jueves, 2 de agosto de 2012

Argentina: En la Rural hubo toros y oligarcas de raza "gatas de doña Flora"

Emilio Marín (LA ARENA)

Inaugurada el sábado 28, la Exposición de Palermo aspira a superar el millón de asistentes. Allí se ponen cucardas a los campeones, pero también se proclaman políticas ultra conservadoras, de los que nada les viene bien.

Esta muestra no es como la inicial, de 1875, cuando la visitaron 18.000 personas. Esta superará el millón de personas, donde el público debe pagar una entrada de 25 pesos, exceptuados los menores de 8 años y con dos días de ingreso libre para los jubilados.

Si se es peón rural, en cambio, se está en problemas, por los pobres ingresos de un sector cuya informalidad supera el 70 por ciento según el ministerio de Trabajo. Salvo que esa peonada consiga una entrada de favor de "Momo" Venegas, secretario de Uatre y aliado de la Sociedad Rural Argentina, tanto en el enfrentamiento con la Resolución 125 como en el fracasado manejo del Renatre.

De la SRA podrán decirse muchas cosas, menos que no es consecuente con la plataforma oligárquica diseñada por sus fundadores de 1866. Desde entonces ha defendido a los grandes propietarios de tierras y ganados, con apellidos tan orondos como Martínez de Hoz, Pereyra Iraola, Menéndez Behety y similares.

En todo caso los cambios han venido marcados por la conveniencia de ganancias según los rubros, con más o menos atención a los granos o carnes, a la soja transgénica de la mano de Monsanto legalizada por el menemismo, o en inversiones múltiples en la industria de alimentos, bancos, compañías de seguro, firmas exportadoras y un largo etcétera.

Mutación

Donde no hubo mutación alguna fue en vitorear a los dictadores de la historia argentina, particularmente a los generales Juan Carlos Onganía y Jorge Rafael Videla. Obvio, con sus superministros Adalbert Krieger Vasena y José A. Martínez de Hoz, respectivamente. Buena parte de la política económica de esos gobiernos de facto la fijaba la oligarquía de inversiones múltiples y apertura indiscriminada de la economía para negocio de las multinacionales.

Por algo en julio de 1866, el fundador de la SRA se llamaba José Martínez de Hoz. Su descendiente José Alfredo (padre) también fue presidente de la entidad, en la época más gorila de la misma, 1946-1950. Es extremadamente complicado definir cuál es ese tiempo más antipopular: muchos argentinos dirán que ese momento es el actual y tendrían mucha razón.

En el discurso de inauguración oficial del actual titular, Hugo Luis Biolcati, hubo un relato muy mendaz sobre la situación agropecuaria, una crítica unilateral al gobierno de Cristina Fernández de Kirchner y, en particular, una condena sin remedio a "la acción perversa del Estado". Este último vendría a ser el demonio, el único demonio. Así se demuestra la vigencia del pensamiento de Martínez de Hoz, de que "Achicar el Estado es agrandar la Nación". Sus continuadores ruralistas son devotos de esa religión tan enriquecedora de los grandes propietarios y de apellidos que hicieron fortunas iniciales con la mal llamada "Campaña del Desierto" del general Julio A. Roca. Este les proveyó de millones de hectáreas (por afirmar esta verdad, los familiares de Martínez de Hoz enjuiciaron al escritor e historiador Osvaldo Bayer).

El infierno no existe

Biolcati es propietario de 11.000 hectáreas de campos y tambos en la provincia de Buenos Aires. Como sus colegas de similares propiedades, ha engrosado su capital en estos años, pese a lo cual en sus discursos sólo se escuchan amargas quejas, panoramas desoladores y descripciones que lucen como nacidas de argentinos empobrecidos y carenciados.

La entidad busca poner como general lo que, a lo sumo, es una verdad a medias. Ya no puede tomar de trampolín de sus campañas la supuesta expropiación del Estado sobre la renta extraordinaria de la soja, por dos razones. Primera, el precio de la oleaginosa para la próxima cosecha supera los 600 dólares la tonelada. Segunda, el esquema de retenciones vigente quedó anclado en proporciones supuestamente altas, luego que el lock out de las patronales sojeras provocara en 2008 la caída de la Resolución 125, que atendía a las subas y bajas de cotización, segmentaba los derechos de exportación y pagaba reintegros según distancia al puerto.

Ahora la embestida de Biolcati giró en torno a la carne y la leche. Dijo que habían cerrado cien frigoríficos, que se perdieron 12 millones de cabezas de ganado y que 12.000 trabajadores estaban suspendidos o desempleados.

Las cifras oficiales difieren de esa visión apocalíptica. Aseguran que en este momento la diferencia en cabezas de ganado es de 7 millones, sin contar 2.5 millones de vacas lecheras. Y atribuyen esa disminución a la sequía posterior a 2008, no a una deliberada política oficial para el achicamiento de planteles.

Diferencia de enfoque

En materia de precios también salta la diferencia de enfoque. El gobierno les recuerda a los de la Rural que el kilo de novillo les dejaba 80 centavos de dólar en 2008 y que en 2011 estuvo en 2,18 dólares, un 170 por ciento más.

Respecto a los empleados suspendidos en frigoríficos, Biolcati en esencia está en contra que se paguen subsidios y garantías a ese personal, tal su manía en contra de la "perversa" intervención estatal.

No es sólo un contraste de los ruralistas con la realidad y los números gubernamentales. En la propia 126º Exposición, los diarios que sintonizan su onda pintan un panorama espectacular de inversiones y modernización del sector. "Las cabañas están acelerando también en materia de uso de ciertas herramientas y tecnologías. Cada vez más empresas se suman a la transferencia embrionaria, algo ya bien instalado en las firmas de puntas, recurren a las Deps (Diferencias Esperadas en la Progenie) y hasta usan imágenes por ecografía para ver qué hay en el interior del animal. Es decir, apuntan a mediciones por ecografía para área ojo de bife, marmóleo y grasa dorsal, entre otros parámetros de interés", se lee en "La Nación" (28/7).

Siempre sobre carnes, en esa cobertura se agregó: "a punto de iniciarse con fuerza la comercialización de reproductores de agosto/septiembre, la perspectiva del negocio es que los precios se ubiquen en valores similares o con apenas algunos escalones por encima de 2011". "Desde lo estructural el sector está bien", declaró el gerente de la cabaña La Paz, de Gregorio, Numo y Noel Werthein SA. ¿Dónde quedó el infierno inventado por Biolcati?

Si fueran yanquis, todavía...

El nivel quejumbroso del relato ruralista no tiene asidero en los hechos económicos, que claramente los benefician, sino en una toma de posición política, ideológica y electoral. En su despedida Biolcati insinuó que se dedicará a la política partidaria con vistas a una "renovación moral", aunque en la Rural nunca se pusieron cucardas a esos valores tan extraños al predio.

La pregunta es cuánto se quejarían esos popes de la SRA si se vieran afectados por un real y gravísimo problema de sequía como el que fulminó a los productores estadounidenses. El Departamento de Agricultura de los EEUU (USDA), calculó en julio que su cosecha de maíz tendrá 46 millones de toneladas menos por la sequía, mientras fuentes privadas dicen que la pérdida puede llegar a 100 millones de toneladas (Pablo Andreani, "EEUU necesitará tres cosechas para recuperarse", La Voz del Campo, 27/7).

Esa circunstancia favorece objetivamente el sembrado de maíz en Argentina, cuya relación-precio con la soja es de 1: 1.66, la más ventajosa de la última década. Pero este "viento de cola" no es reconocido por la Mesa de Enlace, siempre lista para la crítica destructiva.

Otro ejemplo de ese estilo político, tan del palo de Mauricio Macri y la derecha de todos los partidos, incluido el peronismo fueron las declaraciones del futuro presidente de la SRA. Luis Miguel Etchevehere, productor entrerriano, declaró a ese suplemento de "La Voz del Interior" (CIMECO, Clarín): "en 9 años, el kirchnerismo no hizo nada por el campo". Según él la política oficial hacia el campo "es un fracaso rotundo". Propuso convocar "a intendentes y gobernadores para buscar soluciones", como clara jugada de amontonar a grupos opositores.

Admirador

Por ahora esa eventual liga de gobernadores tiene un exponente justicialista, el cordobés José M. de la Sota, que se sacó sonriente una foto con Biolcati. Se aguarda que en algún momento tenga otra (y van...) Daniel Scioli. La cosecha justicialista está limitada porque el gobierno nacional, al que pueden criticarse muchas concesiones al establishment empresario, ha mantenido una línea de rienda corta con la Mesa de Enlace Rural.

La cúpula de la Rural no cuenta con muchos votos y es poco democrática. Etchevehere no será electo en septiembre por el voto directo y secreto de los 8.000 afiliados, sino por una trenza de directivos, como viene sucediendo desde el fondo de la legua.

