viernes, 6 de julio de 2012

El golpe en Paraguay es contra todos, contra la democracia en A. Latina, el Mercosur, la Unasur y, en particular, contra los movimientos de masas

Mario Hernandez (especial para ARGENPRESS.info)

Entrevista a Guillermo Almeyra.

Mario Hernandez (MH): Hace un par de días escribiste un artículo sobre lo que denominás un golpe blanco parlamentario y te interrogás: ¿Paraguay, otro Honduras?
Guillermo Almeyra (GA): Honduras era el punto más débil del Alba en Centroamérica. Tenía un presidente terrateniente, del Partido Liberal, anticomunista, con un pasado sumamente conservador pero que por razones de su propia evolución y políticas oportunistas, se había hecho un poco más progresista y dependía del apoyo de Venezuela. Fue fácil darle el golpe, simplemente lo echaron en ropa interior a Costa Rica y así inauguraron el “golpe parlamentario”, que aparentemente no lo era, por la supuesta legalidad que les daba el control del Parlamento y ahora lo han aplicado de nuevo en Paraguay.
El obispo Lugo, también un hombre del establishment, porque para llegar a ser obispo en Paraguay tenía que tragarse muchos sapos, se había hecho llamar el obispo de los pobres, de los campesinos y daba una esperanza. No tenía partido cuando fue elegido presidente y tuvo que apoyarse en el Partido Liberal Radical (PLR), un partido conservador, liderado por terratenientes, por gente que lo odiaba y quería desplazarlo inmediatamente. Desde le primer día le empezaron a crear problemas buscando anularlo y la mismo tiempo reemplazarlo por el vicepresidente que asumió ahora, Federico Franco.
Lugo no tenía en la Cámara casi ningún apoyo, ni en el Senado ni en Diputados. Tenía muy pocos diputados y por consiguiente todo el Parlamento en contra.
EE. UU. considera a Paraguay un lugar estratégico fundamental, primero, es el país más pobre y débil de Mercosur; segundo, es fronterizo con los 2 países más grandes: Argentina y Brasil, pero también con Bolivia, otro país que quieren desestabilizar lo antes posible porque se les escapó completamente de las manos.
MH: Evo está denunciando un posible intento golpista.
GA: El golpe en Paraguay forma parte de todo un plan estratégico. Tiene la base militar norteamericana más grande en Sudamérica -Estigarribia- e incluso habían conseguido prolongarla en el Chaco con el apoyo del gobernador Capitanich, de modo tal que le dan una importancia muy grande a Paraguay porque además es el control de la fuente de agua más grande del mundo, el Acuífero Guaraní, pero también el control de las fronteras de Argentina y Brasil y como te decía la posibilidad de derribar a Evo.
El golpe fue fácil porque tenían mayoría absoluta en el Parlamento, pero desprolijo como siempre, por su impunidad. Es imposible que un golpe así no haya sido discutido antes con la Embajada de EE. UU. porque la derecha paraguaya, como la de todo el mundo, no da un paso sin discutirlo con EE. UU. Además, porque sabían que iban a ser separados del Mercosur que les puede cortar los víveres cerrando sus fronteras, y de darse el caso, Paraguay pasaría a depender estrictamente de EE. UU.
Es un golpe contra todos, contra la democracia en América Latina, contra el Mercosur, contra la Unasur. No olvidemos que Lugo iba a ser el próximo presidente pro tempore de la Unasur y justamente en ese momento dan el golpe. En particular, es un golpe contra los movimientos de masas, contra los campesinos.
MH: Me llamó la atención el final de tu artículo porque ponés el acento en que el factor que puede revertir el golpe es el campesinado paraguayo, incluso señalás textual: “dadas sus tradiciones recurriendo a las armas”.
GA: Los campesinos paraguayos como todo campesino de monte tienen machete y carabina que es muy poco frente al Ejército paraguayo que de todos modos está bastante mal armado. Por lo menos tienen los elementos de autodefensa. Ya hubo expresiones de guerrilla no muy claras en el sentido que no se sabe muy bien quién esta detrás ni por qué, además las magnificaron para tratar de voltearlo a Lugo, pero hubo expresiones de esos movimientos guerrilleros.
Las ocupaciones de tierras se hacen en buena medida armadas frente a los terratenientes que tiene sus capangas, matones armados poderosamente, que son en general expropiadores brasileños y paraguayos de tierras fiscales, sojeros, que ocupan buena parte del Paraguay. Entonces hay formas de autodefensa.
Los campesinos tenían esperanza en Lugo. Luego los desilusionó porque en parte no pudo hacer nada y, por otro lado, no quiso. Ahora está hablando de resistencia y eso va a dar un eje a la protesta popular.
MH: Hubo un cambio en la actitud de Lugo que el viernes decía que se sometía a la decisión del Congreso y ahora llama a una resistencia pacífica.
GA: La primera actitud fue un balde de agua fría.
MH: Inentendible después que Dilma Rousseff había sugerido la expulsión de Paraguay del Mercosur y la Unasur. Después de un respaldo tan fuerte, tan importante.
GA: Lugo demostró tener una debilidad enorme. Ni siquiera tendría que haber enviado a sus abogados al Congreso, sino denunciarlo por ser una maniobra golpista y quedarse con toda la legitimidad como presidente.
MH: El Vaticano fue el primer estado que reconoció al gobierno golpista.
GA: El Nuncio estaba también metido en el golpe y toda la jerarquía eclesiástica que lo odiaba a Lugo también apoyó, como lo hicieron en Honduras. Lugo era para la clase dominante, de la que había formado parte y con una posición destacada porque era un obispo, un traidor a su clase, así que lo odiaban.
Debilitar a los trabajadores organizados es un plan estratégico
MH: Quiero aprovechar la entrevista para consultarte por el paro y movilización del día de hoy a Plaza de Mayo convocado por Moyano. ¿Querés cerrar lo de Paraguay?
GA: Me parece que ahora lo fundamental es, por un lado, defender la democracia, incluso con Lugo; por otro lado, no ser dependiente de éste y tener una organización propia de los movimientos de masas porque Lugo es vacilante y conciliador y es indispensable que se comprenda que la democracia no la va a defender Lugo sino la fuerza de los trabajadores del campo y la ciudad. Sus organizaciones, su capacidad para organizarse, de cortar rutas, de hacer huelgas, de rechazar medidas, es lo que realmente asusta a los golpistas.
MH: Vi que comparás el conflicto entre el gobierno y camioneros con lo que fuera el de Margaret Thatcher contra los mineros en Inglaterra en los ’80. Creo que esta comparación merece una aclaración.
GA: El sindicato minero en Inglaterra era un sindicato burocratizado pero al mismo tiempo estratégico, un sindicato tradicional, participante de grandes luchas, poderoso, en la minería que era un área económica importante para Inglaterra en ese momento.
El sindicato de camioneros en Argentina está conducido por Moyano burocráticamente que convoca a la marcha por su cuenta, que decide cómo va a ser el acto, no negocia con nadie, no pregunta, hace todo como si fuera el dueño del movimiento obrero. También la Presidenta actúa como si fuera la dueña del país. Camioneros es un sindicato estratégico desde que se acabaron los ferrocarriles gracias a Menem, es el sindicato que transporta la soja a los puertos, las mercancías de exportación y trae los insumos. Es fundamental. Golpear al gremio más fuerte como hizo la Thatcher con los mineros, es golpear al conjunto de los trabajadores, debilitarlos. Aunque los sindicatos representen a solo un sector y no a los trabajadores que están en negro, desocupados, etc., es la fuerza organizada que tiene una parte de la clase obrera con la mayor capacidad de resistencia. Golpear a ese sector y crear las condiciones para bajar los salarios reales, para abaratar la mano de obra y facilitar las ganancias sobre todo en épocas de crisis, imponer más poder patronal en las empresas, en las fábricas y en el país. Es un plan estratégico. No por casualidad empiezan por los sectores que tienen un papel central.
Reagan lo hizo con los controladores aéreos porque EE. UU. es un país tan grande que la aviación desempeña un papel fundamental. Por eso empezó su gestión rompiendo el sindicato de los controladores de vuelo. Es clásico. Acá no está en juego la figura de Moyano ni el problema de la interna del PJ, aunque todo eso se mezcla, sino el hecho que el movimiento sindical debe ser independiente del gobierno y también democrático, pero para serlo primero tiene que tener capacidad de resistir frente a la ofensiva de la patronal y el gobierno. El problema de la burocratización de los sindicatos, es el de la capacidad de los trabajadores de sacarse de encima a los burócratas.
MH: No quisiera terminar la entrevista sin recordarte que hoy se cumple un nuevo aniversario del 27 de junio de 1975 aunque creo que no te habrá pasado desapercibido. Me refiero al paro nacional con movilización a Plaza de Mayo que se conoce como “El Rodrigazo”. ¿Qué casualidad, no?
GA: Sí, son esas ironías inconcientes de la historia.
MH: Yo reparé en esto recién ayer. ¿La seguimos otro día?
GA: Con mucho gusto.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Lo perverso y obsceno del poder: Insoportables abusos del poder político económico y militar mundial

Aníbal Ortizpozo (especial para ARGENPRESS.info)
“Me arranco las visiones y me arranco los ojos cada día que pasa.
No quiero ver ¡no puedo! ver morir a los hombres cada día.
Prefiero ser de piedra, estar oscuro,
a soportar el asco de ablandarme por dentro y sonreír
a diestra y siniestra con tal de prosperar en mi negocio.”

