por debajo del mínimo no imponible, en un caso de 5.872 pesos (para los solteros) y de 7.998 pesos (para los casados con dos hijos).

Cualquier familia sabe que ninguna de esas cifras puede ser considerada "ganancia". En todo caso, quienes sobrepasan esos mínimos, tendrán un mejor nivel de vida que seguramente utilizarán en mayor consumo de bienes materiales o espirituales, según el nivel cultural de la familia. Habrá vacaciones, o salidas al cine o a un restaurant, o quizás refacciones en la casa familiar. ¿Eso es ganancia, para este gobierno?

Por ello, mal que les pese a la presidenta y a quienes hoy denostan la movilización de Moyano como "destituyente", éste ha sabido interpretar un sentimiento muy fuerte en un núcleo importante de trabajadores. Que son los de mejores ingresos, es cierto, pero no por ello, son menos atendibles sus reclamos.

Reforma tributaria

Ni Moyano ni quienes apoyan su movilización están pidiendo que para eliminar el Impuesto a las Ganancias, se supriman las conquistas sociales como la Asignación Universal por hijo, o la jubilación del ama de casa, o las cooperativas de trabajo para los desocupados.

Para quienes desean una Argentina con "verdadera inclusión", los fondos del impuesto a las Ganancias que dejen de pagar los trabajadores, si se elimina éste para la categoría 4° (salarios), debe provenir de una verdadera reforma tributaria que instaure un sistema progresivo y no regresivo. Que grave las grandes fortunas, que imponga Ganancias a la renta financiera, que aumente los impuestos a los inmuebles rurales cuyo valor real se cuadruplicó en los últimos años (tal como tibiamente ha hecho la provincia de Buenos Aires), etc.

Así habrá incluso más fondos de los que hoy se recaudan con el mencionado impuesto, aplicado a los salarios.

Ataques

Se equivoca y mucho la presidenta cuando ataca a los trabajadores. Lo hizo con los docentes en su discurso de apertura del Congreso en marzo de este año, criticando sus "cuatro horas de trabajo y tres meses de vacaciones", demostrando una ignorancia imperdonable en relación a la tarea del maestro. Se equivoca cuando atribuye a todos los dirigentes sindicales un nivel de vida ostentoso, y da pie para que algunos le contesten comparando su nivel de vida con el del presidente uruguayo, José Mujica, humilde hasta lo impensado. Muchos gremialistas se han enriquecido y muchos otros permanecen humildes y viven de su salario.

Se equivoca también cuando denuncia penalmente a los dirigentes sindicales que bloquearon durante un día y medio una destilería, pero no hizo lo mismo con las organizaciones agropecuarias de la Mesa de Enlace, que cortaron rutas durante cuatro meses en 2008.

Se equivoca cuando impone cuatro millones de pesos de multa al Sindicato de Camioneros por desoír la conciliación obligatoria, mientras que al laboratorio Glaxo, por la muerte de 14 niños a raíz de ensayos con vacunas, sólo lo multó con 400 mil pesos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Casa por mano propia

Germán Mangione (MARCHA)

Hace varios meses que en la localidad de Villa Gobernador Galvez, provincia de Santa Fe, un grupo de vecinos realizó una ocupación de tierras en reclamo por una vivienda propia. La crisis habitacional que afecta a la provincia, una realidad que se vive en todo el país.

La provincia de Santa Fe es el segundo distrito del país con mayor déficit habitacional, según el informe realizado por la Fundación Apertura en base a datos de la Encuesta Permanente de Hogares, el Consejo Nacional de la Vivienda, el Ieral y el censo 2010. Las 309.567 viviendas que harían falta para solucionar uno de los principales problemas estructurales de la provincia no aparecen. La localidad de Villa Gobernador Gálvez parece ser la señal de alerta de que los santafecinos que no poseen un lugar para vivir han decidido resolver el problema organizándose y avanzando sobre la gran cantidad de tierras vacías y abandonadas que abundan en el territorio provincial.

Desde hace mas de tres meses mas de 2500 familias ocupan 14 terrenos que hasta ese momento se encontraban, en su mayoría, vacíos, poblados de yuyales y en muchos casos utilizados como gigantescos basurales alrededor de los barrios mas populares de la ciudad. El municipio de Villa Gobernador Gálvez que alberga más de 50 mil santafesinos se encuentra inmediatamente al sur de la ciudad de Rosario. La ciudad gobernada desde hace décadas por el peronismo (salvo el periodo 2007-2011 en manos del Frente Cívico) en la figura de Pedro Gonzáles no ha podido solucionar los grandes problemas estructurales que afectan principalmente a los barrios populares y de bajos recursos. Sólo el 5% de la ciudad tiene cloacas y hace 8 años que no se construyen viviendas en la ‘ciudad obrera’, donde están afincados grandes frigoríficos como Swift, Paladini y Sugarosa.

“Nosotros empezamos en marzo la primera ocupación” cuenta Estela Gauna, ocupante en una de las tomas y militante barrial dela Corriente Clasista y Combativa. Después de esa primera ocupación, la necesidad negada hizo el resto. Como una mancha de aceite se fueron multiplicando las tomas hasta llegar a las 14 actuales que ocupan mas de20 hectáreas.