Sin embargo, pese a tantas limitaciones políticas y éticas, la entidad cuenta con el beneplácito de Clarín y "Gaceta Ganadera", dueños de Expoagro, la otra vidriera de negocios del agro. No son sólo esas empresas sino también algunos periodistas, en lo personal. En "La Nación" (26/7), se informa que en la raza Caballo de Polo Argentino, en hembras, el Reservado de Gran Campeón "fue para el lote 2089, de Mariano Grondona", otro admirador de Onganía, Videla y Martínez de Hoz.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

La plutocracia de Paraguay y la caída de Lugo (Parte II - Final)

Andrés Sarlengo (CONTRAPUNTOS, especial para ARGENPRESS.info)

.

En esta entrevista volvemos a dialogar con Alcides Villamayor de COMUNICA. Qué sucede con las víctimas de Caraguaty, por qué no informan de ellos los "asesinos de la verdad" y quiénes participaron del golpe al "tibio" cambio que proponía Lugo... son algunos temas que discurren en esta oportunidad. Paraguay -a igual o más que Argentina- padece de plutocracia y hay que decirlo sin medias tintas ni vaguedades.


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

“Dicen que ANNCOL molesta y es verdad”: Entrevista a Joaquín Pérez Becerra, director de ANNCOL encarcelado en la Picota, Bogotá

Dick Emanuelsson - Ingrid Storgen (ANNCOL, especial para ARGENPRESS.info)

Santos trabaja denodadamente por acallar la voz de la agencia ANNCOL y no lo ha logrado. Desde nuestra redacción se ha tomado el camino firme de no dejarnos doblegar, no acceder al chantaje político y continuar con el rumbo prefijado.

Lo dice con orgullo Joaquín Pérez Becerra, director de ANNCOL encarcelado en la Picota, Bogota, en una entrevista con preguntas escritas enviadas por correo.


La página de la Agencia de Noticias Nueva Colombia, desde el año ’95, ha tenido una dinámica en ascenso, fue creciendo y cada vez son más los lectores que visitan el sitio web. Se han contabilizado más de 800 mil visitas diarias y ese es un record que da fe de la importancia del espacio, a la vez que deja bien claro que todo el trabajo que se viene realizando está cargado de transparencia, independencia y profesionalismo. Esos parámetros donde debe apoyarse un medio alternativo y no sólo porque allí se viertan las situaciones del terrible problema colombiano, sino porque es el deber que tiene cada profesional de la información.

- De más está decir que el espacio no tiene vinculación alguna con la guerrilla de las FARC-EP, como siguen tratando de imponer desde el gobierno y aliados.

Desde que Joaquín Pérez Becerra, hoy encarcelado luego de atravesar una injusta e inexplicable situación en Venezuela, la página llegó a ser para muchos lectores, incluidos varios gobiernos, un lugar de consulta cotidiana, así como también lo es para muchas agencias noticiosas internacionales como France Press, EFE, AP, entre otras, sobre todo en América Latina.

Esta realidad es la que provoca la ira del gobierno colombiano y sus arduos esfuerzos por tratar de bloquearla, hecho demostrado cuando vemos que hacen uso de todos los medios a su alcance, combinando todas las formas de lucha para cerrarla o intimidar a sus integrantes, objetivo no cumplido hasta el momento.

- Todo lo realizado por los periodistas o colaboradores de ANNCOL fue con absoluta seriedad, hace años que vienen denunciando sobre las irregularidades de los gobiernos, especialmente el de Uribe y todo quedó demostrado. A nadie escapa la verdad denunciada tantas veces que habla de los estrechos vínculos del ex presidente con el para-militarismo. Incluso hemos dicho y repetimos, que muchos de sus funcionarios llegaron a sus sitiales, incluido el senado, gracias al apoyo paramilitar y como es obvio, haciendo uso de métodos no legales.

Nunca nadie pudo justificar la teoría que indicaría que ANNCOL es una agencia que apoya actos terroristas, mucho menos demostrar que es una agencia financiada por alguna organización guerrillera, como las FARC, sostiene Pérez.

- Todos los elementos que exponen cuando lanzan esas mentiras, no son sino meros montajes con el fin de silenciar. Omiten la realidad que indica que Colombia necesita de medios alternativos diferentes a los medios tradicionales. Entre éstos, el único que funciona es el periódico VOZ, también muy golpeado dada su alta importancia, siendo decomisado por los retenes por su visión respecto a la terrible situación que padecen los colombianos.


Es muy absurdo que el gobierno de Santos produzca la aberración de acallar voces, siendo un hombre que actúa con una concepción futurista de acabar con el conflicto colombiano, apela a su falacia de generar nuevos espacios para que quienes piensan diferente puedan hacerse oír.

De ser cierto esto, estamos en condiciones de asegurar que ANNCOL bien podría funcionar en Colombia, teniendo además de todo el derecho, el aval internacional.

- La gente ve a este medio como una agencia alternativa de Colombia, bastaría con que el gobierno permitiera que funcione en Bogotá para informar lo que ocurre en Colombia desde otro ángulo de visión, con los mismos derechos que cualquier otro en una supuesta democracia.

Lo que uno sostiene por convicción y como espectador de la situación colombiana es que el lector tiene todo el derecho a estar bien informado, que pueda perfectamente escuchar a Radio Caracol o RCN entre otras, pero que también tenga la posibilidad de saber qué es lo que piensa la gente de ANNCOL, aunque esté parada sobre otra vereda. Sería la forma de acceder a una información completa, sin cercenamientos y cada quien podrá elaborar su teoría sintiendo el sonido de las “dos campanas”, dice.

- A nadie resultará novedoso que digamos que en los distintos gobiernos hubo una distorsión, una absoluta demonización de los conflictos populares y actos de la más baja calaña, tal como se ha visto en los últimos días contra la senadora Piedad Córdoba, luchadora incansable por la paz en esta tierra tan agitada.

En medio de todos los conflictos y a pesar de los intentos vanos del gobierno y de ciertos sectores mediáticos, ANNCOL, tiene más posibilidades de competir en el ámbito nacional porque Colombia no resiste más esta guerra fratricida, en medio de la también distorsionada coyuntura nacional, donde el pueblo tiene acceso a las radios oficiales y a los medios tradicionales de la clase dominante que actúan a favor del gobierno. Y lo hacen desde radio, televisión que no informan sino todo lo contrario. No hace falta detenerse a leer entre líneas para poder asegurar que hay una gran disconformidad en todos los sectores por la forma en que se están encarando los problemas.


El país se revuelca en medio de una gran ingobernabilidad, a Santos se le está haciendo complejo todo ese malestar que se agita y cuya responsabilidad le cabe.

- El pueblo colombiano no soporta más, no sólo están confluyendo acciones armadas de las guerrillas, tanto de las FARC como del ELN, también se está generando la unión de esas dos fuerzas que hasta hace poco actuaban por ahí, aisladas. Hoy se está dando una conexión entre esa realidad que andaba dispersa y las movilizaciones que están haciendo sectores populares. Ya nadie puede decir que el epicentro de la situación colombiana se centraba en la acción de gente que andaba a los tiros por ahí, ya no existen dudas que el terrible problema surge porque la gente carece de oportunidades, de tratamientos para la salud, de la falta de democracia.

El director de ANNCOL cree que la situación en Colombia puede estallar en cualquier momento y la clase dominante carece de los medios y la voluntad política para manejar las situaciones que se irán presentando y no hace falta ser adivino para darse cuenta. Ningún país puede manejarse a ciegas.

- Colombia, tierra de luchadores, se está levantando. Lo hacen los indígenas, las negritudes, los estudiantes. Llueven peticiones porque el país tiene grandes problemas estructurales. No hay agua, no hay salud, la educación no funciona, la corrupción es galopante pese a las riquezas inmensas que genera esa tierra.

El pueblo no es tonto, sabe que existe una pésima administración y quienes llevaron la gestión y los que lo hacen hoy, ven con preocupación que estén surgiendo otras fuerzas que parecían quietas.

El movimiento indígena está tomando al toro por las astas, plantea iniciativas más allá de que al gobierno no le guste y esto hay que verlo como algo lógico. ¿Cómo van a aceptar que quieran sacudirles las bases y cómo neutralizarlas si no, con represiones?

- Dijeron, los últimos días, que los indígenas del Cauca sacaron a los militares a empujones y escupiéndolos, cosa absolutamente falsa que nosotros salimos a desmentir como corresponde. Por supuesto que los sacaron de sus tierras, pero lo hicieron de buenas maneras porque ellos saben bien que cuando el ESMAD actúa lo hace con gases y plomo precediendo a los encarcelamientos.

No hay correlación de fuerzas entre el pueblo desarmado y los escuadrones dotados de las armas más modernas. Sin embargo la prensa oficial trató de hacer creer de “la brutalidad” de los indígenas y más de uno habrá digerido esa falacia.

En el Cauca, donde Pérez Becerra fuera concejal durante dos períodos en el municipio de Corinto, los campesinos están manifestando a viva voz contra la forma en que ha sido gobernada Colombia.

