jueves, 28 de junio de 2012

Golpe de Estado en Paraguay

Juan García (PRENSA OBRERA, especial para ARGENPRESS.info)

Las concesiones a la derecha realizadas por Fernando Lugo -en especial luego de la masacre de campesinos- no sirvieron para evitar el golpe. Lugo asumió con la promesa de la reforma agraria y con la crítica a la apropiación de tierras públicas por parte de la oligarquía paraguaya. Sin embargo, cuando las ocupaciones de tierras de las organizaciones campesinas fueron denunciadas a la Justicia y esta convalidó los títulos de los terratenientes paraguayos y brasileños, Lugo se jugó a desalojarlas.

El hambre de la soja, que vive un boom exportador en Paraguay, no permite concesiones en materia de tierras. El desalojo violento de las tierras de Blas Riquelme -terrateniente del Partido Colorado-, en el que murieron once campesinos y seis policías tiene el antecedente de los desalojos “pacíficos” de Ñanducay, en los primeros meses del año. La denuncia del gobierno, de que los colorados -el partido de la oligarquía terrateniente- se encontraban atrincherados en la Justicia y en el parlamento, sirvió para… una capitulación frente a la Justicia y al parlamento.

El nombramiento del colorado Candia Amarilla como ministro del Interior luego de la masacre de Curuguaty fue un último intento de generar un gobierno de acuerdo con la derecha. Algunos observadores lo atribuyen a un intento de cambio de alianzas de Lugo, con vistas a las elecciones de abril, lo que detonó la ruptura final con el partido del vicepresidente Franco (Partido Liberal). No le dio el resultado que esperaba, porque colorados y liberales se conjugaron para voltearlo. La política agraria de los golpistas es una guerra sin cuartel contra el campesinado, en defensa de los “agronegocios” con Monsanto y con los pulpos de la producción de semillas y transgénicos. Esto no impide que a tan sólo 48 horas del golpe se haya producido una nueva ocupación de tierras en Capiibary (O Globo, 23/6). El polvorín agrario en Paraguay está intacto.

Río Tinto

El golpe se entronca, sin embargo, con una segunda crisis. Sucede que la minera Río Tinto -canadiense- está negociando, desde hace tres años, la construcción de un mega emprendimiento de producción de aluminio en Paraguay, que pasaría a exportar casi 700.000 toneladas anuales. La planta transformaría el aluminio en el segundo producto de exportación de Paraguay. La entrada de Río Tinto cambia el cuadro de influencias en la burguesía paraguaya.

El tema central de la instalación de la planta pasa por el uso de la energía. Paraguay utiliza 2.200 MW de energía; la planta utilizaría 1.100 MW más. Río Tinto chocó con Lugo sobre los precios de la energía. Reclamaba un precio de 30 dólares por MW (una estafa monumental) y el gobierno había fijado, en una primera ronda de negociaciones, el precio de 60 pesos por MW (Reuters, 14/6). Pero, lo más importante, un volumen de consumo de ese nivel por parte de una empresa monopólica lleva a reconfigurar todos los acuerdos por el uso de la energía entre Brasil, Argentina y Paraguay, por Yacyretá y, sobre todo, por Itaipú. No resulta casual, entonces, que el primer país en saludar el golpe de Estado y en reconocer al nuevo gobierno haya sido Canadá.

El embajador estadounidense visitó al nuevo Presidente paraguayo el sábado previo. Bajo Lugo avanzó en Paraguay la penetración militar de Estados Unidos. Los yanquis capacitan una parte de las fuerzas armadas paraguayas, tienen bases y sectores militares actuantes en el Chaco paraguayo con motivos “humanitarios”. Lo reconoce la propia embajada en su página web. La importancia geoestratégica de Paraguay, una base para acceder al Amazonas y una reserva clave de agua y de energía, resulta un factor de interés para el imperialismo norteamericano.

Brasil y la Unasur

Los propietarios brasileños de tierras en Paraguay son un sector importante. Estos “brasiguayos” reclaman al gobierno de Brasil que reconozca al gobierno de Franco.

El canciller brasileño, Patriota, había viajado antes a Paraguay para disuadir a los colorados del golpe. La misión fracasó (Página/12, 24/6). El gobierno de Brasil teme que se vean afectados los acuerdos por Itaipú, que quedarían comprometidos por el ingreso de Río Tinto, una rival de la minera brasileña Vale do Rio Doce. Si el golpe sojero apunta contra la minería, Brasil pasará a apoyarlo a corto plazo, en defensa de los contratos de energía. Ya hemos dicho en estas páginas que la Unasur es un armado de la burguesía paulista, que depende de la energía paraguaya. Río Tinto, al igual que la presencia estadounidense en Paraguay, son un factor de desestabilización para Brasil y de choque con la burguesía brasileña.

La política brasileña no consiguió disimular las rupturas al interior de la propia Unasur. México señaló que el proceso había sido legal. El golpe derechista a Lugo golpea el eje chavista.

El apoyo de la Unasur no salvó en su momento al hondureño Zelaya de la destitución. Los golpistas se apuraron a consumar el golpe, en parte, para poder negociar desde el poder con los gobiernos vecinos. Un acuerdo en torno de los factores en disputa -la energía, la tierra, etcétera- podría mandar al diablo la “lucha anti golpista” de Dilma Rouseff y de Cristina Kirchner. El elogio de todos los gobiernos del discurso de Lugo de retirarse y no llamar a las masas a movilizarse -la “resistencia pacífica”- marca que tienen límites insalvables para enfrentar el golpe por la vía de la movilización popular, que pondría en jaque, no solamente el control sobre la tierra de la oligarquía paraguaya, sino todo el esquema de colonización económica montado en torno de la represa de Itaipú y de los intereses brasileños.

La movilización política independiente contra el golpe debería ir acompañada del planteo en favor de una asamblea constituyente contra el Estado “colorado” de Paraguay, una tarea de los trabajadores y del pueblo de toda Latinoamérica.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Paraguay: Dos ópticas cristianas frente al “golpe de guante blanco”

Ernesto Carmona (especial para ARGENPRESS.info)

Los católicos paraguayos tienen dos ópticas frente al "golpe de guante blanco" que destituyó como Presidente al ex obispo Fernando Lugo. Mientras la iglesia oficial -Conferencia Episcopal- presionaba a Lugo para que renunciará, el influyente grupo cristiano llamado Conferencia de Religiosos del Paraguay (Conferpar) criticaba la manipulación de los medios de información “por sectores que buscan provecho político, impunidad y de mantenimiento de estatus que beneficia sus intereses personales o corporativos”. Su pronunciamiento fue difundido después de conocida la muerte de campesinos y policías en la Estancia Campos Morombí, acaecida el 15 de junio, que desató el plan que condujo a la destitución de Lugo.

“Nos llama profundamente la atención la rápida reacción de los partidos políticos y sus representantes que han acordado impulsar el juicio político del presidente en las dos cámaras del Congreso de la Nación, que aún siendo un procedimiento constitucional, se aplica y se procede de tal forma, que crea fundadas sospechas de manipulación, afectando gravemente al proceso legítimamente instaurado por elección popular, como si ésta fuera la salida a los problemas del país y como si hubiera una responsabilidad unilateral de los hechos graves que atentan contra nuestra convivencia”, expresó la Conferpar. En cambio, los Obispos del Paraguay "me ofrecieron un canje; si yo aceptaba renunciar no me iban a imputar”, dijo Lugo a Telesur. El presidente paraguayo respondió: “Ustedes se han equivocado de lugar Obispos. Acepto el juicio”.
Nery Gómez, destacado comentarista cristiano, coordinador pedagógico en la Escuela y Colegio Hogar de Jesús de Fe y Alegría, subrayó "Más no se puede esperar de estos obispos; ¡cómo extrañamos a Moseñor Rolón en estas ocasiones!", en alusión al obispo Ismael Rolón Silvero, fallecido hace 2 años. Los obispos de la jerarquía católica dijeron haber presionado la renuncia de Lugo "para pacificar los ánimos".
Los católicos de la Conferpar dijeron ver a los partidos políticos más preocupados en defender sus cuotas de poder y en el reparto de cargos, que buscando una verdadera respuesta a los problemas que padece el pueblo. “Vemos como una falta de respeto a la vida y la dignidad humana que se usen los hechos de muerte entre hermanos para crear un clima de inestabilidad, para estigmatizar a campesinos y criminalizar sus organizaciones, para exasperar a policías y militares, instaurando un ambiente de terror para disuadir y desmovilizar a los ciudadanos indignados”. La matanza de campesinos y policías previa al golpe fue planeada tan cuidadosamente -y quizás por las mismas mentes estadounidenses- como las muertes fraguadas con la policía de Caracas para justificar el fracasado golpe contra Chávez de abril de 2002.
Los cristianos de Conferpar dijeron estar sorprendidos porque "los mismos parlamentarios hace poco tiempo desprestigiados por sus bochornosos procedimientos ante los reclamos de la ciudadanía, son ahora los que acusan y se erigen en jueces absolutos, apareciendo como los defensores de la Patria".
“Nos da que pensar que con todo esto, no casualmente, desaparezcan del horizonte los cuestionamientos que han surgido de la ciudadanía a las listas sábanas, el pedido de juicio político a los miembros de la Corte, los tímidos avances para la implementación del impuesto a la renta personal. Como parte de la Iglesia que peregrina en Paraguay, respondiendo a nuestro compromiso con Dios y con su pueblo, invitamos a todos a participar con responsabilidad personal e institucional en la construcción de un Estado de derecho basado en la justicia social, en la inclusión de todos los compatriotas, en el respeto a la voluntad popular, integrados a la marcha democrática de las naciones vecinas”, señalaron.
Los católicos de Conferpar son liderados por una mujer, Sor Venancia González, inspectora de las hijas de María Auxiliadora, elegida presidenta de la junta directiva el 5 de marzo de 2011. Por primera vez en los 51 años de existencia de esa organización, eligieron a una mujer para el cargo. El sector de Sor Venancia "se siente parte de una Iglesia comprometida con la paz que brota de la justicia, que abraza con especial predilección a los más desfavorecidos, e invita a todos los sectores sociales a poner lo mejor de nosotros en la tarea de construir un país de hermanos, a trabajar por una mayor equidad en la distribución de los bienes, hacia un futuro promisorio", todo esto muy alejado de las mentes de los oligarcas católicos que se apoderaron hace muchos años del Paraguay. El análisis completo de la Conferpar puede leerse en http://www.infocatolicos.com/wp-content/uploads/2012/06/Comunicado-Conferpar.pdf
Fuente: http://www.infocatolicos.com/
Ernesto Carmona, periodista y escritor chileno.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Entrevista con “Pai” Oliva, sacerdote y dirigente social: “Lo que se juega en Paraguay son las conquistas sociales que benefician a los más humildes”

Sergio Ferrari (especial para ARGENPRESS.info)

.