Los funcionarios municipales ante esta situación solo atinaron, previas declaraciones en los medios con amenazas de quemar las casa precarias, a realizar una denuncia penal e instaron a los propietarios de las tierras (Sugarosa, Metalsur, la carrocera Saldivia, la fábrica de semirremolques y acoplados Montenegro, y Paladini) a hacer lo mismo. Esto desembocó en el violento desalojo de una de las tomas a manos de 500 policías provinciales tras la orden del juez de la Correccional 3ª Ignacio Vacca. Sin embargo esto no mermó la fuerza y la organización de las tomas, que respondieron con cortes de ruta en toda la ciudad.

Ocupando y organizados.

Cansados de vivir amontonados, hacinados, pagando alquileres altos por una piecita de dos por dos, decidieron salir de esa situación y empezar a soñar con la posibilidad de un terreno propio. La mayoría de los ocupantes son parejas jóvenes con hijos. Muchos de ellos vivían con su mamá, con su papá o con los suegros. Según un censo organizado por los mismos ocupantes, en las tomas, la composición es en un alto porcentaje de obreros de la General Motors, de la carne, metalúrgicos, de la construcción y amas de casa.

Según cuenta Estela: “Se hacen asambleas muy grandes, donde se discute que no queremos hacer villas, que queremos que sea un barrio, por eso se discutió hacer loteos, se discutió las medidas del terreno, que haya sólo un terreno por familia, que no se vendan las tierras, seguridad, no a la droga. Y se discutió también en asambleas masivas ir a reclamar a la Municipalidad la expropiación de esos terrenos que están sin ocupar desde hace años”.

En el documento firmado por las “Familias ocupantes de Villa Gobernador Gálvez”, donde se explican las razones de las tomas, también aparecen algunas de las propuestas que colectivamente se han ido conformando. Una de las principales es el pedido de loteo social de las tierras ocupadas y de todas las tierras municipales, provinciales y nacionales de la ciudad. Se explica que el reclamo no es solo para cubrir la demanda habitacional de las familias que están ocupando sino de todos los sectores sociales de Villa Gobernador Gálvez: obreros de planta, trabajadores en negro, mamás con asignación o planes sociales, desocupados, docentes, trabajadores de la salud, municipales, policías, bomberos, empleadas domesticas , comerciantes, estudiantes, etc. Y aseguran quienes allí empiezan a soñar con desarrollar su vida y la de sus familias en un terreno propio: “No queremos que nos regalen nada. Queremos pagar por el terreno que estamos peleando”.

El problema de viviendas en Santa Fe que afecta a casi el 10% de su población desnuda una situación paradójica que se repite en varias provincias del país. Las provincias con mejores indicadores de desarrollo son las que mayores necesidades tienen en cuanto a hábitat. Arriba de Santa Fe está la provincia de Buenos Aires (que requiere 1,5 millón de viviendas para el 10% de su población), y Córdoba en el tercer puesto (le hacen falta 205 mil unidades, para el 6,2% de su población). El Consejo Nacional de la Vivienda (CNV) pondera que 3,5 millones de viviendas hacen falta en el país. Lo que habilita la pregunta que públicamente realiza el abogado de los ocupantes: ¿Para qué el crecimiento a tasas chinas durante 9 años si no hay vivienda digna para el pueblo?

Germán Mangione es miembro de la Cooperativa de Comunicación La Brújula.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

A diez años: La huella insurgente de Darío y Maxi

Claudia Rafael - Silvana Melo (APE)

“Yo sigo sin poder tomar la real dimensión que Darío tenía. No sólo físicamente sino por su capacidad de pensamiento y acción. Parecía un militante de los 70 pero tenía apenas 20 años… A Maxi y a Darío los mataron con mucha crueldad. Y a pesar de todo eso, uno trata de recordar con la alegría de la lucha. Ellos representan a esa juventud destruida por el neoliberalismo, esa juventud que creció en los 90, en medio de ese país espantoso y que encontró la vuelta para comprometerse, para salir, desde esas barriadas obreras: uno desde Claypole y el otro, desde Guernica”. Una y otra vez Adriana Pascielli, “la Tana”, vuelve a esa juventud tan osada de Darío Santillán que la deslumbró desde el primer instante en que sus vidas se cruzaron.

Mira a su alrededor en esas tres manzanas de lo que alguna vez fue la vieja fábrica de heladeras Roca Negra que -define- “quebró más o menos por el 75. Y de alguna manera, este lugar resume toda la historia del país. Se logró la expropiación y aquí estamos”. Hoy, a diez años y seis meses desde que se asentaron allí, transpiran su tiempo cotidiano debatiéndose entre la carpintería, la bloquera, un bachillerato popular, la radio comunitaria, una biblioteca y la herrería, en que el viernes terminaban de alzar los rostros esculturales de Maxi y de Darío. Y las huellas de la masacre de Avellaneda se huelen en los rincones. Se respiran en la bloquera con esa enorme pintada que hermana al Che y a Darío en una misma frase: “Sentir en lo más hondo cualquier injusticia, contra cualquiera, en cualquier parte del mundo como si fuera propia”. Se disfrutan también en el guiso humeante sobre el extenso tablón de los almuerzos colectivos.