Estrofa del poema
”Contra la muerte” de Gonzalo Rojas
A dos años del inicio de segunda década del siglo XXI, en curso, cuando la humanidad se conmueve e indigna con sombríos acontecimientos, que si bien es cierto, no son nada nuevo, lo parecen, porque mutan y se recomponen para permanecer en nuestras vidas. Qué es lo que hay, qué es lo que tenemos, qué permanece en nuestra humanidad, qué nos repugna e indigna: Ataques terroristas con explosivos a civiles. Injerencias para desestabilizar naciones e invadirlas legalmente. Mercenarios o contratistas para hacer el trabajo sucio de la tortura, violación y muerte.

Armamentismo nuclear y tradicional, como el gran negocio de los perros de la guerra, hoy también soporte de las economías en crisis. Bombardeos de la Otan a las propias naciones, miembros de la ONU, que debía proteger. Pandemias inducidas como negocio y armas de guerra bacteriológica. Poderosas mafias de narcotraficantes, que asimilan a las policías y ponen en jaque a gobiernos. Falsas crisis económicas bancarias y empresariales. Dictadura de los medios de comunicación empresarial y sus mentiras mediáticas desestabilizadoras. Muros fronterizos que separan la vida de la muerte. Vivir asqueados con la contaminación de la tierra, el aire y las aguas con basura tóxica industrial, de desechos químicos. Invasiones reales, preventivas y encubiertas en curso, sin que se pueda hacer nada para detenerlas. Absoluta impunidad por ausencia de justicia en los ya demasiados crímenes de lesa humanidad, perpetrados por el poder político y militar de las llamadas grandes potencias.

Las denuncias en los encuentros y foros mundiales sociales más progresistas, o de izquierda, han quedado reducidos a una inocua y solitaria caja de lamentos que el tiempo silencia.
Nuestro planeta Tierra cruje, se recalienta y reacomoda ante las agresiones contaminantes que se le infringen desde los sistemas mundiales de producción industrial y agrícola transgénica “monsántica.” Mientras nosotros, los humanos al parecer no tenemos la fuerza, ni la agresividad necesaria para proteger a la “Pachamama” (Madre Tierra), ni siquiera a nosotros mismos. Tampoco, existe en las organizaciones gubernamentales y sus “cumbres” periódicas, la voluntad política para cumplir los protocolos y acuerdos, los que se solapan y traspapelan subordinados a la actividad empresarial gubernamental e intereses económicos transnacionales de un perverso capitalismo en crisis, que, no tiene dinero para programas sociales de los pueblos acosados por el hambre y pandemias, pero sí tiene para la compra, producción de armas y subsidios a la banca empresarial especuladora.
Armamentismo y violencia permanecen en nuestras vidas en todos los niveles sociales, la lucrativa industria bélica es parte importante de las economías de las naciones desarrollandas. Abarca desde la poderosa industria nuclear, las armas de destrucción masiva, químicas, bacteriológicas, hasta las armas del hampa común y mafias que enfrentan hoy exitosamente a ejércitos nacionales, como sucede en el territorio mexicano.

Vivimos asqueados de la violencia generalizada presente en nuestras vidas, conocemos sus raíces y somos víctimas de sus secuelas. Sus prácticas difusas sin control, son públicas, son la noticia de la crónica roja en la prensa amarillista, donde lo obsceno es lo repugnante que se exhibe, que se muestra. La violencia es un suceso público que vende y entretiene, va desde violencia de género y femicidios, las masacres de niños y jóvenes en las escuelas norteamericanas, los múltiples asesinatos por homofobia, racismo, los secuestros y robos a mano armada.
Existen profundas raíces de la violencia cotidiana que provienen de las prácticas del terrorismo de Estado con sus paramilitares y contratistas, que crearon unos, el horroroso espectáculo de exhibir a los que asesinaron con sus lenguas como corbata (Colombia), otros de fotografiarse, burlándose mientras se orinaban sobre un grupo de cadáveres (Afganistán). Las mafias de narcotraficantes y hampa común viven impunemente en nuestro hábitat como cualquier hijo de vecino protegidos y asociados a cínicos y corruptos funcionarios de la administración pública o a exitosos empresarios privados.

En Latinoamérica todo esto nos asquea y hace nuestras vidas insoportables, muy en especial la difundida práctica del sicariato, negocio de la muerte por encargo, presente en las acciones sangrientas y contractuales de patrones contra líderes obreros; de latifundistas contra campesinos e indígenas quienes son los dueños legítimos de las tierras que se les ha despojado.

La violencia real y virtual del cine, televisión, internet, especialmente de los video-juegos y juguetes de la industria cultural masiva del entretenimiento, se entrelazan y confunden, han funcionado como una escuela primaria del delito, siempre a favor de un consumismo feroz y el mantenimiento del injusto sistema capitalista.
Nos da asco, el inhumano poder económico y bélico de las grandes potencias, actuando como imperios de la antigüedad, continúan haciéndose presente en nuestras naciones, con su poder de exterminio, para consolidar sus neo-colonias, hacernos dependientes, robar nuestros recursos naturales, sin respetar la autodeterminación de los pueblos, ni la soberanía expresa en nuestras constituciones. La injerencia de las naciones poderosas hoy toma múltiples formas, enmascarándose torpemente para intervenir, ya no son invasiones directas tradicionalmente armadas, tipo Irak, Afganistán, son las guerras de cuarta generación o injerencia solapada, las de los golpes suaves, la manito blanca OTPOR, las operaciones encubiertas tipo Kosovo/Serbia y otras, donde insurgen personas desconocidas armadas, preparadas por los más despiadados contratistas de la CIA y Al Qaeda, ciudadanos o haciéndose pasar por ciudadanos de las naciones a desestabilizar e invadir, quienes son dotados de modernas armas, aviones no tripulados para bombardear, con apoyo de una alta tecnología, inimaginable, GPS, Twiter, telefonía celular, para crear imágenes virtuales de plazas verdes tomadas como sucedió en Libia, donde perversamente, contraviniendo las elementales normas humanitarias para los prisioneros de guerra, capturaron a Gaddafi y su hijo vivo para asesinarlo posteriormente.

Perverso y obsceno fueron los dos atentados con explosivos a desprevenidos civiles, mujeres, niños, que en la mañana del 10 de mayo de este año, viajaban esperanzados a la escuela, al trabajo en Damasco, Siria. Los terroristas, son una vez más héroes libertarios, que cuentan con el apoyo encubierto de la OTAN para masacrar a civiles.

Obscenas son también las amenazas de invasiones preventivas a Irán, Pakistán, Corea del Norte, Venezuela, o el sostenido terrorismo de Estado con sus falsos positivos, leyes patriotas antiterroristas que aún asesina y mantiene a presos, torturados, sin un juicio justo, en Abu Ghraib, Bagram, Guantánamo o cualquier base militar, embajadas o portaviones US Army.
El repugnante rostro intercambiable de la injerencia en Latinoamérica es la desestabilización de las naciones y derrocamiento de sus gobiernos, creando al interior de ellas, ONGs mercenarias, provistas de generosos aportes económicos, alianzas con los grupos de poder económico, opositores y militares golpistas ideológicamente afines a la política norteamericana, ”una especie de guerra civil, donde pequeños y heróicos grupos luchan por su libertad en contra de un tirano asesino, que quiere instaurar el comunismo”, que en Chile (1973) les resultó exitoso con el apoyo de la oligarquía y los militares fascistas; en Venezuela (2002), el golpe que no les resultó, porque el pueblo y los militares liberaron y repusieron al Presidente en su cargo; en Haití (2004), la desestabilización armada los llevó hasta el secuestro de su Presidente y que, para protegerlo, para luego ocupar el país con sus marines; en Honduras (2009) con argumentos legales respaldados por la Corte Suprema y el Congreso, con apoyo de militares se expulsó al Presidente en ejercicio; en Ecuador (2010) con una protesta por mejora salarial de policías y secuestro temporal del Presidente; en Bolivia (2008), alentando el separatismo de una de sus provincias, en complicidad con el gobernador-empresario de Santa Cruz, y posterior huelga de policías; recientemente en Paraguay (2012), esta vez la intervención tomó la forma de golpe parlamentario para destituir a su Presidente.

La injerencia funciona apoyada en el perverso poder de la dictadura mediática donde la mentira, el rumor, el insulto y la descalificación de las autoridades legítima y democráticamente elegidas, se repiten con frecuencia, al estilo de la vergonzosa mentira de EEUU sobre posesión armas de destrucción masiva para invadir Irak, lograr que se ahorcara a su Presidente y apropiarse de su petróleo a costo de miles de vidas humanas, destrucción y saqueo de obras de las antiguas culturas Sumeria y Mesopotámica, incunables patrimonios de la humanidad.