• “Nos confrontamos a un Golpe parlamentario”
• “Intentan debilitar los gobiernos progresistas latinoamericanos”
• “La solidaridad internacional pasa por informar lo que vive hoy mi país”

El pasado viernes 22 de junio, en apenas 24 horas, Fernando Lugo, obispo católico y presidente del Paraguay fue objeto de un supersónico juicio político por parte del parlamento y destituido de su puesto. El pretexto para procesarlo fue el conflicto campesino que una semana antes había motivado 17 muertos y numerosos heridos en Curuguaty, una comunidad a 200 kilómetros de la capital Asunción. “Se trata de un golpe parlamentario” subraya el sacerdote paraguayo Francisco *Paco* Oliva, 1928, uno de los principales referentes sociales del país. El “Pai” Oliva (sacerdote en guaraní) jugó un rol decisivo en la movilización ciudadana que culminó en 1999 con la renuncia del antipopular presidente Raúl Cubas. Identificado con la teología de la liberación el Pai Oliva, que reside en un barrio popular y marginal de la capital, dirige numerosos proyectos sociales y ha impulsado importantes iniciativas participativas como el Parlamento Joven y el Foro Solidario.

P: ¿Cómo interpreta el marco institucional en el que se da la destitución del presidente Fernando Lugo el pasado 22 de junio?
R: Somos una democracia parlamentarista. Y prácticamente desde la elección de Lugo en abril del 2008, los dos partidos tradicionales, el Liberal y el Colorado, han estado frenando al presidente, amenazándolo de juicio político. La semana pasada creíamos que era una amenaza más. Pero la realidad indicó que no fue así.

P: ¿Esperaba el movimiento popular, la sociedad civil paraguaya, un desenlace político de esta naturaleza?
R: No. Nos pilló de sorpresa. En 24 horas se hizo todo y se procedió a su destitución y al nombramiento al frente del ejecutivo de Federico Franco, hasta entonces vicepresidente, y desde siempre con intenciones personales de poder.

P: Los medios ahora oficialistas hablan de proceso constitucional legítimo. Sectores populares y cada vez más amplios actores de la comunidad internacional consideran que se dio en Paraguay una ruptura de la constitucionalidad. ¿Cuál es su opinión?
R: Es un golpe de estado parlamentario. Los partidos tradicionales encontraron los 30 votos que necesitaban y dieron la sentencia. Luego, lo que vino, fue un circo puro. El veredicto hubiera sido el mismo con defensa o no de Lugo. Las acusaciones no fueron presentadas por escrito. Y las pruebas eran simples fotocopias de recortes de los diarios. La sanción contra Lugo había sido decretada antes de comenzar el juicio.

P: ¿La demisión de Lugo es un hecho irreversible?
R: Los sectores populares y campesinos no la aceptan. Pero, la fuerza la tienen los dos partidos que ejecutaron el pseudo juicio exprés. Institucionalmente ya es un hecho consumado.

P: Es paradójico que el pretexto de la destitución sea un conflicto campesino, si se considera que Fernando Lugo, denominado “el Obispo de los pobres”, siempre se pronunció a favor del campesinado y la reforma agraria y llegó al Gobierno con el apoyo decidido fuerzas populares. ¿Los hechos que motivaron la destitución se tratan de una trampa de la extrema derecha contra Lugo o de una cierta ingenuidad política del ex- presidente?
R: Las dos cosas. Fue una trampa bien preparada ante la reacción-movilización que comenzaba a protagonizar el pueblo, participando y enviando señales claras a la clase política, especialmente a los partidos tradicionales de oposición. Les dio miedo esta participación creciente y decidieron pararla. La mejor manera fue decapitar al presidente a través del juicio político. Por otra parte, hay que reconocerlo, Lugo fue flojo en la promoción de la Reforma Agraria. El pueblo, el campesinado, la pedían cada vez con más fuerza, pero Lugo no se atrevió a materializarla.

P: Varias de las naciones latinoamericanas, entre ellas Brasil y Argentina, no aceptan como válida la demisión de Lugo y el nombramiento de Franco. ¿Piensa que los Partidos Colorado y Liberal que apoyaron la destitución estarían dispuestos a reconsiderar esta nueva situación institucional frente a la presión de la comunidad internacional?
R: De ninguna manera. Estamos en el campo de la politiquería. Franco ha sido un vicepresidente de la oposición. Nunca va a reconsiderar nada y menos el Partido Liberal que después de muchos años concreta su aspiración de tener un presidente en el poder. Aunque en el fondo, el que va a salir ganando es el Partido Colorado, que probablemente subirá al poder luego de las próximas elecciones de abril del 2013. Lo ocurrido es solamente un adelanto de lo que temíamos sucediera: el Partido Colorado estuvo 60 años sin interrupción en el poder. Lugo cortó esa racha. En el 2013 el Partido Colorado, casi con seguridad, volverá. Entre sus seguidores naturales y los votos que logre comprar hará todo para recuperar el poder perdido hace cuatro años. A no ser que la juventud se organice, se movilice y se imponga. Es la mayoría absoluta y después de este episodio trágico que acabamos de vivir institucionalmente en Paraguay, va abriendo los ojos.

P: ¿Cuál es la mejor manera de expresar hoy la solidaridad internacional con los sectores populares paraguayos? ¿Qué esperan ustedes de la sociedad civil del mundo entero?
R: ¡Qué informen! ¡Qué expliquen lo que pasó en mi país! Que cuenten con detalles cómo la sentencia de la destitución del Presidente Lugo estaba ya elaborada antes del juicio. Que todo fue un circo, un teatro. También que sean conscientes – y en este sentido se posicionen- que los perdedores son aquellos que se beneficiaron con las conquistas sociales resultantes de la gestión de gobierno de Lugo.

P: ¿Más allá de los hechos puntuales, se corre el riesgo de una cierta ingobernabilidad estratégica en Paraguay?
R: En el fondo, es necesario hacer una constatación clave: a los Estados Unidos les molestan Hugo Chávez (Venezuela) y los otros dirigentes políticos que tienen hoy en el continente una posición progresista. Y poco a poco, promoverán su partida, sea como fuera.
Brasil, si se conserva como ahora puede ser un freno. Pero no olvidemos que Brasil fue y es un imperio con intereses propios. No me refiero al pueblo brasileño, a los campesinos, a los sin tierra, sino a la política exterior de ese país que funciona a la perfección y que tiene aspiraciones de expansión…

P: ¿Qué es es lo más importante que pierde Paraguay con la destitución de Lugo?
R: Es un golpe muy fuerte al proceso que estaba naciendo en el pueblo para mejorar sus condiciones de vida, su cotidianeidad. Sin olvidar que un amplio sector de esos sectores populares, viven hoy en la más total extrema pobreza.

P: Para concluir:¿cómo valora la gestión de Fernando Lugo durante su presidencia de casi cuatro años?
R: Con muy buenas intenciones, aunque bastante ineficiente y mucha ingenuidad en su gestión.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Antecedentes del “golpe de guante blanco”: Monsanto golpea en Paraguay. Los muertos de Curuguaty y el juicio político a Lugo

Idilio Méndez Grimaldi
.

Este artículo de Idilio Méndez, publicado antes de la “destitución” del Presidente Fernando Lugo, entrega antecedentes sobre cómo las transnacionales transgénicas de EEUU –Monsanto y Cargill, entre otras– junto con la oligarquía terrateniente de este país feudal sudamericano –que aún ni se asoma a la “sociedad industrial”–, gestaron el “golpe de salón” del 22 de junio, con la inestimable ayuda de la USAID (Agencia del Desarrollo de EEUU) y del diario ABC Color, propiedad de la familia Zuccolillo, protagonista relevante del negocio de las transnacionales alimentarias cuyo objetivo es la exgterminación del campesinado para apropiarse de todas las tierras cultivables. (Ver además Página 12 de hoy, http://www.pagina12.com.ar/diario/elmundo/subnotas/197316-59516-2012-06-27.html). Este artículo fue tomado de Le Monde Diplomatique-Chile http://www.lemondediplomatique.cl/article2309,2309.html). Mapocho Press