Contextos

No le es fácil anclarse con su relato en aquel junio de 2002. La atraviesan el dolor y una rabia amasada que se transformó en certezas y que se le entremezclan raramente con “el orgullo de la lucha”. El contexto le es necesario para entender. “Veníamos del 19 y 20 de diciembre de 2001, de la represión en Tartagal, de la represión a los compañeros de Zanón y en Cutral Co. En febrero habían asesinado a Javier Barrionuevo, un compañero nuestro, al que mató un tipo ligado a la policía, en la zona de El Jagüel…Ese era el clima. De mucha confrontación y disputa. Una o dos veces por semana movilizábamos a los supermercados y conseguíamos mercadería. Había victorias en cada una de las movilizaciones que hacíamos pero también había provocaciones constantes. Ese día preveíamos que iba a haber un conflicto y de hecho nos planteamos no ir con chicos. Incluso yo no movilicé porque estaba embarazada y desde ahí iba a estar atenta ante cualquier situación de represión. Sabíamos que iba a haber gases y que fuera probable que nos tuviéramos que dispersar. Pero de ninguna manera preveíamos que iba a haber una cacería…a lo largo de quince cuadras tanto por Pavón como por Mitre hubo grupos de tareas tirando tiros, cazando gente, llevándola presa…hubo compañeros que por dos o tres días no supimos dónde estaban. Perdieron la noción y estaban en shock. Fue tenso, complejo. En el momento en que empezaron los disparos entendimos que había que replegarse rápidamente. El despliegue de la fuerza fue impresionante. Gendarmería, la Bonaerense, Prefectura, la Federal…estaban todos”.

Desde su casa, “la Tana” iba armando artesanalmente las listas de detenidos. Se comunicaba con abogados, legisladores, organismos de derechos humanos. El televisor le trasplantaba puertas adentro de su casa las imágenes del horror. Gases lacrimógenos. Disparos. Persecuciones. Una camioneta. Un par de cuerpos arrojados inertes sobre la caja. Un rostro barbado. La campera de Darío. El compañero que no aparecía. Un llamado telefónico. “Nadie sabe dónde está”. La certeza de la muerte. Las lágrimas que tiñeron de tinta corrida el papel del listado. La imagen grabada de aquel primer encuentro, años antes. Las asambleas compartidas. Las calles y el barro pateados a diario en una construcción en la que, otros, poderosos, crueles, portadores de fantasmas y de odio, cercenaron la vida de Darío.

El grito

A su lado, Jorge rearma su propia memoria de la historia y confiesa que aún hoy, a diez años, no logra entender. Le quedará por siempre anclado aquel instante de Darío queriendo detener las balas del terror con una mano. Con Maximiliano Kosteki a su lado, ya casi muerto. El mismo logró salvar su vida saltando desde un paredón de la estación. Buscó refugio en casa de unos amigos y se cobijó puertas adentro hasta que las aguas se calmaron levemente en las calles.
“De lo que más me acuerdo es que estuve con él adelante (en la manifestación, frente a la policía). Tenía miedo y él me dijo que me lo sacara gritando. Así que le empecé a gritar a la policía `Vayan a Malvinas`. Fue lo primero que se me ocurrió, y empecé a sentir la adrenalina”, contó alguna vez Carlos Leiva, otro militante del MTD que compartió con Darío Santillán la primera línea de la marcha piquetera. Aquella idea de gritar para espantar el temor “la había sacado de la película Corazón Valiente”, dijo desnudando esa entremezcla joven en la que podían aparecer los textos de Franz Fanon, Paulo Freire, el Che, la música de Hermética, Larralde o el Cuarteto Cedrón y -como en este caso- una película de Mel Gibson.

Aquel 26 de junio -cuenta la Tana- “fuimos al puente con siete u ocho puntos de reclamo. No te creas que era nada del otro mundo. Que se mejoraran los 150 pesos del plan social, que se habilitaran lugares de cobro, aumento de mercaderías e insumos básicos para salitas y escuelas. En definitiva, ninguna proclama revolucionaria ni mucho menos…”

El orden

El derrumbe, la resistencia y las decenas de asesinados en manos del aparato represivo del Estado -lo único fuerte y sólido que había quedado en pie- vieron nacer la endeble presidencia de Eduardo Duhalde. Que vio en los desocupados y en los hambrientos organizados una amenaza firme para la permanencia de su interinato. La virtual militarización del cementerio extendido que era el país fue la alternativa determinante para la mantención del orden. Que implicaba el acatamiento por parte de millones de personas de que su destino era el ghetto masivo de marginalidad que el sistema había construido para preservar el salvataje de los que merecían la pena ser salvados. El darwinismo social al palo, sin morenos ni ex obreros ni piqueteros destituyentes.

Las tasas de desempleo alcanzaban un record de 22,2 por ciento con un detalle revelador: se incluían como ocupados a los beneficiarios de los planes jefes y jefas de hogar. Argentina ostentaba 23 millones de pobres (63%),10.8 millones de indigentes (30%) y 10.5 millones de menores de 18 años vivían bajo la línea de pobreza.

Los medios de comunicación, casi al unísono, legitimaron el discurso oficial. Desenterraron el concepto de “subversión”, alertaron sobre “la peligrosidad de los manifestantes” y la “escalada de la violencia piquetera”. Los cesanteados del sistema volvían a golpear las puertas de la casa que los había expulsado al último patio. La cacería que terminó con las luchas incipientes de Darío y Maxi fue avalada por mandatos políticos y opinión pública de resonancia mediática. Las balas de plomo disparadas a mansalva por la policía que abrieron letales flores escarlata en las espaldas de Darío y Maxi resultaron “un enfrentamiento entre piqueteros”. Y la célebre tapa de Clarín, oficialista en esos entonces, es un ícono de los tiempos: “La crisis causó dos nuevas muertes”. Esa entelequia impersonal (la crisis) fue la que los mató por la espalda. Ni la policía, ni la Side ni el Ministerio de Seguridad, ni el Presidente ni el Gobernador.