Los medios de comunicación en manos de la oligarquía criolla y transnacional de la información, continúan noche y día difundiendo mentiras y medias verdades con pautas, libretos o guiones “Made in USA” originados en los laboratorios de guerra sucia.
El ¿qué hacer?, ¿qué cambiar?, ¿qué crear? son las preguntas a las que debemos darle respuestas, empecemos reconociendo que todo cambio revolucionario, requiere de un desaprendizaje y desalienación de todos nosotros, hombres y mujeres, nacidos y criados en salvajes sociedades de consumo, donde los valores humanos obedecen a una profunda mercantilización de toda la vida social. Por lo tanto “ellos”, los cambios, deben iniciarse primero al interior de nosotros mismos.
Reflexiones como ésta, sólo son una alerta a la imaginación política; un ejercicio ético de inconformidad y resistencia a estas sociedades conservadoras, de silencios cómplices, que vivimos.

Apoyemos toda práctica cultural comunicacional, que nos obligue a pensar, que provoquen una toma de conciencia propulsora de acciones, sobre aquello que debemos cambiar y lo que debe permanecer, para crear humanidad.

Entonces, creemos humanidad, otra humanidad, asumamos todos los días el oficio de humanizadores.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

El credo de Scioli y la ola de injusticia

Silvana Melo (APE)

“Yo creo en ti, yo creo en mí/yo creo en ti, yo creo y puedo /yo creo en Dios y en el amor”. El credo anaranjado de Daniel Scioli fue escrito por Ricardo Montaner, una de las contrataciones millonarias de la campaña 2011 y del verano, cuando la Provincia era un páramo floreciente y el Gobernador replicante del discurso del futuro y el optimismo alfombraba el cielo, la tierra y los mares con su rostro gigantográfico, su sonrisa blanca y su piel dorada, con la concienzuda poética de Montaner, con el “Se puede” de Pimpinela y el empalago histórico de Julio Iglesias. Además de la decisión política y filosófica de destinar un presupuesto obsceno a su culto personal y a la cultura publicitaria de los recitales masivos con su nombre y su imagen detrás, al Gobernador lo caracteriza un pésimo gusto musical.

La estética Palito Ortega y el dogma de la felicidad se esfumaron de pronto y sus cristales rotos cayeron inexorablemente sobre la cabeza de la gente. Daniel Scioli, en pos de generalizar el universo naranja postergó durante todo el año la liberación de fondos cruciales para los sectores más vulnerables. De hecho, mientras Montaner ensordecía las mareas el Ministerio de Desarrollo Social dejaba de pagar a los proveedores de los comedores escolares. La deuda que se mantiene desde octubre hirió gravemente el menú de los chicos, valuado en 4 pesos por cabeza desde el año pasado. Es decir, ya con un peso cercenado por la inflación y la carne y la fruta trepadas al púlpito de la inaccesibilidad.

La prioridades del Gobernador han sido determinantes. Y en los momentos en que esas prioridades se definieron no hubo hostigamiento presidencial. Ni reclamos de “administración responsable”. Porque del ritual de fe de Scioli & Montaner, con lo carísimos que suelen resultar los rituales de fe, también dependía el éxito electoral de la Presidenta de la Nación.

Los diez mil millones de déficit que exhibe hoy la Provincia más desigual, más padeciente y más definitoria del país son la traducción monetaria de un déficit que el peronismo paradójico acumuló durante casi tres décadas de democracia –con apenas una errata de la historia como fue la administración Armendáriz-: la dramática injusticia social, la corrupción frenética con sociedades políticas-policiales-delictivas que dejan muy poco espacio a cualquier intento de transformación, la desigualdad madre de gran parte de las violencias, el clientelismo disciplinador, el narcotráfico y el consumo de drogas baratas y berretas que matan a los pibes con más eficacia que las ametralladoras del Grupo Halcón.

Scioli ha sido un eslabón más de un engranaje perverso que se profundizó con Eduardo Duhalde, su maldita policía, su inmensa estructura clientelar y su poder onmímodo sobre el conurbano. De hecho, fue Duhalde quien negoció con Carlos Menem la candidatura a la Gobernación bonaerense a cambio del Fondo del Conurbano. Pero abandonando el porcentaje del Impuesto a las Ganancias que recibía la Provincia como compensación. Que hoy equivaldría a 13 mil millones. 3 mil más que el déficit actual y confesado.

El Gobernador naranja, sin embargo, es distinto de Duhalde. El nació del menemismo, de la teoría de la muerte de las ideologías y el fin de la historia, él nació de la no política, como su amigo Mauricio Macri. Y como su amigo Mauricio Macri maneja la Ciudad como a una empresa, el Gobernador naranja timonea la Provincia como a un catamarán. Y en lugar de que su pelea definitiva con la Presidencia se apoye en razones nobles como reclamar el porcentaje en Ganancias, pelear la coparticipación y plantarse para que no se reduzcan partidas desde Nación que terminan golpeando en el estómago de los pibes y en la helada sobre los hombros de los que no tienen techo, la disputa final estalla por sus ambiciones capitales para 2015.

15 millones de personas viven en Buenos Aires Provincia. 550.000 son empleados estatales. Es decir, 550.000 familias –más de dos millones de gentes- elegidas como variable de ajuste por el Gobernador que cree en el amor, con el vibrato de Montaner. 1.800.000 chicos van a comer a la escuela, a pesar de que la virtual Ministra de Educación asegure que en la Provincia no hay más hambre. Casi dos millones de pibes elegidos, también, como variable de ajuste por el Gobernador que se convence de que se puede en un agudo febril de Pimpinela.

Durante 2011 muchos programas del Ministerio de Desarrollo Social no se ejecutaron. O se les concedió un mínimo del presupuesto establecido. Eso sí, para el área Ministro –con Cacho Alvarez al frente, hoy alma y cuerpo de La Juan Domingo- estaban previstos 11 millones y se gastaron 332, según los cálculos de la senadora (Coalición Cívica) María Isabel Gainza.

Prioridades son prioridades.

Al fin y al cabo, sus actos de fe no son diferentes de los de sus colegas más lustrosos: el nepótico e inoxidable Alperovich desmintió la desnutrición en Tucumán. Dijo que los índices habían bajado notoriamente. Y como él tampoco debe creer en el INDEC, se basó en la casuística textil: “Todos los negocios hacen delantales para la época en que se jura la Bandera, para los chicos de cuarto grado. Generalmente, lo que se vendía todos los años es un talle de 8 a 10. Este año ya empezó a venderse mucho más el talle de 10 a 12. Qué es lo que significa: que los chicos han aumentado la talla, que estamos mejorando, y que cada día la gente está mejor”. Impecable su lógica. Tanto como la de su mujer Beatriz –segunda en la sucesión presidencial- ante la madre de un pibe muerto por el paco en su provincia: “Al menos ahora vas a dormir tranquila, porque tu hijo no está más en la calle”.

Mauricio Macri, por ejemplo. Cerró la terapia intensiva infantil del Hospital Durand. Pero necesita una ampliación presupuestaria urgente porque su manejo financiero parece ser pariente directo del sciolista. Para llegar al número imprescindible tuvo que negociar el voto de un denarvaísta a cambio de un proyecto muy caro para ese legislador: un hospital de mascotas.

Dentro de los despachos la gente se convierte en monedas de cambio. En números de cuenta bancaria. En porcentajes sin cara, sin historia, sin frío ni heridas en el costado.

Mientras Ricardo Montaner canta, con fondo naranja, “yo creo en la música, yo creo /en los amigos, yo creo en el amor de /mis hijos, yo creo en el romance, yo / creo en la familia, yo creo en mi mama / I believe in my mama, yo creo en mi país”, el noticiero de la TV habla de olas de frío y tira nieve, habla de olas de inseguridad y tira sangre. Pero nadie habla de la ola de injusticia. Será que ya se quedó a vivir.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: Impuestos y salarios en épocas de crisis fiscal

Pablo Heller (PRENSA OBRERA, especial para ARGENPRESS.info)

El descuento -cada vez más amplio- que se les viene haciendo a los trabajadores por el impuesto a las ganancias no es más que la punta del iceberg. El principal rubro de la recaudación fiscal afecta a los salarios. A primera vista, en el orden de importancia en materia de ingresos fiscales sobresale el IVA, el cual ascendió en los primeros cinco meses del año a 72.306 millones de pesos. Le siguen los aportes y contribuciones de seguridad social, que suman 69.061 millones.

También se deduce de los salarios el impuesto a las ganancias (“cuarta categoría”), que sumó 5.000 millones de pesos de ingresos durante estos primeros cinco meses.