¿Quiénes están detrás de la trama tan siniestra de las muertes de Curuguaty y el juicio político a Lugo? Los propulsores de una ideología que promueven el máximo beneficio económico a cualquier precio y cuanto más, mejor, ahora y en el futuro.
El viernes 15 de junio de 2012, un grupo de policías que iba a cumplir una orden de desalojo en el departamento de Canindeyú en la frontera con Brasil, fue emboscado por francotiradores, mezclados con campesinos que reclamaban tierras para sobrevivir. La orden fue dada por un juez y una fiscala para proteger a un latifundista. Como resultado hubo 17 muertos; 6 policías y 11 campesinos y decenas de heridos graves.
Las consecuencias: El laxo y timorato gobierno de Fernando Lugo quedó con debilidad ascendente y extrema, cada vez más derechizado, a punto de ser llevado a juicio político por un Congreso dominado por la derecha; duro revés a la izquierda, a las organizaciones sociales y campesinas, acusadas por la oligarquía terrateniente de instigar a los campesinos; avance del agronegocio extractivista de las transnacionales como Monsanto, mediante la persecución a los campesinos y el arrebato de sus tierras y, finalmente, la instalación de una cómoda platea para la los oligarcas y los partidos de derecha para su retorno triunfal en las elecciones de 2013 al Poder Ejecutivo.
El 21 de octubre de 2011, el Ministerio de Agricultura y Ganadería, dirigido por el liberal Enzo Cardozo, liberó ilegalmente la semilla de algodón transgénico Bollgard BT de la compañía norteamericana de biotecnología Monsanto, para su siembra comercial en Paraguay. Las protestas campesinas y de organizaciones ambientalistas no se dejaron esperar. El gen de este algodón está mezclado con el gen del Bacillus Thurigensis, una bacteria tóxica que mata a algunas plagas del algodón, como las larvas del picudo, un coleóptero que oviposita en el capullo del textil. El Servicio Nacional de Calidad y Sanidad Vegetal y de Semillas, SENAVE, otra institución del Estado paraguayo, dirigido por Miguel Lovera, no inscribió dicha semilla transgénica en los registros de cultivares, por carecer de los dictámenes del Ministerio de Salud y de la Secretaría del Ambiente, tal como exige la legislación.
Campaña mediática
Durante los meses posteriores, Monsanto, a través de la Unión de Gremios de Producción, UGP, estrechamente ligada al Grupo Zuccolillo, que publica el diario ABC Color, arremetió contra SENAVE y su presidente por no inscribir la semilla transgénica de Monsanto para su uso comercial en todo el país.
La cuenta regresiva decisiva pareció haberse dado con una nueva denuncia por parte de una seudosindicalista del SENAVE, de nombre Silvia Martínez, quien acusó el 7 de junio pasado a Lovera de corrupción y nepotismo en la institución que dirige, a través de ABC Color. Martínez es esposa de Roberto Cáceres, representante técnico de varias empresas agrícolas, entre ellas Agrosán, recientemente adquirida por 120 millones de dólares por Syngenta, otra transnacional, todas socias de la UGP.
Al día siguiente, viernes 8 de junio, la UGP publica en ABC a seis columnas: “Los 12 argumentos para destituir a Lovera” (1). Estos presuntos argumentos fueron presentados al vicepresidente de la República, correligionario del ministro de Agricultura, el liberal Federico Franco, quien en ese momento se desempeñaba como presidente de Paraguay en ausencia de Lugo, de viaje por Asia.
El viernes 15 del corriente mes, en ocasión a una exposición anual organizada por el Ministerio de Agricultura y Ganadería, el ministro Enzo Cardozo dejo escapar un comentario ante la prensa que un supuesto grupo de inversores de la India, del sector de los agroquímicos, canceló un proyecto de inversión en Paraguay por la presunta corrupción en SENAVE. Nunca aclaro de qué grupo se trataba. En esas horas de aquel día se registraban los trágicos sucesos de Curuguaty.
En el marco de esta exposición preparada por el citado ministerio, la transnacional Monsanto presentó otra variedad de algodón, doblemente transgénico: BT y RR o Resistente al Roundup, un herbicida fabricado y patentado por Monsanto. La pretensión de la transnacional norteamericana es la inscripción en Paraguay de esta semilla transgénica, tal como ya ocurrió en la Argentina y otros países del mundo. Previamente a estos hechos, el diario ABC Color denunció sistemáticamente por presuntos hechos de corrupción a la ministra de Salud, Esperanza Martínez, y al ministro del Ambiente, Oscar Rivas, dos funcionarios que no dieron su dictamen favorable a Monsanto.
Monsanto facturó el año pasado 30 millones de dólares, libre de impuestos, (porque no declara esta parte de su renta) solamente en concepto de royalties por el uso de semillas transgénicas de soja en Paraguay. Además, Monsanto factura por la venta de las semillas transgénicas. Toda la soja cultivada es transgénica en una extensión cercana a los tres millones de hectáreas, con una producción en torno a los 7 millones de toneladas en el 2010.
Por otro lado, en la Cámara de Diputados ya se aprobó en general el proyecto de Ley de Bioseguridad, que contempla crear una dirección de bioseguridad a cargo del Ministerio de Agricultura, con amplia potestad para la aprobación para su cultivo comercial de todas las semillas transgénicas, ya sean de soja, maíz, arroz, algodón y algunas hortalizas. Este proyecto de ley contempla la eliminación de la Comisión de Bioseguridad actual, que es un ente colegiado de funcionarios técnicos del Estado paraguayo.
En tanto transcurrían todos estos acontecimientos, la UGP viene preparando un acto de protesta nacional contra el gobierno de Fernando Lugo para el 25 de junio próximo. Se trataba de una manifestación con maquinarias agrícolas, que cerraría medias calzadas de las rutas en distintos puntos del país. Una de las reivindicaciones del denominado “tractorazo” es la destitución de Miguel Lovera del SENAVE, así como la liberalización de todas las semillas transgénicas para su cultivo comercial.
Las conexiones
La UGP está dirigida por Héctor Cristaldo, apoyado por otros apóstoles como Ramón Sánchez, quien tiene negocios con el sector de los agroquímicos, entre otros agentes de las transnacionales del agronegocio. Cristaldo integra el staff de varias empresas del Grupo Zuccolillo, cuyo principal accionista es Aldo Zuccolillo, director propietario del diario ABC Color desde su fundación bajo el régimen de Stroessner, en 1967, y dirigente de la Sociedad Interamericana de Prensa, SIP.
El Grupo Zuccolillo es socio principal en Paraguay de Cargill, una de las transnacionales más grandes del agronegocio en el mundo. La sociedad construyó uno de los puertos graneleros más importante del Paraguay, denominado Puerto Unión, a 500 metros de la toma de agua de la empresa aguatera del Estado paraguayo, sobre el Río Paraguay, sin ninguna restricción.
Las transnacionales del agronegocio en Paraguay prácticamente no pagan impuestos, mediante la férrea protección que tienen en el Congreso, dominado por la derecha. La presión tributaria en Paraguay es apenas del 13% sobre el PIB. El 60 % del impuesto recaudado por el Estado paraguayo es el Impuesto al Valor Agregado, IVA. Los latifundistas no pagan impuestos. El impuesto Inmobiliario representa apenas el 0,04% de la presión tributaria, unos 5 millones de dólares, según un estudio del Banco Mundial (2) aún cuando el agronegocio produce rentas en torno al 30 % del PIB, que representan unos 6.000 millones de dólares anuales. Paraguay es uno de los países más desiguales del mundo. El 85 por ciento de las tierras, unas 30 millones de hectáreas, está en manos del 2% de propietarios (3) que se dedican a la producción meramente extractivista o en el peor de los casos a la especulación sobre la tierra.
La mayoría de estos oligarcas poseen mansiones en Punta del Este o Miami y tienen estrechas relaciones con las transnacionales del sector financiero, que guardan sus bienes mal habidos en los paraísos fiscales o le facilitan inversiones en el extranjero. Todos ellos, de alguna u otra manera, están ligados al agronegocio y dominan el espectro político nacional, con amplias influencias en los tres poderes del Estado. Allí reina la UGP, apoyada por las transnacionales del sector financiero y del agronegocio.
Los hechos de Curuguaty
Curuguaty es una ciudad ubicada al este de la Región Oriental del Paraguay, a unos 200 km de Asunción, capital del Paraguay. A unos kilómetros de Curuguaty se halla la estancia Morombí, propiedad del terrateniente Blas Riquelme, con más de 70 mil hectáreas en ese lugar. Riquelme proviene de la entraña de la dictadura de Stroessner (1954-1989) bajo cuyo régimen amasó una inmensa fortuna, aliado al general Andrés Rodríguez, quien ejecutó el golpe de Estado que derrocó al dictador Stroessner. Riquelme, que fue presidente del Partido Colorado por muchos años y senador de la República, dueño de varios supermercados y establecimientos ganaderos, se apropió mediante subterfugios legales de unas 2.000 hectáreas, aproximadamente, que pertenecen al Estado paraguayo.
Esta parcela fue ocupada por los campesinos sin tierras que venían solicitando al gobierno de Fernando Lugo su distribución. Un juez y una fiscala ordenaron el desalojo de los campesinos, a través del Grupo Especial de Operaciones, GEO, de la Policía Nacional, cuyos miembros de elite en su mayoría fueron entrenados en Colombia, bajo el gobierno de Uribe, para la lucha contrainsurgente.
Sólo un sabotaje interno dentro de los cuadros de inteligencia de la Policía, con la complicidad de la Fiscalía, explica la emboscada, en la cual murieron 6 policías. No se comprende cómo policías altamente entrenados, en el marco del Plan Colombia, pudieron caer fácilmente en una supuesta trampa tendida por campesinos, como quiere hacer creer la prensa dominada por los oligarcas. Sus camaradas reaccionaron y acribillaron a los campesinos, matando a 11, quedando unos 50 heridos. Entre los policías muertos estaba el jefe del GEO, comisario Erven Lovera, hermano del teniente coronel Alcides Lovera, jefe de seguridad del presidente Lugo.
El plan consiste en criminalizar, llevar hasta el odio extremo, a todas las organizaciones campesinas, para empujar a los campesinos a abandonar el campo para el uso exclusivo del agronegocio. Es un proceso lento, doloroso, de des-campesinización del campo paraguayo, que atenta directamente contra la soberanía alimentaria, la cultura alimentaria del pueblo paraguayo, por ser los campesinos productores y recreadores ancestrales de toda la cultura guaraní.
Tanto la Fiscalía o Ministerio Público, como el Poder Judicial y la Policía Nacional, así como diversos organismos del Estado paraguayo, están controlados mediante convenios de cooperación por USAID, la agencia de cooperación de los Estados Unidos.
El asesinato del hermano del jefe de seguridad del presidente de la República obviamente fue un mensaje directo a Fernando Lugo, cuya cabeza sería el próximo objetivo, probablemente a través de un juicio político. Lugo derechizó más su gobierno tratando de calmar a los oligarcas. Lo ocurrido en Curuguaty tumbó a Carlos Filizzola del Ministerio del Interior y fue nombrado en su reemplazo Rubén Candia Amarilla, proveniente del opositor Partido Colorado, al cual Lugo lo derrotó en las urnas en el 2008, luego de 60 años de dictadura colorada, incluyendo la tiranía de Alfredo Stroessner.
Candia fue ministro de Justicia del gobierno colorado de Nicanor Duarte (2003-2008) y se desempeñó como fiscal general del Estado por un periodo, hasta el año pasado, cuando fue reemplazado por otro colorado, Javier Díaz Verón, a instancia del propio Lugo. Candia es acusado de haber promovido la represión a dirigentes de organizaciones campesinas y de movimientos populares. Su nominación a Fiscal General del Estado en el 2005 fue aprobado por el entonces embajador de Estados Unidos, Jhon F. Keen.
Candia fue responsable de un mayor control por parte de USAID del Ministerio Público y fue acusado en los inicios de su gobierno por Fernando Lugo de conspirar en su contra para quitarlo del gobierno. Tras asumir como el ministro político de Lugo, lo primero que anunció Candia fue la eliminación del protocolo de diálogo con los campesinos que invaden propiedades. El mensaje es que no habrá conversación, sino simplemente la aplicación de la ley, lo que significa emplear la fuerza policial represiva sin contemplación.
Dos días después de asumir Candia Amarilla, los miembros de la UGP, encabezado por Héctor Cristaldo, ya visitaron al flamante ministro del Interior, a quien solicitaron garantías para la realización del denominado tractorazo. Sin embargo, Cristaldo dijo que la medida de fuerza puede ser suspendida en caso de nuevas señales favorables para la UGP (léase liberación de las semillas transgénicas de Monsanto, destitución de Lovera y otros ministros, entre otras ventajas para el gran capital y los oligarcas) derechizando aun más el gobierno.
Cristaldo es precandidato a diputado para las elecciones de 2013 por un movimiento interno del Partido Colorado, liderado por Horacio Cartes, un empresario investigado en el pasado reciente por Estados Unidos por lavado de dinero y narcotráfico, según el propio diario ABC Color, que se hizo eco de varios cables del Departamento de Estado de EEUU, publicado por WikiLeaks, entre ellos uno que aludía directamente a Cartes, el 15 de noviembre de 2011.
Juicio político a Lugo
En las últimas horas, mientras se redactaba esta crónica, la UGP, (4) algunos integrantes del Partido Colorado y los propios integrantes del Partido Liberal Radical Auténtico, PLRA, dirigido por el senador Blas Llano y aliado del gobierno, amenazan con un juicio político Fernando Lugo para destituirlo como presidente de la República del Paraguay.
Lugo depende del humor de los colorados para seguir como presidente de la República, así como de sus aliados liberales, que ahora lo amenazan con juicio político, con seguridad buscando más espacios de poder (dinero) como prenda de paz. El Partido Colorado, aliado a otros partidos minoritarios de la oposición, tiene la mayoría necesaria como para destituir al presidente de sus funciones.
Quizás se esperan “las señales favorables” de Lugo que la UGP -en nombre de la Monsanto, la patria financiera y los oligarcas- está exigiendo al gobierno. Caso contrario, se estaría pasando a una siguiente fase de los planes de copamiento de este gobierno que nació como progresista y lentamente va terminando como conservador, controlado por los poderes fácticos.
Entre algunos de sus haberes, Lugo es responsable de la aprobación de la Ley Antiterrorista, propiciada por Estados Unidos en todo el mundo después del 11 S. Autorizó en 2010 la implementación de la Iniciativa Zona Norte, consistente en la instalación y despliegue de tropas y civiles norteamericanos en el norte de la Región Oriental -en las narices del Brasil- supuestamente para desarrollar actividades a favor de las comunidades campesinas.
El Frente Guazú, coalición de las izquierdas que apoya a Lugo, no logra unificar su discurso, y sus integrantes pierden la perspectiva en el análisis del poder real, cayendo en los juegos electoralistas inmediatistas. Infiltrados por USAID, muchos integrantes del Frente Guazú que participan en la administración del Estado, sucumben ante los cantos de sirena del consumismo galopante del neoliberalismo. Se corrompen hasta los tuétanos y en la práctica se convierten en émulos vanidosos de engreídos ricos que integraban los recientes gobiernos del derechista Partido Colorado.
Curuguaty también engloba un mensaje para la región, especialmente para Brasil, en cuya frontera se producen estos hechos sangrientos, claramente dirigidos por los amos de la guerra, cuyos teatros de operaciones se pueden observar en Irak, Libia, Afganistán y ahora Siria. Brasil está construyendo una hegemonía mundial junto a Rusia, India y China, denominada BRIC. Sin embargo, Estados Unidos no ceja en su poder de persuasión al gigante de Sudamérica. Ya está en marcha el nuevo eje comercial integrado por México, Panamá, Colombia, Perú y Chile que es un muro de contención a los deseos expansionistas del Brasil hacia el Pacífico.
Mientras tanto, Washington sigue con su ofensiva diplomática en Brasilia, tratando de convencer al gobierno de Dilma Rousseff a estrechar vínculos comerciales, tecnológicos y militares. Entre tanto, la IV Flota de los Estados Unidos, reactivada hace unos años después de estar fuera de servicio apenas culminó la Segunda Guerra Mundial, vigila todo el Atlántico Sur, en otro cerco al Brasil por si no comprendiese la persuasión diplomática.
Y Paraguay es un país en disputa entre ambos países hegemónicos, dominado aun ampliamente por EEUU. Por eso, lo de Curuguaty es también una pequeña señal para Brasil, en el sentido que Paraguay puede convertirse en un polvorín que quebrantará el desarrollo del suroeste del Brasil.
Pero por sobre todo, los muertos de Curuguaty son una señal del capital, del gran capital, del extractivismo expoliador, que asuela el planeta y aplasta la vida en todos los rincones de la Tierra en nombre de la civilización y el desarrollo. Por fortuna, los pueblos del mundo también van dando respuestas a estas señales de la muerte, con señales de resistencia, con señales de dignidad y de respeto a todas formas de vida en el planeta.