La evidencia inconstratable de la imagen hizo estallar la mentira como una pompa de jabón. Entonces Alfredo Fanchiotti dejó de ser el mejor policía del mundo para convertirse en un loco suelto que cargó su arma de plomo y salió a matar sueños por la espalda.

Los responsables

Fanchiotti y su colega Alejandro Acosta fueron condenados a perpetua. Pero el comisario de mirada helada ya disfruta de un inexplicable régimen abierto apenas a siete años de la sentencia. La Justicia mira con cierta ternura a algunos delincuentes. Y a otros, a los más débiles, los congela de impiedad. A los restantes, a los que manejan las vidas desde los despachos, directamente nos los ve.

Eduardo Duhalde presidía la Nación. Fue senador a través de su esposa y aspiró a su regreso a la Presidencia en 2011.

Carlos Soria era el Jefe de la SIDE. “La policía sólo utilizó postas de goma y fue agredida con palos y armas de fuego”, fue el informe. Fanchiotti estuvo comunicado durante la masacre con Oscar Rodríguez, el número dos. Soria fue senador y luego gobernador de Río Negro. A veinte días de su asunción murió de un tiro en manos de su esposa, en la madrugada del 1 de enero.

Alfredo Atanasoff era el Jefe de Gabinete. “Vamos a utilizar todos los mecanismos necesarios para hacer cumplir la ley”, dijo. A pesar de que quedaron desnudos sus mecanismos, continuó con una profusa actividad política junto a Eduardo Duhalde.

Juan José Alvarez era secretario de Seguridad Interior. Fue diputado nacional.

Jorge Matzkin era el ministro del Interior. A fines de 2008 fue procesado por amenazas contra un peón rural en su campo de La Pampa. Fue sobreseído. En agosto de 2011 le disparó entre tres y cuatro veces con su arma por la espalda a quien intentaba asaltar a su hijo David. Tenía los permisos de tenencia y portación de armas de guerra vencidos.

Aníbal Fernández era el Jefe de Gabinete. Ha sido funcionario estrella ininterrumpidamente desde aquel horror.

Felipe Solá era el Gobernador de la Provincia y responsable de la bonaerense. Avaló y felicitó públicamente a un Fanchiotti al que luego transformó en “un psicópata, un demente”. Fue nuevamente gobernador y hoy es diputado nacional.

Luis Genoud era el ministro de Justicia y Seguridad de la Provincia. Hoy integra la Suprema Corte.

Señalados

Darío y Maxi son el sambenito que todos llevarán prendido del cuello mientras anden los caminos del mundo. El escapulario del penitente serán sus imágenes, en la estación, en las paredes, en la memoria. Aunque la Justicia no sea justa, aunque vivan como si ninguna sangre hubiera corrido. Aunque crean que la utopía fue muerta por la espalda.

Porque con Darío y Maxi están los otros. Los pibes morochos que todavía se la juegan por resistir. Los que no creen en la muerte de los sueños. Los que saben que otro país es posible. Donde entrarán todos.

Por eso no están solos.

Aquel 26 de junio resume el climax de una lucha de resistencia.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Unas fotos, un escándalo y un debate no saldado

LA ARENA

Una nueva polémica que ha trascendido el nivel nacional sacude en estos días a la Iglesia católica argentina. Por razones que no han quedado del todo claras, pero que sugieren enfrentamientos de fondo con algún poder considerable, o tal vez parte de sus luchas internas, un obispo del conurbano bonaerense, y nada menos que presidente de Cáritas Latinoamericana, se ha visto envuelto en un escándalo sexual de singular magnitud. Recientemente fueron dadas a conocer una serie de fotografías que registran al religioso en una caracterizada playa mejicana y en compañía de una hermosa mujer. Las imágenes, que circularon en todos los medios, muestran a ambos en traje de baño y en situaciones que la prensa más prudente ha calificado de ambiguas, pero que son muy sugestivas. Si bien el obispo intentó defenderse, tuvo que dimitir poco después ante la realidad incontrastable de las fotos.

El problema desde el punto de vista de la ética católica radica, obviamente, en la presunción de una clara violación al voto de castidad que hacen los sacerdotes de ese culto, agravado en este caso por la jerarquía de la persona. El religioso, que admitió la autenticidad de las imágenes, esgrimió en un primer momento una defensa un tanto endeble frente a la evidencia, aduciendo que se trató de un encuentro casual con una amiga de la infancia. En el comunicado pertinente aceptó que la situación "no exenta de imprudencia" de su parte, pudiera dar lugar a malas interpretaciones. Esas malas interpretaciones se vieron aumentadas cuando la cuenta de la red social Facebook que tenía la mujer, ya identificada, y en la que aparecían fotos del obispo, desapareció del ciberespacio.

El hecho de que las fotografías daten de hace más de un año y estén claramente orientadas a la pareja, sugiere que hubo un seguimiento específico de la persona, y que fueron conservadas como una suerte de argumento definitivo en un enfrentamiento del que poco se sabe. Sin embargo, es pertinente deducir que quienes son capaces de prever y realizar un seguimiento en tierras tan lejanas deben contar con razones y medios muy poderosos. Al tener trascendencia periodística las imágenes fueron acompañadas por un prolijo detalle del itinerario de la pareja, a lo largo de exclusivos alojamientos y procurando mantener siempre un perfil bajo y una marcada discreción.