- El poder fáctico sabe que estamos frente a una nueva dinámica latinoamericana, cuyo eje central es Bolivia, Venezuela, Nicaragua, Ecuador y también hay avances en Argentina y Brasil y a esto lo ven como un peligro contaminante, sobre todo los gamonales regionales. Ante este nuevo fenómeno recurren a la militarización, instalando nuevas bases como elemento coercitivo, atentos al hastío de los pueblos.

Todos estos elementos innegables son los que tomamos desde ANNCOL para elaborar nuestras conclusiones. Lo hacemos apoyados en el derecho que nos asiste y dado que lo que abunda es la manipulación de los medios del sistema para ocultar lo que está bien visible, nosotros ponemos sobre el tapete la otra realidad.

Quienes nos leen sabrán de que lado situarse y cual es la verdadera situación que padece el pueblo colombiano.

Quedamos muy tranquilos sabiendo que somos parte del pueblo y como tal nuestro único compromiso es el de informar, como venimos haciendo desde hace varios años con transparencia e independencia absoluta.

Por supuesto somos conocedores de la molestia que ocasionamos y los lectores comprenderán el motivo de esa molestia…

Más:
Provocativa detención al sub director de ANNCOL en escala de viaje, en Costa Rica
“Fue una nueva provocación e intento de silenciar a la Agencia de Noticias Nueva Colombia, ANNCOL. Un caso similar al del montaje contra Joaquín Pérez Becerra, dice Dick Emanuelsson, subdirector de la agencia.
Por Redacción de ANNCOL. Video: https://vimeo.com/46039345

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Según el informe del CELS, la Presidenta no sabe de lo que habla

Gabriel Conte (MDZOL)

Apurada por defenderse y contraatacar la Presidenta destacó como "modelo" a una cárcel denunciada hace una semana por el Centro de Estudios Legales y Sociales como mal ejemplo de la reforma del Servicio Penitenciario Federal. ¿Un ejemplo? ¿Cuál es el mensaje que le llega a quienes no hacen las cosas bien?.

El debate sobre el estado de las cárceles se fue le fue de las manos al gobierno nacional. Esta vez no se trata de una disputa entre sectores que integran "el mundo del control" contra "el mundo de los que gobiernan". Tampoco se trata de una lucha interna de las estructuras de poder. Es la presidenta de la Nación afirmando taxativamente situaciones que no son verdad, influenciada, probablemente, por una serie de posibles situaciones que la llevaron hasta un lugar al que nunca debería haber llegado:

- Su profusa aparición pública y los discursos en los que cuenta qué lee en los diarios y que piensa de lo que leyó.

- La necesidad de defender a su Gobierno de los ataques de sectores enquistados en el poder económico y que se empeña en identificar como enemigos cada vez que tiene oportunidad.

- Defender a un ministro equivocado o malinformado.

- La simple (pero comprometedora) intención de defender a sus partidarios, criticados por un enemigo/adversario en común.

- Solamente la posibilidad de continuar identificando a quienes quiere ubicar en la vereda de enfrente de sus convicciones actuales.

Pero hay una sexta opción que podría estar empujando a la Presidenta hacia un abismo discursivo que se choca de lleno con la realidad: la desinformación.

En materia de Derechos Humanos y asuntos de seguridad, Cristina Fernández de Kirchner ha demostrado, al igual que su esposo, el fallecido presidente Néstor Kirchner, una línea de acción que impuso el Centro de Estudios Legales y Sociales, el CELS, de prestigio dentro y fuera del país y presidido por el periodista Horacio Verbitsky.

Sin embargo, hoy es la propia mandataria quien choca de lleno con el CELS al esforzarse en defender al Sistema Penitenciario Nacional luego de que el diario Clarín, devenido luego de un período de "luna de miel" con el ex presidente Kirchner en "el enemigo" y "la corpo", revelara que el Gobierno permite la salida de personas que están en prisión para que participen de actos políticos.

Se dijo primero que se trataba de "actos culturales" para la "reinserción" social de las personas privadas de libertad. Pero inmediatamente la agrupación señalada, "Vatayón Militante", se identificó públicamente como "peronista y, por lo tanto, kirchnerists", con lo cual abrió un espacio más para las suspicacias del tipo: "¿si no sos oficialista no podés participar de un plan de reinserción social?".

Sin embargo, el summun de las contradicciones rayanas con la desinformación la provocó la propia Presidenta ayer cuando elogió, sin límites, el trabajo "modelo" del Servicio Penitenciario Federal".

Dijo la Presidenta, en tramos textuales de su discurso:

- "En realidad, ustedes saben, que de los 60.000 presos que tiene la República Argentina, solamente 9.700 corresponden al Servicio Penitenciario Nacional, y yo quiero decirles que el Servicio Penitenciario Nacional, el Federal, es realmente un modelo en la República Argentina por varias y merecidas razones. 35 establecimientos, somos el único que no tiene superpoblación, porque hemos construido".

- "Sí había gente presa indocumentada. Hoy el ciento por ciento de los presos tiene su documento; hoy tenemos planes laborales. Porque los que tanto hablan de la Constitución deberían leer que la Constitución establece muy claramente que las cárceles deben ser sanas, limpias y no pueden ser castigo para los presos porque tienen que impulsar la resocialización y la reinserción en la sociedad. No solamente por una cuestión de convicciones, de ética, de principios o de derechos humanos, sino para evitar la reincidencia, fundamentalmente. O sea que cuando esa gente salga de la cárcel vuelva a reincidir".

- "Hoy el 70 por ciento de los presos del Servicio Penitenciario Federal tiene trabajo adentro de la cárcel, en cuestiones de carpintería. Está ayudando mucho UOCRA, participa también SMATA, participa la Iglesia Católica, participa la Iglesia Evangélica, más de 20 ONGs - entre las cuales está Vatallón Militante - que en realidad parece ser que cuando las ONGs tienen una determinada orientación son malas, porque también recuerdo a una organización muy mentada, como fue Poder Ciudadano, que era una organización muy independiente y su presidenta, una de sus miembros más conspicuas, terminó siendo Diputada, por un partido de centro derecha. Parece ser que cuando se es de centro derecha se puede ser independiente, miembro de ONG y participar en política y cuando sos un poco más afecto a lo nacional, a lo popular, a lo democrático parece ser que allí hay objeción".

Pero en el medio de todas estas frases, agregó la siguiente:

- "Me tocó también a mí como Presidenta inaugurar una importante cárcel modelo, en el noroeste, en Salta, hace muy poco tiempo, hará un año o un año y medio, donde realmente está el pabellón de mujeres, el pabellón de hombres y realmente es una cárcel modelo nacional".

La semana pasada, justamente, el Centro de Estudios Legales y Sociales presentó su informe anual sobre el estado de los Derechos Humanos en la Argentina. Evidentemente, la Presidenta (ni nin´guno de sus colaboradores) lo leyeron. Nadie les comentó tampoco qué dice.

El trabajo da cuenta de:

(pág. 184) Sobre el Servicio penitenciario Federal: "Se establecen grados de exposición corporal que van desde el cacheo sobre el cuerpo vestido o con desnudos parciales, hasta el desnudo total con flexiones y la inspección vaginal, la modalidad más degradante y vejatoria. Este tipo de requisa aún se practica, a pesar de estar prohibida por la legislación internacional. En muchos casos, aumenta el aislamiento de los detenidos, ya que muchas veces prefieren suspender las visitas para que sus familiares no sean sometidos a este tipo de revisación".

En la página 224 comienza un capítulo cuyo título parece responderle anticipatoriamente a la Presidenta aunque, en realidad, responde a una afirmación del ministro de Justicia, Julio Alak. Dice: "El Servicio Penitenciario Federal, ¿uno de los mejores de la región?".

Acto seguido afirma:

"El SPF mantiene una estructura militarizada, concebida como una fuerza de seguridad, verticalista y con un alto nivel de corporativismo, lo que explica la persistencia de prácticas violatorias de derechos humanos y la resistencia a los cambios".

El CELS, en la página 226 de su informe anual, al referirse al actual titular del SPF Víctor Hortel, sostiene:

"(...) el nombramiento del nuevo jefe del SPF no derivó aún en reformas profundas de su estructura ni de su funcionamiento cotidiano. En la gestión, se han modificado algunas problemáticas en particular, como el fuerte control a los detenidos por delitos de lesa humanidad, la decisión de cerrar las viejas unidades penales psiquiátricas para promover un tipo de intervención diferencial o las acciones dirigidas a disminuir la conflictividad interna en las unidades".