Idilio Méndez Grimaldi, periodista, investigador y analista, miembro de la Sociedad de Economía Política del Paraguay, SEPPY, y autor del libro Los Herederos de Stroessner.

Notas:
1) http://www.abc.com.py/edicion-impre...
2) Documento del Banco Mundial. Paraguay. Impuesto Inmobiliario: Herramienta clave para la descentralización fiscal y el mejor uso de la tierra. Volumen I: Informe principal. 2007.
3) Censo Agropecuario Nacional 2008. 4- http://www.abc.com.py/edicion-impre...

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

La presidenta y un discurso para alquilar balcones: A confesión de parte...

Gustavo Robles (especial para ARGENPRESS.info)

Cristina Fernández está nerviosa. Incómoda con la realidad que ha construido en el país, echa culpas “destituyentes” a los demás. Se le nota. Está histérica, descontrolada, violenta... Cuando tiene un micrófono en frente, “siente” más de lo que piensa, y entonces se le escapan verdades que hubiese querido ocultar. Como en este último 26 de junio, cuando utilizó una vez más la cadena nacional para anunciar créditos a los mismos jubilados a los que les niega el 82% móvil. Seguramente, al volver escucharse, habrá pensado “para qué abrí la boca”.

Está complicada la presidenta. En cada frase quiere hacer hincapié en su infalibilidad. Según ella, todo lo bueno proviene de sus actos, y entonces, todo lo que se le opone es “lo malo”. Una peligrosa visión para quien es el máximo representante político del sistema burgués en Argentina. “Tienen que aprender a gestionar como esta presidenta” exclama mientras la realidad se le escapa de las manos. Ella misma se pone como ejemplo. Vaya ego la muchacha.

Sin embargo, la realidad argentina es pura obra de ella. Y de “él”. Cuando reconoce que de la masa total de asalariados (14.635.000), 9.159.186 están en blanco, está desnudando una cruel realidad para más de 5 millones de trabajadores (5.475.814, según ella) que trabajan en negro, sin ningún tipo de protección social. Después de 9 años de gobierno, “ella y él” lo hicieron posible

A partir de ese reconocimiento, todas las consideraciones que vinieron después en su discurso, sonaron a “confesión”. Más allá de que sólo se refirió a las vicisitudes que les tocan vivir a los blanqueados, las cifras fueron lo bastante elocuentes como para no poder disimular los problemas que sufre la clase trabajadora. “Ella” anunció que sólo el 19% de los asalariados registrados paga el infame tributo al salario, que el gobierno menemista instauró en el '97 y que el kirchnerismo defiende a capa y espada. Y reconoció que el resto, el 81%, no llega al mínimo no imponible. Lo que olvidó mencionar CFK es que el mínimo no imponible es de $5792, cuando la canasta familiar ronda los $6500, y, según la CTA, en Capital es de unos $7200. Es decir, después de nueve años de administración kirchnerista, el 81% de los trabajadores no llega a cubrir una canasta familiar. También se refirió a los jubilados, declamando que “el 95% de los que están en condiciones de hacerlo cobra su haber” pero se cuidó muy bien de decir que el 80% cobra la mínima, una remuneración miserable de $1800 que no llega a la tercera parte de aquella canasta. Olvidó decir esta buena señora que, según los propios números del vergonzoso Indec (datos de la EPH, 3er trimestre del 2011), el 80% de los asalariados activos gana menos de $5200, y el promedio de ingreso del total de los trabajadores es de $3093, menos de la mitad de la canasta familiar. También vale acotar que según la CTA, son 8.800.000 los trabajadores precarizados en el país. Ella y él lo hicieron

Si hasta aquí los números fueron nefastos para los que viven de un sueldo o una jubilación (en el contexto de un crecimiento de la economía a tasas chinas, donde los empresarios tuvieron ganancias astronómicas), mucho peor son las implicaciones de los dichos de la señora viuda de Kirchner. Si bien la política ya lo venía manifestando desde el principio, a partir de su segunda asunción ha adoptado un discurso antiobrero que empieza a ser coherente con aquélla. Es decir, se fue sacando la careta. Ya se había manifestado llamando “chantajistas” a aquellos que ejercían su derecho a huelga, luego humilló a los docentes, y en su última alocución se despachó contra los obreros que tomaron el yacimiento del Cerro Dragón, haciéndolos responsables de la muerte de 14 gendarmes en un accidente en la ruta 3. Esto merece algunas consideraciones en particular. Primero, que la presidenta se pone del lado de la versión patronal, que acusa a los trabajadores de haber dañado “sus instrumentos de trabajo”, sin que haya ninguna prueba al respecto. Porque bien pudo haber sido -y no sería de extrañar- que la patronal haya provocado los daños para después acusar a los huelguistas (tampoco es de extrañar que CFK se ponga del lado de los intereses que defiende: el de los explotadores). Segundo, la empresa Pan American Energy, que explota el yacimiento que produce el 15% del petróleo en el país, es controlada por la British Petroleum, empresa británica que además, opera en Malvinas robando nuestro recurso para la corona inglesa. Muy coherente con el discurso antimperialista “k” ¿no?. Para el kirchnerismo, en el discurso, las Malvinas son argentinas; la Argentina, no.

Como se vé, es grave la postura gubernamental, porque además de gravar el salario, limitar las asignaciones familiares, horrorizarse ante la sola insinuación de que los obreros participen en las ganancias de las empresas, lo que hace la presidenta es responsabilizar a la clase trabajadora de todos los males que se le pueda ocasionar “al pueblo” si ejerce sus derechos. No por casualidad dijo que “no son los más capacitados y los que lo merecen, los que consiguen mejoras laborales o salariales, sino los que tienen mayor poder de presión y extorsionan a la gente”, asumiendo una postura digna de la derecha más rancia. Por eso no puede asombrarnos que ante cada reclamo, el oficialismo lo tilde de “destituyente”. Por eso no pueden asombrarnos los más de 5000 procesados por luchar, el Proyecto X y la mismísima Ley Antiterrorista (de Terrorismo Contra el Pueblo) que aprobó el oficialismo a pedido de Bush primero, de Obama y el G20 después.

Un dato de color: cuando la señora nombró de refilón a Maximiliano Kosteki y a Darío Santillán en el décimo aniversario de su asesinato por parte de las fuerzas represivas que ella misma terminaba de elogiar, ninguno de la patética troupe de aplaudidores ante los que a cada rato hace catarsis aplaudió. Tal vez Aníbal Fernández habrá sentido un frío por la espalda en ese momento, por la responsabilidad que le cabe en aquellos hechos. Los que festejan ante cada frase que significa la entrega del sudor de millones de argentinos, se callaron la boca cuando se insinuó un homenaje a la memoria de los fusilados por el Estado burgués por luchar por un mundo mejor. Más lamentable aún es que haya querido emparentar a dos mártires populares con los gendarmes muertos en un accidente. Patético. Y bien de derecha.

Otra: no recuerdo que haya llorado cuando ocurrió la tragedia de Once, que causó 51 muertos y más de 700 heridos entre los más humildes de nuestro suelo. Tampoco que haya echado culpas a sus amigos Cirigliano o asumido las propias por el lamentable estado de los ferrocarriles después de casi una década de administración kirchnerista.