Según Infobae, “el salario es hoy el principal sostén de los recursos fiscales” (Infobae.com, 25/6) y “su tasa de crecimiento anual (32,1%) es más alta que la del IVA (22,8%) y que la de ganancias (19,1%)” (ídem). El impuesto a las ganancias ya históricamente constituía apenas un 40% de lo que se recaudaba por el IVA; al revés de lo que ocurre en la mayoría de los países industrializados, donde la relación está invertida. En lo que se denomina impuesto a las ganancias, declina la parte que proviene de las rentas capitalistas y aumenta, en cambio, el peso de la que proviene de la fuerza de trabajo. Mientras que el impuesto a los ingresos personales aumentó de 1,33% a 1,92% del PBI durante 2011, el descuento de ganancias a los sueldos durante el mismo período se multiplicó por siete.

Este mismo fenómeno se constata en los recursos de seguridad social, donde se redujeron las cargas patronales. Los Kirchner introdujeron nuevas reducciones, que van del 33% al 50% de las cargas patronales cuando incorporan personal nuevo. Ni hablar del blanqueo de 2008, que sirvió para licuar las deudas existentes y para darle a la clase capitalista un manto de impunidad a todas las maniobras de negreo y de evasión anteriores. Una parte de los descuentos al salario ni siquiera es depositada en el fisco. Un ejemplo -por cierto, emblemático- es el grupo Cirigliano: el incumplimiento con el depósito de los descuentos previsionales, según las denuncias que vienen haciendo los trabajadores de sus propias empresas, ha pasado a ser una práctica normal y habitual, hasta el punto de que el capital de giro de la empresa proviene, cada vez en mayor proporción, de los fondos de la seguridad social que se les expropia a los trabajadores.

Por último, los fondos que ingresan en el Estado en materia tributaria y de seguridad social vuelven al capital en forma de subsidios.

En resumen, la recaudación estatal en general gira y reposa cada vez más en el salario. El tributo reduce el precio de la fuerza de trabajo impuesto en las paritarias. Se produce una acción confiscatoria extraeconómica por parte del Estado. La UIA ha solicitado elevar el mínimo no imponible precisamente para no tener que enfrentar el reclamo de que las patronales se hagan cargo del impuesto o de un nuevo aumento salarial que compense el gravamen; por otro lado, porque está en disputa con el gobierno para que se autorice a los capitalistas a descontar el nivel de ganancias que tributan, al índice de inflación. Aquí les duele la falsificación de los datos por parte del Indec. Los trabajadores no pueden soslayar el hecho de la crisis fiscal generalizada en todos los Estados, la que el poder político capitalista se empeña en hacer pagar a la fuerza de trabajo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

"Gordos", con aval de Trabajo, dividirán el Congreso de la CGT

Emilio Marín (LA ARENA)
El Congreso de la CGT está previsto para el 12 de julio, para renovar autoridades. Fue convocado por el Consejo Directivo y el CCC, pero los "Gordos" y el gobierno nacional lo van a fulminar de "antiestatutario".

El 24 de abril se reunió el Consejo Directivo de la CGT y decidió convocar al Comité Central Confederal, que le puso fecha al Congreso para el 12 de julio. Según Hugo Moyano tales decisiones fueron perfectamente estatutarias y contaron con el voto de 19 de los 35 miembros del CD.

Sus adversarios internos no se hicieron presentes en Azopardo 802. No fueron los "Gordos" como Oscar Lescano de Luz y Fuerza y Armando Cavalieri de Comercio, ni los "Independientes" como Gerardo Martínez de la UOCRA y José Luis Lingeri de Obras Sanitarias, ni los "No Alineados" como Andrés Rodríguez de UPCN y Ricardo Pignanelli de SMATA).

Tampoco pintaron por ese lugar los adversarios del Camionero que hace cuatro años se fueron dando un portazo para formar una pequeña CGT "Azul y Blanca". Su referente es el desprestigiado Luis Barrionuevo, de Gastronómicos.

Hasta ese momento las principales reivindicaciones de la clase trabajadora no estaban en debate en los tres segmentos donde se esparcían los nucleamientos. Todo se centraba en si Moyano iba a ser reelecto o si sus enemigos internos podían entronizar a Antonio Caló, de la UOM. O si, "tercera posición" típicamente justicialista, Barrionuevo podía arrastrar a algunos "Gordos" a su moción de un triunvirato donde él tuviera un asiento. Lescano y Cavalieri simpatizaban con esa idea de tres co-cosecretarios, pero el resto de los antimoyanistas mantenían la iniciativa de que Caló fuera el sucesor.

Discordia

Sobre este primer motivo de discordia, Moyano luce con mejores posibilidades porque, con todos sus límites políticos, le da el pinet para conducir la central. Su carta de presentación es que en estos años logró mejoras sustanciales en el sueldo y las condiciones de trabajo de sus afiliados, casi 200.000. Sus contrincantes no pueden exhibir logros iguales en sus respectivos sindicatos.

Cuando hubo despidos en Chubut y en supermercados EKI, cuando empresas de transporte tercerizaban servicios y pagaban sueldos inferiores al convenio, etc. los Moyano enfilaron con los camiones hacia esos lugares de conflicto para presionar por soluciones.

Por eso en su discurso de la Plaza de Mayo del 27 de junio, en un pasaje dijo que querían reemplazarlo por Lescano y soltó "Dios nos libre". No abundó en detalles porque no hacía falta. Muchos manifestantes recuerdan que Lescano y Carlos Alderete, autoridades de la Federación Argentina de Trabajadores de Luz y Fuerza (Fatlyf) recibieron de Carlos Menem varias centrales eléctricas como si fueran una empresa, incluyendo el Yacimiento Carbonífero de Río Turbio. A cambio acordaron el despido de miles de sus propios afiliados. Otro tanto hicieron las cúpulas ferroviarias, bancarias, de obras sanitarias, etc.

¿De metal o chatarra?

La figura de Moyano puede ser tachada de que falta más cultura general, como se evidenció en pasajes del discurso mencionado, que defiende el modelo de sindicalismo burocrático y que tiene denuncias por negocios más propios de un empresario. La última referencia es a su posible asociación con Covelia, de recolección de basura en varios partidos del conurbano.

Todas esas limitaciones pueden ser ciertas. Sus más duros detractores agitan incluso el viejo pedido de la justicia suiza, rebotado supuestamente por faltarle detalles y entidad suficiente.

Pero cabe preguntarse si los enemigos del camionero son mejores que él. Ya se opinó lo contrario respecto a Lescano. Todo el sector de los "Gordos" huele a estiércol, a pesar de los caros perfumes que usan. Cavalieri es otro menemista de pura cepa, amigo de la embajada norteamericana y con denuncias de enriquecimiento ilícito que no necesitan llegar desde Suiza.

Gerardo Martínez, de la UOCRA, fue acusado por organismos de derechos humanos de haber actuado como Personal Civil de Inteligencia durante la dictadura en el II Cuerpo de Ejército. ¡Y fue el primer candidato de Cristina Fernández para destronar a Moyano!

Carlos West Ocampo, de Sanidad, fue junto a Martínez parte del directorio de la AFJP Claridad, donde ambos gremios tenían el 25 por ciento del paquete accionario. Una de las mejores decisiones de la presidenta fue rescatar los fondos previsionales de esos piratas de las AFJP y ponerlos bajo control de la Anses.

Dirigentes dóciles

José Luis Lingeri convalidó la privatización de Obras Sanitarias de la Nación, vilmente entregada por el menemismo al consorcio Lyonnaise-grupo Suez bajo el impúdico rótulo de "Aguas Argentinas". Su colega Andrés Rodríguez, de UPCN, fue co-responsable del achicamiento del Estado, donde se perdieron centenares de miles de puestos de trabajo. Fue como si estuviera aplicando el apotegma de José A. Martínez de Hoz: "Achicar el Estado es agrandar la Nación".

Pignanelli, del Smata, es una figura nueva en esa secretaría donde por más de 36 años reinó José Rodríguez hasta morir en 2009 envuelto en varias denuncias por enriquecimiento y contratos con empresas manejadas por sus familiares. Con nuevas autoridades, primero Mario Manrique y luego Pignanelli, el sindicato está acoplado a las políticas decididas por las diez terminales extranjeras asociadas en Adefa.

Esa docilidad ante la respectiva cámara patronal también caracteriza a los dirigentes metalúrgicos. Salvo corrientes internas como la de Francisco Gutiérrez, de Quilmes, Caló no se caracteriza por la dureza para pulsear con Acindar y Techint. La UOM fue cómplice de la privatización de SOMISA a favor del pulpo de los Rocca; tiene director dentro de Siderar y la provisión de catering en la empresa, por esa gauchada.

¿Y éstos son los sindicalistas que van a superar la marca de Moyano?

Negativo

Aunque los "Gordos" no sean una alternativa mejor a la de Camioneros, están en todo su derecho de presentar una lista opositora a Moyano. Hace a la democracia sindical esa competencia de proyectos y candidatos, inexistente en Azopardo 802 desde tiempos inmemoriales.

Ya se dijo que allí impera un modelo sindical burocrático. En el recordado debate televisivo del 9 de marzo de 1973 entre José Ignacio Rucci y Agustín Tosco, éste propuso consultar a las bases gremiales y Rucci replicó que la CGT tiene secretario general, CD y CCC, por lo que no necesitaba hacer tal consulta. Con matices, esta operatoria cegetista se perpetuó.