Pero en donde hay un párrafo que sí tendrían que haberle leído a la Presidenta para que no cayera en el fango, es el siguiente. El propio CELS es quien cuenta qué paso antes y después de la inauguración del penal "modelo" de Salta en el que Cristina Fernández de Kirchner se apoyó para defenderse de las críticas:

"Una de las cuestiones más graves es la situación de los detenidos en el norte del país. En julio de 2011 fue inaugurado el Centro Federal Penitenciario Noroeste Argentino I, en la provincia de Salta, para resolver los problemas de sobrepoblación en las unidades de esta región. La nueva unidad tiene un sector masculino y otro femenino, con 229 y 167 plazas, respectivamente. Si bien este complejo debía reemplazar a las unidades existentes en el NOA, a fines de 2011 las unidades 8, 16, 22 y 23 siguen ocupadas. Además, cabe señalar que en agosto, a poco tiempo de su inauguración, hubo una primera huelga de hambre en la unidad femenina, y en el mes de diciembre, otra protesta similar en el sector masculino. En ambas oportunidades se reclamaba asegurar la posibilidad de comunicación con las familias y el aumento de las raciones alimentarias. Además, hubo denuncias por las “invasivas y excesivas prácticas de requisa personal –desnudo total y flexiones– a las que son sometidas las mujeres cada vez que ingresan y egresan del pabellón”.

Nadie dice que las políticas de reinserción no sean necesarias: es una necedad pensarlo y sostenerlo. Tampoco puede ignorarse que se han producido cambios en el sistema penitenciario, lentos, muy lentos, en un proceso al que hay que evaluar -según los parámetros decididos por la propia Presidenta- "en el 2003".

Pero la desinformación genera crisis y muchas veces hasta procesos políticos que miran el ombligo de quien los dicta y no el diagnóstico de lo que pasa. Y cuando a un Presidente lo desinforman y ratifica esa postura como propia, todos estamos en problema y hay que advertirlo antes de que esa modalidad cunda como modelo.

Gabriel Conte es director de MDZOL.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

La nave insignia, hundida

Julián (OJO OBRERO, especial para ARGENPRESS.info)

El gobierno nacional archivó el llamado a concurso de 220 señales de televisión digital, que había postergado en varias oportunidades. Prensa Obrera había señalado en diciembre el naufragio de la ley en la crisis capitalista.

En junio de 2011, Gabriel Mariotto -que presidía la Afsca- pontificaba: “Que Cristina Fernández haya anunciado el llamado a concurso para señales de televisión, 110 asignadas al sector privado y otras 110 a las asociaciones sin fines de lucro, es revolucionario”. Pero como para acceder a los pliegos los presentantes debían abonar valores de hasta 140.000 pesos -incluso, las organizaciones sin fines de lucro- y presentar un respaldo patrimonial a planes de inversión bianuales -que para televisoras de bajo costo, cumpliendo mínimos requisitos, alcanza la suma del millón de dólares- la desconcentración idealizada acabó en un fracaso rotundo; no sólo para los medios sin fines de lucro, también para los privados.
La Afsca reconoció oficialmente que en el concurso para la creación de nuevos canales en la Capital Federal sólo se presentaron tres oferentes: Polo Channel -que pretendía crear una señal temática de ese deporte-, León Negro SA -empresa vinculada con el grupo Manzano-Vila- y Fernando Blanco, socio del Grupo Clarín y de Adrián Suar en la productora Pol-Ka (La Nación, 24/7). Es decir, se presentaron sólo la “Corpo” y la “Korpo”, y los vendedores de caballos de polo. Mientras tanto, las novedades en las señales de televisión desde la sanción de la ley se limitan a la empresa Electroingeniería (360 TV), a Gerardo “Batallón 601″ Martínez (Construir TV) -que las mantienen en el aire sin licencia adjudicada- y a la transferencia de C5N, de un aliado K (Hadad), a un ultra K (Cristóbal López); aunque ahora, según parece, Radio 10 vuelve a manos de Hadad.
Desmentidas

Abal Medina, sin embargo, desmintió el fracaso: ¨Había muchos interesados privados -dijo sin aclarar que fueran más de tres-, pero (…) desde el Estado le queremos dar más oportunidades al sector no comercial…”. Página/12 concluye que, en el marco de lo dicho por Abal Medina, Aragón, presidente de la Afsca, recibirá a los representantes del Espacio Abierto de Televisoras Populares, Alternativas y Comunitarias.

Pero a los Verbitsky les salió el tiro por la culata. El Espacio, que continúa inscripto en el campo del apoyo “crítico” a la ley, le saltó al cuello al diario oficial: negó por completo que aquella fuera la intención del gobierno, informó que la reunión había sido pedida, precisamente, a raíz del incumplimiento de todos sus reclamos y, finalmente, agregó que Aragón no los había recibido.

La resolución del Afsca que puso fin a la convocatoria, por último, desmiente que el camino sea el que señala Abal Medina y anuncia un cambio de frente. “En el aspecto técnico se continúan adoptando medidas de reordenamiento y modificación de las atribuciones de frecuencias de la banda UHF (que usará la televisión digital) e impulsando las relativas a la coordinación internacional en el ámbito del Mercosur, con objeto de posibilitar así el ingreso de nuevos prestadores. Con idéntico objetivo (…) se analiza la factibilidad de que la incorporación de la señal en el canal digital de TV lo sea en alta definición (HD) “, y los considerandos de la resolución 929 dan largas al asunto.
A reprivatizar

La elección de la norma japonesa para la implementación de la Televisión Digital había sido realizada con el argumento de que brindaba la posibilidad de emplear un menor ancho de banda por señal y, por consiguiente, de ampliar la oferta de señales. La norma norteamericana, en cambio, propiciaba el empleo de la alta definición de interés para las señales Premium de las grandes cadenas. El interés por las frecuencias de la banda UHF no termina allí: los otros actores en disputa son las telefónicas, que pretenden su uso para la implementación del 4G en los celulares. Como oportunamente señalara Cristina Kirchner cuando las dejaba afuera, las telefónicas volverán porque “no se puede tapar el sol con las manos”. La “compatibilización de intereses diversos”, mentada en la resolución, lejos está de considerar la diversidad de voces. El ropaje “progresista” de la ley de medios se va cayendo; a su paso deja una pila de harapos y desnuda su carácter capitalista y decadente.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina. Entrevista a Tato Iglesias (educador popular): "La impunidad sigue siendo un derecho de los corruptos"

Cecilia Iglesias (Desinformémonos - ACTA)

Tato Iglesias es educador popular y motor de la Universidad Trashumante, en esta entrevista habla sobre el sentido y la vigencia de la educación popular para transformar el mundo, y analiza desde una mirada crítica e histórica la actualidad política argentina.

El campo de lo popular y los gobiernos “progresistas”

El capitalismo ha seguido avanzando en sus pretensiones de paradigma único, y esto debería obligarnos a pensar y a actuar analizando constantemente los contextos. No es posible que ellos se apropien indebidamente y por arriba de nuestros conceptos y prácticas, y por abajo continúen con la demolición sistemática de compañeras y compañeros y de proyectos libertarios en relación a los poderosos. Esto ha sucedido siempre, lo que van variando son las estrategias.

Lo preocupante, o dramático quizás, es comprobar cómo el capitalismo se reproduce a sí mismo en forma permanente. Hay una línea de pensamiento, que compartimos, que explica por qué no fue casual que en Sudamérica se vivieran procesos similares y simultáneos en todos los países o en casi todos los países. Por ejemplo, en la década de los cincuenta, (existieron) gobiernos populistas en todos lados: Perón acá, Vargas en Brasil, etcétera; en la década de los sesenta, la aparición de las guerrillas en casi todos los países; en los años setenta, las dictaduras militares; en los ochenta, el reinicio de la democracia y el afianzamiento de las democracias formales. Con la caída del muro de Berlín vino todo el discurso del fin de las utopías, de la historia, de los sueños, y después, desde el 2000, una crisis de la democracia en toda América del Sur muy fuerte. Todo esto tensa al máximo la desesperanza.

La aparición del zapatismo en ese momento fue crucial; sin ninguna duda, fortalece y hace resurgir la protesta y la posibilidad de pensar en nuevos paradigmas. También el movimiento Sin Tierra en Brasil, el movimiento de pueblos originarios en Ecuador y Bolivia, los piqueteros en Argentina, sólo como un muestrario de ideas, conceptos y prácticas que ya estaban latentes en nuestros pueblos y que emergen con voz propia. Teóricos de los propios movimientos e intelectuales críticos avalaban estas formas de concebir la realidad, como Holloway y Toni Negri, entre otros. Lo más interesante fueron las discusiones libres que se instalaron entre nosotros en orden a un crecer de las ideas.

En los últimos años, siguiendo el razonamiento anterior, aparecen en la mayoría de nuestros países gobiernos progresistas. Siempre pensé que no era casual esto, que hay alguien poderoso que de alguna manera digita estas cuestiones para que lo estructural no cambie. En Argentina concretamente estamos, desde mi punto de vista, con un gobierno que ha tomado el folclore peronista. El peronismo nunca fue un movimiento revolucionario, fue un movimiento populista, transformador de algunas políticas sociales, que en su momento, sobre todo en la primera etapa de la época de Perón, hizo cambios en la distribución del ingreso y realmente trabajó en escuelas para todos los niños, en salud pública, viviendas y derechos laborales, pero que no avanzó en lo de fondo para pensar en una sociedad realmente igualitaria.