En definitiva, hay algo peor en lo que hace el kirchnerismo, que la política de explotación y entrega que está llevando a cabo: y es intentar consolidar la idea, sobre todo en las masas jóvenes, de que “esto” es liberación, mientras hacen al país cada vez más dependiente; de que “esto” es defender lo nuestro, mientras entregan nuestros recursos a las corporaciones internacionales; de que “esto” es “nacionalizar”, mientras se extranjeriza cada vez más la economía; de que “esto” es popular, mientras los ricos se hacen cada vez más ricos, y los pobres no pueden salir de su pobreza; de que “esto” es soberanía, cuando nos someten a los designios de los explotadores más poderosos del planeta; de que “esto” es terminar con el problema del endeudamiento externo, mientras se paga una deuda ilegal, ilegítima y fraudulenta y se paga a los buitres financieros mejor que nadie; de que “esto” es defender los derechos humanos, mientras afrentan la memoria de los 30.000 que dicen reivindicar, al apuntalar a los poderosos y criminalizar a los laburantes que se animan a la protesta; de que “esto” es defender a los trabajadores, mientras se los hostiga, amenaza, cercena conquistas y a los que hacen valer sus derechos, los insulta, los humilla y los procesa; que “esto” es justicia social, mientras genera una sociedad desigual basada en la explotación y en el clientelismo político, donde a los pobres “se les soba el lomo” de palabra, pero en los hechos los usan de la manera más denigrante para un ser humano.

El kirchnerismo quiere consolidar la mentira que favorezca los privilegios de los poderosos.

Ellos no son funcionales a la derecha: son la derecha.

Y contra eso hay que luchar.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

CFK, un discurso reaccionario

Rolando Astarita (INDYMEDIA)

En el día de ayer la presidenta Cristina Kirchner atacó duramente el reclamo de eliminar el impuesto a las ganancias a los asalariados. Su argumento central fue que el impuesto a las ganancias afecta a una minoría, el 19% de un total de 9 millones de trabajadores. Agregó que aquellos que reclaman contra este impuesto adoptan posturas egoístas, típicas de los liberales (Abal Medina acotó que pelear contra este impuesto "es oligarquía, no es peronismo"). CK también dijo que el impuesto debía mantenerse para defender las cuentas públicas. No mencionó siquiera las asignaciones familiares, que es otro de los reclamos centrales. En síntesis, la idea central que se transmite es que los trabajadores que más ganan deben ser solidarios con los que menos ganan. CK también sostuvo que en Europa están asombrados porque en Argentina los aumentos salariales son superiores al 20%; y atribuyó la muerte de varios gendarmes en un accidente de tránsito a la lucha de los trabajadores.

Como no podía ser de otra manera, el discurso de CK ya ha sido objeto de varias y fundadas críticas. En primer lugar, porque está reconociendo que el 81% de los asalariados recibe menos de 5500 pesos por mes, que es el mínimo (para solteros) que no es afectado por ganancias. Para aquellos que viven en el exterior, digamos que se trata de poco más de 1220 dólares mensuales (si tomamos en cuenta el tipo de cambio oficial), y el nivel de precios en Argentina es similar al que existe en EEUU. Este salario es considerado entonces "de privilegio" por los K partidarios y el gobierno. En segundo lugar, se ha señalado que CK pasa por alto que se está produciendo un "ajuste" de salarios, por vía de la inflación. Como indica Ismael Bermúdez, en Clarín, desde 2007 la inflación fue del 147% y el gobierno aumentó el mínimo no imponible en apenas el 72%. Así, se rebanó una parte de los aumentos salariales conseguidos (según el cálculo de Bermúdez, el aumento salarial real desde 2007 habría sido de solo el 4,8%). Lo peor es que cada vez son más los trabajadores afectados por esta medida. Hoy, con un ingreso de 10.000 pesos mensuales, "ganancias" se lleva un aguinaldo completo. Pero además, es de mala fe hablar solo del aumento nominal de los salarios, y no mencionar la inflación. Si un gremio cierra un aumento salarial por el 21%, y la inflación es del 25%, habrá experimentado una caída del salario real del 4%. Esto es elemental, y cualquiera lo sabe. En cuanto a vincular las muertes provocadas por un accidente de tránsito con las luchas salariales, es simple incoherencia mental de la presidenta. Pero es funcional a su intento de meter miedo en la gente, para que no vaya a la movilización, y degradar las acciones sindicales.

Todo esto se ha dicho ya, aunque no está de más repetirlo. Sin embargo, hay otro aspecto que quisiera señalar, que tiene que ver con el contenido ideológico del mensaje de CK. Se refiere a su pedido de que los trabajadores que reciben mayores ingresos sean "solidarios" y renuncien a pelear contra la caída de sus salarios (vía ganancias). Pues bien, se trata de un discurso reaccionario, y por donde se lo mire.

Empecemos diciendo que es un hecho que históricamente en el capitalismo hubo diferencias salariales, y por eso el movimiento obrero ha luchado para que los que más ganan no bajen sus salarios, y de ser posible, los aumenten. Y para que los que menos ganan, aumenten los suyos. Toda la historia de las luchas de clases, en el mundo y en este país, estuvo recorrida por este propósito. Muchos e importantes combates de la clase obrera fueron protagonizados por trabajadores relativamente bien pagados, pero recibieron el apoyo del conjunto del movimiento. Es que todo avance de un sector de la clase obrera frente al capital debe ser leído como un paso que mejora las condiciones para pelear del resto. Para no irnos más lejos, recordemos que las grandes luchas del SMATA de Córdoba en los fines de los 1960 y los 1970 fueron protagonizadas por trabajadores que recibían uno de los salarios más altos del país. Y esas luchas abrieron senderos por los que pudo luego mejorar la posición del conjunto de la clase obrera frente al capital. Decir que los mecánicos no debían luchar para ser solidarios con los trabajadores de menos salarios, es un argumento que solo se puede explicar por el empeño en defender los intereses de la clase dominante. De la misma manera, entre los gremios que más se movilizaron en 1975, con el Rodrigazo, estaban los mecánicos, y también los metalúrgicos, que ganaban relativamente bien. De nuevo, alguien podría haber dicho que estaban defendiendo "privilegios". Pero lo cierto es que la movilización por el Rodrigazo fue el intento más importante de frenar la ofensiva que ya estaba lanzando el capital y el estado contra el trabajo, como respuesta a la crisis que se había iniciado a mediados de los 70.

En fin, con el argumento que está esgrimiendo el gobierno K y sus defensores, habría que plantear que ningún trabajador con un salario superior al mínimo debería movilizarse "para ser solidario con sus compañeros de menores salarios". Por supuesto, no hay manera de defender este discurso desde posturas "progresistas" o de "izquierda". ¿A quién se le ocurre plantear que un sector de los trabajadores debe renunciar a una parte de su salario para elevar el de otro sector de la clase trabajadora? La lucha del trabajo debe centrarse en arrancar una mayor parte del valor producido, que hoy el capital se apropia bajo la forma de plusvalía. Por otra parte, sostener que debido a la crisis los trabajadores deben resignar posiciones, es llamarlos a someterse a los dictados del capital. La "receta" típica del capital, y del estado, frente a las crisis, es desvalorizar la fuerza de trabajo para sostener la valorización del capital. Por eso, la clase obrera históricamente opuso resistencia, y defendió sus posiciones. La pelea por aumento de salarios (es lo que está implicado en la disputa por ganancias y por las asignaciones familiares), haya o no haya crisis, es una pelea por la redistribución del valor agregado. Un valor que ha sido generado por el trabajo asalariado, y del cual la clase capitalista, y los funcionarios del capital, se apropian gratuitamente.

Con esto en vista, los socialistas planteamos que los trabajadores no deben redistribuir ingresos al interior de la misma clase (de los que tienen mayores salarios a los que menos tienen), sino obligar a una redistribución del ingreso entre el capital y el trabajo. El planteo de los K-defensores, y del Gobierno, apunta a dividir a la clase obrera, y provocar enfrentamientos en su seno. Los "marxistas" que ocupan altos cargos, o los "izquierdistas" (PC, ex PC y similares) que se alinean con este discurso, cumplen así un rol bien definido. Desde este enfoque, no se cuestiona la división del ingreso entre el capital y el trabajo, sino la división en el seno del trabajo (al pasar, ¿no se asombran en Europa cuando se muestran los índices de distribución del ingreso en Argentina, y en América Latina?).

La posición de los marxistas entonces es la opuesta. Apoyamos toda lucha que arranque algo del botín apropiado por los explotadores. Es en este respecto que he planteado la necesidad de incorporar a los reclamos el combate contra el trabajo en negro y precarizado. Aclaremos que debería abarcar el reclamo de acabar con los contratos basura que se hacen desde el mismo Estado, o grandes empresas, y que formalmente pasan por "blanqueados". Un trabajador que firma, año tras año, un contrato "de locación de servicios", sin recibir aguinaldo ni paga por vacaciones, y que está obligado a aportar como "autónomo" (aunque esté bajo relación de dependencia asalariada) está, en los hechos, precarizado. Pero claro, de esto no dijo palabra CK, tan preocupada por "egoísmos" y "desigualdades".

Por todo esto, es necesario unificar, levantando los intereses más generales del trabajo contra el capital. Y agregamos que en tanto exista el trabajo asalariado habrá explotación. Por eso, no solo cuestionamos el reparto de la torta, sino también ponemos el acento en quién hizo la torta. La torta (esto es, el valor agregado que se divide en salarios y beneficios) fue generada por el trabajo, pero una parte es apropiada graciosamente por los dueños de los medios de producción. Decir que es "neoliberal" luchar por el salario es propio del discurso que busca disimular este fundamento último sobre el que se levanta la civilización burguesa: la explotación del hombre por el hombre.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Cuando la solidaridad es sólo discursiva

AGENCIA WALSH

El Frente Popular Darío Santillán expresó su rechazo al discurso de Cristina Fernández de Kirchner, al entender contradictorio sus palabras de "solidaridad" al cumplirse 10 años del asesinato de Darío y Maxi, siendo que en su gobierno se encuentra uno de los integrantes que permitió esa represión, Aníbal Fernández, y apoyó a otro de los responsables, Carlos Soria. Buenos Aires, martes 26 de junio de 2012 (FPDS).

El Frente Popular Dario Santillán responde a la Presidenta: "Cuidado Cristina, el doble discurso se vuelve una cínica ofensa al pueblo cuando choca con la memoria y la dignidad de Darío y Maxi".