Si a ese límite por ahora insalvable se le suma que el gobierno nacional decide quiénes y cuántos son los dirigentes de la CGT, entonces el problema es mayor. Lo alertó esta semana Facundo Moyano, al decir que la central no se puede manejar como un ministerio.

La injerencia del Estado en la vida gremial fue vista como negativa por el movimiento obrero desde sus orígenes socialistas, anarquistas y comunistas. Con el peronismo, en cambio, hubo acople. Pero en estos días falta el diálogo y menudean las críticas entre las dos partes (Moyano y Cristina). Y en consecuencia, el ministerio de Trabajo dictó conciliación obligatoria contra del paro de Camioneros del 20 de junio, le impuso una multa de 4.000.000 de pesos, en tanto el ministro del Interior le formuló gravísima denuncia penal.

El gobierno quitó el 2/7 un favor estatal que tenía Camioneros desde tiempos de Néstor Kirchner y que le reportaba 100 millones de pesos anuales. La obra social moyanista hacía los exámenes psicofísicos para la licencia de conducir vehículos de carga, por decisión de Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT). Ahora se la anuló, lo que no está ni bien ni mal porque el Estado tiene derecho a resolver en la materia. A lo sumo habrá que ver cómo funciona el nuevo sistema.

Intromisión estatal

Pero lo que está mal es aquella multa y denuncia penal, a lo que se sumará en cualquier momento una resolución de Carlos Tomada invalidando el Congreso del 12 de julio. Eso significará una intromisión lisa y llana del Estado en la interna gremial, condenando a unos y bendiciendo a otros. Si así fuera, quedará consagrada por un tiempo una quíntuple división: habrá tres CGT y dos CTA.

La tarea de los "Gordos" y otros defensores del gobierno será ímproba, porque deberán lidiar no sólo con el moyanismo que reunió 40.000 o 50.000 personas en Plaza de Mayo. Hay una mayor conflictividad laboral, por contratos que se caen en el Estado y medios aguinaldos que se fraccionan en cuatro, con frigoríficos y aceituneras que cierran en La Pampa y La Rioja, con terminales y textiles que suspenden personal, con Dragones que toman con violencia Cerro Dragón, etc.

Justamente ese es el quid de la cuestión: además de elegir a tal o cual secretario general, ¿qué política adoptará la CGT respecto al conflicto social? Se trata de una tendencia en ascenso. Los datos del Ministerio de Trabajo reportaron que "en 2011 hubo 962 conflictos con paro; 1.059.863 trabajadores que participaron en paros; 4.303.615 jornadas individuales no trabajadas". En lo que va de 2012 esta conflictividad ganó en intensidad.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Micheli: “No vamos a parar hasta construir ese paro nacional que reviente Plaza de Mayo”

ACTA

Pablo Micheli, secretario general de CTA Nacional, consideró que “es un orgullo compartir esta movilización con ustedes que bajo la lluvia han hecho un gran esfuerzo, que vinieron de distintos lugares de la Provincia y para los compañeros de Astilleros que se vinieron caminando”.

En el día de su cumpleaños, el secretario general de la Central, Pablo Micheli. señaló que “vamos a tener que pelear mucho contra este gobierno, pero estén seguros que no vamos a bajar ninguna bandera, porque esta Central está dispuesta a construir todos los paros y todas las movilizaciones que sean necesarias para torcer el rumbo a este modeló económico de exclusión y de pobreza”.

Además, recordó que “hace más de diez años atrás, cuando venía el ajuste del 2001, los primeros que pagamos el ajuste con la rebaja salarial eramos los trabajadores estatales y después cuando De la Rúa profundizó el ajuste junto a todos los gobernadores alcahuetes. Pasaron más de diez años, donde la economía ha crecido a más del 9%, donde la tonelada de soja supera los 500 dólares y la Argentina se ha cansado de vender al exterior, resulta que otra vez vuelven a descargar la crisis contra los trabajadores”.

Sin embargo, Micheli remarcó que “hay una diferencia con aquel tiempo, estamos más organizados, somos muchos más y somos concientes que no queremos volver un paso atrás, porque este pueblo no está dispuesto a soportar más ajustes y se lo venimos diciendo al gobierno provincial y nacional, porque no somos la CTA opositora, no somos un partido político, porque peleamos contra el gobierno de Scioli, de Mariotto, de Macri, contra el de Cristina, pero fundamentalmente, peleamos por los derechos de los trabajadores, peleamos por la dignidad que es trabajar”.

Por último, sostuvo que “no vamos a parar hasta construir esa unidad de acción para que hagamos ese paro nacional para que no se mueva una pluma en este país, para reventar esa Plaza de Mayo, porque queremos paritarias libres, basta de los topes salariales”.

Y agregó “nos dicen cómo pedimos un mínimo de $5000 si no pueden pagar el aguinaldo, pero nosotros estamos convencidos que plata hay, el problema es que se la llevan para otro lado, para pagar la deuda externa, por eso nos van a encontrar en la calle todos los días que sea necesario”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Encuentro de bancarios de la CTA: "Pepe" Peralta. “No hay proyecto nacional posible si no nos reapropiamos del ahorro de los argentinos”

Carlos Saglul (ACTA)

Acaba de cumplirse un año de la creación del Sindicato de Trabajadores de Entidades Bancarias y Financieras (SITEBA-CTA). En ese marco, los representantes de los distintos bancos que lo integran se reunirán este sábado en Buenos Aires para evaluar la marcha de la organización y definir las líneas estratégicas de su política.

José Peralta, secretario adjunto del SITEBA y dirigente del Banco Ciudad, recordó a ACTA la importancia del sector subrayando que “no hay proyecto nacional posible si no nos reapropiamos del ahorro de los argentinos”.

-Se acaba de cumplir un año de la creación del gremio.

Por eso el encuentro es para evaluar lo realizado hasta acá. Tengo la impresión de que la etapa estuvo marcada por la consolidación de las comisiones internas. Ahora ha llegado el tiempo de aceitar la articulación entre los distintos bancos en todo el país y avanzar, fundamentalmente sobre la banca privada.

Necesitamos una política común que nos unifique en la acción y además establecer políticas de acercamiento con muchas comisiones antiburocráticas que han venido surgiendo.

-¿La situación legal de Juan José Zanola debilitó a la burocracia de la Asociación Bancaria?

Lo que pasa que muchos de los que quedaron en lugar de Zanola están procesados como él. Mientras los compañeros se mueren consumiendo medicamentos truchos, lejos de alguna autocrítica, todo lo que existe es una guerra de bandas por la herencia. El tema es saber quien se queda con cada parte del botín. De los trabajadores nadie se acuerda.

-¿Ustedes han denunciado políticas de vaciamiento?

Se da fundamentalmente en nuestro banco cuando le intentan quitar los fondos judiciales. La medida, más que a la administración de Macri, perjudica a la gente porque reduce la capacidad prestable de la entidad, por ejemplo en lo que se refiere a créditos hipotecarios. Ahora para colmo al gobierno de la ciudad se le ocurre licitar el pago de los sueldos de los municipales entre los bancos privados.

Más allá de que lo combatimos, no nos asombra. Macri trabaja para los capitales privados. Esto es como el tema del Subte. Los gobiernos local y nacional pueden discutir de todos menos de cuanto se queda Benito Roggio, que cada vez gana más.

- ¿La burocracia desalienta la agremiación?

En primer lugar, los bancarios hemos pasado en los últimos diez años de 250 mil a 90 mil. El accionar de la burocracia hace que la gente descrea del gremio. De esos 90 mil bancarios que quedan, solo 10 mil están afiliados a la Bancaria. Cuando construímos este nuevo sindicato dentro de la CTA nos planteamos ir por ese sector, los 80 mil compañeros que más que nunca necesitan un sindicato que sirva a la defensa de sus intereses.

- ¿De qué manera han sido dañados esos intereses?

El retroceso salarial es notorio. Por otro lado no se cumple ni se actualiza nuestro Convenio Colectivo de trabajo que es del año 1976. Hace siete años que tenemos una paritaria abierta pero con la complicidad de la burocracia no sirve para nada. Sólo se discuten salarios, pero no se habla de condiciones de trabajo.

-¿Qué pasa con la ley de Entidades Financieras?

Continúa siendo la misma de la dictadura. Es un ejemplo claro de lo que asocia a la derecha, la oposición trucha y el falso progresismo. Pueden cambiar los amigos pero no se toca el sistema, porque ese es el negocio. Desde nuestro gremio sabemos que no hay proyecto nacional posible si no nos reapropiamos del ahorro nacional de los argentinos. El que dice lo contrario, miente.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: "Los pueblos originarios están viviendo un retroceso tremendo en cuanto a sus derechos"

Esteban Stanich (PRIMERA FUENTE)

Así lo afirmó Lilia Delgado, cacique de la Comunidad Indio Colalao, que el martes sufrió una represión policial en favor de terratenientes. Advierten que se defenderán contra nuevos ataques.