Si la intención de fondo al darle publicidad al viaje era perjudicar al obispo, puede decirse que se logró plenamente, con su dimisión. Antes, el Vaticano había ordenado una investigación ya que el hecho se encuadraba como una "falta grave a su tarea de pastor al frente de una diócesis". Y un grupo de prelados se vio obligado a pedir coherencia entre la vida pública y privada "sobre todo en aquellas personas que desempeñan responsabilidades de autoridad en la sociedad".

El episodio, al margen de una serie de connotaciones de muy variada especie, directa o indirectamente pone sobre el tapete la cuestión del celibato sacerdotal. El tema, siempre vigente, ha sido muy controvertido en el último medio siglo, con abiertas oposiciones por parte de algunos teólogos que, cuidadosa e implacablemente, fueron apartados por las corrientes tradicionalistas. Se lo relaciona, en gran medida, como el principal motivador de los escándalos de abusos sexuales que ha debido afrontar la Iglesia en la última década. Sin embargo, el actual Papa se ha manifestado conservador también en ese aspecto.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Dejen de deforestar, comiencen a restaurar

Norberto Ovando (UICN - AAPN - COPENOA)

La mayor parte de los países han sufrido pérdidas o degradación de sus tierras forestales y bosques. “La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza - UICN, se complace al ver estas importantes contribuciones en pos del Desafío de Bonn para la restauración de 150 millones de hectáreas de tierras degradadas y desforestadas de aquí al año 2020”, afirmó Julia Marton-Lefévre, Directora General de la UICN. “La mayor iniciativa de restauración que ha presenciado el mundo está ahora verdaderamente en marcha y aportará enormes beneficios mundiales en forma de ingresos, seguridad alimentaria y soluciones al cambio climático. Instamos al resto de países y propietarios de tierras a hacer lo mismo”.

Las instituciones comprometidas con este proyecto son el Servicio Forestal del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (15 millones de hectáreas), el Gobierno de Ruanda (2 millones de hectáreas) y el Pacto para la Restauración de la Mata Atlántica en Brasil, una coalición de organismos gubernamentales, ONG y socios del sector privado (más de 1 millón de hectáreas) y la Alianza Mesoamericana de Pueblos Indígenas.

“Si bien estas noticias son acontecimientos que marcan un hito, no nos podemos dormir en los laureles”, afirma Stewart Maginnis, Director de Soluciones Basadas en la Naturaleza de la UICN. “Los beneficios de la restauración del paisaje a esta escala brindan soluciones basadas en la naturaleza para algunos de los problemas mundiales más acuciantes como la pobreza, la escasez de alimentos y el cambio climático. Debemos prestar apoyo a otros países y propietarios de tierras para que se comprometan de forma similar en alcanzar el Desafío de Bonn, consistente en restaurar 150 millones de hectáreas de aquí al año 2020”.

La cantidad de más de 18 millones de hectáreas significa que más del 10% del objetivo del Desafío de Bonn de 150 millones de hectáreas ya está en marcha. El Desafío de Bonn se presentó en septiembre de 2011 en una mesa redonda ministerial organizada por Alemania, la UICN y la Asociación Mundial para la Restauración del Paisaje Forestal (GPFLR, por sus siglas en inglés). Al mismo tiempo, la UICN y sus socios identificaron 2.000 millones de hectáreas en todo el mundo que ofrecían posibilidades para la restauración.

El último análisis de la UICN anunciado en Río+20 revela que, una vez restauradas las 150 millones de hectáreas, estas inyectarían más de 80.000 millones de dólares en las economías nacionales y mundial y zanjarían la “disparidad de las emisiones” del cambio climático entre un 11% y un 17%.

La UICN y Airbus se unieron para lanzar la campaña por Internet Plant a Pledge, Planta un compromiso (www.plantapledge.com) con el objetivo de fomentar el apoyo público a favor del Desafío de Bonn en forma de petición de la embajadora de la campaña Bianca Jagger en las conversaciones sobre el cambio climático de las Naciones Unidas que se celebran en Qatar este noviembre.

Este anuncio se realizó en Río+20, y es fundamental para que los gobiernos de todo el mundo pongan en acción esta iniciativa y comiencen a restaurar las tierras desmontadas.

La campaña hace un llamamiento a todas las personas del mundo para “Plantar un Compromiso” de apoyo a través de su sitio Web. La petición global se presentará en la cumbre sobre cambio climático de la ONU en Qatar, a finales de año.

Cada acción online es una petición a gobiernos, propietarios de la tierra y comunidades para que contribuyan mediante la restauración de la tierra a alcanzar el Desafío de Bonn en 2020.

Es importante destacar que con la idea de restauración del paisaje forestal no se busca retornar a puntos de vista pasados del uso de la tierra. Más bien, se trata de asegurar que las generaciones actuales y futuras puedan contar con bienes y servicios ecosistémicos clave y hacer frente de modo eficaz a las incertidumbres climáticas, económicas y sociales.

Conclusión

La restauración de tierras deforestadas y degradadas del mundo sería una enorme oportunidad para reducir la pobreza, aumentar la seguridad alimentaria, contener los efectos del cambio climático y proteger el ambiente.

“Los recursos naturales se deben utilizar como capital y no como ingreso”. Ernst Friedrich SCHUMACHER, Economista.

Norberto Ovando es Presidente / Asociación Amigos de los Parques Nacionales - AAPN - Experto Comisión Mundial de Áreas Protegidas - WCPA - de la UICN- Red Latinoamericana de Áreas Protegidas - RELAP -.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Córdoba. Barrio Ituzaingó Anexo: El agente naranja de la soja

Guillermo Posada (PRENSA RED)

Un antecedente al juicio a las fumigaciones en Ituzaingó se produjo en el Paraguay, cuando dos productores fueron condenados por rociar a un niño con Round Up, que murió posteriormente a causa de una intoxicación masiva. Aquí la historia de una familia campesina, escrita en 2008, que cobra actualidad dados los recientes episodios políticos en aquel país.