La presidenta Cristina Kirchner aprovechó la cadena nacional para "solidarizarse" por los asesinatos de Darío y Maximiliano, además de remitir en su discurso a otros temas ya tristemente recurrentes, como la justificación del ajuste y la criminalización del legítimo derecho de protesta sindical y social, asociándolos una vez más con la extorsión. Es lógico lamentar la pérdida de vidas humanas en un accidente como sucedió con algunos integrantes de Gendarmería Nacional, pero el homenaje que proclamó hoy la presidenta a dicha fuerza enmarcada en los últimos hechos suena como una burla especialmente al hacerlo en el día en que, hace 10 años, esa misma fuerza represiva compartió responsabilidades en los asesinatos de Darío y Maximiliano. En ese "homenaje" además, asoció las causas de ese lamentable accidente a la protesta de los trabajadores, en un avance discursivo más en contra del derecho a la protesta social contra el que el gobierno cada vez más arremete, y arremete no solo desde lo discursivo si no mismo en avances institucionales concretos para castigar la expresión social y la manifestación popular como la "Ley antiterrorista".

En el caso concreto de la "solidaridad" expresada ante la conmemoración de los asesinatos de nuestros compañeros, la presidenta pretende sostener sus dichos en una pretendida desmemoria popular Señora presidenta, no sea hipócrita! Si realmente sintiera algo parecido a la solidaridad ante estos hechos impunes, no hubiera albergado en su espacio político a quienes tuvieron responsabilidad en aquellos crímenes. Como Carlos Soria, candidato a gobernador por su partido, el Frente Para la Victoria, en Río Negro, que contó con su aval personal. Soria dirigió los Servicios de Inteligencia que comandaron el accionar de Fanchiotti durante la represión, como quedó constancia en el juicio a los policías. Y usted, lejos de solidarizarse con esta causa en su momento e impulsar la búsqueda de justicia, premió a unos de los ideólogos de los crímenes. Frente a usted, señora presidenta, suele estar Aníbal Fernández, integrante del gabinete presidencial que orquestó aquella represión, y vocero del discurso policial que complementó los crímenes. Si realmente sintiera solidaridad por esta causa, no seguiría teniendo entre sus colaboradores a ese nefasto personaje que ofende la memoria de los jóvenes asesinados. Hacemos nuestras las dolidas palabras de Alberto Santillán, padre de Dario, al enterarse de su alocución: "Cristina nos manda la misma solidaridad de mierda que permite que Aníbal Fernández esté en el gobierno‘".

Otro hecho, más directo, nos hace dudar de sus palabras y nos despierta indignación. En el gobierno anterior que usted compartió con su marido, brindaron al ex presidente Duhalde, quien debía ser investigado por estos crímenes, una salida "discreta" durante los primeros años del gobierno de Néstor Kirchner, "premiándolo" con la designación como presidente de la Comisión Permanente del MERCOSUR. Este "favor" concedido al principal responsable de los crímenes de Darío y Maxi, además, fue coronado por ustedes con el entorpecimiento que el gobierno de Néstor Kirchner realizó respecto al esclarecimiento de los hechos de Avellaneda. El propio padre de Darío Santillán declaró sentirse "forreado y usado" por el entonces presidente que, después de recibirlo y fotografiarse con él, prometió la desclasificación de los archivos de la SIDE para avanzar en las responsabiliades políticas.

Hoy luchamos contra la impunidad, desde la militancia popular impulsamos otro proyecto de país, sin explotación, sin hambre. Realidades bien vigentes por las que luchaban darío y maxi, que siguen pendientes de ser resueltas, aún después de 9 años de gobierno donde, incluso, algunos males que perjudican al pueblo se han profundizado, como el saqueo de nuestros bienes comunes a lo largo de todo el país. No hace falta que lo digamos nosotros: basta encontrar en el testimonio vivo de los compañeros asesinados una firme posición frente a esto, que hubicaría hoy a Darío y Maxi luchando contra las injusticias, en cada movilización, en cada huelga de los trabajadores, denunciando la judicialización de la protesta social y la represión. Y el doble discurso, como el que usted enarbola, que se vuelve cínico y ofensivo cuando busca desvirtuar la memoria y la lucha de quienes ya no están.

En la misma sintonía aparecieron en las cercanías de Avellaneda afiches que ponían a Darío o Maxi junto a la figura de Néstor Kirchner, tergiversando la historia y asociando proyectos políticos bien disímiles: Darío y Maxi no lucharon por su "capitalismo en serio", sino por un Cambio Social, por una transformación radical de la sociedad. Desde el Frente Popular Darío Santillán tenemos marcadas diferencias con el "modelo" de país que su gobierno nos propone. Luchamos consecuentemente contra las injusticias, y podemos debatir fraternalmente también con la militancia popular que ve en el gobierno un proyecto positivo para el pueblo. Lo que no podemos dejar pasar es el doble discurso que manosea la memoria de nuestros compañeros caídos.

No esperamos de su gobierno palabras de solidaridad. En algún momento esperamos un compromiso de ustedes con la justicia, que junto a Néstor Kirchner defraudaron. Por eso sabemos que sólo habrá justicia a través de la lucha popular.

Darío y Maxi viven en cada lucha cotidiana, de los trabajadores y de todo el pueblo, contra las injusticias!!!

Seguimos exigiendo juicio y castigo, y denunciando el doble discurso y las complicidades con la impunidad.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Un discurso que fija los límites de Moyano

Marcelo Ramal (especial para ARGENPRESS.info)

No ofreció un plan de lucha y se olvidó de que gobiernen los trabajadores.

Los 70.000 trabajadores que colmaron la Plaza de Mayo este miércoles superaron el marco de una movilización de “aparato” de los gremios alineados con Moyano. La adhesión a la jornada introdujo fracturas en gremios cruciales, como Smata y Luz y Fuerza. En el caso de los mecánicos, la seccional Córdoba adhirió al paro contra su secretario general nacional, en el marco de las suspensiones en las automotrices. El sindicato de técnicos aeronáuticos reunió una importante columna, en medio de un paro macizo. Movilizaron varias importantes comisiones internas de Atilra, en oposición a la dirección del sindicato. En Acindar de Villa Constitución, el activismo batalló por el paro contra la seccional (dirigida por la CTA Micheli) y contra la dirección de la fábrica (kirchnerista). La columna de los cuerpos de delegados clasistas, junto al Frente de Izquierda, ocupó todo un flanco de la plaza y las inmediaciones. Delegados fabriles de gráficos, la alimentación, el subte o ferroviarios -entre otras- expresaron la batalla
que dio la izquierda contra el cerrojo que el kirchnerismo intentó colocar en esos sindicatos. La Plaza recogió también la presencia espontánea de muchos trabajadores que vinieron por su cuenta. Fue, en definitiva, una gran demostración obrera.

Moyano captó parte de estos desplazamientos sindicales cuando señaló que “muchos trabajadores vinieron sin sus dirigentes”. Reclamó la nacionalización del Banco Hipotecario, mientras se burlaba del plan de viviendas oficial, también denunció la tercerización laboral o los haberes jubilatorios. Pero no le dio ninguna salida a las reivindicaciones que impulsaron la jornada. Moyano no anunció ninguna continuidad para después del 27, ni por el impuesto al salario ni por ninguna otra reivindicación. En cambio, dedicó buena parte de su discurso a hacer una reivindicación histórica y política del peronismo -algo que no hubiera sido necesario si no estuviera cuestionado. Los comentaristas interpretaron que busca impulsar un bloque opositor con las viudas del kirchnerismo que anidan en el PJ, o que todo no es otra cosa que parte de una interna peronista. Se equivocan: Moyano está tratando de definir límites a una evolución de la clase obrera que la saca de los marcos del peronismo. Hay una bancarrota capitalista mundial y los trabajadores se enfrentan a tareas que tienen un potencial revolucionario. Los destinatarios de la propuesta de Moyano, de todos modos, son tan ajustadores como el gobierno, de modo que difícilmente sean el remedio para la enfermedad.

El discurso de Moyano fue dirigido contra el clasismo; en un tramo presentó a los empresarios -o sea a los patrones- como trabajadores.

El moyanismo está reiterando la historia de finales de los ’90, cuando -con el MTA- trabajó en favor de un frente político devaluacionista en reemplazo del “modelo” menemo-cavallista. Moyano llamó a aprovechar “las circunstancias económicas favorables”, enfatizando -como todos los opositores- que “no estamos en 2001″. Lo que quiere decir es: hagamos el ajuste de conjunto ahora, ya que el precio de la soja todavía es alto, para evitar hacerlo cuando se derrumbe. Es un llamado a la concertación nacional, como el que días antes hizo Binner. Binner y Moyano sorprendieron a todo el mundo cuando se prodigaron elogios mutuos durante la pasada campaña electoral. La tentativa de Moyano de encuadrar la Plaza del 27 en los límites del peronismo responde mucho más al pasado que a las tendencias actuales de la clase obrera. Ingresamos en una etapa de formidable revulsión en los sindicatos, que debe servir para un desarrollo político inédito de la izquierda revolucionaria.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

César, diez años después

Carlos Del Frade (APE)

Una década después de los asesinatos de Maximiliano Kosteki y Darío Santillán sobre Puente Pueyrredón, sus nombres se convirtieron en la extensión del principal deseo de sus vidas: abrazar a los otros, a los que quieren imponerles la condena de la pesadilla en sus distintas formas.

Amaneció 2012 y los que levantan sus banderas en la vida cotidiana en la ciudad cuna de la bandera, se encontraron con tres de sus compañeros asesinados por una banda vinculada al narcotráfico y, por lo tanto, a la policía de la provincia de Santa Fe.

A casi seis meses del triple crimen de Villa Moreno, cuando las paredes de Rosario piden justicia por Mono, Patón y Gere, una vez más, las balas volvieron a repetir la matriz del modelo.

Fue el 20 de junio, en plena tarde, alrededor de las 17.30, cuando un soldado de los narcos de la zona oeste de la ex ciudad obrera, de nombre Maximiliano, mató a César de dos disparos a la vista de casi todos en Villa Honda, jurisdicción de la comisaría 19.

-César lo había encontrado a la mañana. El soldadito estaba pasado de merca y disparaba al aire sin ton ni son. “No sigás tirando que en una de esas matás a un pibe”, le dijo. Esa tarde, el tipo lo encara después de la asamblea que discutió como viajar al Puente el próximo 26 y sin muchas palabras lo mata de dos tiros. Hasta el día de hoy está prófugo – cuenta con los ojos embebidos de tristeza, Bruno Pontiliano, otro de los militantes del Movimiento 26 de Junio, dentro del Frente Popular Darío Santillán de la ciudad abrazada por las aguas marrones del Paraná.

-Estamos cansados de caminar por los velorios y encontrarnos siempre con que las víctimas y los victimarios son pibes chicos o muchachos que no tienen trabajo. Y que la mayoría de los casos se trate de la impunidad con que se maneja el negocio del narcotráfico con evidente complicidad policial y un estado provincial que ni siquiera toma en cuenta las estadísticas – denuncia con claridad y contundencia Pedro “Pitu” Salinas.