"Seguiremos resistiendo hasta que se solucione esta situación. Reclamamos la apertura definitiva del camino vecinal que cerraron los usurpadores, el respeto a la ley 26.160 que prohíbe desalojos contra comunidades originarias mientras se realicen relevamientos territoriales y la reapertura de la escuela Nº31 (cerrada en 2001) ", afirmó la referente indígenas en el marco de una conferencia realizada en la sede de la Asociación de Prensa de Tucumán.

Delgado relató ante los medios y representantes de diversas comunidades originarias detalles de la represión policial que durante la tarde del martes sufrió la Comunidad Indio Colalao en la localidad Estancia Riarte, ubicada en el departamento Trancas, al límite con Salta.

"Accedimos a que se ejecute un desalojo provisorio con la idea de establecer una mesa de diálogo entre las partes. Una vez finalizado esto, alrededor de las 15, se leyeron las actas y se las firmaron. Fue en ese momento, sin explicación alguna, que Patricia Carugatti, ayudante de la Fiscalía de Instrucción de la X Nominación (a cargo de Guillermo Herrera) dio la orden a 300 policías a entrar al predio. Hubo disparos de balas de goma, embestidas con la caballeriza, expulsiones de las personas de sus casas. Hubo gente que recién hoy (por ayer) aparecieron ya que huyeron del ataque y pasaron la noche en medio del monte", relató la cacica.

La medida obedeció a un fallo judicial dispuesto el 3 de julio por el juez Francisco Pisa, que ordenó la inmediata restitución provisoria de la propiedad (de una extensión aproximada de 19.700 hectáreas) al ciudadano boliviano, residente en Salta, Fredy Moreno Núñez Vela.

La lucha en defensa de la tierra

"Estancia Riarte es territorio ancestral. El verdadero dueño comunitario era un señor apellido Méndez que no tenía herederos y donó tierras a la Santa Sede. Luego entró el Jorge Prat Gay -padre del diputado del ARI, Alfonso Prat Gay- quien tomó créditos rurales y puso en garantía nuestras propias tierras. Hoy aparece Fredy Moreno Núñez Vela que posee ilegalmente una posesión provisoria sin vivir jamás en el lugar. Él se dedicó a realizar contratos de arriendo", agregó Delgado.

Según la líder comunitaria, hubo permanentes ventas fraudulentas de tierras incluida la gente que allí vive. Se estima que 16 familias de la comunidad viven dentro de las tierras reclamadas por las empresas agropecuarias Zanja Honda y Agro Avance.

"Estamos frente a un retroceso tremendo para los pueblos originarios con la complicidad de sectores políticos y judiciales", exclamó.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Neuquén. Entrevista a Pedro Beroiza, lonko de la comunidad mapuche Mellao Morales: “El Gobierno le hace el verso a las comunidades”

Darío Aranda (ODHPI - ACTA)

Albañil, electricista y, aunque prefiere escaparle al término, referente de la lucha socioambiental e indígena de la Patagonia. Pedro Beroiza es todo eso y, además, lonko de la comunidad mapuche Mellao Morales, donde 150 familias frenaron (junto a las asambleas socioambientales neuquinas) la avanzada minera que impulsa el gobierno neuquino.

Sábado a la mañana en Neuquén. Frío y viento, pero con un sol que acobija. Las 9 de la mañana y Pedro Beroiza llega puntual al bar convenido. Manos en los bolsillos, jean, zapatos negros impecables y campera marrón. Dejó la comunidad por trámites en la capital provincial y aprovecha para visitar a parte de la familia. Pide café con leche con medialunas, sonríe y rompe el hielo: “Hoy es mi cumpleaños, 41, y es bueno comenzarlo hablando de las luchas de nuestra comunidad, de nuestro pueblo”, avisa en voz baja, como en secreto. Recuerda que había dejado la comunidad en búsqueda de trabajo, vivió quince años en la capital provincial y, con orgullo, se presenta como albañil y electricista, oficios con lo que se gana la vida desde adolescente. Hace cinco años volvió a la comunidad y, desde 2008, es lonko (autoridad política) de la comunidad mapuche Mellao Morales, uno de los pilares neuquinos en la lucha contra la megaminería.

La comunidad Mellao Morales está compuesta por 150 familias, 500 personas, que habitan y trabajan desde hace más de un siglo 35.000 hectáreas en la zona de Campana Mahuida, oeste de la provincia, donde la empresa china Emprendimiento Mineros SA y la Corporación Minera de Neuquén (Cormine), pretenden extraer cobre sin respetar los derechos de los pueblos indígenas (Constitución Nacional, Constitución provincial y tratados internaciones de derechos humanos, entre otros).

La comunidad, la Asamblea de Vecinos de Loncopué (AVAL) y la Asamblea de Vecinos Autoconvocados de Campana Mahuida (Avacam) se organizaron y comenzaron en 2008 una campaña informativa que incluyó cortes informativos, panfleteadas y charlas. En 2008 presentaron un juicio por nulidad de contrato por no respetar los derechos de los pueblos originarios. En septiembre de 2009, el Superior Tribunal de Justicia (máximo tribunal de Neuquén) hizo lugar a la medida cautelar de frenar toda acción hasta tanto se resuelva la cuestión de fondo, la legalidad o no del contrato. Implicó el freno a la actividad minera. El gobierno provincial apeló con un recurso extraordinario. Y, en marzo de 2011, el Superior Tribunal volvió a fallar contra el gobierno provincial y remarcó la obligación de respetar el derecho indígena.

El 3 de junio último, la población de Loncopué (la ciudad más cercana) se expresó mediante un referéndum inédito en el país: el 82 por ciento de los electores votó para aprobar una ordenanza municipal que prohíbe la megaminería en la zona.

El referéndum comprendió al ejido municipal, por lo cual la comunidad no pudo votar. “La comunidad tuvo su propia elección en noviembre de 2008. El 99 por ciento dijo no a la minería”, recuerda el lonko. Nueve hermanos. Tres de ellos aún viven en la comunidad. Y también viven Manuel (71 años) y Carmen Rosa (69), sus padres.

-¿Cuánto hace que sus padres viven en el lugar?

Pedro toma un sorbo del café con leche, deja la taza y sonríe: “Desde siempre. Nacieron en la comunidad y nunca quisieron irse. Los abuelos ya estaban asentados ahí desde antes, hace más de cien años que la comunidad vive, trabaja y respira en ese lugar”. Pedro Beroiza siempre volvió a la comunidad, cada semana o cada quince días. Y un día volvió para quedarse nuevamente: la hermana le pidió ayuda para mejoras en su casa. Llegó con sus herramientas de albañil, y no se fue más.

-¿Cuáles son los principales problemas de la comunidad Mellao Morales?

La tierra. Ligado a eso, la educación y la minería.

-¿Cómo es la situación de la tierra?

Luego de mucho andar, el gobierno hizo la escritura, pero dejaron fuera una parte. La comunidad tiene 35.000 hectáreas. Y el gobierno provincial quería darnos un título por 32.000. Reclamamos eso y el gobierno dijo que nos daba una parte escriturado y luego hacia la otra parte… (el lonko hace una mueca con la boca y sonríe, señal de descreimiento a la promesa gubernamental). Además tenemos otros problema, en la zona de al cordillera hay un chileno dentro de nuestro territorio. Encima el gobierno le dio el título, justo en el mismo lugar que nos había reconocido la tierra a nosotros. ¿Cómo puede ser? Le dio nuestra tierra con título y por decreto.

-¿Por qué cree que la Provincia no le reconoce el territorio a la comunidad?

Porque tiene intereses económicos en esas tierras. Porque siempre le hace el verso a las comunidades que le va a dar el título, pero después hace lo contrario, negocia para el bien de su familia de políticos. Pasó en Loncopué: el hermano del gobernador, (Carlos) “Nuno” Sapag, hace 20 años corrió a unos cuantos pobladores de la zona que habían nacido y se criaron en el lugar. Sapag llegó, dijo que compró, pero mentira. Así y todo los echó. Eso pasa en esta provincia.

-¿Cuál es el problema de la escuela?

El gobierno provincial cerró la escuela de la comunidad en 2001 y los chicos tuvieron que irse al pueblo. Hicimos montónes de trámites, pero nunca la abrieron.

-¿Qué explicación le dieron?

Dicen que hay pocos chicos, pero la verdad es que el gobierno no va a abrir la escuela por más nota que hagamos porque quiere que nos vayamos, que no haya gente así puede entrar a la comunidad. Eso está buscando.

-¿Qué opina del gobierno provincial?

Es muy ambicioso. Dentro de cada empresa hay intereses de ellos, siempre usan la plata de la provincia para hacer negocios personales. Deberían cambiar.

-¿Cual es el trato que tiene con las comunidades?

Las trata bastante mal. Cuando les pueda quitar la tierra, se lo va ha hacer. No reconoce los derechos comunitarios, las tiene marginadas y siempre se arrima y las usa cuando hay que votar.