Entonces este gobierno actual toma aquellas medidas y las convierte en folclore, en el sentido de que apela a aquella memoria del Estado de bienestar, en un contexto totalmente distinto y, la verdad, lo que es puramente estructural, en lo económico, no lo toca. Por ejemplo, defiende a Monsanto, empresa norteamericana que entre otras cosas produce el glifosato y semillas transgénicas; es una de las empresas que ha creado más controversias a nivel mundial por el peligro real de sus productos sobre la salud humana, animales, plantas y ambiente en general. Y este año, el gobierno nacional hizo un convenio de inversión con Monsanto, en una reunión que se llevó a cabo en Estados Unidos, donde además hizo negociaciones con el dueño de la Barrick Gold por el tema de las megaminerías (hay fotos y artículos periodísticos que así lo demuestran). En diciembre del 2011, proclama la Ley Antiterrorista que, como su mismo nombre lo indica, realmente es gravísima y hasta los propios militantes del partido gobernante no saben explicar. Algunas consecuencias de esta ley ya las hemos empezado a ver en las nuevas represiones y persecuciones: ha muerto un montón de gente en los últimos años a raíz de la represión policial. Esto forma parte de las perversidades de la política partidaria.

El gobierno de Cristina Fernández de Kirchner hoy, de palabra, dice que no va a perseguir a ningún manifestante y cada vez son más las represiones y la gente que se muere en las mismas; y toma algunas banderas progresistas que son muy interesantes -como la cuestión de igualdad de género, que uno ve que también las ha tomado Obama en Estados Unidos y que le ha traído problemas también con los conservadores (no el tema de la despenalización del aborto, porque en Argentina la presidenta no quiere saber absolutamente nada), pero los problemas estructurales de fondo no se toman.

Ciclos de continuidades: tragedias y contradicciones

A mí me parece que Argentina y los demás países de América Latina tienen en común una historia finalmente trágica. Tenemos países muy ricos en todo sentido, riquezas naturales extraordinarias, paisajes impresionantes, de habitantes con mucha inteligencia y capacidad, y también tenemos en común que en general todos los procesos que intentaron transformar la realidad colonial terminaron en tragedia.

No voy a abundar en casos de la historia argentina porque quizás no corresponda, pero a manera de ejemplo, en los últimos 60 años, Perón fue trágicamente derrotado por una dictadura militar y la tragedia continuó con muertes, asesinatos y fusilamiento a peronistas, como el caso del general Valle. Más adelante hay una parodia de democracia y en el año 1986 derrocan a un presidente como Arturo Illia, que era un presidente honesto, ético, que tenía evidentemente a las “fuerzas del orden” en contra, y esto provoca una tragedia de una dictadura militar donde se produce “la noche de los bastones largos”, la persecución a las universidades, donde por primera vez en la historia entra la policía a las mismas. Ciertamente empieza aquí el deterioro de la educación pública en Argentina.

Después viene un muy interesante proceso que es la resistencia peronista, que es muy largo de explicar, que deriva de alguna manera en un enfrentamiento con las fuerzas armadas y que termina trágicamente con la Triple A (Alianza Anticomunista Argentina, grupo paramilitar), dominada por López Rega, y después con la dictadura militar que produce más de 30 mil desaparecidos, que es la tragedia que más fuertemente ha signado el país.

Cuando viene Alfonsín, si bien juzga a las juntas militares en un juicio histórico en Argentina y en el mundo, pocos años después revierte esta política sancionando la ley de Obediencia Debida y Punto Final. Tiene un par de frases que son históricas y que quedaron resonando en la memoria del país. Por ejemplo, cuando le quieren hacer un nuevo golpe militar, él dice desde el balcón de la casa de gobierno que “La casa está en orden”. La casa no sólo no estaba en orden, sino que le habían pedido que derogara todas las leyes en contra de la dictadura militar. A Alfonsín el no hablar claro de los grupos económicos, de los Derechos Humanos, le costó que se fuera antes del gobierno: recién reiniciada la democracia y el primer gobierno no puede terminar su mandato, se ve obligado a entregar antes el poder.

Luego viene Carlos Menem, que fue una tragedia en sí mismo: salvando las muertes de la dictadura, fue una tragedia política tan grande que podemos decir que fue la continuación de la dictadura. Ahí Argentina perdió su autonomía totalmente. Vendió los teléfonos, vendió YPF (la petrolera estatal), vendió el agua, vendió la energía, vendió todas las empresas, vendió los trenes, vendió todo. Fue el único país que vendió tantas cosas, privatizó todo. Y eso no mejoró la situación económica, la empeoró. Impuso también la reelección, que fue otra tragedia que continúa en Argentina y el nivel de corrupción alcanzó situaciones trágicas. Una muy grande fue cuando vende, de forma absolutamente irregular, armas a Croacia y a Ecuador, sin permiso del Senado de la Nación. Iniciada la investigación, explota una fábrica de armas militares en la ciudad de Río Tercero en Córdoba, y allí se borraron todas las pruebas que se tenían de este contrabando. Así destrozó, literalmente, un pueblo de 50 mil habitantes. Cosas como éstas en Argentina, han existido muchas, y lo peor es que Carlos Menem hoy es senador nacional, como muchos otros funcionarios que robaron, no han sido juzgados y están en el Senado. La impunidad sigue siendo un derecho de los corruptos, y ésta es una de las grandes contradicciones que tiene el gobierno en la actualidad.

Después viene la tragedia de De La Rúa, que se fuga en helicóptero; la crisis del 2001, los levantamientos populares, la muerte de Maxi Kosteki y Darío Santillán, piqueteros del Movimiento de Trabajadores Desocupados de la Aníbal Verón. El asesinato a mansalva de Maxi y Darío es una tragedia que de alguna manera abre un parteaguas en el campo popular. Darío era un reconocido educador popular entre sus pares; los dos eran jóvenes desocupados, militantes, y su memoria aún hoy nuclea resistencia, movimiento y sueños en el campo popular crítico de Argentina. También hay que saber que el que los asesinó, que era un oficial de la policía de la Provincia de Buenos Aires, hoy está a punto de ser liberado. Y Aníbal Fernández, quien era un alto funcionario del gobierno de Eduardo Duhalde al ocurrir los asesinatos, es hoy parte del gobierno progresista de los Kirchner. Fue cómplice y, sin embargo, nos está gobernando dentro de un gobierno que ha tenido logros importantes en materias de derechos humanos.

La formación de los movimientos populares ante la destrucción menemista del aparato productivo

Raúl Zibechi tiene un análisis muy interesante que yo comparto. Dice que a mediados de la década menemista, los conflictos empiezan a sucederse en los territorios. Entonces, la batalla del conflicto se da en el propio territorio. Ahí aparecen los movimientos piqueteros, los movimientos campesinos, culturales, los movimientos sociales de gran envergadura que nacen al fragor de la lucha contra la política menemista.

Lo interesante en este caso en Argentina es que los sucesos del 2001, donde el pueblo sale a la calle en forma espontánea, es que nadie de los que trabajábamos en alguno de estos movimientos podemos atribuirnos que gracias a nosotros surgió esa revuelta tan importante, que fue capaz de derrocar a un presidente constitucional o hacer que renuncie y se fugue; pero evidentemente fue importante todo ese trabajo que se vino realizando en contra del sistema capitalista y con otras formas de pensar la realidad y vivirlas desde la autonomía, la horizontalidad. Eso fue muy interesante. Pero ahí se produce un proceso de vaciamiento democrático, en el sentido de que el Congreso, el ejecutivo, el poder judicial y hasta los propios partidos políticos quedan ciertamente anómicos.

Del “que se vayan todos” a la institucionalización por el Estado

Ahí se producen dos cosas: la primera demuestra que los procesos carecieron de organicidad, fueron mucho más espontáneos que organizados. Fue como un ¡basta! desde la entrañas, pero sin organicidad y sin conductor de esa energía. Cuando hablo de conductor, obviamente hablo de un movimiento horizontal que táctica y estratégicamente esté pensando la coyuntura. Y lo segundo es que en los tiempos posteriores empiezan a darse en gran parte de los movimientos sociales un proceso de grietas, de peleas internas, fragmentaciones, que terminan produciendo serios problemas en los mismos.