Esa mañana Silvino Talavera tenía 11 años. Mientras lavaba ropa en un arroyo cercano al rancho donde vivía, su madre lo mandó a hacer los mandados. Esto es: ir hasta un almacén ubicado a unos 3000 metros de su casa, comprar carne y fideos, y volver con la compra para que su hermana cocine el almuerzo de toda la familia. Así que a las 10 horas del 2 de enero de 2003, acompañado por su primo Gabriel Villasboa, Silvino partió a cumplir la orden materna con rapidez: a la tarde debía ir a la escuela y no le gustaba llegar tarde.

Por eso se apuró y al regresar se topó con una fumigadora que lo roció completamente con un combinado químico, generándole la muerte a los pocos días tras una cruel agonía.

Ni Silvino ni su mamá, Petrona Villasboa, podían imaginar que a los pocos días una espantosa agonía terminaría con la vida del chico que quería estudiar, que el hijo de una pobre -pobrísima- familia campesina de Pirapey, paraje ubicado a unos 130 kilómetros de Encarnación, se convertiría en un caso testigo sobre las consecuencias que puede implicarle a la población la aplicación de agroquímicos, en los campos sembrados con soja.

El papel de la transnacional Monsanto es fundamental para entender cómo una empresa, que se negó a informar durante décadas las consecuencias para la salud de sus productos químicos, venda plaguicidas asegurando que son inocuos para las personas y animales.

El caso, además, incluye las muertes de un sobrino de Silvino, que falleció por problemas genéticos generados por la intoxicación de la madre, y de un tío, asesinado a puñaladas tras realizar la familia las denuncias por la muerte del menor.

El niño

"Le gustaba la música, quería una guitarra", cuenta Juan Talavera, padre de Silvino. El hombre, de 51 años, tiene un perfil mustio, cara aindiada y una camiseta de Flamengo Fútbol Club tan ajada que da ganas de llamarlo a Romario para que le consiga una nueva. Flaco pero de huesos grandes, se nota que no ha comido bien. Pero eso no le ha impedido criar a 10 hijos junto a su mujer, trabajando unas 5 hectáreas de campo.

"Antes que nos tiraran el veneno teníamos chanchos, conejos, gallinas. Pero todo lo mató el alemán con el veneno. Perdimos un hijo, pero además ese hombre jodió económicamente a toda la familia", dice Juan. "Quedamos ultimados", afirma cuando quiere decir "deprimidos", "no teníamos más ganas de trabajar y costó mucho volver a empezar. Hasta una vaca lechera nos mató para que no le hagamos juicio", cuenta lentamente.

Juan, como el resto de la familia, siempre habló en guaraní. Hace apenas unos años que se expresa en castellano, un enorme esfuerzo que le exige pensar en su lengua original, y traducir antes de abrir la boca. Petrona lo mira y asiente, sólo algunos de sus hijos entienden el idioma de Don Quijote. Pero todos tienen claro que Monsanto, empresa que produce el agroquímico que se llevó a Silvino, alcanza dimensiones que Cervantes nunca imaginó para los molinos del ingenioso hidalgo.

De otra forma, es difícil entender que un productor agropecuario rocíe intencionalmente a un chico de 11 años con un plaguicida porque le tiene inquina a una familia por formar parte del Movimiento Campesino Paraguayo (MCP) que se opone al monocultivo sojero.

"Nosotros nos oponemos al modelo transgénico que se promueve en Paraguay, pero nunca le ocupamos su tierra". Talavera se refiere al productor agropecuario Hernán Schlender Thiebeaud, dueño de las tierras colindantes con su lote de tierra. También habla de Alfredo Lauro Laustenshlager Jaroszuk, capataz del campo del primero. Ambos fueron condenados por un tribunal penal de sentencia de Encarnación bajo la figura de homicidio culposo el primero, por bañar con plaguicida a Silvino. Laustenshlager fue penado por producción de riesgos comunes ya que dos días después a ser rociado Silvino intoxicó a toda la familia, fumigando la casa donde viven, produciendo una intoxicación masiva a los Talavera.

Ahora, tras demostrarse jurídicamente que el plaguicida Roundup es el responsable de la muerte de Silvino, la familia se propone denunciar a la transnacional Monsanto por informar que el producto químico no es peligroso. Ever Velásquez, abogado de los Talavera, le dijo a este cronista que demandará civilmente a la empresa norteamericana y al Estado paraguayo.

"A Monsanto lo denunciaremos por publicidad engañosa. Mientras la Organización Mundial de la Salud dice que el Roundup es un tóxico clase 1 (el más peligroso en la escala) la empresa sostiene que no genera consecuencias a la salud de la población. Al Estado lo vamos a demandar como responsable solidario ya que durante el gobierno del presidente Nicanor Duarte Frutos se le bajó la categoría de peligrosidad del Roundup de 1 a 4. Antes estaba catalogado como 1", señaló Velázquez.

Los hechos

Cuando Silvino volvía del almacén con las cosas que le había pedido su mamá, el 2 de enero, caminó al costado de un lote de soja propiedad Schlender, un sendero que habitualmente usaba su familia, junto a otras que viven en la zona. Unos 100 metros antes del rancho, el chico se topó con el productor agrícola que lo roció desde una máquina fumigadora. Después, el empresario se defendió diciendo que las plantas de soja, le habían impedido ver al chico.