“Las empresas nunca cumplen”

Pedro Beroiza confiesa que nunca pensó en ser lonko de la comunidad y asegura que ni siquiera lo buscó. “La culpa es de la minería”, señala.

En su trabajo como albañil errante estuvo en contacto ocasional con trabajadores de Río Negro, que le hablaron de la minería en la llamada “línea sur” de Río Negro, cerca de Ingeniero Jacobacci. “Escuché de los problemas allá y conseguí una nota de un diario que hablaba de contaminación. Ese papel lo guardé, me llamó la atención y seguí preguntando sobre el tema”, recuerda.

Cuando el gobierno provincial y las mineras comenzaron a visitar a la comunidad, el recuerdo se hizo presente. “El lonko de entonces no quería firmarle nada a la empresa, pero había otra hermana que sí. Yo expliqué que la minería no era buena para nosotros, y conté lo que había pasado en la línea sur. Esos meses había que renovar autoridad, y ahí me proponen los hermanos. Consulté con mi familia y acá me tiene, lonko. Ahí empezó todo”, explica y no para de sonreír.

-¿La empresa había informado qué quería hacer y explicó los derechos de la comunidad?

La empresa nunca hizo reunión con la comunidad. Sólo iba a buscar al lonko y lo paseaba en la 4X4. El lonko no quería firmar, y ellos necesitaban su firma. Si él firmaba, estábamos en el horno. Le pedimos varios que no firme y por suerte no lo hizo. Nosotros sabemos que las empresas te ofrecen lo mejor, pero nunca cumplen. Pasó en Loma de la Lata (yacimiento petrolero de Neuquén donde viven comunidades) y también pasó en la generadora eléctrica Agua del Cajón (en las afueras de Neuquén). El gobierno dice que va a haber mucho trabajo, pero después no queda nadie, sólo los ingenieros que traen de afuera.

-¿La minera había prometido algo?

La empresa accionó todo el tiempo. Hubo un momento en el que dio un auto a tres personas de la comunidad, un Ford Fiesta, y había prometido una camioneta. Y en 2009 Cormine fue a decirle a los hermanos que si no aceptábamos la minería no íbamos a ser nada, que íbamos a morir en el intento. Incluso un día juntaron a parte de la comunidad para hablar mal de mí, fueron Martín Irigoyen (presidente de Cormine), Carlos Portilla (director de Minería) y un supuesto ambientalista. Lamentablemente también se prestó otro lonko de otra comunidad cercana, pero no pudieron con la decisión de la comunidad. Algunos te venden las mejores flores, pero antes de llegar a tu casa ya están secas.

-¿Cómo fue trabajar junto a la Asamblea de Loncopué?

Trabajar en conjunto no costó nada. Había que juntarse nomás. Costó hacerle entender a la gente grande de la comunidad porque no tenían información y no podían decidir. Luego de informarles, y para estar seguro y salir a luchar, lo que hicimos fue un plebiscito (diciembre de 2008) en la comunidad. El 99 por ciento votó no al emprendimiento minero. Eso ayudó mucho, la comunidad ya estaba decidida y firme.

-¿Qué hicieron junto a la Asamblea?

Hubo mucho trabajo conjunto, marchas, panfleteada, asambleas en Neuquén (capital), íbamos y veníamos de reuniones y reuniones. En 2009 fuimos a Chile para hablar con lonkos que habían sufrido con la minería a cielo abierto. Un lonko me dijo que de la minería no quedaba nada para la comunidad, que ni agua había y que a la empresa no le importaba nada. La minería de cobre y oro es como una planta, tiene raíces, y si la empresa encuentra esa raíz la va a seguir sin importarle si entra a la comunidad, si afecta al río o si hay un lugar sagrado. De esa charla volví más decidido a no dejarlos entrar. Yo tengo voluntad de defender la tierra, y creo que hicimos lo correcto.

-¿Pudieron hablar con el Gobierno?

Le entregamos una nota al gobernador, firmado por todos los integrantes de la comunidad, para que nos reciba. Nunca nos contestó ni nos recibió.

-Han pasado casi cuatro años. ¿Cuál es la evaluación que hace del camino hecho?

Ha sido todo muy positivo. Hemos transitado caminos duros, pero es una buena experiencia, donde se nota el sentimiento mapuche, del newen (fuerza), raíz de nuestra propia tierra. Demostramos que sin plata y sin minería podemos vivir, pero hay que tener dignidad.

-Este año hay nuevas elecciones en la comunidad. ¿Se presentará para otros cuatro años?

(Se pone serio) Estoy dudando. En esto se deja mucha cosas de lado, se necesita mucho tiempo. Pero sé que si no me postulo se corre riesgo que la minera se aproveche. Sabemos que minera, gobierno y alguno de la comunidad están esperando eso. Nunca me gustó decir algo si no estoy seguro, no quiero falsear a nadie, así que lo diré cuando llegue el momento.

-¿Qué le diría a alguien de la ciudad que quizá no entiende por qué se oponen a la megaminería?

No queremos la minería por muchas razones, pero sobre todo porque queremos seguir viviendo en el lugar donde nacimos. Siempre los mapuche fuimos los marginados de todo. Antes con las campañas militares nos desplazaron de las mejores tierras, no echaron al pedrero. Y ahora resulta que quieren ese pedrero porque hay riqueza debajo. Están equivocados si creen que ahora nos van a correr. No tendremos plata, pero tenemos cerros, agua y naturaleza, lo fundamental de la fuerza del mapuche.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: Contra la demagogia punitiva, reivindicación de la seguridad democrática

Carlos Almenara (MDZOL)
Asistimos estos días a una ofensiva, como ocurre cada breve lapso, de la “demagogia punitiva”.

Consiste en una práctica de ciertos legisladores de aparecer generosamente por pantallas diciendo qué tan terribles son los delincuentes, qué tan débiles son los jueces, qué tan “atados” están los policías y qué maravilloso es su nuevo proyecto destinado a “castigar como corresponde” a esos delincuentes.

Esas pantallas crearon antes un contexto y un clima. He llegado a contar 45 minutos en un noticiero de una hora dedicados a un crimen resonante. Una población en que ese noticiero tiene alto rating, ¿qué opinará luego de la emisión?

No escribo estas líneas desde ningún afán festivo ni despreocupado por el delito ni por problemas que son reales, dolorosos y urgentes. Menos aún del desconocimiento del dolor de las víctimas. Las víctimas siempre tienen un lugar especial, lo que no quiere decir que en todos los casos tengan razón.

Digo, no obstante, que la discusión sobre seguridad está planteada de un modo errado si no es que mediante estafa. Hay legisladores que quieren congraciarse con difusión fácil a costas del estado de derecho. Precisamente eso se ataca con la “mano dura”, el estado de derecho, las garantías que cobijan a todos.

Nada de esto es nuevo. No ha tenido resultado para disminuir el delito pero sí ha conseguido tener una sociedad más miedosa y con menos libertad.

“Las respuestas estatales autoritarias e ineficientes frente al delito y la fuerte dosis de exclusión y violencia que domina el debate público y orienta muchas de las acciones del Estado en la materia, exigen una discusión abierta y pluralista, capaz de alcanzar acuerdos básicos sobre políticas democráticas de seguridad que atiendan las legítimas demandas de la sociedad” comienza diciendo el Acuerdo para la seguridad democrática firmado por organizaciones sociales, de derechos humanos y políticos de todos los principales partidos.

Al referirse al “engaño de la mano dura” el documento sostiene que “las políticas de mano dura no han reducido el delito, han aumentado la violencia y, en algunos casos, hasta han amenazado la gobernabilidad democrática”.

El documento, disponible en internet, es una lectura recomendable ante tanta verba calenturienta: http://www.cels.org.ar/common/documentos/acuerdo_para_la_seguridad_democratica.pdf

Sin embargo, ante la necesidad de volver a discutir estas problemáticas tres cosas quiero plantear:

No existe una caracterización lombrosiana de “los delincuentes”. No hay delincuentes por un lado y gente “decente” por otro. Esta idea a pesar de ser contundentemente refutada desde hace un siglo, resiste y vuelve. Los delitos constituyen conductas que a priori cualquiera podría cometer, no hay una fisonomía, clase, caracteres físicos o conductuales que prefiguren quién cometerá conducta delictiva. Si me preguntan a mí, diré que los peores criminales no son precisamente del aspecto físico o la clase social que frecuentemente se asocian al delito.

La definición de un procedimiento penal por parte del Estado no tiene nada que ver con el devenir ni con las reacciones de los sujetos. El procedimiento penal no es algo aplicable a otro, es aplicable a mí mismo (para cada uno de nosotros). Cuando vemos gente que sostiene: penas más duras, más largas, menos discusión y a otra cosa, debemos decirle que el derecho no es para otros, es para ella misma; no hay nada a priori que indique que no será ella misma acusada de un delito y las garantías están para preservar la posibilidad de nuestra defensa. Imagínese Ud. que bastara con que un policía diga quién comete delito y quién no, ¿no hay acaso sobradas muestras de casos en que los mismos policías cometían el delito? Más poder a la policía sin control no parece un buen camino. Vale lo mismo para cualquier instancia.