Nosotros estamos ahora haciendo una revista que se llama Cuadernos rebeldes, justamente para estudiar cómo es que, desde que se recuperó la democracia, se han producido rebeliones importantes en muchas de nuestras provincias, con marchas muy numerosas, protestas hasta violentas en algunos casos. Sin embargo, después venían las elecciones y ganaban casi siempre los gobernantes que habían sido repudiados. Cuesta mucho afirmar y tomar conciencia de que ya es muy difícil hablar de democracia en nuestros países. En Argentina al menos, casi todas las provincias han desarrollado un tipo de gobierno democrático al que hemos dado en denominar “feudal”, que además tiene características comunes: reelección indefinida, enriquecimiento ilícito total y absoluto del que gobierna, represión ante cualquier alzamiento que se quiera dar, eliminación de la competencia política, desaparecen los partidos políticos y no hay quien les haga frente. Además hay un vaciamiento total de lo económico y una entrega absoluta de todos los recursos. Esto se ve en todas las provincias.

El gobierno kirchnerista tiene esta matriz. Antes de llegar al gobierno nacional la desarrollaron en su provincia, Santa Cruz. Kirchner fue muchos años intendente de Santa Cruz, fue durante muchos años gobernador; él trae esta matriz totalmente autoritaria que después toma esta cuestión de los derechos humanos.

Hoy todos hablan de derechos humanos: la derecha, Macri, en general ha vaciado de contenido el problema de los derechos humanos. Nosotros estamos utilizando, en la revista que mencionábamos, una metodología que denominamos “voces múltiples y diversas”. Tomamos una muestra de los que participaron en determinada rebelión y la cuestión es que hablen todos. No entrevistamos a los que nos gustan a nosotros, sino a los que fueron partícipes. Entonces hasta acá llevamos dos números y vemos que el problema principal de las rebeliones en Argentina está en los rebelados. Todos quieren ser jefes, quieren ser el Che Guevara, el Subcomandante Marcos: todos quieren ser el dirigente del movimiento. Por eso son dignas de estudiar estas cuestiones.

Y lo otro que sucede tiene que ver con un proceso que también estudia Zibechi: lo que hacen los gobiernos “progresistas” es eliminar los conflictos que se presentan en los territorios y cooptar a los principales representantes de los movimientos territoriales para convertirlos en funcionarios de dichos gobiernos. Entonces, aquí la gran mayoría de los movimientos sociales, por ejemplo los piqueteros, o se autodestruyeron entre sí o fueron cooptados sus dirigentes. Los ejemplos son numerosos. El concepto, desde un punto de vista teórico, es que aquellos movimientos que decidimos ser críticos al sistema capitalista no deberíamos terminar siendo parte orgánica de los gobiernos de turno. Una cosa es que un movimiento territorial negocie cuestiones con el Estado y otra cosa es que terminen siendo parte de los gobiernos.

Por otro lado hoy hay un quiebre en la visión que pretende tener el gobierno, porque la Ley Antiterrorista, la cercanía de la presidencia con Monsanto y con las empresas mineras, las represiones que han existido, el doble discurso, la inflación, la inseguridad, son problemas que son hechos sociales. Uno puede decir estoy de acuerdo o no con determinado hecho social, pero lo que no puede hacer es negarlo. No se puede negar la inflación en Argentina hoy cuando va a estar a más del 30 por ciento anual, que es una barbaridad. Hay hechos sociales innegables que los gobiernos ocultan.

Entonces tenemos el compromiso de, a pesar de que los poderosos han intentado cambiar la historia, reconstruirla permanente e incansablemente a partir de nuestras convicciones y de nuestras prácticas, insistir mucho en sostener los ideales, nuestros procesos de formación, la reflexión de nuestras prácticas y la humildad de ir integrándonos a un movimiento mayor, que deberá crecer nuevamente desde abajo. Mi impresión, no por fatalista, sino por intentar ser enfáticamente realista, es que la mayoría de estos procesos terminarán nuevamente en tragedias, entendida éstas como sucesos que interrumpen continuamente procesos, que no dejan crecer, independizarse, liberarse y donde siempre el que termina sufriendo es el de abajo. Sin embargo, está demostrado que la cultura popular se dobla, pero no se rompe.

La paradoja del autoritarismo en los gobiernos “incluyentes”

Hoy se está notando cada vez más en América del Sur que el poder se concentra casi con exclusividad en los presidentes. Es decir, los poderes legislativos y judiciales casi no influyen en los procesos políticos. Cada presidente, en general, cada gobernador, es un unicato. Y al que habla distinto, se lo intenta destruir de cualquier forma. Nosotros hemos sufrido mucho esto en la Universidad Trashumante, porque nuestra concepción de no ceder ni un ápice al Estado nos ha traído muchos dolores de cabeza, nos han llegado a acusar de gorilas, de fachos. A mí me parece, sin pretender ofender a nadie, que esto no tiene que ver con un empecinamiento absurdo, sino con una concepción ética de la vida. Si a priori estamos definiendo que son gobiernos capitalistas y por tanto casi necesariamente corruptos, que se apropian en cuanto pueden de los medios de comunicación, que son una estafa al pueblo. ¿Y entonces? ¿Vamos a negociar con ellos? ¿Nos vamos a prestar a la farsa electoral? ¿Vamos a concurrir a hablar a los medios de su propiedad? Son concepciones y deberían ser respetadas.

La contradicción a resolver entonces sería la siguiente: en esta última década, el esfuerzo del capitalismo por producir un resurgir de los partidos políticos e intentar que la juventud participe en los mismos ha sido muy grande. Lo que vamos a terminar discutiendo son las concepciones de poder que tenemos alrededor de que se construyan sociedades democráticamente justas e igualitarias.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: En la Rural hubo toros y oligarcas de raza "gatas de doña Flora"

Emilio Marín (LA ARENA)

Inaugurada el sábado 28, la Exposición de Palermo aspira a superar el millón de asistentes. Allí se ponen cucardas a los campeones, pero también se proclaman políticas ultra conservadoras, de los que nada les viene bien.

Esta muestra no es como la inicial, de 1875, cuando la visitaron 18.000 personas. Esta superará el millón de personas, donde el público debe pagar una entrada de 25 pesos, exceptuados los menores de 8 años y con dos días de ingreso libre para los jubilados.

Si se es peón rural, en cambio, se está en problemas, por los pobres ingresos de un sector cuya informalidad supera el 70 por ciento según el ministerio de Trabajo. Salvo que esa peonada consiga una entrada de favor de "Momo" Venegas, secretario de Uatre y aliado de la Sociedad Rural Argentina, tanto en el enfrentamiento con la Resolución 125 como en el fracasado manejo del Renatre.

De la SRA podrán decirse muchas cosas, menos que no es consecuente con la plataforma oligárquica diseñada por sus fundadores de 1866. Desde entonces ha defendido a los grandes propietarios de tierras y ganados, con apellidos tan orondos como Martínez de Hoz, Pereyra Iraola, Menéndez Behety y similares.

En todo caso los cambios han venido marcados por la conveniencia de ganancias según los rubros, con más o menos atención a los granos o carnes, a la soja transgénica de la mano de Monsanto legalizada por el menemismo, o en inversiones múltiples en la industria de alimentos, bancos, compañías de seguro, firmas exportadoras y un largo etcétera.

Mutación

Donde no hubo mutación alguna fue en vitorear a los dictadores de la historia argentina, particularmente a los generales Juan Carlos Onganía y Jorge Rafael Videla. Obvio, con sus superministros Adalbert Krieger Vasena y José A. Martínez de Hoz, respectivamente. Buena parte de la política económica de esos gobiernos de facto la fijaba la oligarquía de inversiones múltiples y apertura indiscriminada de la economía para negocio de las multinacionales.

Por algo en julio de 1866, el fundador de la SRA se llamaba José Martínez de Hoz. Su descendiente José Alfredo (padre) también fue presidente de la entidad, en la época más gorila de la misma, 1946-1950. Es extremadamente complicado definir cuál es ese tiempo más antipopular: muchos argentinos dirán que ese momento es el actual y tendrían mucha razón.

En el discurso de inauguración oficial del actual titular, Hugo Luis Biolcati, hubo un relato muy mendaz sobre la situación agropecuaria, una crítica unilateral al gobierno de Cristina Fernández de Kirchner y, en particular, una condena sin remedio a "la acción perversa del Estado". Este último vendría a ser el demonio, el único demonio. Así se demuestra la vigencia del pensamiento de Martínez de Hoz, de que "Achicar el Estado es agrandar la Nación". Sus continuadores ruralistas son devotos de esa religión tan enriquecedora de los grandes propietarios y de apellidos que hicieron fortunas iniciales con la mal llamada "Campaña del Desierto" del general Julio A. Roca. Este les proveyó de millones de hectáreas (por afirmar esta verdad, los familiares de Martínez de Hoz enjuiciaron al escritor e historiador Osvaldo Bayer).

El infierno no existe

Biolcati es propietario de 11.000 hectáreas de campos y tambos en la provincia de Buenos Aires. Como sus colegas de similares propiedades, ha engrosado su capital en estos años, pese a lo cual en sus discursos sólo se escuchan amargas quejas, panoramas desoladores y descripciones que lucen como nacidas de argentinos empobrecidos y carenciados.