Silvino no pudo eludir el rápido movimiento de la máquina, y junto con la carne y los fideos que llevaba en la bolsa, fue totalmente bañado con el agroquímico. Sin decirle nada a su madre, al llegar a la casa, el niño se sacó la ropa envenenada y se fue a lavar con el agua del pozo. Después se tiró a dormir, ya agitado. «Como siempre nos habían dicho que el Roundup no era peligroso él no dijo nada», cuenta Petrona.

Ignorante de lo ocurrido, la hermana del chico preparó un guiso de fideos con carne que toda la familia comió, incluido Silvino a quien su mamá tuvo que insistirle para que dejara la cama. El chico no se sentía bien y se negaba a levantarse. «Me llamó la atención, siempre era de buen comer pero ese día no quería probar nada. Le picaban los ojos y le dolía mucho la cabeza», recuerda la mujer.

Al rato todos comenzaron a descomponerse. Vómitos y diarreas dejaron a la prole de los Talavera con un cuadro de grave intoxicación. Juan les hizo un té con yuyos medicinales y se llevó a la más pequeña, de 3 años, a un dispensario ubicado a 10 kilómetros sobre al ruta que une encarnación con Ciudad de Este. Aún no sabían cuál era la causa del malestar.

En el centro de salud, un médico dijo que la chica estaba intoxicada, le dio unas pastillas y recomendó reposo y dieta para toda la familia. Al volver Juan supo la verdad, pero decidió esperar pensando que con un poco de ayuno y las hierbas medicinales que su padre y su abuelo usaban para curar «cólicos y males por el estilo», todo pasaría. Pero el Silvino no mejoró.

Dos días después, según consta en el relato de la sentencia judicial, durante el mediodía, Alfredo Lauro Laustenshlager Jaroszuk se acercó con la fumigadora hasta otro lote de soja que se encontraba a 15 metros de la casa de los Talavera. Ayudado por una suave brisa que iba en dirección al rancho, el productor abrió las válvulas de la maquina y, deliberadamente, roció con el plaguicida a toda la familia, ayudado con el viento. En el juicio Laustenshlager adujo que él sólo fumigó su soja pero que no tenía intención de perjudicar a los Talavera. El tribunal no le creyó.

"Tuve que poner a los chicos debajo de un plástico para que no respiren el veneno. A Silvino, que estaba peor de todos, también lo traje, pero todos respiramos. El agroquímico me mató a todos los animales que tenía, además de envenenarme una pileta que teníamos para criar algunos peces para comer. Nada quedó de todo aquello", dice Juan.

Cuando pasó el chubasco de Roundup, y Laustenshlager se fue, Petrona vio que su hijo, cada vez en peor estado, se quejaba de intensos dolores en todo el cuerpo. Desesperada, lo llevó al dispensario. De allí los derivaron al hospital de Encarnación.

A pesar de su asepsia, el relato judicial estremece: «Siendo las 13.30 horas aproximadamente, llegan al Hospital Regional de la ciudad de Encarnación. El menor Silvino Talavera, llega con signos de schock, sudoroso, pálido, obnubilado (entre dormido y despierto) con fiebre alta (39º grados) y es atendido por la doctora Fátima Elizabeth Insfran de Rodríguez, llevándosele inmediatamente a la sala de primeros auxilios, donde sufre un primer paro cardiorrespiratorio, y a través de técnicas de resucitación, el paciente se recupera, transcurridos unos quince minutos del primer paro vuelve a sufrir otro paro cardiorrespiratorio, falleciendo.

En algunas de las víctimas de las fumigaciones realizadas por los acusados, se constató componentes químicos de producto fitosanitarios, como ser carbamato, fenol y glifosato». El glifosato es la base del producto de Monsanto Roundup, y se encuentra registrado en Paraguay con el nº 131, certificado de libre venta nº 629. Los demás componentes integran otro producto llamado Cypertec, que se utiliza mezclado con el Roundup, registrado bajo el nº 2287 con certificado de libre venta.

Si bien el certificado de defunción señala que Silvino murió de un paro cardiorrespiratorio, el tribunal consideró al agroquímico como el causante de la descompensación general del niño. Pero la pérdida de su hijo no finalizó la macabra secuencia de imágenes que Petrona recrea en su memoria cuando relata todo el sufrimiento que vivió.

"Una hora después volvíamos con el cuerpito de mi hijo en un auto para enterrarlo en nuestra tierra. Yo lo llevaba sobre mí porque no me quería separar de él, cuando de repente del cuerpo ya muerto comenzó a salirle sangre media coagulada de sus oídos, nariz y boca. Nunca he visto una cosa igual", cuenta la mujer con la tragedia pintada en el rostro.

Si el agroquímico fue la causa, la desnutrición que mostraba el chico, producto de las míseras condiciones en que vive su familia, fue el contexto en que el envenenamiento encontró las condiciones para terminar con la vida de Silvino.

Derivaciones

Según el Movimiento Mundial de Bosques (WRM por su sigla en inglés) «los impactos que los herbicidas a base de glifosato pueden tener sobre la salud humana son variados: daños genéticos, tumores en la piel, problemas de tiroides, anemia, dolores de cabeza, sangrado de nariz, mareos, cansancio, náuseas, irritaciones de ojos y piel, asma y dificultades respiratorias, entre otros. Diversos estudios indican que existe una relación entre los herbicidas a base de glifosato y el linfoma no Hodgkins, un tipo de cáncer». Los peritos que intervinieron en el juicio de Silvino señalaron que las intoxicaciones se producen por vía de la dermis en el 95% de los casos.