Los procedimientos y penas que definimos como sociedad nos describen como civilización. A lo largo de toda la historia tenemos muestras terribles de cómo reyes, príncipes, virreyes y, en general, autoridades de toda laya, aplicaron penas horrorosas. Hoy mismo la aplicación de penas más crueles, o la misma pena de muerte, es un indicador bastante fiable de sociedades más violentas. La apuesta a la resocialización, a la reeducación como meta de los sistemas punitivos es un triunfo humanista que merece ser defendido, no desde un ingenuo idealismo sino desde un compromiso en cada instancia para crear condiciones estructurales de mayor igualdad social y construcción de una sociedad pacífica.

Aumentar el miedo no ayuda. Una sociedad encapsulada, el espacio público privatizado, un concierto de countrys con seguridad privada (o con policía estatal a su servicio), lleva a todo lo contrario de una sociedad pacífica.

Nada aporta el deseo de vengarse de alguien que cometió un delito por salvaje que sea. Los organismos de derechos humanos, una reserva ética señera en nuestra Argentina, dan ejemplo vivo de cómo la búsqueda de justicia, aún para crímenes horrorosos puede separar la justicia de la venganza, puede procurar juicio y garantías para los peores criminales.

Mucho puede y debe hacerse pero no en clave autoritaria que nada soluciona y mucho agrava los problemas.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina. Lesa humanidad: Condenaron a 50 años de prisión a Jorge Rafael Videla por robo de bebés

CIJ

Lo dispuso este jueves el Tribunal Oral Federal Nº 6 de la Capital, que encabezó el debate. Se trata de la causa conocida como “Plan Sistemático”, en donde se investigaron más de 30 hechos de apropiación de menores durante la última dictadura militar.

El Tribunal Oral Federal Nº 6 de la Capital dio a conocer este jueves la sentencia en el juicio oral por la causa conocida como “Plan Sistemático”, en donde se investigan más de 30 hechos de apropiación de menores cometidos durante el último gobierno militar.

Según el tribunal, los hechos juzgados son “delitos de lesa humanidad, implementados mediante una práctica sistemática y generalizada de sustracción, retención y ocultamiento de menores de edad, haciendo incierta, alterando o suprimiendo su identidad, en ocasión del secuestro, cautiverio, desaparición o muerte de sus madres en el marco de un plan general de aniquilación que se desplegó sobre parte de la población civil con el argumento de combatir la subversión, implementando métodos de terrorismo de estado durante los años 1976 a 1983 de la última dictadura militar”.

El tribunal, integrado por los jueces María del Carmen Roqueta, Julio Luis Panelo y Domingo Luis Altieri, fijó las siguientes penas:

Jorge Rafael Videla: 50 años de prisión
Antonio Vañek: 40 años de prisión
Jorge "El Tigre" Acosta: 30 años de prisión
Santiago Omar Riveros: 20 años de prisión
Reynaldo Benito Bignone: 15 años de prisión
Víctor Gallo: 15 años de prisión
Juan Antonio Azic: 14 años de prisión
Jorge Luis Magnacco: 10 años de prisión
Inés Susana Colombo: 5 años de prisión

El tribunal fijó para el 17 de septiembre próximo, a las 18, la audiencia de lectura de los fundamentos de la sentencia.


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Misiones: “Con esta sentencia nos vamos a seguir encontrando en la calle con torturadores”

Alicia Rivas Zelaya (ACTA)

Sobrevivientes, testigos, organizaciones de derechos humanos repudiaron la absolución del ex médico policial Guillermo Mendoza y se mostraron disconformes con los 7 años de prisión con los que el Tribunal condenó a Pombo y Amarilla.

Aún las condenas de Herrero, 20 años, y Giménez 21 años y medio, son inferiores a las anteriores que se dictaron en la provincia por delitos de lesa humanidad. La Fiscalía anticipó que recurrirá a casación por la absolución y evaluará los argumentos de las demás condenas. Las querellas también se mostraron disconformes con la absolución.

En medio de un inusitado despliegue de seguridad en uno de los subsuelos del Palacio de Justicia, cuyo frente se encontraba completamente vallado y custodiado por efectivos de la policía de la provincia, se escuchó la sentencia del cuarto juicio por delitos de lesa humanidad.

Penas por debajo de lo solicitado por la Fiscalía y las querellas, incluido la absolución del ex médico policial Guillermo Roque Mendoza, despertó el descontento de sobrevivientes y familiares que escuchaban al doctor Rubén Quiñones, a cargo de la lectura, dentro del salón de usos múltiples que quedó una vez más insuficiente para la cantidad de personas que llegó hasta el lugar para escuchar la sentencia.

No hubo espacio siquiera para la totalidad de los testigos victimas que declararon en este debate, muchos de ellos debieron esperar en la calle o bien en una sala contigua fuertemente rodeada por personal de gendarmería.

Las condenas

El fallo del Tribunal fue unánime. Condenó a Carlos Omar Herrero cumplir la pena de veinte (20) años de prisión e inhabilitación absoluta perpetua, como autor mediato de crímenes de lesa humanidad. Dispuso además la prórroga de la prisión preventiva que viene cumpliendo el procesado quien permanecerá alojado en la Unidad 17 del Servicio Penitenciario Federal, hasta que el presente fallo quede firme o ejecutoriado.

Condenó también a Felipe Nicolás Giménez a cumplir las penas de veintiún (21) años y seis (6) meses de prisión e inhabilitación absoluta perpetua, como autor de crímenes de lesa humanidad con resultados. Disponer la prórroga de la prisión preventiva que viene cumpliendo el procesado Felipe Nicolás Giménez, quien permanecerá alojado en la Unidad 17 del Servicio Penitenciario Federal, hasta que el presente fallo quede firme o ejecutoriado.

En el caso de Julio Argentino Amarilla la condena “de siete (7) años e inhabilitación absoluta perpetua como partícipe secundario de crímenes de lesa humanidad” se sitúa muy lejos de las penas solicitadas por la fiscalía y las querellas. La misma pena se le asignó a Carlos Alberto Pombo

Sin duda la decisión más polémica es la absolución del ex médico policial Guillermo Roque Mendoza acusado de haber asistido a varios de los hoy condenados en las sesiones de torturas “controlando cuando debían seguir torturando y cuando debían parar porque estaba en riesgo la vida de la víctima”. El tribunal sin embargo absolvió a este imputado y ordenó su libertad.

Las repercusiones

“Lamentable, vergonzosa la sentencia. No hubo cadena perpetua para el Jefe de Policía, ni el Jefe del Departamento de Informaciones de la Policía Provincial, donde funcionó el mayor Centro clandestino de la Provincia, por donde pasamos absolutamente todos los secuestrados por las distintas fuerzas armadas y de seguridad, (más de 600 presos). Tampoco condenaron a cadena perpetua a nuestros torturadores y violadores; y absolvieron al médico que participaba en las torturas, controlando los signos vitales para ver hasta cuánto aguantábamos las torturas”, lamentó Graciela Franzen, actual secretaria de Derechos Humanos de la CTA Misiones, la primer testigo que declaró en esta causa y una de las tres víctimas que acusó a Mendoza.

Desde las querellas también se mostraron sorprendidos por la absolución de Mendoza y anticiparon que apelaran el fallo. “No estamos conformes, no es lo que esperábamos, queremos ver los fundamentos de la sentencia, queremos ser prudentes”, apuntó el doctor Rafael Pereyra.

Amelia Báez, subsecretaria de Derechos Humanos también rechazó la absolución de Mendoza aunque destacó que este día es un día histórico porque con este proceso judicial se fortalece la Democracia, las instituciones en este caso a través de la Justicia", afirmó.

Para la Fiscalía en tanto, más allá de rechazar la absolución, “el balance es positivo, se han conseguido cuatro condenas por graves delitos de lesa humanidad. Y en cuanto a la absolución la fiscalía oportunamente ha de recurrir a la casación penal teniendo los fundamentos que llevaron al pedido de condena”, resumió la fiscal Vivian Barbosa.

“Nos vamos con un con sabor amargo, tantos años esperamos, pensamos que las condenas iban a ser más contundentes, les dieron menos años que a los penitenciarios, que comparados con estos, eran nenes de pecho”, se escuchó en las escalinatas de Palacio a otro de los testigos de la causa refiriéndose a la condena que recibiera José María Cuenca, 20 años, y Rubén Gómez, 23 años.

“Dijeron que fuimos muy ’pocos los que los denunciamos’. Es que en estos 36 años murieron la mayoría de los sobrevivientes de este horror. Porqué esperaron tantos años en Juzgar. No saben el esfuerzo sobre humano que tenemos que hacer para declarar-denunciar-recordar-revivir todo este horror. Ahora sí, con esta impunidad, tengo más miedo que antes. Otra vez saldremos a la calle y veremos a nuestros torturadores libres caminando tranquilos, como en estos 36 años”, agregó Graciela Franzen.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...