La entidad busca poner como general lo que, a lo sumo, es una verdad a medias. Ya no puede tomar de trampolín de sus campañas la supuesta expropiación del Estado sobre la renta extraordinaria de la soja, por dos razones. Primera, el precio de la oleaginosa para la próxima cosecha supera los 600 dólares la tonelada. Segunda, el esquema de retenciones vigente quedó anclado en proporciones supuestamente altas, luego que el lock out de las patronales sojeras provocara en 2008 la caída de la Resolución 125, que atendía a las subas y bajas de cotización, segmentaba los derechos de exportación y pagaba reintegros según distancia al puerto.

Ahora la embestida de Biolcati giró en torno a la carne y la leche. Dijo que habían cerrado cien frigoríficos, que se perdieron 12 millones de cabezas de ganado y que 12.000 trabajadores estaban suspendidos o desempleados.

Las cifras oficiales difieren de esa visión apocalíptica. Aseguran que en este momento la diferencia en cabezas de ganado es de 7 millones, sin contar 2.5 millones de vacas lecheras. Y atribuyen esa disminución a la sequía posterior a 2008, no a una deliberada política oficial para el achicamiento de planteles.

Diferencia de enfoque

En materia de precios también salta la diferencia de enfoque. El gobierno les recuerda a los de la Rural que el kilo de novillo les dejaba 80 centavos de dólar en 2008 y que en 2011 estuvo en 2,18 dólares, un 170 por ciento más.

Respecto a los empleados suspendidos en frigoríficos, Biolcati en esencia está en contra que se paguen subsidios y garantías a ese personal, tal su manía en contra de la "perversa" intervención estatal.

No es sólo un contraste de los ruralistas con la realidad y los números gubernamentales. En la propia 126º Exposición, los diarios que sintonizan su onda pintan un panorama espectacular de inversiones y modernización del sector. "Las cabañas están acelerando también en materia de uso de ciertas herramientas y tecnologías. Cada vez más empresas se suman a la transferencia embrionaria, algo ya bien instalado en las firmas de puntas, recurren a las Deps (Diferencias Esperadas en la Progenie) y hasta usan imágenes por ecografía para ver qué hay en el interior del animal. Es decir, apuntan a mediciones por ecografía para área ojo de bife, marmóleo y grasa dorsal, entre otros parámetros de interés", se lee en "La Nación" (28/7).

Siempre sobre carnes, en esa cobertura se agregó: "a punto de iniciarse con fuerza la comercialización de reproductores de agosto/septiembre, la perspectiva del negocio es que los precios se ubiquen en valores similares o con apenas algunos escalones por encima de 2011". "Desde lo estructural el sector está bien", declaró el gerente de la cabaña La Paz, de Gregorio, Numo y Noel Werthein SA. ¿Dónde quedó el infierno inventado por Biolcati?

Si fueran yanquis, todavía...

El nivel quejumbroso del relato ruralista no tiene asidero en los hechos económicos, que claramente los benefician, sino en una toma de posición política, ideológica y electoral. En su despedida Biolcati insinuó que se dedicará a la política partidaria con vistas a una "renovación moral", aunque en la Rural nunca se pusieron cucardas a esos valores tan extraños al predio.

La pregunta es cuánto se quejarían esos popes de la SRA si se vieran afectados por un real y gravísimo problema de sequía como el que fulminó a los productores estadounidenses. El Departamento de Agricultura de los EEUU (USDA), calculó en julio que su cosecha de maíz tendrá 46 millones de toneladas menos por la sequía, mientras fuentes privadas dicen que la pérdida puede llegar a 100 millones de toneladas (Pablo Andreani, "EEUU necesitará tres cosechas para recuperarse", La Voz del Campo, 27/7).

Esa circunstancia favorece objetivamente el sembrado de maíz en Argentina, cuya relación-precio con la soja es de 1: 1.66, la más ventajosa de la última década. Pero este "viento de cola" no es reconocido por la Mesa de Enlace, siempre lista para la crítica destructiva.

Otro ejemplo de ese estilo político, tan del palo de Mauricio Macri y la derecha de todos los partidos, incluido el peronismo fueron las declaraciones del futuro presidente de la SRA. Luis Miguel Etchevehere, productor entrerriano, declaró a ese suplemento de "La Voz del Interior" (CIMECO, Clarín): "en 9 años, el kirchnerismo no hizo nada por el campo". Según él la política oficial hacia el campo "es un fracaso rotundo". Propuso convocar "a intendentes y gobernadores para buscar soluciones", como clara jugada de amontonar a grupos opositores.

Admirador

Por ahora esa eventual liga de gobernadores tiene un exponente justicialista, el cordobés José M. de la Sota, que se sacó sonriente una foto con Biolcati. Se aguarda que en algún momento tenga otra (y van...) Daniel Scioli. La cosecha justicialista está limitada porque el gobierno nacional, al que pueden criticarse muchas concesiones al establishment empresario, ha mantenido una línea de rienda corta con la Mesa de Enlace Rural.

La cúpula de la Rural no cuenta con muchos votos y es poco democrática. Etchevehere no será electo en septiembre por el voto directo y secreto de los 8.000 afiliados, sino por una trenza de directivos, como viene sucediendo desde el fondo de la legua.

Sin embargo, pese a tantas limitaciones políticas y éticas, la entidad cuenta con el beneplácito de Clarín y "Gaceta Ganadera", dueños de Expoagro, la otra vidriera de negocios del agro. No son sólo esas empresas sino también algunos periodistas, en lo personal. En "La Nación" (26/7), se informa que en la raza Caballo de Polo Argentino, en hembras, el Reservado de Gran Campeón "fue para el lote 2089, de Mariano Grondona", otro admirador de Onganía, Videla y Martínez de Hoz.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

La puesta en marcha del tarifazo

Marcelo Ramal (PRENSA OBRERA, especial para ARGENPRESS.info)

El anuncio de que los titulares de la tarjeta Sube también soportarán un aumento de tarifas -con excepción de los indigentes- es sólo la punta de un tarifazo de alcance más general.

Las naftas acaban de subir otro 7%, completando -en el último año y medio- un aumento del 40%. Las últimas subas han sido por presión del presidente de la “nueva” YPF, un hombre ligado a las petroleras internacionales. Por lo tanto, la ‘regulación del mercado petrolero’, anunciada en estos días, viene precedida por la desregulación progresiva de los precios de los combustibles. Los diarios de negocios saludan, en estos días, el “alineamiento” de las naftas argentinas con los valores de la región. A caballo de estas subas, los peajes en las autopistas acaban de aumentar en un 20 por ciento.
Dirigismo oficial

La puesta en marcha del tarifazo es una nueva vuelta de tuerca de la crisis política. Después del desastre de Once, el gobierno tuvo que postergar los aumentos de tarifas y agudizó sus medidas dirigistas en relación con las privatizadas. Pero como ocurrió con YPF, el eje de esa intervención fue el relevo de ciertos capitalistas por otros, para dejar a salvo al régimen de las concesiones privadas. En el caso del ferrocarril, el gobierno apartó al vaciador Cirigliano del Sarmiento, pero sólo para reforzar la presencia de otros privatizadores, como Roggio. Lo mismo ocurre en la gestión petrolera, cuando desplaza a Repsol para abrirle el juego a las petroleras yanquis o, más recientemente, en el sector eléctrico, con una ‘intervención’ que ha debutado rescatando a los accionistas privados de distribuidoras y generadores de energía con dinero del Anses o del Banco Nación.

Pero los pulpos exigen otras garantías. Las negociaciones de YPF con las petroleras americanas sólo obtuvieron como resultado el reclamo de libertad de precios y de remisión de utilidades al exterior. Otras tratativas con las petroleras chinas no aportaron nada diferente: la estatal Cnooc exigió “un sinceramiento de los precios locales hasta alinearlos con los internacionales” (La Nación, 10/7). En el caso de las eléctricas, hasta el diario oficialista BAE (18/7) admite que “ningún empresario -ni siquiera afín a las políticas oficiales- quiere entrar en cuanto no haya certidumbre de una revisión tarifaria integral”. El tarifazo en la energía prepara las condiciones para un aumento posterior del gas, que alimenta sus usinas. La crisis fiscal ha terminado con las pretensiones oficiales de contener los tarifazos y, a la vez, preservar a los privatizadores.
Crisis política

La transferencia del transporte público a las provincias -y sus finanzas quebradas- es un intento por trasladar a los distritos el peso del ‘ajuste’, y se ha colocado en el centro de la crisis política con Scioli, por un lado, y con Macri, por el otro. En cualquier caso, la bancarrota de los servicios públicos pretende serle endosada a los usuarios y a los trabajadores. Ha vuelto a estallar la huelga en el subte, por un aumento de salarios que ni Macri, los K o Roggio quieren asumir. El planteo de “que Macri se haga cargo” -levantado por los kirchneristas de toda laya en la Ciudad- es, simplemente, el reclamo de otro tarifazo en el subte.