En la zona del asesinato de César, en Felipe Moré y Uruguay, los vecinos habían denunciado la actividad de uno de los tantos kioskos de venta de drogas que contaminaba la vida de los pibes del barrio. Lo desarticularon en una mañana y al otro día volvió a abrir.

Cuando se supo de la muerte del militante, las familias decidieron no esperar más por la justicia del sistema ni por los tiempos de la política correcta. Rompieron en mil pedazos el kiosko, el bunker narco y los “soldaditos” salieron corriendo.

-Pero nos preguntamos, ¿qué va a pasar el día que estos soldaditos de los narcos en lugar de correr decidan enfrentarnos?. Porque nosotros lo único que llevamos es el corazón y las ganas de tener un futuro distinto a lo que ellos quieren imponer – cuestionó en voz alta en diálogo con este cronista, Tomás Stagliotti, otro muy joven militante del Frente.

César trabajaba de cartonero y quería construirse un futuro distinto al impuesto por la desocupación reinante.

“Aún llorando los asesinatos del Jere, Mono y Patón, todavía sufriendo esas ausencias que ensanchan los pasillos y las voluntades de los que nos sabemos justos y dignos, una vez más la lucha por justicia tiene nombre y apellido, edad y ubicación geográfica. Las repetidas muertes de pibes jóvenes en las barriadas populares son el testimonio más indignante de lo que hace tiempo venimos denunciando como una problemática estructural. Los mantos de complicidad entre el entorno delictivo enquistado en los barrios, la maldita policía y el poder judicial sigue regando con sangre joven el suelo turbio de los negociados y el narcotráfico. Exigimos el apresamiento inmediato del asesino, quien ya está individualizado y se encuentra prófugo. Insistimos en que el Estado Provincial continúa demostrando una flagrante incapacidad para encarar estos sucesos como expresión de una problemática estructural que lejos de contenerse, se recrudece”, dice el comunicado del Frente Darío Santillán de Rosario. Diez años después de Puente Pueyrredón, seis meses después del triple crimen de Villa Moreno, la pelea contra la impunidad continúa.

Fuentes de datos: Entrevistas del autor a los militantes del Movimiento 26 de Junio del Frente Popular Darío Santillán de Rosario.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Contundente jornada de lucha de los estatales: ATE paró y se hizo sentir en todo el país

ATE - ACTA

Estatales nacionales, provinciales y municipales pararon ayer en el Día del Trabajador del Estado, y se movilizaron en todo el territorio nacional para que se garantice la estabilidad del empleado público, el Salario Mínimo Vital y Móvil y por igual remuneración a igual tarea, entre otros reclamos. Hubo paro, actos y movilizaciones en todas las provincias y más de 700 municipios.

Los trabajadores de ATE Capital Federal y Provincia de Buenos Aires se movilizaron, junto a los dirigentes nacionales del sindicato, al Congreso Nacional para entregar un petitorio a los legisladores. El mismo documento fue entregado en numerosos consejos deliberantes y Legislaturas provinciales de todo el país.

La apertura del acto central, frente a más de 8 mil compañeros, estuvo a cargo del Secretario Adjunto del Consejo Directivo Nacional de ATE, Hugo Godoy. El dirigente manifestó: “Se solazan queriendo tergiversar la verdad, y hablan más del 19 por ciento que cobra salarios por encima de 4.700 pesos, y que de manera injusta e ilegal se le reduce el sueldo cobrándole impuesto a las ganancias que no le cobran a los bancos, los casinos, las empresas que cotizan en bolsas, las mineras, las financieras. Y encima ni siquiera se pone colorada cuando reconoce que el 80 por ciento de los millones de trabajadores argentinos cobran sueldos miserables por debajo de los 5.000 pesos cuando la canasta familiar está cerca de los 7.000 pesos. Por favor, basta de engañar a nuestro pueblo”.

Tomó luego la palabra el Secretario General del Consejo Directivo de la Capital Federal, José Luis Matassa, quien dijo: “Con el orgullo de ser trabajador estatal, llegamos a este Congreso en la calle, hasta que nuestras reivindicaciones sean escuchadas por los legisladores, diputados y los gobiernos. Por eso esta movilización, estas ganas de estar en la calle. En Neuquén o Entre Ríos, donde es feriado, donde el aporte y la lucha de los estatales en las legislaturas han aprobado que hoy sea feriado para los trabajadores no implica que hoy en Neuquén y Entre Ríos estén en la calle peleando por las mismas reivindicaciones de los que estamos acá”.

El siguiente compañero en dirigirse a los trabajadores presentes fue el Secretario General bonaerense, Oscar de Isasi, que destacó: “Esta crisis la pagan los trabajadores y el pueblo o la pagan las empresas si es que se redistribuye la riqueza. No es ley de Dios que haya crisis. Es una crisis del capitalismo, que en el ‘89 resolvieron con la hiperinflación en contra nuestro. En la devaluación de Duhalde la resolvieron en contra nuestro. Nosotros aprendemos en nuestro recorrido, y de esta crisis se sale para adelante y con iniciativa política. Por eso queremos una reforma impositiva que le saque a los ricos y la distribuya entre los que menos tienen. Es un argumento de peso para estar acá. También para aportar en la lucha de la recuperación de áreas estratégicas. En la argentina hay territorios inmensamente ricos llenos de pobreza. Entonces no es ley de Dios nuestro destino de pobreza sino ley de los poderosos y en contra de ellos vamos”.

El cierre del acto estuvo a cargo del Secretario General del Consejo Directivo Nacional de ATE, Julio Fuentes. El dirigente máximo del sindicato aseguró: “Hoy tenemos la responsabilidad de decirles a la Presidenta de la Nación, al Jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, al Gobernador de la Provincia de Buenos Aires, y a todos los gobernadores, que ATE no afloja. Que si hay un ámbito para discutir, nosotros tenemos propuestas. Nosotros tenemos conocimiento: Sabiduría conformada por años y años. Si hay ámbitos, y es lo que estamos pidiendo, nosotros estamos dispuestos a ir a discutir y proponer. Y, como dijo la Presidenta, ‘que no nos den la razón’, nosotros tampoco pedimos que nos den la razón, pero sí pedimos que nos escuchen. Porque sabemos de lo que estamos hablando. Ahora, si el único ámbito de participación que nos da la democracia es la calle, a no dudarlo compañeros, ATE no afloja y va a estar en la calle cada día que sea necesario”.

De la jornada de lucha participaron, brindando su apoyo, los diputados nacionales Víctor De Gennaro, Claudio Lozano, Graciela Iturraspe, Fernando Solanas; además de los legisladores porteños Fabio Basteiro, Laura García Tuñón y la diputada provincial Rita Liempe, entre otros.

Numerosos dirigentes de las seccionales bonaerenses y de juntas internas de Capital Federal asistieron al acto. Además, los compañeros Julio Ortellado, Carlos Chile y Julio Macera, de la CTA, y la dirigente política Vilma Ripoll acompañaron el paro de los trabajadores estatales.

BUENOS AIRES
La movilización de los estatales bonaerense tuvo dos actividades centrales en la capital federal. Desde las 10, los militantes se concentraron frente a la Casa de la Provincia, en Av. Callao al 200, para exigirle al gobierno de Daniel Scioli que reabra las paritarias y discuta un aumento salarial, además del resto de las reivindicaciones que se vienen reclamando.
Allí de Isasi fue el único orador, y detalló el contenido del petitorio entregado a las autoridades del lugar, que fuera acordado por el Consejo Directivo Provincial, y elaborado y apoyado por miles de compañeros en todo el territorio provincial.
Frente a la Casa de la Provincia se concentraron seccionales bonaerenses, entre las que se encontraban movilizados compañeros de San Martín, José C Paz, Berisso, Azul, Hurlingham-Ituzaingó, Malvinas Argentinas, Junín, Zárate-Campana, Quilmes, Avellaneda, Verónica-Punta Indio, Baradero, General Rodríguez, Florencio Varela, Mar del Plata, Necochea, Chivilcoy, Chascomús, Chacabuco, Tres de Febrero, San Miguel, Ramallo, La Costa, Ensenada, como también diversas banderas de auxiliares, municipales, niñez, hospitales, PAMI, Astilleros Río Santiago, CTA y organizaciones como el Movimiento de Acción Barrial, entre otras. Pasado el mediodía la columna de ATE Buenos Aires marchó al Congreso Nacional, sumándose al resto de los trabajadores llegados de todos los puntos del país.

JUJUY
Con escuelas cerradas, hospitales con guardia mínima, con reparticiones provinciales prácticamente sin actividad (arquitectura, registro civil) y sectores administrativos de desarrollo social y educación se llevó a cabo con éxito el paro en la provincia de Jujuy. En localidades de la Puna, como La Quiaca y Abra Pampa, y en la zona de los valles que dependen de la seccional ATE El Carmen la adhesión al paro supera el 90%.

NEUQUEN
3.500 estatales neuquinos realizaron una movilización que recorrió el centro de la ciudad y culminó con un acto frente a la gobernación.
La marcha se realizó en el marco de la Central de Trabajadores de la Argentina, y estuvieron presentes la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), la Asociación de Trabajadores de la Educación del Neuquén (ATEN Provincial), la Asociación de Docentes de la Universidad Nacional del Comahue (ADUNC), el Sindicato Ceramista de Neuquén (SOECN), y trabajadores de todos los sectores del Estado provincial.

CHUBUT
Los compañeros cortaron la ruta 40, a la altura de la localidad del Hoyo. Participaron de la manifestación 100 trabajadores de todos los sectores estatales de la Comarca Andina (parques nacionales, no docentes, bosques, brigadas de incendios provincial, sector Salud, empleados de la Trochita). Realizaron cortes intermitentes en la ruta con una volanteada. Además, acercaron su adhesión los docentes de ATECH. A los reclamos nacionales, se sumaron distintos reclamos sectoriales.
Esquel: Se realizó una movilización al edificio del Ejecutivo Municipal, participaron 500 compañeros. Se entregó petitorio al Consejo Deliberante.

CORDOBA
Desde temprano los estatales se concentraron en la sede provincial de ATE para comenzar a marchar hasta la delegación del Ministerio de Trabajo de la Nación. Luego conjuntamente con los trabajadores judiciales, fueron a Tribunales I, para repudiar la persecución que sufre el gremio del sector. Desde hace días se comenzó a volantear y realizar asambleas en los lugares de trabajo, al tiempo que solicitaron a los distintos bloques de la Legislatura audiencias para hacer conocer la problemática, en especial a la comisión de Relaciones Laborales para tratar todo lo que hace a la cuestión del personal. ATE reclama el reconocimiento por parte del gobierno provincial de De la Sota, la defensa de la Caja de Jubilaciones, democratización de la Obra Social, el APROSS, y el pase a planta permanente de los contratados.
Río Cuarto: Fueron varias actividades las que se realizaron en la seccional, entre ellas asambleas en el Ente Municipal Obras Sanitarias Rio cuarto, Alpa Corral, Gigena, Rio de los Sauces, Chucul, etc. Sin embargo, el acto principal fue frente al Concejo Deliberante a las 11 con la realización de una radio abierta y volanteada. Además, los referentes de la seccional se reunieron con los presidentes de cada uno de los bloques y la presidente del Concejo, a quienes se le hizo entrega de un petitorio con los reclamos. El acto se cerró con una asamblea, donde los oradores fueron compañeros de cada sector y el Secretario General de la seccional, Federico Giuliani.