Pero falta de información sobre los productos de Monsanto no es nueva. Vale recordar que la misma empresa ocultó durante 50 años que el DDT era un producto cancerígeno. Ahora está prohibido.

Entre otras perlas curriculares, la empresa norteamericana fue una de las proveedoras del famoso Agente Naranja, agroquímico que el ejército norteamericano utilizó para desfoliar millones de hectáreas de selvas en Vietnam con el objetivo de combatir a las guerrillas que resistían la invasión, y que murieron o sufrieron graves consecuencias tras intoxicarse con el químico. Por el hecho la empresa debió pagar 80 millones de dólares en indemnizaciones a cientos de veteranos del ejército americano que sufren las consecuencias de haber estado en contacto con dicho producto, denominado naranja” por el color de los bidones donde se lo fraccionaba.

Las consecuencias entre la población vietnamita aún hoy no son mensurables pero sus efectos pueden observarse entre los fetos deformes que se encuentran, enfrascados, en el hospital Tu Du de la ciudad de Ho Chi Mind.

La periodista e investigadora francesa Marie Monique Robin aseguró durante su reciente visita a Argentina, adonde llegó para difundir el documental El Mundo según Monsanto, que "el Roundup destruye todo, cualquier cultivo menos la soja transgénica, y genera gravísimos problemas de salud para las personas".

Petrona Villasboa y Juan Talavera tienen claro que esto es cierto. Su pelea, para que los culpables de la muerte de su hijo sean condenados sigue intacta.

"Queremos que Monsanto se haga responsable del daño que nos ha causado. Y no vamos a dejar de pelear para que la muerte de nuestro hijo enseñe a los campesinos y trabajadores del campo lo que los agroquímicos les pueden generar a la salud de la gente", dice Petrona.

Mientras, la familia Talavera espera cobrar la indemnización del juicio civil que también ya ha ganado para dejar esa tierra envenenada.

- ¿A dónde van a ir Petrona?
- A Argentina, a Misiones. Allá dicen que están mejor.

Una familia perseguida por las tragedias

Petrona Villasboa forma parte de una familia que lleva décadas siendo perseguida por gobiernos, parapoliciales y hacendados paraguayos. Su padre, Manuel Villasboa, era un pequeño campesino que integró las legendarias Ligas Agrarias en la década del ’70. Esta organización proponía entonces la reforma agraria en Paraguay, por lo que se granjeó la furia del dictador Alfredo Stroessner.

Petrona recuerda a su padre como un dirigente campesino luchador, sencillo y consecuente que nunca dio el brazo a torcer ante las injusticias cotidianas que sufrían las comunidades campesinas paraguayas. "Fue perseguido y torturado por la dictadura. Recuerdo como si fuera hoy un día que tuve que ver, con cinco años, como torturaban a mi papá haciéndolo tomar 10 litros de agua. Querían que dejara la lucha. Pero él huyó, dejó el lote que teníamos en el departamento Misiones, y toda la familia lo seguimos hacía el exilio interno en Obligado, un departamento ubicado al norte del país", cuenta Petrona.

Pero para que el hombre huyera los parapoliciales, que integraban una de las Comisiones Garrote -grupo denominado así por los instrumentos que utilizaban para apalear a los campesinos opositores a Stroessner hasta matarlos- les quemó el rancho a los Villasboa, después de robarles los animales y la cosecha lista para ser llevada al mercado.

De esta forma Petrona se ha acostumbrado a tener sucesivas pérdidas en su vida. Su cara está trazada por arrugas, desubicadas para sus 41 años. Pero es que la existencia no le da descanso a esta mujer aguerrida que pareciera llevar su destino a cuestas, como los esclavos en Egipto cargaban las piedras para construir las pirámides.

Tras el envenenamiento general que sufrió su familia con Roundup, una de sus hijas, de 17 años, tuvo un hijito que nació con una malformación llamada hidrocefalia. Los médicos les dijeron que la malformación podría ser genética pero que probablemente fuera producto del plaguicida que la adolescente había aspirado. Al igual que sus pares vietnamitas, la chica vio como su hijo se iba deformando a medida que crecía. Pero a los cinco meses el bebé murió. "Ella todavía no puede recuperarse del dolor que siente. Su compañero la dejó porque dice que ella no sirve para tener hijos", cuenta Petrona.

También murió un hermano de Petrona, Serapio Villasboa, apuñalado por la espalada el mismo año en que murió Silvino. "Lo encontraron tirado en un zanjón, con el cuerpo en estado de descomposición. Él fue uno de los que más me ayudó en los primeros momentos cuando no sabíamos qué hacer, tras la muerte de mi hijo. Lo asesinaron cuatro meses después de que muriera Silvino, pero todavía la justicia no ha encontrado al criminal que lo apuñaló. Para mí es imposible separar los crímenes de mi niño y de Serapio, todo tiene el mismo origen", afirma con vos baja pero firme.

La propia mujer fue amenazada de muerte por un peón de su vecino hacendado Schlender si no dejaba de reclamar justicia. "Uno me amagó con partirme la cabeza con un machete, acá a 300 metros de mi casa. Pero le dije que me mate porque no le voy a aflojar".

Guillermo Posada es periodista - Secretario de Prensa del Cispren.


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...