Otra crisis con la clase obrera se ha planteado con los recolectores de residuos: la rescisión de contratos de los municipios con Covelia (Moyano) es el pretexto para reemplazar a trabajadores con convenio camionero por municipales precarizados.

La crisis de la gestión capitalista de los servicios públicos quiere ser resarcida con tarifazos o con congelamiento salarial y precarización. Esta “alternativa” es compartida por los K, Macri, Scioli o Binner (quien aplica sus propios boletazos en Santa Fe).

En oposición a un nuevo rescate sin futuro de los privatizadores, planteamos: No al tarifazo. Que se abran los libros de todas las privatizadas, para poner de manifiesto sus vaciamientos y fraudes recurrentes. Nacionalizar el petróleo y los servicios públicos bajo gestión de los trabajadores. Fuera la burocracia sindical de la gestión ferroviaria y de todas las empresas privatizadas.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Paco: Veneno para el exterminio

Claudia Rafael (APE)

“Al principio no entendíamos. Desaparecía la virulana, las esponjitas de acero, las bombillas de la cocina. Nos preguntábamos por qué. Recién después fuimos entendiendo. Y empezamos a descubrir que a cuatro cuadras del comedor había un kiosco de paco”, relató Isabel Vázquez a APe. Enteros ríos de dolor y de muerte atravesaron su historia. Mujer plantada a la vida para arrebatar a los pibes que como ejércitos inasibles van siendo seducidos por la muerte. Sabe que no hay casualidades. Que detrás hay una historia de millones de pesos que abona la seducción y quiere más y más, que se impone como veneno pertinaz para el exterminio.

Bajo la fachada feroz de “droga de los pobres” se esconde un negociado que conjuga año tras año demasiados millones. Las últimas facturaciones reveladas se ubican tres años atrás y reconocían ganancias por 1300 millones anuales en tiempo en que la dosis de paco costaba 6 pesos. Hoy, según el diario Perfil, oscila entre 10 y 20 pesos. Un adicto extremo puede llegar a consumir -según Isabel Vázquez- hasta 300 dosis diarias.

Sirve comparar. Un negociado como el de los barrabravas de Boca, que implica empresas con lógica del apriete, respaldo policial, sistema de estacionamiento, merchandising, se estima en los 750.000 pesos al mes. Es decir, unos 9.000.000 pesos anuales.

Aquellas extrañas desapariciones de las cocinas fueron desnudando que esponjitas, virulana o bombillas eran sinónimo de paco. La virulana o la esponjita eran agregados a la pasta a la hora del consumo. Las bombillas, el pasaporte necesario para fumarlo.

“Ningún pibe nació así. Tenemos mucho que ver los adultos y este mundo que fuimos generando. Y el paco ni siquiera es una droga. Es un veneno perfecto para la eliminación de nuestros chicos. Y no es sólo el paco. Detrás de cada pibe que consume paco hay historias de abandono, de la familia, del Estado. No se bañan. No se alimentan. No siempre tienen la valentía de quitarse la vida entonces el paco es la salida para hacerlo”, desnudó Isabel, que sigue viendo a su Emanuel, el más chico de sus hijos y al que le mataron el 24 de febrero de 2009, en cada chico al que le extiende la mano. Ema tenía 27 años. Y se estaba poniendo en pie después de sus propias experiencias como consumidor. Batallaba junto a Isabel y las Madres contra el Paco, en Lomas de Zamora, cuando se lo mataron de cuatro balazos. “Intentó ponerse en pie y lo remataron con otro tiro en la sien”.

Cada día cae -a través de los múltiples efectos del veneno paquero- un chico en los barrios. “Vamos a ser un país de viejos. Porque además, por cada pibe caído nadie se preocupa. Hemos elegido perder la libertad para cobijarnos entre las rejas del encierro. No nos queremos. No acariciamos al otro. No cuidamos a los chicos como si fueran nuestros propios hijos. Tenemos que hacernos cargo de cada chico que consume paco. Y, además, faltan políticas claras. Hay pibes muertos. Policías, fiscales y jueces corruptos. Y eso lo fuimos entendiendo cuando veíamos que si una mamá denunciaba, la policía no iba a la casa del dealer que todos sabemos dónde está. Iban a la casa de quien denunciaba”, describió con la certeza del largo camino transitado. Ese camino que un día las encontró a ella y a Alicia Romero -fundadoras de Madres contra el Paco- en Plaza de Mayo escuchando una charla de las Madres. “Una Madre habló de la sociabilización de la maternidad. Con Alicia nos miramos. Eran los primeros tiempos. Y al mirarnos entendimos que ahí estaba la clave. En que si yo tengo a mi hijo preso con una adicción tengo que luchar por todos. Por los chicos que consumen y por los que no consumen”.

Descartes

Son muertos vivientes. Esos a los que el veneno se les introduce en el cuerpo y se expande como metástasis por cada resquicio, por cada vena, por cada gota de sangre hasta invisibilizarlos, transparentarlos, dejarlos sin respiro hasta la aniquilación total. Una fotografía del espanto quedó congelada para siempre el 4 de abril cuando en la villa 21-24, a metros del Riachuelo, murieron de dos a tres chicos (nunca hay certezas para los anónimos) adictos al paco. Descartados. Abandonados. Muertos en vida hasta que los atrapó el tornado feroz en sus propias redes de complicidad y los dejó para siempre sin nombre dentro de una morgue.

Como tantos zombies que el sistema va regando por el continente y que se asienta en las barriadas más marginales y despojadas. En 2011 -publicó Perfil- la dosis de paco se pagaba unos cinco pesos y actualmente entre 10 y 20. ¿Las razones? “Las reglas del mercado: aumentó el consumo y disminuyó la oferta. Ignacio O´Donnell, subsecretario de Sedronar indicó a PERFIL que `se detectó un aumento en el consumo, y el fuerte control de la venta que se implementó hace que el precio se eleve`”.

Diego Fleitas, director de la Asociación para Políticas Públicas, dijo al mismo diario que el aumento del precio “puede ser indicador de cierto éxito en las políticas de control de la oferta”. Pero aclara: “En cuanto a la incidencia en el consumo, depende de los niveles de adicción, en algunos casos desistirán, en otros buscarán sustitutos más baratos, y en otros se pondrán más violentos para conseguir paco. Por ello es importante que estas políticas sobre la oferta estén acompañadas por políticas de contención de la demanda”.

Cuando se habla de “fuerte control de la venta” que derivó en el incremento del precio hay detalles cruciales que se terminan obviando. Detalles claros y contundentes que quedaron al desnudo cuando en abril APe publicó la nota El estado de la violencia es la violencia del Estado en la que Jorge, un transa de la zona relata su propia historia. “Cuando empezamos traficando en Las Violetas (un barrio pobre cercano), tuvimos un arreglo con la policía. Todos los fines de semana vendrían 'a buscar el sobre' (recibir su parte). Los policías sabían que vendíamos drogas pero no nos molestaban. Lo que hacían era liberarnos la zona. Si no les pagábamos cada fin de semana, estábamos en problemas y terminábamos en la cárcel. Cierta vez nos movimos a otro barrio a vender cocaína. Sin darnos cuenta, molestamos a la policía que ya tenía un arreglo con alguien más que vendía allí. Un día, cuando el malestar se hizo evidente, unos gendarmes quisieron saber cuál era el problema. Nosotros tratamos de negar que algo malo ocurría.

Gendarmería siempre tuvo mejor reputación que la Bonarense y teníamos miedo de confesar que vendíamos droga hasta que ellos amenazaron con matarnos. Estábamos arrodillados de espaldas, con las pistolas detrás de nuestra nuca. De repente, en el momento en que supuestamente nos dispararían, nos ofrecieron protección a cambio de un pago superior al que recibía la policía. Lo sabían todo sin que les digamos. Y como los gendarmes tienen más peso que la policía y nosotros estábamos con ellos, empezamos a dominar el barrio”.

Eugenesia

Esa telaraña perfecta, ese combo de partes aceitadas a la perfección, confluyen para un negociado que -hay que repetirlo hasta el hartazgo- genera facturaciones de millones y millones y deja en el camino un reguero de exterminios cotidianos.

Son los últimos eslabones de la exclusión. Las víctimas seleccionadas por estructuras de violencias y disciplinamiento. Los elegidos para el impiadoso final del veneno o la bala. Neutralizados o muertos. Olvidados. Sobrantes. Descartados. Son ellos mismos el paco como símbolo de la resaca de un sistema. Los destinatarios de prácticas eugenésicas planificadas para perfeccionar las semillas y purificar el ambiente social.

Y sólo dejarán de serlo el día de los amaneceres en que vuelvan a ser los hijos de todos. En que la muerte no sea esa presencia dolorosa a la vuelta de cada esquina. Y cuando el gozo de la vida sea un fruto que nos envuelva a todos por igual en una fiesta de amor y de abrazo colectivo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...