MENDOZA
ATE marchó junto a docentes Universitarios y el AMPROSS hasta la legislatura, donde presentó petitorios con sus reclamos en ambas cámaras. Además pidió ante la Bicameral de la salud que se cumpla con los pedidos hechos al gobierno. También se reclamo por la llegada de la Garrafa Social a todos los sectores más necesitados.
En este marco el pedido es para que tenga el valor oficial y que el gobierno se haga cargo de distribuirlo en aquellos lugares donde esté faltante.

CHACO
Más de 2.500 trabajadores nucleados en ATE, ATECH, Barrios de Pie y otras organizaciones sociales de la CTA marcharon hasta la Casa de Gobierno donde entregaron el petitorio con todos los puntos que reclama nuestra organización. Además pidieron que se reabran las paritarias provinciales con participación de ATE.

CATAMARCA
En la provincia continua el conflicto por la falta de adhesión de los municipios al aumento otorgado por el gobierno provincial. En este marco el paro llegó a todos los Municipios del interior catamarqueño, que se hizo sin asistencia a los lugares de trabajo. En la ciudad capital se instaló una Radio Abierta frente a la gobernación y que comunicó al CDP con las distintas ciudades donde hubo paros.

FORMOSA
Previa caminata por las calles de la capital provincial los estatales de ATE movilizaron hasta la casa de Gobierno y luego hasta la sede del tribunal Superior de Justicia (TSJ). En el marco de los reclamos nacionales en la provincia también se apunta al respeto por la carrera administrativa y sanitaria. Frente a la sede Judicial el gremio pidió que se restituya a los encargados del proceso de normalización la sede del CDP provincial. Los compañeros manifestaron ante la prensa local la disparidad salarial que existe en áreas del estado. Concretamente pusieron el ejemplo de un trabajador de la salud provincia cuyo salario es de 1.700 pesos.
Durante la marcha por la avenida principal de Formosa realizaron numerosas pintadas alusivas a lo que se reclama. Los compañeros normalizadores señalaron que la marcha junto a unas 250 personas.

LA PAMPA
ATE junto a compañeros de Luz y Fuerza y judiciales realizaron una concentración en la plaza principal de Santa Rosa. Hubo paros con alto acatamiento en el Hospital Molas y Cenneto y también en Gral. Pico paro de Auxiliares de Educación.

SALTA
La movilización de ATE, también apoyada por la CTA- Salta, UCRA y Apsades, comenzó a media mañana con una movilización hasta la Legislatura provincial: más de 4 cuadras y 5.000 trabajadores movilizados. Allí la conducción que encabeza Juan Arroyo entregó un proyecto de ley donde resalta los derechos de los trabajadores municipales del interior a una equiparación salarial.

SANTIAGO DEL ESTERO
Las organizaciones que componen la CTA se manifestaron por las calles céntricas de la ciudad capital. En tanto que ATE también realizó, en la ciudad de Frías, un plenario con trabajadores municipales de toda la provincia.

SAN JUAN
Más de 2.000 personas movilizaron hoy por las calles de la capital sanjuanina. El paro junto a provinciales, nacionales y municipales de ATE y compañeros de la CTA. Después movilizaron hasta la Legislatura donde pro mesa de entrada entregaron el petitorio con los planteos de ATE.
En la misma Legislatura ATE se reunión con el vice gobernador, José Rubén Uñac, a quién plantearon la situación salarial de los estatales, la necesidad de CCT, el salario mínimo vital y móvil y también lo que sucede en las comunas del gran San Juan y el interior. Uñac se comprometió a llevar este reclamo al propio gobernador Gioja.

TIERRA DEL FUEGO
Una importante columna de trabajadores estatales marchó a la Casa de Gobierno provincial, en la ciudad de Ushuaia. Entregaron un petitorio a la legislatura y al Ejecutivo fueguino. Además de los reclamos nacionales, pidieron por la defensa del IPAUSS.

CORRIENTES
En el marco de la convocatoria por el día del trabajador estatal los compañeros y compañeras trabajadores de ATE nucleados en la agrupación ANUSATE de la provincia de Corrientes decidieron convocar a concentrarse en la Plaza Vera del centro de Corrientes para desde hay marchar por las calles de la ciudad pasando por la Municipalidad hasta llegar a la Legislatura donde se hizo entrega del documento con la presencia de trabajadores del ministerio de salud , Sisper, Vías Navegables, Rentas, como así también de las seccionales mercedes y Curuzú Cuatia trajeron su solidaridad y presencia compañeros de la CTA, Barrios de Pie, APM, el nuevo gremio docente de la provincia (Saber), y Libres del Sur.

SANTA CRUZ
Militantes de la agrupación ANUSATE y trabajadores estatales se concentraron en la Plaza principal de Río Gallegos. Allí mismo realizaron una Radio abierta explicando los alcances del reclamo de ATE.

RÌO NEGRO
Con un acatamiento del 100% en organismos nacionales y el 80% para estatales provinciales y municipales se realizó el paro de ATE. Hubo grandes marchas y concentración en 3 puntos de la provincia: Viedma, Bariloche y el Gral Roca para las ciudades que comprenden el Alto Valle.

SANTA FE
En la ciudad de Santa Fe los trabajadores pararon en el CAF Nº 19, lo mismo los compañeros del Equipo de Atención y Diagnóstico Central y en el Equipo de Atención de la Costa. Todas estas dependencias pertenecen al Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia. Los trabajadores del CONICET decidieron en asamblea adherir al paro nacional de ATE. Tampoco hubo actividades en la Secretaría de Deportes y se vió disminuida en IAPOS y el Registro Civil.
Rosario: En el marco del paro nacional ATE- Rosario realizó paro en los lugares de trabajo dependientes del Estado nacional, del Estado provincial y del municipalconcentraron en Plaza 25 de Mayo, frente a la Municipalidad para después marchar por calle Santa Fe hasta Plaza San Martín donde se desarrolló el acto, reunieron más de 1500 personas. Fue destacable la participación de trabajadores de la salud y del PAMI que están denunciando un proceso de vaciamiento de policlínicos y privatización encubierta del PAMI.
El Paro también se sintió en muchos sectores de la ciudad de Santa Fe y localidades del sur de la Provincia como Villa Constitución, Carcarañá, Venado Tuerto, Rufino, Hughes, Teodelina entre otras.

MISIONES
Trabajadores estatales de distintos puntos de la Provincia, y representando a diferentes reparticiones y áreas, junto a otros compañeros del campo popular (CTA; CCC; FREGUD; Estudiantes Universitarios; Docentes y Trabajadores Desocupados caminaron las calles céntricas.En el Ministerio de Trabajo entregaron un petitorio conteniendo nuestras demandas, denuncias y anhelos. Además hubo un homenaje en apoyo del recientemente derrocado presidente de Paraguay, Fernando Lugo. ATE fue después hasta la gobernación donde entregó el petitorio con los reclamos nacionales. Además reclamo un salario de 7.000 pesos para los estatales provinciales.

TUCUMAN
Los trabajadores estatales llevaron adelante una movilización por el micro centro de la capital provincial y la recorrida por varios organismos provinciales. Desde allí se movilizaron hacia la Secretaría de Trabajo pidiendo que el Gobierno cumpla con los acuerdos rubricados y explicando la situación la situación de los trabajadores (también de municipios), de los hospitales; y sobre el salario, que con la elevada inflación congeló el poder adquisitivo del trabajador estatal.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Paro nacional y jornada de movilización de la FJA: “Estamos muy satisfechos y alentamos a seguir la pelea”

ACTA

En diálogo con ACTA, el secretario general de la Federación Judicial Argentina (FJA) Víctor Mendibil dijo que la jornada de movilización a nivel nacional fue muy importante y que los reclamos fueron oídos por la OIT quien exige al Gobierno que garantice la cláusula igual remuneración por igual trabajo.

¿Cómo fue la jornada de movilización a nivel nacional?

Hubo paro en Chubut con movilización a Rawson, paro y movilización en La Pampa, en Neuquén, en La Plata, en Córdoba, en Chaco, en Formosa, en Santiago del Estero y en Mendoza, que fue muy importante. En Corrientes hicieron una actividad en la calle y en Santa Cruz, diferentes asambleas. Se movilizaron más de 20 mil compañeros en todo el país. Fue muy importante, muy exitosa, con un acatamiento del más del 70%.

¿Cuáles fueron las principales reivindicaciones?

Aparte de exigir las cuestiones propias de cada sector, el planteo que lleva adelante ATE para nosotros también es una consigna absolutamente común porque también como en el caso de ATE, a partir de los ’90 se rompió el concepto de a igual trabajo, igual remuneración, garantizado por el sistema de porcentualidad salarial que, al derogarse en la época de Menem-Cavallo, instaló la política del privilegio y la desregulación en los salarios.

¿Qué significa esto en la vida cotidiana de un trabajador?

Significa que un ingresante en la provincia de Buenos Aires puede ganar la mitad de lo que gana uno en la Ciudad de Buenos Aires.

¿Esperan tener alguna respuesta por parte de los gobiernos provinciales o el nacional?

Acabamos de obtener un reconocimiento a nuestro planteo del derecho a paritaria que nos niega la Corte de la Nación y las Cortes provinciales: la OIT acaba de hacerse eco de la queja de la Federación Judicial y le exige al Gobierno que las Cortes convoquen a que se dicten los elementos judiciales correspondientes para que se haga lugar para el derecho a paritarias. Es un triunfo espectacular.

¿Cómo sigue la lucha?

Alentamos a seguir la pelea porque además el ataque a la libertad sindical es muy fuerte: nos acaban de avisar que dejaron cesantes al secretario de Organización de Córdoba, Walter Chilo, violando toda la legislación y han iniciado un pedido de pérdida de tutela sindical para nuestro secretario general de Santa Cruz, Francisco Gómez. O sea que no solamente le niegan el derecho de huelga a los trabajadores con descuentos sino que además intentan dejar cesantes a nuestros dirigentes que están plenamente respaldados por la legislación y las garantías constitucionales para estar al frente de organizaciones gremiales.

Esta es una reafirmación del nivel de participación del paro del 8, estamos muy satisfechos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...